Page 1


Underground Football NUESTRO EQUIPO Editor

Irati Prat @IratiPrat

Manu Fernández @Manu_Fdez Pepe Salgado @Pepatxo_Salgado Mónica Fernández @Pinturicchia13 Nicolás Galliari @nico92galliari

Redactores

Sergio M. Potenciano @squadraeterna Héctor Da Serpa Pinto @kriok Jorge Ulloa @redjor

Colaboración Albert Morén @eumd

Irati Prat @IratiPrat Christian Díez @christiandiez Shark Gutiérrez @SharkGutierrez David López @dablop_

Sigue el nuevo UGF en las redes sociales @ug_football Website

Contacto

undergroundfootball.com

info@undergroundfootball.com

https://www.facebook.com/FootballUnderground

3


ÍNDICE

8. Entrevista con Fran Garrido 16. Reportaje Cantera Rayo Vallecano 26. Firma invitada con Albert Morén 30. Wembley Connection 34. El gol de Grosso 38. Reportaje Javi Poves - Mareo 4 52. Aus Deuschtland Mit Liebe 58. As Armas 62. Desde el banquillo 66. Sudamérica, tierra de leyendas 72. Tiempos de peseta, fútbol de oro 78. Invierno ex-Soviético 82. Reportaje fútbol base en Filipinas


5


#FoTOP


8


‘’Al jugador hay que hablarle y decirle las cosas a la cara’’ 9 Entrevista a Fran Garrido

Todo empezó como una simple afición, como empiezan muchas de las cosas que acaban bien. Hoy, es profesor del curso de entrenadores de la RFEF, da ponencias para ella y es el seleccionador de la Selección Sub18 de la Comunidad de Madrid. Anteriormente, fue entrenador en el Getafe, en el Alcorcón, el Atlético de Pinto... una infinidad de clubes a lo largo y ancho de Madrid. Es Fran Garrido, uno de los grandes conocedores del fútbol base de la comunidad autónoma más céntrica de nuestro país.

Realizada por Irati Prat @IratiPrat


¿Qué significa ser seleccionador Sub18 de Madrid?

A nivel deportivo te abre muchas puertas pues tienes mucha relación con los clubes más importantes de Madrid. A nivel personal mucha satisfacción. Yo soy de aquí de Madrid y el hecho de poder dirigir a los jugadores que siempre han sido referentes cuando yo entrenaba en clubes, los jugadores del Getafe, del Madrid, del Atleti, del Rayo… Es muy bonito pero al mismo tiempo complicado porque están con sus clubes, también van a la selección española por ello motivarles para que vengan a la Federación de Fútbol de Madrid es difícil depen-

diendo del caso, para algunos es un orgullo pero a otros les cuesta más y son casos más delicados.

¿Cuáles son las funciones de un seleccionador de fútbol base?

Valorar a los jugadores intentando ser lo más objetivo posible y sabiendo que solo puedes trabajar con tres jugadores del mismo equipo al mismo tiempo en el campo. Por ello hay que ser muy objetivo, elegir bien, valorar al chico, como va, valorarlo también a nivel personal. Ten en cuenta que los torneos a este nivel de selección son muy cortos, por ello al jugador que no le sale una cosa

La experiencia como entrenador de Fran Garrido pasa desde Tercera División hasta equipos juveniles de División de Honor.

‘’Como seleccionador tienes que valorar a los jugadores siendo objetivo’’

se viene un poco abajo, está acostumbrado a jugar con sus compañeros todo el año y aquí no… Son cosas que tienes que tener en cuenta.

Como entrenador y seleccionador que has sido, ¿qué diferencias encuentras entre ambos puestos?

Pues el día a día, fundamentalmente. En la selección se te queda corto. No los tienes todas las semanas y por ello


tienes que comprimir el trabajo que harías en el club. Tienes que conseguir que se complementen, que se conozcan, que asimilen tus ideas teniendo en cuenta que no siempre, en cada convocatoria, tendrás los mismos jugadores. Porque si siempre vienen los mismos no puedes darle la oportunidad a otros chicos. Y esta falta de tiempo a la hora de planificar una temporada supongo que te hará llevar a cabo la planificación de una forma diferente…

Si, es así. Tú tienes que intentar comprimir tu filosofía de juego al tiempo del que dispones. Lo bueno es que puedes escoger lo que quieras, adaptarlo a tu sistema de juego. No como en un club que tienes que trabajar con lo que ye haya proporcionado tu club. Sin embargo, aquí tienes que meter la parte técnica, táctica y física en un mismo lote. No puedes pretender un día dedicarlo a la estrategia, otro a la táctica…. Tienes que juntarlo todo, correr más, porque no tienes tiempo.

Hablando de la motivación de los jugadores que decías antes es clave para su convocatoria. ¿Se nota que un jugador de un equipo pequeño se motiva mucho más que uno de un equipo grande?

Siempre se nota que el de un equipo pequeño viene con más motivación en teoría. Pero depende mucho del

cuerpo técnico. Me explico. Si el jugador nota que hay seriedad, que hay una planificación y un objetivo y tú se lo muestras, el jugador es agradecido y quiere venir. Si se encuentra que el nivel es alto querrá venir. El problema es que tú les des a ellos algo a lo que no están acostumbrados pues están acostumbrados a jugar en la élite.

¿Cómo ve el futbolista la figura del seleccionador?

Yo hablo mucho con ellos, les pregunto, quiero que sean honestos y que me digan lo que ven a mejorar. Creo que lo ven como ese entrenador que te da la oportunidad de salir de tu club y desconectar un poco pues allí la exigencia es enorme. Y venir aquí, hasta que sea el Campeonato de España, les viene bien. ¿Y el hecho de llegar a la Selección de Madrid Sub18 significa cercanía para llegar al fútbol profesional?

Ese problema al final lo tienen en sus propios clubes. Esos jugadores que están en los grandes equipos y que,

‘’Hablo mucho con el jugador, les pregunto, quiero que sean honestos y que me digan lo que ven a mejorar’’

aún en su etapa juvenil, hacen ya entrenamientos con el primer equipo, son jugadores que están muy cerca. Ahora, el venir a la selección les refuerza. Yo tengo una relación muy estrecha con Santi Denia y sí que hay informes de la selección de Madrid para la selección española. La selección de Madrid sí que es un paso previo a la selección española pero también está en el límite entre ser jugador profesional y no serlo. Hay entran otros factores, además de este, que ellos deben de cuidar.

Buscando un poco más el fútbol base. Cada vez hay más clubes que hacen más hincapié en la formación del jugador que en los resultados…

La etapa formativa tiene que estar siempre presente, tú nunca dejas de formar a alguien, incluso en fútbol profesional. Además, los resultados llegan si la formación es buena. Y la formación es, a parte de formar a alguien técnicamente, tácticamente, a nivel psicológico, lo tienes que formar para saber competir y para eso nunca hay límite de edad. Bien es cierto que en edades tempranas tiene que primar la formación más que la competición. Pero esto es muy fácil decirlo, porque en muchos cosas no ocurre. Estamos viendo casos donde el infantil de no sé qué equipo el entrenador que pierde seis partidos es cesado. Al igual que el caso

11


en que el entrenador que está ganando porque se encuentra una plantilla muy buena de chicos pero la mejora no es grande. ¿Dónde está el límite? ¿A quién hay que echar? Yo creo que los entrenadores buenos han de estar en las canteras y mientras esto sea así mejores jugadores saldrán. Pero los entrenadores queremos subir, queremos estar más arriba…

E hilándolo con la anterior pregunta. ¿Un entrenador es mejor entrenador cuanto mejor formador sea?

12

Van de la mano. Tú tienes que saber formar al jugador con todos los valores (Humildad, sacrificio, entrega…) y en eso puedes ser muy bueno pero no serlo tanto en lo que es el fútbol a nivel táctico, técnico, físico…. Por eso el entrenador perfecto para mí a esas edades será el que conjugue ambas cosas.

Muchas veces se habla de que el entrenador choca con el entorno del jugador porque quieren cosas diferentes. ¿Es egoísta el entorno del jugador?

Normalmente. Yo siempre comento que los padres hacen una gran labor llevando a sus hijos a entrenar, estando con ellos en el invierno cuando llueve o hace días malos, que la unidad familiar se resiente por el sacrificio… Y hasta ahí hay que aplaudir la labor de los padres en el fútbol porque ahí se acaba. El padre no tiene

que dar consejos al niño sobre cómo tiene que hacer una cosa u otra porque para eso tiene a su entrenador. Cuando se mezclan en la cabeza del niño los mensajes que recibe de sus padres, sus amigos, su entrenador, el representante… es entonces cuando el niño tiene problemas. Juegas y es que el entrenador te ha dicho… Y no es eso, a veces no jugarás porque no estás preparado para ese partido, hay otra mejor opción u otro compañero lo ha hecho mejor. Los padres tienen que dejar al niño que disfrute. Desde tu puesto como seleccionador sub18 has de tratar con jugadores en edades complicadas. ¿Se nota la etapa de adolescencia en la que está inmerso el jugador?

Sí, siempre hay casos del jugador que es un poco más introvertido. De los que empiezan a tontear con el fin de semana, con la novia… Y eso te aparta un poco de tu objetivo y nosotros, por ello, tratamos de cuidarlo bastante. Además, el tema de los estudios. ‘’Como voy a ser futbolista no estudio para el examen de mañana’’. Y es que eso no es así, igual el día de mañana no eres futbolista. Tú estás trabajando para poder llegar pero a lo mejor no llegas. Nosotros nos interesamos por su vida personal, por cómo le va en el colegio, por como enfoca su fin de semana, como se alimenta… Les intentamos ayudar.

¿Cómo tiene que ser la relación entre el entrenador y el jugador a estas edades?

Tiene que ser cercana. Yo creo en la cercanía. Yo como seleccionador no tengo más remedio que hacerlo así porque si no, no tienes esa relación con el jugador ya que no lo tratas a diario. Pero entrenando en clubes como el Alcorcón o el Getafe la relación con los jugadores tiene


que ser cercana. Al jugador hay que decirlo porque juega y porque no juega. Si hace una cosa mal, decírselo, y si hace una cosa bien, potenciarla. Al jugador hay que hablarle y decirle las cosas a la cara. Un jugador no se puede enterar por el club de que no cuentas con él. Un jugador no puede saber que no está jugando habitualmente porque sí. Habla con él y explícaselo, porque a lo

mejor puede mejorar.

¿Qué diferencias encuentras tú entre un jugador de fútbol y un futbolista? Es esta una de tus frases más conocidas.

El jugador de fútbol es el jugador que sabe jugar al fútbol, cosa que saben hacer muchos. En cualquier calle de cualquier pueblo ves muchos jugadores de fútbol.

Fran Garrido es uno de los profesores de la RFEF, así como uno de sus ponentes en diferentes eventos a lo largo y ancho de todo el mundo.

‘’Un jugador no se puede enterar por el club de que no cuentas con él’’


14

Niños que con sus amigos son unos fenómenos pero que cuando llega la hora de entrenar están con la consola y no van. Un fin de semana que tienen partido el sábado por la mañana y el viernes se acuesta tarde. Que juega a las cuatro de la tarde y come a las dos un cocido porque su madre le prepara con toda intención la comida y a él no le importa. O un chaval que se queda hasta tarde con sus amigos pero que aunque no beba alcohol, no duerme las horas suficientes, porque cree que con eso le basta, que ya es muy bueno. Y no, con eso no basta. Un futbolista tiene que saber jugar al fútbol y saber manejar todo ese entorno. Que tus amigos se irán de fiesta pero tú no puedes porque quieres ser futbolista. Tienes que saber que el que te maneja y con el que tú estás trabajando de verdad y aceptar lo que él diga es el

‘’Un futbolista tiene que saber jugar al fútbol y saber manejar todo su entorno’’

entrenador, no vale aceptar lo que te digan otros. Muchas veces me ha pasado de jugadores que están ahora en Primera División y que son muy voluntariosos pero que crees que por técnica no llegarán y, sin embargo, lo hacen porque son capaces de controlar ese entorno.

Al jugador hay que dárselo todo hecho…

El jugador por naturaleza es vago. Viene a entrenar y luego se va. Sin embargo, el entrenador nunca para de trabajar. Son puestos diferentes. Al final, se lo tienes que dar todo hecho porque se acostumbra a ello. A nosotros, en las categorías pequeñas de la RFEF, nos gusta que desde pequeño el

jugador tenga responsabilidades para que esto no sea así. Por ejemplo, cada día traen el calentamiento unos u otros. Yo juego partidos de entrenamiento entre los chicos y pongo a un jugador de cada equipo a hacer función de entrenador, con once años. Para que vean lo difícil que es y vean la responsabilidad que es quitar a un compañero y sacar a otro. Que vean que ser jugador no es simplemente llegar y jugar el partido. ¿Hay que tratar a todos los jugadores por igual?

Sí, eso lo tengo claro desde el primer día que entro a un vestuario. Lo primero que les digo es que se fíen de mí como yo me fío de vosotros.


Yo no les voy a fallar. Si me fallan ellos me dejaré de fiar de ellos. Tratándolos igual te ganarás su respeto. Y se dice que no se puede tratar igual a quien juega y a quien no juega, y yo creo que eso es un error. Nosotros después del partido del domingo, cuando estábamos en club, yo no dirijo el entrenamiento. Yo dirijo el partido, con el preparador físico, el entrenamiento de los que nos jugaron. Yo quiero dar la cara, explicarle porque no ha jugado. Los chicos van a ver que yo no les tengo olvidado. Se trata de ser justo con ellos y ser honesto.

Cada jugador es un mundo y, a veces, necesitan que el entrenador esté cerca de ellos…

En esta etapa si, totalmente. Hay chicos que lo están pasando mal porque están viviendo momentos delicados en su casa o con los estudios. Al final son chicos y tienen problemas que hemos tenido todos a su edad. ¿A mí me importa que un chico tenga problemas en su casa porque se están separando sus padres y me afecta al rendimiento del jugador? Yo podría decir que si vienes y entrenas bien juegas y si no pues nada. Pero no, esa situación la he podido vivir yo y le puedo dar unos consejos que le pueden ayudar. Tienes que hacerle ver que como entrenador le puedes ayudar, porque luego él te ayudará a ti. ¿Cómo? Rindiendo a un alto nivel.

Fran Garrido es en la actualidad el seleccionador de la Selección Sub18 de la Comunidad de Madrid.

Para terminar y como resumen, ¿qué características crees que ha de tener un entrenador de fútbol base en comparación con un entrenador dedicado al fútbol profesional?

En primer lugar, paciencia a la hora de exigir. Cuando estamos a nivel profesional la exigencia que te meten a ti es grande que también la trasladas. No hay margen. EN fútbol base el entrenador tiene que tener tiempo para que trabaje, para que su trabajo haga progresar al niño, independientemente de los resultados. Ha de tener mucha paciencia porque se puede encontrar de todo, niños que han jugado o niños que no. Tienes que ser muy agradecido con ellos porque al final son niños que están empezando y hacerles ver el valor que tiene cada aprendizaje que están aprendiendo. De cara al fútbol base yo siempre digo una cosa: tienes un equipo muy flojito y empiezas el año perdiendo 13-0, 12-1, 10-0… pero, sin embargo, acabas la temporada perdiendo 5-2 la mejora es enorme, aunque no hayas ganado ningún partido. Si un entrenador es capaz de ver esos valores, para mí, será muy bueno de cara al fútbol base.

15


SOLO EN

VALLECAS Texto de Irati Prat @IratiPrat Fotos de Irati Prat


18

Es el minuto 90 y están en segunda división. El empate a cero los manda a un infierno que, quizá, podría poner la puntilla a un club que se encuentra en una delicada situación económica. Pero les queda una más, un córner botado desde la banda derecha al que precede un silencio sepulcral. Nada, lo saca la defensa del Granada, los murmullos se extienden por Vallecas. Todo parece perdido. Sin embargo, como dijo aquel, la esperanza es lo último que se ha de perder, y, en el despeje, un mal control de Franco Jara le devuelve la pelota al conjunto madrileño. Se inicia de nuevo el ataque, a la desesperada, en busca del gol que los mantenga en Primera División. La jugada de Piti acaba con un disparo rechazado en un defensa que le cae a Michu y este, de primeras, la manda al larguero. Se congela tiempo durante apenas dos segundos. Todos saben que Raúl Tamudo empujará el balón a descansar con las redes, que les dará la salvación otra temporada más, que posiblemente salvará al club del desastre al que se veía abocado cinco minutos antes. Era el 1-0. El Rayo Vallecano se quedaba en Primera División. Miguel Ángel Sánchez Muñoz, o como lo conocen todos en el barrio de la capital, Michel, estaba en aquel partido, en el banquillo. Fue su último encuentro como futbolista profesional antes de la reti-

rada. Sin embargo, desde antes del córner, cualquiera hubiera dicho que el Rayo Vallecano jugaba con doce y que Michel no paraba de recibir órdenes de Sandoval en la banda. Cuando llegó el gol de Tamudo, estalló como el resto de un estadio de Vallecas repleto de hinchas incondicionales. Michel debutó con el primer equipo del Rayo Vallecano en 1993, enfrentándose al FC Barcelona, de la mano de Fernando Zambrano. Desde entonces y antes, toda una vida en Vallecas y en el Rayo Vallecano. Un ejemplo a seguir que ahora trata de transmitir a los jóvenes que llegan a la cantera del club franjirrojo lo que significa el Rayo Vallecano desde su nueva posición de director del área general de metodología del club madrileño. Junto a él, Juan Pedro Navarro, director de la cantera del club y uno de los artífices de que el con-

junto vallecano sea uno de los equipos modelo en el fútbol base madrileño. Esta historia, que tardó en comenzar, tiene como protagonista el futuro del equipo de Vallecas. Fue el último gran equipo de la capital en poseer unas instalaciones que estuvieran acorde a sus aspiraciones de equipo perteneciente a la élite del fútbol profesional de nuestro país. Tras su inauguración en verano de 2010, el Rayo Vallecano ascendería esa misma temporada a la Primera División del fútbol español. Sin embargo, no hablaremos del primer equipo del conjunto de Vallecas, ni para hablar de la forma de entender el fútbol que tiene Paco Jémez. Eso ya lo hicimos. Estamos aquí para hablar de la cantera vallecana, aquella que nutre de jugadores al elenco de Jémez, aquella que protagoniza actuaciones memorables en las categorías inferiores del fútbol madrileño.


LA FAMILIA ARRANZ

El descenso del Real Madrid Castilla a Segunda División B propició que el Real Madrid ‘C’ hiciese lo propio hacia Tercera. Eso, dejaba un puesto vacante en el grupo de Segunda División B en el que competían los equipos madrileños, entre otros. Esa vacante la aprovecharía el filial del Rayo Vallecano para seguir compitiendo, otro año más, en la división de bronce del fútbol español. Al frente del mismo, Antonio Arranz, capitán y mariscal del centro del campo del Rayo Vallecano ‘B’. Ligado al Rayo Vallecano y a Vallecas desde que el fútbol forma parte de su vida, Toni, porque en la ciudad deportiva del Rayo todos lo conocen como Toni, coincidió con Michel a los cinco años de edad, cuando el entonces capitán del Rayo vallecano entrenaba a un

Toni Arranz es el capitán del Rayo Vallecano ‘B’ y uno de los jugadores con más proyección de toda la cantera rayista.

grupo de chavales en la escuela Mar Abierto. ‘’Desde benjamín hasta la actualidad, quitando una temporada, he pasado toda mi vida en el Rayo Vallecano. El Rayo significa todo para mí, me han enseñado muchísimos valores que me han valido para todos los ámbitos de mi vida’’. Toni fue progresando escalón a escalón por la cantera del Rayo Vallecano, dejando muestras de que con su fútbol, y una cabeza bien amueblada, podría llegar lejos. De aquello se fijó el Real Madrid, que lo reclutó para su equipo alevín una temporada. Sin embargo, aquello no le convenció. ‘’En el Rayo Vallecano siempre hemos tenido menos lejos, éramos como una familia. El cambio se notó mucho cuando salí al Real Madrid. Aquí cualquier persona hace cualquier tarea y eso, al fin y

al cabo, se agradece. Aquí todos nos conocemos y tenemos una pasión común. Es una familia’’. El último escalón que terminó de subir fue el de portar el brazalete del filial en una categoría como Segunda División B. Algunos de los que lo ven cada fin de semana lo comparan ya con Sergio Busquets pero, sin embargo, él de momento, pese a haber debutado con el primer equipo del Rayo Vallecano, mantiene los pies en el suelo y piensa ya en comenzar sus estudios para obtener el título de entrenador, compaginándolo con los entrenamientos en el Rayo ‘B’ y sus tardes ayudando al Alevín ‘A’. Junto a él, su madre Mercedes, la dueña de la cafetería ubicada en la ciudad deportiva del Rayo Vallecano que, cada mediodía, se llena de comensales que buscan saciar su apetito tras toda una mañana trabajando.

19


‘’El entrenador resultadista no tiene cabida en la cantera del Rayo Vallecano’’

Entrevista a Juan Pedro Navarro

20

La ciudad deportiva del Rayo Vallecano está situada en una zona relativamente tranquila de Madrid. Allí, cada día, cientos y cientos de niños, comparten terrenos de juego e instalaciones con el primer equipo del Rayo Vallecano, cuando solo algunos metros los separan. Allí nos recibe Juan Pedro Navarro, director de cantera del club madrileño.

Realizada por Irati Prat @IratiPrat Juan Pedro Navarrro es un hombre de fútbol que ha dedicado sus 36 últimos años a una causa llamada Rayo Vallecano.


En un equipo del perfil del Rayo Vallecano, sin un alto poder adquisitivo para poder realizar incorporaciones en los mercados de traspasos, ¿qué importancia cobra la cantera?

21

Yo creo que el futuro del Rayo es la cantera. Ahora el club, que se está recuperando de la grave crisis económica en la que estamos, está dedicando un siete u ocho por ciento del presupuesto al fútbol base, que no está nada mal. Yo espero que en un futuro, cuando el club ya esté más recuperado económicamente, se dedique un poco más para mejorar. Y cuando un jugador que se ha formado en la cantera del Rayo Vallecano, uno de tus chavales, debuta en el primer equipo… ¿Es algo muy especial, no?

Hombre, cuando un jugador debuta con el primer equipo es como si terminas de pintar un cuadro. Ese día es el primer día de la formación completa del futbolista. Para nosotros cualquier chaval que debuta es la mayor alegría, es el culmen del trabajo de formación. Porque alguien como tú, director de la cantera del Rayo Vallecano, ¿cuánto tiempo le puede dedicar a ver jugar a sus jugadores?

Pues, por desgracia, hay más trabajo administrativo que de campo, por así decirlo. Pero para eso está la figura de Michel que es quien

‘’Cuando un jugador debuta con el primer equipo es como si terminas de pintar un cuadro. Ese día es el primer día de la formación completa del futbolista’’

lleva la metodología para que todos sigan el trabajo que queremos realizar. Pero si le echaré unas 55-60 horas a la semana aunque cuando más dedico es los fines de semana, que es a tiempo total. Partidos y más partidos.

¿Y se llegan a crear vínculos con los jugadores?

Antes el Rayo era un club más familiar, ahora ha crecido mucho y ha perdido un poco ese aura. Pero es verdad que el Rayo Vallecano mantiene un cierto tono de mucha unión entre padres, niños y club, pero sí que intentamos que haya más separación. Al fin y al cabo el Rayo Vallecano es una Sociedad Anónima e intenta sacar los mejores jugadores posibles y hay que intentar no tener muy cerca a los padres del entorno del club. Y tenéis al Rayo Vallecano ‘B’ en Segunda B. ¿Cómo de

importante es para los intereses del primer equipo, y por tanto del club, tener al filial en Segunda B?

Me parece que el Rayo Vallecano que, de los últimos 36 años que llevo en el club, ha estado 30 en Tercera. Lo más importante para el club es la formación de los futbolistas pues competirá en mejores campos y verá más de cerca el fútbol profesional. No es lo mismo que un chico juegue en Tercera que en Segunda B. La mejora es donde juegas y la competitividad, no hay ninguna duda. Y el sistema inglés de la liga de filiales…

Para mí es un sueño. La liga de filiales se intentó, no sé por qué motivo la LFP lo tiró para abajo, pero creo que para los chavales jóvenes y su formación lo mejor sería la liga de filiales. En España parece una cosa imposible porque la que estaba gestio-


nándose era muy bonita, iba a ser muy competitiva, con normas para jugar en las mismas condiciones, con buenos premios económicos… Pero no se pudo concretar. ¿Cómo realiza el Rayo Vallecano la captación de niños en edades tan tempranas como la categoría alevín o infantil?

A nosotros nos gusta mucho ver a los niños en sus ambientes, verlos en su salsa, sin que ellos sepan que vamos. A nosotros, por ejemplo, el tema pruebas no nos convence. Las pruebas masivas de niños en un día eso no nos convence. Nos parece que un niño puede tener un mal día y eso no quiere decir que no tenga buenas cualidades. Nosotros tenemos una red de 67 personas que colaboran con el club que se ven unos 50-60 partidos cada fin de semana y a partir de ahí los clasificamos y vamos viendo.

Y a la hora de ficharlos, ¿es difícil competir con las ofertas de grandes como el Real Madrid o el Atlético de Madrid?

Bueno, la diferencia está en que nosotros tenemos 6-7 personas y ellos tienen muchas más. Entonces, lógicamente, ellos ven un número mayor de partidos. Sin embargo, nosotros estamos muy contentos con lo que fichamos y ellos no lo estarán haciendo tan bien cuando

luego vienen a tapar sus carencias fichando a jugadores de nuestra cantera. Nosotros estamos contentos.

Y lo que comentas, cada temporada llega el Atlético de Madrid y el Real Madrid a pescar en la cantera del Rayo…

Cada vez menos pero si, y algo tienen que estar haciendo mal los grandes cuando vienen a la cantera del Rayo por jugadores. Simplemente, yo creo que es una falta de trabajo, yo creo que se trabaja poco. Gracias a Dios cada vez se quieren ir menos niños del Rayo y nosotros estamos muy orgullosos de ello porque quiere decir que estamos trabajando bien. Nosotros tenemos una máxima: cada niño que viene a firmar queremos que sea feliz. Queremos que el fútbol no sea una pesadilla sino que consiga que el niño se lo pase bien.

¿Cuál es el secreto del Rayo Vallecano para, con los pocos equipos que tiene en comparación con los grandes de Madrid, estar tan arriba en las competiciones que disputa?

Trabajar. Trabajar, trabajar y trabajar. Yo tengo, gracias a Dios, al margen de lo que tú puedas llegar, unos colaboradores infatigables, unos entrenadores que apoyan mucho esa labor, no se limitan a los partidos del fin de semana y hacen un despliegue enorme para observar a sus rivales o ver otros juga-

dores. Aquí la diferencia es que la gente trabaja muchísimas horas y está muy implicada.

Y otro de los temas más delicados del fútbol base es la influencia que ejerce el representante sobre su representado. ¿Sobre qué edad empezáis a encontraros con los representantes?

Antiguamente, más o menos, los representantes empezaban con chavales de 18 años. Ahora, por desgracia, y lo digo bien alto para que se me entienda bien, con 1011 años ya empieza a existir la figura del representante, lo que me parece muy maligno para el fútbol. Pero, nosotros no podemos dar la espalda a la realidad que hay. Es decir, o te metes en la dinámica en la que está el fútbol o te quedas sin opciones. Antes había 10-15 representantes y ahora hay 5000, te ofrecen la cantidad de 2000-3000 jugadores al año. El fútbol debería de ser más natural, en mi opinión. ¿En el caso del Rayo Vallecano prima la formación al resultado?

Totalmente, aquí no hay negociación alguna con ese tema. Lo primero es la formación, el entrenador resultadista aquí no tiene ninguna posibilidad de continuar. Tenemos una filosofía clara de trabajo y de juego. Aquí el que quiera estar debe respetar unas normas que hay instaurado el club con mucho sentido común y son las de

22


24

anteponer la formación a los resultados. Los resultados a todo el mundo le gustan pero tienen que llegar a través de jugar bien.

Tenéis unos 320 niños y unas 40 niñas en cantera, unos 700 a nivel de escuela. De este gran número llegan muy pocos a la élite. ¿Por qué, sabiendo esto, es tan difícil convencer a los chava-

les de que no dejen de estudiar?

Nosotros, dentro de la formación integral, le damos mucha importancia a los estudios. Nuestra obsesión es decirles que el fútbol está muy bien pero que no deben de dejar los estudios. La única opción que tendrán en la vida la tendrán si están formados. Si no tienen for-

mación no tienen ninguna. Entonces, el fútbol les tiene que ayudar a que se diviertan, a que sean mejores personas, pero los estudios no se pueden abandonar, cuando eso pasa a mi me da mucha tristeza. Nosotros tenemos un límite al que podemos llegar porque eso lo decide la familia. Pero nosotros hacemos lo máximo, de hecho ponemos un profe-


La ciudad deportiva del Rayo Vallecano, además de la cantera del Rayo, la aprovechan otros clubes del distrito así como la fundación del club vallecano.

sor de apoyo para quien lo necesite, tenemos las clases que hemos habilitados llena y nos contenta mucho saber que eso hace que la gente avance y que la gente apruebe sus estudios. Todo eso nos da una grata alegría y nos hace ver que vamos en la buena dirección. La formación es clave. Sobre los 15-16 años se ofrecen los primeros contratos a los jugadores que tienen mayor proyección, ¿no puede ser esto dañino para el jugador?

‘’Nuestra obsesión es decirles que el fútbol está muy bien pero que no deben de dejar los estudios’’

Sí, pero es lo que te he dicho antes, estás en una espiral. Al final el club hace una inversión y esa inversión no se puede ir por un sumidero, no se puede tirar por un barranco. Llega un momento en el que el chico se puede querer ir más que nada por el acoso al que son sometidos, es mucha presión, y entonces, para su tranquilidad y la nuestra, lo que hacemos son contratos de no muy larga duración en los que el club esté más o menos protegido y el chico tenga una cierta compensación económica. Se hace para que se valore el trabajo y se le saque rendimiento, el coste económico que cuesta mantener una cantera. Pero, ¿sí me preguntas si está bien? No, pero lo hace todo el mundo. El Rayo no puede vivir de espaldas a la realidad.

¿El Rayo impone a los equipos de la cantera que la metodología de Jémez y del primer equipo sea la suya?

Obligatorio. Aquí verás que desde el primer benjamín hasta el Segunda División B, todos tienen que jugar lo mismo, han de tener la misma idea: fútbol alegre, divertido, de ataque, no especular… Fútbol de toda la vida. Realmente ese es el fútbol. No podemos entender que a un niño de 14-15 años se le enseñe a jugar a un fútbol especulativo. Lo respetamos pero no lo entendemos. Sobre todo porque el espejo es el primer equipo, un equipo que siempre sale a ganar juegue donde juegue.

Para terminar, ¿qué dirías tú que tiene la cantera del Rayo que no tienen otras?

Humildad, sencillez y naturalidad. Lo más bonito del Rayo es que llegues a la ciudad deportiva y que los alevines vean el entrenamiento del primer equipo sin ningún tipo de barrera, ninguna valla, que puedan hablar con ellos… La sencillez. Que sea todo natural, que no se crean estrellas de la nada, que sea todo muy normal.

25


#FirmaInvitada

Cualquier pieza mueve la máquina

26

Texto de Albert Morén @eumd Fotos de Agencias

Toni Velamazán, Juan Carlos Moreno, los hermanos García Junyent, De la Peña y Celades fueron los principales representantes de La Quinta del Mini.


En lo que respecta a la historia del fútbol base del F.C.Barcelona, el 7 de octubre de 1995 es una de sus fechas más celebradas. Aquel día, el equipo que dirigía Johan Cruyff por última temporada, visitaba el Benito Villamarín plagado de bajas en el mediocampo y la delantera. De los cinco extranjeros de aquel año faltaban cuatro -Kodro, Popescu, Hagi y Prosinecki-, además de Jordi Cruyff, Cuéllar y un Jose Mari Bakero descartado por problemas físicos a poco de iniciarse el encuentro. Con tanta ausencia y en una plantilla ya de por sí corta, el estadio del Betis asistió a la noche más recordada de la llamada Quinta del Mini. En un once que de media no alcanzaba los 23 años de edad, figuraban Toni Velamazán -autor de un gol-, Juan Carlos Moreno y los hermanos García Junyent -siendo Roger otro de los que vio puerta-. Con el partido ya en marcha, también concurrieron Celades e Ivan de la Peña, ambos goleadores y participes de un 1-5 final que desató el optimismo del aficionado culé acerca del futuro de aquel equipo que al final no ganaría nada. El mismo sábado, en el Miniestadi, había jugado también el Barça B, que descapitalizado y sin sus principales espadas había logrado golear, a su vez, por 5 a 0 a un Sestao recién ascendido. Líder precoz y con Quique Álvarez como único representante de La Quinta en el once, al filial blaugrana lo completaron aquel día Arnau, Xavi Roca, Porto, Mingo, Patri, Rufete, Setvalls, García Pimienta, Jordi Martínez y Christiansen. También ju-

garon Pablo Sanz y Xavi Moro. Algunos de ellos, años más tarde, harían una larga carrera en Primera División. Otros apenas la probaron y desarrollaron el grueso de su trayectoria en la categoría de plata, y los hay que apenas asomaron la cabeza desde la 2ªB. A la mañana siguiente, con las portadas copadas por la meritoria hazaña del primer equipo en Sevilla, en la pagina 25 del diario Mundo Deportivo, el periodista Eduardo Muntané titulaba su crónica de la victoria del Barça B con el elocuente encabezado que también corona este texto: “Cualquier pieza mueve la máquina”. El atinado titular de Muntané, bien podría haber sido el lema que Johan Cruyff utilizara a su regreso a Barcelona para sentar las bases de una filosofía asociada a la cantera que

sigue vigente hasta la actualidad. Ciertamente, el fútbol base azulgrana no lo inventó Cruyff, y La Masia, icónica residencia y muchas veces comedor de los futbolistas más jóvenes, llevaba funcionando nueve años cuando Johan aterrizó en la ciudad condal para usar una gabardina donde antes había usado unas botas, pero las ideas que el holandés se trajo consigo desde Amsterdam resultaron un punto de inflexión inevitable en el análisis de lo que vendría después. Cruyff se formó en el Ajax al calor de su padre futbolístico Rinus Michels, y este, a su vez, al de Jack Reynolds, un discreto futbolista inglés que llegó en 1915 a una liga holandesa todavía amateur y que como entrenador dirigió al Ajax durante un total de 24 temporadas. Con él, cuentan, llegó la

27


28

profesionalización del club y por extensión de la liga, y entre otras cosas la implementación del mismo método de trabajo en todas las categorías inferiores del fútbol base. Un fútbol base y un modelo que primero alumbraría a Michels y más tarde a Cruyff. Como entrenador del F.C.Barcelona el gran legado de El Flaco fue una idea de juego y una personalidad futbolística forjada a base de los triunfos que hasta entonces le habían sido esquivos a la institución. La Copa de Europa en Wembley y cuatro Ligas consecutivas convencieron al club del camino más corto hacia el éxito. Dotado el equipo, pues, de una identidad, para perpetuarla la formación de los futbolistas más jóvenes también se adaptaría a ella. Si el Barça, de ahora en adelante, iba a jugar

de una determinada manera, más interesante que limitarse a formar futbolistas era formar futbolistas para ese modelo. Futbolistas para el Barça. Así el filial, y todos los equipos de las categorías inferiores, tomaron el mismo libreto, sistema y principios básicos. El juego de posición, el 3-4-3 o el 4-3-3 más tarde, la presencia de un único mediocentro y de dos extremos, etc. La escuela holandesa trasladada a Barcelona como una ventaja estratégica que no tardaría en dar sus frutos. Con la línea marcada y la fabrica produciendo en base a ella, siempre que se siguiera, los proyectos del Barça no empezarían de cero, sino sobre una base que la gran mayoría ya conocería. De este modo, además, se hace más fácil el salto entre categorías, ya que

si el técnico del primer equipo necesita un futbolista en una determinada demarcación, puede llamar a su inquilino en el filial y estar tranquilo de que, más allá del nivel que tenga el jugador, éste conocerá el modelo de juego y su adaptación será prácticamente automática. Una forma de facilitar que el ascensor no se detenga y de garantizar la continuidad de esa fórmula que permite al Barça reconstruirse en menos tiempo, y que desde 2012 cuenta con un documento elaborado por Paco Seirul•lo, Emili Ricart, Joan Vilà y Víctor Sánchez que, a modo de manual de estilo, aglutina los principios futbolísticos y metodológicos del club, sirviendo así de guía para los distintos actores implicados en la formación de los canteranos. El sistema de cantera del FC Barcelona es una forma de garantizar la continuidad de esa fórmula que permite al Barça reconstruirse en menos tiempo.


EN UN MOMENTO DADO

Análisis futbolístico abordado desde un punto de vista técnico y neutral, donde aprender y disfrutar de toda la actualidad del mundo del fútbol. @eumd


多Existe un formato perfecto para los equipos filiales? 30

Texto de Jorge Ulloa @redjor Fotos de Agencias


Es una gran pregunta. El español lo conocemos de sobra, los equipos B (y en más de un caso C) de los grandes clubes se encuentran integrados en el formato habitual de competición. No juegan un torneo aparte, lo cual tiene aspectos positivos y negativos. Muchos conjuntos no acaban de ver que un equipo filial ocupe una plaza en segunda división o segunda división B que podía ocupar otro conjunto ‘A’. Además, de cierta manera desvirtúa la competición real, ya que si un filial está sólo una categoría por debajo de su equipo superior, nunca podrá ascender, por lo que en cierto tramo de la temporada, su intensidad para ganar o perder un partido podría variar. Por otro lado, cosa que sí que gusta en Inglaterra de este formato y que demandan entrenadores como Bob Martínez o Rafa Benítez, es que los jugadores de los filiales se forman en un nivel de juego más real, más duro y más alto que si jugasen sólo entre ellos, ya que tienen enfrente a jugadores con mucha más experiencia y no sólo chavales de su edad. En Inglaterra hace no demasiado, 2 años, se retocó su formato, sin aparente buen resultado. Muchos entrenadores por ello buscan ceder a sus jugadores a divisiones inferiores antes que dejarlos ahí. Esto también está propiciado porque gran parte de los clubes usan estos equipos para que un jugador que vuelve de una lesión coja ritmo, así que os

“Lo que realmente quieres es ver al jugador en una competencia significativa durante un par de temporadas más, y eso es lo que el sistema español permite. Aquí, lo único que puedes hacer, es enviar tu jugador cedido para ganar experiencia, que es mejor que nada, pero no ayuda a los clubes más pequeños tanto como a los grandes’’ Roberto Martínez podéis imaginar el nivel. Por ello, el equipo sub-21 es un conglomerado de jugadores atascados y gente sin partidos en el que no hay intensidad ni nivel. Esto lleva a que cada vez es más habitual que jugadores como pueden ser Sterling u Oxlade-Chamberlain, grandes talentos, pasen al primer equipo sin tocar dicha plantilla. Y tampoco extraña, de paso, el flojo nivel de la sub-21 de Inglaterra, propiciado por este formato. Por situarnos en el inicio de este torneo, la liga de Reservas se creó en 1999 dividida en dos grupos, norte y sur, con la intención de sustituir a las antiguas ‘The Central League’ y ‘The Football Combination’, que seguían existiendo como

segundas divisiones de equipos reservas, a las cuales irían a parar los conjuntos que descendiesen de la liga recién creada. Sin embargo, estas 2 competiciones volvieron a recibir multitud de clubes de Championship que estaban jugando en la primera liga desde su fundación, ya que los clubes de Premier votaron que sólo sus equipos reservas podrían jugar en ella. En la actualidad, ‘The Central League’, que agrupaba equipos reservas de la parte sur del país sigue existiendo y no sólo eso, sino que tras la desaparición en 2012 de ‘The Football Combination’ se ha convertido en una competición a nivel nacional para clubes reservas. Como decimos, en 2006 se

#WembleyConnection

31


“La realidad es que muchos futbolistas no tienen la motivación necesaria para una liga de reservas y tan sólo los jugadores que salen de una lesión encuentran ahí una forma de ir adaptándose a la competición. Para el resto no tiene intensidad e interés” Rafa Benítez

32

Jack Wilshere disputó una serie de partidos con el U21 para recuperar la forma tras una lesión.

dictaminó que sólo los equipos de Premier League podrían tener un equipo reserva en la máxima competición de las ligas de desarrollo. ¿Qué problema tenía esto? Que estábamos, en parte, como en el caso de España ya que si un equipo bajaba de Premier a Championship, su filial debía abandonar su plaza en esa liga, por lo que la intensidad competitiva quedaba en duda. No sólo afectaba el no tener que luchar por salvarse, sino que a los equipos les influía ver qué hacía su club en Premier. Por ello, en 2009 el Tottenham abrió la veda y decidió que su filial no iba a participar en dicha liga, a lo cual se sumaron en los dos años siguientes muchos más clubes, llevando a la desaparición de la liga de Reservas de la Premier en 2012 para introducir un nuevo formato. Con esto ya tenemos 2 ligas que desaparecieron en 2012 tras el ‘Elite Player Performance Plan’ que firmaron hasta 72 clubes para cambiar la situación. La tercera fue la ‘Premier Academy League’, la cual aglutinaba inicialmente a clubes sub-18 aunque al año siguiente de su creación se dividió en una división sub-19 y otra sub-17 para acabar volviendo en 2004 al formato inicial con una categoría idéntica con las versiones sub-16 de los equipos. Esta liga, estaba mucho más abierta que la de reservas, es decir, no sólo estaba restringida equipos Premier y por ello el formato actual es la continuación de esta competición, incluida la FA Youth Cup. Por tanto, juntando tras el


‘EPPP’ las 3 ligas que desaparecían, apareció la ‘Professional Development League’, la cual cubre dos franjas de filiales, la sub-21 y la sub-18, divididos en dos ligas (24 y 19 equipos) según si tienen un rating de categoría 1 o de categoría 2 en la sub-21 y tres ligas en sub-18 (24, 19 y 50 equipos), sin estar asociada la plaza al status del club en Premier o Championship. Se lograba así, relativamente, la anhelada independencia que no tenía la liga de reservas. Aquellos clubes que no quisieron crear un sub-21 para entrar siguen compitiendo, como comentamos antes, en la Central League. Pero sigue sin ser perfecto. Las academias inglesas son de las mejores del mundo, pero al saltar al equipo sub-21 (el cual, no nos equivoquemos, sigue permitiendo que jugadores que retornan de lesiones jueguen en ellos, hasta 3 y un portero) el nivel se hunde. Pocos encuentros, sin motivación, es un nivel que los jugadores siguen buscando saltarse para ir cedidos si surge la posibilidad. Mientras la FA Youth Cup que

juegan los sub-18 registra grandes entradas en las rondas finales, superando hasta los 20.000 espectadores en los mejores casos, la sub-21 al final sigue siendo la liga reserva que existía antes solo que con pequeños retoques. Y no sólo eso, sino que habitualmente el jugador que se queda ahí tiene grandes posibilidades de estancarse. En parte por esto, jugadores como Paul Pogba eligieron dejar Inglaterra antes que seguir jugando en ese equipo como pretendía Ferguson.

No todo es perfecto, tampoco en Inglaterra. Y como dijo Gareth Southgate, seleccionador sub-21, ‘Imagina si decimos: “Lo siento, chicos, no habrá equipo en Preston este año porque el Manchester United B va a estar en la liga”’. Sería impensable adoptar ese formato. Y mientras tanto, las cesiones serán las mejores opciones para el desarrollo, aunque esto impida a los entrenadores tener a los jugadores tan controlados como, por ejemplo, los tiene Ancelotti en el Madrid.

“Ferguson no me demostró que me quería en su plantilla. Por mucho que me dijese cosas buenas sobre mi potencial, si no lo mostraba, si no me ponía, no significaba nada” Paul Pogba, tras decirle Ferguson que debía jugar en el equipo reserva

33


El otro DE ROSSI

#ElGolDeGrosso

Texto de M贸nica Fern谩ndez @Pinturicchia13 Fotos de Agencias

Alberto De Rossi, padre de Daniele, es el entrenador del Primavera de la Roma.


Roma es la cuna de la civilización occidental, la capital del catolicismo, una obra maestra hecha ciudad y uno de los lugares más bellos que la humanidad ha construido. Pero Roma también es fútbol. El hincha romano como buen ciudadano de la Ciudad Eterna es culto, crítico y apasionado. Al romano, futbolero o no, le gustan las tertulias y si sacásemos el nombre de De Rossi, seguro que se monta una charla mientras se saborea el mejor café del mundo. De Rossi. Te dirían que anda un poco bajo de forma, que incluso ya no es titular indiscutible, que Rudi

García ha preferido el músculo puro de Keita en algún partido, que aun así es el futuro capitano, que es muy bueno, pero igual mientras te tomas tu capuccino, en la Piazza Navona, a la espera de un helado, ay, qué helados, los mejores del mundo también, mientras tus ojos se posan en la fuente de los Cuatro Ríos alguien te recordase que De Rossi, Daniele de Rossi, 32 años, centrocampista de la Roma, debutante en un partido contra el Anderlecht en 2001, no es el único propietario de tal apellido que se levanta cada día para hacer un poquito más grande a la Roma.

Daniele De Rossi es hoy en día segundo capitán y un estandarte humano de la A.S Roma, el segundo mejor equipo del Calcio actualmente. Pero también es el orgulloso hijo de Alberto de Rossi, 57 años, que lleva desde 2007 dirigiendo a la Roma Primavera, el filial del conjunto giallorosso, que este año disputa la Youth League, el campeonato juvenil de los equipos Champions, para el cual ya está clasificado para octavos. Daniele, su hijo, es considerado en Italia un “figlio del arte”. Así son llamados los vástagos de los futbolistas en el país transalpino tan experto en dotar de musicalidad y belleza cualquier aspecto de la vida, ya que su padre, Alberto, antes de dedicarse a educar y formar a las futuras estrellas romanistas, fue así mismo futbolista. Un defensor correcto que alcanzó cierto fama en el Livorno con quien batió un record en la categoría de serie C2 al no sufrir ninguna derrota en la temporada y sólo recibir 7 goles en contra. En total, Alberto estuvo tres años en la escuadra de la Toscana, jugando 85 partidos y marcando dos goles. Parecen, a simple vista, éxitos muy modestos sobre todo si los comparamos, por ejemplo, con los éxitos de su hijo que es campeón del mundo, poca cosa, ya ven, pero la trayectoria futbolística de Alberto De Rossi va acorde totalmente a su forma de ser. “A mí me interesa poco el fútbol de los grandes equipos. He tenido ofertas de Serie B o Lega Pro pero prefiero continuar trabajando en la pasión de los jóve-

34


36

nes”, declaraba el entrenador de la Roma Primavera al portal web Goal.com hace un par de años. Aquel año, 2012, De Rossi consiguió uno de sus grandes hitos como entrenador de las categorías inferiores de la Roma, al ganar la Coppa Primavera a la Juventus, que también entre los juveniles es el rival al que da más gusto ganar en Italia. Poco después, en la temporada 2012-2013 tras la sustitución de Zeman, el nombre de Alberto De Rossi sonó como su relevo. Por fin, parecía que el eterno entrenador de la Primavera iba a dar el salto al fútbol de élite y ocuparse del primer equipo pero la respuesta fue negativa, Alberto se iba a quedar con sus chavales. Muchos en Roma aludieron al hecho de que la presencia de su hijo Daniele en el equipo es el auténtico impedimento para que su padre pueda entrenar un día al equipo. Con la actual excelente trayectoria de Rudi García parece improbable que la situación vaya a cambiar próximamente. No es Italia, como ya hemos explicado alguna vez en Underground Football, un fútbol que sea fácil para los jóvenes. Mientras en España estamos acostumbrados a que un buen jugador con 20 años ya tenga cierta experiencia en primera y si es de élite sea titular en prácticamente cualquier equipo, en Italia lo normal con 20 años es tener ya una colección importante de destinos, la mayoría de equipos de Serie B (donde al menos, los jóvenes juegan) y quizá alguna frustrante experiencia en A. Dentro de la poca consideración

que tienen las canteras en Italia, la de la Roma presume de ser una de las más prolíficas. De Trigoria han salido Di Bartolomei, Conti, Giannini, Totti o De Rossi. Una de esas joyitas, Bruno Conti, campeón del mundo en España en 1982, es el actual responsable de la cantera romanista. El club romano no sólo dispone del Primavera y de las diferentes

categorías inferiores que son propias del club. También colabora con decenas de sociedades en toda Italia y en el todo el mundo, donde tiene academias en Brasil o en Australia. Los pupilos de De Rossi siguen vivos en la Youth League, la Champions juvenil y en marzo continuarán en la competición, siendo el único italiano presente.


En 2012, la Roma ganó su primera Supercoppa Primavera ante el Internazionale (1-2). En aquel equipo entrenado por nuestro querido Alberto De Rossi encontramos a jugadores de la actual primera plantilla de la AS Roma como Michele Somma o Arturo Calabresi.

37


#PorLaSquadra

38


DE MAREO A LA VIDA Texto de Sergio M.Potenciano @Squadraeterna Fotos de Agencias


40

El sueño de niño tirado a la basura. La lucha desde que decidió iniciarse en el fútbol perdida entre el oscuro mundo del balón. Los ideales por encima de los billetes. La vida es más que dinero y Javi Poves luchó por eso, una batalla que le hizo colgar las botas cuando solo acababa de llegar. “Lo que se ve desde dentro lo deja claro: el fútbol profesional sólo es dinero y corrupción. Es capitalismo, y el capitalismo es muerte. No quiero estar en un sistema que se basa en que alguna gente gane tanto dinero gracias a la muerte de otros en Sudamérica, África o Asia. Simplemente mi yo interior impide que siga aquí” Nadie sabe qué pudo ser del joven jugador del Sporting si,

cuando con todo por delante y debutando en Primera División, no hubiera decidido decir adiós. Gijón le daba la oportunidad de su vida. Asturias eligió a un revolucionario de melena morena como la siguiente piedra preciosa de esa prolífera cantera que es la Escuela de Mareo. Javi Poves puso fin a todo ello decidiendo conocer otro mundo. El resto del Mundo. La realidad de la vida. Un mito como Manolo Preciado hacía debutar a Poves frente al Hércules de Alicante, Mareo lo volvía a hacer. Con tan solo 25 años dijo no al lujo, no accedía a cruzar la línea que le llevaría en alfombra roja hacia un cambio que su mente no le permitía. Vivía en una continua incer-

tidumbre, ¿fútbol o ideales? No eran compatibles, él lo sabía y eligió cuando llegó, cuando confirmó sus peores presagios, cuando el dinero que ganaba estaba ‘manchado de sangre’, así lo definió. Todo era superficial, todo era lujo, eran mercancías, se especulaba con su vida, su trabajo, su dinero y se compraba absolutamente todo. Vivir en una mentira o vivir su vida. Javi Poves eligió y Mareo perdía un metal valioso. Ablanedo, Abelardo, David Villa, Joaquín, Eloy, Luis Enrique, Felipe o Juanele eran algunos de aquellos jugones de Mareo que el fútbol español disfrutaba, que la selección disfrutaba. Los goles de Quini, el desequilibrio de Manjarín o la clase de Cundi. Allí estaba Mareo, a las afueras de Gijón,


entre el verde del pasto, en la soledad de las montañas asturianas y que tras cruzar la puerta de entrada ya respira fútbol. La bandera del Sporting junto a la asturiana te saludan nada más aparecer. Las puertas de Mareo se abren y el fútbol te llama. Forman jugadores y también personas. Calidad en los pies y orden en tu cabeza. El balón junto a los libros. Tu familia, tu gente y tu escudo. Mareo es más que una fábrica de jugadores, Mareo es una escuela, un centro donde te ayudan a crecer. El Molinón es una meta, pero no la única. Formación, juventud y vida están unidos. Javi Poves eligió tras cruzar dicha meta. Su carrera comenzaba en la capital, Atlético de Madrid,

Rayo Vallecano, Las Rozas y Navalcarnero le introducían en este deporte, la siguiente parada del tren era el Sporting de Gijón. Allí se acabó todo. El capitalismo no iba con Javi Poves, le dieron un coche que rechazó, no necesitaba do; le daban relojes que no quería, con uno tenía hora; y le ingresaban transferencias en el banco que él nunca pidió. Adiós al balón, a lo que envuelve el balón, a lo que rodea al fútbol. Había más vida después de Mareo y Poves decidió vivirla, verla. Dos años dando la vuelta al globo, dos años desaparecido. Un camino sin rumbo pero con la sensación de reencuentro con sí mismo. Allí descubrió lo que necesitaba y regresó. Tras más de 700 días de camino, de culturas, de gente distinta, de mentalidades diferentes, de vidas tan desiguales como desconocidas, Javi Poves elegía. El Islam se acercaba a lo que él creía. Aquella religión le llevaba a la verdad, le acercaba a lo que era Dios. “El Islam no es terrorismo. El Islam no son bombas. El Islam no es Bin Laden. El Islam es mi forma de conceptualizar el mundo, de entender mi vida. El estado iraní despertó mi fe islámica, el mejor país donde he estado” Antes disfrutó de Senegal, de Hispanoamérica y se alejó del régimen Castrista, tampoco Cuba era lo que quería. Venezuela le gustó, aquel Gobierno bolivariano sí llamaba su atención, se sentía Chavista. Javi Poves nunca se arrepinJavi Poves comenzó su carrera en el Rayo Vallecano ‘B’ y tras pasar por el Las Rozas y el Navalcarnero llegó a Mareo. Su último equipo fue el San Sebastián de los Reyes.

tió de aquella decisión. Mareo y El Molinón quedaban atrás, siempre agradeció al Sporting, a su gente, a los de arriba, ellos le enseñaron a crecer, a vivir y siempre respetaron su visión de la humanidad, su pensamiento sobre el fútbol. Desde la distancia le llamaron antisistema, adjetivo al que quiso regatear. Aquella etiqueta no se correspondía con su pensamiento. Estudió Historia y simplemente quería indagar, descubrir. Y lo hizo. “Sé que no quería vivir prostituido. Si no podía estar limpio en España tendría que irme a Birmania, donde sea. El 15-M me dijo poco. No vale. Planean cambios superficiales. Prefiero 800€ que ganar 1000 manchados. Lo que habría que hacer es ir a los bancos y quemarlos. Cortar cabezas.” Hoy Mareo vuelve a respirar. Siempre lo hizo, pero hoy vuelve copar portadas, hoy su gente puede gritar que son lo que siempre fueron, que solo tenían que intentarlo. Desde casa al éxito. Mareo es cultura, Mareo es vida, Mareo es fútbol y en Mareo se aprende. Manolo Preciado hizo debutar a una de las perlas de la cantera y seguro que desde allí arriba sonríe tras ver que ayudó a alguien. Javi Poves descubrió lo que necesitaba, sus preguntas tenían respuesta y el fútbol no era solución. Javi Poves vivió, Mareo sigue en pie y todos lograron su objetivo. Al fin y al cabo, fútbol es vida, solo hay que descubrir cómo quieres vivirla.

41


42


‘’Mareo representa el carácter competitivo del Sporting’’ 43 Entrevista a Manuel Sánchez Murias

TOda una vida dedicada al fútbol, como jugador y como entrenador. Ambas facetas las pudo realizar en el club en el que hoy trabaja, el Sporting de Gijón. Es Manuel Sánchez Murias, director de fútbol base de Mareo, una de las principales y más laureadas canteras del fútbol español.

Realizada por Sergio M.Potenciano @squadraeterna


La salida del técnico Branko Zebec por los escasos recursos del club y la venta de Ignacio Churruca al Athletic, propiciaron el nacimiento de una de las escuelas más prolíferas de España. ¿Qué es Mareo? ¿Qué significa Mareo para el Sporting de Gijón?

44

Mareo es la representación, como estructura y organización, de una orientación hacia la formación de futbolistas. De esta forma para el Real Sporting de Gijón significa reafirmar una identidad propia y singular como Club de cantera, de concretar un propósito de desarrollo y promoción de nuestros futbolistas, así como vincular

nuestra entidad con nuestro entorno y nuestros valores.

¿Qué sabor deja el ver cómo jugadores de la tierra, nacidos y crecidos entre los campos de Mareo llegan al Molinón? ¿Qué se siente?

Que el jugador criado y formado en los campos de Mareo llegue a nuestro primer equipo y se consolide en el fútbol de alto rendimiento, para nosotros supone en primer lugar un orgullo tremendo y una gran satisfacción. Por otra parte, supone un alimento vital para que el proceso de formación sea una realidad y una motivación para todos.

‘’Mareo es la representación, como estructura y organización, de una orientación hacia la formación de futbolistas. ’’

La experiencia como entrenador de Fran Garrido pasa desde Tercera División hasta equipos juveniles de División de Honor.


Muchos han sido los nombres ilustres que forjaron su fútbol en la cantera sportinguista, desde aquí recordamos aquel Mundial de USA en 1994, la firma de Mareo estuvo muy presente: Abelardo, Felipe Miñambres, Luis Enrique y Juanele estuvieron el lista final de Javier Clemente. Un orgullo, ¿es así?

El hecho de que grandes futbolistas formados en Mareo hayan formado parte de la Selección Española y se hayan hecho un nombre en el panorama futbolístico, a nivel internacional, es un gran orgullo, por supuesto. A la vez de una prueba del potencial de nuestros futbolis-

tas, del buen trabajo y de la referencia que siempre ha supuesto Mareo a modelo de cantera. Ese orgullo lo recogemos en forma de testigo para poder trabajar día a día y tratar de engrandecer nuestro reto formativo.

Finales de los 80, una de las mejores épocas de la historia: Maceda, Abel, Mesa, Uría, Redondo, Ferrero… y Vicente Miera en el banquillo. Justo poco tiempo después de ver como Mareo trabajaba con normalidad. No puede ser casualidad, ¿no?

En Mareo, en el Real Sporting de Gijón, trabajamos con el convencimiento de que nuestros jugadores son nuestro gran activo. Esta reflexión la realizamos siendo conscientes de que nuestros futbolistas, tal y como dice nuestra historia y tradición, son fiables en cuanto a compromiso con nuestro club, en cuanto a vinculación con nuestros valores y afición, así como por su rendimiento. La formación de futbolistas es compleja. Dentro de esa educación debemos exigir a los futbolistas talento, trabajo y rendimiento. Pero debemos ser conscientes de una realidad propia como la que comentas, y de la labor de técnicos como Vicente Miera, un referente a través de su rigor y trabajo en relación a Mareo y al Real Sporting. Luis Enrique, Maceda, Eloy, Zurdi, Abelardo, Juanele, Manjarín, David Villa… Ver

como grandes figuras de la casa firman contratos con clubes más poderosos y llegan a alcanzar cotas importantes. ¿Otra de las mayores satisfacciones de una escuela, verdad?

Sin duda. Satisfacción y ejemplo para todos los que trabajamos en esta casa. Así como para los jóvenes jugadores que empiezan este camino. Ejemplos de constancia, de amor por su equipo, de garra, de carácter competitivo, de compromiso y de talento futbolístico. En gran medida, ellos marcan nuestro camino.

En 1992 y bajo las órdenes del Consejo Superior de Deportes, el Sporting pasa a ser S.A.D, allí empiezan grandes problemas que actualmente siguen dando coletazos: Descensos, pérdidas de jugadores, cambios de directiva, crisis económica y deportiva… y la venta de Mareo en 2001 al Ayto. de Gijón. Mucha polémica alrededor de todo aquello. ¿Se temió lo peor? ¿Cómo recuerdan aquello?

El Real Sporting es una institución centenaria que ha pasado por momentos de dificultad. En su reciente historia, en situaciones complejas, creo que Mareo siempre ha supuesto una oportunidad para ayudar a superar las dificultades. Momentos de dificultad económica y deportiva que han afectado a todo el Sporting, y en los que creo que Mareo siempre ha estado presente

45


en cuanto a promoción de futbolistas hacia nuestro primer equipo y siendo un apoyo, desde mi punto de vista, indispensable para superar esas situaciones.

Curiosamente y cuando las crisis acechan, cuando más ahogados nos encontramos, más jugadores de la cantera, mejores resultados y menos distancias entre club y aficionados. ¿Por qué no siempre? ¿Qué motivos nos llevan a dejar de optar por lo de casa?

46

En la Dirección del Fútbol Base del Real Sporting trabajamos con el convencimiento de que el futbolista de Mareo es capaz de dar rendimiento en nuestro primer equipo. Con el añadido del nexo de unión que se establece entre equipo y afición. Para nosotros la cantera desde ese punto de vista es una necesidad y una oportunidad. Creo que en épocas de crisis es cuando nos centramos más en la necesidad y en épocas más boyantes es más difícil ver la oportunidad. Los motivos, si hay alguna, para mi serían la presión por los resultados inmediatos, las urgencias… Y a veces en la formación y consolidación de un futbolista hay que tener en cuenta que un poco de paciencia y confianza son imprescindibles.

Entre muchos de los jugadores de la cantera rojiblanca encontramos un nombre, un caso especial, un suceso que pocas veces sucede en

el Mundo del fútbol: Javi Poves. Aquel ‘rebelde’ jugador de Mareo que debuta con Preciado y decide dejarlo todo. ¿Por qué? ¿Se le intentó aconsejar no hacerlo? ¿Cómo se vivió aquello?

No te puedo hablar con profundidad de este tema porque en aquella época yo era un técnico del fútbol base sin la actual responsabilidad. Por lo tanto, seguro que me falta información para hablar con propiedad al respecto. En cualquier caso, en lo poco que conocí a Javi, me pareció un gran chico con una serie de inquietudes vitales que le llevaron a dejar el fútbol. Desde mi punto de vista, el mundo del fútbol merece la pena vivirlo. Cada uno con nuestra personalidad y con nuestra mentalidad. Yo ese tema lo viví con respeto y también con gran curiosidad por las causas que le llevaron a tomar esta decisión.

¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento (en la cantera) que recuerda desde su llegada al Sporting de Gijón?

Posiblemente el mejor momento es cada vez que puedes asistir al debut de un jugador de Mareo en El Molinón. Participar de ese momento y de esa alegría es muy reconfortante. Más en general destacaría el momento actual: un entrenador de la casa, Abelardo, dirigiendo un equipo con un gran base de Mareo que ofrece un rendimiento y un juego espectacular, así como

una gran conexión con el sportinguismo.

Recuerdo los entrenamientos de Iñaki Tejada cuando un servidor vivió la escuela de Mareo en sus carnes, hoy es el segundo de Abelardo en el banquillo del primer equipo, dos que conocen la casa, junto a ellos, mucha más cantera: Dennis, Álex Menéndez, Lora, Sergio Álvarez, Muñiz, Álex Barrera, Nacho Cases, Ndi, Álex Serrano, Carlos Castro o Álvaro Bustos… y todo tras un verano muy convulso. Ya es un triunfo, pero, ¿Se sueña? ¿Es la Primera División la meta? El orgullo de Asturias y la vuelta -otra vez- de la cantera de Mareo. Sería tremendo. Como sportinguista te diría que por supuesto que sueño. Y creo que la Primera División es el lugar para el Sporting. Pero creo que ahora también corresponde valorar y disfrutar el mo-


mento. También tratar de apoyar y empujar al máximo para que se pueda prolongar y en las últimas jornadas el equipo esté con posibilidades de luchar por ese objetivo.

¿Qué importancia cobra la cantera en un equipo como el Sporting de Gijón, donde no se pueden realizar grandes fichajes debido a la situación económica que atraviesa el club?

La cantera supone una diferenciación y una oportunidad de crecimiento y de consolidación como club. Esa es nuestra visión. Creo que poder tener una base de futbolistas de Mareo en nuestro primer equipo, que den rendimiento, cohesión al equipo, compromiso con nuestros valores y vinculación con nuestra masa social, significa un gran activo y una palanca de crecimiento al Sporting.


48

¿Cómo es el trabajo de un director de fútbol base?

En líneas generales consiste en diseñar, desarrollar y controlar todas aquellas acciones que afectan a la construcción del futbolista para nuestro primer equipo. Por tanto, desde la selección y captación de jugadores hasta la promoción de los mismos hacia el primer equipo a través de la cadena de filiales, pasando por los procesos de entrenamiento, la planificación metodológica, la competición, definición de plantillas, selección y formación de técnicos, concreción de modelos de jugador, comunicación con padres, etc… Por las maña-

nas tengo más trabajo de despacho: planificación, reuniones, comunicación, etc… Y por las tardes más trabajo de campo: presenciar entrenamientos, interacción con técnicos y jugadores. Es un trabajo complejo, enriquecedor y para el que debes ofrecer una gran dedicación.

¿Qué papel juegan los clubes convenidos de cara a la llegada de jugadores a Mareo?

El papel de los clubes del fútbol base de Gijón, o de Asturias, es un papel y una ayuda primordial. Creo que en Asturias hay una gran tradición futbolística, con un gran número de clubes que

realizan una tarea formidable en el fútbol base. De ese trabajo en muchos momentos nos alimentamos en Mareo, puesto que es el origen principal de los jóvenes que captamos. Por lo tanto, debemos reconocer ese papel y ese trabajo, así como establecer relaciones mutuamente beneficiosas para las partes, basadas en el respeto y la confianza. Esa es siempre nuestra intención.

¿En Mareo se instaura una filosofía base? Es decir, el primer equipo juega de una manera y el resto de equipos de la cantera tienen que ha cerlo de la misma forma. En Mareo se instaura un es-


por encima de todas las cosas?

El objetivo formativo, la mejora de los jugadores, es nuestra principal finalidad. Con la consideración de que el proceso formativo también ha de irse dirigiendo hacia la exigencia competitiva. De esta manera, a nuestros entrenadores, a medida que avanzamos en la categoría de los equipos, también les demandamos que hagan frente a ese desafío que supone el rendimiento en la competición, y por tanto la consecución de objetivos deportivos. Así el jugador debe crecer asumiendo ese reto de la competición.

tilo de juego que caracterice a nuestros equipos y que posibilite el desarrollo del talento de nuestros futbolistas. Este estilo de juego, así como el modelo de jugador de Mareo, se instaura con la complicidad del entrenador del primer equipo. En este caso, Abelardo. Y siempre atendiendo a la premisa de que nuestros futbolistas deben ser capaces de ofrecer rendimiento en nuestro primer equipo. Por tanto, ofreciendo un juego intenso, sólido defensivamente y rápido y vertical a nivel ofensivo.

¿Se marcan objetivos deportivos a los entrenadores de Mareo o prima la formación

Para terminar, ¿qué crees que hace diferente a Mareo sobre el resto de canteras de España y por qué se dice

que unas de las mejores del país?

Señalaría tres elementos que, desde mi punto de vista, hacen diferente a Mareo. El primero tiene que ver con nuestro entorno, tanto a nivel físico (instalaciones, emplazamiento natural, etc…) como a nivel social (el apego de nuestra gente por el Sporting y nuestra cantera). El segundo elemento lo constituye la promoción de los futbolistas. Creo que es muy difícil encontrar un lugar donde se plasme tan bien el proceso formativo a la hora de promocionar futbolistas al primer equipo como en el Sporting. Y, por último, nuestro espíritu. Creo que Mareo representa el carácter competitivo y la superación de dificultades.

49


#AusDeuschtlandMitLiebe

ELITESCHÜLE

El triunfo de la base

52

Todos juegan, sólo pocos triunfan. Educación y deporte se entremezclan en las escuelas de talento. El rejuvenecimiento, así como la puesta en marcha en consenso con los clubes de fútbol de este método, ha sido una garantía de éxito. Esto no ha hecho más que comenzar.

Texto de Shark Gutiérrez @Shark_Gutierrez Fotos de Agencias

Las 35 eliteschüle repartidas por Alemania forman una impecable red de talento bajo la custodia de la federación.


54 Diez años de paciencia y más de quinientos millones de euros de inversión, Alemania cosecha la Copa del Mundo que certifica el plan como exitoso.

La selección alemana llegaba a la Eurocopa del año 2000 como una de las principales favoritas. Desde siempre, las distintas selecciones germanas (bien como República Federal, o bien como país unificado) habían causado estragos. Casi siempre llegaban a finales y semifinales, haciendo buena la famosa frase de Lineker: “el fútbol es 11 contra 11, y siempre ganan los alemanes”. La fase de grupos no fue bien, y Alemania quedó última de grupo ante selecciones teórica-

mente inferiores (Portugal y Rumanía), así como una Inglaterra envejecida y glorificada en lo futbolístico. Tras el Mundial de Francia, el fútbol teutón ya daba síntomas de ir en declive. La continuación de esa fase fue la derrota del Bayern ante el United en el Camp Nou. Esto había sido el remate de una selección que necesitaba renovarse. Se empezaron a cuestionar si su balompié debía renovarse. Coincidió, además, con un colapso económico de la mayoría de los


clubes grandes (algunos de ellos, aún siguen pagándolo deportivamente), lo que hizo tomar una decisión drástica: la inversión no había que hacerla en el extranjero; había que potenciar lo que tenían en casa. Así fue como la federación alemana inició un proyecto de formación desde la base. La idea era aunar esfuerzos económicos para abrir academias de fútbol; el objetivo: formar a un futbolista, y también a una persona mediante la enseñanza. Desde ese punto de

vista dual, las academias empezaron a crearse., Empezaba a ser un requisito en las licencias para todos los equipos de la primera y segunda división alemana. Así es como a comienzos de la temporada 2002-03, se iniciaban las primeras escuelas de élite (denominadas en alemán: Eliteschule). 10 años y más de 500 millones de €uros después, se puede llegar a la conclusión de que la iniciativa no puede ser más exitosa. La federación alemana “controla” y diversifica el tiempo de los niños a partir de los 11 años. En el sistema educativo teutón, es a esa edad cuando se toman las decisiones de enviarles a forjarse su destino según sus capacidades. Es un concepto novedoso: “futbolistas con formación”, algo que sirve como ejemplo a quiénes quieren hacer carrera con el balón como meta. No todos llegan, o alcanzan el objetivo de ser futbolistas profesionales (o de élite). Compaginar ambos ámbitos es motivo de elogio frecuente. Aunque la etapa decisiva sea de los 11 años, la federación controla los primeros pasos de los niños. Casi, casi, desde el jardín de infancia. Por eso no es extraño las cifras que explican este hecho: el

44% de los chicos que están en el “Programa para el desarrollo del talento joven”, alcanzan el objetivo de superar la exigente etapa del “Gymnasium” (escuela preparatoria pre-universitaria, donde se habilitan para alcanzar el “Abitur” o Nivel A, necesario para poder acceder a la universidad), con respecto al 25 % de la media nacional escolar. Esto es meramente representativo, pero no menos sintomático que lo ofrecido por los datos anteriores: el porcentaje de graduados en secundaria, desarrollados bajo este sistema, es más alto que el 92 % de media nacional. Estos datos catapultan a Alemania en la 16º posición del ranking que se hace anualmente en el informe PISA. Así pues, conceptos como “educación en el fútbol” o “calidad educativa” se aúnan con el fin de darle “dos educaciones”, y poder ayudarles a formarse en una exigencia dual necesaria para los tiempos que corren. La estadística en la Bundesliga es ciertamente abrumadora (y estimulante): más del 50 % de jugadores de la Bundesliga se ha educado en estas academias. Con lo que la garantía de éxito, aunque no lleguen a profesionales, es bastante alta. Tiene, ade-

55


56

más, una consecuencia directa: ser flexibles con los horarios escolares dinamiza su atención. Mentalmente están menos distraídos, como mejor alimentación; siguen unas reglas que sólo pueden beneficiar a la vida cuando sean adultos (y universitarios). El programa de desarrollo para talentos jóvenes (que es como lo denomina la federación alemana) promueve unos objetivos de promoción, tanto del jugador, como del club quién los forma. Se forma (e informa) a los entrenadores para que se sigan unos consejos prácticos y motivacionales a través de las “Info-Abende” a todos los chicos que estén entrenando en la academia de cada club. El propósito es llevar al joven futbolista hasta el límite de su nivel como deportista. Así, y solo así, pueden alcanzar los niveles deseados. Todo esto, sin perder de vista los estudios. Las “eliteschüle” son las en-

cargadas de llevar este programa de desarrollo para talentos. Repartidas por toda Alemania (35 escuelas en total), forma una impecable red de talento bajo la custodia de la federación. Cada una de estas escuelas –dependiendo de la zona—tiene un equipo de primera y segunda división detrás. En asociación con los centros escolares y la propia federación. En estas escuelas es importante no perder el punto de vista educacional del mismo. Sin embargo, su foco está en desarrollar las destrezas físicas (habilidad, agilidad, reacción, aceleración, velocidad de fondo, velocidad explosiva), así como las destrezas con la pelota en los pies (dominio de los dos pies, fintas, amagos, saber aguantar el balón, cuándo jugarlo, pases, chut y toma de decisiones). Se entiende, de esta manera, que futbolistas de la talla de Toni Kroos, Julian Draxler o Mario Götze, hayan llegado a

la élite a una velocidad de vértigo, y se encuentren en clubes punteros de Alemania, y en algunos casos (Özil) de Europa. La evolución de generar a futbolistas de la base, ha hecho que los trofeos en las categorías inferiores vayan llegando, siendo el título mundial del pasado verano, un buen ejemplo de que el trabajo bien hecho tiene sus frutos. A veces, simplemente, hace falta invertir en la base, en la coordinación y en el trabajo de los profesionales. Vale más invertir en algo estructurado (que sin ser perfecto al 100%, funciona), que respecto a otros equipos del resto de Europa en las grandes ligas: tanto a la Premier, como a la Liga española, les vendría bien copiar el método de formación. Tal cuál cómo ha hecho la selección absoluta teutona, intentando copiar el juego de España. Pero haciéndolo desde la base, desde ahí, sólo se puede triunfar.


#WeLoveFM Todo lo que necesitas saber sobre el mejor juego de simulaci贸n futbol铆stica para PC.


LA ACADE LEONINA La Academia del Sporting CP, situada en Alcochete, es una de las más famosas del planeta por haber ‘’dado a luz’’ a futbolistas como Cristiano Ronaldo o Luis Figo.


EMIA A

En la década de 1980 el fútbol comenzaba a profesionalizarse aún más, a especializarse, a trabajar más concienzudamente cualquier aspecto del juego, tanto en el apartado táctico, como en métodos de preparación física o a nivel de organización del espectáculo en sí. Otro de esos aspectos fue el desarrollo de las escuelas de fútbol de cada club, y el Sporting de Portugal no iba a ser menos, creando así en 1988 la “Academia Sporting” con un objetivo claro, formar jugadores desde abajo para que acabasen llegando al primer equipo.

Texto de Manu Fernández @Manu_Fdez Fotos de Agencias

Se dice, en el mundillo del fútbol, que la cantera del Sporting CP es la mejor de Portugal. Bueno, no seremos nosotros quien dictemos cuál es mejor o peor en el país luso, pero lo que sí parece bastante claro es que de la escuela de fútbol de los leones, desde su creación, han salido los mejores futbolistas del país. Además, en la actual selección portuguesa, un porcentaje muy alto de jugadores pertenecen al Sporting o bien salieron de la cantera del club leonino. Y no hablemos de las categorías inferiores, en las que los ‘verdes e brancos’ dominan las convocatorias. Aunque, todo sea dicho, el papel de la cantera del Benfica en competiciones internacionales durante los últimos años ha sido superior a la del club de Alvalade. Muestra de ello es la UEFA Youth League, en la que las águilas se han clasificado

para octavos de final sin grandes problemas, mientras que el Sporting no ha podido superar la fase de grupos. Pero bueno, ya sabemos que en el fútbol base no siempre los resultados son lo primordial. “Competencia, profesionalismo, espíritu de equipo, responsabilidad, ética y rigor”. Estos son los valores que rezan en el lema de la academia del Sporting CP, y que tratan de inculcar a los 6000 jóvenes que tiene repartidos por las distintas escuelas en todo el país luso. Todos esos chavales sueñan con jugar en Alvalade, pero antes deben pasar por la Academia Sporting, un espectacular centro deportivo con todas las comodidades para la práctica del fútbol y para la formación de futbolistas. No sólo campos de fútbol (3 de césped natural, 3 de césped artificial y otro cu-

59


60

bierto de césped artificial), sino también espacios complementarios como piscinas, gimnasio, residencia, centro de estudios, e incluso un auditorio. Este centro está pensado, sobre todo, para los jugadores que no residan en Lisboa, un alto porcentaje por cierto. Por todos es conocido el caso de Cristiano Ronaldo, que tuvo que abandonar Madeira con tan sólo doce años para ir a la Academia Sporting. Los cuatro mejores jugadores portugueses de la historia, según muchos, son Eusébio, Futre, Figo y Cristiano Ronaldo. Pues bien, los tres últimos salieron de la cantera leonina. Además, jugadores de una calidad inmensa como Quaresma, Simao Sabrosa, Hugo Viana, Miguel Veloso, Nani, o Moutinho fueron formados en la academia del Sporting de Portugal. Para ello, el club posee una red de ojeadores por todo el país que capta a dichos jugadores, ya sea para las escuelas repartidas por el territorio luso o para la propia academia central de Lisboa. En ese proceso de crecimiento y expansión, ha nacido recientemente la Academia Sporting Africa, en Sudáfrica concretamente, con la que la entidad de Alvalade intentará expandirse por un continente en el que cada vez surgen jó-

venes jugadores con mayor calidad. A parte de ese método clásico de reclutamiento como es el de tener ojeadores en distintos partidos de fútbol base, existe otra curiosa fórmula de ingresar en la cantera del Sporting CP. El club, en su página web, posee un formulario a disposición de cualquier persona que esté interesada en que uno de los ojeadores de la entidad observe a un jugador determinado, detallando en que etapa de formación se encuentra, su club, etc. Es un método novedoso y algo revolucionario que aún no ha dado tiempo a conocer su éxito o no. Evidentemente, toda esta estructura de cantera y de desarrollo de jugadores no se sustentaría si a la hora de la verdad no se diese oportunidades en el primer equipo a todos esos jóvenes hambrientos por triunfar en el José Alvalade. Este es el caso del Sporting CP, y es algo que se ha potenciado en los últimos años, en la que el club se ha visto inmerso en una crisis económica que apenas le ha dado otra solución que no fuese basarse en las categorías inferiores para volver a crecer. Y así ha sido, tras unas temporadas un tanto

mediocres, en la campaña pasada se apostó por la cantera y salió bien, regresando después de varios años a la Liga de Campeones. Precisamente, en el #09 de Underground Football, hablábamos de ese resurgir del cuadro leonino sustentado en su academia. Rui Patrício, Cédric, André Martins, William Carvalho, Adrien Silva, Carlos Mané, Joao Mário han sido los pilares del Sporting de Portugal en la última temporada y media, todos ellos formados en la academia. Misma filosofía de años anteriores, nuevos métodos para el futuro. En eso se basa la cantera del Sporting CP, y por tanto el propio club. Un club que ha sabido sobreponerse a los problemas financieros a base de confiar en los jóvenes que salen de la academia. Siempre recordando que una parte muy importante de ese proceso de formación no es puramente futbolística, sino que es una forma de educar, socializar y preparar para la vida a jóvenes que, en ocasiones, se encuentran en situaciones muy complicadas. “Competencia, profesionalismo, espíritu de equipo, responsabilidad, ética y rigor”.

El club, en su página web, posee un formulario a disposición de cualquier persona que esté interesada en que uno de los ojeadores de la entidad observe a un jugador determinado.


#DesdeElBanquillo


MASÍA

cantera de entrenadores Temporada 1997-98, Van Gaal entrena al FC Barcelona con José Mourinho como parte de su cuerpo técnico. A sus órdenes, cómo jugadores, ‘Pep’ Guardiola y Luis Enrique.

La Masía del Fútbol Club Barcelona siempre ha sido calificada por todos como una de las mejores canteras del planeta fútbol. Entre sus paredes han crecido niños prodigios como Lionel Messi, Andrés Iniesta o Xavi Hernández, jugadores que desprenden ADN Barça por los cuatro costados. Pero el territorio culé no sólo destaca por ser una gran fábrica de talento con el balón en los pies, sino también por ser clave a la hora de pulir toda estrategia técnica y táctica desde los más altos mandos. Y es que en los últimos veinte años, y a raíz de pasar por la entidad culé, muchos jugadores han dejado el campo y se han metido de lleno en el trabajo de vestuario, siendo la azulgrana una de las canteras más respetables de técnicos en el

Texto de Christian Díez @christiandiez Fotos de Agencias

mundo del fútbol. Más de una veintena de jugadores ya han probado las mieles de los banquillos, y parece que el sabor gusta. El nombre propio y por excelencia de la cantera de técnicos que el Fútbol Club Barcelona ha dado en los últimos veinte años tiene un claro protagonista, Pep Guardiola. El de Sampedor fue el culmen de un proyecto arriesgado de Joan Laporta, dinamitado por su sucesor, Sandro Rosell. Con él al mando llegó la época de mayor esplendor culé de toda su historia. En cuatro temporadas al frente del equipo ganó un total de 14 títulos, dejando para la historia el año 2009, donde el equipo ganó todos los trofeos que disputó, el denominado, y vanagloriado, sextete. Una estela inconfundible que se que-

63


64 El abuelo de la saga, Johan Cruyff

Y por encima de todos, está Cruyff, uno de los padres fundadores de esta saga culé de técnicos de prestigio. El holandés comenzó su carrera como entrenador en el Ajax, como pasó con su etapa como futbolista. Pero su arraigo a Barcelona era tan profundo que el oranje no dudó ni un momento

en aceptar la propuesta que Josep Lluís Nuñez tras el denominado el Motín del Hesperia del año 1988. Un cargo de entrenador que no había sido bendecido por sus estudios, sino que Cruyff había sido acreditado por el Ajax como director técnico para sentarse en el banquillo, un privilegio que

arrastró hasta su etapa en el Camp Nou, donde en su primera jornada no se pudo sentar en el banco, algo que la FEF permitió a modo de privilegio. Concesión que quedará en los anales del técnico referencia de la banda de Guardiola y compañía.


La era de Johan Cruyff, la era del Dream Team. Cuatro campeonatos de liga, una Copa del Rey, tres Supercopas de España, una Copa de Europa, una Supercopa de Europa y una Recopa de Europa son su bagaje.

bró con la distancia con la nueva directiva, con un cambio de rumbo tomado por Guardiola. Un año sabático y a continuar su estela en Alemania, donde el hombre fuerte de la cantera de entrenadores azulgrana sigue aireando su buen nombre en el Bayern de Münich. Tras el fiasco del Tata, Luis Enrique era el nuevo elegido

por la alargada estela roseliana para intentar proyectar el estilo Guardiola sobre el césped de nuevo, pero del momento el proyecto no termina de arrancar, algo que al asturiano le toco sufrir ya en Roma y Vigo, con más suerte en el segundo que en el primero. Aún es pronto para ajusticiar a al técnico astur, el año pasado mostró una gran firmeza en Vigo, serio y de raza, un técnico al que no le tiembla el pulso, algo complicado en Can Barça. Pero sigamos con la lista, que da para largometraje. El líder de Segunda División, en las manos de Abelardo; la sensación en Inglaterra, el Southampton, dirigido por Ronald Koeman; el líder de la Eredivisie, el PSV, comandado por Phillip Cocu; o el terrateniente francés, el PSG, quien cuenta con la batuta de Laurent Blanc. Oscar (ex Watford), Sergi (ex Recreativo), Celades (España Sub21), Lluís Carreras (ex Mallorca), Lopetegui (Oporto), Prosinecki (Azerbayán), Christiansen (AEK Larnaca), Pizzi (León), Kodro (Sarajevo), Pellegrino (Estudiantes), Ferrer (ex Córdoba), Eusebio (Barça B), Laudrup (Lekhwiya SC), Frank De Boer (Ajax), Hagi (Viitorul Voluntari), Bakero (ex Juan Aurich) y Stoichkov (ex Litex Lovech) se unen a esta lista sin fin de entrenadores que, en su mayoría, propugnan aquello que algún día mamaron de la casa azulgrana, el gusto por el fútbol de toque y elaboración. Guardiola es el modelo icónico de todo aquello que huela a entrenador culé. Él congrega en su filosofía todo aquello que ha sido y es el Fútbol Club Bar-

celona de las últimas tres décadas. El espíritu de aquella primera Champions en Wembley, los que crecieron y nacieron con ella. Ahora son protagonistas, ideólogos y estrategas, ellos tratan de marcar el sendero de gloria que muchos encontraron en el césped. Pero no todos triunfan, el sinsabor se simboliza entre otros en Sergi, Carreras, Celades, Ferrer, Stoichkov o Bakero, quienes han fracasado en sus últimas intentonas de ser referentes de los banquillos. Y es que en ese momento vuelve a relucir, sin lugar a dudas, la alargada estela de Guardiola, quien hace sombra y salpica a todo el pasado culé, como ocurre ahora con Luis Enrique, al que la eterna comparación le hace más daño que le apremia. Difícil convivir con el simbolismo marcado del de Sampedor, quien será considerado por muchos como el mejor técnico de la historia de la entidad azulgrana. Y ahora están los que vendrán, y con qué carrera, con qué objetivos. Muchos vemos a Xavi Hernández como un ejemplo claro de técnico de esta Masía de entrenadores. Un ‘supuesto’ alumno aventajado, aunque luego nunca se sabe. Muchos han tratado de retirar al cerebro culé en los últimos meses, incluso desde las altas instancias del club, pero ni por esas. Aún hay fútbol en sus botas, y cuando no lo haya, seguro que lo hay en su cabeza. Será duro, la vara de medir templará desde el primer momento a su figura, pero a buen seguro que no es el único. La saga continúa.

65


El viaje de BIELSA

#SudámericaTierraDeLeyendas

Bielsa recorrió el país en busca de nuevos talentos para la cantera de Newell’s. Fue el paso previo a asumir el cargo de entrenador. Un método que asombró y significó la base de un proceso institucional.

66

Texto de Nico Galliari @nico92galliari Fotos de Agencias

Lejos de acongojarse, intentó buscar otra salida. Ante la negativa, decidió iniciar un nuevo proyecto en 1989. Convencido de que era el momento exacto, pensó en ocupar el puesto de entrenador del primer equipo de Newell’s. Jorge Griffa, su mentor, le negó la posibilidad aduciendo que aún no se encontraba preparado para el cargo. “Todavía no estás, Marcelo. Te falta un año y vas a estar completamente maduro”. El hombre no se detuvo en ello, no quería dejar el tiempo pasar para esperar su oportunidad. La mente de Marcelo Bielsa generaba una idea tras otra. Innovador, continuamente analizaba y proponía sus pensamientos. Ya sea para mejorar las divisiones inferiores del club o modificar formatos de torneos. Dirigía la

tercera división, con la que se alzó campeona ganando casi todos los partidos. Posteriormente a conducir las categorías menores, su idea era dirigir la Primera y comenzar su carrera como entrenador profesional. Su cabeza giraba en torno al fútbol. Nada lo hacía cambiar de rumbo. Sin la intención de que su camino quedase estancado, inició un proceso que causó admiración y asombro en la dirigencia de la institución rosarina. Con 34 años de edad, tras no haber destacado como jugador, entrenar un equipo universitario con el rigor de la máxima competencia y formar jugadores jóvenes, decidió comenzar la búsqueda de nuevos talentos. A lo largo y ancho del territorio argentino, viajaría para encontrar chicos que se sumen a una de las

canteras nacionales más prolíficas. El proceso avanzó cuando, desde Chaco For Ever (equipo del ascenso), le negaron también la posibilidad de dirigir. Griffa recibió y avaló el plan de Bielsa. Marcelo tomó un mapa, lo dividió en 70 partes y, en cada una de ellas, colocó a un representante. Del mismo modo, las áreas se iban a subdividir en cinco, con el fin de reclutar la mayor cantidad de jóvenes que pudieran obtener una prueba en Newell’s. Tomó el teléfono y llamó a las oficinas públicas de varios pueblos. Pedía contactarse con alguien que entendiese de fútbol, y así logró armar casi un centenar de reuniones. En el mapa, calculaba la cantidad de kilómetros a realizar hasta las zonas donde tenía pautadas las entrevistas. Anotaba el


Tras aquel viaje y una serie de a帽os de formaci贸n, se cosecharon tres campeonatos nacionales y una final de la Libertadores.


68

nombre del personaje en cuestión y la distancia. Luego de cada encuentro, llamaba a Rosario para brindar datos de qué día y cuántos chicos irían a entrenar. Tendría que atravesar muchos imprevistos, pero cumpliría su propósito. A bordo de un antiguo Fiat 147, emprendió un viaje que tendría muchas idas y vueltas. Nada conseguiría desviar el foco del objetivo. Asistió a todas las reuniones que había arreglado previamente. Con los años, muchos de los chicos descubiertos en aquella travesía acabarían siendo figuras del plantel profesional. De hecho, hubo hasta quienes se consagraron bajo la dirección técnica de Bielsa. En su periplo, tuvo distintos acompañantes, pero todos compartían con él la pasión por el juego. Marcelo, curioso, se interesaba rápido por las formas y los puntos de vista de su interlocutor ante diferentes situaciones de la vida. Junto a su auto, también viajó en micro. En una ocasión, hizo más de 600 kilómetros parado, al encontrar su asiento ocupado después de descender para cenar en una estación de servicio. Para el itinerario por el norte argentino, el Loco –su apodo derivó de semejante proyecto, mostró ante su copiloto que no había nada más importante que hallar talentos para el futuro de NOB. Luis Milisi, dirigente del club y vendedor de repuestos por todo el país, no se opuso a la invitación de acompañarlo, aunque solicitó que cambiara una parte del viaje para dejarlo en una ciudad y buscarlo al día siguiente. Bielsa estacionó su auto, bajó el equipaje de Milisi, lo saludó y continuó su camino. Dejó a

su compañero de ruta en Jujuy, la provincia más cercana a Bolivia, y siguió con la misma determinación. Tres meses duró su recorrido por Argentina, previamente a recalar (sin haberse cumplido un año) en el banquillo del Parque Independencia. Hizo 25.000 kilómetros y sumó muchos jugadores a las divisio-

nes menores. Una noche, ante la información de que un joven centro delantero firmaría con Rosario Central en poco tiempo, Bielsa y Griffa viajaron y convencieron a la familia de cambiar de idea. El chico dormía, pero el padre accedió a que levantaran su frazada para constatar que medía un metro ochenta y cinco. Aquel adoles-


cente, de 14 años, era Mauricio Pocchetino, actual técnico del Tottenham Hotspur, que abandonó su demarcación en el área contraria para ser un zaguero muy reconocido. Cumplido el plan, Bielsa se encontraba apto para dirigir. Fue campeón de tres certámenes nacionales y llegó a la final de la Copa Libertadores. Mu-

chos de sus futbolistas, como Lunari, Berizzo (hoy, DT del Celta) y el propio Pocchetino, habían sido descubiertos en los viajes y formarían parte del equipo. Gabriel Batistuta, reclutado años atrás, no pudo sumarse al no prosperar las negociaciones con River. Aquella causa fue la piedra basal de Newell’s, de la que

han salido muchos jugadores. Bielsa trazó el camino. El estadio del conjunto rosarino hoy lleva su nombre.

El once con el que Marcelo Bielsa fue campeón en 1992. Una buena parte del mismo lo había acompañado desde la finalización de aquel viaje.


LOS CINCO DE AMANCIO

Texto de Pepe Salgado @Pepatxto_Salgado Fotos de Agencias


#TiemposDePesetaFútbolDeOro

Manolo Sanchís, Míchel, Martíin Vázquez, Pardeza y Butragueño fueron los mayores exponentes de la Quinta del Buitre, siendo este último quien, con su apodo, dio nombre a la gloriosa generación.

Hoy quiero hablarles de un equipo creado en la cantera de un club, un filial que desplegó un juego tan sublime que llegó a necesitar el estadio del equipo de primera por que el suyo se le quedaba pequeño. Cuando 65.000 almas se juntan para ver jugar al equipo B de un club, es que algo, muy bueno, se cuece en ese filial. Les hablo de finales de los setenta y principio de los ochenta, les hablo del Madrid Castilla y del Real Madrid, de la Fábrica Madridista, de Amancio, de Di Stéfano, de Julio Césas Iglesias. Es decir, "la Quinta del Buitre". Fue el periodista Julio César Iglesias el que sacó a la luz a un grupo de jugadores que hacían las delicias de los aficionados al fútbol de segunda. En su artículo "Amancio y la quinta del Buitre" el señor Iglesias nos presenta a cinco jugadores del Castilla capaces de hacer sombra al club de primera. En dicho artículo, uno a uno nos describía a los Sanchís, Míchel, Martín Vázquez, Pardeza y Butragueño, y cómo su fútbol creció de tal manera que tuvo que pedir prestado el estadio del primer equipo para posibilitar la entrada a todos los aficionados que ansiaban deleitarse los sentidos con el fútbol de estos fenómenos. El Castilla se pro-

clamaba campeón de segunda división, único filial en conseguirlo. Amancio fue el minero que descubrió este filón de fútbol y supo entibar a la perfección las galerías por las que se desarrollaría su juego, supo mantener la mina abierta y trabajando a pleno rendimiento para que en el 83, Di Stéfano como entrenador del primer equipo, obtuviese la gemas para despues conseguir pulirlas y montarlas en la joya que coronaría el fútbol español de los ochenta. Estos cinco jugadores se repartían por toda la geografía del terreno de juego, si bien Sanchís comenzó en el centro del campo, no tardó en retrasar su posición y convertirse en un férreo defensa, correoso, duro, plomizo y pesado para los delanteros, pero muy capaz de salir con la pelota jugada; en el centro del campo, por la derecha o en el mismo medio, tenemos a Míchel, jugador técnico con un guante en su pierna derecha sus pases a larga distancia eran de otro planeta; por la izquierda Martín Vázquez vertía belleza y clase por los cuatro costados, ambidiestro y capaz de dar amplitud a la cal de la banda; como extremo había un bajito rubio llamado Pardeza, un destello, un relámpago, la chispa por la

73


74

banda capaz de dejar a su par en shock con un recorte y un sprint para después telegrafiar el gol al jugador enseña del grupo: el Buitre, Emilio Butragueño, jugador que le dió sobrenombre a la quinta, hábil como pocos, "capaz de hacer en una moneda lo que otros hacen en un lago" decía Cruiff de él, capaz de parar en seco para, un segundo despué,s materializarse a la espalda del defensa, jugador que hizo valer su apodo, si los buitres huelen la muerte a kilómetros, Emilio hacía lo propio con el gol. Todas estas cualidades obligaron a que Di Stéfano les hiciese debutar en el primer equipo y que encajasen a la perfección con jugadores ya consagrados como Camacho, Juanito, Santillana,... o que posteriormente, y a pesar de la temprana salida de Pardeza, pudiese asimilar magistralmente otros grandes jugadores como Valdano, Hugo Sánchez o Maceda. Veteranos y noveles cuajaron un equipo madridista hasta el tuétano que les hizo prácticamente inexpugnables en casa, con partidos épicos, y que alimentados por el calor de la grada se volvían, a veces, intensos de más. Ese pisotón de Juanito a Matthäus. Su juego era rápido, agresivo, con detalles de calidad por parte de los genios y con una pegada que no había sido superada hasta hace muy poco. Hablo de más de cien goles, en los ochenta y sin bestias del gol como las que hoy rigen el verde. El Real Madrid de la Quinta del Buitre fue, con diferencia, el mejor equipo española durante la década de los

80, alzándose con cinco ligas consecutivas y una Copa de la Liga, una Copa del Rey, dos Supercopas de España y dos Copas de la UEFA. Si bien es cierto que tuvieron capacidad, nunca llegaron a coronarse en Liga de Campeones. No se bien si fue falta de acierto, de suerte. La verdad es que fue la guinda que le faltó a aquel pastel merengue que endulzó la vida del madridista. Las decepciones en Liga de Campeones llegaron primero del Bayernd de Munich en 1987. El equipo alemán hizo los deberes en casa y la remontada en el Bernabéu fue imposible, eliminados en semifinales. Al año siguiente, tras derrotar al Nápoles del Pelusa, y a los dos finalistas del año anterior, Oporto y Bayern, el siguiente rival parecía el más asequible. Un PSV a priori menos fuerte que los anteriores curces fue capaz de eliminar al Madrid con sendos empates 1-1 en el

Bernabéu y 0-0 en la vuelta. Semifinales y a casa otro año más. Y por último, en la temporada 89, entró el gigante rossonero, el Milán de Arrigo Sacchi y la tripla holandesa Gullit, Rijkaard y Van Basten que terminaron por dar el toque de gracia a una quinta ya en declive. Aún a pesar de no conseguir el trofeo fetiche del club blanco, este equipo, esta "Quinta" es y será siempre recordada como uno de los mejores combinados que ha visto el mundo del fútbol en general y el madridismo en particular. Un equipo de madridistas para madridistas. Una remesa de jugadores de cantera como no se ha vuelto a ver otra en el equipo vikingo. Un grupo de chavales, de amigos que crecieron juntos en el seno del Real Madrid y que ya son leyenda, aún viva, del fútbol, pero sobre todo, del Madridismo.


Sin embargo, por muy buenos jugadores que haya en el filial, alguien tiene que apostar por ellos y darles minutos en el primer equipo. El valiente fue otro mito madridista, Don Alfredo Di StĂŠfano.


El hecho de que la organización de un Mundial esté cada vez más próxima ha acelarado en Rusia el interés por mejorar la formación de talento en sus escuelas de fútbol. Las akademias son un buen ejemplo de ello.

78

AKADEMIAS

Para el futuro Texto de David López @dablop_ Fotos de Agencias


80

Futbolísticamente, Rusia no es un país que exporte al resto. Los jóvenes -y no tan jóvenesse forman allí y no tienen necesidad de salir. Para dar más importancia a los jugadores rusos y menos a los foráneos, desde la Federación se han puesto límites al cupo de extranjeros por equipo, impulsando la creación de talentos nacionales. En los últimos años, la formación desde cero de futbolistas está creciendo y, fruto de ello, se están consiguiendo logros con las selecciones inferiores. En esa formación, destacan dos centros 'independientes'. Situada en el sur de Moscú, la Akademia Chertanovo es una de las más prestigiosas de Rusia. Tiene equipos en todas las categorías del fútbol base y compiten con los grandes del país. Además, cuentan con una escuela (su nombre completo es Centro de deportes y educación de Chertanovo) para que los jóvenes puedan estudiar allí a la vez que se desarrollan como futbolistas. También potencian el fútbol femenino, contando con 8 equipos de jóvenes y uno profesional, cuyo nivel es tal que juegan en la máxima división. Los jugadores masculinos que no hayan salido a algún club grande, pueden seguir en el primer equipo de la Akademia, que juega en la 3ª categoría del fútbol ruso. El equipo está formado por chicos de 17, 18 ó 19 años y entrenado por Andrei Solomatin, exinternacional absoluto y campeón de Rusia con el CSKA. Desde la calle Chertanovskaya, han salido jugadores in-

ternacionales como Ilya Abaev (aún en activo), Diniyar Bilyaletdinov y Vasili Kulkov, además de otros con menos logros como Renat Sabitov o Andrei Gordeyev. Pero de quien más se sienten orgullosos es de Igor Kolyvanov, uno de los primeros en ingresar en la Akademia y con mejor trayectoria. El propio Kolyvanov da nombre a un torneo internacional de gran prestigio que organiza el centro anualmente. A pesar de aportar constantemente jóvenes a las categorías inferiores de los grandes clubes rusos y a las diversas

selecciones, el éxito más notorio de la Akademia se produjo el pasado verano y, curiosamente, a más de 1700 kilómetros del centro, en el Štadión pod Dubňom de Žilina (Eslovaquia). La selección rusa Sub17 se proclamó por segunda vez campeona de Europa en la categoría tras derrotar en los penaltis a Italia. Dmitri Khomukha convocó hasta 6 jugadores de Chertanovo, más que de ningún otro club. No fue un torneo vistoso por parte de los rusos (derrotaron a Suecia en las 'semis' tras 22 penaltis, por ejemplo), pero para la Akade-


mia y para el fútbol base del país fue un gran éxito. En Samara, región del Krylya Sovetov, se encuentra la Akademia Togliatti. En su fundación se llamó Akademia Krylya Sovetov y ahora también es conocida como Akademia Konoplyov, en memoria del empresario que creó el centro y falleció en 2006. Es un caso similar al de Chertanovo, contando con equipos en prácticamente todas las categorías y con un "primer equipo". También ofrece escuela para los jóvenes y participan en multitud de torneos internacionales.

Sin duda, de quien más presumen es de Alan Dzagoev, el ejemplo para todos los chicos de la Akademia. Al ser de reciente creación, no cuenta con una gran cantidad de futbolistas que hayan llegado lejos; pero sí que destacan Artur Yusupov o Roman Emelyanov como ejemplos que han llegado a la élite. El multimillonario Roman Abramovich decidió invertir parte de su fortuna en desarrollar el fútbol de su país y en Togliatti le deben mucho. A pesar de que el verano pasado dejó de financiar proyectos seme-

Rusia se proclamó campeona del Europeo Sub17 celebrado en Eslovaquia en 2003, tras ganar en la tanda de penalties a la selección Italiana.

jantes, muchos jóvenes disfrutan de modernas instalaciones gracias al dueño del Chelsea. Con vistas al Mundial 2018 que se celebrará en el país, las Akademias sueñan con que alguno de sus jóvenes llegue a ser convocado para el campeonato y, clubes importantes como el Krasnodar, ya comienzan a crear Akademias totalmente nuevas desde cero.


FILIPINAS NO ERA TIERRA DE FÚTBOL 82

Filipinas no es tierra de fútbol, al menos no tradicionalmente. Pese a que las raíces españolas se observan por muchos lugares, la influencia norteamericana en el siglo XX hace que en este país asiático no se siga el deporte rey como ocurre en otros países del continente. Si preguntas a un taxista, te dirá que es “aburrido” y que necesitan la emoción que encuentran en baloncesto, deportes de lucha y motor para seguir un deporte.

Texto de Héctor Da Serpa Pinto @kriok Fotos de Agencias


Sin embargo, algo está cambiando en el país Pinoy. La globalización hace que las multinacionales abran sedes en el país, y en Manila se observa como el número de expatriados es cada vez mayor, y consigo se traen su cultura y costumbres más básicas, entre ellas el fútbol. A día de hoy existen múltiples escuelas y clubes de fútbol en la ciudad, entre las que destaca Football Manila (fundada por una coalición de filipinos con orígenes europeos y expatriados en la ciudad) y que cuentan con una importante escuela de formación que cada noche de la semana acoge entrenamientos y “open plays” en los que los equipos se forman en función de las personas que acuden a jugar, siendo casi siempre muy amplia la acogida. Para ello, acuden a alguno de los campos de césped artificial que se han creado en los barrios más elitistas de la ciudad o el centro de entrenamiento que el Chelsea patrocinó para sus escue-

las (conocido como Bluefields y de con un terreno de color azul), bajo la imagen de los idolatrados hermanos Younghusband. Este aumento del boom del fútbol en la ciudad está relacionado con la influencia de expatriados que se han mudado a vivir a Filipinas y que enseñan a la población local los aspectos básicos del deporte tanto tácticos como técnicos, en busca de ayudarles a aumentar su afición por el mismo. El mayor símbolo de este tipo de clubes puede ser “Nomads”, el cual tiene más de 100 años de historia. Este club, fundado por británicos venidos a Filipinas en el siglo pasado, sirve de punto de reunión para los anglosajones que se han establecido (o están de paso) por el país, y el fútbol no podía faltar en sus actividades. En sus instalaciones, cercanas al aeropuerto principal de la ciudad, se observan todos los aspectos típicos de su cultura. Disponen de una pista de tenis, varias televisiones, una barra de bar similar a un pub británico, restaurante, etc. Y un campo de fútbol, claro. Y el terreno de juego es el centro de todo, se encuentra en un lugar donde puede ser observado desde cualquier punto de las instalaciones, con la peculiaridad de tener el característico surco de los campos de cricket en medio del campo; en un fallo de ejecución que indica que varias culturas participaron en el mismo. Este histórico club, con diferentes modalidades deportivas, dispone de una faceta forma-

tiva muy valorable para los locales dado que permite que jóvenes entrenen cada día a las órdenes de extranjeros con un mayor conocimiento del fútbol que los locales. Esto ocurre debido a que la formación para los entrenadores en Filipinas no está muy desarrollada, y como ejemplo vemos que los cursos de la AFC no son fáciles de encontrar en el país. Así, cada tarde noche, ciudadanos británicos, escoceses, alemanes y de otras nacionalidades, acuden a este lugar de encuentro para entrenar chicos filipinos (muchos de padres europeos) enseñándoles aspectos que aprendieron durante sus años en Europa, con métodos que no son muy conocidos en estos lares. Los Nomads, cuyo nombre viene de Nómadas (dado que muchas veces los expatriados tienen contratos de plazo fijo que les hacen abandonar el país), tienen un espíritu de integración en el deporte del país aportando su grano de arena en un terreno en el que sus conocimientos son mayores, dado la débil estructura de formación que se ve en Filipinas. En este mismo sentido, sus equipos compiten en diferentes ligas amateurs que se desarrollan de Enero a Junio – de Julio a Noviembre es temporada de tifones – en todas la categorías, y vemos que el rincón de los trofeos indica que algo están haciendo bien en este pequeño lugar a las afueras de Manila, donde las culturas europeas y filipina se unen en un terreno de juego con sabor a fútbol (y a cricket).

83


Nuestros 19 números a un golpe de ratón

Click aquí

Underground Football 19  

Monográfico sobre el trabajo realizado en las canteras de varios clubes de fútbol profesionales así como en escuelas de fútbol.

Advertisement