Page 1

Irene Gonzรกlez Iconos de silencio Limbo


Iconos de silencio 2011


Acerca de la obra: La serie de obras que veremos a continuación fue el resultado de mi Proyecto Fin de Carrera, la primera oportunidad que tuve para realizar una obra de carácter sólido y serio fuera del ámbito del aula, una obra extensa donde sentara las bases deseadas para mi posterior trayectoria artística. La figura humana siempre ha estado en el centro de mi interés creativo. Y considerando que el rostro es la parte con más posibilidades expresivas y comunicativas, lo tomé como núcleo unificador de este catálogo. También se percibe en él mi decisión, en estas obras, de limitarme al uso del blanco y negro. Otro rasgo presente es el aislamiento de los objetos en el espacio del cuadro. Los rostros están desplazados a un fondo vacío, que instaura una atmósfera de irrealidad. Parecen suspendidos en lo inmóvil e inexpresivo, en la conservación de un estado de ánimo constante, una serenidad contenida, austera y elegante, fuera del tiempo y del espacio. Todo está suspendido, como si la vida estuviera detenida más que arrancada, igual que sucede en el recuerdo. Los cuadros transmiten una sensación repetida de aislamiento. El cuerpo es reducido a sólo la cabeza que, sin ninguna referencia externa, se convierte


en un icono que implica inteligencia, individualismo, aislamiento, silencio. ‘‘Iconos de silencio’’ es una serie de ocho cuadros realizada con lápiz negro, carboncillo en polvo y barra conté sobre madera estucada. Los cuatro primeros tienen una medida de 122 x 97 cm, y en los cuatro últimos amplié el formato a 146 x 122 cm. Los cuadros han sido expuestos en Facba’11, la tercera edición de la Feria de Arte Contemporáneo de la Facultad de Bellas Artes de Granada; en la sala de exposiciones del Centro Cultural de Arte Joven Rey Chico; en Ikas Art, que se celebra en Bilbao; y en la sala de exposiciones temporales del Museo Provincial de Jaén con motivo de ArtJaen 2012.


Iconos de silencio 1, 2011 Lรกpiz sobre madera, 122 x 89 cm.


Iconos de silencio 2, 2011 Lรกpiz sobre madera, 122 x 89 cm.


Iconos de silencio 3, 2011 Lรกpiz sobre madera, 122 x 89 cm.


Iconos de silencio 4, 2011 Lรกpiz sobre madera, 122 x 89 cm.


Iconos de silencio 5, 2011 Iconossobre de silencio 2, 146 lรกpizxsobre madeLรกpiz madera, 122 cm. ra, 122 x 89 cm, 2011


Iconos de silencio 6, 2011 Lรกpiz sobre madera, 146 x 122 cm. -Vendido-


Iconos de silencio 7, 2011 Lรกpiz sobre madera, 146 x 122 cm.


Iconos de silencio 8, 2011 Lรกpiz sobre madera, 146 x 122 cm.


Limbo 2012


Acerca de la obra: Limbo, resultado de mi Trabajo Fin de Máster, responde a mi interés tanto en el rostro como en imágenes con una cualidad dual, inquietantes y reconfortantes al mismo tiempo, con superposición y fragmentación de significados. La temática escogida se presta a potenciar estos rasgos. En el retrato nos proyectamos, penetramos en él con nuestros sentimientos y vivencias propias, lo conformamos. Así adquirimos conciencia de nosotros mismos y afirmamos nuestra identidad. Esto sucede al menos con el concepto tradicional de retrato. Pero según autores como Kenneth Gergen, esa identidad como un centro unificado y coherente ha desaparecido y ha sido sustituida por la multiplicación de la identidad, la idea de que ésta se construye a partir de fragmentos. El objetivo de Limbo fue plasmar este concepto en una serie de dibujos que no serían ya un espejo en el que se reflejase una identidad homogénea, sino que serían la expresión del contenido íntimo de esta crisis de identidad. Para ello recurrí a la llamada teoría de la Einfühlung, también conocida como teoría de la proyección sentimental o de la empatía estética, la cual se concibe como una proyección o afinidad entre el sujeto y el objeto de arte donde el primero se


reconoce a sí mismo y se solidariza con él, hallando un conocimiento de sí mismo que ignoraba hasta entonces. El sujeto que contempla al objeto se redime de su voluntad y existe sólo como espejo del objeto. La fragmentación podría surgir entonces si el espectador tuviera que reflejarse en muchos objetos de manera simultánea, creando así un espacio caleidoscópico, en el que no hay ningún rostro que pueda destacarse por encima del resto, una nebulosa de contenido. Esa pluralidad de lecturas podemos reforzarla si nos encaminamos a alcanzar lo que podemos llamar la forma absoluta del objeto representado: arrancar al objeto de su temporalidad y vaguedad, eternizarlo. Para esto se debe abstraer el objeto en la medida de lo posible, eliminando la representación espacial y la información que aporta situarlo en un contexto. En los dibujos que nos ocupan ahora, el niño puede verse como un objeto arrancado de su temporalidad, una figura aislada de todo contexto sobre la que proyectamos sensaciones, sentimientos, frustraciones, miedos, ansiedades, etc. La ausencia de contexto y la ambigüedad en la que están emplazados estos niños provoca que el espectador deba llenar esa ambivalencia con su propia memoria y experiencia. Un rostro joven, en el cual no hay un contexto facial permanente que distorsione o matice una metáfora expresiva que aparezca en un determinado momento, podríamos decir que es más cercano a la forma absoluta. La presencia de unos rasgos no caídos, sin marcas, refuerza la impresión de espiritualidad del rostro. No hay interacciones, y es por esto que el niño posee una extraordinaria fuerza expresiva. La expresión infantil es más simple, pero no por ello de menos intensidad que la de un adulto, aunque sí es más difícil de plasmar en el arte, porque todo es muy suave y sutil. En resumen, la ambigüedad presente tanto en los rostros como en la ausencia de contexto e información sobre ellos resulta expresiva y conveniente para transmitir, junto a la variedad de rostros, ese concepto de identidad inasible y multifacética, que además se refuerza por el aspecto de imágenes mentales e irreales de los rostros,


por su carácter rápido y fantasmagórico que les da el aspecto de no estar en realidad presentes a los sentidos, por su falta de definición. El espectador podrá proyectarse de forma fragmentaria en los distintos rostros que conforman esta serie, y debido a su ambigüedad y a su pluralidad de aspectos y expresiones, podrá percibir la imposibilidad de una sola identidad que se libra de construirse a raíz de la relación con las otras. Sólo la suma de distintos aspectos de los diferentes rostros podría conformar la identidad deseada. La fragmentación está presente no directamente en la obra, sino en el espectador mediante la proyección sentimental que realice con la obra.


A pesar de ser considerada una sola obra, Limbo está a su vez formada por treinta dibujos individuales, que se sitúan en relación con los demás. El espectador debe seguir el vínculo establecido entre cada una de las partes, y las obras son los ejes de un significado que se transforma constantemente, dependiendo del camino recorrido para alcanzarlo. El título de Limbo hace referencia por un lado a la ausencia de contexto que mencionamos antes y por otro a una especie de no-lugar donde situar los rostros. Es el antropólogo Marc Augé quien habla de este concepto en su libro Los no lugares. Espacios del anonimato, donde explica que la sobremodernidad (término que acuña para referirse a esa aceleración de los factores de la modernidad que implican una relación nueva con los espacios del planeta y una individualización nueva) es productora de no lugares, que serían espacios que no pueden definirse como históricos ni de identidad, frente a los lugares, que serían los que sí son espacios históricos y de identidad. Podemos encontrar una analogía entre el fenómeno de la desaparición paulatina de la idea de una identidad uniforme y centralizada, y el concepto de no lugar. Consideré este título como adecuado para un proyecto que habla de ese retrato posmoderno, que debería plasmar una identidad no unificada, situada en un lugar no referencial, en un no lugar, en una especie de limbo.


Acerca de la artista:

Titulación Académica 2011 / 2012 Máster en Dibujo: Creación, producción y difusión por la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada. 2006 / 2011 Licenciatura en Bellas Artes por la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada.. 2004 / 2006 Bachiller artístico con matrícula de honor en la Escuela de Arte y Oficios de Granada.


Exposiciones 2012

“Miradas desde la infancia”. Sala de Exposiciones de la Escuela Nacional de Formación-Aldeas Infantiles SOS, Granada “Miradas que habitan”. Parque de las Ciencias, Granada. Artista invitada en la III edición de ArtJaén’12.

2011

Ikas Art, III Muestra internacional de arte universitario, Bilbao. “La fotografía como medio plástico”, exposición colectiva de fotografía. Facultad de Bellas Artes de Granada. Circuitos’11. Centro Municipal de Arte Joven Rey Chico, Granada. “Me gustó más el libro”. Sala alta del Palacio de los Condes de Gabia, Granada. FotoJaén’11, II Bienal internacional de fotografía, Casas Gemelas, Jaén. Facba’11, III Feria de arte contemporáneo de la Facultad de Bellas Artes de Granada, comisariada por Ivan de la Torre Amerighi.

2009

Mostra erasmus: “Transito”, Accademia di Belle Arti di Bologna.

2008

Exposición del VII Concurso de dibujo de la Real Academia de Bellas Artes Nuestra Señora de las Angustias, Granada.

2007

Exposición del Certamen de pintura rápida de Atarfe, Granada.

2006

Exposición internacional de jóvenes artistas del Fondo Vladimir Spivakov, Moscú.


Informaci贸n de contacto

irenegonzaleznavarro@gmail.com http://cargocollective.com/irenegonzalez

Catálogo Irene González  

Catálogo de obras realizadas en 2011 y 2012

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you