Issuu on Google+


Dirección

Irati Prat del Pozo @iratipdp21

Diseño

Irati Prat del Pozo @iratipdp21

Portada

Christian Díez Torralba @christiandiez

Contacto

@football_ug

http://footballundergroundmagazine.wordpress.com/

La c

Equipo de redactores

Shark Gutiérrez @SharkGutierrez

Irati Prat del Pozo @iratipdp21 Jorge Ulloa @redjor

Héctor de Serpa Pinto @kriok

Christian Díez Torralba @christiandiez

Miguel Ángel Hernández @miguel_angher

Mónica Fernández @Pinturicchia13

Pepe Salgado @Pepatxo_Salgado

Nicolás Quiroga @FutboLuegoExist Luis Vallejo @lvallejocolom

Francisco Javier Cuesta @FTesp Felipe Álvarez @pipex35

Sergio Gutiérrez @sergiogut

David López @dablop_

Tomás García @ToMasGaRcia77


convocatoria Aus Deutschland mit Liebe Desde Bélgica con amor Wembley Connection O país do futebol Desde el banquillo El rincón Oranje El gol de Grosso Tiempos de peseta, fútbol de oro La pelota no se mancha France, the place to be Infierno turco Scouting Center Born to USA Gigante Ex-Soviético El rincón del Nómada


Editorial

Soy joven y soy más de Champions y Europas League. Soy joven, como este proyecto. Un proyecto que ya suma 10 números. Un proyecto que ya cumple un año desde que Tshabalala abriese la primera portada con los brazos extendidos, celebrando un gol histórico. Bañándose en un mar de gloria ante su gente. Escribía esto recordando en mi memoria el temario que había tenido que estudiar para la prueba que había hecho esta mañana. Un texto de Lippmann en el que dejaba constancia de sus ideas acerca del periodismo. El periodista no hace la verdad, no escribe la verdad, no puede ver la verdad. La verdad no existe como tal, nosotros la adulteramos con nuestra subjetividad. Y entonces pensaba en como habíamos nacido nosotros, sin buscar verdad alguna, sin intentar convencer de nuestra verdad. Algunos de los nuestros son periodistas, otros lo serán y otros solo escriben por que les gusta expresar lo que sienten al ver un partido de fútbol. Esa es nuestra esencia. Expresar lo que sentimos. Y por ello seguiremos número a número, mes a mes, escribiendo sin parar. Aunque a veces se nos vaya de las manos y parezca más un bestseller que una revista de fútbol. Nos gusta escribir. En este nuestro décimo número retomamos la diversidad que nos une. Queremos hablar de todo sin olvidarnos nada y aunque no siempre se puede lo intentamos hacer lo mejor posible. En este número presentaremos a numerosas promesas venidas desde diferentes rincones del planeta. Entrevistaremos a Rubén Martín para entender un poco mejor lo que es ser periodista y nos contará sus impresiones sobre la liga española y sus desorganizaciones varias. También daremos un buen paseo por Italia y conoceremos a una promesa que no pasó al siguiente nivel. Desmenuzaremos al equipo grande de Berlín en la actualidad y conoceremos un proyecto estancado en Seattle. Viajaremos a la lejana Mongolia para conocer su fútbol y regresaremos en el tiempo a USA’94. Todo eso y mucho más en las siguientes páginas… Además, y aquí me detengo un poco más, dedicaremos nuestra portada a aquel torneo que antes de editar este número no recordaba y que ahora me resulta hasta familiar. Un torneo que llevó a Zaragoza a la cima del fútbol. Aquella Recopa del 95…


Índice Desde Bélgica con amor

6

Entrevista Rubén Martín

18

Wembley Connection

22

El rincón Oranje

30

Scouting Center

40

France, the place to be

46

O páis do futebol

52

El gol de Grosso

58

Desde el banquillo

66

Tiempòs de peseta, fútbol de oro

72

Aus Deutschland mit Liebe

80

El rincón del Nómada

88

Born to USA

96

La pelota no se mancha

100

Gigante Ex-Soviético

104

Infierno turco

108


Talentos belga Generaci贸n del 93

Texto de Irati Prat @iratipdp21


as


La selección belga, ese ingrediente que se ha vuelto indispensable en cualquier menú futbolero. Ese equipo tan joven y descarado que ha encariñado a casi todo aficionado al fútbol con su pequeño y variado país. Sin embargo, solo se habla de los Diablos. Solo se habla de los Eden Hazard, Vincent Kompany, Marouane Fellaini y compañía. Que se lo han ganado oye, pero para que una selección sea grande, que Bélgica quiere serlo y aquí vamos a sentar una de las bases para que lo sea, debe tener asegurada el futuro. No se conformarán con una generación mágica una vez en la cima, Bélgica quiere perdurar y para ello llegan ‘’les Diablotins’’. La Sub21 que comanda desde el banquillo Johan Walem, ex jugador al igual que Marc Wilmots aunque no tan mítico como el que antaño fuera delantero de los Diablos Rojos. La Sub21 que tenía los mismos problemas de individualismo y mal juego que la absoluta. Aquellos problemas que le hicieron firmar una actuación ridícula en el último Torneo Internacional de Toulon. Aquel torneo en el que también descubrimos a Zakaria Bakkali cuando no se había vuelto mainstream. Sí, porque hoy hablaremos de los que aún están por llegar y de los que lo harán dando guerra. Eso sí, hoy nos quedamos con la maravillosa Generación del 93 excluyendo a un adelantado a su tiempo, a Romelu Lukaku. Porque hay otros de los que aún se habla poco para lo bien que juegan, para lo importantes que son en sus clubes. Y aquí vienen, presentándose prácticamente solos.


Desde BĂŠlgica con amor


Thorgan Hazard

29 de marzo de 1993, 20 años – Zulte Waregem Seguramente su apellido lo sitúe como el más conocido de nuestra Generación pero ha sido él, con su nombre por delante, el que se ha hecho un hueco propio en las retinas de los parabólicos.

Desde que llegó cedido al Zulte Waregem hace dos temporadas por el Chelsea no ha hecho más que crecer, todo lo que no avanzó en el Lens lo ha hecho en el equipo que entrena Francky Dury. Y es que el Chelsea lo fichó como medida de precaución tras el fichaje de Eden, no querían volver a gastarse 40 millones pudiendo ficharlo mucho más barato y el del Lille había llegado diciendo que su hermano menor era aún mejor que él. Blanco y en botella, Thorgan para Londres. La cesión era necesaria y en Waregem ha ido recalando desde entonces.

En Bélgica se ha convertido en el mejor jugador de la plantilla, incluso esta temporada en uno de los mejores jugadores del campeonato. A sus 20 primaveras. Thorgan es un habilidoso mediapunta que a diferencia de su hermano Eden se ha adaptado más al centro que a la banda, participando de un rol más creativo que desequilibrante. Con mucho gol y eficacia a balón parado Thorgan ya ha superado la decena tanto en goles como asistencias, y eso que aún no hemos llegado ni al parón invernal…


Michy Batshuayi

2 de octubre de 1993, 20 años – Standard de Lieja Sus virguerías ya han llegado a Inglaterra. Y los emisarios ingleses ya han aterrizado en Lieja. Así se resume la situación actual del delantero y capitán de la Selección Sub21 de Bélgica. El jugador que ha terminado de explotar esta temporada en la faceta en la que más flojeaba, la goleadora. Esta campaña se ha desatado y lidera a un Standard de Lieja que ha vuelto por sus fueros tras varios años de transición. De ahí lo que decíamos antes, equipos como el Arsenal y el Swansea ya han preguntado en el Maurice Dufrasne por el precio del belga, y alguno quiere llevárselo en enero según las informaciones.

Aquel belga que nació en Bruselas y que estuvo una temporada en la cantera del Anderlecht marca ahora goles con la zamarra del máximo rival. Allí le dijeron que no y tras pasar por el FC Brüssels, el equipo capitalino que vive a la sombra del RSCA, recaló en la cantera del club de Lieja.

Michy es un delantero muy completo. Un delantero que ha evolucionado desde la posición de segundo punta hasta poder ocupar solo la delantera. Asiste y marca, aunque perfeccionar el gol le ha costado ser más egoísta y, por tanto, bajar sus cifras de pases de gol. Jugador con mucha técnica y potencia física, es una delicia verle jugar.


Yannick Ferreira-Carrasco 4 de septiembre de 1993, 20 años - AS Monaco

El belga que está asombrando a Francia. Bueno, y a Europa. Otro de los líderes de la Sub21, uno de los sorprendentes líderes del multimillonario AS Monaco.

Porque muchos esperaban que con tanto fichaje estrella el joven Yannick se viera relegado al banquillo, gozando de menos oportunidades para cabalgar por la banda derecha, romper hacia dentro y marcar. Aquello que le valió el trofeo a mejor jugador joven de la Ligue 2 el año del retorno del Monaco a Ligue 1. Seguramente aquello que tanto gusto a Ranieri y que le ha valido permanecer en el once, y no contento solo con ello también asomar la cabeza entre los Falcao, Moutinho y compañía.

En Ferreira-Carrasco encontramos el prototipo de extremo belga que tanto se ha desarrollado en los últimos años. Pero un prototipo mejorado. De élite. Un jugador inteligentísimo, con una capacidad para elaborar jugadas maradonianas y con una potencia en el tren inferior, pese a su apariencia liviana, increíble. Este joven con tres nacionalidades, además de belga tiene la española y la portuguesa, llegó al Principado en 2010 tras una temporada en la cantera del Genk y ya haber demostrado en la Selección belga Sub 17 su talento y desde entonces no ha dejado de sorprender.


Massimo Bruno

17 de septiembre de 1993, 20 años – RSC Anderlecht Hijo de inmigrantes italianos e hincha de la Juventus de Turín. Quizá solo fuera coincidencia que empezara a destacar en el mundo del fútbol con la camiseta blanquinegra del Sporting Charleroi. Con ‘’les zebres’’ belgas. De allí a Bruselas, a vestir la camiseta malva, a ser importante en el equipo más grande de toda Bélgica con tan solo 19 años tras una temporada destacando en el Sub21.

Dos campañas en el primer equipo le contemplan hasta el momento. Con comienzos fulgurantes en ambas, sin embargo la regularidad es una de sus asignaturas pendientes y es complicado verle de forma continúa en el once titular durante la larga campaña belga.

Como Yannick, es extremo. Una de las alternativas de Johan Walem en la banda. A Massimo Bruno le gusta jugar en banda derecha donde aprovecha su certera pierna diestra buscando el golpeo a puerta o la asistencia a un compañero. Massimo Bruno goza de un disparo magnífico que le ha permitido ser un goleador desde fuera del área, sin necesidad de adentrarse mucho en ella para anotar.


Hannes Van der Bruggen 1 de abril de 1993, 20 años – KAA Gent

A medio camino entre Gante y Bruselas se sitúa el pequeño pueblo de Burst, allí nació Hannes Van der Bruggen. Uno de los mediocentros con más futuro de toda Bélgica. En 2004 llegó a la cantera del KAA Gent y tras seis temporadas en ella debutó con el primer equipo de los búfalos.

Desde entonces, y con tan solo 17 años, se ha convertido en un pilar muy importante de la primera plantilla. Un jugador que se dio a conocer al público español con aquel golazo en el amistoso que enfrentó en Malinas a las selecciones Sub21 de Bélgica y España. Con Víctor Fernández aprendió a dosificarse, jugando no tantos minutos como había tenido anteriormente. Delegando la responsabilidad en jugadores más veteranos. Yendo poco a poco.

Van der Bruggen es un mediocentro clásico, de llegada. Se ha adaptado al juego rápido de la liga belga aunque en muchas ocasiones se le vea la naturaleza de tocar y tocar, de retrasar al defensa cuando no lo ve claro en vez de pegar el pelotazo para arriba. Un jugador con un disparo lejano increíble, magnífico. Y con un gran golpeo a balón parado. Aquí somos mucho del bueno de Hannes.


Dino Arslanagic

24 de abril de 1993, 20 años - Standard de Lieja

Le está costando bastante a Arslanagic convencer a Guy Luzon para que este le dé un puesto de titular en el centro de la defensa. La temporada pasada con Rednic ya tuvo bastantes minutos y en la Sub21 goza de un puesto privilegiado pero esta campaña solo ha pateado el balón de la Europa League.

Llegó al Standard de Lieja en 2011 procedente de la cantera del LOSC Lille, equipo por el que había fichado tras la quiebra del Excelsior Mouscron, equipo donde compartía vestuario con jugadores como Maxime Lestienne.

En mi opinión es uno de los defensas con más futuro de toda Bélgica. Condenado a heredar el puesto vacante que dejará Van Buyten en la convocatoria en unas temporadas. Un jugador parecido a Van Buyten, lo cierto. Aunque con menos seguridad por el momento, cosa que arreglan los minutos y los cumpleaños.


Brandon Mechele

28 de enero de 1993, 20 años - Club Brujas La mala planificación durante el mercado de fichajes le ha dado a nuestro norteño protagonista un puesto de titular en la zaga del equipo rico de Brujas tras toda una vida en la cantera del conjunto blauw-zwart.

De la generación de canteranos que salió de la cantera norteña las últimas temporadas y que ha nutrido al primer equipo a falta de grandes fichajes. Los Lestienne, Meunier, Engels y compañía.

Defensa central en la actualidad pero lateral derecho antaño. Su polivalencia y seguridad añadidos a la juventud son sus mejores características. Ya contaba para Garrido como un jugador importante, veremos si Preud’homme opina lo mismo de él.


Brice Ntambwe

29 de abril de 1993, 20 años – RAEC Mons Llegamos a la versión ‘’low cost’’ de Bernard Junior Malanda, el todoterreno de la Sub21 y uno de los mediocentros con más futuro de toda Bélgica.

Brice Ntambwe es uno de los tantos belgas hijos de inmigrantes africanos. Nacido en Bruselas empezó a jugar en uno de los equipos de la ciudad y en 2009 fichó por el Birmingham. Con tan solo 16 años daba el salto a las islas británicas. Cuatro temporadas después y sin debutar retornó a Bélgica para fichar por el RAEC Mons y para jugar desde el principio con el equipo que por entonces entrenaba Enzo Scifo.

Ntambwe es un mediocentro muy físico, como la mayoría de los jugadores africanos. Con una gran capacidad para recuperar balones y llegar desde segunda línea, aunque con poca eficacia de cara a portería. Lo dicho anteriormente, la versión barata de Malanda y un lujazo para un equipo como el Mons. Veremos lo que dura allí.


Entrevista a R

"Las noticias siguen estando un ordenador

Hablamos de periodismo...

Como periodista empezaste a trabajar en Toledo, luego pasaste a Castellón y volviste Madrid. Además, cubriste la información del Villarreal en Champions. ¿Cómo lleváis los periodistas aquello de viajar tanto?

Yo creo que enriquece. Es bueno salir del lugar de donde naces para ver que hay en otros sitios. A mi por ejemplo me vino muy bien ir a Villarreal porque al fin y al cabo Toledo está muy cerca de Madrid. Y es muy recomendable. Primero porque la gente que somos de Madrid tendemos a pensar que esto es el ombligo del mundo, que todos los medios importantes están aquí. Nos pensamos que el periodismo solo se hace desde aquí y cuando sales ves que hay iguales o mejores periodistas por ahí fuera y la única diferencia es que ellos tiene menos difusión. Pero la calidad es muy parecida, y hay un montón de cosas que aprender de las cosas de fuera. A mi me enriqueció mucho.

¿Te hiciste como periodista o naciste ya con la vocación de serlo?

En mi caso era ya vocacional. Yo cuando era pequeño ya decía que quería ser periodista. Por ejemplo, cuando era niño y estaba en la playa preguntaba a la gente por todo. Quería ser periodista o profesor y he tenido la suerte de poder hacer ambas cosas. De hecho, si no me hubiera dado la nota para estudiar Periodismo me hubiese metido a Magisterio ya que no tenía pasta para estudiar en una Universidad privada.

Empezaste como periodista generalista y ahora te dedicas a los deportes, especialmente al fútbol ¿Existe diferencia entre el periodista deportivo y el que no lo es?

Yo creo que los periodistas deportivos no tenemos buena fama entre el resto de la profesión y sin embargo hay gente muy bien preparada. Aunque es cierto que quizá no la hayamos ganado un poco esa fama. Hace años había una frase que se decía en los periódicos que era ‘’el que vale, vale y el que no a deportes’’. Eso ya no pasa, ahora hay gente muy bien formada. Además, el deporte ha cogido mucha importancia en la sociedad actual.

En definitiva, yo creo que uno es periodista. Se resume todo a que el mejor es el que tiene una noticia y la da antes que el resto. Aunque ahora la palabra exclusiva está algo desgastada.

Has trabajado dos de las grandes emisoras de España, SER y COPE. Tú en tu cuenta de Twitter dices que tus opiniones no representan al medio en que trabajas. ¿Se podría decir que para que un periodista sea bueno en su trabajo tiene que ser relativamente independiente de la ideología del medio en el que trabajas?

Tú lo que tienes que tener son tus ideas y defenderlas desde el respeto tanto dentro como fuera de tu empresa. Yo creo que independiente totalmente no eres. En deportes, por ejemplo, tienes una libertad enorme para opinar, ahora la misma libertad que tienes para opinar debes tener la responsabilidad de saber, sobre todo en nuestro caso, lo que dices.

Entrevista a R


Rubén Martín

en la calle, no en la pantalla de r o un teléfono"

Realizada por Irati Prat @iratipdp21

Entrevistamos a...

Rubén Martín Martos Pérez (1982-Madrid) es un periodista deportivo español que en la actualidad trabaja en la Cadena COPE. Tras acabar la carrera de Periodismo en 2005 pasó por La Tribuna de Toledo y la Cadena SER antes de llegar al medio en el que se encuentra actualmente. Cubrió la época dorada del Villarreal, con su llegada a semifinales de Champions ante el Arsenal. Desde 2010 también presenta los informativos de medio día en Castilla La Mancha TV.

Rubén Martín


Yo me siento igual de libre en la COPE que en la Ser. He tenido mucha suerte a lo largo de mi carrera porque me han dejado expresar libremente lo que he querido. Eso sí, yo sé que si me meto con los propietarios de los medios donde trabajo tendré problemas. Eso no implica que no haya libertad. Pero en una tertulia política tienes claro de que palo va cada uno, en deportes no. Tienes más libertad. ¿Cómo crees que ha ido evolucionando la profesión periodística? ¿Qué le piden las empresas de comunicación ahora a un periodista que no le pedían antes?

Ha ido evolucionando a peor aunque yo no recuerdo una época en la que el periodismo no haya estado en crisis, al menos desde que yo estoy dentro. Aún así antes había más posibilidades que ahora cuando terminabas la carrera, podías trabajar al acabarla. Hoy en día se exige más. Hay una cosa muy buena que es que los alumnos están mejor formados pero hay una muy mala que es que los mismos alumnos se creen que las noticias está en Wikipedia. Y eso es terrible porque en mi generación ocurría muy poco y en las de ahora ocurre todo lo contrario. Les pides que hagas un reportaje y lo que hacen es poner la frase que les has dicho en Google. Se ha olvidado el ir a buscar a un libro, acudir a las fuentes como hacer una llamada al protagonista o salir a la calle para enterarte de lo que pasa, que esto es el base del periodismo.

Entrevista a R

¿Crees que el periodismo debe adaptarse al 2.0?

Yo creo que hay que hacer una distinción. Twitter, Internet… son plataformas. Dentro de estas plataformas cabe el periodismo y dentro de ellas, en menor o mayor porcentaje tienen contenidos periodísticos. Pero un periódico tiene un sudoku y eso no es periodismo. En radio y TV pasa igual, hay programas que se dedican al entretenimiento. Por ejemplo, la Noria, que dice la gente que dan mala fama a los periodistas. No. No están haciendo un trabajo periodístico y la gente no debería asociarlo. En Twitter pasa igual, no todo lo que aparece es periodismo. Es una red que hay gente a la que le sirve para opinar y a otra para difamar. Depende del uso que hagas de ella. A mi me parece una herramienta cojonuda porque tú eliges a quien seguir. Yo ahora de muchas cosas de las que me entero, me entero por Twitter. Pero aún así las noticias siguen estando en la calle, no en la pantalla de un ordenador o un teléfono. Los periodistas tenemos que seguir peleando por ser los primeros en dar la Información aunque luego usemos Twitter para colgarla. Pero la información periodística la da un periodista.

Ahora pasa que hay una parte de la Información que está accesible a todos, que es la que está en Internet. La gente se cree que todo está ahí cuando la Información sigue estando en la calle. Eso es lo peor que le pasa a las nuevas generaciones, aún estando mejor preparadas que la mía.

Entrevista a R


Rubén Martín

... y de fútbol

Hablar contigo sobre el Villarreal es obligado. ¿Te esperabas el descenso de hace dos temporadas? Este nuevo Villarreal… ¿le ves con capacidad para acceder a Champions?

El Villarreal que bajó es como el Atleti que bajó. Nadie pensaba que pudiera bajar. Bajó a finales de junio y yo había estado meses antes narrando al Villarreal en el Allianz Arena. Había estado en el cielo del fútbol que es la Champions League y acabó en el infierno que es Segunda. Y bajar como bajó. Le vino muy bien tener los directivos que tiene. Fernando Roig que es un presidente que no ha venido a lucrarse del fútbol. Aprovechó los años de bonanza para crear una estructura de club. Antes todos los chavales buenos de la Comunidad Valenciana se iban a la cantera del Valencia, ahora también se marchan al Villarreal. Y eso tiene un mérito terrible. No sé si le dará para entrar en Champions. No tanto porque el Villarreal esté muy bien sino porque habrá mucha competencia por ocupar esa cuarta plaza.

En el caso del Atlético de Madrid, ha conseguido codearse con los grandes. Sin embargo, la temporada pasada estaba igual y al final se desinfló. ¿Crees que podrá mantener el nivel todo el año? ¿Y aspirar a ‘la Primera’?

Es difícil. Aunque el Atlético de Madrid tiene más plantilla de lo que la gente cree. Ha estado jugando un mes sin Arda Turan que es el cerebro del equipo. Es cierto que atrás rota muy poco. En el centro del campo si pueden bailar un poco más con Tiago y en la mediapunta si se está produciendo movimiento. No creo que sea un tema físico y si que no se le lesione algún jugador importante. El Atlético de Madrid ha ganado muchos puntos gracias al estado de forma que tiene. Es un equipo serio que sabe a lo que juega. Es un equipo muy difícil de ganar. La duda es que si se le cae un mes Diego Costa, Villa esté. Que si se le cae un mes Gabi no se caiga también Mario Suárez. Yo creo que el Atlético de Madrid está para ganar la Liga, para pelearla por lo menos. Me da esa sensación. Pero no está para pelear en dos frentes. Si en febrero sigue arriba, veremos…

Rubén Martín

Hace poco salió la lista de candidatos a ganar el Balón de Oro de entrenadores y no estaba el Cholo. Esto apoya algunas teorías que hablan de que es un premio más mediatizado que justo. ¿Es un premio del que debamos fiarnos para determinar quién es el mejor del mundo?

A mi que no esté el Cholo me parece increíble. Empiezas a mirar entrenadores… Klopp tiene que estar, Heynckes tiene que estar, hasta Tito tiene que entrar. Ganó la liga con el Barcelona. Pero el Cholo tenía que estar, le ganó la Copa al Real Madrid en el Bernabéu. Un entrenador que cogió a un equipo desahuciado y mira donde lo ha llevado.

¿Para ti la Liga española es la mejor del mundo o tiene demasiados problemas de organización, económicos… para serlo?

Si hablamos de nivel futbolístico está claro, si lo es. Están los mejores jugadores del mundo. La NBA del fútbol está en España. Lo que pasa es que están todos en el Madrid o el Barça. Hay un nivel muy alto entre los dos grandes, el tercero ha subido mucho pero hay una diferencia cada vez mayor con el resto. Del diez para abajo son mejores en Inglaterra que en España. El Swansea tiene 8 millones para fichar que no tiene el Valladolid. Futbolísticamente somos la mejor del mundo, en organización un desastre. La Liga tiene unos dirigentes que no se merece. Y eso que ahora Tebas está tratando de mejorarlo pero hay una diferencia entre Alemania y España brutal. Aquí el fútbol no quiere acercarse al aficionado y allí si. Hay una apuesta porque el fútbol sea para las clases populares allí, aquí no pasa eso. Se acerca el fútbol a través de la televisión y eso acabará con el fútbol si sigue así. Ver el estadio lleno y el ambiente que hay en Alemania te engancha al partido, sea el partido que sea.


Entrevista a Rubén Martín

De cara al Mundial ya no se considera a España la gran favorita. ¿Crees que para cambiar esto tiene que dar Del Bosque un cambio generacional o mantener el bloque? Yo creo que el Mundial es el punto de inflexión. La última parada de la mejor generación de futbolistas de la Historia. Creo que se han ganado acabar ellos su ciclo. Eso no significa que merezcan ir solo por lo que han ganado. Pero si, por ejemplo, Villa y Negredo están al mismo nivel llevaría a Villa. Si están igual Torres y Michu, yo llevaría a Torres. Yo creo que se han ganado un derecho a terminar un ciclo que empezaron en Austria en 2008. Yo creo que Del Bosque ha ido gestionando bien esto. Si tú comparas la imagen del once titular de los distintos torneos hay un montón de cambios. Pero Del Bosque tiene esa mano izquierda para que no se note. Al Mundial de Brasil llegamos, más allá veremos si hay que hacer el relevo generacional o no.

¿Funcionará Diego Costa en la Selección española?

Si. Lo primero que hizo Del Bosque es preguntar a los futbolistas si le parecía bien que le llamará. Ellos le dijeron que si. Luego él decidió. Algo curioso es que todo la gente cercana a él dice que es un gran tío, como con Pepe. Luego se lleva fatal con el resto. Pero quien le conoce dice que es majísimo. En el vestuario caerá bien. En la portería de la Selección… ¿Valdés o Casillas?

A mi ver sería igual de justo poner a uno que a otro. Ahora mismo Valdés es el mejor portero del mundo junto a Cech. Por eso sería justa su titularidad. Y sería justo poner a Casillas porque hubo un momento en el que tuvo que elegir entre su club y la Selección, y eligió la Selección. Eso propició la suplencia en el Madrid que al final provoca la suplencia en la Selección. Por eso al que ponga estará bien, ambos se lo merecen.

¿Crees qué el Real Madrid de Ancelotti funcionará? ¿Alcanzará el objetivo de la Décima?

Tiene muchas posibilidades de ganarla. Madrid, Barça, Bayern. Son los grandes favoritos. Están a un nivel parejo, ninguno está deslumbrando. A Ancelotti le han fichado a tíos que le venían mejor a Mourinho. Ha tenido que cambiar el plan. ¿Es Benzema el ‘9’ del Madrid o deberían fichar otro delantero?

Es que Benzema no es un nueve. Eso creo yo. No es un rematador, no es Fernando Llorente. Si el Madrid quiere jugar con un nueve así, Benzema no es Falcao. Gustándome mucho, yo no lo pondría. Me gusta más una delantera con Cristiano de 9 y Bale-Di María en bandas.

¿Tenía Mourinho un problema con la prensa española o la prensa española con Mourinho?

Yo creo que es injusto decir que cuando hay un problema solo tiene la culpa uno es casi siempre inadecuado. A mi me da la sensación de que fue una cosa que se fue enquistando. No sé si era una parte de la empresa que lo tenía crucificado porque sabían que ese personaje ya lo había explotado en Inglaterra e Italia y ese personaje no le gustaba o si era Mourinho el que empezó a atacar a la prensa en las ruedas de prensa. Ambos tuvimos la culpa. Pero más allá de con nosotros también tenía un problema con parte de su vestuario.

Un equipo que te haya marcado en tu infancia…

El primer recuerdo que tengo de un equipo que jugará muy bien al fútbol fue el Barça de Cruyff y el siguiente recuerdo que tengo es el Madrid de Valdano. No es ninguna cosa espectacular pero me marcaron.

Entrevista a Rubén Martín


Todos los nĂşmeros de Football Underground Haz click aquĂ­


GaĂŤl

Kakuta

Otra futura estrella que cae en el olvido


WEMBLEY CONNECTION

Texto de Jorge Ulloa @redjor


WEMBLEY CONNECTION

Sólo tiene 22 años, pero es otro de esos casos de wonder kid que dicen en Inglaterra que cae en el olvido demasiado pronto. Los equipos ingleses se esfuerzan en fichar a los mejores talentos en su etapa de formación o cuando les cuestan apenas unos millones en el peor de los casos, antes de que puedan pegar su explosión definitiva y el precio se dispare. El Chelsea, como muchos otros, tiene una red de scouting impresionante, que saca talentos de diversos sitios. Uno de ellos fue en su momento la ciudad francesa de Lens. Y el protagonista, Gaël Kakuta. A poco que sigáis el fútbol internacional tiene que sonaros, un jugador clave en cada combinado francés de categorías inferiores. Un talento descomunal que le costó al Chelsea más de uno y de dos dolores de cabeza. Y todo para que con los londinenses sólo haya jugado 16 partidos (seis en liga) y vaya de cesión en cesión intentando encontrar un hueco.

Gaël no era más que otro chico de 7 años que comenzaba a jugar al fútbol en su Lille natal a los 7 años después de ver y seguir a su tío que jugaba en los reservas del club que lleva el mismo nombre que la ciudad. Él comenzó en el Lille-Mouilins, con la curiosidad de que su primer partido acabó 129-1. Esto hundiría a cualquier niño, pero no a Kakuta. En 1999 llegaría al Lens y a su plantilla de promesas, lo que le llevaría unos años más tarde a lograr acudir, en 2004 con apenas 13 años al centro de formación de futbol cerca de Lievin, donde pasaría algo más de 2 años entre semana formándose, entrenando y estudiando mientras compaginaba eso con jugar con el Lens los fines de semana. Uno de sus entrenadores en aquel centro, Joachim Marx, exjugador de la selección polaca, le describió como un fenómeno. Añadió que “lo tenía absolutamente todo para triunfar”. Kakuta solo tenía 15 años y ya se le veía que aspiraba a todo. Incluso Marx comentó que quizás no entrenaba todo lo duro que se debía a esa edad, pero es que ni le hacía falta.


Claro que en 2009 llegaría la polémica a su carrera y, visto con perspectiva, no fue lo mejor para su progresión. Kakuta sería sancionado con una alta multa (780.000€) además de 4 meses sin jugar. ¿Qué había ocurrido? Gaël había fichado por el Chelsea en el verano de 2007, pero las maneras de aquel fichaje levantaron muchas sospechas, como otros muchos de jugadores con estas edades. El Lens denunció que se habían saltado su contrato con el jugador y que no era válido el fichaje. Esto llevó 2 años más tarde a dicha sanción a Kakuta y no sólo eso, a una fuerte multa al Chelsea que les impediría fichar o vender jugadores los 2 años siguientes. Decisión que fue revocada en 2010 por la corte de arbitraje deportivo después de que determinasen que aquel contrato que presentaba el Lens no era válido y que, por tanto, no había habido ninguna irregularidad. Pero el daño estaba hecho.

Kakuta llegó al Chelsea, como ya hemos dicho, en 2007 asombrando desde el primer encuentro con los reservas junto a Ballack. El título de futura estrella ya estaba sobre él. Anotó 12 goles en 24 partidos en su primera campaña, lo que le llevó a poder entrenar con el primer equipo pese a que seguiría jugando con el reservas. Sin embargo, una doble fractura de tobillo en un amistoso en febrero de 2009 haría que no volviese a jugar hasta la siguiente campaña, parón que se notó más allá de los problemas anteriormente mencionados. Un coctel peligroso. Ancelotti, que por aquel entonces era el técnico del Chelsea, no dudaba de su potencial y lo inscribió en la lista del equipo para la Champions, debutando en ella contra el APOEL, siendo el jugador más joven del club en hacerlo y quedando su técnico, como indicaría en rueda de prensa, bastante satisfecho con el francés. Alguna aparición más completaría sus 16 encuentros en el Chelsea sin excesiva continuidad hasta que, a finales de 2010, renovó hasta 2015 pero indicando que si tenía que seguir en el banquillo, quería salir cedido.


Dicho y hecho. El Chelsea cedería a Kakuta al Fulham hasta final de temporada. Llevaría el 24. Y poco más dieron de si esos meses, ya que sólo jugó 7 encuentros, siendo destacable su titularidad ante el Manchester United, jugando en punta con Bobby Zamora. Tras pasar el verano con el Chelsea, las pocas probabilidades de jugar en 2011 le llevarían a una nueva cesión de 6 meses, esta vez al Bolton donde jugaría aún menos que en el Fulham… concretamente un partido menos, para un total de seis. Otra cesión que no le llevaba a ningún lado, así que en enero de 2012 se marcha a su tercer equipo en un año sin contar el Chelsea, el Dijon francés.

Tampoco sería su mejor año en el Dijon, aunque sí que recuperó sensaciones. Catorce partidos en total con cinco goles anotados, cuatro de ellos en la competición liguera francesa. Todo ello no serviría para mantenerse en Londres, lo que le llevaría a la cesión que se ha renovado este año en el Vitesse, donde ha vuelto a gozar de oportunidades con 26 partidos en total la pasada campaña, un gol y seis asistencias. Tantos líos que tuvo el Chelsea en su momento para que juegue, sin destacar en exceso, en la liga holandesa. Suena cómico.


WEMBLEY CONNECTION Lejos queda aquel jugador que maravillaba, sobre todo con la selección francesa en sus categorías inferiores, donde en cada equipo que jugaba resultaba el referente y logrando ganar el europeo sub 19 de 2010 en el que fue nombrado mejor jugador. Llegó hasta la sub 21, pero le faltó ese último salto, debido a su falta de continuidad. Quizás todavía sea pronto para decir que Kakuta no llegará a nada de lo que prometía ya que sólo tiene 22 años, pero si hubiese desarrollado todo aquel potencial ya formaría parte de la plantilla del Chelsea y no sería uno de los cientos de cedidos de los londinenses por el mundo.

Y lo peor es que no parece que vaya a volver a jugar en Stamford Bridge, al menos con la camiseta del Chelsea. Ya en marzo del año pasado se podía leer en la prensa inglesa unas declaraciones del propio Kakuta sobre el Chelsea. “Ya no sueño con el Chelsea como hacía” a lo que añadía que “el Chelsea tiene demasiados jugadores y yo a esta edad necesito jugar cada semana”. Como titulaban en el Daily Mail aquellas palabras, el sueño que se convirtió en pesadilla. Tanta controversia con su fichaje para que no saliese ganando ninguna de las partes.


Talentos de la Eredivisie Parte II


Texto de Miguel テ]gel Hernテ。ndez

@miguel_angher


El rincón Oranje Ya en la primera entrega se pudo leer acerca de los talentos de la Eredivisie pero nacidos en Holanda, en esta segunda y última entrega analizaremos un poco los seis mejores talentos no nacidos en el país que seguramente darán mucho de qué hablar durante los próximos años, si todo marcha bien en sus carreras claro está.

En esta segunda entrega los principales nombres son: Zakaria Bakkali, Shadrah Eghan, Lucas Andersen, Valeri Qazaishvili, Aron Jóhannsson y Marcel Ritzmaier.


Zakaria Bakkali La gran irrupción de la temporada, este joven belga de apenas 17 años que pertenece al PSV, juega por la banda derecha aunque suele intercambiarla con Memphis Depay (de quien se habló en el número anterior) inició muy bien la temporada, tuvo actuaciones notables en la tercera ronda de playoffs de Champions League ante Zulte Waregem, y en Eredivisie también, luego se lesionó y se perdió partidos importantes, perdió un poco el ritmo pero allí está, notable su cambio de ritmo, dribles y la capacidad de sacar el disparo en el momento apropiado, a veces peca en exceso de individualismo pero es una característica muy normal en los grandes talentos a esa edad.

Llegó bastante joven del Standard Liege de su país, fichó por PSV y ha desarrollado su carrera en la mayoría de categorías inferiores del club, es la perla allí, ha estado tentado por el Manchester City y otros grandes clubes pero de momento sigue en PSV, en espera de una renovación para blindarlo.

Ya fue convocado y debutó con la selección absoluta de Bélgica, se debatía entre ellos o Marruecos pero al final decidió ir con la selección del país donde nació y se formó.


Shadrach Eghan Jugador ghanés de 19 años de edad, quien llegó a mediados de la temporada anterior, hizo pruebas y convenció, juega como mediocampista y esta temporada se ha hecho con un hueco en el once titular del Twente, ha respondido bien por los momentos, tiene gol ocasional y desborde, se desempeña como interior por la izquierda, sin duda tiene mucha futuro, debe pulir algunas cosas.

Lucas Andersen Este joven extremo danés llegó la temporada anterior procedente del Aalborg de su país y firmó contrato con Ajax a inicios de la misma, inició en el filial del club y con algunas convocatorias ocasionales ante todo en partidos de Copa, ya esta temporada con la marcha de su compatriota Christian Eriksen se le han abierto espacios en el once del primer equipo, ha sido titular en muchos partidos importantes, está bien valorado allí dentro del club, el mismo Frank de Boer es consciente del potencial y talento que posee el jugador. Principalmente es mediocampista ofensivo pero también puede jugar por la banda derecha.


El rinc贸n Oranje

Valeri Qazaishvili Jugador georgiano de 20 a帽os de edad que pertenece al Vitesse, juega por banda y poco a poco ha entrado al primer equipo, es un talento importante dentro del club y ya se ha hecho notar con algunos goles importantes ingresando como suplente.


Aron Jóhannsson

Es el mayor de los cinco (22 años) pero hasta hace nada era semi-desconocido, despuntó con sus goles en el Aarhus danés en la temporada 2012-13, a mediados de la misma fichó con el AZ Alkmaar, haciendo apariciones en el equipo reserva y siendo convocado por el equipo principal, ya con la partida de Jozy Altidore al final de la temporada recibió su oportunidad y no ha defraudado.

El rincón Oranje

Nació en Estados Unidos y su familia islandesa se mudó a su país de origen cuando tenía tres años de edad, ha desarrollado su carrera futbolística en el país nórdico pero hace unos meses eligió representar a Estados Unidos su país de nacimiento, trajo algo de polémica en Islandia pero ya ha debutado con los norteamericanos.


Marcel Ritzmaier Jugador austríaco de veinte años de edad que se desempeña como mediocampista, pertenece al PSV pero fue cedido esta temporada al recién ascendido Cambuur donde ha tenido importantes actuaciones y ha sido titular en casi todos los encuentros, se espera que con la cesión pueda formar parte del PSV a futuro o recibir oportunidades en otro club.

Otros nombres:

Dejan Meleg (Ajax), Luka Djordjevic (Twente cedido por el Zenit), Renato Tapia, Filip Bednarek (Twente), Thomas Lam (AZ Alkmaar), Hjörtur Hermannsson (PSV), Marnick Vermijl (cedido por Manchester United al NEC Nijmegen), Adnane Tighadouini (Vitesse).

Habrá que hacerles seguimiento a estos jóvenes, muchos de ellos probablemente no lleguen a la élite como suele suceder, pero si son bien guiados pueden triunfar y al menos seguir por años en el mundo del fútbol.


r Álva e d É : e r b Nom

Balanta

re z

: 28 de o t n e i m i c a Fecha de n á, Cot o g o B ( 3 199 febrero de lombia) r Plate e v i R : o p i Equ sión de i v i D a r e Liga: Prim Argentina ntral e c a s n e f e :D

Posición .


SCOUTING CENTER

---EDER BALANTA---

Han pasado ya 14 años, mucho tiempo. Lejos queda aquel 23 de junio de 1990, aquella eliminatoria de octavos de final, aquel error que permanecerá en la retina de los aficionados colombianos. Fatídica prórroga, cruel castigo. Unos entrarían en la historia, otros, sin todavía saberlo, entrarían en el oscuro pozo del olvido. Vencedores y vencidos, Roger Milla y René Higuita, Camerún y Colombia. Aquel encuentro supuso el primer pase a cuartos de final de un equipo africano. Camerún, comandada por Roger Milla, autor de los dos goles en el tiempo suplementario, se hallaba en un éxtasis de felicidad y tenía la ilusión y la alegría propias de un equipo tras ganar un mundial. Un duro golpe les aguardaba a la vuelta de la esquina. Inglaterra les derrotaría gracias a un penalti transformado por Lineker en el tiempo extra. Camerún sufrió en tan solo siete días la cara y la cruz de la moneda, la dulzura de la victoria y la amargura de la derrota. Empatizaron, involuntariamente, con Colombia. Los Cafeteros tenían un plantel muy interesante, encabezado por Valderrama y con Escobar y Rincón de escuderos, lo que hizo que la eliminación fuera aún más dolorosa. Sin embargo, esa cruel desdicha supuso algo todavía peor: Colombia no volvería a un mundial. Hasta este año. Tuvo que volver el mundial a Sudamérica para que Colombia volviese a disputarlo. Brasil trae aires nuevos, trae alegría, trae de vuelta a Colombia.

Texto de Felipe Álvarez @pipex35


Colombia se presenta en el mundial de Brasil de manera similar a la que llegó al mundial de Italia en 1990: con una selección llena de grandes jugadores. Ya no están los Valderrama, Rincón o Higuita, pero están los Falcao, Guarín o James Rodríguez. La portería está bien cubierta con Ospina; el mediocampo mezcla calidad y trabajo con jugadores como Guarín, Abel Aguilar o Cuadrado; y la delantera es posiblemente una de las más mortíferas del mundo, con hombres como Falcao, Jackson Martínez, Teófilo, Muriel o James Rodríguez. Falta por hablar de su punto débil: la defensa. Pékerman no ha dado con la tecla y la pareja de centrales no aporta demasiada seguridad. Yepes y Perea son centrales de nivel medio y que cometen errores imperdonables para una selección que aspira a hacer cosas meritorias en la copa del mundo. Es por eso que en su última convocatoria ha incluido al jugador del que hoy quiero hablar, un jovencísimo central por el que media Europa suspira: Éder Álvarez Balanta.

Nacido en Bogotá (Colombia), un 28 de febrero de 1993, Balanta daría sus primeros pasos en el fútbol en su país natal. Hasta los 12 años jugó en la Equidad, un pequeño equipo de Bogotá. A esa edad, Éder jugaba de delantero.

Entonces pasó a jugar para la Academia F.C. (club ya desaparecido y refundado como Llaneros F.C.), donde comenzó a jugar como volante de creación. En esa posición jugó tan solo dos años. Posteriormente, su equipo cambió el sistema de juego y la posición de Balanta dejó de usarse, lo que le desplazó a la banda izquierda. Allí no parecía rendir con todo su potencial y su entrenador decidió retrasarlo para jugar de ‘5’, en el doble pivote. Sería en esta posición donde mejor jugaría y desde donde llamaría la atención de River Plate. Pero no sería en su club desde donde llamó la atención de la liga argentina, sino a través de un torneo donde formaba parte de un seleccionado de jugadores juveniles colombianos. Tras esto, Balanta probó con varios clubes argentinos, como Argentinos Juniors o River Plate. Sería este último el que logró llevarse a la perla colombiana. Hizo las pruebas como mediocentro defensivo, no obstante, al entrar en la disciplina del equipo su entrenador le explicó que en su posición había ya dos jugadores y que, en pos de darle minutos, él iba a jugar de central derecho. El joven colombiano se sentía perdido, pero su salida de balón era magnífica y suplía todos esos defectos iniciales.


Le costó adaptarse al fútbol argentino, un fútbol muy exigente. Poco a poco fue contando más y la llamada del primer equipo estaba cada vez más cerca. Realizó la pretemporada de la temporada 2012 con el primer equipo y, en la semifinal de la copa argentina frente a Racing Club, fue convocado con el primer equipo. Entonces llegó su momento: la Copa Libertadores de 2010 sub 20. Con River Plate logró llevarse el título y Balanta realizó actuaciones muy destacadas, tanto que le valieron para debutar con el primer equipo, ante el Racing Club en el Torneo Final. Desde entonces ha sido un fijo en el XI inicial de los Millonarios. A nivel de selecciones, la suerte no le acompañó. Se perdió el Sudamericano sub 20 de 2013, que ganó Colombia, debido a una desafortunada lesión. También se perdió el torneo Esperanzas de Toulon por otra lesión (unido a la negativa de River de dejarle participar). Pero la mala suerte se terminó y el 7 de noviembre, Pékerman le convoca con la absoluta. Fue una sorpresa por el tiempo, para algunos excesivo, que tardó en ser convocado. El trabajo de Balanta traía sus frutos, no solo en su club, sino también en la selección.

SCOUTING CENTER


Futbolísticamente hablando, Balanta es un defensa central izquierdo con una gran salida de balón y muy seguro al corte. Puede jugar tanto de central como de lateral, si bien en sus inicios comenzó de delantero y, conforme corrían los años, fue retrasando su posición pasando por medio creativo, volante izquierdo, pivote defensivo y la actual, defensa central. Este aspecto es importante porque su buena calidad técnica puede provenir en mayor medida de su pasado más ofensivo. Con el balón en los pies, al contrario que la mayoría de los centrales, no es nada torpe, se desenvuelve con soltura, controlando el balón de forma segura y conduciendo con la cabeza levantada. Es zurdo y conduce siempre con la izquierda, tiene pavor a usar su pierna mala y rara vez efectúa un pase con la derecha. Su mayor cualidad es la salida del balón. No le gusta despejar, evita jugar con la aleatoriedad de los balones aéreos y por eso intenta en todas las ocasiones salir jugando para enviar el balón a un compañero. Sin embargo, lo que es una buena virtud se transforma en algunas situaciones en un defecto. Le lleva a cometer errores y dar el balón al contrario en una zona de mucho peligro. Debe mejorar esto, algo totalmente factible para la edad que tiene. En lo demás, es un central muy seguro que muy difícilmente comete errores. Le gusta incorporarse al ataque conduciendo el balón, recordando tiempos pasados. Es consciente del peligro que esto acarrea y solo lo realiza cuando la jugada lo permite. Es muy maduro en su juego, aparenta llevar toda la vida jugando en ligas de alto nivel. Físicamente es un portento. Mide 1,81 m y pesa unos 83 kg. Intimida en el enfrentamiento físico, cualquier contacto con él suele conllevar la caída al suelo del contrario. Además de ser muy fuerte, Balanta es un jugador veloz en todos los aspectos. Rápido de movimientos, ágil y con una buena punta de velocidad. Y los centímetros que le faltan son compensados con un salto imponente. Sabe usar su cuerpo no solo en los duelos físicos sino también cuando debe proteger el balón. Defiende bien el uno contra uno y superarlo es una tarea compleja.

SCOUTING CENTER

Otro aspecto que domina es la anticipación. Lee bien el juego y posee un buen timing que le permite llegar antes que el contrario en cada jugada. Es algo que desespera a los delanteros. En el marcaje es correoso, difícil de librarte. Cuando pierde la posición o le ganan la partida, recula rápidamente para cortar cuanto antes la jugada, realmente es un jugador que intimida. Va bien al corte, controla las entradas a ras de suelo. También sabe cuándo debe aguantar y cerrar huecos de pase o de tiro Tácticamente es bueno. A su colocación se une su capacidad para saber dar coberturas a su lateral. Un matiz que tendría que corregir es su impulsividad a la hora de defender en determinadas circunstancias de juego. Acostumbra a defender detrás de los delanteros y adelantarse a ellos, pero en ocasiones sale de su radio de acción habitual, se adelanta unos metros para cortar antes la jugada, causando huecos y permitiendo superioridades si está desacertado en su intento. Cuando intenta salir con el balón jugado o justo en el instante acaba de recuperarlo, si ve imposible jugarlo, le gusta usar su desplazamiento largo. Puede parecer un despeje cualquiera pero ni mucho menos. Le gusta este recurso porque lo controla, al igual que los pases cortos. En los balones aéreos no sufre. Como hemos dicho, su salto, unido a su anticipación, le corrige este déficit y le convierten en un peligro por alto. Tiene más aptitudes defendiendo este tipo de balones. No obstante, ofensivamente aporta bastantes goles, posee un gran remate de cabeza y muy potente. De lateral explota más sus cualidades ofensivas aunque pierde parte de su rendimiento. Tiene un carácter bipolar en el campo. Es tanto impulsivo (en lo bueno y en lo malo) como relajado y sosegado. Es impetuoso y trata de ir a todos los balones pero también es un jugador relajado y concentrado al cien por cien en el partido. Estamos ante un central muy inteligente, con automatismos defensivos impropios de alguien de su edad.

Suena para muchísimos equipos en Europa, todos ellos importantes en sus ligas y con presencia en Champions League. El presente de River, el futuro de la zaga colombiana. Esperemos verlo en el mundial.


Talentos de Francia Parte II


Texto de Luis Vallejo @lvallejocolom


Mohamed Sakho

Un central más, de las generaciones de oro que se le vienen a Francia. Tuvo que partir rumbo Anfield por falta de minutos en el Parc des Princes. Rápido, bueno al corte, gran físico y con una gran potencia de salto. Su único problema es la competencia, por la cual, le será muy difícil ser titular.

Fr a

nce ,t

he pla ce to

be

Josuha Guilavogui

Mediocentro puro, al igual que su físico. Cuando nos hablan de "un mediocentro francés" es posible que se nos venga su imagen a la cabeza, aunque no nos demos cuenta. Es corpulento, alto, su físico es espectacular y sobrepasa líneas defensivas con gran facilidad gracias a su larga y bonita zancada. Su fichaje por el Atlético puede ser negativo o positivo. Por una parte, el salto a un equipo grande le puede ayudar mucho en su formación. Pero si no disfruta de los minutos necesarios, su progresión se puede cortar por completo.


Yaya Sanogo

Junto a Benzia, el delantero centro más prometedor de Francia. Le faltan por pulir algunos aspectos y mejorar su habilidad, la cual, con balón, no es muy buena. Menos elástico que una tabla de madera, pero más bueno que cualquiera (De su edad y posición, claro). Una de las causas es su gran altura, lo que le hace ser una amenaza en balones aéreos. Su fichaje por el Arsenal es un salto de calidad espectacular, pero por el momento, Wenger no confía en él. Un fichaje my de Arsène, sí. La pasada campaña, se salió en Ligue 2. Si consigue mantener su progresión, está destinado a ser un gran futbolista.

Lucas Digne

Lateral de largo recorrido, cuando sube la banda y se incorpora al ataque es un arma mortal. El lateral más prometedor. Tras su espectacular paso por el Lille, hizo las maletas para marchar a París. Rápido, habilidoso y desequilibrante. Su único problema, el nivel actual de Maxwell en el PSG. El futuro francés para el lateral izquierdo. Cierra bien los espacios atrás, pero es una de las tareas que tiene pendientes para mejorar. Para mi gusto, es caviar puro. Un gran ejemplo, de qué jugadores se le vienen a nuestros vecinos.


Alphonse Aréola

Un tigre, un león, un gato. Un felino. Elástico y seguro. Alphonse tiene ese toque de magia que tan solo unos pocos consiguen. Es el futuro portero de Francia y seguro que por sus manos pasa más de 1 título. Cuando vuelva de su cesión en el Lens, tendrá que ganarse la titularidad en París ante Sirigu. Lucha, la cual ganará si demuestra su máximo nivel en las oportunidades que le den.

Samuel Umtiti

Si os digo que Lovren se fue de Lyon porque este chaval de 18 años le quitó la titularidad, creéroslo. Alto, rápido, corpulento, seguro y el futuro de un Olympique de Lyon en horas bajas. Más bien, en época de transición. Destacó en el Mundial Sub 20 junto a Zouma. Tiene que mejorar bastantealgunos ámbitos tácticos a mi parecer y tener la cabeza más centrada, pero pase lo que pase, Samuel terminará siendo un gran jugador.


La Serie B y los grandes

El Campeonato Brasileño llega a su fin y un año más nos encontramos con que el drama del descenso afecta a uno o más equipos grandes del país. Si en nuestro número del mes pasado hablábamos de la hazaña del Chapecoense (que finalmente ha ascendido a Serie A), hoy tenemos que fijarnos en la otra cara, la del descenso de algún equipo grande de Brasil. Sin embargo, no podemos decir que sea algo que no ocurra habitualmente, dado que en la última década ha sido raro el año en el que algún grande no bajaba de categoría. Y en este punto, debemos contextualizar el concepto “equipo grande” en un país tan inmenso como Brasil.

Texto de Héctor de Serpa Pinto @Kriok

O país do futebol


Si partimos de la perspectiva de los títulos, existen 17 equipos que han sido campeones bien antes de 1971 (cuando se instaura el actual modelo de Campeonato, con algunas variantes ciertas temporadas) o bien tras esa fecha. En base a dicha clasificación, estaríamos hablando de demasiados equipos grandes. Por otro lado, mirando en un ámbito continental y tomando como referencia la máxima competición – Copa Libertadores de América – podríamos afirmar que existen 10 equipos grandes en Brasil. Quizás ninguna de ambas clasificaciones sea totalmente justa.

Por ello, y haciendo un ejercicio de simple memoria, podemos afirmar que los equipos grandes de Brasil podrían ser: de São Paulo los 4 (Santos, São Paulo, Corinthians y Palmeiras), de Río de Janeiro otros 4 (Flamengo, Botafogo, Fluminense y Vasco), de Belo Horizonte sumamos 2 más (Atlético Mineiro y Cruzeiro), los 2 de Porto Alegre (Gremio e Internacional) y por historia tendría que entrar el Bahia. Esta clasificación es bastante aceptada entre la gente.

Algunos tardaron un tiempo en volver a la élite, otros (como Palmeiras esta temporada) han conseguido el ascenso de forma inmediata. Pero todos tuvieron que vivir una reconstrucción en la segunda división brasileña que les llevó a la senda de los mejores una vez regresados a la máxima categoría futbolística del país.

Si comprobamos el estado de la tabla clasificatoria a falta de tres jornadas para el final, podemos observar que hay dos importantes equipos en peligro de caer nuevamente a la Serie B: Vasco da Gama y Fluminense. El primero, encadena una racha negativa en lo deportivo e institucional, que puede verse agravada con el descenso. Ha sido un año convulso en São Januario, teniendo que vender a muchos jugadores de la primera plantilla como el central Dedé o conocidos jóvenes que brillan en las categorías inferiores del club cruzmaltino.

La crisis económica también ha tenido su importancia y ha hecho que el equipo haya sufrido problemas en el cobro de los salarios y fue el detonador del fugaz período del capitán Juninho Pernambucano en los New York Red Bulls. En lo deportivo no debemos olvidar que el club peleó por entrar en la Copa Libertadores el pasado curso, acabando en un meritorio quinto lugar en la clasificación final del Brasileirão, este año se encuentran luchando por no descender tras haber tenido 4 técnicos diferentes durante el 2013.


El caso de Fluminense es aún más sangrante. Campeón el pasado año en una campaña magnífica, el club se encuentra rozando los puestos de descenso directo a la Serie B. Curiosamente, su nuevo técnico es Dorival Júnior – que acaba de ser despedido de Vasco da Gama – y completa la lista de tres durante el 2013. El tricolor carioca cuenta en su plantilla con jugadores conocidos como Fred, Diego Cavalieri y Rafael Sóbis, además de haber contado durante el año con el ex azulgrana Deco. Parece que el equipo ha empezado una caída libre desde la eliminación en cuartos de final de la Copa Libertadores a finales del mes de Mayo.

O país do futebol


Es posible identificar una serie de causas que provocan la caída de estos equipos a la Serie B, e incluso algunos de estos factores se transforman en fortalezas para un mejor desempeño tras la 'depuración' en la segunda división:

1. Pésima gestión deportiva. Existen algunos clubes que no han pasado por estas experiencias debido a su mejor gestión deportiva, tanto en fichaje de jugadores como en paciencia con los técnicos, como São Paulo o Internacional de Porto Alegre. Lo normal en un equipo que acaba desciendo es una gran rotación de la plantilla y tener entre 3 y 5 técnicos en el año natural.

2. Presión popular. El fútbol en Brasil se vive con una intensidad impresionante, en el buen y en el mal sentido. Es típico ver escenas en las que los torcedores acuden a campos de entrenamiento a protestar por el mal desempeño de los equipos e incluso se han vivido casos de amenazas que han hecho que algunos jugadores abandonen dichos equipos.

3. Calendario. Es innegable que hay demasiados partidos en el fútbol brasileño. Se hace raro un día sin fútbol, desde el inicio de los estaduales en Enero hasta las semanas con doble jornada del Campeonato nacional en la segunda mitad del año, todo eso unido a las competiciones continentales, los partidos de la selección y la Copa do Brasil. Se está tratando actualmente de consensuar una reforma para aligerar dicho calendario. 4. Los representantes. El movimiento de jugadores entre los clubes es muy alto, debido a que los empresarios suelen participar en un alto porcentaje de los derechos de los jugadores. Como ejemplo, la conocida agencia de representación Traffic, que dispone de gran parte del talento como representado, y juega con sus intereses y carreras con una facilidad pasmosa.

Con todos estos puntos y otros muchos que se quedan en el tintero volvemos a fijarnos en lo que importa, el fútbol, que será el que decida si habrá algún grande – seguramente de Río de Janeiro – cogiendo el testigo de Palmeiras como favorito de la Serie B en la temporada 2014.


Aquel milagro de 1970


Italia es un país especial. Puede enorgullecerse de tantísimas cosas que este artículo se quedaría lamentablemente corto para resumir su arte, su historia, su belleza o su importancia en la historia de la humanidad. Como reflejo de esa idiosincrasia, el Calcio tiene algo diferente que no se encuentra en ninguna otra liga europea. Un aire de nostalgia perpetua y romanticismo trágico, que convierte al Calcio en una especie de historia de amor tan bonita y maldita como las que no se ven en las películas, sino en la vida real. El campeonato italiano ha creado su leyenda con páginas gloriosas, tintes dramáticos y episodios de comedia absurda. Uno de los capítulos más hermosos de esta película italiana ocurrió a principios de los 70, terminada la década de los amores libres, los aires de libertad y la playa debajo de los adoquines, cuando el Scudetto lo ganó un equipo de unas de las zonas más depauperadas, pobres y olvidadas de Italia.


Cerdeña

La isla de Cerdeña, un paraíso natural que hoy en día es uno de los puntos más turísticos del continente europeo gracias a la belleza de su costa, se sitúa en medio del Mediterráneo a medio camino entre Italia, Francia y España. Esa disposición geográfica ha convertido a la isla históricamente en un caramelo apetecible para las grandes potencias y ha obligado a sus habitantes a luchar constantemente contra el invasor extranjero. Tanto es así, que originalmente, la vida en Cerdeña se hacía en contra del mar, de cara al interior, como medida de protección de las hordas foráneas. Quizá el legado histórico de vivir siempre bajo la amenaza exterior o quizá lo complicado que resulta sacarle partido a un tierra no demasiado rica, ha forjado un especial carácter en el pueblo sardo, uno de los rincones con más sentimiento nacionalista y más orgullo de la República Italiana.

Este año, con doce jornadas disputadas y con la Roma (la capital italiana es geográficamente considera como mezzogiorno, pero culturalmente sureña) y el Napoli entre los tres primeros, muchos recuerdan el Cagliari de 1970 y creen posible otra vez que el sur vuelva a reinar en el fútbol italiano. Hace ya 12 años, que la Roma conquistó su último Scudetto, y desde entonces, todos se han repartidos entre los tres grandes de Italia: el Milan, la Juve y el Inter. En aquellos lejanos años 70, el presidente del club sardo era Efisio Corrias, que primero logró alejar al Cagliari de su tradicional lucha por el descenso, trayendo hombres de calidad como Gigi Riva, Martiradonna, Pierluigi Cera, Nenè, Ricciotti Greatti, Comunardo Niccolai, o Adriano Reginato, hasta conseguir la gran gesta del campeonato.

“Rombo di Tuono”

Un carácter que conquistó el corazón de uno de los mejores jugadores italianos de toda la historia, el genial Luigi “Gigi” Riva, líder del Cagliari glorioso que consiguió su único Scudetto en la historia en la temporada 1969-1970.“Rombo di Tuono” ( “sonido del trueno”) no ha sido sólo unos los jugadores con más talento de la selección azzurra, sino que fue un futbolista romántico, que jamás quiso irse de su isla querida, a pesar de las magníficas ofertas que recibió de los equipos poderosos del norte, en especial, de la Juventus de Turín. Especial y rebelde, muchos compañeros de la época recuerdan timbas de póker aderezadas con tabaco y alcohol que protagonizaba Gigi en las concentraciones.

El gol de Grosso


El milagro, aquella victoria sarda marcada para siempre en los libros de historia, vino de la mano de un friuliano llamado Manlio Scopigno. Scopingo había sido un discreto futbolista que comenzó su carrera de entrenador en clubes modestos del Calcio como el Rieti o el Vincenza. En 1965, tras un paso breve por el Bolonia, ficha por el Cagliari donde su personalidad queda reflejada en una anécdota que contó años después Pierluigi Cera, uno de los centrocampistas de aquella escuadra.

"Scopigno había llegado recientemente. Estábamos concentrados para un partido de Copa de Italia y en desafío a las reglas, habíamos quedado en una sala para jugar al póker. Todos fumando y jugando a las cartas en las camas.También había unas cuantas botellas de licor. De repente, la puerta se abre: es Scopigno. Todos creíamos que nos iba a matar o como mínimo, multarnos pero Scopigno entró, olió el humo y entre el silencio del resto de nosotros que estábamos esperando la tormenta, tomó una silla, se sentó junto a nosotros y dijo, sacando un paquete de cigarrillos "¿os importa si fumo?" En media hora estábamos todos en la cama y al día siguiente ganamos 3-0."

Curiosamente su obra cumbre, aquel Cagliari campeón, tuvo Scopigno que verlo durante cinco meses fuera del banco después de una sanción.Aquel equipo estaba basado en tres nombres: el portero, Albertosi; el maravilloso Riva, que era el ariete goleador; y la indudable estrella y un defensa granítico, Comunardo Niccolai.

Aquel Cagliari, además de ganar, practicaba un juego bonito, más allá de la fama de Riva con jugadores como el capitán Wex, que jugaba de libre al estilo Beckenbauer, el mastín Greatti en el centro del campo o el habilidoso medio brasileño Nené. Riva era el campeón, el jugador “élite” que completaba un once de auténtico lujo.Además, justo aquel año las fronteras para los fichajes extranjeros estaban cerradas, lo que hacía más fácil poder competir con el poderío económico de los clubes del norte.

En la temporada 1968/1969 el Cagliari reforzado además con hombres como Albertosi, Brugnera, Zignoli o Tomasini está a punto de dar la campanada y consigue quedar segundo en la tabla, por detrás de la Fiorentina. El Cagliari tenía un equipazo, practicaba un fútbol estético y estaba destinado a luchar por grandes gestas. En el césped del mítico estadio Amsicora, Cerdeña escribía a golpe de gol su pequeño lugar en la historia.

El Cagliari se corona campeón de invierno, tras una primera vuelta fantástica y la década de los 70 empieza con un sureño líder que es más ya realidad que sorpresa. Tal es la locura que vive la isla, que cuenta la leyenda que a los partidos del Cagliari también se escapaba Graziano Messina, un bandido famoso de la época y perseguido por la justicia italiano acusado de robos, secuestros y asesinatos. Ni los criminales perseguidos podían resistirse a ver en directo la gesta que estaba naciendo ante sus ojos.


El gol de Grosso “Partita Scudetto”

El más poderoso y antipático de los enemigos norteños recibía al Cagliari el 15 de marzo sólo bajo un punto detrás de los sardos. La Juventus parece el gran rival para el sueño insular. Los bianconeri se adelantan en el marcador con un autogol de Niccolai, que empata Riva. Nuevamente la Juve se pone en ventaja con un penalti pero éste también es neutralizado por “Rombo di Tuono” y el Cagliari se marcha del Piamonte con un punto que vale su peso en oro.

Al final, se gana la Liga con 43 puntos, cuatro de ventaja sobre el Inter y 5 sobre la Juventus que se desfondó al final. Aquel verano, parte de la plantilla del Cagliari disputa el Mundial en México donde llegarían a la final, para perder contra el mítico Brasil de Pelé, Rivelino o Jairzhino. Riva marcó tres goles en aquel Mundial, uno de ellos en la mítica semifinal contra Alemania, un partido, que es considerado por muchos como el mejor encuentro de fútbol de la historia. Por su parte, la directiva de los rossoblu inauguraba el flamante nuevo estadio Sant`Ellia, que ha sido noticia estos últimos meses porque por motivos de seguridad ya no era adecuado y el equipo sardo ha tenido que ir peregrinando de un lugar a otro para jugar sus partidos de local (llegando a jugar en Trieste, a 800 kilómetros de distancia).

Tras aquel mágico Scudetto, el Cagliari logró mantenerse en la parte alta durante unas pocas temporadas, pero acabó llegando el irremediable declive y bajó a Serie B en el año 1976, el mismo año en que el máximo goleador de la selección italiana, el considerado mejor delantero de toda su historia, ese Gigi Riva, fiel y romántico que jamás traicionó su isla bonita, decidió colgar las botas, después de dos años en que no pudo jugar debido a una gravísima lesión en San Siro.

Nada podrá borrar aquel año y aquel Scudetto, como parte de los momentos mágicos donde la Italia despreciada e ignorada, la Italia meridional e insular, noticia normalmente por la tasa de paro, las huelgas de basura, la mafia o los problemas sociales, se levanta y se permite mirar con orgullo y rebeldía al pedante, industrial y rico norte. Hoy, 2013, su testigo quieren tomarlo la Roma y el Napoli. Quizá la mejor plantilla de Italia sea de la Juventus, quizá las mejores razones para ganar el títulos las tengan en el sur.

Los 24 héroes: Enrico Albertosi, Mario Martiradonna, Giulio Zignoni, Pierluigi Cera, Comunardo Niccolai, Giuseppe Tomasini, Angelo Domenghini, Nené de Carvalho, Sergio Gori, Ricciotti Greatti, Luigi Riva, Adriano Reginato, Eraldo Mancin, Cesare Poli, Mario Brugnera, Corrado Nastasio y Moreno Tampucci.


El Paul Newman de los banquillos


Desde el banquillo

Por Christian Díez @christiandiez

Marcello Lippi

‘El campeonísimo’ “En el fútbol el primero es un Dios y el segundo una mierda”, apuntó en una ocasión Marcello Lippi. Frase que nos viene al pelo para explicar la carrera ganadora de este Paul Newman del fútbol mundial. Un gentleman capaz de ser campeón de Europa, de Asia y del Mundo, el único en tener todos estos galardonesen un mismo currículum.

Defensa aguerrido desde sus inicios, su estilo de juego siempre se ha caracterizado por el fútbol directo, sin ornamentos ni florituras. Desde sus comienzos como entrenador se caracterizó por estas formas, las que se han visto en sus grandes ‘squadras’. La Juventus del segundo lustro de la década de los noventa o en su vuelta al conjunto bianconero en el primer lustro del siglo XXI, tras su corto año en el Inter, fueron sus grandes cartas de presentación ante el público internacional. Fútbol que también caracterizó a la Nazionale en el segundo lustro del siglo XXI, con la que volvió a dominar el fútbol mundial con el título logrado en Alemania en 2006, ante los por entonces vigentes campeones, el equipo franceés. Ese mismo estilo que le ha llevado a marcar una época dorada en un fútbol experimental como el chino, donde con el Guangzhou Evergrande se ha proclamado dos veces campeón de Liga y hace pocas semanas campeón de la Liga de Campeones de la AFC, lo que viene siendo la Champions League asiática.

La carrera deportiva de Marcello Lippi se reparte entre su sentimiento hacía la ‘Samp’ como jugador, donde militó diez temporadas como zaguero, en una etapa no muy plácida para el equipo genovés, donde la pelea por la permanencia fue una constante, llegando al fatídico descenso que se vaticinaba desde varias temporadasantes en la 1976/1977, permaneciendo dos temporadas en el equipo en Segunda, antes de acabar su carrera entre el Pistoiese y el Lucchese. Ese sentimiento por la Doria comparte un sitio de privilegio con su pasión por la Juventus, equipo al que dirigió en dos etapas, las mejores de su currículum, con hasta cinco títulos de Liga en ocho temporadas, una Champions, una Coppa de Italia, tres Supercopas de Italia, una de Europa y una Intercontinental. Culmen que se cerró con la Nazionale, la pasión de cualquier italiano, a la que llevó a la cima en el citado Mundial de 2006.Pero no sólo estos tres equipos y el GuangzhouEvergrande han tenido el privilegio de estar entre las manos de Marcello. El de Viareggio ha pasado por los banquillos de un total de doce equipos, con grandes momentos como su experiencia en Nápoles, clasificando al equipo para Europa en su único año en territorio napolitano, justo antes de ganarse su billete para luchar por cotas mayores con la Juventus, de la mano de Luciano Moggi, donde los aficionados de la bianconeri le guardan una gran estima.


DESDE EL BANQUILLO

Su gen ganador se ha desatado en todos aquellos equipos a los que ha entrenado. Triunfalismo que continúa siendo clave en su vida, ahora en territorio asiático. Curioso cuanto menos cuando pocos meses antes de aceptar el reto del Guangzhou Evergrande, allá por los primeros meses de 2012, el míster italiano hablaba con esperanza de volver a dirigir a una selección en el camino de llegar a Brasil 2014. Después del torneo errático en Sudáfrica con la Azzurra, Lippi quería volver a entrenar de tiempo en tiempo, con sus momentos de tranquilidad, pero entonces, la oferta llegada desde oriente fue demasiado tentadora (10 millones de euros por temporada bien vale hacerse el tour chino). Ahora en su currículum colea ser el primer técnico en ganar la Champions en Europa y en Asia, un entrenador que culmina a sus 65 años una carrera plagada de triunfalismos. El ‘campeonísmo’.

Lejos quedan sus meses sabáticos en territorio mallorquín, cual plácido hombre retirado. Su amor por el fútbol –y la importante oferta económica- fue mayor para aceptar el reto del gigante asiático. De su mano el Guangzhou Evergrande se ha convertido en el estilete del continente más oriental, el rival a batir. Lejos quedan las tardes invertidas en ver la Serie A, la Serie B, al Bayern, al Barça o al Madrid, ahora su vida es otra. Entrenar, seguir creciendo, alimentar una leyenda que entra en los anales de los mejores libros del deporte rey.


Tras un primer año de éxito, ganando Liga y Supercopa, repetir hazaña y sumarle la Champions ha sido un gran órdago. Y es que los números del GuangzhouEvergrande hablan de un 72% de victorias en todos sus partidos en este último año, donde al italiano se le ve por completo integrado a la lucha, con soltura, impregnado esa entrega y ese liderazgo a sus pupilos que siempre le caracterizo en su carrera en el fútbol europeo.

Lejos, muy lejos, a más de 9.000 Kilómetros de distancia de su Viareggio natal, donde hace sesenta años jugaba en sus playas, MarcelloLippi sigue dejando la esencia de lo que siempre ha sido y será, un entrenador único, irrepetible. Con la filosofía de las líneas bien juntas, con una organización táctica rígida y varios jugadores con libertad plena de movimientos en los metros finales, Lippi ha repartido lecciones de fútbol por todo el planeta. Con impronta de tipo duro, el entrenador italiano es un auténtico líder dentro y fuera de los terrenos de juego. Por sus manos han pasado jugadores de la talla de Del Piero, Di Livio, Cannavaro, Totti o más recientemente el argentino Darío Conca, la gran estrella del Guangzhou Evergrande, guardando todos ellos una gran estima a este Paul Newman de los banquillos.


TIEMPOS DE PESETA, FÚTBOL DE ORO Corría el año 1999 cuando, en once países europeos, se comenzó a usar la moneda con la que actualmente hacemos nuestras transacciones, el euro. Y de la misma forma en la que este nuevo tipo de capital comenzaba a ver la luz, otro comenzaba a desaparecer. En España, la peseta. Eran los últimos tiempos de la “rubia” que terminaría por desaparecer por completo dos años después. Aunque no sólo nos dejaba la peseta, en 1999 también se disputó la la última temporada de la competición futbolística, llamémosla, más alternativa. Después de treinta y nueve años la UEFA acababa con la Recopa de Europa al modificar las competiciones balompédicas europeas para dar mayor auge a la Liga de Campeones y Copa de la UEFA.

Para mí, la Recopa era una competición bastante querida ya que nos mostraba equipos más desconocidos, clubes más modestos que tenían la oportunidad de mostrar sus colores por los estadios y las televisiones del resto de Europa. Nos enseñaba que el fútbol se vivía de igual manera, con la misma pasión en muchos otros países, ciudades y barrios del continente. Daba igual el número de habitantes de dicha ciudad, o la importancia del club, o si la liga de tal o cual país era más o menos fuerte, era un fútbol no común en cuanto a los equipos participantes pero igualmente emocionante y atractivo.

¿Qué era la Recopa? Para resumir diré que era una competición internacional europea en la que participaban los campeones de copa de cada país.

Su primera edición tuvo lugar en 1960 aunque era una competición aún no reconocida por la UEFA pero que en 1963 la aceptó en su seno. Hasta 1994 la competición tenía el nombre de Copa de Europa de Campeones de Copa, de ahí hasta su desaparición en 1999 se le llamó Recopa de Europa de la UEFA, o “Recopa” para el común de los mortales hispanohablantes. El formato original de competición era el de treinta y dos equipos, cada uno ganador de la edición de copa de la temporada anterior en cada uno de sus países correspondientes, con eliminatorias a doble partido, a excepción de la final que se jugaría a partido único. Además, el campeón podría jugar el trofeo de la Supercopa de Europa frente al campeón de la Copa de Europa, actual Liga de Campeones. Pero no sólo los campeones de copa de cada país jugaban esta competición. También lo hacía el vigente campeón al cuál se le daba la oportunidad de defender título, algo que nadie consiguió nunca. También podía pasar que el actual campeón lograse plaza en la Copa de Europa o que su ganador hubiera hecho doblete, con lo que su lugar quedaba vacío y se podía clasificar el finalista de copa.

La Copa de Copas

Texto de Pepe Salgado @Pepatxto_Salgado


En sus casi cuarenta años de existencia la Recopa fue conseguida en mayor número de veces por el Fútbol Club Barcelona con cuatro trofeos, seguido por Chelsea, Dinamo de Kiev, AC Milán y Anderlecht con dos galardones cada equipo. Si hacemos una clasificación por países, la lista la encabeza Inglaterra con ocho títulos, seguida por España e Italia con siete y en tercer lugar Alemania con cinco Recopas. El trofeo original yace en las vitrinas del Lazio, no por haber conseguido ganarlo cinco veces, sino porque fue el último campeón, dos a uno contra el Mallorca, y se le concedió tal honor. Los máximos anotadores a lo largo de la historia de esta competición fueron: el holandés Pieter Robert "Rob" Rensenbrink con 25 chicharros, el alemán Gerhard "Gerd"/”Torpedero” Müller y el italiano Gianluca Vialli con 20 tantos cada uno. Si bien el máximo goleador en una sola campaña fue el también alemán Lothar “Emma” Emmerich con 14 dianas en la temporada 1965-1966 jugando en el Borussia de Dortmund. Datos curiosos que nos dejó la Recopa podrían ser algunos como por ejemplo la mayor goleada de la competición, y de todas las competiciones europeas, Sporting CP 16 – Apoel 1; la mayor diferencia de goles en una final, Tottenham Hotspur 5 – 1 Atlético de Madrid; o el mayor número de goles en una final, Barcelona 4 – 3 Fortuna Düsseldorf.

Lo bonito de esta competición era que era casi imposible que dos equipos de el mismo país lograran enfrentarse uno contra otro, a no ser que uno fuese el vigente campeón de Recopa y el otro fuese el campeón de Copa de su país y encima coincidieran en algún cruce. Digo esto, porque a no ser que se sufriese de un forofismo exacerbado, todos los españoles animábamos al que jugaba la competición sin importar si era tu equipo o no. Por eso tengo especial recuerdo de la final de 1995 entre Arsenal y Zaragoza. Como el Zaragoza era un equipo humilde pero trabajador, hacía poco que estuvo a punto de descender, había hecho una temporada increíble el año anterior, nos hacía disfrutar del fútbol con un juego y como no existía el “anti-zaragozismo” pues todo el mundo en esta piel de toro que es España animó al equipo maño como al suyo propio.

Fue un diez de marzo en París, estadio Parque de los Príncipes. Aunque la historia viene desde mucho más atrás, casi cuatro años antes.

En marzo de 1991 Ildo Maneiro, entrenador del equipo, abandona el club zaragozano debido a los malos resultados y a la peligrosa situación en la que estaba el equipo, futbolísticamente hablando. Debido a esto, un Víctor Fernández de tan sólo treinta años y proveniente del filial, toma las riendas del primer equipo al que salva del angustioso descenso venciendo al Murcia en la promoción. Fue ese un punto de inflexión donde el Zarazoza comenzaría a despuntar como equipo bajo la batuta de Víctor hasta conseguir coronarse como campeón de la Recopa.

El cambio de mando se notó no sólo en el juego sino también en los resultados. Sin más tardanza, en la temporada siguiente, 1993-1993, el equipo maño consigue llegar a la final de Copa aunque cae abatido por Real Madrid. No obstante, lejos de venirse abajo, los jugadores se conjuraron para conseguir el trofeo al año siguiente, si o si.


En la campaña siguiente, el Real Zaragoza logra hacerse con un muy meritorio tercer puesto en liga justo detrás del “Dream Team” y el “SúperDépor”, ahí es nada. Pero no quedaba aquí la cosa ya que éste Zaragoza lograba llegar otra vez a la final de Copa. El 20 de abril de 1994, frente al Celta de Vigo y el el Vicente Calderón, esta vez sí, Miguel Pardeza conseguía levantar el trofeo después de un duro partido que se decidió en la tanda de penaltis. Ya se que esta final puede parecer un poco rara, hoy por hoy nadie se imagina una final de copa con estos dos equipos, digo más, hoy en día nadie se imagina una final de copa sin Atlético, Real Madrid o Barcelona. Pero antes el fútbol era diferente, antes todo era posible para todos y no sólo para los “grandes”. Cuarta Copa del Rey para el Zaragoza y primer ladrillo para construir el sueño de la Recopa.

Se comenzaba la temporada siguiente con los ojos puestos en la Recopa y con la ilusión que sólo te otorga el poder jugar en competiciones europeas. Pero no fue un camino de rosas todo lo que tuvo que andar el Zaragoza. Antes de llegar hasta la final se enfrentó a equipos, que como él, también se habían ganado el derecho por luchar en aquella competición y que también como él, lo darían todo para alzarse con la copa. Si bien sus dos primeros rivales fueron más asequibles, el Gloria Bistrita rumano en dieciseisavos de final que cayó, ganando con un 2-1 en la ida y perdiendo un 4-0 en Zaragoza y el Tatran Presov eslovaco en octavos con un 0-4 en Eslovaquia y un 2-1 en la vuelta; en cuartos tocó el primer hueso duro, el Feyenoord holandés con Henrik Larsson como estrella goleadora, 1-0 en Rotterdam y 2-0 en la capital del Ebro decantaron la eliminatoria a favor del Zaragoza.El Chelsea esperaba en semifinales, uno de los dos equipos ingleses que ese año conseguían estar en Recopa, y de no evitarlo, podrían encontrarse en la final. Aún con la dificultad del rival, el equipo maño consiguió hacerse con un puesto en la final no sin apuros, un 3-0 en Zaragoza y un 3-1 en Londres.

TIEMPOS DE PESETA, FÚTBOL DE ORO


Alineaciones de la final

Y de Londres a París, donde se jugaría la final. También contra un equipo inglés, pero esta vez contra el vigente campeón de la Recopa, el Arsenal, con un juego muy fuerte físicamente y muy directo se erigía como el gran favorito para ganar la final y romper la maldición. Nadie ha podido ganar esta competición dos veces consecutivas. Un Arsenal que venía de ganar a de ganar al Auxerre en cuartos y a la Sampdoria en semis, con un Ian Wright que daba miedo, sólo en Recopa llevaba 9 goles.

Llegó el 10 de marzo y ,como no podía ser de otra forma, un José Ángel de la Casa bien parapetado para retransmitir cada suceso del juego, nos leía las alineaciones y nos preparaba para el partido. Por el Arsenal jugarían David Seaman en la portería; Dixon, Winterburn, Linighan y Adams en la defensa; Keown, Schwarz y Parlour en el medio campo y Wright, Merson y Hartson en la delantera. En las filas del equipo maño teníamos a Cedrún en el arco; Solana, Belsué, Cáceres y Aguado en la zaga; Poyet, Nayim y Aragón en el centro y Pardeza, Esnáider e Higuera como atacantes. Piero Ceccarini, colegiado italiano, sería el encargado de dirigir la final.

El partido comenzó algo tenso. El Arsenal, mucho más veterano que el Zaragoza en estas lides europeas, comenzó a presionar con un juego un poco más duro de lo normal, supongo que con la intención de acogotar a los jugadores del equipo Aragonés y sacarlos del partido desde el primer momento, aunque el árbitro le paró los pies en el minuto tres con una tarjeta amarilla a Hartson por una dura entrada sobre Nayim. He de comentar en este punto que Nayim había pasado por las filas del eterno rival del Arsenal, el Tottenham, y no era muy querido por quienes compartían los colores de los “gunners”. Seguía el Zaragoza con algunos apuros en defensa y con un Esnáider perdiendo la batalla psicológica con el par de centrales ingleses. Intentó sacarlos del partido o forzar una tarjeta que mermara su juego, pero la mayor experiencia de las filas del equipo londinense era una gran baza que estos tenían a su favor. Así terminaría la segunda parte, con un Arsenal mejor y un Zaragoza aún buscando su sitio en el campo. Los galones europeos se hicieron notar en los primeros cuarenta y cinco minutos.


TIEMPOS DE PESETA, FÚTBOL DE ORO

Pero llego la segunda parte, y con esta, el cambio de actitud de los maños. Comenzaron a desplegar su juego bonito con una posesión del balón más duradera, como nos tenían acostumbrado, sin dejarse intimidar por el equipo londinense. Con esto llegaron las oportunidades de gol aunque la ocasión más clara cayo del lado inglés cuando en una mala salida de Cedrún, Belsué tuvo que sacar de cabeza un balón que se colaba entre los tres palos. El susto le vino como anillo al dedo al equipo español ya que unos minutos después, Esnáider, que jugaba dolorido al lesionarse el tobillo en el calentamiento, consiguió engatillar un balón justo a la izquierda de la corona del área y le lanzó un cañonazo a la escuadra de la portería inglesa tal, que Seaman no pudo hacer otra cosa que la estatua. Gol de Esnáider, gol del Zaragoza. Uno a cero en el Parque de los Príncipes.

Fue importante adelantarse en el marcador, pero el gol también tuvo un efecto negativo. Un Arsenal espoleado por la desventaja en el marcador comenzó a apretar al equipo maño y diez minutos después del gol de Juan Eduardo, Hartson consigue marcar aprovechando un desajuste defensivo con la buena fortuna de que el balón golpea en un defensa y sale en dirección al palo opuesto al que Cedrún defendía. Aún con una enorme estirada del meta del Zaragoza, el balón consigue entrar. Empate a uno en Paris. Empate que se prolongaría hasta el final de los noventa minutos reglamentarios.


Empezaba la prorroga con un Zaragoza más entero físicamente y también mejor plantado en el campo, llevando la iniciativa del encuentro en incluso generando algunas ocasiones. La más cercana al gol fue tras un saque en corto de un córner en la que Aguado logra rematar de cabeza pero que Seaman, con una parada espectacular, desvió al palo con la fortuna de que el rebote volvió a caer sobre él que, en otro alarde de reflejos, logra agarrar la pelota con sus manos. A cinco minutos del final ocurrió un hecho curioso, Víctor Fernández pide hacer un cambio al cuarto árbitro y tanto éste como el realizador de TV señalan a Nayim como el hombre a abandonar el campo, siendo García Sanjuán el que daría paso a Geli. Finalmente se aclaró el embrollo ya que Nayim fue llamado por el entrenador para cambiarse de banda, no para abandonar el campo. Y gracias a esto, a que Nayim se quedó en el césped y a que se cambió de banda, que pudimos evitar unos penaltis, en los que Seaman era todo un experto y ya había eliminado a la Sampdoria encuartos parando tres en la tanda de penaltis. Bien es verdad que el Zaragoza contaba con Cedrún, que tampoco era manco. Era ya el minuto 120 de partido y todo el mundo contaba ya con la suerte de los penaltis, unos con más alegría que otros. Pero fue entonces cuando se forjó uno de los goles más recordados en la historia del fútbol, no sólo por su belleza sino por su importancia. Comenzó con un balón es despejado por Linighan hacia el lateral de la banda, y desde ahí, desde unos dos tercios de campo la coge Nayim con la intención de dar un pase al hueco sobre una defensa adelantada. Pero en ese instante se detuvo el tiempo y con la pierna aún levantada y preparada para golpear el balón, el hispano-marroquí ve fuera de juego a su compañero y a la vez, a Seaman lejos de su arco. No se lo pensó dos veces y le pegó a puerta. Pareció que la mismísima Agustina de Aragón, al pié del cañón, abría fuego contra el enemigo Inglés. El balón salió despedido describiendo una parábola como un mortero y entró pegado al larguero rozando los dedos del cancerbero. A José Ángel de la Casa, como con aquel otro de Señor, se le vuelve a quebrar la voz gritando !Gooool! ¡Gol de Nayim! La cara de David Seaman era un poema que lo decía todo. Con el gol, toda la plantilla invadió el césped para celebrarlo, todos buscándose unos a otros para abrazarse y hacer doble el júbilo y la alegría del momento.

Todos menos Cedrún, que prefirió quedarse en la portería. El mismo decía que no quería que sacasen rápido y le pillaran fuera de sitio. Se pitó el final el partido justo en el momento en el que un Arsenal derrotado sacaba de centro.

El graderío en el que los seguidores del Zaragoza vieron el partido había roto en cánticos y vítores celebrando el gol y la victoria de su equipo. Pero no sólo eso, sino que en un gesto de enorme honra y decoro también comenzaron a gritar animando al equipo contrario que había caído con dignidad. Un “!Arsenal! ¡Arsenal!” Con acento maño sonaba por todo el estadio. Los jugadores ingleses agradecían este gesto acercándose al fondo zaragocista y aplaudiéndoles por ello. Mucho más que fútbol se vivió esa noche en París.


No existe un guionista que pudiese escribir un final más épico que lo vivido esa noche en el Parque de los Príncipes. Os juro que volviendo a ver el partido, volviendo a ver el gol, una y otra vez, no he podido evitar sentir un escalofrío subir por mi espalda, ni que se me pongan los vellos de punta. Un gol en el último segundo, literalmente, que le daba la victoria al Real Zaragoza.

Personalmente veo como un empobrecimiento futbolístico el hecho de que se eliminase la Recopa como competición aunque fuese en pro de la Copa de la UEFA y de la Liga de Campeones. Está claro que los que mandan en esto prefieren el enriquecimiento económico al futbolístico.

Al día siguiente “el gol de Nayim” era asignatura obligatoria en el colegio, y no sólo en el recreo. Profesores y profesoras no perdieron la oportunidad de compartir su regocijo con sus alumnos. El partido en el patio se convirtió en una lluvia de voleas y tiros largos. Todos queríamos meter ese gol.

TIEMPOS DE PESETA, FÚTBOL DE ORO


Hertha Berlín: un s

Texto de Shark Gutiérrez @SharkGutierrez


sueño que cumplir

Los hermanos Fritz se encontraban en un proyecto que perdurara en el tiempo. Tras más de un siglo, el Hertha de Berlín, más que un sueño, es una realidad. Jos Luhukay y su plantilla están consiguiendo en su retorno a la 1.Bundesliga, lo que los hermanos berlineses un día vieron al subirse a un barco llamado Hertha: un sueño duradero que cumplir.


. Muchas de las cosas que imaginamos, suele traer consigo que perdamos nuestras perspectivas reales y nos evadamos de nuestros problemas reales. Esas ganas de investigar, descubrir y fantasear con la posibilidad de cambiar el destino de ti mismo, de un grupo de gente, de una ciudad, de una capital o de un país, rara vez se da. En algún momento del incipiente verano de 1892, los hermanos Fritz y Max Lidner, acompañados de Willi Lorenz, se las ingeniaron para pasear por Arkonaplatz (hoy en el barrio de Rosenthal, distrito Berlin Mitte), mientras pensaban como hacer su sueño realidad: crear un club de fútbol.

Después de jugar en diferentes lugares y pasar por alguna que otra federación local (apenas duró un año), así como pasar por algunas penurias económicas, el Hertha consiguió su licencia a principios de siglo y comenzó a participar en torneos locales. No obstante, el BFC Hertha 92, era un equipo que había realizado pequeños logros (como la de derrotar al Southend inglés en 1910), pero seguía sin tener esa estabilidad económica que merecían; un ejemplo fue la disputa con los dueños de la NNA-Platz (o conocida entonces como Schebera), un estadio situado en la Behmstraße (o llamado popularmente, “Distrito de la Salud”).

Pronto cerraron un acuerdo con el club polideportivo Berliner Sport Club, denominándose finalmente como BSC Hertha Berlín. Una vez construido el estadio sobre antiguos pozos (su nombre fue conocido en Berlín como “Plumpe”), el Hertha comenzó a ser uno de los equipos más fuertes del entonces país, pese a que no tuvo mucha fortuna en las finales de la liga alemana (llegaron a seis, pero solo ganó dos), el primer gran éxito para el equipo berlinés, fue el 22 de junio de 1930. Cabe explicar, que por aquél entonces, el campeonato alemán no era tal cuál como lo conocemos ahora. Se hacían campeonatos regionales (Gauligas) y los campeones de cada región, se enfrentaban en eliminatorias, para discernir quien era el campeón de la nación. Fue cuando tras llegar a varias finales de Copa, el Hertha consiguió ganar el torneo nacional, al ganar al Holstein Kiel por 5:4, consiguiendo su primer campeonato; esto supuso algo más que un mero triunfo: habían sobrevivido a la separación de Berliner Sport Club el año anterior. Acto seguido, ganaría un segundo campeonato, ganando por 3:2 al 1860 de Múnich, el 14 de junio de 1931. El Hertha, era el gran campeón berlinés; lo fue hasta 1931. Posteriormente, fue incapaz de poder volver a disputar el título nacional, desde entonces.


AUS DEUTSCHLAND MIT LIEBE

Tras el periodo nazi (donde seguirían consiguiendo algunos títulos a nivel local) y algunos años alternando varias las dos categorías del fútbol regional, así como ganando algunas de sus Oberligas, el Hertha se convirtió en uno de los fundadores de la Bundesliga alemana. Con el paso del tiempo y de las décadas, los berlineses ganaron fama de amañar encuentros y ser permanentemente acusados de ello por la federación alemana. Así fue como a finales de los sesenta (y tras descender de la primera división), se vio envuelto en una de estas artimañas, siendo penalizado, descendiendo a categorías regionales; una vez más, superan las adversidades y vuelven a la 1.Bundesliga.

En la década de los setenta, los berlineses comienzan a ser competitivos de verdad, dentro del estado RFA (estando Berlín dividida entre los soviéticos y los occidentales). Su entrada en la década comenzó con dos terceros puestos, lo que le empezó a dar una relevancia nacional.

De hecho, es frecuente recordar en Berlín, lo que supuso aquél equipo que llegó a lograr una victoria por 9:1 al Borussia Dortmund y siendo eliminados en ¼ de final, ante equipos como el histórico Inter de Milán. Pese a lo que ocurrió en la década anterior, el Hertha también estuvo salpicado en el escándalo de los amaños de partidos que ocurrió en 1971, en donde el Hertha se vio tentado por los 250.000 marcos alemanes que le había ofrecido el Arminia Bielefeld por dejarse ganar (cosa que al final sucedió). Tasso Wild, Bernd Patzke, Jürgen Rumor, Laszlo Gergely, Volkmar Groß, Peter Enders, Wolfgang Gayer, Arno Steffenhagen, Karl-Heinz Ferschl, Hans-Jürgen Sperlich, Franz Brungs, Jürgen Weber, Michael Kellner, Uwe Witt, Zoltán Varga, así como el presidente Wolfgang Holst, hicieron que el Hertha volviese a descender a 2ª Bundesliga, afectando seriamente a la credibilidad del club; se trataban de tiempos difíciles. El estadio conocido entonces como “Plumpe”, tuvo que ser vendido para paliar esos daños económicos que le causaron a la entidad, en 1974. Una vez vendido, fue demolido. Tan solo una estatua en la “Bellermannstraße” entre los números 64 y 70, recuerdan el mítico estadio berlinés donde comenzó su historia. .


Subcampeón en 1975, tercer clasificado tres años más tarde de dicho subcampeonato…el Hertha no dejaba de cosechar buenos (y relevantes) resultados en la Bundesliga. También en la Copa (donde cayeron ante el Colonia o el Fortuna Düsseldorf), o en la Copa de la UEFA (donde cayeron en semifinales ante el Estrella Roja yugoslavo). A comienzos de la siguiente década, terminaba pues, la suerte berlinesa de estar en la élite. La decadencia fue tal, que en 1986 cayó a la tercera división y jugaban en un modesto estadio llamado Poststadion (cuyo uso se remonta a los JJOO de Berlín en 1936). Tuvo que pasar varios años para que el Hertha volviera a la primera división y por extensión, volvieran las gestas. En 1993, volvieron a llegar a una final de Copa (esta vez, tras la reunificación alemana) en la que cayeron ante el Leverkusen, tras eliminar a equipos superiores durante el proceso: el paso al Olímpico de Berlín no supuso del todo mal negocio para el Hertha, que fue incrementando público a sus estadios. Es así, como el paso de los 90 al 2000, no fue tan caótica. Los berlineses repetían una y otra vez en competición europea, llegando a entrar en la Champions League en la temporada 1999-2000 (con triunfos sonados ante Milán o Chelsea). Entrenadores como Falko Götz, Huub Stevens o Lucién Favre, pasaron por el equipo de la capital. Ir a Europa, ya era normal. Eso hizo traer a jugadores de la talla de Voronin, Simunic, Friederich y la gestión de Dieter Hoeneß pasaba por sus mejores días, como director deportivo del club. A partir del 2009, el Hertha se ha vuelto un club muy inestable deportivamente, ya que ha descendido y ascendido en varias ocasiones. Esta razón ha hecho, que tras el ascenso de la 2.Bundesliga en la pasada temporada, su objetivo sea la consolidación del equipo en la élite.

No obstante (y conociendo el pasado berlinés), el motivo del ascenso de la categoría así como el objetivo de la permanencia pueden verse modificados… esto es porque el equipo que ha montado Jos Luhukay, promete diversión a la vez que resultados. El ex-técnico del Augsburgo, consiguió el ascenso y el campeonato de la 2.Bundesliga, merced a un juego bastante vertical, directo y atrevido. Esta temporada ha mejorado ostensiblemente la defensa, con jugadores de experiencia en la categoría; de esos que Luhukay conociera bien (van der Bergh y Langkamp) en su anterior etapa en la 2.Bundesliga. También la cesión (e incorporación) de jugadores necesitados en el centro del campo para equilibrar al equipo tras las bajas sufridas (Cigerci, Hosogai, Skjelbred) y, algún jugador experimentado que entrara dentro de las rotaciones (Alexandre Baumjohann).

¿Cómo juega el Hertha?

Preguntarse como juega el Hertha Berlín, tiene una respuesta bastante simple: es un equipo divertido. Claro que la diversión, va por barrios. Para el espectador, probablemente sea divertido ver a sus jugadores esperar y contragolpear para ser más efectivos y otros, se aburrirán porque piensan que se puede jugar mejor con la pelota y tener más posesión o más calma. En cualquiera de los casos, el Hertha divierte y ofrece ciertas garantías de efectividad. Obviamente, el equipo tiene sus pros y sus contras.

Formación inicial

Dentro de las formaciones del cuadro berlinés, Jos Luhukay pone en liza, lo que en teoría se supone que es un 4-2-3-1 y un 4-4-2. Esto ha cambiado a un 4-3-3 con las llegadas de Skjellbred y de Cigerci a la plantilla. Ambos llegaron casi al final del cierre de mercado y se han adaptado bastante bien a la idea que pretende el técnico neerlandés. Junto a Hosogai, el técnico ha cambiado a un 4-3-3, mucho más equilibrado, aunque también mucho más dinámico. Tanto Skjellbred como Cigerci, suelen ser los acompañantes en esa zona, en la cual ha tenido como habitantes a Baumjohann o Lustenberger. Con el paso de los partidos y los buenos resultados, se ha definido un 4-3-3 más notorio.

AUS DEUTSCHLAND MIT LIEBE


Además, permite que Pekarik tenga esa profundidad necesaria de llegar y ponerla al punto de penalti, donde encontrará a Ramos (amén de algún acompañante en la jugada, generalmente Cigerci). En el lado izquierdo está la principal duda del Hertha: Allagui generalmente juega, cuando el Hertha se dispone salir a la contra y Schulz, es un lateral readaptado al puesto de extremo o exterior por la izquierda. Se suma al ataque con mucha facilidad, pero también es de los que regresa. Generalmente, juega contra los grandes de la Bundesliga, por su capacidad de ayuda así como su profundidad en ataques estáticos de los berlineses.

Hosogai Lustemberger pasa a zona de centrales acompañando a Langkamp (reemplazando a Brooks), mientras que Cigerci supone un elemento de apoyo por delante del balón, como por detrás. Sus ayudas son constantes y su trabajo táctico en el aspecto de arrastre zonal o de desviar atenciones, uno de los lujos de este Hertha. Skjelbred es el organizador del equipo. Suele empujar a los rivales hasta la zona de ¾ para encontrar el pase necesario y hacer bascular, así como moverse al Hertha en ataque. Ben-Hatira juega a pierna cambiada para buscar el chut, la ruptura o la diagonal a la espalda de los centrales rivales; tiene gol y el equipo se aprovecha de ello.

Los suplentes habituales son Brooks (central), Ronny (mediapunta o segundo punta y recurrente cuando se le complica el desarrollo del partido) y Sandro Wagner (el delantero suplente de Ramos; más tosco, pero mejor que el colombiano para cuando el Hertha necesite ganar en juego aéreo), así como la alternancia entre Sami Allagui y Nico Schulz; Jos Luhukay no se complica y apenas rota tras conseguir su XI que varió unas 5 o 6 veces en las siete primeras jornadas.


Fase defensiva

Como se ha comentado previamente, el Hertha no es un equipo tachado de “defensivo”, ni mucho menos. De hecho, se cree que es lo más débil del equipo blanquiazul. Luhukay alinea a cuatro jugadores: Pekarik y van der Bergh en los laterales; Langakmp y Lustenberger como pareja de centrales. Es necesario destacar que hay dos aspectos a destacar de la defensa: en estático y en movimiento (o comúnmente llamada transición defensiva).

Atendiendo a la imagen, se puede mostrar como la defensa de tres se agrupa y un cuarto defensa (según zona), se libera. En la imagen, es el suizo Lustenberger quién (atendiendo a su anterior rol de mediocentro), sale de la línea de cuatro defensas, para ayudar en zona a Hosogai y Cigerci. Apenas se muestran espacios, salvo si el equipo rival decide ensancharse; cuando esto sucede, Lustenberger vuelve a la línea de cuatro y es Skjelbred quien viene en la ayuda.

No obstante, cuando han de defender una contra rival, la defensa se agrupa en espacios cortos para defender los apoyos del otro equipo. Por un lado, se deja un espacio en los costados considerados como “zona segura” –ya que no atacan directamente a la portería-, ayudando así a que el repliegue se produzca al completo y acumulando más hombres a la ayuda defensiva.

Un tercer aspecto a considerar cuando el Hertha no tiene el balón, es la presión alta para recuperarlo. Este hecho suele ser a veces un defecto más que una ventaja, porque con toques rápidos y precisos, se supera, dejando al rival con muchos metros para decidir donde atacar al cuadro berlinés. Sin embargo, la intensidad que Luhukay le imprime al equipo, es digna de admiración. En esta captura, se puede observar como cuatro jugadores del Hertha, tapan cualquier opción de pase. Pero no solamente eso, sino como un quinto jugador (independientemente de la dirección por la cual el rival decida escoger conservar el balón), tapa toda posibilidad; o al menos, no la facilita.

Fase ofensiva

Una de las cosas que más divierte en un análisis, es conocer como ataca un equipo. En definitiva, se trata de saber cuál es su esencia general. No obstante, la fase defensiva no existe sin la ofensiva. Existen varios puntos a tratar: la salida de balón, el ataque en estático y el ataque en movimiento (o denominado transición ofensiva como contrataque o contragolpe).

Un equipo también se puede definir por su salida de balón. En el caso del Hertha, varía. Saben salir tanto en corto, como en envíos largos para aprovechar una segunda jugada y recoger su rechace para saltarse el centro del campo y atacar la defensa de una forma más directa.

AUS DEUTSCHLAND MIT LIEBE


En estas capturas de imagen, se puede aprecia cómo Lustenberger (central diestro), tiene un mejor golpeo de balón que Langkamp y decide sacarla en raso, al haber tres jugadores del ataque rival presionándole. No ve la línea de pase con Hosogai (el mediocentro) y busca en largo, para ganar rechaces y jugar en la zona de sus mediapuntas. Esos envíos en raso tienen que ver cuando ven una línea de pase fácil de batir: bien por los espacios que deja el rival entre líneas o por lo ancho que sea el equipo (en el caso que se quiera potenciar los costados. En la primera imagen se puede ver qué sucede cuando el equipo contrario, le deja a Lustenberger conducir casi hasta línea de medios; por el contrario, la segunda de las salidas de balón, es una “lavolpiana” frustrada, con los laterales ensanchados. Esto es bastante común en el Hertha, generalmente el mediocentro viene a línea de centrales para desahogar y ensanchar el juego. En estas capturas parciales del ataque berlinés, se juntan hasta tres jugadores: el interior, pasa al lateral y el extremo está dentro del área. El movimiento es el siguiente: el extremo cae más hacia el costado, el lateral conduce hacia dentro y el interior arrastra al rival que le marca. Esto le permite al lateral encarar a su par y poder marcharse por fuera teniendo hasta tres opciones por las que optar. La jugada termina con un remate del que más a la derecha está de la imagen. Esto es un ejemplo que el Hertha ataca con orden y sentido. Directos, verticales y ordenados son tres adjetivos que describen acertadamente a este equipo.

Los laterales juegan el papel exterior y el extremo pasa a ser un mediapunta que parte desde la banda. Su consecuencia directa es que uno de los interiores también apoye ese jugada y encuentren superioridad a la hora de tocar rápido y atacar más preciso sobre una de las bandas rivales. La ventaja que tiene este hecho, supone incorporar hasta cuatro jugadores más al ataque, pudiendo variar las opciones y situando a cada altura distinta entre sí, al mediocentro, interiores, exteriores y laterales. Son hasta 6-7 jugadores que el Hertha acumula en zona atacante, dando muestra de su clara vocación ofensiva. No obstante, no acumula grandes ratios de posesión.

Bajo el símbolo del disfrute, pero con un sentido del orden (aunque pueda parecer lo contrario), el Hertha ha comenzado su primer tercio de temporada. Sin competición copera y centrándose solo en la Bundesliga, el recién ascendido ha vuelto por sus fueros con un discurso que refresca aún más la Bundesliga; Ramos, Allagui, Ben-Hatira, Hosogai, Skjelbred, Cigerci, Schulz & compañía, volverán a disfrutar lo que un día los hermanos Fritz imaginaron: un sueño que una vez más vuelven a cumplir.


Texto de Tomás García @ToMasGaRcia77

U


El fĂştbol en Mongolia Una travesĂ­a por el desierto


Mongolia no es un país rico, no tiene lujos y por no tener no tiene ni acceso al mar, ya que está rodeado de dos países gigantescos, Rusia al norte y China al sur. Es un país de proporciones gigantescas, eso sí. Para que os hagáis una idea, triplica en superficie a España. Además de albergar uno de los grandes desiertos del planeta, el del Gobi que por ponerlo también en perspectiva, ocupa una tercera parte de la superficie de Mongolia, o lo que es lo mismo: aproximadamente la misma superficie que nuestro país. ¿Os imagináis vuestro país envuelto completamente por arena y dunas? No, claro que no. Y es por eso que Mongolia tan solo tiene algo más de tres millones de habitantes, localizándose más de un millón de ellos en la capital Ulan Bator, cuyos suburbios, que ascienden por montañas y recorren callejuelas sin asfaltar ganando terreno a la estepa, evidencian que la gran mayoría de estos habitantes, no viven precisamente en las condiciones mínimas que tenemos como referencia en Occidente. El resto de habitantes no viven mucho mejor, y se reparten entre poblaciones menores y nómadas que viven en precarios gers y que cambian de ubicación un par de veces al año en función del clima.

Así es Mongolia: un país que presume de haber tenido a uno de los mayores conquistadores de la historia, Gengis Kahn y al que le han levantado la estatua ecuestre más alta del mundo en medio de la nada y con la intención de hacer un parque temático con su marca, un país donde debes recorrer centenares de kilómetros por caminos sin asfaltar para llegar a ciudades importantes, una parada clave del mítico transiberiano (ramal transmongoliano). Un país cuya economía es la que mayor crecimiento tiene de todo el planeta (rondando el 18%), un país donde se celebra el Naadam una vez al año, que son los Juegos Olímpicos oficiosos del país y donde se compite en los tres deportes nacionales o “los tres juegos de hombres” como ellos los llaman: el tiro con arco, la lucha mongola y las carreras de caballos. Pero Mongolia no podía ser menos y también tiene su pequeño espacio para el fútbol, para el que casi todo el mundo conoce como el deporte rey, pero que ellos consideran un deporte menor y con escaso seguimiento.


El rincón del Nómada

Su selección, la 185 del ranking FIFA de un total de 207 combinados, está formada casi en su totalidad por jugadores que han pasado toda su carrera en la liga local, con alguna excepción, como la del media punta Murun Altankhuyag, que estudia y juega en la Central Methodist University de Missouri. Los lobos azules, como apodan al cuadro mongol, jamás han conseguido jugar la fase final de ningún torneo y han sido eliminados en las primeras rondas clasificatorias de todos ellos, incluida la modesta Copa del Este de Asia. De hecho, uno de sus logros mejor considerados fue el gol que anotó Selenge Odkhuu en el minuto 93’ del partido de ida en la primera ronda clasificatoria para el Mundial 2010 frente a la potencia Corea del Norte. Perdieron 1-4. Aunque cabe decir que logró su primera victoria oficial en 2011, venciendo 1-0 a Myanmar en las eliminatorias mundialistas.

Su liga, la Liga Niislel es semiprofesional y siempre la han formado ocho clubes, hasta esta temporada 2013 en la que han competido tan solo siete equipos (seis de ellos de la capital Ulan Bator) como consecuencia de la retirada del modesto Ulaanbaataryn Mazaalaynuud a mitad de la pasada campaña. El dominador de los últimos tiempos es el Erchim F.C., capitalino y el único equipo que tiene como sede oficial el Estadio Nacional con capacidad para 20.000 espectadores, y que ha vencido las ligas de 2012 y la actual de 2013 que acabó a finales de agosto.

Precisamente para esta última liga se incorporó uno mejores jugadores extranjeros en la historia del Erchim y de la liga, el brasileño Ernani Mauro (ex Atlético Mineiro y Guaraní) que contribuyó de manera activa al título y fue nombrado como el mejor jugador del campeonato tras derrotar en la final al Khangarid -el único equipo de fuera de la capital, con sede en Erdenet, capital de Orkhonen una agónica tanda de penaltis.


Pero los logros de este equipo no acaban aquí. El Erchim hizo historia la temporada pasada al ser el primer club de Mongolia en participar en un torneo continental gracias a su victoria en la competición doméstica y a que las normas de la modestísima AFC President’s Cup –torneo continental que organiza la AFC para las naciones emergentes- cambiaron en 2012 dando entrada a un club mongol por primera vez en la historia de la competición.

En esa AFC President’s Cup 2012 el campeón mongol quedó encuadrado en la primera fase en un grupo con el vigente campeón, el Taiwan Power Company y el KRL, campeón pakistaní. Su papel fue más que decente y pese a acabar último de grupo, tan solo perdió el partido frente al cuadro taiwanés por 1-0 y empató a cero frente al KRL. Su experiencia en la edición de 2013 fue más satisfactoria y cayeron en la fase de semifinales tras eliminar en una primera fase de grupos al mencionado campeón taiwanés y al Abahani Limited Dhaka, campeón de Bangladesh. En la fase final, pese a quedar por encima del campeón nepalí Three Star Club, poco pudieron hacer frente al Balkan, campeón de Turkmenistán y a la postre campeón de la competición y frente al que cayeron por un contundente 4-0. Pese a todo el Erchim puso a Mongolia en el mapa futbolístico menos mediático de Asia por primera vez y sus héroes fueron el joven portero Ariunbold Batsaikhan y los autores de los dos únicos goles en el torneo, Batbilguun Ganbaatar y el internacional mongol Battulga Zorigt.


El rincón del Nómada El Erchim buscará en 2014 mantener su hegemonía en una liga local que no tiene un dominador claro. Se podría hablar del actual campeón como el club más poderoso del país en la actualidad, por sus filas han pasado o están actualmente los mejores jugadores del país, como el caso del capitán de la selección y considerado mejor jugador de la historia de Mongolia, Bayasgalangin Garidmagnai o el máximo goleador de la historia de la selección nacional, el defensor Donorov Lumbengarav que fichó en 2009 por el Ulaanbaatar University, además del brasileño Ernani Mauro o una decena más de internacionales que buscarán conseguir el tercer título de liga consecutivo, un hito que aún no ha logrado nadie en Mongolia. El nombrado Ulaanbaatar University con Lumbengarav y el goleador Tsedenbal Tumenjargal a la cabeza, el FC Ulanbaatar, último equipo capaz de ganarle el título al Erchim en 2011, y el finalista del pasado curso, el Khangarid de Erdenet, se mantienen a rebufo del actual campeón y no les pondrán las cosas fáciles en la nueva temporada.

Esta es la historia y el presente del fútbol mongol, obviado hasta hace poco y a la sombra de los deportes tradicionales. El futuro es una incógnita pero, logros como los del modesto Erchim abren la puerta a un porvenir mejor en este inmenso país aún por descubrir.


Seattle Sounders

Una dinastía que tendrá que esperar Angustia. Derrota. Fracaso. Decepción. Revés. Desmoronamiento. Decadencia. Estos y más sinónimos negativos rodean el entorno de Seattle Sounders. Una franquicia diseñada para ganar que durante el 2013 ha dado un paso adelante para acercarse al glamour e imagen fuera de Estados Unidos que proyectan equipos como el LA Galaxy o New York Red Bulls. La inversión económica realizada en el último año han producido un salto de calidad sobre la plantilla que debiera haberse vista recompensada sobre el campo, pero de forma increíble, los Sounders en vez de avanzar han retrocedido tres escalones, convirtiéndose en un equipo sin alma, sin ambición y lo que es peor una sensación de apatía entre sus propios jugadores que han dejado en muy mal lugar al equipo. La primera lección aprendida de los dirigentes del equipo es que, los dólares no hacen equipos campeones.

Seattle lo tiene todo, afición, estadio y unos propietarios fuertes económicamente para ser un equipo dominador en la liga y su nacimiento con más de 35.000 personas en la grada no dejaba lugar a las dudas. El crecimiento del equipo ha sido magnifico en las cuatro temporadas previas a esta campaña. Seattle disfrutaba del futbol, su impacto era reconocido y la MLS triunfaba con una expansión que estaba seguro que iba a darles grandes alegrías en el futuro. Sus primeros tres años conquistaron la US Open Cup, un torneo menor pero a fin de cuentas títulos que ya lucían en sus vitrinas. El problema venia en la recta final de las campañas.

Texto de Sergio Gutiérrez @sergiogut

Los Play Off se atragantaban. Todo derrotas, año a año. Pese a tener un equipo competitivo los resultados en la postemporada le impedían estar entre los mejores y pelear por la MLS.

Para este año 2013 donde la liga no tenía un claro dominador, los propietarios del equipo decidieron que era el momento de juntar la experiencia de sus cuatros anteriores temporadas con la gran inversión prometida en su momento y de la que poco se había hecho realidad. Los fans pedían un salto de calidad a base de grandes fichajes y su primer nombre fue la contratación de Obafemi Martins. Traspaso millonario y un sueldo de los mejor pagado esta temporada, hacían que la ambición y la ilusión se disparasen por completo. Pero no quedo ahí la cosa. Ante todo pronóstico se presentó una oportunidad única. Clint Dempsey aceptaba regresar a la MLS. La liga solo necesitaba un equipo dispuesto a desembolsar más de 40 millones de dólares en la operación. El mejor jugador estadounidense en Europa que se recuerda, con grandes temporadas en la Premier League estaba a su disposición. No recularon y ni se lo pensaron. Era el momento definitivo de Seattle Sounders.


La afición se volvió loca. Dempsey fue recibido como un héroe y desde todos los estamentos del club se frotaban las manos mirando un título de liga que estaba en el horizonte. Las posteriores semanas al fichaje fueron de ensueño. La venta de entradas se disparó, los 50.000 personas del CenturyLink Field (2ª capacidad para el futbol, tiene 3 opciones) empezaban a quedarse cortas teniendo que abrir el campo al completo. El equipo empezó a ganar partidos y su posición en la MLS ascendió hasta tocar techo y colocarse como líder absoluto de la liga. El convencimiento de que esta vez, Seattle iba a lograr el objetivo estaba en palabra de todos y una nueva se estaba gestando. Pero no. El 14 de Septiembre tras vencer a Real Salt Lake en su estadio fue el último día que los fans, la plantilla y los dirigentes sonrieron. Desde ese día hasta el final de temporada la transformación fue rápida hacia el abismo.

Y es que los Sounders por fuera era un gran producto. En el campo no lo eran tanto. Su juego no era el mejor, las dudas en defensa y sobretodo en el mediocampo no traían la confianza necesaria para progresar y el papel de su entrenador Sigi Schmid empezaba a ser confuso. La plantilla se le iba de las manos con cambios absurdos en el planteamiento provocados por la necesidad de juntar a sus estrellas en la parte ofensiva. Clint Dempsey, Obafemi Martins y Eddie Johnson se habían convertido en un problema para un entrenador con la presión de ganar. No cabía otro resultado. El equipo se rompió en dos. Los momentos en los que un golpe de inspiración de algún jugador del equipo le daba la victoria a Seattle desaparecieron. Todo ello provoco que las distancias entre la plantilla y entrenador fueran aun mayores, recriminándose unos a otros la culpa.


rn o B

to

A S U

Y llego la semana negra. Del 6 al 14 de Octubre la historia de los Sounders cambio. Tres partidos en esa misma semana con un global de 10 goles encajados y 2 a favor. Tres derrotas sonrojantes, 5-1 en Colorado, 1-4 en su estadio ante Vancouver y 1-0 en Portland, estas dos últimas ante sus mayores rivales. 10 goles encajados y solo 2 a favor. El balance fue pobre, la imagen del equipo aun peor. Una vez másSigi Schmid no encontraba solución a la caída en picado de su equipo, el entrenador que cumple su quinta temporada, era el objeto de todas las miradas. Su escasa aportación táctica al equipo y una toma de decisiones pobre lo ponían en el disparadero de salida aunque la confianza y amistad con AdrianHanauer, máximo responsable del equipo lo hacían sentirse fuerte.

Tanto fue así, que se permitió el lujo de echar de un entrenamiento a Eddie Johnson. El jugador con mejor rendimiento del equipo sentía celos. Su contrato es muy bajo y más en comparación de Martins y Dempsey. EJ era el salvador del equipo. Mientras que Martins se adaptaba a la liga y compaginaba buenos partidos con otros malos, Dempsey no terminaba de ser el jugador decisivo que debía ser, por lo que Johnson tomo las riendas durante gran parte de la temporada. El delantero que se ha recuperado para el futbol tras unos años muy pobres en Europa, recibió la promesa de una subida de sueldo acorde a la de sus dos compañeros, pero esta no llegaba. Las restricciones salariales de la MLS, le impedían a los Sounders realizarla en el acto pero también se negaron a firmar un contrato con fecha para el 2014. Eddie exploto y lo hizo saber a todos los fans su desilusión y la forma en el que le habían engañado.


El ambiente en la plantilla había tocado fondo y el equipo no gano un partido más de temporada regular. Un empate ante el Galaxy en la última semana y el colchón de puntos conseguido en la mitad de la temporada les llevo a clasificarse para el Play Off donde intentaron hacer piña para llegar lo más lejos posible. Se vengaron de la humillante derrota de Colorado, eliminando a estos en el “wildcard” la repesca para el Play Off, pero en la siguiente ronda fueron vapuleados por Portland Timbers que sin mucha exigencia los vencía en la ida y en la vuelta. Seattle había fracasado. Su intento por empezar una nueva dinastía en el futbol estadounidense había quedado por los suelos. Los fans piden la cabeza de su técnico, al cual responsabilizan del desastre (del que tiene un alto porcentaje) y retener a Eddie Johnson sea como sea. Quizás ya sea tarde. Los Sounders deben de mirar al futuro y replantearse su proyecto. Lo tienen todo para hacer historia. Solo hay que juntar las piezas en orden y con calma.

La economía Seattle Sounders

Los Sounders tienen una buena disposi- Eddie Johnson tan solo cobra $166K. 30 ción económica. En este 2013 sus dos veces menos que Dempsey y 12 menos que Martins. Los números de EJ desde grandes operaciones suman la cifra de su fichaje, (llega via traspaso interno de 48 millones de dólares. $36M para MLS, enviaron a dos jugadores como Dempsey con el traspaso y su sueldo para las próximas 4 temporadas, $5M al Mike Fucito y Lamar Neagle a Montreal, el primero fue cortado y el segundo enaño más todos los variables. La operación Martins es de $12M, con el pago de viado de vuelta a Seattle) son 23 goles y 5 asistencias en 49 partidos. su cláusula y sueldo asegurado de $2M de media en 4 temporadas.


Aquel Mundial de 1994...

Texto de Nicolás Quiroga @futboluegoexist

Fue quizás el Mundial que más disfruté, el primero que viví y visualicé en directo todas las tardes y noches desde el sur de Argentina. Tenía nueve años y no le sacaba el ojo de encima a la mayoría de selecciones, ya que cada una tenía algo especial.

Volviendo al Grupo A de Estados Unidos, Suiza, Colombia y Rumania, luego de la equidad entre americanos y europeos, me tocó vivir otro enfrentamiento entre países del mismo continente. La famosa Colombia, candidata al título, y los rumanos que en silencio y con grandes jugadores acabaron llegando a cuartos de final. A diferencia de Mi debut delante de la televisión fue en un Esta- los sudamericanos que tras dos derrotas, se voldos Unidos 1-1 Suiza, en el que se marcaron dos vieron a casa pese a la inservible victoria ante auténticos golazos de tiro libre (Brégy y Suiza en el último partido. Wynalda). Nunca disfruté tanto de mi soledad tras negarme a acompañar a mis padres al su- Siempre me habían contando historias sobre Brapermercado. Recuerdo que me llamara mucho la sil, y si bien me habían defraudado en el enfrenatención la camiseta de los norteamericanos, con tamiento ante Rusia, poco a poco me fueron estrellas blancas y fondo color violeta claro. enamorando pese a no ser una selección del estilo 'Jogo Bonito' como la del '70 o la del '82. Años más tarde me fui informando de muchas situaciones, y así puedo contar hoy en día con cla- Esta selección entrenada por Parreira formaba ridad pero bajo la inocencia de mis nueve con: Taffarel; Jorginho, Aldair, Marcio Santos, primaveras todo lo ocurrido en aquel precioso Branco; Dunga y Mauro Silva; Zinho, Mazinho; USA '94. Romario y Bebeto. También participaban Rai, Leonardo, Paulo Sergio o Muller.


Llegó el día del debut ante Grecia, un sábado creo recordar y pude comprobar lo que significa para nosotros un partido de Argentina en un Mundial. Mi casa estaba llena de familiares y no tardó mucho Batistuta en anotar el primer gol y provocar mi primer y virgen canto del grito sagrado. Fue 4-0 con exhibición y gol de Maradona, no podía pedir más. Islas; Chamot, Sensini, Ruggeri, Cáceres; Simeone, Redondo; Maradona; Balbo, La siguiente zona era la de Alemania, recuerdo Batistuta y Caniggia... casi nada. como si fuese hoy las miles de veces que vi repetido un video de mi padre en el que estaban El sufrimiento fue contra Nigeria y no por el gol grabados los penales ante Italia en semifinales y de Siasia que adelantaba a los africanos, sino por la final completa perdida ante Alemania con aquel aquella enfermera que ingresaba al campo de gol de Brehme de penal polémico señalado por juego para llevarse a mi ídolo vaya uno a saber Codesal. No faltaban a mi escasa pero atrayente donde -con el tiempo me enteré que le había tovideoteca: Heroes y Heroes 2, sobre el Mundial cado el antidoping y que había dado positivo y por consiguiente suspendido del Mundial-. de México y el de Italia.

Impresionante fue la exhibición de Salenko con cinco dianas ante la Camerún del gran Roger Milla (convirtiendo un gol con 42 años), o la grata sorpresa llamada Suecia con un chico de rastas que se hacía llamar Larsson. Lo acompañaban Kennet Anderson, Brolin, Ljung, Thern, Mild, Dahlin y el inolvidable meta, Thomas Ravelli, entre otros.

Pude ver en directo a Klinsmann, Voller, Matthaus, Illgner y muchos otros jugadores que me amargaban una vez a la semana meses antes, cuando me disponía a observar dicha final después de tomar la merienda una y otra vez. Era innegociable ver dicha repetición el mismo día que echaban Simplemente Fútbol con Quique Wolff, porque ese día era para disfrutarlo...

A partir de allí, juro solemnemente que pese a no tener prácticamente idea de fútbol, vi a los jugadores derrotados antes de jugar contra la gran Bulgaria de Stoichkov, Letchkov, Kostadinov o Balakov y la Rumania de Hagi (grité mucho su gran gol a Colombia sin saber lo que los muchachos de Maturana iban a padecer más adelante en forma de amenazas e incluso con el asesinato de Escobar), Popescu, Dumitrescu, Radiucioiu, Petrescu, Munteanu y Moldovan.


La pelota no se mancha

Me acuerdo de los octavos de final en adelante, solo de partidos sueltos en casas ajenas por increíble que suene. El Rumania-Argentina en casa de mi abuela, un partido que marcó un antes y un después en mi vida futbolística por la sensación de 'si Diego hubiese seguido, el Mundial era nuestro'. No sé si estaba en lo cierto o era un El grupo que más me aburrió fue el de Italia, Ir- sueño de un pibe primerizo en estas cuestiones landa Eire, Noruega y México. Jorge Campos con futboleras, nunca lo sabremos. Hoy en día lo sigo su traje de colorines fue lo que más destaqué a creyendo. mis compañeros de club en el que jugaba por las tardes. Cabe destacar que no me gustó porque El gol de Baggio a una Nigeria muy potente, me no tenía una capacidad de análisis para definir dejo un poco con el convencimiento de que lo de una táctica o una formación de cualquier equipo. Argentina fue un hecho aislado en cuanto a eliminaciones sorpresivas. El gol de Owairan y su Arabia Saudita fueron mi primer acercamiento hacia el amor a los elencos El 2-2 de rumanos y suecos me enloqueció pormenores, sin historia, exóticos y underground. que no había visto prórrogas ni penales ni goles Aquel tanto convertido al mítico Preud'homme, de jugadas preparadas. Me hizo muy feliz Ravelli, forjó en mi interior un enamoramiento hacia lo fue una revancha personal, aquel día me naciodesconocido y lo casi siempre relacionado con la nalicé sueco hasta el 4-0 a Bulgaria en el tercer derrota. Hoy en día lo sufro... y cuarto puesto.


Mi madre me había dicho que Italia se había clasificado ante España, en un choque de colonias que vivían en mi país de forma mayoritaria y que Alemania había quedado eliminada ante Bulgaria, sí la Alemania que me parecía invencible, tenía que comenzar con un proceso de cambio generacional sino quería morir en el ostracismo (cuatro años más tarde caería ante Croacia 3-0 en cuartos de final, reafirmando mi teoría).

El Holanda 2-3 Brasil me pilló en casa de un amigo que celebraba su cumpleaños. El golazo de Branco de falta, tras la remontada holandesa, y la curiosa celebración de Bebeto en el 2-0 como si tuviera un niño en brazos, me valieron de excusa para no ser reprochado por mis amigos que jugaban un partido al mismo tiempo en el jardín, mientras yo gozaba con el cotejo de cuartos de final junto al padre del cumpleañero. El papá tuvo que retirarse en alguna ocasión, víctima del llamado de la mamá de mi amigo, situación que no entraba en mi cabeza ya que se estaba perdiendo segundos y hasta ¡minutos! de un monumento al fútbol. ¿Acaso había algo más importante que aquel enfrentamiento?.

Sabía de memoria que se jugaba el Italia-Bulgaria de semifinales y no tenía pensado perdérmelo, incluso si así lo quisieran, llamaría para que mis padres me recojan insinuando un dolor de estómago. Esta simulación no hizo falta y pude ver el triunfo italiano sin problemas, gracias a otro padre futbolero que se sorprendía cuando le indicaba en la tv a su hijo quien era Baggio, Letchkov, Pagliuca, Massaro o Baresi.

La final la vi tranquilo en casa, recuerda recortar y pintar un papel con los colores de Italia y pegármelo con cinta en el pecho. Un tal Roberto Baggio fallaba su penal y los jugadores de amarillo volvían a ganar un Mundial tras 24 años... tendría que esperar cuatro años para poder ver otra vez una fiesta de tal magnitud.

Hoy estamos a algo más de 200 días y siento el mismo cosquilleo que aquella tarde cuando me resigné a aguardar por otra cita histórica. Desde aquel 17 de Julio de 1994, después de cada final en ese mes, me siento triste por tener que esperar tanto por algo que cuando llega se va de forma fugaz pero que hoy en día con 28 años lo definiría como un mes de orgía futbolísOtro acontecimiento obligó a desplazarme a casa tica... de un compañero de colegio, no recuerdo si fue un cumpleaños, pero eramos como mucho: cinco En recuerdo al boliviano Castillo, el camerunés Foé y los colombianos Escobar y Gaviria que ya chicos. no están entre nosotros y disputaron aquella competición...


El delantero cosmopólita del Spartak Texto de David López @dablop_

En los últimos meses han surgido jugadores con historias y trayectorias que les permiten elegir entre varias selecciones para ser internacionales. Los que acaparan las principales noticias son jóvenes europeos y, últimamente, muchos procedentes de los países balcánicos. Nuestro protagonista aparenta ser mucho más mayor de lo que realmente es -tiene 26 años- y también tiene una peculiar historia en la que hay diferentes naciones involucradas. Ha sido uno de los más destacados en la primera vuelta del campeonato ruso e importantísimo para el Spartak de Valeri Karpin. Él es Yura Movsisyan.

De ascendencia y familia armenia, Yura nació en Bakú, la capital de Azerbaiyán, durante los últimos años de la URSS. Cuando él tenía 12 años, su familia se trasladó a Los Angeles, donde había una importante colonia de armenios. Tanto él como su familia se buscaron la vida en EEUU y, a pesar de su edad, alternó los días en la escuela con trabajos fuera de ella para ganar algo de dinero. La pasión de su padre por el fútbol, le animó a empezar con el balón y, en sus ratos libres, no soltaba el balón. "Recuerdo que jugaba en el jardín, en el patio, en la calle... ¡en todos lados!", rememora en una entrevista reciente. Y comenzó a ver partidos, principalmente del Real Madrid y Arsenal -sus equipos favoritos- y a ver a sus ídolos Predrag Mijatović, Thierry Henry y Ronaldo. Posteriormente, y guiado por su profesor y entrenador, jugó 6 meses en el equipo de la Universidad de Pasadena.

El potente delantero armenio pasó por el Kansas City y por el Real Salt Lake, jugando en la máxima competición del fútbol estadounidense y alzándose con una Copa de la MLS (2009). Se marchó a un país totalmente diferente: Dinamarca, donde firmó con el Randers. Su rendimiento no pasó desapercibido y tanto Vardan Minasyan (Armenia) como Bob Bradley (EEUU) le reclamaron para los combinados nacionales. Él mismo explica su decisión: "Me surgieron dudas, claro. Al final, decidí jugar por Armenia a pesar de tener menos posibilidades de jugar una Copa del Mundo. Aunque nací en Azerbaiyán, mi corazón es armenio y es un orgullo poder hacer a mi pueblo un poco más feliz."

Sin saber ni una palabra de ruso, Sergey Galitsky, el propietario del rico Krasnodar le contrata para su proyecto. Yura no defrauda y ayuda a que el equipo se mantenga en la élite con sus 14 goles. Tan importante fue para el club, que los aficionados del Krasnodar le eligieron como el mejor jugador de "los toros". La temporada pasada volvió a despuntar en el equipo y solicitó un salario más alto; el club no podía permitírselo y se buscó una salida para el punta armenio. Llegó el Spartak de Karpin tras una inversión de 7,5 millones de €. Tras completar el segundo tramo de la temporada con el equipo moscovita, empató con Wanderson (su excompañero en el Krasnodar) como máximo goleador del campeonato doméstico.


Gigante Ex-Soviético A pesar de no tener números de récord, actualmente lidera la tabla de goleadores en Rusia empatado con Artem Dzyuba (12 goles ambos). Acaba de hacer un hattrick al líder –Zenit- en la remontada de hace unos días (4:2). Es pieza clave de la selección armenia que ha estado muy cerca de disputar la ‘repesca’ para Brasil 2014 y ha sido una de las sorpresas en estos clasificatorios. Junto a Henrikh Mkhitaryan, su compañero de equipo Aras Özbiliz y al brasileño nacionalizado Marcos Pizzelli, forman un ataque magistral para la república exsoviética. Precisamente estos días ha caído lesionado y se perderá varios partidos. Comenté en Twitter que ahora Karpin tiene un serio problema para alinear un ‘9’ en el Spartak. Esto evidencia la importancia de Yura en un equipo como el Spartak Moskva.

Con barba, pelo rapado y de complexión fuerte, Movsisyan no destaca por ser un delantero excesivamente técnico. Inteligencia para saber a dónde correr unos metros, dónde situarse para solo tener que empujar un rechace, fuerza para aguantar a las mil maravillas los balones que le mandan sus compañeros, un potente disparo con el que ya ha marcado grandes goles y una buena ‘media vuelta’ a la hora de rematar para sorprender al portero, son sus principales bazas ofensivas. Aunque no tiene una gran velocidad, a veces consigue superar a su marcador en carrera y finalizar. También posee un buen remate de cabeza que le ha permitido anotar varios tantos. Es raro verle regatear a varios defensas seguidos o hacer filigranas imposibles; es consciente de sus carencias e intenta que estas no salgan a la vista. Aprovechando el buen momento de su equipo y que le dejan disparar los penaltis, suma buenos números en la presente campaña. Esos números han llevado a que, según “Championat.com”, varios equipos de la Bundesliga germana se interesen en él.

Nacido en Azerbaiyán, de familia armenia, criado en Estados Unidos, estuvo en Dinamarca y defiende los escudos del Spartak ruso y de la selección de Armenia. Un delantero cosmopolita, que nos está llamando la atención.


Visita nuestra página web Haz click aquí


Theofanis Gekas

El enviado del Olimpo a Turquía La mitología está llena de nombres que han hecho hazañas por doquier. Dioses, semidioses, héroes enviados al mundo mortal para salvar a la numerosa población de los males y desdichas. Difícil de creer, pero en Turquía hay un nuevo héroe de este estilo. Es griego y se llama Theofanis Gekas.

Texto de Francisco Javier Cuesta @FTesp


Fanis Gekas (mayo de 1980) es un trotamundos del fútbol. Se le han caído los goles en Grecia (Larissa, Kallithea y Panathinaikos) y Alemania (Bochum, Bayer Leverkusen, Herta de Berlín y Eintracht de Frankfurt), donde ha pasado la mayoría de su carrera deportiva. Incluso llegó a sonar para el Real Madrid. ¿Os acordáis, en el primer año de José Mourinho, cuando se fichó a Adebayor? Pues uno de los nombres en la lista de posibles fichajes era el griego Gekas.

Tuvo un fugaz paso por Turquía en 2012, jugando 6 meses para Samsunspor, donde marcó 8 goles en 11 partidos, incluido un hat-trick al todopoderoso Fenerbahçe, dándole la victoria a su equipo por 3-1. Su fugaz, pero eficaz, paso por Turquía llamo la atención de un equipo español en alza: el Levante. El equipo valenciano fichó al delantero griego por 2 años. Pero el fútbol de los blaugrana no era adecuado para Gekas. Jugó solo 4 partidos de liga con el club granota, en los que no anotó ningún gol. Sí marcó uno en una previa de Europa League, frente al Motherwell escocés. A finales de noviembre de 2012, Gekas y el club español llegaron a un acuerdo para rescindir el contrato. Aunque en esa rescisión hay motivos ulteriores, que explicó el club. El jugador tenía problemas personales y familiares, que no le hacían vivir un buen momento personal y, por ende, un buen momento futbolístico.

Con 32 años y en un mal momento personal, como todo héroe ha tenido, Gekas estaba sin club. Tiempo de reflexión y conciencia. El mercado invernal estaba a la vuelta de la esquina, y el héroe tenía un nombre en Alemania y Grecia, a pesar de su edad. Gekas volvió a uno de esos países donde ya había jugado, pero no donde tenía más renombre. Aceptó una oferta de Turquía. El país euro-asiático iba a tener la fortuna de volver a disfrutar de sus goles. Pero no sabía que iba a ver el renacer de un héroe.

El delantero griego volvía a la Süperlig turca, donde ya jugó con Samsunspor. Akhisar Belediyespor fue el elegido. La primera experiencia turca no fue del todo satisfactoria. Samsun se convirtió en una ciudad de segunda división, a pesar de los 8 goles marcados por Gekas. Esta vez iba a ser diferente.

Infierno turco


El equipo de Manisa se encontraba en una situación desesperante. 15 puntos de 51 posibles le hacían ser el farolillo rojo del campeonato. Solo 3 victorias en 17 partidos y 12 goles a favor. Números de pesadilla, que auguraban un descenso y un futuro negro para el club. Akhisar se movió en el mercado de invierno, buscando jugadores que cambiaran drásticamente la situación. Y, aunque no lo supieran, contrataron a un dios griego.

Gekas debutó con Akhisar con derrota 1-2 frente a Kayserispor. El gol lo marcó él, pero no fue suficiente para cambiar la dinámica. Aunque el viraje empezaría pronto. Solo 1 semana después de su debut, el delantero le dio la victoria a Akhisar. 0-2 frente a Istanbul BBSK, con doblete del griego. El equipo rompió una racha de 5 partidos sin ganar. El Galatasaray hizo que Akhisar volviera a la derrota, en el debut de Drogba, pero los de Gekas se lo pusieron difícil. Ese buen partido y una victoria en casa de Karabükspor la siguiente jornada, con otro gol de Gekas, empezaron a inflar el ánimo y la esperanza de nuevo, tanto en el club como en los aficionados del equipo.

El punto de inflexión llegó en la jornada 28. A falta de 7 jornadas para finalizar la liga. Akhisar se encontraba a 6 puntos de la salvación, con 3 jornadas por delante que hacían presagiar lo peor: Trabzonspor, Kasımpaşa y Beşiktaş. El futuro parecía negro para el club y los fantasmas del descenso sobrevolaban Manisa. Una situación de la que solo alguien especial, con poder, puede salvarte. Y apareció el héroe griego. 1-0 frente a Trabzonspor, con gol de Gekas. 0-1 frente a Kasımpaşa, con gol de Gekas. 4-1 al Beşiktaş, con doblete de Gekas. 20 jornadas después, Akhisar conseguía salir del descenso, al que volvió a falta de 2 jornadas. El partido contra Mersin, gol con de Gekas en el 88, y los resultados de los otros partidos, fueron casi definitivos. A falta de 1 jornada, Akhisar estaba 3 puntos por delante del descenso, que evitaría con otra victoria en la última jornada. Antes de Gekas, Akhisar tenía 16 puntos y 13 goles a favor. Tras la llegada de Gekas, el equipo acabó con 42 puntos y 36 goles a favor. La proeza de 12 goles en 14 partidos, algo para lo que solo unos pocos son los elegidos, convirtió a Gekas en el héroe griego de Manisa.



Football Underground #10