Issuu on Google+

INACAP ODONTOPEDIATRIA GUÍA DE ESTUDIO Nº1 DRA. AGUIRRE OTOÑO 2011.

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS ORALES INFANTILES. I.Características del desarrollo oral en niños. A) FORMACIÓN DE LA CARA (desarrollo embrionario y fetal) La característica más típica del desarrollo de la cabeza y cuello es la formación de arcos branquiales o faríngeos. Aparecen en la cuarta y quinta semana del desarrollo intrauterino. En un periodo inicial están constituidos por un tejido llamado mesenquimático, separados por surcos denominados hendiduras faríngeas. Los arcos branquiales contribuyen a la formación del cuello y de la cara. (Principalmente el primer y segundo arco.)

1


Primer arco branquial y región fronto-nasal

Posteriormente se producirán desplazamientos y multiplicaciones celulares que darán como resultado la formación de los mamelones o procesos faciales. Los procesos faciales son cinco: 1) Un mamelón cefálico o frontonasal: formará el borde superior del estomodeo o boca primitiva. 2) Dos procesos maxilares: se advierten lateralmente al estomodeo. 3) Dos procesos mandibulares: están por debajo de los procesos maxilares. Los cuatro últimos procesos provienen del primer arco branquial.

2


El primer arco branquial presenta dos prominencias: la maxilar (en verde) y la mandibular (en azul). Dorsalmente al primer arco, puede verse una elevación causada por el ganglio del nervio trigémino (en rosado), subyacente (sensitivo), que da inervación a la estructuras derivadas del primer arco.

Los arcos branquiales (o faríngeos) están localizados alrededor de vasos sanguíneos que se originan en el corazón en desarrollo (en rojo).

3


A cada lado de la prominencia frontonasal se observa un engrosamiento local, las placodas nasales u olfatorias. Durante la quinta semana las placodas nasales se invaginan para formar las fositas nasales. En la sexta semana aparecen rebordes de tejido que rodean a cada fosita formando, en el borde externo, los mamelones nasales externos y, del lado interno, los mamelones nasales internos.

Entre los arcos branquiales aparecen las hendiduras branquiales (en azul oscuro). Por encima de la segunda hendidura branquial, aparece la placoda 贸tica (en azul claro).

4


Las placodas epibranquiales (en púrpura) son invaginaciones del ectodermo superficial, que contribuyen a formar los ganglios de los nervios V, VII, IX y X.

La prominencia frontonasal (en lila) está constituída por tejido que rodea el cerebro anterior. Después del cierre del neuroporo anterior, el ectodermo que tapizará las cavidades nasales (placodas olfatorias en azul), se localiza en las partes laterales de las prominencias frontonasales (en lila).

5


Embri贸n visto por delante. En humanos, en la quinta semana, las placodas olfatorias (en azul oscuro) revisten las hendiduras nasales. A lado y lado de 茅stas, se forman prominencias nasales: una medial (en amarillo) y una lateral (en azul claro).

La uni贸n de las prominencias nasales, medial (en amarillo) y lateral (en azul) , junto con la prominencia maxilar (en cafe) , forman el labio superior.

6


Las prominencias nasales mediales (en amarillo), se unen en la parte media para suavizar el surco de la parte central.

Durante la séptima y la octava semana, los procesos maxilares crecen simultáneamente en dirección medial, comprimiendo los procesos nasales hacia la línea media. En una etapa ulterior queda cubierta la hendidura que se encuentra entre el proceso nasal interno y el maxilar, y ambos procesos se fusionan. En consecuencia, el labio superior es formado por los dos procesos nasales internos y los dos procesos maxilares. El labio inferior y la mandíbula se forman a partir de los procesos mandibulares, que se fusionan en la línea media. La nariz se formará a partir de las cinco prominencias faciales: la prominencia frontonasal da origen al puente de la nariz y la frente; los mamelones nasales externos forman las aletas y los procesos nasales internos fusionados dan lugar a la punta de la nariz.

Como resultado de la fusión en profundidad de los procesos nasales internos se forma el segmento intermaxilar, del cual derivarán el surco subnasal, la porción del maxilar superior con los cuatro incisivos y el paladar primario triangular.

7


Las prominencias nasales mediales (en amarillo) participan en la formación del paladar primario (porción anterior del paladar, delimitada en amarillo).

Las crestas palatinas derivadas de los procesos maxilares se fusionan entre sí la séptima semana dando lugar al paladar secundario. Hacia delante las crestas se fusionan con el paladar primitivo dejando como línea divisoria entre ambos paladares el agujero incisivo.

Los incisivos maxilares, en humanos, se forman en el paladar primario (en amarillo).

8


Desarrollo de otras zonas de la cara. La oreja se desarrolla a partir de seis proliferaciones en los extremos dorsales del primer y segundo arcos branquiales, y rodeando a la primera hendidura faríngea. Estas prominencias, tres a cada lado del conducto auditivo externo, se fusionan y se convierten poco a poco en la oreja definitiva. Los ojos comienzan a desarrollarse en forma de un par de vesículas que nacen desde el cerebro, a cada lado del proceso frontonasal al final de la cuarta semana de la vida intrauterina. Los párpados aparecen al segundo mes como repliegues. Durante el cuarto mes se ponen en contacto y se sueldan. Al sexto mes se vuelven a separar. Durante el tercer mes aparecen como finas vellosidades los pelos de la cara, en primer lugar las cejas y en el labio superior.

Tabla 1. Cronología de la formación de la cara (vida intrauterina) Cuarta semana

Quinta semana

Sexta semana Séptima semana Octava semana Feto a los tres meses Cuatro meses Cinco meses Seis meses Siete meses

Desarrollo de los arcos branquiales Placodas olfatorias en el proceso frontonasal Aparecen los procesos mandibulares Vesículas ópticas y óticas Fositas nasales Mamelones maxilares superiores Órgano vomeronasal Coanas primitivas Paladar primario Labio superior Esbozos de los senos maxilar y etmoidal Paladar secundario Conducto auditivo externo y pabellón auricular Cara con aspecto humano Esbozos dentarios Fusión palatina completa Cartílago nasal Vello facial Bullas etmoidales Seno esfenoidal Degeneración del órgano vomeronasal Dientes formados Osificación maxilar Celdas etmoidales Esbozo seno frontal

Finalmente, la cara está completamente formada y se ve como nosotros la conocemos.

9


FORMACIÓN DE LA CARA (desarrollo desde recién nacido hasta los 17 años) Al momento de nacer, el cráneo es 8 veces más grande que el esqueleto de la cara. Al término del crecimiento, el cráneo será sólo 2,5 veces más grande que la cara. Los ojos de los lactantes son grandes, mientras que las zonas nasal y oral son pequeñísimas; la mandíbula está retruída. Para llegar al perfil del adulto, la cara se desarrolla en los tres sentidos del espacio: a) En sentido ántero-posterior (sagital) b) En sentido vertical c) En sentido horizontal

10


a) Desarrollo de la cara en sentido ántero-posterior. Este desarrollo le da profundidad a la cara y longitud a la mandíbula. La discrepancia sagital entre el maxilar y la mandíbula se reduce durante los primeros meses de vida, debido a un brote de crecimiento de la mandíbula. A los 5 años de edad, se detiene este crecimiento mandibular, y el maxilar logra recuperar terreno, creciendo más rápido que la mandíbula. A los 13 años nuevamente se desarrolla más la mandíbula que el maxilar, hasta alcanzar ambos su tamaño definitivo a los 17 años de edad. En este momento, el perfil del adulto será recto, y la mandíbula estará prácticamente en la misma posición que el maxilar. b) Desarrollo de la cara en sentido vertical. Este desarrollo le da la altura a la cara. Se produce por el crecimiento mismo de los huesos, por el agrandamiento del espacio nasal, y por la formación y erupción de las piezas dentarias. La cara además rotará hacia abajo, posicionándose abajo y adelante del cráneo. c) Desarrollo de la cara en sentido horizontal. Este desarrollo consiste en el crecimiento en anchura de la cara. A la altura de las mejillas intervienen otros huesos que hacen que la cara se vea más ancha en esa zona.

11


II.Características de los distintos tipos de dentición oral. FASES DE LA DENTICION. 1) Dentición Temporal: Comienzan a erupcionar desde los 5 meses de edad hasta los dos años y medio.

Erupción dientes temporales (edad promedio) DIENTES TEMPORALES

SUPERIORES

INFERIORES

Incisivo central

9 meses

6 meses

Incisivo lateral

10 meses

12 meses

Canino

18 meses

19 meses

Primer molar temporal

16 meses

14 meses

Segundo molar temporal

26 meses

24 meses

www.inacap.cl

Cuando erupcionan los primeros molares temporales se produce el primer levante fisiológico de la oclusión. Al entrar en contacto, los primeros molares pueden ocluir de dos formas: a) De cúspide a cúspide, y entonces hablamos del plano post lácteo. b) De cúspide a fosa, y entonces hablamos de escalón post lácteo.

12


2) Dentici贸n Mixta primera fase Comienza a los 6 a帽os de edad, cuando erupcionan los incisivos centrales inferiores y los primeros molares definitivos. En el momento en que erupcionan los primeros molares definitivos, se produce el segundo levante fisiol贸gico de la oclusi贸n.

13


14


3) Dentición Mixta segunda fase Comienza a los 10 años de edad, cuando comienza el recambio de las piezas temporales que se ubican en la “zona de sostén de Korhauss”. Estas piezas corresponden a los caninos temporales, los primeros y los segundos molares temporales.

4) Dentición Permanente Comienza cuando ya no queda ninguna pieza temporal en la boca (alrededor de los 12 años) Cuando erupcionan los terceros molares definitivos, se produce el tercer levante fisiológico de la oclusión.

15


Erupción dientes permanentes (edad promedio) DIENTES PERMANENTES

SUPERIOR

INFERIOR

Incisivo central

7-8 años

6-7 años

Incisivo lateral

8-9 años

7-8 años

Canino

11-12 años

9-10 años

Primer premolar

10-11 años

10-12 años

Segundo premolar

10-12 años

11-12 años

Primer molar

6-7 años

6-7 años

Segundo molar

12-13 años

12-13 años

Tercer molar

15 años (variable)

15 años (variable)

www.inacap.cl

16


DIFERENCIAS ENTRE LA DENTICIÓN TEMPORAL Y LA DENTICIÓN PERMANENTE.

Pieza temporal.

Pieza definitiva.

1) Número de dientes La dentición permanente se compone de 32 piezas; la dentición temporal sólo tiene 20 piezas. 2) Grupos dentarios La dentición permanente está compuesta de 4 grupos ( 8 incisivos, 4 caninos, 8 premolares y 12 molares ). La dentición temporal está compuesta de 3 grupos (8 incisivos, 4 caninos y 8 molares) 3) Falta de correspondencia de los grupos en el recambio dentario La inexistencia de premolares temporales determina que los molares temporales sean sustituídos por premolares. En cambio, los molares permanentes ocupan un espacio exclusivo en la arcada dentaria, y se presentan además con tres piezas en cada hemiarcada. 4) Desigual longitud de los arcos dentarios La longitud del arco dentario temporal es menor que la del arco dentario permanente.

17


5) Discontinuidad del arco dentario temporal El arco dentario permanente se dispone de tal forma que no hay espacios entre sus distintas piezas. En el arco dentario temporal se produce, sobre todo en los últimos años de la dentición, unas separaciones entre las piezas dentarias (diastemas), pues los huesos maxilares crecen para contener a las piezas permanentes, que serán de mayor tamaño. 6) Tamaño de la serie molar En la raza blanca, el primer molar permanente es mayor que el segundo, el cual a su vez es mayor que el tercero. En cambio, el primer molar temporal es más pequeño que el segundo molar temporal. 7) Color de las piezas dentarias Los dientes temporales están menos calcificados que los permanentes, por lo que su color es blanco azulado. Los dientes permanentes son de color blanco amarillento. 8) Volúmen de las piezas dentarias Los dientes temporales son más pequeños que los permanentes; su corona es más pequeña, al igual que sus raíces. 9) Línea cervical El cuello de los dientes temporales aparece más deprimido que en los permanentes, determinando en ellos una mayor estrangulación cervical. 10) Bifurcación radicular En los dientes temporales la bifurcación radicular se produce en pleno tercio cervical, bien cerca del cuello; en los permanentes, ocurre en la unión del tercio medio con el cervical radiculares. Esto es importante para considerar el rápido avance de las lesiones cariosas en los niños, y para entender las lesiones óseas interradiculares que determinan un mal pronóstico en las piezas dentarias temporales. 11) Tamaño de la cámara pulpar y conducto radicular En los dientes temporales son más amplios que en los permanentes. Es importante para entender el rápido avance de las lesiones cariosas en los niños.

18


12) Sensibilidad Ante todo tipo de estímulo, es mayor la sensibilidad en los permanentes que en los temporales (porque hay mayor número de terminaciones nerviosas) Esto explica por qué los niños “sienten menos dolor” en sus dientes. 13) Resistencia vital En los temporales es menor. Son más susceptibles a los ataques de los agentes infecciosos o terapéuticos. Las caries avanzan con mayor rapidez y alcanzan a comprometer más precozmente la integridad pulpar que en los permanentes.

NOMENCLATURA DENTARIA INTERNACIONAL Y NACIONAL. a) nomenclatura dentaria nacional: piezas temporales: A a T piezas definitivas: 1 a 32 b) nomenclatura dentaria internacional piezas temporales: 5.x a 8.x piezas definitivas: 1.x a 4.x

19


III.Características de la encía sana. En la región gingivo dentaria es posible reconocer distintas zonas. Consideraremos sólo dos de ellas: 1) Encía marginal 2) Encía adherida Encía marginal: corresponde a la porción que delimita a los orificios mucosos por donde aparecen los dientes. A diferencia de la encía adherida, esta porción es móvil. En las caras libres de los dientes, la encía marginal tiene una sección de forma triangular, y una terminación en forma de borde festoneado. En la zona de las papilas gingivales, la encía marginal tiene forma de pirámide cuadrangular, cuya base se une a la encía adherida y de sus caras laterales dos quedan orientadas hacia vestibular y palatino, y dos se unen a las caras proximales de las piezas dentarias que la rodean. El color de la encía marginal es rosado oscuro (pues posee mayor irrigación que la encía adherida) y tiene menos consistencia que ella (pues tiene menos fibras colágenas y no está directamente apoyada en el hueso alveolar). Su superficie es lisa y brillante. Encía adherida: corresponde a la porción que está fijada sólidamente al hueso alveolar y al cemento, a través de fibras. Su color es rosado pálido (porque la irrigación no es muy abundante) y es opaca (porque tiene mayor grado de queratinización). Ocasionalmente esta coloración se modifica por la aparición de acúmulos de melanina. Su superficie es rugosa, con aspecto de cáscara de naranja. En los niños ambas encías son más rojizas que en los adultos (porque su epitelio es más delgado y tiene más vascularización y menos queratina) También es más lisa y más laxa que en los adultos.

20


21


1odontop2011pdf