Page 1

CONCLUSIONES ¿Entendemos todos lo mismo cuando decimos educación? A través del estudio y las respuestas recogidas podemos afirmar que la palabra educación engloba muchos conceptos, es una palabra polisémica cuya interpretación es muy subjetiva. De igual forma podríamos afirmar que tanto este concepto como todo aquello que tiene relación con el mismo se encuentra bajo una perspectiva subjetiva del individuo. Habiendo realizado la encuesta a una muestra compuesta por: 23 años Mujer Estudiante 31 años Mujer Maestra Ed. Infantil 52 años Varón Sacerdote 33 años Varón Ingeniero de Telecomunicaciones 24 años Mujer Diplomada Maestra Ed. Primaria 35 años Mujer Profesora de Lengua a alumnos extranjeros 33 años Mujer Profesora de Lengua en un instituto de Secundaria 28 años Mujer Diplomada Maestra de Audición y Lenguaje 50 años Mujer Maestra Ed. Primaria 32 años Mujer Educadora Infantil 27 años Hombre Profesor EE.MM. 54 años Mujer Maestra 38 años Hombre Maestro 56 años Hombre Empresario 52 años Mujer Ama de casa podemos dar respuesta a los objetivos de este trabajo con las siguientes conclusiones: Hemos topado con muchas definiciones y en su mayoría, diferentes. Se podría decir que coinciden en la idea de que la educación es un pilar importante para la sociedad y para el desarrollo personal y humano, donde se ven involucrados profesores, padres y el entorno de la persona. La educación, para la gran mayoría, es un derecho fundamental para todas las personas. No es solo unas pautas de buenos modales sino el desarrollo como persona partiendo de las experiencias vividas, el equilibrio entre lo que uno mismo tiene dentro y factores externos de los que obtener aprendizaje y crecer como individuos, la formación integral de la persona y el proceso de socialización y aprendizaje


del individuo. Como vemos podemos confirmar nuestro primer objetivo el cual pretendía estudiar la polisemia de esta palabra. Observamos notables cambios entre la “escuela de ayer” y la actual. Los profesores eran vistos como una figura de autoridad superior a todos, eran muy severos y estrictos y todos le respetaban, sin embargo, la figura actual del profesor es vista como alguien que se tiene que limitar a dar la clase y que la mayoría le tiene poco respeto. En lo referente a como era el edificio en sí, al haber realizado la encuesta a personas con un margen de edad amplio, podemos ver que las respuestas son muy variadas, tenemos desde colegios de hace 40 años en los que no había zona destinada para el deporte , que solo era de chicos y donde la decoración estaba compuesta únicamente por los elementos propios del régimen franquista; hasta colegio públicos, mixtos, más actuales pero donde ni alumnos ni padres cuestionaban tanto como ahora el trabajo de los maestros. Aquellos centros donde no existía ninguna decoración eran aquellos que no tenían en cuenta el aprendizaje periférico. También hay variedad en cuanto a escuelas laicas y religiosas. Los encuestados afirman que antes con menos libros sabían más, eran más educados y respetaban más a los profesores que en la actualidad. Queda así confirmado el segundo de nuestros objetivos. Ninguna de las personas a las que se le ha realizado la encuesta consideran que sacar buenas notas sea signo de ser o no más educado alegando que las notas son una calificación del aprendizaje y que la educación va más allá, es algo que se adquiere a lo largo de la vida de uno y sobre todo es un concepto más amplio que un sobresaliente en alguna materia determinada ya que una persona puede sacar buenas notas pero ser un mal educado, además afirman que los resultados académicos dependen de la estimulación y motivación por parte de la escuela y la familia apuntando así que la educación comienza en la familia. De igual manera el papel de los padres es considerado por todos como muy importante, ya que entienden que de ellos reciben las primeras “pautas” para su desarrollo, a través de ellos deben aprender distintos valores, normas de convivencia, hábitos y costumbres; maestros y familias deben colaborar en la educación de los chicos ya que esto ayudará a su crecimiento personal e intelectual, al desarrollo completo de la persona y a la evolución en concordancia con los tiempos en los que


estamos. Ambos están ahí a modo de complemento y donde se forman personas, para no dar información a borbotones y que ésta acabe quedando en el olvido o no se le dé el uso que en principio debería. Los maestros además de enseñar a los niños los curan, los educan, los ayudan, los escuchan cuando tienen problemas… Podemos decir que la escuela es la encargada de la evolución no sólo personal e intelectual, sino también social, afectiva, emocional…

aunque

cabe destacar que, asimismo, la escuela es en parte la que genera el futuro de un país en cuanto a nivel de trabajo. Por lo tanto podríamos decir que la escuela es el desarrollo de la persona en toda su dimensión. Para definir el hombre y la mujer educados, nos remitimos al objetivo número uno. El hombre y la mujer educados son aquellas personas responsables que conocen y entienden cuáles son sus derechos y deberes, al igual que son tolerantes y capaces de desenvolverse en la sociedad sin violencia ni conflictos. También hay opiniones que sostienen que no por tener muy buenos modales un hombre es más/menos educado. Siendo la educación un proceso globalizador del desarrollo integral del ser humano, la educación debe encargarse de trabajar todas las dimensiones posibles que estén relacionadas con el crecimiento de la persona y no solo personalmente sino como parte de una sociedad en la que se tiene que desenvolver día a día, es decir, atendiendo al intelecto, los valores y al desarrollo social, afectivo y motor de la persona así como en el ámbito lúdico y cultural. Para todos los entrevistados la tarea de la educación no se centra solo en formar sino que también debe informar. Podemos decir que se trataría de la unión de ambas, formar en los conocimientos e informar de las nuevas tecnologías y temas actuales de importancia, para llevar a cabo su función de la manera más eficiente. Tras todo esto, en cuanto al entorno y su influencia en el proceso educativo cabe decir que, como en todo, influye y directamente: la época, el momento, el lugar… ya que partimos de la idea de que somos seres sociales. Esta


influencia en muchos casos es negativa, los medios de comunicación son el principal factor influyente porque, actualmente, el poder que tienen es muy alto pero la captación de aprendizajes puede variar por la influencia del entorno o el contexto en el que se estén dando y así lo ven los encuestados. Y por último en cuanto a las actividades a proponer van desde actividades de refuerzo y apoyo a modo de mejora de los aprendizajes y adquisición de conocimientos hasta la elección más exhaustiva de modelos a los que imitar. Proponen tareas que respeten la igualdad y la no discriminación de razas, sexo o condición y que den importancia a los buenos valores (honestidad, generosidad, responsabilidad…). Algunas de las tareas más mencionadas son: teatro, música, deporte, lectura, ludoteca, visitas a museos, participación en foros…

Inmaculada Martín Garrote

2ºA Ed. Primaria

Celia Rodríguez Sánchez

Curso 2011/2012

Isabel Alonso García de la Parra

Tendencias Educativas

¿Qué es la eduación? Conclusiones  

Conclusiones obtenidas del trabajo grupal ¿Qué es la educación?