Page 1

LA REBELIÓN DE LAS PRINCESAS

CEIP “Oria Castañeda” (Lepe) Grupo 2º C. Curso 2010/2011 0


AUTORES y AUTORAS: Pablo, David, Ana, Bella A., Alejandro, Carmen Dores, Alba E., Luis Miguel, Carmen F., Jacobo, Jesenia, Elena, María, Chaimaa, Alba M., Manuel Martín, Abigail, María Rocío, Manuel, José Miguel, Carlos, Daniel, María Victoria, Adrian, Inmaculada, Marina, Khalida. TUTORIZAN: Miguel Ángel Prieto Maestre. Bella Ángeles Jaldón Pérez COORDINA: Irene Cortiz Sayago

1


Era una mañana algo nublada, pero aún así Blancanieves, la Belladurmiente y Cenicienta salieron a coger frutos al bosque. Ninguna de ellas se conocían, es más, aunque paseaban todos los días por el mismo bosque nunca se habían encontrado. Pero ese día fue diferente…, tras el gran manzano del centro del bosque las tres princesas se encontraron y se sorprendieron al ver que nunca antes se habían visto aunque vivían en el mismo bosque. Las tres se presentaron y se cayeron muy bien; y estaban decididas a formar una gran amistad. Desde ese día las tres se encontraban en el bosque y daban largos paseos charlando mientras cogían frutas.

2


Un día Blancanieves dijo a sus amigas que estaba cansada de cantar, de coger frutas, de ir siempre con vestido largo y zapatos incómodos, no poder despeinarse… En conclusión, estaba casada de ser princesa. Belladurmiente y Cenicienta dieron la razón a Blancanieves, y todas coincidieron en tomar una decisión: - “¡Ya no queremos ser princesas! ¡queremos ser unas chicas divertidas,

3


alegres, autónomas, formadas y seguras! ¡queremos ser nosotras mismas!”. Y Cenicienta dijo: - “Yo ya estoy harta de limpiar”. Blancanieves y Belladurmiente dijeron: - “¡Nosotras estamos hartas de cantar!”. Y las tres a coro gritaron: - “¡Vamos a rebelarnos!”. Cenicienta aportó: - “Yo creo que lo primero que tenemos que hacer es conocer otros lugares y a otras amistades, por lo que tendremos que marcharnos del palacio”. Belladurmiente propone ir a su castillo, coger un poco de dinero para comprar ropa nueva y cómoda y marcharse. Ella pensaba que la ropa de princesa no sería adecuada para empezar una nueva vida.

4


Horas después, las tres princesas se reencontraron en el bosque y se marcharon. Por el camino vieron que los príncipes las estaban buscando pero pensaron que debían comenzar esta nueva vida solas, y que esto también serviría para que los príncipes emprendieran nuevas actividades, con el fin de poder vivir juntos y satisfechos tanto ellos como ellas, en un futuro no muy lejano. Por lo que las princesas tuvieron que esconderse detrás de unos árboles hasta llegar a una cueva llena de murciélagos. Las princesas se armaron de valor, cogieron un palo y echaron a los murciélagos. A la mañana siguiente descubrieron que dentro de la cueva había un pasadizo secreto que las llevó hasta la ciudad.

5


Las tres princesas se pusieron muy contentas, pero se sentían miradas por todo el mundo. Pensaron en cambiarse de ropa, pero cuando fueron a coger el dinero no lo tenían, lo habían dejado en la cueva, así que decidieron ponerse a vender productos de madera en el mercado de la ciudad, elaborados por ellas mismas, gracias a que Blancanieves había aprendido a trabajar la madera durante su

6


estancia con los siete enanitos. AsĂ­ consiguieron monedas y pudieron comprar otra ropa.

Las princesas se sentĂ­an perdidas en la ciudad, porque no la conocĂ­an y estaban acostumbradas a vivir sĂłlo en el bosque. Pero a pesar de todo estaban decididas a vivir una nueva vida. Lo primero que necesitaban era conocer bien la ciudad , para ello iban preguntando el nombre de los lugares y las calles por donde 7


pasaban. Cuando ya tenían dinero se compraron ropa nueva y decidieron buscar una casa de alquiler. Desde ese día Cenicienta empezó a estudiar Informática.

Bella consiguió un empleo como conductora de autobús y Blancanieves colaboraba en un famoso taller de carpintería.

8


9


Los artículos de Blancanieves gustaban tanto que venían personas de toda la comarca a hacer encargo en su taller; y con toda su amabilidad empezó a conocer nuevas amistades. Blancanieves, Cenicienta y Belladurmiente hicieron amigos y amigas con los que salían de paseo y practicaban deporte, incluso algunas noches dormían en casa de sus amigos y amigas. Su deporte favorito era el tenis y el fútbol.

10


Y a Bella le encantaba montar en moto y los coches de carrera, tanto que un día compitió en un rally y ganó el primer premio. Con el dinero que le dieron montaron una pequeña empresa que dirigía Cenicienta, relacionada con una red social de internet, que fue todo una revolución de las nuevas tecnologías, llamada “Fazebuk”. Y gracias a la cual recorriendo medio mundo presentado dicha red y asistiendo a congresos.

11


Mientras tanto, los príncipes tuvieron que aprender tareas que antes hacían las princesas en palacio, y se dieron cuenta de lo aburrido que era. Comprendieron a las princesas y decidieron ir a buscarlas y vivir una nueva vida juntos.

En el camino, conocieron a nuevas princesas, como Ariel, Jasmín o Mulán, las cuales le hicieron comprender que se puede ser una princesa con carácter, luchadora y atrevida. 12


Las princesas, por su parte, tenían una vida social muy ajetreada, salían, viajaban, iban a discotecas, ganaban campeonatos de tenis y fútbol, y conocieron a personas muy diferentes pero todas importantes, y de las que aprendían mucho. La verdad es que no echaban en falta ni al palacio, ni a sus familias, ni a los príncipes…..

13


Meses después… Uno de los príncipes paseando por el bosque encontró el camino de la cueva; avisó al resto y los tres llegaron a la ciudad. Preguntaron por las princesas pero éstas estaban tan cambiadas que nadie las relacionaba con aquellas delicadas princesas que describían los príncipes. Pero un amable chico les indicó una buena vía para buscarlas: Internet, y cómo no la red social tan actual “Fazebuk”. Allí encontraron una foto de Blancanieves en un taller de carpintería y emprendieron la búsqueda. Blancanieves seguía asistiendo algunos días al taller de carpintería, porque le relajaba esa tarea, pero ese día fue diferente… Entraron al taller tres jóvenes algo cambiados pero a los que Blancanieves identificó rápidamente: ¡eran los príncipes! Blancanieves les contó cómo era su nueva vida, y los príncipes expresaron su deseo de quedarse en la ciudad y formar parte de esta nueva 14


vida. Una vida donde las tareas de casa son compartidas, donde el esfuerzo y el trabajo se premia dĂ­a a dĂ­a, donde las cosas se consiguen con dedicaciĂłn y espera, donde cada uno, sea chico o chica, es libre y maneja su propia vida; y que fuera del mundo de las princesas, entre chicos y chicas, no hay diferencias.

FIN

15

La rebelión de las princesas  

Cuento elaborado por el grupo de 2ºC del CEIP "Oria Castañeda" de Lepe, en torno al 8 de marzo, Día de la Mujer, con el fin de eliminar los...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you