Page 1


Underground Football NUESTRO EQUIPO Editor

Irati Prat @IratiPrat

Manu Fernández @Manu_Fdez Pepe Salgado @Pepatxo_Salgado Mónica Fernández @Pinturicchia13 Nicolás Galliari @nico92galliari Irati Prat @IratiPrat

Redactores

Sergio M. Potenciano @squadraeterna Tomás García @ToMasGaRcia77 Jorge Ulloa @redjor Christian Díez @christiandiez Christian Díez @christiandiez

David López @dablop_ Jose Sousa Murillo @Sousa_Murillo Shark Gutiérrez @SharkGutierrez

Sigue el nuevo UGF en las redes sociales @ug_football Website

Contacto

undergroundfootball.com

info@undergroundfootball.com

https://www.facebook.com/FootballUnderground

3


ÍNDICE

8. #ElJugadorRandom 10. Entrevista con Kibu Vicuña 22. Wembley Connection 26. English Underground 30. El gol de Grosso 4 34. Por la Squadra 42. Aus Deuschtland Mit Liebe 48. Desde el banquillo 52. Sudamérica, tierra de leyendas 60. Tiempos de peseta, fútbol de oro 68. Suizalandia 70. As Armas 74. Invierno Ex Soviético


5


#FoTOP


#ElJugado

8

FILIP IVANOVSKI


orRandom

EQUIPO ACTUAL FK Vardar Skopje

NACIONALIDAD Macedonio

FECHA DE NACIMIENTO (EDAD) 01-05-1985 (29)

LUGAR DE NACIMIENTO Skopje

EQUIPO DONDE DEBUTÓ FK Rabotnički

¿ES INTERNACIONAL? (Nº VECES) Si (8)

GOLES COMO INTERNACIONAL 1 (v Islandia)

DEMARCACIÓN Delantero centro

9


10


‘’Trataremos de ir osasunizando OSASUNA’’ Hace frío, aunque no demasiado, en Alcorcón. Han decidido alojarse en un hotel alojado del centro de la localidad madrileña y allí nos encontramos, nos pide que esperemos hasta que terminen la sesión de activación que tienen en aquella mañana previa al partido de por la tarde. La entrevista transcurre como nos habían comentado que podría transcurrir, Kibu es un sabio del fútbol y no duda en no callarse nada. Es un placer escucharle. A la tarde, ya en el estadio, vemos a Osasuna perder en Santo Domingo, no pudimos ser un amuleto para él pero Kibu sigue tan optimista como siempre.

Realizada por Irati Prat @IratiPrat

11


Vives hasta los nueve años en San Sebastián y entonces te mudas a Pamplona. Ahora, eres socio de la Real Sociedad y de Osasuna, ¿es compatible apoyar a ambos equipos?

Es una rivalidad positiva, no es lo mismo que la Real y el Athletic u Osasuna y el Athletic en los últimos años. Yo desde pequeño era socio de la Real, mi padre me llevaba a los partidos de la Real… Me tocó la época de las dos ligas de la Real viviendo en Pamplona, muchas lloreras y, también, muchas alegrías. Con mis hermanos me escapaba a San Sebastián, por aquella carretera antigua de cuando no había autovía, era un mareo con tanta curva,

para ver a la Real Sociedad. Por circunstancias de la vida, teniendo yo nueve años, nos fuimos a vivir a Pamplona y, claro, vas cogiendo cariño a Osasuna.

Aunque jugabas al fútbol de pequeño, descubriste que nunca llegarías a ser futbolista profesional, ¿cuándo fue eso?

Iba estudiando, jugando y entrenando al mismo tiempo. Llegó un momento, mientras estaba estudiando la carrera, que jugaba en el equipo de la universidad, en regional preferente, y me estaba sacando el título de entrenador al mismo tiempo. Y llegó un momento en el que, tras acabar la carrera,

‘’Que llegues al fútbol profesional no significa que seas mejor entrenador que uno que lleva toda la vida con juveniles o cadetes’’

compaginé el equipo de regional preferente con la Selección de Navarra cadete, donde tuve la suerte de entrenar a jugadores como Raúl García, Natxo Monreal, Jon Erice u Oier Sanjurjo. Con ellos hicimos un gran campeonato y de ahí me ficho Osasuna al año siguiente, donde estuve tres años en el liga nacional juvenil. Estuve tres años en Osasuna, me


saqué el título nacional al mismo tiempo… Y bueno, a mí el fútbol me ha gustado siempre muchísimo, claro está, pero cuando entré en la universidad ya sabía que el fútbol era una afición y que no iba a vivir de eso. Sin embargo, cuando empecé a entrenar yo nunca aspiré a llegar al fútbol profesional, solo aspiraba a ser el mejor entrenador posible. Y de ahí no sabes hasta dónde vas a llegar. Y que llegues al fútbol profesional no significa que seas mejor entrenador que uno que lleva toda la vida con juveniles o cadetes. Pero vamos, lo de dejar el fútbol me tocó de una manera completamente accidental pues yo jugaba en el equipo de la universidad, tenía mi título de entrenador, y en un momento determinado el entrenador que estaba lo tuvo que dejar por motivos personales así que él me pidió, yo era el capitán, que fuese el nuevo entrenador. De un día para otro pasé de ser jugador a entrenar a mis compañeros. Sin embargo, te licenciaste como periodista. ¿Había vocación periodística?

Si, de periodismo deportivo. De hecho en el Diario de Navarra estuve haciendo un par de años de prácticas en la sección de deportes, estuve también haciendo prácticas en Argentina, también en Onda Cero, en un programa de caza y pesca. Pero hubo un momento en el que tuve que elegir, al terminar la carrera, y tenía dos opciones: podía seguir con el periodismo, cosa que me iba a poner muy difícil seguir entrenando; o entrar en la empresa

familiar y tener flexibilidad para seguir entrenando. Opté por la segunda opción.

Durante tu vida en Polonia, de la que ahora hablaremos, hemos visto como actualizabas una especie de blog con cierta frecuencia. ¿La figura de entrenador no tapó nunca la de periodista, no? Si, aunque tengo la web un poco desactualizada. También hace mucho tiempo que no escribo en un blog que tenía en Marca, también he tenido colaboraciones en revistas de fútbol polacas, también algo en Diario de Navarra… Pero vamos, más colaboraciones para matar el gusanillo que otras cosas.

Sacaste los cursos de entrenador uno a uno y acabaste llegando a las categorías inferiores de Osasuna. Nos hablaste antes de que coincidiste con jugadores como Raúl García o Natxo Monreal en la selección navarra de cadetes… Así es, coincidí con Raúl García, con Natxo Monreal el pri-

mer año y, el segundo año, con Javi Martínez, que aunque era cadete jugó 8-10 partidos con nosotros. Y después llegó César Azpilicueta, que jugó de medio para arriba en todas las posiciones. También Oier, Echaide, Jokin Esparza, Mikel Santamaría… pero claro, los que más llaman la atención son los primeros.

También coincidiste con Raúl García, ¿Qué valoración te merece uno de los mejores jugadores que ha dado Tajonar en los últimos tiempos?

Yo siempre he dicho que, para mí, el mejor jugador que he entrenado ha sido Raúl García. Por todo, por el conjunto. Técnicamente es muy bueno, es muy completo, es muy trabajador, es muy buen compañero y es un jugador, para mí, especial. No es solo como juega, es como entrena. Y luego tiene las ideas muy claras, es un tío muy sencillo y que tiene liderazgo, eso es un plus muy importante. Además, que siempre ha sido un magnífico goleador pese a ser mediocentro.

‘’El mejor jugador que he entrenado ha sido Raúl García’’

13


¿Cuándo conociste a Jan Urban?

En persona lo conocí porque coincidimos sacándonos el título nacional, lo hicimos juntos. Luego, cuando llegué a Osasuna, él entrenaba al División de Honor juvenil y yo al Liga Nacional juvenil, y lógicamente ahí se da mucha comunicación, para bajar y subir jugadores en determinados partidos… Nos fuimos conociendo y, cuando llegó la oportunidad de ir al fútbol polaco, me llamó para ir. ¿Cómo te convence para marcharte con él a Polonia?

14

Bueno, la verdad es que era una cosa que yo no esperaba. Él me decía siempre que yo valía para el fútbol profesional, pero claro, alguien te tiene que dar la oportunidad. Sobre todo porque si no has sido futbolista profesional es muy difícil llegar. Y fíjate, yo le llamé cuando estaba en Polonia para darle la enhorabuena y él me dijo: ‘’Bueno que, ¿te vienes?’’. Yo me lo pensé, le dije que sí. Y bueno, hasta hoy, esta es la octava temporada juntos.

Hasta entonces el fútbol no dejaba de ser una afición y ahora ibas a formar parte de él profesionalmente aunque fuese en una liga menor como la polaca, ¿se nota mucho el cambio?

Al principio con mucho respeto, porque no es lo mismo dirigir a un equipo juvenil que a uno profesional. Pero te tienes que adaptar rápido y ahí te das cuenta de lo distintos que son los vestuarios, la cultura… En

el profesional hay multitud de nacionalidades con culturas distintas. Tu acercamiento a los jugadores tiene que ser distinto, al principio es difícil porque hay algunos jugadores que solo hablan polaco y nada de inglés. Es un trato diferente, de cara a los jugadores y de cara al entrenamiento. Y que no es lo mismo entrenar a un equipo español que a uno polaco.

Para Urban fue más fácil porque era polaco pero tú, ¿cómo te adaptaste?

Si, al principio fue duro sobre todo el tema del idioma porque es fundamental comunicarte con la gente para mostrar tu punto de vista, para dar consejos, instrucciones… Así que al principio tenía yo un papel más de asesor, por así decirlo, ya que solo me podía comunicar en inglés con algunos jugadores o con los de habla hispanoportuguesa, pero no podía hacer cosas en el campo que en mi última etapa en Polonia ya si podía hacer.

Llegáis y os encontráis perdiendo en Lituania al descanso en un partido de competición internacional, con vuestros ultras invadiendo el césped al entretiempo y suspendidos por un año en competiciones UEFA por dichos disturbios, ¿no era la mejor manera de empezar, no? Ese partido no se me olvidará nunca, contra el Vètra Vilnius, fue nuestro debut profesional. Antes del partido estábamos Jan Urban y yo hablando de las posibilidades que teníamos y del partido, de lo que podía-

mos hacer. Habíamos estudiado al equipo rival pero no habíamos estudiado que aquello que pasó en el descanso pudiera pasar. Me acuerdo que en el calentamiento, nuestro saltaban nuestros aficionados al césped e iban a por los aficionados rivales cruzando todo el campo. Claro, era un estadio pequeño, de unos cinco mil o seis mil espectadores, y al menos cuatro mil de todos


ellos eran polacos pues es un desplazamiento relativamente corto. Se montó un lío importante. Al descanso teníamos jugadores calentando, saltaron los aficionados y les quitaron los balones, son cosas que no pasan ni en el fútbol regional. Los antidisturbios empezaron a lanzar gas, se oían disparos… salí a ver qué pasaba y me encontré una escena de Braveheart. Estaban luchando los

aficionados del Legia peleando contra la policía lituana con las vallas de publicidad como escudo, tremendo. Y nos sancionaron, fue una pena porque éramos superiores y fueron dos detalles los que nos pusieron dos a cero abajo al descanso, pero sabíamos que aquello se podía remontar en Polonia, vaya.

‘’Nuestro debut como profesionales se convirtió en una batalla de Braveheart’’


¿Sentiste miedo por lo que pudiera hacer esa afición si Urban y tú no conseguíais enderezar el rumbo del Legia? No, la verdad que no, fue una sensación de incredulidad pero miedo en ningún momento. Me llamó mi padre y me dijo que donde me había metido, estaban viendo el partido en casa

de Urban, en Pamplona. Fue más la impotencia de que te echen fuera por una cosa así.

¿Cuál era la situación del fútbol polaco cuándo llegaste? Una selección que fue potencia mundial en la década de los 70 y principios de los 80. De aquello a la realidad del fútbol polaco en la actualidad hay

un trecho. La selección no está pues tiene jugadores en grandes equipos pero los resultados no están siendo buenos. Yo pienso que, en estos siete años que hemos estado en el fútbol polaco, si ha evolucionado. Pienso que era, sobre todo, un problema de infraestructuras. El Legia, que es el mejor equipo polaco, tenía y tiene un solo campo para toda


la academia de fútbol base. Ningún equipo de fútbol polaco tiene unas instalaciones tipo Tajonar que tiene todo club español, no tienen esa estructura. Les falta eso, les falta metodología. Aquí la gran diferencia que veíamos era técnico-táctica, no solo a nivel colectivo sino también individual, el jugador polaco es un jugador Play Station, al que le

tienes que indiciar siempre lo que tiene que hacer. No es cuestión de dedicación, pues un chico polaco dedica las mismas horas que uno español pero aquí hay muchos más entrenadores titulados que en Polonia, aquí las instalaciones son mucho mejores que las de allá. Yo he visto a chavales de once años entrenar a las ocho de la mañana porque el campo

no estaba iluminado y a partir de las tres y media de la tarde es de noche. Una barbaridad. Pero eh, ni mu. Aquí no le puedes decir a un crío que vaya a esas horas a entrenar pero allí están totalmente mentalizados. Yo creo que el fútbol polaco irá para arriba ya que las cosas se están igualando poco a poco. .

‘’Yo he visto a chavales de once años entrenar a las ocho de la mañana porque el campo no estaba iluminado y a partir de las tres y media de la tarde es de noche.’’

17


Ahora has vuelto a Pamplona, junto a Urban también, para dirigir a Osasuna, ¿Cómo os lo comunicaron desde acá?

Comunican con Jan, que estaba en Pamplona. Yo estaba viviendo en Varsovia pues tras lo del Legia estuve seis meses viviendo allí. Para nosotros era un reto muy bonito, nos encontramos con jugadores que habíamos entrenado en juvenil, íbamos a luchar por cambiar esa dinámica de que en Osasuna cada vez hubiera más jugadores de fuera y menos de Tajonar. Y en ese proceso estamos, aunque está siendo

complicado porque no es fácil bajar de Primera División a Segunda y la situación en la que nos hemos encontrado el club no es la más idónea.

¿No dudasteis al haber descendido el equipo a segunda división y conocer su precaria situación económica?

La verdad que no, no hubo ni negociación desde el punto de vista económico. Entramos en Osasuna por lo que significa para nosotros el club. No hubo dudas. Y eso que hubo otras oportunidades, ofertas de Chipre, de Australia, del equipo donde está ahora David Villa

precisamente, de otros equipos polacos…

¿Qué objetivos os ha marcado la directiva?

Ellos hablaban de ascender. Hombre, a nosotros nos encantaría subir pero esta es una categoría muy larga, así que bueno, vamos a ir poco a poco, vamos a ir conociendo el equipo y vamos a asentarnos en la categoría. Trataremos de ir osasunizando Osasuna. No solo con jugadores provenientes del fútbol base, sino también en valores. En el Legia potenciasteis la


terlo porque igual lo quemas sino está preparado. Tenemos un equipo con jugadores con experiencia en Primera División, otros con experiencia en Segunda y otros chicos que están saliendo de Tajonar. Estamos en ese proceso de ir introduciendo a los chavales en la dinámica del fútbol profesional.

¿Qué problema hay en la defensa?

‘’Entramos en Osasuna por lo que significa para nosotros el club’’

política de cantera y ahora lo hacéis en Osasuna, ¿es por obligación o ya lo teníais pensado desde el momento en que fichasteis?

Si, ya queríamos hacerlo nosotros. Estamos en un continuo contacto con la cantera, pero hay que ir subiéndolos poco a poco, que sea algo natural, no puedes obligar al chaval a me-

No esperábamos esto pues creíamos que teníamos un problema de meter goles y en pretemporada nos dimos cuenta de que este año el marcar no iba a ser problema, le metimos 0-4 al Brentford y 3-1 al Athletic en El Sadar. Ganamos 2-0 en el estreno al Barça B y parece que todo va bien, luego perdemos con el Alavés y empatamos en Llagostera. Demasiados vaivenes… Y para nosotros el partido en el que mejor hemos defendido fue la derrota contra el Racing, 0-2, en cuanto a equilibrio. Fueron dos errores que nos penalizaron. Sin embargo, en otros partidos hemos estado más desequilibrado y hemos ganado. Hay mucho desequilibro, estamos tratando de conocer esto pues ha sido inesperado. Pero el fútbol es así, parece que tienes todo controlado y de golpe te empiezan a salir diferentes vías de agua por todos lados. Luego, lesiones de jugadores importantes como Oier o Lotiès, que eran muy importantes. Sobre todo Oier, que era un líder en el campo y en el vestuario. El año pasado se criticó mucho a Javi Gracia porque intentó cambiar el estilo de juego de Osasuna y, al final,

se descendió. ¿Osasuna puede jugar de otra manera a la tradicional?

Nosotros estamos intentando adaptarlo. Queremos que sea un equipo con mucho ritmo, agresivo, que presione bien tras perder el balón, que en El Sadar imponga el ritmo del partido desde el principio. Y en eso estamos, hemos hecho muy buenos partidos.

Para terminar, ¿qué consejo le darías a cualquier aspirante a entrenador profesional que no tiene las facilidades de ser un ex futbolista?

Mira, al final esto es una carrera de fondo. Hay que ser constante, no rendirse, huir de la comodidad, hay que estar preparado y hay que atreverse y ser valiente. En mis tiempos había mucho autodidacta, ahora es más fácil estar al día. Hay que estar al día de los últimos libros técnicos, estar suscrito a alguna revista, ver los entrenamientos de los entrenadores que crees que se parecen a tu forma de entender el juego, y de los otros porque al final de todos se aprenden, hay que aprender idiomas porque seguramente te salgan oportunidades en el extranjero. Y esto es lo fundamental, además de ir sacándose los títulos de entrenador, obviamente. Y, por supuesto, ver fútbol, de todas las categorías posibles. Formarse en psicología… Hay que estar formado y mejorar de forma continua, hasta que no dejas de entrenar sigues mejorando.

19


#PROYEC


CTOKUTZ


NUNCA ES TARDE

#WembleyConnection

Hablar de Graziano Pellè es hablar del jugador de moda en la Premier League. Y tiene mucho mérito, ya que tras el desmantelamiento que sufrió el Southampton este verano, que los fichajes saliesen bien era imprescindible para no pasar la temporada en la zona baja de la clasificación. El de Pellè era realmente peliagudo. Tenía que suplir en el puesto de nueve a casi una leyenda en el equipo como es Rickie Lambert. Pero por el momento, parece que no sólo cumple con lo que esperaban de él en el Soton, sino que llega aún más allá.

Texto de Jorge Ulloa @redjor

22


Pellè es un jugador de esos que logran despuntar cuando más de uno casi se habría rendido, cuando las carreras futbolísticas parecen imposibles de remontar en un mundo como el del fútbol donde cada vez, más y más prima la juventud y el potencial sobre todo lo demás. Y todavía mejor, es un jugador que nunca funcionó en la Serie A y si en el extranjero, lo cual sorprende todavía más ya que el futbolista italiano, salvo contadas excepciones, suele encajar mucho mejor en su propio país que fuera de él. Originario de San Cesario di Lecce, apenas llegó a jugar 12 partidos en su carrera en el club que le vio crecer. Su paso allí sólo era temporal cada año, ya que acababa cedido en cualquier otro club,como lo fueron en diferentes años el Catania, el Cotrone y el Cesena. En este último lograría su mejor marca goleadora hasta ese momento (10), disputando hasta 37 partidos. Pero cansado de tanta y tanta cesión, acabó marchándose a Holanda, país que le vería explotar, aunque todavía no le iba a tocar. Su paso por el AZ fue casi peor que las cesiones en Italia. La pobre cifra de 14 goles en 4 temporadas con el conjunto de Alkmaar queda lejos de lo que él esperaba cuando decidió dar el paso y cambiar de liga. Tiempo más tarde, Pellè afirmó que tuvo también la opción aquel año 2007 de seguir en el Lecce, pero volviendo a buscar minutos fuera, en el Palermo. Lo declinó, seducido por aquella liga holandesa en que un jugador joven podía hacerse notar, despuntar y relanzar su

carrera. Pero todavía no era el momento de Graziano Pellè en la Eredivise y tras quedarse lejos de las expectativas que había sobre él, volvió, con la cabeza baja a la Serie A. El Parma le brindaba, a priori una nueva oportunidad. Y digo a priori porque esa oportunidad duró 6 meses o 12 partidos, que es lo que disputaría con el club antes de la enésima cesión a otro club italiano, la Sampdoria, que había bajado a la Serie B. Llegado a este punto, daba la impresión de que Pellè no tenía el nivel para jugar en una de las grandes ligas europeas. Cuan equivocados estaban. El año siguiente, el Parma no le dio ni media temporada y lo volvió a ceder, pero curiosamente, esta vez no fue en Italia, sino a un club holandés. Y no, no era el AZ, sería un club en el que Pellè, aunque todavía no lo sabría, haría despegar meteóricamente, a los 27 años, su carrera. El Feyenoord era su club de

destino. Si en el AZ apenas logró ver puerta, ¿qué haría pensar que en el Feyenoord todo iba a ser distinto? Pues lo fue porque por fin tuvo un entrenador, Ronald Koeman, que entendió sus virtudes y las explotó como nadie pudo nunca imaginar. Tan impresionante, tan bueno, que el club de Rotterdam no dudó en pagar en enero 3 millones de euros por los derechos del delantero italiano. Pronto se convirtió en un ídolo de masas entre los aficionados del club. En su primera campaña anotó 27 goles en 29 partidos, cifras absolutamente demoledoras y que le ponía en registros goleadores de los mejores delanteros de Europa. Porque, aunque parezca mentira, Pellè es el cuarto máximo goleador en Europa en las últimas dos temporadas. Y menos mal que parecía que no valía para jugar al máximo nivel. Con ello también se convertía en el italiano que más goles había marcado fuera de la Serie A en una campaña.

23


24

Aquella primera temporada, sólo el actual delantero del Swansea, Wilfried Bony, le superó en goles en la Eredivise. Casualidades de la vida, tras otra gran segunda temporada en el Feyenoord, su gran valedor, Ronald Koeman, decidía marcharse al Southampton para llenar el vacío del banquillo que había dejado Mauricio Pochettino. Un reto que el entrenador holandés no estaba dispuesto a afrontar sin su delantero. Tras pagar 8 millones de libras, el Southampton se hacía con los servicios de Graziano Pellè, que a sus 29 años llegaba a la mejor liga del mundo. Pero siendo uno de los delanteros más en forma del panorama mundial, uno de los

que ve puerta con más facilidad, ya sea de la forma fácil o con auténticos golazos como el que anotó ante el QPR, ¿por qué no iba a ir con la selección? Pues lo mismo ha pensado Antonio Conte, que no ha dudado en llamarle para los partidos de clasificación para la Eurocopa del mes de octubre. Así, debuta con la absoluta, aunque ya jugó con la sub-20 y la sub-21, incluso estando a punto de ir a los JJOO de Pekín en 2008. El único problema es que la llamada llega casi 2 años tarde. O lo mismo a algunos les parece sencillo marcar 50 goles en 57 partidos de liga y han tenido que esperar hasta ver que en el Southampton también lo sigue haciendo.

Punta de


e ataque en el Road to France’16 azzurri Italia se presenta a la fase de clasificación de la Eurocopa 2016 con la intención de disipar las dudas que se generaron tras su eliminación, junto a Inglaterra, en la fase de grupos del Mundial. Para ello, Conte mezcla en sus convocatorias parte de la base fuerte del equipo con caras nuevas que están rindiendo a gran nivel, como lo es Pellè. Tras sólo anotar 2 goles en la fase de grupos del Mundial y quedarse 2 de los 3 encuentros sin ver portería, el delantero del Southampton aportará un nuevo ritmo al ataque de la “azzurra”, junto a jugadores que se intentan abrir también un hueco en el equipo como Zaza, Immobile

o Destro. Una gran muestra de ello la dio en el encuentro de su debut ante Malta en el que, siendo titular, anotó el único gol que dio los 3 puntos a Italia. Emplazados en el grupo H junto a Croacia, Noruega, Bulgaria, Azerbaiyán y Malta, no cabe en ningún pronóstico la opción de que Italia no se clasifique para la Eurocopa. Los dos primeros de cada grupo se clasifican directamente junto con el mejor tercero. El resto de terceros (8), se enfrentarán en una eliminatoria a ida y vuelta para terminar de llenar las plazas de la Eurocopa. Por su parte, la selección inglesa, que quedó en una situación casi peor que los italianos,

quedaron encuadrados en el grupo E con Lituania, Estonia, Eslovenia, Suiza y San Marino, por lo que, al igual que en el caso anterior, son claros favoritos para lograr una de las plazas directas para el torneo y mientras tanto ir modelando la renovación del equipo ya que jugadores como Steven Gerrard han renunciado a volver con la selección. La fase de clasificación se extenderá hasta octubre del 2015, cuando se conocerán los clasificados directos y aquellos equipos que buscarán una segunda oportunidad en la repesca.

25


26

DANNY Y CHED CONDENA DEL SHEFFIELD UNITED Texto de José Sousa Murillo @Sousa_Murillo


El Sheffield United quizá no sea el equipo más glorioso de la ciudad, ese honor puede que quede para algunos, compartido con el Sheffield Wednesday. Por supuesto, tampoco es el más antiguo, pues todo aficionado a los comienzos del fútbol, sabe que el Sheffield FC es el rey de todos en este terreno. Sin embargo, la última década ha sido de altibajos entre el dominio local del United y el del Wednesday. Mientras que el primer lustro de la misma, en Bramall Lane, casa del SheffIeld United, disfrutaron incluso de fútbol de Premier League, en Hillsbrough, hogar de tragedias y habitual campo del Wednesday, vivieron amargos descensos y decepcionantes

temporadas en la tercera categoría del fútbol inglés. Sea cual sea el motivo, lo cierto es que en el último lustro, se han dado cambios importantes, y actualmente el Wednesday disfruta de una posición más o menos acomodada en Championship, y es el conjunto de Bramall Lane el que sufre decepciones en League One, aunque parece que esto va a cambiar, al menos, por parte del United. Sin embargo, el posible cambio viene dado por dos grandes fracasos que se han dado entre 2007 y 2012, que quizá tengan mucho que ver con que el club esté en una situación delicada en lo deportivo. Las dos promesas rotas vendrían de la misma ciudad,

Manchester, aunque de distintos equipos. En 2006, el Sheffield United ascendía a Premier League teniendo en su plantilla a dos jugadores de la factoría del Manchester United, uno camino de la retirada, Keith Gillespie, y el otro en pleno auge, Danny Webber. Todo parecía encauzado para que en Premier League, fuese Webber la figura del club. En Championship marcó 10 goles, y con 25 años parecía que iba a empezar su máxima forma en Premier League. Sin embargo, el efecto de Webber se fue diluyendo, y el año siguiente entre lesiones, y tan solo jugó 15 partidos en Premier League, anotando 3 goles en la que significaría la campaña del descenso para el Sheffield United. En 2009, Danny abandonaba el club dejándolo en Championship pero en una situación muy delicada. A sus 28 años, el delantero tenía pocos trenes a los que subirse para volver al máximo nivel y demostrar su valía. Sin embargo, no fue así y tras periplos desacertados, actualmente, con 33 primaveras, juega en el Salford City del 8º nivel inglés. Justo al abandonar Danny la disciplina del conjunto de Bramall Lane, aparecía en escena Ched Evans, un joven delantero galés, de la academia del Manchester City, que prometía goles, los cuales hasta ahora no habían podido llegar en Norwich, con una cesión, y tampoco en Manchester por falta de oportunidades.

27

#EnglishUnderground


28

En la primera campaña en el club, la 2009/2010, Evans entró poco, el equipo quedó 8º, cerca del Play Off, y parecía que el galés iba a volver a quedarse a las puertas de triunfar en Championship. Esto se acrecentó cuando, en la temporada siguiente, entrando en 27 partidos, como titular, anotó 8 goles, y seguía sin acabar de ser fijo. El club descendió a League One. El año 2012 parecía el de Ched. En el tercer nivel y con total confianza, Evans debía demostrar que esta categoría se le quedaba pequeña, y así fue. En 36 titularidades el galés anotó 35 tantos, con un Sheffield United que iba lanzado, pero de repente ocurrió algo que cambiaría el rumbo del jugador, de la persona, y del club. Ched Evans era condenado a prisión acabando la temporada, por el delito de violación, lo cual implicaba que, más allá de perjudicar al equipo, la persona iba a ser mal mirada en el momento en que saliese de la cárcel, y ese momento está a punto de llegar. El equipo bajó claramente de nivel, pasó de casi subir directamente, a perder en el Play Off de ascenso. A día de hoy, el Sheffield United sigue en League One, buscando al sustituto de un muy buen delantero, pero con una conducta fuera del campo que le ha llevado a no poder estar, quién sabe, si en Premier League. Actualmente, los delanteros habituales en Bramall Lane son Michael Higdon y Jose Baxter. Hace unos meses, saltaba la noticia de que Evans iba a salir de prisión a principios de 2015, y que en el club

se planteaban firmarlo si este se encontraba en forma y en condiciones para jugar. Obviamente, esto ha provocado división entre la hinchada. Mientras un sector defiende que, pese a no ser un ejemplo fuera, dentro del campo es uno de los mejores jugadores que ha pasado por el Sheffield United en años, otros se muestran reacios a que alguien que ha pagado condena por un delito de violación defienda los colores de su camiseta. Mientras existe este debate, Evans está pendiente de salir de la cárcel, e intentar recuperar su esencia

futbolística, mientras que muchos otros esperan que se haya rehabilitado para la vida, y por qué no, también para el fútbol. Mala suerte o malas elecciones, lo cierto es que el Sheffield parece tener como destino desafortunado el apostar por delanteros prometedores que no acaban de despuntar o, si lo hacen, que sus propias acciones les arranque de un pedazo los sueños de tener un héroe, alguien a quien aclamar cada semana desde las gradas de Bramall Lane.


PODCAST UGF DIFERENTES AL RESTO, TAMBIÉN EN LAS ONDAS


30

#ElGolDeGrosso


ERASMO IACOVONE y el sueño fugaz de

TARANTO Texto de Mónica Fernández @Pinturicchia13

Ernest Hemingway narró en “Adiós a las armas” una historia de amor entre un soldado y una enfermera en la Italia de la Primera Guerra Mundial, contienda de la que se cumplen en este 2014 cien años desde su inicio. En un determinado momento de la novela, cuyo título viene de un verso del poeta inglés George Peele, aparece un capellán originario de Capracotta. Capracotta es un pueblito de Los Abruzos de menos de 1000 habitantes, así que aparecer en una novela de todo un premio Nobel debe ser motivo de orgullo a sus habitantes. Pero Capracott, además del pueblo natal de un cura de ficción, fue también la cuna de Erasmo Iacovone, futbolista desconocido para el público internacional, mito rossoblú y dueño de una breve vida tan trágica como la del joven e idealista Frederick Henry, el soldado de “Adiós a

las armas” El seis de febrero de 1978, Erasmo Iacovone tiene 26 años, juega en Serie B, en las filas del Taranto. Es uno de los jugadores más queridos por la hinchada de un equipo que lucha por aquel entonces en los primeros puestos y sueña más que nunca con la ansiada Serie A. Ese día tras enfrentarse a la Cremonese acepta la invitación de un amigo y acude a ver un espectáculo de cabaret. Después del espectáculo, decide ir a cenar. En la carretera nacional que une Tarento con Lecce, en la punta de Italia, en ese sur maltratado y mágico, el coche de Iacovone se cruza con un Alfa Romeo robado que está siendo perseguido por la policía. En la espectacular huida no puede evitar embestir el coche del futbolista. Iacovone muere en el acto. Tarento, tantas veces conocedora del sabor de la amar-

gura, se vuelve a vestir de negro. Erasmo Iacovone había nacido en la primavera de 1952 en Capracotta y comenzó a jugar al fútbol en el OMI Roma de Serie D y en la Triestina, de aquellas militando en la Serie C. Un futbolista más del infracalcio, ese fútbol de categorías inferiores crudo y desagradecido. Muy lejos de las portadas que en aquellos años 70 ocupaban los Zoff, Bettega y otras estrellas de la época.El duro camino por las categorías inferiores de Iacovone continuo en el Carpi con quien asciende de serie D a serie C. Allí en esta localidad de Módena, coincide con Tommaso De Pietri, que ejerce de segundo entrenador, y que será en el futuro el máximo artífice de su fichaje por el Taranto.

31


32

El Mantova será desde el año 74 al 79 su última parada hasta llegar a Tarento. El equipo sureño paga 400 millones de liras por su traspaso, una inversión considerada desproporcionada en aquella época. Pero Erasmo se adapta como un guante al equipo rossoblú y con sus goles logra una tranquilizadora novena posición para la humilde escuadra apulense. Marca ocho goles en 27 partidos. Iacovone no era el jugador más talentoso del mundo, ni de Italia y ni siquiera de su propio equipo. Por ejemplo, en aquel Taranto jugaba Selvaggi, que acabaría resultando campeón del mundo en 1982. Pero Erasmo tenía un talento innato: el remate de cabeza y un esfuerzo e ilusión inagotable.Un soldadito fiel de un equipo pequeño de Italia que en la delantera tienen que bregar con duras defensas, ocasiones aisladas y más de un vez el aislamiento total. Tener una y tener que marcarla. Tener una y tener que marcarla para sobrevivir. La temporada 77-78 fue especial para la ciudad de Taranto y su club de fútbol. Petrovic, Giovannone, Cimenti, Panizza, Dradi, Nardello, Gori, Romanzini, Iacovone, Selvaggi y Turini era el once de gala de un equipo que acariciará el ascenso a la serie A. Una semana antes del accidente de tráfico que acabaría con la vida del joven Iacovone, el Taranto se situaba segundo a dos puntos del líder Ascoli. El propio Erasmo comandaba la tabla de máximos goleadores junto a Pellegrini, del Bari, y Palanca, del Catanzaro. Tras la muerte del delantero,

quizá por la tragedia, quizá porque, simplemente, tenía que ser así, el sueño del ascenso se esfumó rápido. El Taranto acabó aquel curso en octavo lugar. “GliIonici” jamás han jugado en Serie A y nunca volvieron a estar tan cerca como en aquel amargo febrero. En 1985 el club fue declarado en quiebra. Intentó resurgir con otros nombres hasta su total desaparición en 1993. Ese mismo año un nuevo equipo se fundó, el A.S Taranto 1906 que sólo pudo durar, por problemas económicos hasta 2012. Hoy en día el calcio en la ciudad pertenece al Taranto Foot-

ball Club, la enésima refundación de un club que transita con más pena que gloria en la serie D, la quinta división del fútbol italiano. Su estadio, de casi 28.000 asientos, se llama Erasmo Iacovone, como aquel delantero, como aquel sueño fugaz. Unas 15000 personas acudieron a un funeral en febrero de 1978 y hoy el nombre de Erasmo sigue siendo recordado, homenajeado y respetado en toda Tarento. La felicidad fugaz, la belleza que dura poco es, muchas veces, la más eterna de todas.


Apulia: pobreza, mafia y fútbol A poco más de una hora de distancia en carretera de Tarento se encuentra Lecce. Ambas ciudades pertenecen a Apulia, una de las regiones más pobres de Italia que además es castigada frecuentemente por la mafia. La camiseta del Lecce la han vestido nombres ilustres como Bojinov, Ledesma, Miccoli, Graziano Pellè, Vucinic o el actual seleccionador italiano, Antonio Conte. En el verano de 2012 el club fue descendido a Lega Pro tras verse envuelto en el enésimo escandalo deportivo que azotó al fútbol italiano. El Calcioscommesse implicó a futbolistas, dirigentes y clubes en una red que falseaba resultados con el objetivo de enriquecerse mediante

apuestas y supuso el descenso a Lega Pro de los “Giallorossi”. El gran equipo de la región es el Bari, club donde debutó, por ejemplo, Antonio Cassano y que juega en la serie B. El verano pasado jugó el playoff de ascenso a serie A que perdió contra el Cesena y cambió de propietario. El Foggia, el otro gran equipo de la zona, juega en Lega Pro. Los satanelli son nombrados todavía a día de hoy en conversaciones a lo largo y ancho del globo terráqueo porque allí se dio a conocer Zdenek Zeman. Aquel equipo, conocido como Zemanlandia consiguió durante tres años codearse con los mejores equipos de Italia con unos recursos más que limitados

33


LA CUADRATURA DEL CÍRCULO 34

La tragedia de Heysel en el fútbol inglés, y la posterior sanción que impedía a los clubes de las islas disputar competiciones europeas, multiplicaron las opciones de ver como algunas de sus estrellas, véase Hoddle o Waddle, decidían viajar lejos del país británico en busca de nuevas aventuras. Francia era el destino. Otros nombres como Francescoli, Allofs, Susic o Chalana ya esperaban allí. Un país cuya liga creció de manera sobresaliente tras los éxitos internacionales a mediados de los ochenta. Corría el año 1984 cuando siete ciudades albergaron una Eurocopa sin precedentes. París, Marsella, Nantes, Lyon, Saint-Etienne, Lens y Estrasburgo serían las sedes de la primera competición europea

de selecciones en las que se suprimía el encuentro por el tercer puesto y habría un cruce de semifinales. El conjunto galo se alzó con el título tras vencer a España en la final y quitándose así la espina de las semifinales del Mundial 82 y la ausencia dos años atrás de la Eurocopa celebrada en Italia el verano de 1980. Una sinfonía dirigida magistralmente por Platini y secundada por Giresse, Tiganá o Luis Fernández. Tan solo Platini, por otro lado la estrella absoluta de los blues, hacía carrera lejos de la Ligue 1. PSG, Mónaco, Girondins de Burdeos se repartían los títulos ligueros y Bernard Tapie decidió convertir Marsella en el epicentro del fútbol francés. Uno de esos personajes difícil de encasillar. Uno de esos

ricos que se mueve entre el éxito y el fracaso, la fama, la ruina, el dinero y los juzgados. Tan querido como odiado. Tan pronto arriba como abajo.Cuando Tapie se decidió por el balón ya albergaba en la mochila un equipo ciclista, poseía una empresa de billetes para países africanos, había sido piloto, cantante y poseía una enorme riqueza tras la compra de la marca Adidas, varias empresas eléctricas o el mayor banco de Europa, el Credit Lyonnais. Su carrera como político, paralela a la futbolística tanto el logros como en derrotas, acaban con sus escaños en dimisión por desfalco y fraudes fiscales. Mucho ruido negativo que pronto sería pareja de viaje, también, en lo que a fútbol se refiere.

#PorLaSquadra


De 1984 a 2000, pasando por el Mundial de 1998, hemos contemplado dos generaciones que colocaban a Francia de nuevo al frente del panorama futbolístico. Generaciones que, aunque nunca exista una explicación real, sí se acompañan de una relación interesante basada en los éxitos de finales de década y forjados en la historia que comienza a mediados de los 80.

Texto de Sergio M.Potenciano @Squadraeterna


En 1986 y aprovechando el tirón de la Euro dos años antes, aterrizaba en Marsella con una idea clara, convertir al Olympique en unos de los referentes del continente europeo. Y lo consiguió. Logró unir bajo un mismo escudo a futbolistas de talla mundial como Giresse, Forster o Allofs, los mandos eran para Gérard Gili y la estrella y el gol para un tal Jean Pierre Papin, futuro Balón de Oro. En 1989 el OM lograba el título liguero y la Copa francesa. El camino hacia Europa, el principal objetivo de Tapie, empe-

36

zaba a construirse. Waddle, Tiganá, Francescoli, Dragan Stankovic, Mozer, Abedeí Pelé, Bolí, Cantoná o Amorós fueron algunas de los futbolistas que vieron como el Benfica primero y el Estrella Roja después, alejaban la Copa de Europa de las vitrinas francesas. Tapie había devuelto a Marsella a los mapas futboleros, pero la experiencia de los portugueses en las semifinales de 1990 y la calidad del plantel yugoslavo con figuras emergentes como Jugovic, Savicevic, Prosinecky, Belode-

dici o Mihajlovic dejaban sin orejona a los galos en la final de 1991. Bonitos preliminares sin orgasmo final. Un romance que parecía no poder alcanzar el éxtasis necesario, una relación sin el ansiado y merecido colofón. La temporada correspondiente al curso de 1992 y 1993 cambió historia de la Copa de Europa y por consiguiente del fútbol francés. El ciclo que comenzó en 1986 cuando Bernard Tapie se hacía hueco en esto del fútbol, tendría recompensa en Munich y ante un


rival histórico, el AC Milan. Barthez, Angloma, Desailly, Eydelie, Deschamps, Rudi Völler y Alen Boksic entre otros, juntos a los veteranos de batallas anteriores como Boli, Di Meco y el africano Pelé batían al conjunto italiano de Capello y que, casualmente, contaba en sus filas con la ex estrella del conjunto francés, Papin. La primera y única Copa de Europa para un equipo galo. Bernard Tapie tenía recompensa. El poderoso empresario hizo del fútbol un símil a su carrera como político, pronto lle-

garon las sospechas. Sus múltiples imputaciones y el carácter del poderoso francés levantaron las sospechas en lo que al balón se refiere. Una amaño en un partido contra el Valenciennes y acusaciones de compra a varios colegiados propician su inhabilitación al frente del club. Tapie acaba abatido por los escándalos económicos, jurídicos y ahora también futbolísticos. Un fuerte vendaval que logra llevarse por delante al club campeón. Aunque el OM nunca fue despojado de su Copa de Europa, el

descenso en el campeonato local y la imposibilidad de verle competir en el viejo continente son las sombras que siempre acompañarán al club que, como en política, su líder hizo escalar a la misma velocidad que posteriormente descendía.

‘’El poderoso empresario hizo del fútbol un símil a su carrera como político, pronto llegaron las sospechas’’ Sobre Bernard Tapie

37


Didier Deschamps

Trabajo y sacrificio, un líder puesto al servicio del equipo, la extensión del técnico en el rectángulo de juego, el perfil que todo míster necesita. El actual seleccionador francés intentará alcanzar los éxitos con una generación llamada a hacer cosas grandes. Éxitos que como jugador, Deschamps nunca se cansó de lograr, pieza clave del Olympique de Marsella campeón y capitán de la selección gala, él levantó aquella Copa del Mundo de 1998 y la posterior Eurocopa de 2000. Mediocentro de corte defensivo, trabajo incansable y

38

oscuro. Comenzó su carrera en el Aviron de Bayona, pronto el Nantes se hizo con sus servicios para acabar en Marsella, un año en Burdeos y vuelta a la que sería su casa. El comienzo de los éxitos.Aquel joven se convertiría en leyenda, tanto en Marsella como en Turín, club donde sumó al palmarés tres Scudettos, una Copa de Italia, dos Supercopas, su segunda Champions League y la posterior Copa Intercontinental. El Chelsea, donde logró una FA Cup y el Valencia, club de retiro, fueron los otros clubes donde Didi

probó suerte. Como técnico ya ha logrado una Ligue 1, el campeonato y ascenso de la Serie B con la Juventus, cuatro Copas de Liga y dos Supercopas de Francia. La Eurocopa de 2016 será la siguiente gran parada en el tren de Deschamps, de nuevo en casa y con un plantel joven, de calidad y mucha hambre. Como la que tenía el capitán galo y que le haría copar portadas y permanecer por siempre en la historia del fútbol internacional. Una leyenda, futbolista de sudor que nunca olvidaremos.


La primera y única Copa de Europa para un equipo galo. Bernard Tapie tenía recompensa. El poderoso empresario hizo del fútbol un símil a su carrera como político, pronto llegaron las sospechas. Sus múltiples imputaciones y el carácter del poderoso francés levantaron las sospechas en lo que al balón se refiere. Una amaño en un partido contra el Valenciennes y acusaciones de compra a varios colegiados propician su inhabilitación al frente del club. Tapie acaba abatido por los escándalos

económicos, jurídicos y ahora también futbolísticos. Un fuerte vendaval que logra llevarse por delante al club campeón. Aunque el OM nunca fue despojado de su Copa de Europa, el descenso en el campeonato local y la imposibilidad de verle competir en el viejo continente son las sombras que siempre acompañarán al club que, como en política, su líder hizo escalar a la misma velocidad que posteriormente descendía. De 1984 a 1998. Dieciocho veranos. Dos Mundiales y tres Eurocopas para ver de nuevo

a Francia elevarse a los altares del balón. Platini dejaba su legado a Zinedine Zidane, Bats cedía el marco a Barthez, de Tiganá a Deschamps, de Giresse a Djorkaeff y de Le Roux y Bossis a Blanc y Desailly. De nuevo el país galo triunfaba y de nuevo lo hacía en casa, era su Mundial y volvieron a disfrutar. Era el momento del país de ‘gallo’ y supieron sacar tajada, dos años más tarde, esta vez en Países Bajos y Bélgica volverían a degustar el sabor de la victoria. La base de 1998 pero con galones a Vieira, Henry y David Trezeguet, el primer y único gran título de Francia lejos de casa. En cuánto a fútbol se refiere, probablemente y a buen seguro Tapie ayudó, a nivel de clubes y de selección, aunque sus títulos estén siempre ensombrecidos por la duda. La Eurocopa de 1984 aupó a Francia a mejorar su competición local, a la llegada de inversores y al posterior aterrizaje de futbolistas que lavaban la cara al campeonato galo. Las opciones en el torneo doméstico eran variadas y la competitividad mucho mayor. Futbolistas de nivel surgían de las canteras francesas y competían a un nivel de exigencia que pronto volvieron a tener recompensa. El final de la década de los ochenta y los inicios de los 90, tras el éxito del 84, supusieron el golpe de efecto necesario para, como decíamos, el culmen a nivel de selección allá por el año 2000. Historias diferentes en las que solo hace falta atar cabos. Tras 16 años, el círculo se cerró.

39


ANÚNCIATE EN UNDE


ERGROUND FOOTBALL


El líder rebelde

#AusDeuschtlandMitLiebe

De vez en cuando, nos encontramos con un personaje diferente, un líder con un carisma necesario para hacer lo que haga falta, cuando haga falta. Günter Netzer sabe mucho de eso. Lideró a un equipo durante casi una década, para convertirse en uno de los grandes de Alemania. Él, a cambio, ha sabido sacar provecho de un deporte, en el que pudo ser algo más de lo que ya es: un líder rebelde con causa efecto.

Texto de Shark Gutiérrez @Shark_Gutierrez

42


Diferente, transgresor, rebelde son adjetivos –y eufemismospara definir a “los diferentes”, esa clase de personajes que siempre parecen ir paso por delante en modernidad, locura y atrevimiento; esos que no vacilan en su empeño por –de una manera u otra- en marcar diferencias. En la actualidad, a “los diferentes” se les sitúan más en los banquillos, que sobre el terreno de juego. Es de suponer que es más difícil hacerlo que pensarlo, porque sobre los técnicos cae un peso adicional sobre sus hombros (y hombres): llevar a un grupo a convertir en victoria, toda la épica y obstáculos vividos. Sin embargo, la década de los setenta regaló al mundo del fútbol, ese elemento “distinto” que hace pensar en todos los adjetivos anteriores, cuando se recuerda su figura. En el caso de Günter Netzer, todo se eleva a la enésima potencia, casi como si fuera una leyenda o mitología que cubrían las ciudades de Rhyedt y Mönchengladbach. Originario de la ciudad, Günter debió pensar en sus inicios que debía ser alguien que debía tener personalidad propia, que marcase la diferencia. Dichas características personales, formaron a muchos alemanes tras el triunfo de 1954, en el considerado “milagro de Berna”. Por aquél entonces, Netzer tenía solo diez años, pero soñó formar parte vestir para siempre el color blanco de la pureza. Un color que él, entre otros, se encargarían llevarlo a identificar como el de la victoria para el oeste alemán. Netzer llegó al primer equipo del Borussia Mönchenglad-

43 bach cuando la Bundesliga hacía su estreno oficial, en 1963. Los occidentales ascendieron a la máxima categoría en 1965. Tras dos intentos, HennesWeisweiler llegaría al Bölkeberg, dónde confiaría en gente como JuppHeynckes, RainerBonhof, Berti Vogts y el propio Netzer. Tras varias temporadas donde el equipo obtuvo la tercera plaza, a mediados de 1970 conseguirían el primer título liguero de su historia. Weisweiler jugaba de forma muy ofensiva y necesitaba un creador, un cerebro, en definitiva, un diferente. Él no necesitaba correr, hacía correr

al resto y tenía a dos estiletes a sus lados que hacían la labor defensiva por él, cuando se incorporaba al ataque. Una comparación con Schuster o Pirlo (sin caer en el lógico anacronismo), serían acertadas. Durante los comienzos de la década de los setenta, Netzer lideró a los potros, cuál jinete sobre el campo. Un líder calculador y de sangre caliente. Su rebeldía era una actitud, una pose de la época que aprovechó mediáticamente para auparse entre el cariño de la gente. Un lugareño, hijo de gente humilde dedicada a la venta de hortalizas.


44 En 1973, los focos se centrarían sobre Netzer. Santiago Bernabéu había negociado con Netzer para traérselo al Real Madrid; en España se había abierto la veda para incorporar a dos extranjeros por plantilla. Netzer se lo había anunciado al club y a su entrenador. Éste toma una decisión a pocas horas del final: Günter no jugaría la final. El ídolo y su ego, habían caído en la batalla por estar en el centro del campo, con el número 10 y capitaneando al equipo: Herbert Wim-

mer, entraría por él. El rubio de melena y flequillo moderno de la época, decidió que debía irse, que no iba aguantar una decisión de ese tipo en su último partido como jugador del equipo de su ciudad. Así fue como varios miembros de la plantilla, le ataron en corto: “has jugado con nosotros casi diez años, quédate, porque es posible que te necesitemos”. Dicho y hecho, el partido llegaba al final de los 90’ en el mítico Rheinstadion de Düsseldorf. Netzer, en un

arranque de ego, testiculina y compromiso, se plantó ante Weisweiler y le dijo: “jugaré y me iré”. Así fue cómo Günter Theodor Netzer, gestionó su propio cambio: Christian Kulik fue sustituido con carácter inmediato. No pasaron ni 4’ de la primera parte del tiempo extra, cuando Netzer recoge un balón por delante del círculo central y ve a Wimmer más adelantado, pasa la pelota y acude al espacio vacío dejado por los defensas del Colonia, pisa él área, mientras Wimmer ve el des-


Die Fohlen

marque y se la coloca al pie izquierdo, forzado y cayéndose para lograr el gol de la victoria y de la final. Algo que quedará para la historia y definirá su carácter toda la vida: rebelde, comprometido y con agallas para liderar a un equipo glorioso.

El Borussia Mönchengladbach es un equipo conocido históricamente como “Fohlenelf”. Su década más gloriosa fue en la de los setenta, luchando de tú a tú con el Bayern Múnich de Beckenbauer, SeppMaier o Gerd Müller, con unos jugadores jóvenes y un fútbol ofensivo que maravilló y cambió esa hermética de ver el juego que tenían los alemanes. Gracias a HennesWeisweiler y UdoLattek, acompañados de una generación maravillosa que hicieron del Gladbach un conjunto inolvidable. Una gloria que aún, hoy, mantiene intacta pese a no ser quiénes eran. Bonhof, Vogts, Stielike, Heynckes o Simonsen, dejaron una sombra muy grande en el recuerdo. Su década de los ochenta, no fue mala en absoluto, pero no ganaron ningún título, a pesar de ser

un habitual de las competiciones europeas. La década de los 90, con la Copa alemana levantada por el legendario UweKamps, fue la última ocasión en que se vio algún atisbo de competitividad. Desde entonces, hasta hace tres temporadas, el Gladbach miraba más hacia la parte baja de la tabla, que a los puestos europeos. La llegada de LuciénFavre, ha dado múltiples alegrías a una afición que permanecían, en ocasiones, con una muy baja estima. Una afición de un equipo que, gracias a Reus, ter Stegen, Arango, Neustädter, Herrmann, Max Kruse, ChristophKramer, GranitXhaka o YannSommer, han colocado nuevamente al Borussia Mónchengladbach en un lugar que por derecho histórico y legítimo, les pertenece.

‘’Durante los comienzos de la década de los setenta, Netzer lideró a los potros, cuál jinete sobre el campo. Un líder calculador y de sangre caliente. Su rebeldía era una actitud’’ Sobre Günter Netzer

45


46

Esas agallas le han permitido ser un hombre de negocios de un éxito creciente. Primero, como manager general del Hamburgo tras su retirada, generando así una de las grandes épocas en el norte teutón. Después, fundando una agencia de publicidad en Zürich, a la que seguiría su cargo como director ejecutivo en la compañía Infront Sport & Media AG, una de las compañías asociadas a la Bundesliga alemana. No quedó sólo ahí: durante 13 años fue un polémico comentarista de las retransmisiones futboleras de Das Erste (perteneciente al grupo ARD), formando pareja con Gerhard Delling; una de las intervenciones más sonadas, fue cuando criticaron a RüdiVöller, seleccionador alemán en 2003, tras un empate a cero con Islandia. La reacción de Völler no se hizo esperar, llegando a decir: “No soporto ver esa mierda”, tras ver la crítica de ambos hacia su gestión, pese a que no duraría mucho

más en el cargo de seleccionador. Su marcha con la selección no fue todo lo buena que cupiera esperar, pese a estar en las plantillas que lograron “el combo”, ganando la Eurocopa de 1972 y el Campeonato del Mundo organizado por la RFA. Netzer tenía en Overath a su némesis futbolístico y Helmut Schön se lo hizo saber tras la derrota ante la RDA, con aquél mítico gol de Sparwasser, cuando sacó a Netzer aún con empate a cero. Queda la sen-

sación de que, como futbolista, pudo dar algo más de lo que fue, pese a ser una de las personalidades más influyentes del panorama futbolístico alemán. Un líder que calzaba un 47, vestía como si fuera a la discoteca todos los días, o iba a los partidos en el Bölkeberg en cualquiera de sus coches deportivos y lujosos de la época. Un George Besten formato alemán,que supo manejar mejor sus destinos y sus excesos. Un rebelde con causa y efecto.


FOOTLIST

¿ALGUNA VEZ QUISISTE PONER NOTA A TU PARTIDO DE FÚTBOL FAVORITO? PRÓXIMAMENTE... EN UGF.


Nuno, Mendes y el éxito

48

Nuno Espírito Santo está siendo el entrenador revelación de la Liga BBVA en este arranque de temporada. Condecorado como mejor entrenador del mes de septiembre por la LFP, el técnico luso ha mostrado sus cartas y parece haber convencido a la exigente afición ché, pero ¿quién es Nuno Espirito Santo? Algunos le recordarán por su paso por la liga española allá por el segundo lustro de la década de los noventa, principio del siglo XXI. Llegó a A Coruña para ser suplente del mítico Jacques Songo'o. Dos temporadas a la sombra del senegalés fueron suficientes para buscar suerte lejos de la playa de Riazor. Mérida en Segunda, dos años, y Osasuna en Primera, un año, fueron su casa antes de regresar a cerrar su etapa española de nuevo en A Coruña. Seis temporadas sin hacer mucho ruido antes de volver a Oporto para ser el eterno suplente de Vitor Bahía y Helton, con breves estancias en Moscú y Vila das Aves para jugar en el Dinamo (2005/2006) y Aves (2006/2007) respectivamente. Su carrera como cancerbero no fue espectacular, sus números fueron bastante discretos, situación que choca de frente con su actual profesión, la de entrenador, donde en muy poco tiempo se ha convertido en un auténtico referente moti-

Texto de Christian Díez @christiandiez

vacional, de raza, de ideas claras y juego expresivo. Su periplo por los banquillos como técnico nace, precisamente en España, a la sombra de Jesualdo Ferreira, como entrenador de porteros del Málaga en la campaña 2010/2011, pocos meses después de colgar los guantes en el Oporto. Apenas nueve partidos duró la experiencia en territorio malacitano, los malos resultados condenaron al equipo en el arranque liguero, lo que provocó la destitución de Ferreira,

y con él, la salida de sus ayudantes, entre los que se encontraba Nuno. Pronto encontraron acomodo en Grecia, en el Panathinaikos, donde cerraron la temporada como subcampeones, sólo por detrás de Olympiakos. Poco aguantó Nuno como figurante de una actuación en la que él queríatener el papel protagonista. Íntimo de Jorge Mendes, este le buscó un nuevo acomodo, el primero como entrenador jefe, en el Río Ave, pero expliquemos un


#DesdeElBanquillo

49 poco más la relación del actual entrenador del Valencia con uno de los representantes más influyentes del mundo del fútbol, la mano derecha de Cristiano Ronaldo, entre otros muchos. Corría el año 1995 cuando Nuno y Jorge Mendes comenzaron a entablar una buena amistad. El afamado representante de futbolistas, por entonces era un jugador de segundo nivel que comenzaba a abrirse mercado en el mundo de los negocios. El éxito de su primer videoclub le llevó a abrir

unos cuantos más y a diversificar el mercado. Un restaurante y una discoteca, precisamente sería allí donde se haría amigo de Nuno. Una amistad que llevó a una promesa. El cancerbero que destacaba en el Vitoria de Guimarães tenía sobre la mesa una oferta del Oporto casi irrechazable, pero Jorge Mendes sacó sus artes de seducción a relucir y le convenció para dejarse asesorar. Y así fue como, tras largar reuniones con Agusto Cesar Lendoiro, este recaló en el Deportivo, ges-

tando Mendes su primera operación de éxito en el mundo del fútbol. Un traspaso que fructificó en una amistad que perdura en el tiempo. Nuno es especial para Mendes, le cuida y le protege. Él le abrió el camino del éxito y se lo ha devuelto con el gran salto al Valencia, un hecho que no sólo viene abalado por Mendes, sino también por los resultados.


50


Un jugador sin oportunidades

18 ochos en la élite como portero profesional, defendiendo los colores de hasta ocho clubes diferentes (Victoria de Guimarães, Vila Real, Deportivo de la Coruña, Mérida, Osasuna, Porto, Dinamo de Moscú y Aves), pero con poco más de 200 partidos a sus espaldas, a una media de 11 encuentros por temporada. Una situación que no le ha impedido contar en su currículum con una Champions League, una Copa de la UEFA, una Copa Inter-

continental, cinco ligas portuguesas, tres Copas lusas, una Copa del Rey y otras tantas Supercopas de Portugal. Eterno suplente, Nuno aprovechó su tiempo en el banco para aprender de grandes técnicos como Mourinho, Javier Irureta, Víctor Fernández o Jesualdo Ferreira, un cúmulo de experiencias que se plasma ahora en una amalgama de doctrinas que, con un toque muy personal, se está convirtiendo en todo un referente.

Fue en el Rio Ave donde comenzó su historia. Dos años de grandes resultados que sirvieron de trampolín para llegar a Valencia. En el modesto equipo luso solventó bien la papeleta el primer año, asentando al equipo en la parte noble de la tabla, rozando puestos europeos, un hecho que se materializó en la 2013/2014, llevando al plantel norteño a las finales de Copa y Copa de la Liga, cayendo sólo ante el Benfica, el líder indiscutible del fútbol luso en los últimos años. Unos resultados acompañados de buen juego, de aptitud y valor. Nuno se convirtió en un referente de los banquillos a nivel internacional. De la nada al estrellato, algo que se está materializando en territorio valenciano. En apenas unos meses, Nuno ha conquistado a la exigente afición ché, como ya hizo Mendes con Peter Lim. Él, su principal valedor, siembra ahora los frutos para recoger pronto éxitos, los que esperan en Valencia desde hace mucho tiempo. El técnico luso ha enfundado en sus jugadores una mentalidad ganadora que se añoraba hacía mucho tiempo en Mestalla, una brillantez, una lucha y una entrega digna de mención. Pasión, comprensión, carácter, firmeza y cabeza, mucha cabeza. Unos ingredientes que han devuelto a la entidad a ser un referente en este arranque liguero y que quiere seguir siéndolo al término de la campaña. El tiempo dará o quitará razones, pero la entrega de Nuno es indiscutible, como la estrategia de Mendes. Éxito asegurado.

51


El HURACÁN de CAPPA

#SudámericaTierraDeLeyendas

La posesión del balón como principio elemental. En 2009, Cappa logró hacer de Huracán un gran equipo que se asociaba con calidad. Tenía jugadores de mucha técnica y en el mejor momento de sus carreras. Una injusticia le impidió alzarse con el título.

Texto de Nico Galliari @nico92galliari


54

Salir del paradigma del fútbol argentino no ha sido una tarea fácil en los últimos años. Desde comienzos del presente siglo, la competitividad ha aumentado y el nivel se ha emparejado. Hay muchos resultados a la vista, como así también equipos que llegaron a consagrarse en esta etapa sin haber visto la gloria antes. Establecer otros caminos, escapar a esa realidad, fue el fin de varios equipos, pero pocos reunieron los métodos y tuvieron cómo hacerlo. Dentro de varios conjuntos que pueden ser destacados, hay uno de ellos que seguramente será recordado con el tiempo, pese a que finalmente no logró un título que plasme su jerarquía y calidad colectiva. Su período en el más alto rendimiento, de todos modos, no llegó a superar un certamen nacional, aunque supo enamorar a todo el ambiente por sus formas. Los pergaminos de Ángel

Cappa como entrenador tenían que ver con una mixtura de buenos y malos periplos por diferentes clubes. De escuela menottista, tanto en su verborragia como en ideología futbolística, hizo de Huracán un equipo que generaba la admiración de propios y extraños. De hecho, en una entrevista al diario Clarín, posterior a aquel período, el director técnico expresó que los aplausos que bajaban de las tribunas del estadio Tomás Adolfo Ducó eran una caricia y lo que él se llevaba como bandera. Observar los gestos y rostros de emoción, en un club que hacía tiempo no veía un juego de esas particularidades, era la consecuencia de lo desplegado en el campo. El balón corría por una gran aptitud para jugar simple, o romper líneas mediante pases verticales. Huracán conseguía distinguirse y salir de la media a través un juego de toques que fue denominado “tiki-tiki”, y

que tuvo su punto de inflexión en el mismo momento en que Guardiola comenzaba a asombrar al mundo con su Barcelona. Lejos desde toda perspectiva, su filosofía tenía incluso más adeptos y muchas valoraciones por un estilo que buscaba ser similar al culé. El equipo, que formaba en 4-3-21 y hacía culto de la posesión del balón, poseía hombres muy técnicos, laterales profundos, mediapuntas de mucha dinámica y un centro delantero referencia. De un nivel colectivo que asombró, el conjunto también contó con muchos futbolistas que alcanzaron el punto más alto de su carrera. Extrañamente, solo uno de ellos llegó al nivel europeo actual, y la mayoría se sumergió en la irregularidad argentina. Ese jugador que destacaba y que pronto daría el salto al Viejo Continente era Javier Pastore. Dueño de una calidad extraordinaria, el cordobés fue uno de los artífices del juego del “Globo”. Figura del campeonato, maravilló con sus destellos.


EL ONCE 56

‘’M cele m


Pronto se lo llevaría el Palermo y luego recalaría en el PSG. Aunque es un jugador capaz de realizar lo que se le antoje en el terreno, nunca pudo hacer que su talento sea continuo. En Huracán, actuaba como mediapunta en el sistema que alineaba el entrenador; marcó varios goles y dio muchas asistencias con su fino pie derecho. Por aquel entonces, no era más que un jovencito que deleitaba con el balón, y tenía consigo una escuadra que potenciaba sus cualidades. El equipo lograba armar combinaciones, triangular y encontrar un hombre libre en la mayoría de sus ataques posicionales, pero la principal sociedad era la que constituía Pastore con Matías Defederico. Muy desequilibrantes, marcaban la diferencia en tres cuartos de cancha con una gambeta indescifrable. Ambos eran grandes promesas argentinas, pero Defederico acabó diluyéndose en la intrascendencia. Fue transferido a Brasil, volvió a Argentina y

nuevamente retornó a Huracán, donde se encontrabaintentando devolver al club a Primera División tras años de malas administraciones, posteriores a aquel gran torneo disputado. Actualmente, juega en

Emiratos Árabes Unidos. Por otro lado, la mitad del campo era el centro de operaciones. Mario Bolatti, cuyo nivel hizo que Diego Maradona lo citase para disputar el Mundial de Sudáfrica 2010 (Pastore también fue convocado), ayudaba a sacar siempre limpia la pelota. Como mediocentro, exhibía sus virtudes de distribución y buena ubicación. En posición de interiores o carrileros –según lo que la jugada estableciese- Toranzo y el ve-

Múltiples errores arbitrales lo privaron de la ebración, y su rival acabó coronándose. En edio de la frustración, gran parte del país reconoció sus intenciones. ’’ Sobre la derrota de Huracán y Cappa

nezolano César González eran las armas para para generar superioridades e iniciar asociaciones. En tanto, la profundidad que aportaban los marcadores de punta era vital por sus desdobles. Tanto Araujo, por derecha, como Arano, en el flanco izquierdo, se proyectaban al unísono. La capacidad de relevo de Bolatti, junto a dos centrales muy seguros como Goltz o Domínguez, posibilitaba a los laterales subir. De todas maneras, gran parte de estos jugadores no traían una carrera destacable, y tampoco pudieron seguir en el mismo nivel cuando Cappa salió de la institución. Inclusive el arquero Monzón, que resultóclave en algunos encuentros. Goleadas ante Racing o River, o las tardes de buen juego, quedarán en la retina de jóvenes y ancianos, que disfrutaron como pocas veces con Huracán. El destino hizo que, en la última fecha, todo pudiese suceder para el equipo de Parque Patricios. Disputaba el certamen con Vélez, y la jornada de cierre los enfrentó en una especie de final, con los de Cappa como visitantes. Múltiples errores arbitrales lo privaron de la celebración, y su rival acabó coronándose. En medio de la frustración, gran parte del país reconoció sus intenciones. El juez del partido, después de aquel suceso, no dirigió por un tiempo muy extenso.

57


GRE-NO-LI Texto de Pepe Salgado @Pepatxto_Salgado


No hace poco leí en una de esas redes sociales en las que tanto nos gusta opinar y compartir, a veces hasta lo peor de cada uno; la atrevida afirmación por parte de un jóven que no llegaba a la veintena, de haber podido disfrutar del mejor equipo de la historia del fútbol. Yo pensé que si alguien con su edad es capaz de aseverar tal cosa, digamos que recuerda fútbol desde los diez años y que lo entiende desde los quince, o ha visto en 5 años más futbol que Maldini en toda su vida o es tan valiente como ignorante. Por que, en este inmenso océano que es el fútbol, con tantos y tan diferentes factores influyendo y modificándolo, dar tu punto de vista u opinión es aceptable y respetable, pero quién se atreve a asegurar qué equipo o qué jugadores fueron mejores que otros, ¿es mejor Messi o lo fue Maradona o Pelé?, ¿Cristiano Ronaldo o Ronaldo Nazário?, ¿el Ajax de Van Gaal o el Milán de Sacchi?, ¿el Barça de Guardiola o el Madrid de Di Stéfano?, ¿Cruiff, Platiní o Zidane? Por poner ejemplos. Bien es cierto que podemos mirar estadísticas, pero en tales no aparece todo, son sólo números que reflejan una realidad que ha podido ser modificada por cientos de factores. El fútbol, como todo, ha evolucionado a lo largo del tiempo y el espacio. Está claro que el fútbol que se juega hoy en Italia, no es el mismo que el que se juega en Inglaterra o en Brasil, ni si quiera el mismo que se ju-

#TiemposDePesetaFútbolDeOro

gaba hace 10, 20 y no digamos 50 ó más años atrás. Esta cuestión, me llevó a preguntar en el país en el que vivo, Suecia, quién consideran ellos ha sido el mejor jugador de fútbol de Suecia. La respuesta varía según la edad, los más jóvenes ven a Zlatan como la cúspide del futbol sueco, otros algo mayores dicen que nadie como Andersson, a otros les parecía mejor Brolín. Ante la falta de acuerdo y de datos, me decidí a arañar un poco sobre la historia futbolística sueca, empezando por el equipo de mi ciudad. Allí, en el seno del IFK Norrköping fue donde por primera vez oí hablar de Gre-No-Li. Gre-No-Li no me parecía un nombre muy sueco, ni siquiera para un apellido o un apodo, por que no lo era, era un mote italiano que a principios de la década de los 50 se les dio a tres delanteros suecos que hicieron leyenda como jugadores del AC Milán. Estos tres jugadores fueron Gunnar Gren, Gunnar Nordahl y Nils Liedholm. Podríamos decir que su historia nace con el oro que el equipo de fútbol olímpico sueco ganó en 1948 en Londres. Suecia venció a Yugoslavia 3 a 1 con doblete de Gunnar Gren y con su tocayo Nordahl como máximo anotador de la competición. Suecia terminó segunda en el medallero tras E.E.U.U. Tal éxito hizo que estos tres jugadores no tardaran en aparecer en el rádar de todos los

clubes europeos y que de inmediato comenzaran a bombardearles con ofertas desde el resto de ligas europeas. Aunque finalmente fue la liga italiana, concretamente el AC Milán el que se hizo con ellos.

61


62

El primero de los tres en aterrizar en San Siro fue Nordahl en 1949 jugando 15 partidos de liga y anotando 16 goles en su primera temporada. En septiembre de la temporada siguiente llegaron Gren y Liedholm debutando con una vicoria tres a uno contra Sampdoria. Aunque ese año el Milán no logró coronarse campeón si que batió un record de goles, 118 goles en 38 partidos de liga. El trío Gre-No-Li metía y prometía. Su primer Scudetto llegó en la temporada 19501951, el cuarto para el AC Milán. Aún a pesar de ese título y estos números, el trídente no tardó en deshacerse. Pero hablemos de ellos, uno a uno.

GRE

Johan Gunnar Gren nació en Gotemburgo el 31 de octubre de 1920 y murió el 10 de noviembre de 1991 en Annedal. Gren se dió a conocer con 14 años durante un concurso de malabares futbolísticos en el que quedó campeón el premío consistía en una plaza de trabajo para el club organizador. Su cometido era entretener al público en los descansos durante los partidos de balonmano del club Gårda BK con cuya sección de fútbol debutó a los18 años en el primer equipo aun con ficha de juvenil. En 1941 fichó por el IFK Göteborg jugando su primer partido contra su exequipo. Su último partido en la liga sueca antes de comenzar la aventura italiana fué contra el IFK Norrköping. Después de 164 partidos y 78 goles marchó a Milán para formar parte de la tripla que sería, a posteriori, conocida

como Gre-No-Li. Tras tres años asombrando al fútbol europeo junto con sus dos compatriotas, Gren fue el primero en abandonar San Siro en 1953 tras haber sido entrenador-jugador rossonero durante el último año. Si bien su implicación temporal en el trío fue corta en en tiempo no lo fue tanto en cuanto a fútbol. Sus 38 goles en 133 partidos como milanista más su forma inteligente de jugar y crear ocasiones hicieron que se le apodase "il Professor" un sabio capaz de diagnosticar un gol mucho antes de que la defensa rival

sintiese los síntomas. Gunnar Gren pasó por Fiorentina y Génova antes de volver a la "Allsvenskan" en 1957.

NO

Nils Gunnar Nordahl nació el 19 de octubre de 1921 en Hörnefors y murió en Alghero, Italia, el 15 de septiembre de 1995. Comenzó jugando el el equipo de su ciudad que militaba en 3ª división pero sus 68 goles en poco más de cuarenta partidos le harían ser fichado por Dagefors IF con el que debutaría en primera división y


63 donde continuaría con su increíble cadencia goleadora. Equipos de Noruega quisieron hacerse con sus goles pero fue el IFK Norrköping el que finalmente pudo disfrutar de su capacidad como delantero llegando a marcar siete goles en un sólo partido. De Norrköping, tras el oro olímpico, a Milán donde se consagraría como uno de los mejores goleadores de la historia. Un delantero centro puro de 1'85 cinco metros y unos 90 kilogramos al que apodaron "il Bisonte". Pensad que la estatura media de los países medi-

terraneos de principios de los 50 podría rondar los 15 cm menos que la altura de este jugador. Creo que queda clara la fuerza y la potencia con la que contaba Nordahl. Pero además tenía gol, bien es cierto que tuvo dos genios generando ocasiones para él, pero las ocasiones hay que meterlas y además estuvo jugando sin los Gre-Li durante la mayor parte de su tiempo como rossonero. 210 goles en 257 partidos como milanista más otros 15 como jugador de la Roma le convierten en el tercer máximo goleador de la historia del Scu-

detto tras Silvio Piola y Francesco Totti. Consiguió marcar 43 goles en 33 partidos con la selección de Suecia entre 1942 y 1948, y podrían haber sido más si no fuese por que la Federación Sueca de Fútbol no permitia convocar jugadores que militasen en equipos no suecos. Fue pichichi en cinco de los siete años que jugó en el Milán y cuenta con una media goleadora de 0'77 goles por partido.


‘’Cuenta la leyenda que, tras sus doce años en San Siro, no erró un pase’’ Sobre Nils Erik Liedholm

64

LI

Nils Erik Liedholm nació en Valdemarsvik el 8 de octubre de 1922 y murió en Piamonte el 5 de noviembre de 2007. Comenzó a jugar en el equipo de su localidad, aunque también formó parte del equipo de atletismo, hockey sobre hielo y de "innebandy". En 1943 llegó al IK Sleipner de Norrköping para en el 46 hacer ficha con el IFK Norrköping con el que ganó dos ligas antes del oro de Londres. Liedholm era un jugador muy parecido a su compatriota Gren. Un atacante más volcado a buscar espacios y creación de oportunidades que un goleador en sí mismo. Jugador apodado como "il Conti" por su elegancia y habilidad y que, casualidades de la vida, posteriormente acabaría casándose con una condesa italiana. También famoso por su análisis futbolistico y su increíble dedicación a su estado físico hacían de él un semillero de ocasiones de donde crecían goles y se recolectaban victo-

rias. Cuenta la leyenda que tras sus doce años en San Siro no erró un pase o que se le despidió con una ovación en pié y contínua de cinco minutos y que, esto si es seguro, marcó 81 dianas en 359 partidos con el Milán. Datos, todos estos, que nos dan una idea de lo que llegó a ser este trío de genios que deslumbró durante el principio

de los 50 y que, a causa del tiempo nos es imposible comparar con otros actuales, si no es tan sólo atendiendo a los números. Siempre es fácil decir que tal o cual equipo o jugador marcó más goles o ganó más trofeos, pero también depende, y mucho, de quién tienes al lado y de quién tienes en frente.


UGF

undergroundfootball.com DIFERENTES AL RESTO.


#Suizalandia

SC BUOCHS

La maravillosa historia del

Un gigante derrotado por un rival diminuto, modesto, casi insignificante pero que se atreve a plantarle cara y lo tumba cuando todos pensaban que no duraría más que unos minutos. Sí, esa es la gran historia del SC Buochs, un club de quinta división suiza que se ha erigido en el verdugo del Young Boys en la Copa Suiza, uno de los clubes más grandes del país, el club de la capital que para colmo, venía de vencer por goleada en competición continental.

68

Texto de Tomás García @ToMasGaRcia77


La pequeña Buochs, la principal villa del cantón de Nidwalden y que hasta la fecha pocos la conocían, está a orillas del precioso Lago de los Cuatro Cantones (o Lago Lucerna) y tiene ese encanto de las diminutas poblaciones de montaña del centro del Europa. Esas en las que te perderías durante varios días para subir a sus picos o en la que simplemente te quedarías leyendo durante horas en una silla al lado de una ventana mientras ves nevar sobre el lago y acompañado de un buen puñado de leña para que no cese el fuego de la chimenea. Aunque allí pocos lo hacen, y es que tienen un envidiable 1,30% de desempleo. Allí todos trabajan y casi todos lo hacen en el sector de los servicios, atendiendo a esos turistas que deciden llegar a los pies del lago y pasar unos días apartados de las grandes ciudades como Berna o Zürich. Pero, aunque ahora han acaparado los focos mediáticos, hasta hace unos días Buochs y su equipo de fútbol eran unos completos desconocidos. Un equipo de quinta división, con lo que ello comporta, amateurismo puro y duro. Si podéis imaginar un equipo de esa categoría en vuestro país, el Buochs y la quinta categoría suiza sean probablemente aún más pequeños. En un fútbol pequeño como el helvético, la 2. Liga Interregional en la que militan es absolutamente minúscula y ni siquiera pertenece a una de las divisiones profesionales, sino que forma parte del fútbol regional, es decir amateur en todos sus sentidos. Sin embargo y pese a todo,

el SC Buochs consiguió echar de la Copa al equipo de la capital, al que venció por 1-0 tras anotar un gol en el minuto cinco y aguantar estoicamente las embestidas capitalinas. Christophe Lambert, el capitán y autor del gol, ya es héroe en ese pequeño rincón al lado del Lago Lucerna que consiguió congregar a 2.251 aficionados en el coqueto estadio de Seefeld, que ese día se llenó pese a los poco más de 5.300 habitantes que tiene la población. Davide Andreoli, su joven entrenador (31 años), dirige a un grupo de jugadores jovencísimos nacidos en su mayoría en los noventa. Él es el único que pasa de la treintena en el equipo y tras la victoria reconocía que habían visto el video del partido contra el Slovan Bratislava durante toda la semana, que habían preparado el partido con esmero pero que no esperaban el desenlace que les ha acabado convirtiendo en la que posiblemente sea una de las sensaciones del año en el fútbol suizo. Las crónicas destacan a la pareja de centrales, Daniel Schrecker y Stefan Knezevic, que por cierto es el más joven de la plantilla con 17 años y hablan del daño que hicieron Tanushaj y Malbasic por sus bandas a los laterales rivales. O del balón que sacó bajo palos en el minuto 88 en lateral Tobias Nickel tras un disparo de Afum que parecía significar el empate y el fin del sueño. También ensalzan a Samuel Blättler, el portero que fue capaz de sacar todo lo que le vino y al capitán Christophe Lambert, convertido en la cara de la épica victoria con su gol

en los primeros minutos. Tampoco se olvidan los elogios hacia Andreoli, firme en su apuesta y amenazando con el 2-0 en varias ocasiones, manteniendo a su rival alerta en lo defensivo. Solo a falta de quince minutos modificó su sistema e introdujo a un tercer jugador de contención en medio campo, Trajkovik, por uno de los hombres de ataque, pasando del 4-2-3-1 a un 4-3-2-1 con el fin de aguantar hasta el pitido final. Lo consiguieron. Ni siquiera los cambios de Forte, entrenador contrastado y de enorme reputación en Suiza, que en la media parte dio entrada a Nuzzolo con el objetivo de acabar con lo que parecía una broma pesada, fueron suficientes para derribar la resistencia local. Con el pitido final se confirmó la tragedia y Forte no dudó en señalar a los suyos, a los que en caliente tachó de haberse mostrado arrogantes e indiferentes. Tras el memorable triunfo llegó la fiesta y los héroes de Buochs lo celebraron hasta bien entrada la noche con sus aficionados o lo que es lo mismo; con sus vecinos, amigos y familiares. Igual que en 2005 lo hiciesen en Küssnacht tras eliminar al St. Gallen, la última vez que un equipo de la 2. Liga Interregional eliminó a uno de la Superliga, hace casi una década. En octavos de final recibirán al FC Schötz de la cuarta división y tendrán una ocasión histórica para meterse en cuartos de final. El reto es difícil pero en Buochs ya han tenido su día de gloria y nada asusta.

69


El olvidado MÁRCIO SOUSA Son muchos los jugadores que, habiendo destacado sobremanera de jóvenes y habiendo sido comparados con estrellas mundiales de antaño, se desmoronan al ver que nunca podrán alcanzar ese futuro que terceros les han establecido. Aquí uno de ellos.

Texto de Manu Fernández @Manu_Fdez

Hace once años, en el verano de 2003, la selección portuguesa conquistaba el Campeonato de Europa sub 17, venciendo en la final por 2-1 a España. De aquel equipo de juvelines salieron grandes estrellas que han triunfado en el fútbol continental como Miguel Veloso, Paulo Machado, Joao

Moutinho o Vieirinha. La gran estrella de aquel torneo fue Márcio Sousa, un chaval de la cantera del Oporto que tenía asombrado a todo el panorama futbolístico portugués. Sin embargo, ‘O Menino de Ouro’, como fue apodado el joven crack, ni siquiera llegó a debutar en la máxima categoría del

fútbol luso. Se celebraba la segunda edición del Campeonato de Europa sub-17, antes conocido como Campeonato de Europa juvenil y en el que participaban selecciones de categoría sub16. Dicho torneo siempre había sido dominado por los países ibéricos, España poseía seis tí-


tulos de campeón y Portugal otros cuatro. España, comandada por un tal David Silva y, en un papel más secundario Cesc Fábregas, llegaba a la final tras vencer 5-2 a Austria en semifinales, mientras que Portugal eliminó a Inglaterra en la tanda de penaltis. Las dos favoritas a priori se veían las caras en la gran final, y pese a cómo habían llegado hasta ahí, los lusos partían con una ligera ventaja por el hecho de jugar en casa. En Viseu se confirmó Márcio Sousa como la gran promesa del fútbol portugués. El jugador nacido en Guima-

raes dio muestras de la calidad que poseía en su pierna izquierda y con dos auténticos golazos dio el título de campeón continental de la categoría a Portugal. Márcio comenzó a despuntar en la prolífica cantera del Vitória SC, el equipo de su ciudad. En el club vimaranense se convirtió en la mayor promesa del fútbol luso, y a los 16 años, en su primer año de juvenil, el Oporto dio dos jugadores y una cantidad de dinero al Guimaraes por tal de hacerse con los servicios de la joven estrella. En la entidad de do Dragao se le trataba de forma especial, ya que sabían del potencial del jugador. En ocasiones entrenaba con el primer equipo, dirigido por aquel entonces por Jose Mourinho. En aquella época, el Oporto logró ser campeón de la UEFA y de la Champions League. Márcio Sousa disfrutaba de dichos éxitos, en parte como canterano y en parte como aficionado. Seguro que mientras viajaba en autobús de Oporto a Sevilla para ver la final de la Copa de la UEFA ante el Celtic, soñaba con jugar partidos de ese calibre dentro de unos años. Sin embargo esos sueños se quedaron simplemente en eso, en sueños. En la selección portuguesa sub-17, Márcio era quien hacía

#AsArmas

de nexo entre el centro del campo y la delantera. Si hubiese que comprarlo con algún jugador de nivel de la actualidad, ese podría ser Joao Moutinho. Por aquel entonces, nuestro protagonista relegaba al banquillo a la hoy estrella del Monaco. En la actualidad, Joao gana millones de euros en el club de un millonario ruso, mientras que Márcio comparte coche con sus compañeros del Tondela para ir a entrenar. No solo ha compartido coche para ir a entrenar en el Tondela, también lo ha hecho en el Sp. Covilha, Vizela, Rio Maior, Penafiel, Nelas y Esmoriz. Todos ellos clubes humildes de Portugal, de segunda y tercera categoría. El “Maradona de Guimaraes” como era conocido, tenía todo para triunfar en el fútbol, pero nunca pasó de dichas divisiones. La falta de continuidad en esos clubes le pasó factura y fue entrando en una espiral negativa. En Vizela, durante un partido en el que fue suplente y estuvo calentando durante casi los 90 minutos, le preguntó de malos modos a su entrenador al finalizar el choque “si creía que era un microondas”. Márcio se sentía frustrado, sabía de su calidad y de su potencial, pero veía como pasaba el tiempo y seguía estancado.

71


En 2010, Vítor Paneira decidió contar con Sousa para el proyecto del Tondela, que se encontraba en II Divisao, equivalente a la Segunda B española. En 2012 lograron el ascenso a la Liga de Honra, con nuestro protagonista como mejor jugador. En las dos últimas campañas en la segunda división portuguesa siguió dejando muestras de su calidad, si bien es cierto que sus números bajaron. En la presente temporada le está costando bastante entrar en los planes del nuevo entrenador, Quim Machado, habiendo jugado apenas tres partidos. Márcio Sousa destaca por la calidad que atesora en su pierna izquierda. Un golpeo preciso y potente que le permite hacer goles con facilidad desde fuera del área, especialmente a balón parado, acompañado de una buena visión de juego con la que genera situaciones de gol para sus compa-

ñeros o con la que él mismo se aprovecha para estar en el momento y el sitio adecuados. Su principal defecto se debe, en parte, a su magnífica pierna izquierda. Posee tanta confianza en ella que es algo que le perjudica en ocasiones, y muchos de sus entrenadores así lo han dicho. A parte, el tema físico también le pasa factura en la actualidad, y es que se trata de un jugador “robusto” (léase como un eufemismo), y eso para un futbolista que se mueve por la zona de tres cuartos puede ser algo que le penalice.

Márcio seguirá peleando por su sueño, que es debutar en la primera división portuguesa, aunque es consciente de que a sus 28 años es una tarea complicada. La calidad la tiene, desde luego. Quizás el nombre de Márcio Sousa le pese, por todo lo que fue hace once años y por su propia historia. Una historia que aún no ha terminado, solo el propio Márcio puede terminarla con un final feliz o siendo aquella de tantas historias de sueños rotos que se quedan por el camino. Y es que los cracks de hoy no tienen por qué ser los del futuro.


73

‘’Destaca por la calidad que atesora en su pierna izquierda. Un golpeo preciso y potente’’ Sobre Márcio Sousa


Construyendo un 74

MUNDIAL

Sin duda, la Copa del Mundo que se disputará en tierras qataríes en 2020 ha generado -y generarámucho debate. Pero cuatro años antes, Alemania defenderá su título en Rusia, acogerá por primera vez el torneo más prestigioso de fútbol. Durante un mes, el país más grande del planeta será el epicentro futbolístico.

Texto de David López @dablop_


75

#InviernoExSoviĂŠtico


76 El campeonato se repartirá en 12 estadios de 11 ciudades diferentes. Las localidades en cuestión serán San Petersburgo, Nizhny Novgorod, Kazan, Samara, Saransk, Rostov-na-Donu, Volgogrado, Ekaterimburgo, Kaliningrado, Sochi y Moscú; la capital es la única ciudad que aportará dos estadios. Por tanto, el Mundial recorrerá desde Kaliningrado, el territorio del Mar Báltico entre Polonia y Lituania, hasta Ekaterimburgo, en la frontera Europa-Asia, pasando por Sochi (a escasos kilómetros de Georgia) o San Petersburgo (a un par de horas en coche de Finlandia). San Petersburgo, Sochi, Moscú y Kazan también

acogerán la Copa Confederaciones que se disputará un año antes. Los dos estadios moscovitas son el histórico Luzhniki y el Otkrytie Arena, nuevo estadio del Spartak. El Luzhniki lleva varios meses cerrado porque está siendo reconstruido. Tendrá el honor de acoger el partido inaugural y la final del torneo. Aumentará considerablemente el tamaño de la zona del estadio y llegará a las 81.000 localidades (3.000 más). El recién inaugurado Otkrytie Arena será la nueva casa del club más popular en Rusia, el Spartak. Financiado por el banco Otkrytie (de ahí el nombre que el estadio lucirá

seis años), cuenta con 44.929 localidades y con los últimos avances. Por fuera, es un estadio moderno, vestido con los colores del club y presidido por una impresionante estatua de Espartaco. Por dentro, se ha eliminado la pista de atletismo para que el público esté más cerca del terreno de juego. Durante el Mundial podrá ser ampliado a 46.000 espectadores y en el territorio de Tushino (al norte de Moscú) se construirá un complejo deportivo que contará con dos estadios de hockey, una academia de tenis y un centro de deportes acuáticos, entre otras cosas. En total, Moscú gastará cerca de 290 mil millones de rublos en su


preparación para el Mundial. Al igual que el Spartak, el Rubin Kazan también ha estrenado estadio. Ha dejado de lado el Central Stadium con el precioso Kremlin de Kazan al fondo, para establecerse en el moderno Kazan Arena, cuyo propietario es el gobierno de Tatarstan. Con ello, aumenta ostensiblemente la capacidad: de 25.400 a 45.105 espectadores. El novedoso Kazan Arena cuenta con una fachada de 4.200 m² con tres pantallas HD gigantescas, las más grandes en cualquier estadio de fútbol.

También contará con un centro comercial, un centro de entrenamiento y áreas recreativas tanto dentro del estadio como en sus aledaños. Ofrecerá acceso Wi-Fi gratuito en todas las partes del estadio, siendo el pionero en este aspecto en Rusia y uno de los primeros en el mundo. Además, es multiusos ya que acogió la Universiada el verano pasado y se disputará parte del Mundial de Natación del próximo año, que se celebrará en la ciudad de los tártaros.

77


78

Mientras, el Zenit está esperando la finalización de su nuevo estadio, con un nombre aún por decidir (Zenit Arena o Gazprom Arena) y que se situará donde estaba el Kirov Stadium (antiguo estadio del Zenit y nombrado así por Sergey Kirov, fallecido en el antiguo Leningrado). Por tanto, estará colocado en la isla Krestovsky, rodeada por varios ríos y de tan sólo 3,4 km² de superficie. Gracias a la empresa gasística Gazprom, se convertirá en uno de los estadios más caros y avanzados de toda Europa, a pesar de los continuos retrasos en su apertura. En un primer momento, iba a ser inaugurado a finales de 2008 y actualmente el plan es que lo sea a lo largo de 2016 (mayo, previsiblemente). Con esto, el Zenit triplicará su capacidad para llevar gente al estadio; pasaría de los 21.000 del Pe-

trovskiy a los más de 69.000 de su nuevo estadio. Además de albergar partidos del Mundial 2018, este estadio ha sido elegido por la UEFA para acoger eliminatorias y partidos de grupo de la EURO 2020, que recorrerá toda Europa. En Ekaterimburgo, el Centralnyi será reconstruido con el fin de estar listo para la Copa del Mundo. El estadio del Ural ya fue reconstruido en varias ocasiones. En Sochi, el Estadio Olímpico Fisht está cerrado para ser reconstruido y estar listo en 2017. Fue inaugurado para los JJOO de invierno y ya va a ser reconstruido, con un presupuesto que se prevé que supere los 3 mil millones de rublos. El resto de estadios están aún por construirse, como el Levberdon Arena de la región de Rostov-na-Donu; la futura casa del Rostov, vigente cam-

peón de Copa rusa. Al igual que el Baltika Arena, en Kaliningrado. Tampoco ha empezado a construirse el nuevo estadio de Nizhny Novgorod ni el Pobeda Stadium en Volgogrado, al igual que el Samara Stadium. Todos están previstos para 2017 y contarían con 45.000 espectadores. El que sí está en fase de construcción es el Yubileyniy Stadium en Saransk, nuevo estadio del Mordovia. Todo hace indicar que las infraestructuras para el Mundial de 2018 serán fantásticas y muy modernas. Sería imposible calcular el presupuesto total, pero más de uno se llevaría las manos a la cabeza. Falta mucho y, a falta de varios estadios por hacer, los ya construidos y los proyectos dejan un buen sabor de boca. Así se construye un Mundial en Rusia.


#WeLoveFM Todo lo que necesitas saber sobre el mejor juego de simulaci贸n futbol铆stica para PC.


Nuestros 17 números a un golpe de ratón

Click aquí

Underground Football 17  

Presentamos el número 17 de nuestra revista digital, con entrevista a Kibu Vicuña y numerosas historias del fútbol nacional e internacional.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you