Page 1

Los negocios terrenales de la Iglesia cat贸lica Contratos, plegarias, d贸lares y algunas cuentas Off Shore

Ernesto Rivera y Giannina Segnini Equipo de investigaci贸n Diario La Naci贸n Costa Rica


Los negocios financieros de Iglesia católica S.A. 

Una empresaria suizo-italiana, denuncia que recibió un préstamo de $3 millones de la Iglesia Católica de Costa Rica y que mediante fraudulentas maniobras legales, los obispos le quitaron una cadena de hoteles valorada en más de u$40 millones.

En Costa Rica los operadores financieros deben registrarse ante la Superintendencia de Entidades Financieras (SUGEF), someterse a sus controles, dar garantías por los recursos que captan, informar sobre las condiciones en que prestan y sobre el origen del dinero que administran.

La Iglesia no estaba inscrita como entidad financiera de ningún tipo y, años atrás, los obispos había sido sorprendidos en una maniobra de captación financiera, pero a mucho menor escala. En esa ocasión, evitaron una acusación penal comprometiéndose a que a futuro desistirían de hacer intermediación financiera.


Préstamos, cheques, curas y un muerto muy oportuno 

Al investigar la denuncia de la empresaria italiana, se descubrió la existencia de una enorme estructura administrativa que, desde las oficinas de servicios pastorales de la Iglesia, se dedicaba a captar y prestar dinero.

Las primeras investigaciones revelaron que:

Los préstamos los negociaba el administrador de Servicios Pastorales, Jorge Torres.

Los cheques se giraban desde la cuenta corriente de servicios pastorales.

Los cheques de los préstamos salían firmados por el sacerdote Guillermo Godínez, director de Servicios Pastorales.

Monseñor Francisco Ulloa, presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, había negociado en persona el cobro de la deuda de U$ 3 millones con la empresaria italiana.

Y que, el administrador de Servicios Pastorales, Jorge Torres, había muerto.


Confrontado sobre los préstamos y los cheques el Obispo Ulloa alegó desconocer toda la operación financiera, dijo que se reunió con la empresaria para ayudarla, descargó en el administrador muerto, Jorge Torres, toda la responsabilidad por los préstamos y aseguró que cuando llegara al cielo lo primero que preguntaría a Torres es porqué había efectuado estos préstamos con dinero de la Iglesia.


El primer impacto del reportaje fue que, un días después de la publicación, las autoridades financieras pidieron explicaciones a los jerarcas de la Iglesia


Siguiendo la pista del dinero, se revel贸 que uno de los inversionistas de la Iglesia era Giovanni Bodaz, un cuestionado pol铆tico italiano


Del ofrecimiento inicial de transparencia los Obispos pasaron a la negativa total de informaci贸n y a la censura


La pista del dinero nos llevó a descubrir parte de una red de compañías offshore en Panamá, desde la cual los Obispos movían regularmente sumas que superaban los U$225 mil


Accionistas de grupo financiero


Reporteando en Guatemala y Costa Rica se prob贸 de manera conclusiva que la Iglesia hab铆a desobedecido a Sugef y continuaba haciendo intermediaci贸n financiera ilegalmente


Testaferros y $ 60 millones en otra offshore panameña 

La pista del dinero y de la estructura financiera de la Iglesia, llevó hasta Sarita Trading S.A. una offshore panameña en donde un contador empleado de la Conferencia Episcopal aparecía como accionista principal.

En Costa Rica el patrimonio de ese contador se reducía a un automóvil 1994.

Según los archivos de la Security Exchange Comision (SEC) de EEUU. Ese contador era el único accionista de la offshore con inversiones por $60 millones.

Las inversiones de Sarita Trading se hacían a través de otra firma panameña Servicios Bursátiles Internacionales, una compañía relacionada al Grupo Financiero Sama, del cual la Iglesia Católica era uno de los principales accionistas.


Ante el cúmulo de publicaciones, la Sugef convocó nuevamente a los Obispos que mantenían su tésis de haber sido estafados por el contador muerto Jorge Torres y evitaban referirse a las offshore panameñas y a sus inversiones


Contrato blindado 

La investigación periodística reveló que en el contrato de préstamo a la empresaria italiana, los abogados de la Iglesia estaban conscientes de que si el tema se hacía público, la operación sería ilegal.

Para blindarse ante ese escenario los abogados de la Iglesia incluyeron una cláusula, mediante la cual se aseguraban el pago, aunque a futuro una autoridad judicial declarase ilegal la operación de crédito.


La investigación reveló, además, la existencia de la llamada “ley milagro”, que canalizó cerca de $42 millones del dinero de los impuestos para una fundación controlada por la Iglesia Católica


La empresaria y la Cosa Nostra 

La empresaria italiana que había recibido el préstamo de $3 millones de la Iglesia Católica de Costa Rica, había manejado dinero de la mafia italiana de Palermo, conocida como la Cosa Nostra.

La empresaria había manejado dinero de Filipo Salamone, un político condenado por repartir sobornos a funcionarios públicos en caso conocido como Tangentópolis.

La empresaria había sido fiduciaria de Salamone en Suiza y había testificado en el caso.


Ministra de Seguridad trabajó para asesora de la Mafia 

Las pesquisas permitieron comprobar también que la ministra de seguridad de Costa Rica, Janina del Vecchio, trabajó para la ex asesora de la Cosa Nostra y deudora de la Iglesia. Se logró documentar que, cuando era embajadora en Suiza, la actual ministra de seguridad, recomendó a la empresaria italiana ante las autoridades de turismo. También se logró documentar que al dejar su cargo de embajadora, la ministra invirtió $100 mil en los proyectos turísticos de la italiana.


Curas se quedaban con el 10% de las donaciones


Sugef comprueba investigaci贸n period铆stica y presenta denuncia penal contra Iglesia Cat贸lica


Ir贸nico agradecimiento de Obispo


Operación Panamá 

Un seguimiento a todos el padrón de personas que habían invertido dinero en las cuentas de la Iglesia Católica, reveló que para evitar los controles de las autoridades financieras, la Conferencia Episcopal había decidido trasladar su operación financiera ilegal a Panamá.

Para manejar estas inversiones los Obispos utilizaron una red de tres sociedades offshore y una empresa bursátil relacionada a su socio financiero el Grupo Sama.


La compa帽era sentimental del contador Jorge Torres denunci贸 a los obispos por el delito de ofensas a la memoria de un difunto, por atribuirle toda la responsabilidad de las maniobras financieras.


Tras las pruebas del delito


Ernesto Rivera y Giannina Segnini San JosĂŠ, Costa Rica,Septiembre, 2008

Las cuentas ilícitas de la Iglesia Católica:» Ernesto Rivera, La Nación, Costa Rica  

Las cuentas ilícitas de la Iglesia Católica: » Ernesto Rivera, La Nación, Costa Rica

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you