Issuu on Google+

Reformas al Codigo Penal Las Ley No.62 de Diciembre de 1987 Código Penal, con sus dos últimas modificaciones – el Decreto Ley No.175 de 17 de Junio de 1997 y la Ley 87 de 16 de Febrero de 1999 –, establece una serie de normas penales que protegen a la mujer. Así, los únicos delitos en que el sujeto pasivo o víctima es únicamente una mujer son los de violación (Artículo 298), estupro (Artículo 305) y aborto ilícito (Artículo 267). Los dos primeros delitos atentan contra el normal desarrollo de las relaciones sexuales y la familia y el último delito contra la vida y la integridad corporal. Al mismo tiempo, la legislación penal cubana no considera la “honra” de la mujer para tipificar delitos o para determinar su penalidad. En cuanto a la protección a la mujer y la familia contra la violencia, tanto psíquica como física, si bien nuestro Código no tiene una sección o acápite específico para ello, existen diversos artículos que la contemplan y sancionan severamente a los autores de dichos actos delictivos: Título VIII “Delitos contra la vida y la integridad corporal”: se sancionan los delitos de homicidio (Artículo 261), asesinato (Artículo 263 y 264), disparo de arma de fuego contra determinada persona (Artículo 265), aborto ilícito (Artículo 267 al 271), lesiones (Artículos 272 al 274) y abandono de menores, incapacitados y desvalidos (Artículos 275 al 278). Título IX “Delitos contra los derechos individuales”: aparecen los delitos de privación de libertad (Artículo 279 al 283), amenazas (Artículo 284 al 285), coacción (Artículo 286) y el delito contra el derecho de igualdad (Artículo 295). Título XI “Delitos contra el normal desarrollo de las relaciones sexuales, contra la familia, la infancia y la juventud” se divide en tres capítulos: -

“Delitos contra el normal desarrollo de las relaciones sexuales”: violación (Artículo 298), pederastia con violencia (Artículo 299) y abusos lascivos (Artículo 300 y 301); agravándose el marco sancionador para los dos primeros por la Ley 87 de 1999. Por


Decreto Ley 175 de 1997 se introdujo en este capítulo la figura de proxenetismo y trata de Personas (Artículo 302), con sanciones que pueden llegar hasta 30 años de privación de libertad y el ultraje sexual (Artículo 303), acoso sexual incluido. -

“Delitos contra el normal desarrollo de la familia”: incesto (Artículo 304), estupro (Artículo 305), bigamia (Artículo 306), matrimonio ilegal (Artículo 307) y sustitución de un niño por otro (Artículo 308).

-

“Delitos contra el normal desarrollo de la infancia y la juventud”: corrupción de menores (Artículo 310 al 314), otros actos contrarios al normal desarrollo del menor (Artículo 315) y venta y tráfico de menores (Artículo 316). El delito de Corrupción de menores fue modificado y aumentado el marco sancionador, incluso hasta la pena de muerte.

A propuesta de la Federación de Mujeres Cubanas, la Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó la inclusión como una de las circunstancias agravantes de la responsabilidad penal el “ser cónyuge y el parentesco entre el ofensor y la víctima hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad”. La propuesta, recogida en la Ley 87 de 1999, sólo se tiene en cuenta en los delitos contra la vida y la integridad corporal y contra el normal desarrollo de las relaciones sexuales, la familia, la infancia y la juventud (Artículo 53 inciso j) del Código Penal). Fuente: Quinto y sexto informes combinados de Cuba ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de las Naciones Unidas (Cedaw)


Reformas al Código Penal de Cuba