Issuu on Google+


| EDITORIAL | El corazón de las finanzas de una empresa se localiza en su Tesorería: las entradas y las salidas de los flujos de caja, el ritmo de los negocios, la velocidad de facturación y, lo más importante, las alertas sobre la salud de sus finanzas, se conoce auscultando los ritmos de la Tesorería. Administrar adecuadamente una Tesorería es un principio estratégico. La tecnología ha puesto en escena innumerables herramientas del mundo de las finanzas globalizadas. Los recursos e instrumentos financieros para administrar los dineros son cada vez más precisos y elaborados y exigen de las empresas personal capacitado e infraestructura adecuada para la toma de decisiones. Los servicios en línea de las operaciones bursátiles, los precios de los títulos valores, las commodities y las monedas las 24 horas, la información sobre los movimientos financieros del mundo económico, los análisis técnicos en línea, todo ahora está a la mano con el internet para utilizarse en las decisiones más sencillas de intervención

E


EDITORIAL en el mercado. El uso o no de esta información define la calidad de una Tesorería frente a otra. La decisión de Márgenes Ltda de impulsar en Colombia una revista especializada en tesorería que hable de liquidez, de inversiones y especulación, de coberturas y arbitrajes, de capacitación y productos especializados para la administración de recursos, de contabilidad para opciones o forwards, obedece precisamente a su interés en contribuir al fortalecimiento de las Tesorerías del país, a ponernos en contacto y crear mecanismos de comunicación para armar una red entre las tesorerías y construir autopistas donde circule una información especializada ajustada a los mercados Colombianos. En esta revista encontrará entrevistas a nuestros líderes en los temas financieros, propuestas de negocios e instrumentos aplicables a nuestras necesidades que las entidades financieras estén promoviendo, reflexiones sobre los temas del manejo de la liquidez y el riesgo. Esta revista igualmente promoverá foros, y publicaciones que sobre Tesorería el mercado este proponiendo. La REVISTA DE TESORERÍA DE MARGENES seguramente se constituirá en un argumento para actualizarse y estar informado(a) sobre el desenvolvimiento del negocio de Tesorería en nuestro medio. LA REVISTA DE TESORERÍA es una caja de herramienta que circulará bimestralmente de manera virtual y gratuita y quiere convertirse en su lugar de encuentro para los Tesoreros. COMITÉ EDITORIAL

EDITORI


REVISTA DE TESORERÍA ENTREVISTA Y NEGOCIO DEL MES TOMANDONOS UN CAFÉ EN MARGENES GABRIEL SUAREZ L. GERENTE DE MARGENES EDICION Nº 01 IMAGENES TOMADAS DE INTERNET HOMENAJE AL CINE MUDO Y SUS GRANDES ACTORES “CHARLES CHAPLIN” Y “HAROLD LOYD”


GABRIEL SUAREZ L.

GERENTE GENERAL

MARGENES LTDA

Conversación con nuestro Gerente Gabriel Suarez L. sobre el tema de las coberturas cambiarias: La siguiente es la entrevista que se realizó a Gabriel Suarez, Gerente General de Margenes Ltda sobre un tema de mucho interés para los administradores de las empresas. Las coberturas cambiarias, los forward, las opciones, los swap y en general sobre el uso de los servicios que los Bancos ofrecen a sus Clientes

MGN: En Colombia las empresas usan herramientas para cubrir sus riesgos cambiarios? GABRIEL: No mucho pero es un problema universal. Los estudios como el de Fedesarrollo, muestran que cerca del 50% de empresas organizadas los han utilizado pero no son recurrentes, y las empresas medianas y pequeñas no son más del 20% las que los usan. Igualmente la academia tiende a estudiar el uso y el impacto en el valor de las empresas de las herramientas de coberturas y los resultados no son muy favorables a su utilización organizada e integral ni en Asia, ni en Europa, podriamos pensar que en EEUU las cosas son algo diferentes.


MGN Que podemos pensar de los empresarios que no se cubren de sus riesgos cambiarios?

MGN Tan equivocados podrían estar?

GABRIEL: Más que de los empresarios de los administradores. Aquí se conjugan varias cosas: falta de profesionalización de las áreas financieras, ambientes administrativos familiares que no optimizan, desconocimiento o experiencias desafortunadas y financieros que prefieren seguir brillando sin que les midan su eficiencia. Normalmente las coberturas exigen medición, medición específica en números concretos y esto no es bueno para muchos administradores cómodos.

GABRIEL: Bueno hay otras posibilidades. Hay estudios serios donde se muestra que en el largo plazo las coberturas no aportan valor a las empresas y podríamos decir que una empresa le apueste a esta interpretación como una opción. Finalmente lo que Márgenes impulsa es que las empresas estructuren sus negocios implementando coberturas naturales màs que financieras.

En Márgenes hemos encontrado diferentes casos, desde los mejores, como lo tiene las entidades financieras y empresas con alto perfil financiero y los peores como aquel donde tenían una línea de crédito en dólares y la usaban si el dólar bajaba y la cancelaban si el dólar subía. Se confunde aquí si esta cobertura es para cubrir deuda, ingresos o los riesgos transaccionales. Y bueno estaban contentos con su diseño.

MGN Cómo es este tema? GABRIEL: Las coberturas no son un tema bancario exclusivamente. Las empresas pueden equilibrar sus flujos. Si pago en dólares y recibo en dólares mis riesgos se minimizan, si cobro en dólares y me endeudo en dólares igualmente se tiende a superar el problema. Hay que estructurar ante todo las coberturas operacionales o naturales.


Así las cosas las coberturas financieras, vienen después de “netear” los riesgos en el Balance. Lo más importante en ambientes agresivos para las empresas exportadoras es dolarizar sus deudas y sus gastos, puesto que en el largo plazo su EBITDA se va a afectar y con ello la competitividad del negocio, y eso es preocupante. MGN Cúal es la cobertura financiera que uds recomiendan? GABRIEL: En el mundo financiero los Forward son dominantes. Y con la crisis del 2008 las empresas se recogieron mucho y eliminaron de su negocio muchas figuras estructuradas. El negocio define el instrumento pero antes que él lo importante es cómo

aplicarla, cuando adquirirla, es decir como reparto las decisiones en el tiempo y en el balance. Esto lo sabe hacer nuestra empresa. Igualmente es importante la sencillez en todo esto; hay mucha literatura, mucha imaginación y bueno creemos que el tema hay que bajarlo a sus proporciones, es una parte específica dentro del negocio y exige que se mire asi.


MGN: Hay muchas empresas que no les ha ido bien con las coberturas. Eso puedo mejorarse? GABRIEL: Si, al momento de ejercer el derivado resulta que se comparan con el dólar del día y resulta que en algunos casos les ha ido mejor a quienes no se cubrieron. La empresa compra dólares por decir algo y a los 30 días está por debajo. Entonces para que cubrirse? Ese es un escenario probable, pero podría ser al contrario. Pero es cierto, así las cosas para que el derivado? Algún día un importador que se cubrió nos mostraba cómo su vecino lo superó significativamente en ventas porque su margen era superior y se apropio de un beneficio del dólar vía una caída vertiginosa del precio. MGN: Parece que estamos de acuerdo en que a veces es mejor no cubrirse? Cómo es el manejo de este tema entonces? GABRIEL: Difícil. Hay que verlo como es. Toda decisión financiera si se mide puede sufrir el mismo efecto. Los precios tienen movimientos en el tiempo de modo que podría mostrarte un caso donde vendí el inventario de zapatos a un precio y si lo hubiera hecho

en otro momento el precio podría ser mejor pero si el negocio arroja utilidad nunca se confronta dicho precio. Casarse y confrontarse con las vecinas del barrio todos los días ¿Puedo cuestionar mi familia? El comentario del importador hay que procesarlo. Las coberturas no son para mejorar los precios, ese tema es subsidiario. Ellas son para no deteriorar los términos de intercambio de un negocio, en eso son un seguro al precio y no una optimización del precio. Si yo importo televisores que pago en dólares y los vendo después en pesos, tengo un negocio de riesgo. Para pensar la cobertura mi producto debe tener garantizada la demanda, de lo contrario podría perder competitividad. Si compro el televisor y lo vendo hoy para pago en 30 días la cobertura sería eficaz. Yo diría que las entidades financieras a veces meten en líos a las empresas con estos servicios mal planteados. MGN Sí, algunas empresas se quejan mucho de los Bancos por que los metieron en lios GABRIEL Asi es, aunque la responsabilidad se reparte. Hoy en día uno observa que algunos bancos exigen que la junta


directiva apruebe los cupos de las coberturas, seguramente para cubrirse del riesgo de las cosas mal hechas. Esa es una salida jurídica pero no cambia las cosas. Los Bancos deben exigirse más en su negocio, en el uso del instrumento, porque ellos innovan y profundizan pero finalmente, hay que aceptarlo, las empresas son las responsables de su uso. En este punto es que se instala nuestro trabajo, el de nuestra empresa, Margenes.

MGN Se ha perdido mucha plata en coberturas? Gabriel En algunas empresas claro que si, pero porque están mal diseñadas o mal administradas. Cualquier aplicación de una herramienta mal hecha le sirve aquel dicho que dice que es peor la cura que la enfermedad. El tema de las coberturas es un asunto de Tesorerías. Pero podemos invertir la pregunta y ahí si que es cierto que se pierde; pero vea una cosa, no se mide esa perdida La culpa es del mercado y listo. Peor aún, la Junta directiva dice, si es cierto. Pero no lo es. En EEUU hay procesos judiciales interesantes de responsabilidad por detrimento patrimonial de administradores que no aplicaron coberturas teniendo la herramienta en el mercado. Mire lo curiosos si una empresa compra un dólar en $1.800 Y el día de ejercer la cobertura el precio está a 1780, sienten que se perdieron $20. Si por otro lado el negocio lo hace a $1.800 y no compra nada y ese mismo día estuviese a $2000 pues el negocio lo tendría que hacer a $2.000 pero difícilmente sabrían que el financiero tuvo la opción de comprarlo a $1.800 y evitar

evitar un costo de $200. A eso es lo que llamo no medirse, es pasar cómodo. Las empresas están pasando “agachadas” con financieros que podrían hacer mejor las cosas pero que prefieren responsabilizar al mercado del impacto negativo del dólar en los balances a que los midan por los efectos de la implementación de la cobertura. MGN Que recomienda Margenes? Gabriel Trabajar, profesionalizar las tesorerías, estudiar las coberturas naturales de las empresas y definir procedimientos y políticas para las financieras. El primer paso es reconocer que los negocios donde se cruzan monedas tienen riesgo y deben ser elaborados con ese argumento. Hay una frase de un premio nobel de economía experto en finanzas y en le tema de los derivados Merton que juega con la conversación con un financiero de un empresa del petróleo, que se siente mal porque el precio del petróleo después de la guerra del golfo lo había impactado negativamente y nuestro economista le dice, “ eso le pasa por especular” y el financiero le dice pero no especulamos, no usamos el mercado de futuros para nada”. Claro dice


Merton, si uno tiene inventario y no le da una cobertura está especulando, está jugando a que el precio no bajará y en este caso perdió” La gente piensa que ir a la bolsa o hacer un futuro es una especulación.. Cuando en este caso es al contrario. ¿Cómo cambiamos eso?


| CONVIVIENDO CON EL RIESGO | Jesús Ancizar Gómez, Especialista en riesgos financieros. Universidad Javeriana.

C

uando se hace mención al concepto de inversión, automáticamente se hace referencia al futuro, y como tal, a un proceso de toma de decisiones bajo incertidumbre. La incertidumbre no solo se evidencia en el proceso de toma de decisiones de inversión en activos financieros, sino que es aplicable a cualquier inversión en activos en general. No obstante lo anterior, nos enfocaremos en el manejo de la incertidumbre y el riesgo presentes en las inversiones en activos financieros. El riesgo y la incertidumbre son elementos inherentes a la actividad de inversión financiera, lo cual exige el conocimiento a los agentes que toman las decisiones, de las diferentes herramientas necesarias y suficientes para gestionar y darle una adecuada administración a los activos financieros sobre los cuales se han tomado posiciones. En consecuencia, convivir con el riesgo, implementar estrategias que logren atomizarlo, implementar controles que lo mitiguen y aplicar metodologías para cuantificarlo, es la labor fundamental del gestor de riesgos. La gestión de riesgos inicia con el reconocimiento de los diferentes riesgos a los cuales se está enfrentando, así como los diferentes factores de riesgo que afectan directa o indirectamente a los activos financieros que forman parte del portafolio de una institución financiera. En este sentido, reconocer el comportamiento de los precios de los activos financieros y estar conscientes de que estos se comportan como una variable aleatoria, es el primer y fundamental paso. Existe evidencia empírica, que tanto los precios, como los rendimientos que generan los activos financieros siguen lo que se denomina un camino aleatorio (Random Walk), y que por lo tanto hacer un pronóstico es una labor difícil, ya que los resultados traen consigo un porcentaje de error, que dependerá de la calidad en la metodología del pronostico aplicado.


El análisis de precios a través del tiempo, e incluso en el intradia, arroja elementos importantes que permiten establecer tendencias de corto, mediano y largo plazo, mas no, permite pronosticar de manera acertada el precio futuro. De otro lado el análisis sobre los rendimientos permite identificar elementos que serán útiles en los pronósticos y en el análisis de riesgos que exige una adecuada Gestión de Riesgos. HECHOS ESTILIZADOS: La evidencia empírica muestra una serie de hechos comprobados que se evidencian en el comportamiento de los rendimientos de los activos financieros, estos permiten tratar este tipo de variables y obtener beneficios para su entendimiento y modelaje. 1.Hecho Estilizado 1: Los precios de los activos y el valor de los portafolios se comportan como un camino aleatorio, adicionalmente existe ausencia de autocorrelación entre los retornos de un periodo con respecto a periodos anteriores. En otras palabras, predecir el precio futuro de un activo financiero es casi imposible si solamente se tiene en cuenta su pasado. Se evidencia que la media condicional de los retornos es más o menos constante. Ver Figura 1.

Correlation 0,20 Autocorrelación

0,15 0,10 0,05 0,00 -0,05 -0,10

0

10

20

30

40

50

60

70

80

90

Rezago

Fig. 1 Autocorrelación de retornos de activos financieros

100


2.Hecho Estilizado 2: La distribución incondicional de los retornos diarios tienen colas más altas que la distribución normal estándar, esto significa que existe evidencia de altas probabilidades de obtener grandes pérdidas o grandes ganancias. Adicionalmente el histograma de frecuencias muestra que es más picuda, es decir, que hay mayor frecuencia de resultados alrededor de cero. Ver Figura 2.

20,00% 18,00% 16,00% 14,00% 12,00%

Normal Frequency

10,00% 8,00% 6,00% 4,00% 2,00% 0,00%

-7% -6% -5% -4% -3% -2% -1% 0% 1% 2% 3% 4% 5% 6% 7%

Fig. 2 Histograma retornos de activos financieros vs. Distribución Normal Estándar.


3.Hecho Estilizado 3: El histograma de los rendimientos no es simétrico, tal como se observa en la figura 2. Los mercados de acciones exhiben ocasionalmente mayores frecuencias en las perdidas, lo que significa que es una distribución sesgada hacia la izquierda. Otros mercados como el de divisas muestran menores evidencias de sesgos hacia la izquierda. 4.Hecho Estilizado 4: La varianza, medida a través de retornos cuadrados, muestra alta correlación positiva con su propio pasado. Esto es más evidente en periodos cortos de tiempo, como diario o semanales. Ver Fig 3

Correlation 0,20

Autocorrelación

0,15 0,10 0,05 0,00 -0,05 -0,10

0

10

20

30

40

50

60

70

80

90

100

Rezagos

Fig. 3 Autocorrelación de las varianzas de los retornos de los activos financieros


5.Hecho Estilizado 5: La correlación entre activos parecen variables a través del tiempo. La correlación entre activos financieros parece incrementarse en mercados con alta volatilidad hacia la baja y extremadamente en mercados que experimentan crisis financieras generalizadas Lo anterior es una pequeña muestra que evidencia que la Gestión de Riesgos ha venido ganando conceptualización teórica, lo cual exige que las personas que tengan bajo su responsabilidad la administración de riesgos financieros deben formarse en conceptos estadísticos, económicos y financieros que le permitan tener las competencias necesarias para cumplir con las expectativas que el mercado en este momento está exigiendo. En otras palabras, así como las instituciones financieras deben convivir con el riesgo, dado el negocio en que se encuentran, los gestores de riesgo financiero deben convivir con este tipo de tecnicismos que garantizan que su labor sea bien desarrollada y en consecuencia que su gestión agregue valor para la institución para la cual están laborando. A nivel local, la Superintendencia Financiera de Colombia, viene aplicando de manera juiciosa las disposiciones de Basilea, y poco a poco, los modelos estándar inicialmente planteados por el ente de control para la administración de los diferentes riesgos a los cuales se ve enfrentada una institución financiera, se vienen reemplazando por modelos internos que las instituciones adoptan debido que son mucho más rigurosos desde el punto de vista técnico y que por lo tanto sus resultados son más acertados para la toma de decisiones. En consecuencia, en la actualidad las competencias de una persona dedicada al manejo del riesgo financiero han evolucionado de manera significativa, lo que significa que para mantener un nivel adecuado o para alcanzarlo, el único camino es estudiar, es fomentar el espíritu investigativo, es revisar que se está trabajando en otros países, en los cuales la regulación va algunos años delante de la nuestra, pero sobretodo, no perder la capacidad de cuestionarse, de indagar y de evaluar nuestras actuales competencias frente a las que está exigiendo el mercado.


| COBERTURA O APUESTA | Empreasas latinoamericanas usaron nuevas técnicas para protegerse de las fluctuaciones cambiarias. Algunas las usaron para apostar, y terminaron perdiendo en grande.(2008) Herman Kamil, Bennett W. Sutton y Chris Walker (FMI)

E

ndeudarse en moneda extranjera puede ser un arma de doble filo para las empresas en mercados emergentes. A menudo los pasivos en moneda extranjera permiten obtener financiamiento a menor costo y plazos más largos que los contraídos en moneda local, pero también pueden exponer los balances a las oscilaciones del tipo de cambio. A fines de la última década y comienzos de la actual, la fuerte depreciación de las monedas en varios países de América Latina elevó el valor de las obligaciones en moneda extranjera de las empresas en relación con sus activos e ingresos, comprometiendo en muchos casos la capacidad de repago de sus deudas. Esto, a su vez, exacerbó los problemas del sistema bancario de muchos de esos países. En la última década, las empresas han enfrentado mayores fluctuaciones diarias del tipo de cambio, a medida que muchos países han flexibilizado más su régimen cambiario. Los tipos de cambio más flexibles han permitido un mejor ajuste ante los shocks externos y una mayor independencia de la política monetaria. Además, han sido un incentivo para que las empresas administraran mejor su riesgo cambiario porque ya no podían depender de que el banco central mantuviera los movimientos de la moneda dentro de una banda preanunciada.


En un estudio reciente (Fondo Monetario Internacional, 2008) se analizó la vulnerabilidad del sector empresarial de América Latina a las variaciones del tipo de cambio entre 1994 y 2007. Se observó que las empresas redujeron fuertemente la exposición de sus balances financieros a una fuerte devaluación de la moneda. Las empresas disminuyeron la proporción de deuda contraída en moneda extranjera, y al mismo tiempo recurrieron más a las coberturas cambiarias “naturales” (ingresos por exportaciones y activos en dólares) para compensar el riesgo en dólares resultante de sus pasivos. Pero después de la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008, se puso en evidencia un nuevo factor de vulnerabilidad. Algunas empresas, especialmente las más grandes y sofisticadas, habían utilizado contratos de derivados financieros para apostar a los movimientos del tipo de cambio, y terminaron sufriendo grandes pérdidas cuando las monedas locales cayeron estrepitosamente. Ello no solo generó problemas financieros para las empresas, sino también serias dificultades en los mercados de divisas. Balances más sólidos Para analizar la vulnerabilidad del sector empresarial, se utilizó una nueva base de datos a nivel microeconómico que combina información de los balances financieros con datos del mercado accionario para 1.200 empresas (financieras y no financieras) que cotizan en los mercados bursátiles en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú. En ese estudio se describió la evolución de la posición neta en moneda extranjera de las empresas durante un lapso relativamente largo (1992–2007). Asimismo, se analizó la sensibilidad del precio de las acciones de las empresas a las variaciones del tipo de cambio en dos subperíodos, 1995–98 y 2004–07. Finalmente, se realizaron pruebas para determinar si la respuesta del valor de mercado de las empresas a las fluctuaciones cambiarias había variado a través del tiempo. Se observó que en esta última década las empresas que cotizan en bolsa en América Latina han disminuido, en general, su vulnerabilidad al riesgo cambiario reduciendo sustancialmente el descalce de monedas en sus balances. Lo hicieron recurriendo menos a la deuda en moneda


extranjera y calzando más sistemáticamente los pasivos con activos en moneda extranjera o con los flujos esperados de ingresos en dólares, con lo cual, en promedio, quedaron sustancialmente más protegidas frente al riesgo cambiario. También se observó que en una proporción significativa de empresas, el impacto de las variaciones del tipo de cambio en el precio de las acciones había disminuido considerablemente desde mediados de 2000. Estos resultados sugieren que las empresas son ahora más conscientes del riesgo cambiario, y en consecuencia adaptaron la estructura de sus balances y prácticas de gestión de riesgos a los potenciales desafíos de una mayor flexibilidad cambiaria. La especulación de las empresas resultó ser desastrosa Pero algunas grandes empresas de Brasil y México se embarcaron en operaciones especulativas con derivados en moneda extranjera que las dejó expuestas a los movimientos del tipo de cambio. En lugar de usar esos instrumentos financieros para cubrir, o aislar, la exposición de sus balances frente a tales movimientos, algunos exportadores y otras empresas no financieras de esos dos países tomaron grandes posiciones especulativas en derivados para aprovechar la apreciación de la moneda local y los diferenciales positivos entre las tasas de interés locales y las tasas en dólares de Estados Unidos, en general más bajas. Cuando el real brasileño y el peso mexicano se depreciaron fuertemente entre septiembre y noviembre de 2008, esas empresas sufrieron grandes pérdidas (véase el cuadro). Los bancos centrales intervinieron con fuerza en los mercados de divisas para contener el efecto de esas pérdidas y responder a la consiguiente demanda extraordinaria de dólares. Operaciones similares con derivados se registraron, con consecuencias también negativas, en varios mercados emergentes, como la República de Corea, Polonia e India (véase “Las consecuenciasde jugar con fuego” en esta edición). La exposición en derivados cambiarios a menudo consistía en opciones sobre divisas, que otorgan al inversionista el derecho de comprar o vender una moneda a un precio prefijado durante un determinado período de tiempo. En Brasil y México, algunas empresas entraron en complejas estructuras de opciones, ya sea como una apuesta contra la depreciación de la moneda local, o como una fuente de financiamiento menos costosa pero también más riesgosa que un préstamo bancario en dólares. Muchas de las posiciones resultantes estaban estructuradas de manera tal que las pérdidas se acumulaban más


más rápidamente después de depreciarse la moneda local más allá de un cierto valor. Aunque esas operaciones eran rentables cuando la moneda local se apreciaba, o incluso si el tipo de cambio no fluctuaba demasiado, las pérdidas aumentaron al depreciarse fuertemente las monedas tras la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008. A cuánto ascendieron esas pérdidas es difícil de determinar, pero en Brasil y México fueron lo suficientemente grandes como para inducir una respuesta significativa de los bancos centrales. La exposición al riesgo cambiario por instrumentos derivados generó sustanciales pérdidas contables y amenazó con amplificar el shock posterior a septiembre en los mercados de divisas. Esto resultó de la mayor demanda de dólares por parte de las empresas para cubrir las garantías adicionales requeridas por sus contrapartes al ajustarse sus posiciones según precios de mercado. Ello llevó al banco central de México a realizar, por primera vez en una década, una importante intervención discrecional sin reglas preanunciadas. En Brasil, el banco central vendió contratos a futuro sobre dólares para ayudar a las empresas afectadas a cubrir o desarmar sus posiciones y reducir la volatilidad del mercado. La fuerte caída que sufrieron las acciones de aquellas empresas que

que revelaron sus pérdidas por derivados es evidencia clara que la exposición a derivados cambiarios fue una “sorpresa” para los mercados. Consecuencias para las políticas Una interpretación plausible de los resultados observados es que la tendencia en la mayoría de los países de la región hacia regímenes cambiarios más flexibles durante la última década ha dado a las empresas incentivos suficientes para administrar el riesgo cambiario y resistir mejor los shocks externos. A juzgar por los episodios recientes de Brasil y México, sin embargo, a medida que los derivados financieros se vuelven más sofisticados y complejos es preciso adaptar el marco regulatorio a la evolución del mercado y reforzar las prácticas de supervisión prudencial. Los organismos supervisores y el público necesitan información más detallada sobre la exposición de las empresas no financieras a las posiciones en derivados. La crisis mundial reveló deficiencias en la divulgación de datos financieros y en la comprensión de los riesgos subyacentes. Las actividades financieras de las empresas no financieras se extendieron a ámbitos tales como los contratos de derivados offshore sujetos a un grado limitado de exigencias de información


o de aplicación efectiva de las normas, lo que impide a los reguladores evaluar la concentración de riesgos. Las sorpresas que deparó la exposición de las empresas de Brasil y México a los derivados cambiarios, y la reacción de los mercados de divisas y los bancos centrales, ilustran las posibles consecuencias macroeconómicas de la falta de información suficiente sobre las actividades financieras del sector empresarial. Los recientes episodios de Brasil y México también revelaron deficiencias en la gestión del riesgo financiero a nivel de las empresas, a lo que se sumó la falta de información adecuada por parte de los proveedores de los instrumentos, es decir, los bancos que debían haber asesorado a los compradores de opciones acerca de los riesgos que asumían. Las autoridades deben tomar conciencia de la distorsión de incentivos que genera un entorno de baja volatilidad, y de la posibilidad de que en tiempos de calma los bancos y sus clientes asuman riesgos excesivos. Es conveniente que los organismos supervisores de los países donde los mercados over-the-counter de derivados son importantes mejoren la transparencia y la divulgación de información de esas operaciones, y que las

instituciones financieras que operan en esos mercados declaren esas transacciones con mayor frecuencia y dando información más detallada sobre los instrumentos y sus contrapartes. También convendría alentar la negociación bursátil de los derivados para reducir el riesgo de contraparte y elevar la transparencia. Esas medidas permitirían evaluar mejor cualquier acumulación de riesgos sistémicos provenientes de las transacciones con derivados y también fortalecer la disciplina de mercado al permitir que los inversionistas finales realicen parte de la investigación y evaluación previa actualmente a cargo de las agencias calificadoras. Las autoridades de México y Brasil ya están avanzando en esa dirección. Fondo Monetario Internacional, 2008, “Vulnerabilidad del sector corporativo: ¿Han reducido las empresas su exposición al riesgo cambiario?”, Perspectivas Económicas regionales: Las américas, capítulo 5 (Washington, octubre)


CONSIDERACIONES SOBRE LA CONTABILIDAD DE COBERTURA FINANCIERAS PARTE I Oscar Gálvez Gálvez

La contabilidad se ocupa principalmente de registrar, clasificar, consolidar y revelar las diferentes transacciones que realiza un ente económico, con el propósito de comunicar a clientes internos y externos la situación financiera de la entidad, a una fecha determinado o dentro de plazo de tiempo establecido. En este sentido la contabilidad es un proceso que está revestido da una gran credibilidad, cuando se emiten los estados financieros de cualquier entidad, estos se presumen fidedignos y la con la firma del contador público en éstos, certifica que son fehacientes y que reflejan adecuadamente la situación financiera de la entidad y fueron tomados de sus libros de contabilidad. Lo anterior obliga al contador público a ser muy cuidadoso en el desarrollo de sus funciones y asegurar la integridad de información contable que soporta las aseveraciones contenidas en los estados financieros de un ente económico, de tal manera que en su preparación debe considerar todas las operaciones y transacciones realizadas. Como es bien sabido por todos, los principios que rigen actualmente la contabilidad en Colombia no contemplan la dinámica contable de cierta clase de operacionales financieras que han tenido un desarrollo muy fuerte posterior a la promulgación de la norma, es así como si se busca en los decretos 2649 y 2650 de 1993, derivado financiero, forward, swap, futuro entre otros no se encontrara


ninguna referencia a este tipo de operaciones, mientras en la realidad económica del mercado financiero éstas operaciones, especialmente las operaciones forward, han tenido un desarrollo importante durante los últimos años. Según cifras del Banco de la República las operaciones forward celebradas durante el año 2011 en Colombia ascendieron a US $279.281 millones. En esta situación, algunos profesionales de la contaduría pública, han decidido solo registrar estas operaciones en la fecha de su cumplimiento, desconociendo de esta manera la cuantificación de los derechos y obligaciones inmersos es estos contratos, el no reconocimiento de las utilidades o pérdidas que sufre cada operación durante su vigencia y en el caso de la coberturas financieras, dejando a la entidad sujeto al riesgo contable. Esto genera que la información contable sea inexacta, además los estados financieros Podrían reflejar utilidades o pérdidas que no sean reales, dividendos que no corresponden o indicadores financieros de eficiencia que no se ajustan a la realidad de sus finanzas. En otras palabras sin la contabilidad de estas operaciones los estados financieros

de las empresas no presentan de manera razonable su situación financiera. Este espacio de la revista MARGENES se desarrollará una propuesta orientada al manejo contable que puede darse en Colombia a los instrumentos financieros, especialmente las operaciones realizadas con derivados financieros (forward, swap, opciones y futuros) y fundamentalmente aquellas que son utilizadas como operaciones de cobertura. Algunos de los interrogantes que se resolverán durante las próximas entregas, son: • ¿Como se determina en valor razonable de un instrumento financiero? • ¿Que es una posición cubierta? • ¿Como se configura la cobertura? • ¿Que es un derivado financiero? • ¿Como se convierte un derivado financiero en una operación de cobertura? • ¿Qué condiciones debe cumplir un derivado financiero para ser considerado como operación de cobertura? • ¿Como se valora un forward? • ¿Como se revela una operación de cobertura

Durante varias entregas se pretende

pretende expl práctica, el pro del cual se pu los riesgos q posiciones c efecto de la va do financiero riesgos. Se pr y al final de t un taller que dinámica conta

De igual ma temas que ti aspectos de la diferente índo sabido se a cambios en los bilidad de gene país, como c promulgación 2009 que pr Colombia los cionales de co

Así que de m sencilla se dis temas espe concepto de clasificación d reconocimiento vos, el registr altamente pro activos, entre o


licar de una manera ocedimiento a través ueden registrar tanto que impactan a las cubiertas, como el aloración del derivao que mitiga estos resentaran ejemplos texto se desarrollara e expondrá toda la able de la operación.

anera, se trataran ienen que ver con a esencia contable de ole, como es bien aproximan grandes s principios de contaeral aceptación en el consecuencia de la de la Ley 1314 de retende adoptar en estándares internaontabilidad.

manera didáctica y scutirán en este foro ecíficos como el valor razonable, la de las inversiones, el o de activos y pasiro de transacciones obables, la baja de otros.



Revista Margenes Edicion 1