Page 1

Inter Sport Magazine

Revista de análisis deportivo. Número IV. Abril 2014 @ISMagazine_

ESPECIAL

CARLES PUYOL

Entrevista con

Paco Jémez

“Si en la vida la teoría se hiciera práctica, ni nos presentaríamos en el campo”

El novato MVP

En busca del rookie perfecto y

mucho más

BRENDAN RODGERS • NOVAK DJOKOVIC • NWANKO KANU • F. ALONSO • EL FALSO TUIT


INTERSPORT MAGAZINE

ESPECIAL

SOMOS ISM

CARLES

PUYOL

Dirección

Imanol Echegaray (@ima_etxega) Moha Gerehou (@mohagerehou)

Redacción

Juan Esteban Rodríguez (@JuanesPREMIER) Guillermo González (@Guille_Futbln) Jesús Javier Gay Pérez (@JesusJavierJJ) Alberto Gaitán (@albeR_gaitan) Adrian Beloqui (@adribeloki) Pablo Blanco (@pabloblanco_R) Javier González (@Mosky4) Adrián Garzón (GarzonAdrian) Ismael Sánchez-Rojas (@isma_sanrojas) Ignacio Vázquez (@ivazquez91) Miguel Ángel Zuazua (@zua5) Lorenzo Cuello (@cuello24) Nacho Fariñas (@naachoo10) Antonio Gomariz (@NoneGL14) Ignacio Vázquez (@ivazquez91) Daniel Asenjo (@danielele92) José Pérez (poti_inn)

Edición Alejandro Alcolea (@aalcolea) Moha Gerehou (@mohagerehou) Email:intersportmagazine@gmail.com Web: www.intersportmagazine.com Twitter: @ISMagazine_ Facebook: Inter Sport Magazine AVISO LEGAL. Queda expresamente prohibida la

reproducción, copia, comercialización, total o parcial, o cualquier otra actividad o manipulación que se pueda realizar con el contenido ofrecido tanto en nuestra web como en nuestras publicaciones digitales. Las fotografías usadas en esta revista, lo han sido con el convencimiento de su naturaleza pública. De no ser así, si alguna de las mismas gozara de titularidad privado y/o estuvieran registradas, interesamos de sus titulares la notificación y acreditación de su condición a los efectos de proceder inmediatamente a su retirada.

2


INTERSPORT MAGAZINE

EDITORIAL Se va Carles Puyol del F.C. Barcelona. A priori, una noticia así nos deja fríos. Tampoco nos puede sorprender. A sus casi 36 años se antojaba una lógica aplastante que al capitán blaugrana le quedaba poco tiempo para marcharse del club de su vida. El de su corazón. Lo que si llama la atención es cómo se va. Por qué se va. Que no se retire un emblema como Puyol en el Barcelona, portando el brazalete de capitán, siendo despedido por su hinchada en pie. Que entre por última vez al vestuario, su vestuario, y colgase las botas allí, donde un buen día las descolgó cuando aún la barba ni le asomaba, pero donde sí le asomaban ya esos rizos inconfundibles. Se va parte del escudo del Barça. ¿Por qué se va así Puyol de su casa? ¿Por qué tiene que retirarse en cualquier equipo asiático o americano?¿Es realmente este un final digno para una leyenda catalana y española como lo es Carles? Sus 36 años le impiden jugar ya partidos de trascendencia extrema, de acuerdo. Su ristra de lesiones musculares y óseas le han dificultado llegar a esta edad con un punto más óptimo que el actual, lo compro. Pero de verdad, ¿un final así era necesario? Mismo punto, con peores connotaciones, para Víctor Valdés. Uno de los mejores porteros del mundo. El mejor portero de la historia del F.C. Barcelona. Un hombre que se ha ganado con trabajo, esfuerzo y sacrificio lo que ha conseguido. Un titán que ha hecho frente a las críticas con actuaciones inverosímiles e irrepetibles. Un guardameta que ha aparecido en las tres finales de Liga de Campeones ganadas en los últimos 8 años por el equipo culé. Un blaugrana de corazón que se despidió de su afición, de su estadio, de su gente, subido a una camilla con las manos en la

cabeza. No volverá a pisar ese terreno de juego como futbolista del Barcelona. ¿Un final así era necesario? Luego nos encontramos con Eric Abidal. Un hombre querido y respetado dentro del vestuario. Admirado e idolatrado por una afición. Un superhéroe que tuvo que caer en dos ocasiones por culpa de una enfermedad puñetera y que se levantó con más fuerza todavía. Un gran futbolista y una gran persona al que le prometieron lo que luego no pudieron cumplir. Al que echaron por la puerta de atrás, después de haberlo elevado a hombros. ¿Un final así era necesario? El Bayern de Múnich arrasa en Champions League. ¡Y ha ganado la Bundesliga en marzo! ¿Saben quién es uno de los conductores y canalizadores de juego del equipo de Pep Guardiola? Sí, Thiago Alcántara. El hijo de Mazinho. El que iba a ser el nuevo Xavi Hernández, decidió irse de su casa tras presenciar cómo no tenía cabida en un once titular cuando su explosión y juego ya se le caían de los bolsillos. Emigró, como tantos y tanto españoles, hacia Alemania. Allí es feliz, se siente importante. Y si las lesiones se lo permiten, estará en el Mundial de Brasil. ¿Un final así era necesario? Lejos queda la época en la que todo eran jardines de flores para el Barcelona. La marcha de Guardiola, cansado y agotado, fue el fin de una pared que resistía todos los golpes hacia la plantilla. La debilidad de Sandro Rosell y su directiva en el trato con los suyos se puso de manifiesto desde entonces. La temporada que viene viviremos el Barcelona post Valdés y Puyol. Eso no es cualquier cosa. Y no sabemos hasta qué punto era necesario un final así. 3


INTERSPORT MAGAZINE

CONTENIDOS ESPECIAL CARLES PUYOL Gràcies Carles

10

Con Rossell todo ha sido más difícil

16

FÚTBOL 2.0 Entrevista a Paco Jémez

18

Aquel 13 de mayo...

30

Los hermanos Alcántara

32

Los aledaños del...Villa Park

36

La pizarra de... Brendan Rodgers

38

Immobile o Destro: en busca de otro Paolo

40

Villas Boas, un paso atrás para dar dos adelante

42

Los pilares de Joaquín Caparrós

44 4


FÚTBOL AÑEJO Kanu, el hombre al que se le cansó el corazón

50

Rivaldo : tenía un no sé qué, que qué se y

56

Reyes sin corona: Ferenc Puskás

60

MULTISPORT El novato MVP: en busca del novato perfecto

64

El regreso de Novak Djokovic

68

La Scuderia no galopa

70

Las dos caras de Duda

72

El problema interminable de la Liga Endesa

76

El Falso Tuit

78

5


INTERSPORT MAGAZINE

NO HACE FALTA DECIR NADA MÁS “El ídolo de mi infancia siempre fue Tarzán” - Carles Puyol


INTERSPORT MAGAZINE


INTERSPORT MAGAZINE


INTERSPORT MAGAZINE

ESPECIAL

CARLES

PUYOL


INTERSPORT MAGAZINE

Gràcies Carles Por Imanol Echegaray García (@ima_etxega)

E

n el mundo del fútbol, en ocasiones, nos encontramos con partidos históricos que marcan un antes y un después en este deporte. Con entrenadores que, con su filosofía de juego, cambian la forma de ver el balompié y se convierten en auténticas leyendas que acaban siendo legendarias con el paso de los años y modelo a seguir por los que están y los que vendrán. También, a veces, podemos presenciar como un futbolista es capaz de dejar a seis rivales atrás con cambios de ritmo y regates, cómo le pueden pegar al balón con una fuerza atroz o cómo, si sus alas se lo permiten, pueden volar a un balón imposible que se estaba, irremediablemente, metiendo en su portería. Pero también hay otro fútbol. El de los que no van a regatear a quince en toda su carrera. Los que no van a tirar fuerte, porque no tiran. Pero los que se dejan el alma por un escudo que no solo tienen bordado en la camiseta, sino también en el corazón. Los que con cada gota de sudor tratan de levantar al que se acaba de caer, de salvar lo que

parece insalvable o de rematar lo que era impensable. Los que son capaces de hacer felices a 40 millones de personas en un verano. Los que llevan el brazalete de capitán cosido al bíceps como si fuese parte de su anatomía. A los que no les importa lo más mínimo el físico. Los que se dejan melena como en los 80. Los Carles Puyol i Saforcada. ‘’La trayectoria de Puyol habla por sí sola. Es un capitán que se ha movido a través del ejemplo, puede que poco en rueda de prensa o en palabras, pero lo demostraba donde hace falta, con hechos: siempre ha sido el primero en correr, en llegar al entrenamiento. Siempre tendré palabras de agradecimiento por todo lo que me ayudó’’. Esto no lo dice un cualquiera. Son palabras de Pep Guardiola el día que conoció la noticia que todos es10

perábamos tarde o temprano, pero que ninguno era capaz de llegar a asimilar: Carles Puyol se iba del F.C. Barcelona. Imaginarse un Barça sin el capitán en el centro de la zaga arengando a sus compañeros se hace muy complicado. Como complicado tiene que ser para los que vistan la temporada que viene la camiseta blaugrana y no encuentren a un apoyo con el 5 a la espalda que han tenido todos estos años. Se nos hará difícil medirnos a la selección alemana e imaginar que en ese partido no estará él, el que voló por encima de torres germanas para conectar un frentazo inapelable, que metía a la selección española por primera vez en la historia en la final de un Mundial. De un Mundial que acabaría alzando al cielo de Johannesburgo. Estamos ante una persona que sólo es futbolista cuando se pone la camiseta para saltar a un terreno de juego. Él es un hombre, un caballero, y como tal, hasta sus rivales se rinden a él. Iker Casillas, capitán de su máximo rival y compañero en la selección española desde que


INTERSPORT MAGAZINE

ambos no tenían barba, habla maravillas del catalán: “es un grandísimo compañero y es un grandísimo profesional. Queremos ver a un Puyol feliz. Que allá donde vaya esté a gusto”, Louis van Gaal, un entrenador controvertido donde los haya pero que siempre ha estado infravalorado en la entidad azulgrana, fue el técnico que hizo debutar a un jovencísimo Puyol. Era la temporada 1999/00 y el Estadio fue el José Zorrilla. Para los que tienen peor memoria y los que desconocen cómo empezó a figurar Carles en la Liga española, decirles que el catalán estuvo durante sus dos primeras temporadas con el holandés en el banquillo, pegado a la banda derecha como lateral. Rayó a un gran nivel y rindió de tal manera que fue considerado en la temporada 2000/01 como el jugador revelación. Desde ese momento hasta hoy, han pasado muchas cosas. En concreto seis Ligas, dos Copas del Rey, seis Supercopas de Españá, tres Champions League, dos Supercopas de Europa, dos Munidalitos de Clubes, dos Eurocopas con la selección española y un Mundial con España. Un historial tremebundo al alcance de realmente pocos que le convierten en una leyenda del

Camp Nou y de todos los españoles. Podríamos estar hablando de todo lo que ha ganado, de cómo lo ha hecho y de cómo fue partícipe. También habría hueco para repasar el lado más oscuro de su carrera. Las lesiones. Que fueron muchas. Bueno, el término ‘’muchas’’ se queda realmente corto para poder catalogar lo que ha tenido que sufrir físicamente Carles Puyol en su etapa como futbolista. Pero no vamos a hacer eso. Vamos a situar al catalán en un podio. Vamos a elegir tres momentos que consideramos estelares en su carrera deportiva. No vamos a ponerle un número. No queremos catalogarlo. Queremos disfrutar. El día más feliz de la historia del F.C. Barcelona El equipo catalán visitaba el Santiago Bernabéu jugándose la Liga. Una derrota hacía crecer irremediablemente el carácter competitivo del Real Madrid y podría poner en tela de juicio el campeonato para un Barcelona que estaba haciéndolo todo perfecto. En cambio, una victoria finiquitaría, no matemáticamente pero sí anímicamente, el título en pos azulgrana.

11


INTERSPORT MAGAZINE

La cosa no empezó bien. Un gol tempranero de Gonzalo Higuaín provocó el delirio de la afición madridista e hizo que el Barça se replantease encarar el

del cuadro entrenado por Pep Guardiola. Una constelación de bajitos hacía presagiar un saque en corto para comenzar jugada en área madridista. Desde el

a eso, es historia del deporte y de las dos entidades. 2-6 y Liga para el Barcelona. Venganza cumplida. Tarzán se eleva entre montañas

encuentro como sabe hacer: jugando. Carles Puyol dio ánimo desde la defensa. El encuentro no había hecho más que comenzar. Quedaba un mundo. Lo que ocurrió desde el gol del ‘pipita’ puede ser catalogado como una borrasca de fútbol, posesión y goles que jamás olvidarán en ambos lados del puente aéreo. Era el minuto 14 y en Chamartín soñaban con alzarse con la Liga derrotando al equipo del que todo el mundo hablaba maravillas. Pero entonces apareció Leo Messi. Con una jugada individual dejó solo a un Thierry Henry viviendo su segunda juventud. Tres minutos había durado la alegría merengue, cuando el Barcelona había puesto las cosas como estaban. Pero ya era tarde para lamentaciones. Habían despertado a la bestia dormida. Minuto 20 de partido. Córner a favor del F.C. Barcelona. A priori, el único punto débil

suelo, como les gusta. Pero no fue así. Y tanto que no fue así. Xavi Hernández levantó la mano. Como saludando a alguien ahí a lo lejos. No muchos entendieron ese gesto, pero sí uno. El importante. Centró al corazón del área, los jugadores se movieron al primer palo. Y allí, en un sitio despejado. Sin nadie para recibir el esférico. Todo parecía abocado a la nada. Pero entonces apareció él. En carrera desde casi fuera del área. Con la fuerza de un culé dolido por el pasillo que una temporada antes tuvo que vivir en sus carnes en ese mismo estadio. Pegó un frentazo a la pelota e Iker Casillas sólo pudo mirar. Era el 2-1. Carles Puyol se sacaba su brazaleta de capitán y lo besaba ante 80.000 rivales que estaban presenciado atónitos lo que acababa de suceder. El escudo del Barça, con el 5 a la espalda, dio la bofetada definitiva al Real Madrid. Lo que siguió

No vestía la camiseta del Barcelona, pero sí la de todos los españoles. No era el Santiago Bernabéu, pero sí el corazón de Johannesburgo (Sudáfrica). No estaba en juego un título de Liga, pero sí entrar, por primera vez en la historia, en la final de un Mundial de selecciones. España no quería vengarse, pero sí quería hacerlo Alemania, apeada del título de Europa dos años antes en Austria y Viena, en una final que terminó por un gol a cero.Los germanos venían de aplastar a Inglaterra y Argentina, mientras que los españoles estaban inundados por las dudas de la fase de grupos y sus victorias sufridas ante Paraguay y Portugal. Pero el fútbol tiene estas cosas. Los que vestían de rojo se adueñaron de la pelota, y los que iban de blanco no pudieron hacer nada por remediarlo. España jugó el mejor partido del Mundial de 2010. Tocó y mareó todo lo que quiso

Carles Puyol no se lo pensó dos veces. Se agarró el brazalete de capitán y se lo puso en el brazo al francés Eric Abidal. “Tú. Tú levantarás la Copa”

12


INTERSPORT MAGAZINE

y más a la todopoderosa selección entrenada por Low. Pero el gol no llegaba. Entonces volvió la imagen del 2-6. Era el minuto 73 de encuentro, cuando Xavi Hernández estaba preparado para sacar un córner. Volvió a levantar la mano como diciendo ‘’¿te acuerdas?’’. Los alemanes no entendían cómo era capaz de enviar ese balón al área. ‘’Con lo grandes que somos y lo bajitos que sois’’, debieron pensar. Pero Hernández lo tenía decidido. El balón voló por el área. Y lo hizo a cámara lenta. O así nos lo pareció a todos. Asomaba al fondo Gerard Piqué para rematar el esférico en una situación complicada. Era difícil. Pero de repente algo pasó. Ni el mismo supo qué ni quién. Una imagen fugaz que contacto con el cuero para que Manuel Neuer, el portero alemán, no tuviese tiempo de reacción para sacar la manopla.¿Qué acababa de suceder? Entonces se vio a un Carles Puyol furioso. Cerrando el puño con fuerza mientras sus compañeros se abalanzaban sobre él. Lo había vuelto a hacer. Era la misma jugada, calcada, a la que un año antes se vio en el Bernabéu. Por entonces, Iker Casillas sollozaba. Esta vez celebraba. Estaba en la final de un Mundial. Puyol nos permitió hacer

historia. Ese gol fue casi más celebrado que el de Torres dos años antes. No era para menos. Un capitán lo es por cosas como éstas El Barcelona acababa de proclamarse campeón de la Liga de Campeones por segunda vez en tres años con Pep Guardiola. La temporada llegaba a su fin. Un ejercicio con altos y bajos. Perdieron la final de Copa del Rey ante el Real Madrid, pero se alzaron con la Liga y la Champions. El estado de crispación de los jugadores de ambas plantillas estaban en su punto más álgido. Carles Puyol estaba preparado para levantar la tercera orejona de su vida. Tres, se dice pronto. El sueño de muchos reducido a unos pocos. El mejor capitán de la historia del club que lleva grabado en el corazón. La foto que todo el mundo quiere colgar en su casa. Con un marco que resalte. Pero entonces apareció el Puyol del que hablamos. No el futbolista. La persona. Eric Abidal había recibido una terrible noticia meses antes. Le habían diagnosticado un cáncer y tuvo que retirarse durante unas semanas de la actividad que impregnaba el día a día en Cam Barça. Una noticia triste, que hizo más 13

fuerte a aquel vestuario. Carles no se lo pensó dos veces. Se agarró el brazalete de capitán. El que se besó en el Santiago Bernabéu dos temporadas antes, y se lo puso en el brazo al francés. ‘’Tú. Tú levantarás la Copa’’. Imagen para el recuerdo. La cara de Eric Abidal levantando el título más importante del fútbol de clubes, resumió perfectamente el sentir de los culés y de gran parte de los aficionados a este deporte. Puyol le había regalado su momento a una persona que había pasado por momentos muy complicados. Allí, en Wembley, se vio un niño levantando al cielo de Londres lo más preciado para todos. Puyol aplaudía, y nosotros le aplaudíamos a él. El capitán se va. Se marcha el escudo del Barça. A sus 36 años, tras toda una vida de servicios al club de sus amores, ha decidido poner punto y final a una relación que parecía eterna. Es buen momento para recordar todo lo que ha sido. No seremos conscientes hasta que no le volvamos a ver de azulgrana. Hasta que no volvamos a ver a un hombre fuera de sí animando a sus compañeros a gritos, abrazando a sus rivales, elevándose sobre montañas para hacer felices a todos. Gracias Carles, que te vaya bonito.


INTERSPORT MAGAZINE

Con Rossell todo ha sido más difícil Por Ismael Sánchez-Rojas (@isma_sanrojas)

E

l perfecto puzzle creado hace unos años pierde a dos piezas fundamentales. Puyol ha decidido tomar el mismo camino que Valdés, y esto nos obliga a recordar. Porque esta situación ya la vivieron los culés. Todo parecía ir sobre ruedas. Ganaron todo lo que se podía ganar, y además lo hicieron desplegando un juego que atrapó al espectador. No había rival que pudiera empañar esta racha. Al menos fuera de Barcelona. Llegado verano de 2010 se produce un relevo en la presidencia. Joan Laporta dejó paso a Sandro Rosell, y aunque los títulos siguieron llegando en sus inicios, la toma de alguna de sus decisiones no entusiasmaron a los barcelonistas.

Con Rossell como presidente, la telaraña perfecta comenzó a deshilacharse que Pep diera el paso. Fue el mejor, pero no recibió lo mejor por parte de la directiva. No sería este el único caso que pondría en duda la capacidad de Rosell y compañía. Abidal formó parte del mejor Barça de la historia. Comenzó demostrando su excelencia táctica en el lateral izquierdo. Y con el paso del tiempo, y la adquisición de experiencia, ocupó el centro de la defensa. Y hacerlo en el Barcelona no es fácil. En aquel Barcelona sobre todo. Era seguro en tareas defensivas, pero se le exigía un buen trato con el balón. La filosofía marcaba sacar la pelota jugada desde atrás, y Abidal respondió. Técnicamente sorprendió, al menos a mí, y no desentonó en un equipo plagado de estrellas. Cuando mejor le iban las cosas, un cáncer de hígado le impidió jugar. Durante el transcurso de su enfermedad, el apoyo que recibió fue aplastante. Todos se acordaban de Éric, y él agradeció el trato que estaba teniendo. El problema vendría con el desenlace de este fatídico episodio. Abidal arremetió contra la directiva, y se acordó de Guardiola. Ya dije que nadie se puede olvidar de él. La renovación no entraba en los planes de Rosell, y el francés dijo que si Pep hubiera estado en el club, posiblemente el final de la historia hubiera tomado

De Guardiola no puede olvidarse nadie. Él moldeó al equipo, supo dirigir la dinámica del vestuario. Los jugadores creyeron en la idea propuesta por Pep, y esta unión se tradujo en éxito. Todos apoyaban a Guardiola porque consideraban que había sido el principal responsable de aquella situación. Pero con Rosell como presidente, este vínculo que había conformado una telaraña perfecta, comenzó a deshilacharse. Los desacuerdos se sucedieron. La decisión de eliminar la figura del presidente de honor, perteneciente a Cruyff, incomodó a Pep. Aunque terminó por entenderlo. Tampoco agradó al entrenador la arrogancia que Sandro mostró en alguna de sus declaraciones, en las cuales alardeaba de la superioridad deportiva del Barcelona. Guardiola no compartía su comportamiento, y aunque esto no fuera definitivo para la decisión de su marcha, evidentemente influyó. Esta confrontación de caracteres ayudó a 14


INTERSPORT MAGAZINE

otro cauce. El caso es que Abidal estaba en plenas condiciones para jugar, y Sandro entendió que se podía prescindir de sus servicios. Afirmó que se trataba de una decisión meramente deportiva, pero si realmente es así, cuesta creer que un jugador como Abidal no contara para la directiva. La explicación nunca fue extensa ni convincente. Dejó mal sabor de boca a los azulgrana, y una vez más, la actitud de Rosell y sus compañeros quedó en entredicho.

La directiva miró a otro lado cuando Valdés decidió irse Y ahora llega la lesión de Valdés. Un portero que se ha sobrepuesto a un inicio de carrera complicado. Infravalorado en muchos momentos de su carrera, y desde hace unos años imprescindible. No se concibe un Barcelona sin Víctor. Pero los ciclos terminan, y Valdés decidió que el suyo en el Barsa había llegado a su fin. Rosell no entendió del todo la rotundidad con la que se expresó el cancerbero. Valdés reclamaba transparencia con su afición, y creyó oportuno anunciar la decisión de abandonar el club. La directiva miró hacia otro lado cuando esto ocurrió. Víctor lo ha dado todo por este equipo, pero pensó que era el turno de continuar su aventura deportiva, lejos de los aledaños del Camp Nou. De cualquier modo, y a pesar del peso que tiene Valdés en el equipo, a la directiva le ha costado llegar a un acuerdo que beneficiara a ambas partes. El trasfondo económico, parece que ha adquirido mayor importancia que la comodidad de Víctor. Al menos por momentos, aunque ahora ya este decidido que en junio dejará el conjunto catalán. 15

Con Rosell y sus directivos al mando, los desencuentros han estado a la orden del día. Todo comenzó con Guardiola, un hombre que constituía la pieza central de aquel puzzle del que hablábamos. Un puzzle que parecía imposible de deshacer, pero que con el paso de los años, y el cambio de directiva, se ha ido desmembrando poco a poco.


INTERSPORT MAGAZINE

“La cibercomunidad naciente encuen mientras las ciudades tienden a conv de gente, donde cada cual vela por su propia burbuja�. Eduardo Galeano


INTERSPORT MAGAZINE

ntra refugio en la realidad virtual, vertirse en inmensos desiertos llenos u santo y está cada cual metido en su

FÚTBOL 2.0

“El entrenador propone y el jugador dispone, pero los límites que impone la táctica son cada día más carcelarios para la expresión de los nuevos talentos”. Jorge Valdano


“Si en la vida se hiciera práctica la teoría, ni saltaríamos al campo” Por Imanol Echegaray García (@ima_etxega) Alber Gaitán (@albeR_gaitan)


INTERSPORT MAGAZINE

Entrevista a Paco Jémez Entrenador del Rayo Vallecano Por Imanol Echegaray García (@ima_etxega) y Alber Gaitán (@albeR_gaitan)

Pregunta: Alguna vez ha comentado el recuer- No tiene que ser ni una cosa ni la otra. Ni lo que do de una victoria ante el Atlético por un mar- era antes, que se permitía todo, ni lo que es ahora, caje a Futre. que no se permite nada. Aunque sí hay que elegir, a mi me gusta más el fútbol de antes, indudablePaco Jémez: Era la última temporada de Futre en mente. Había más dureza, pero también más lealEspaña, le guardó un gran recuerdo. Ha sido de tad y sabías hasta dónde podías llegar. Ahora no. las pocas veces que he visto Vallecas lleno. Pero Lo que para unos no es nada, a ti te puede costar lleno hasta tal punto que lo que es el fondo donde expulsión. Y eso va en contra del espectáculo. Se no hay grada, la gente se subía en la pared. No debería hacer una reforma importante si no nos cogían en ningún sitio. queremos cargar el fútbol. La experiencia fue magnífica porque fuimos capaces de ganarles. Recuerdo aquel marcaje porque no todos los días se marca a alguien como Futre, que ha sido un referente mundial en su época.

“EL FÚTBOL HA CAMBIADO A PEOR”

P: ¿Queda algo de aquel fútbol de marcaje? P.J.: Ha cambiado, y creo que para peor. Pienso que en el fútbol debe haber contacto, situaciones dentro de un control donde se deje jugar. Cada vez cuesta menos trabajo dejar a un equipo con 10. Y eso va en contra del espectáculo y de la propia competición. No se están tomando las decisiones adecuadas y no es culpa de los árbitros, que lo único que hacen, con mejor o peor criterio, es aplicar las reglas, que es donde está el error. Si seguimos así, poco a poco nos vamos a cargar la belleza del fútbol porque nunca jamás he visto a un equipo con un expulsado por hacer menos. Hay veces que he podido ver que han echado a un tío y dices, joder, si no ha dado una patada.

P: Volviendo a sus marcajes como futbolista, también cubriste a un tal Maradona... P.J.: Maradona ya venía de vuelta, era su época en el Sevilla, pero bueno, seguía siendo él. Lo que recuerdo aquel partido es sobre todo el calentamiento. Fundamentalmente porque no calenté. Me quedé mirándole, era algo espectacular. Salía con las medias bajas, las botas desabrochadas... La gente le tiraba de la grada pelotas de papel de al al, naranjas... Daba unos toques y las devolvía. Increíble. Era un espectáculo. Era un futbolista que no necesitaba correr, tenía tanta calidad que podía hacer lo que quisiera. En ese partido jugaron él y Suker, y yo tuve la opción de poder marcarle e incluso tengo alguna foto por casa de ese


INTERSPORT MAGAZINE

momento. Me considero un afortunado. P: ¿Podrá Messi llegar a su nivel? P.J.: Sí, yo creo que está muy cerca. Pero es muy difícil comparar a jugadores de épocas distintas. Es muy complicado y seguramente puedes equivocarte. Sí puedes hacer un grupo de cinco o diez futbolistas que han sido los mejores, pero no puedes comparar a uno de hoy en día con otro de hace veinte o cuarenta años. Todos tienen su grandeza y su importancia, pero las épocas y la manera de competir de antes y ahora es muy distinta. Así que sí, Messi hoy en día, junto a Cristiano Ronaldo, sea el mejor del mundo como fue en su época Maradona.

P.J.: Allí pasé de todo. Más ratos buenos que malos. Pero fíjate, aquella fue la primera posibilidad que tuve de ser campeón de Liga. Y con un equipo modesto como era el Deportivo de la Coruña. Aquello no tenía parangón. Creo que seré de las pocas personas que han perdido una Liga con un penalti a favor en el último minuto del último partido. Fue un partido marcado por la tensión, que llega con el partido terminado a los once metros. Y era tan crudo como que sí lo metías eras campeón y si lo fallabas eras segundo. Tuvimos la mala fortuna de no conseguirlo. Que se te vaya un título así, duele. Más a mí que no estuve en disposición de poder conseguir otra Liga. Gane Copa del rey o Supercopa, pero Liga no. Lo recuerdo con mucha tristeza por una oportunidad que se nos escapó, sobre todo por Djukic que fue el que se llevó toda la responsabilidad. Pero con el paso del tiempo lo valoro muchísimo. Haber podido vivir esa situación negativa. A to-

P: Volviendo a Paco Jémez, ¿cómo se definiría como futbolista? P.J.: Como un persona muy sacrificada que lo ha basado todo en el trabajo. Todo lo que he conseguido ha sido con trabajo. He tenido talento para hacer lo que hacía, que no sólo se tiene con el balón en los pies. Si he llegado a jugar en Primera División y a ser internacional ha sido gracias a unas actitudes físicas y mentales de competición. Por lo que sin trabajo yo no hubiera llegado donde llegué. Por eso me da mucha pena ver a jugadores que tienen muchísimo más talento del que tenía yo, que no son capaces de explorarlo porque les falta el trabajo. El talento es importantísimo, porque es lo que define a un jugador de otro, pero si no va acompañado de trabajo no tiene sentido ni cabida a la hora de competir. P: Pasamos a su etapa en Riazor. ¿Qué recuerda de aquel penalti de Djukic? 20


INTERSPORT MAGAZINE

P: Con el Zaragoza llega a ganar 1-5 en el Bernabéu. ¿Es eso impensable a día de hoy? P.J.: Sí. Antes había menos diferencia entre Real Madrid o Barcelona con el resto. Seguían siendo muy superiores, pero se podía competir contra ellos. Hoy es prácticamente imposible. Salvó el Atlético, que sigue ahí. P: ¿Qué solución tiene esto? P.J.: La única es equiparar los ingresos televisivos de alguna forma para que haya menos diferencia. Y aún así Real Madrid y Barcelona seguirán teniendo mucho más presupuesto, porque son dos nos gusta vivir las positivas, y seguramente lo clubs que generan más beneficios. Así la Liga secambiaría por haber ganado, pero como equipo ría más competida, aunque arriba estuviesen los nos hizo muy fuertes. Nos hizo madurar más que de siempre. Daría posibilidad a otros equipos con si Djukic lo hubiera metido. Con el paso del tiem- presupuesto importante a tener más posibilidapo lo valoras. des de competir.

“ANTES HABÍA DIFERENCIAS ENTRE MADRID O BARÇA Y EL RESTO, PERO SE PODÍA COMPETIR”

P: ¿Qué equipo podría estar en ese escalón de competición? P.J.: Mira, aunque haya una diferencia grande de presupuesto entre Real Madrid o Barcelona con el Atlético, los rojiblancos ya tienen un presupuesto lo suficientemente importante como para poder competir. Que estos dos tengan el triple de presupuesto que tú es mucho, pero puedes competir. Cuando no puedes es cuando tienes veinte o treinta veces menos que ellos. Y llega un momento en que las diferencias son importantes. Lo que no puedes pretender es competir con un presupuesto de 40 millones competir contra Barça o Madrid. Ya no te digo nosotros con 7. Lo intentas, pones ilusión y ganas, pero las diferencias son tan 21


INTERSPORT MAGAZINE

abismales que no hay manera de cogerlo. Llega- ni es internacional. Era correcto. Ni muy bueno mos donde llegamos. ni muy malo. Pero llegaba el entrenador y me decía que la pegara para arriba, a mi me dolía en el P: ¿En qué basa entonces su trabajo para inten- alma. Con todo el dolor de mi corazón lo tenía tar competir de tú a tú a estos dos gigantes? que hacer, pero el que manda es el entrenador. Ahora yo quiero que mis defensas jueguen al fútP.J.: A una razón muy sencilla. Si en la vida la teo- bol. Porque yo creo que los defensas no están sólo ría siempre se hiciera práctica esto sería aburrido para defender ni los atacantes solo para atacar. En y ni nos presentaríamos en el campo. Lo bonito el fútbol en el que yo creo quiero que mi portero del fútbol es que un equipo de 7 millones puede sea el primer atacante y mi delantero mi primer competir con uno de 500. Pero a un partido, a defensa. En esa idea de asumir responsabilida38 es imposible. Por eso le ganamos a la Real, al des, todos tenemos que participar en todo. Pero Valencia, intentamos hacerlo bien contra el Atleti o el Madrid. Y por eso de vez en cuando se da y les ganamos. Pero uno, un partido, no más. No podemos pensar en estar a la altura durante una Liga ante un monstruo así. Entonces, es esa la llama que nos mantiene vivos. El año pasado, con el presupuesto más bajo de la categoría fuimos capaces de hacer un octavo. ¿Y eso como se come? Porqué el fútbol no sólo es dinero. El dinero te da más posibilidades. Pero luego hay un componente que nadie controla ni yo nunca le diré a un defensa mío que sí tiene la sabe por qué aparece en la que hay equipos con opción de salir jugando pegue un pelotazo para menos presupuesto que son capaces de hacer lo arriba. Pero yo respeto a los equipos que sus deque otros con más presupuesto no pueden. Esa es fensas la pegan para arriba, sería ir en contra de la grandeza del deporte. mi filosofía futbolística. Es la manera en la que yo vea el fútbol. No quiero que mis jugadores hagan P: ¿Ser defensa le ha hecho retener ese juego eso. Quiero que la saquen desde atrás, aunque más asociativo hasta que ha sido entrenador o haya riesgo de poder encajar goles con ello, pero simplemente se ha adaptado al fútbol moderno es un riesgo que yo como entrenador estoy discomo entrenador? puesto a asumir.

“SOY

UN HOMBRE QUE SE GUÍA POR IMPULSOS”

P.J.: Las exigencias de antes eran otras. Había entrenadores que te decían que no jugases el balón, por eso te digo que cada época tiene su cosa. A mí siempre me ha gustado jugar el balón. Yo no era un portento técnico, pero tampoco era un tocino, porque los tocinos no juegan en primera división

P: ¿Qué debe tener para Paco Jémez un futbolista dentro del campo? P.J.: Lo fundamental es una buena mentalidad para competir. Más allá de los aspectos físicos, 22


INTERSPORT MAGAZINE

que son importantes. Lo que diferencia a un ju- que tuve, que son los mejores, al fin y al cabo. gador de otro, con características similares, es su Cuando me retiré como futbolista, le dije que capacidad mental. quería ser entrenador y él me advirtió: “No es que te guste o no, es que si el fútbol no te apasiona, no P: ¿Y fuera? te dediques a él, porque te va a quitar casi todo lo que tienes”. Yo conozco a entrenadores que P.J.: Fíjate que yo pienso que ahora los jugadores han perdido a la familia, han perdido puestos de son más ordenados. Se cuidan mejor, comen me- trabajo, han perdido pelo, les han salido úlceras, jor, salen... Pero antes se salía más. Igual ahora el se vuelven huraños, desconfiados… Llegas a un seguimiento y con esto de las redes sociales los punto en el que el fútbol te acaba destrozando. jugadores prefieren quedarse en casa para que no ¿Cuál es la manera de sobrevivir? La de, si no haya 700 fotos suyas. A mí me parece una pena, estás dispuesto a enfrentarte a todo ello, evítalo, es una violación del derecho a la intimidad, pero en este país que te puedes esperar. En ese aspecto, los futbolistas se cuidan. Hay un profesionalidad mucho mayor. P: Siempre ha dicho que Cruyff le ha influenciado en todo lo que eres hoy P.J.: A ver Johan Cruyff no inventó nada, porque ya estaba inventado. Pero sí las lleva a un extremo al que nadie se había atrevido, aunque es cierto que lo hace en el Barça. Pero para todos los que nos gusta esa filosofía, sobre todo en una época donde todavía se llevaba la defensa de cinco, nos marca y nos hace ver que cuando todo apuntaba hacia un sitio, había más cosas. Cruyff puso cosas de moda, por decirlo de alguna manera, que estaban paradas. Él en ese aspecto, envuelto en una filosofía de juego como es la del Barcelona, no sólo sacó buenos resultados, sino que también se centró en ese buen juego que le hizo único. P: El entrenador de fútbol, ¿disfruta más de lo que sufre con la presión del cargo? P.J.: Cuando me hice entrenador tenía clara una cosa. A mí esto me lo dijo un entrenador mayor 23


INTERSPORT MAGAZINE

“EL RAYO REPLEGADO EN ANOETA

ción de todos los problemas. Por ejemplo, cuando Guardiola se retiró momentáneamente en su despedida como entrenador del Barcelona, excusándose por estar completamente agotado, yo le entendí perfectamente. Ese hombre, en cuatro años, envejeció veinte. Pero es así: si no estás dispuesto a eso…

PUEDE GANAR”

P: Volviendo a su filosofía de juego, ¿qué es lo que pide usted de un central, de un centrocampista y de un delantero?

NO

P.J.: Les pido a los tres lo mismo. Que jueguen al porque si no te va a devorar. No tienes por qué fútbol y que cumplan sus responsabilidades. No perderlo, pero sí tienes que asumirlo como parle voy a pedir al central que haga lo que el dete del guión. Llega un momento en el que estás lantero ni viceversa. Ellos saben perfectamente lo solo. El entrenador está solo. Él es el foco de atenque tienen que hacer. A mí me decían que en una 24


INTERSPORT MAGAZINE

P: ¿Dónde ve su techo?

orquesta no todos podían tocar el violín y el piano. Unos tienen que tocar la zambomba y otros el bongo, pero lo importante es que cuando lo toquen, eso suene bien en conjunto. Yo les pido lo que tienen que darme, sabiendo que habrá jugadores más dotados y otros menos. Lo que no voy a pedirles es que dejen de cumplir sus responsabilidades para hacer otras; primero lo que les compete en su puesto, y ya luego el resto. Luego, de un central pido que sea un buen defensor. Y además de eso, que tenga buen criterio, que sea valiente, que defienda el 80% de las acciones hacia delante… Y, en el caso de un delantero, a mí me dicen: “Este tío es un espectáculo, aprieta arriba, combina…” -Pero, ¿mete goles? “No”. Claro. A mí me dicen eso de un delantero y no me vale. Por lo tanto, a cada uno le pido lo que le puedo pedir y dentro de su posición y sus posibilidades. Luego, en conjunto, nos ayudaremos. Seguramente seamos uno de los equipos que más ayudas hacemos, pero siempre las hace aquel que ya ha cubierto sus responsabilidades.

P.J.: Mira, me he cansado de oír que era imposible que el Rayo pudiese jugar en Primera División. Y en esta vida si algo he aprendido es que imposible hay poquitas cosas. Hay veces que la vida te sorprende. Si a mí con 17 años me dicen que juego en Primera y que voy a ser internacional, no me lo creo. Ese techo depende de tu ilusión, tu trabajo, tus ganas. Entonces, si tienes techo a lo mejor te quedas corto o te pasas. ¿Dónde está mi techo? No lo sé. Lo que sí sé es lo que no sabía con 15 años. Y es que ese techo me lo voy a poner yo, no me lo va a poner nadie. Nadie me dirá hasta dónde puedo o no puedo llegar. El día que me retire seré un hombre con la conciencia tranquila. Pensaré que he llegado hasta donde he podido y que no he podido hacer más. P: ¿Y tiene la ilusión por entrenar a algún equipo? P.J.: Yo cuando me hice entrenador me propuse entrenar a todos los equipos en los que he jugado. Ya lo he hecho con el Córdoba y el Rayo. Me quedarían Murcia, Zaragoza, Deportivo… No sé si podré cumplirlo, pero me gustaría. Como profesional quiero mejorar y tener retos más importantes. Pero te digo una cosa, entrenar al Rayo Vallecano es uno de los retos más complicados que tendré en mi carrera. Entrenar a une quipo humilde, pequeño, con poco presupuesto, estando en la élite y jugando bien al fútbol queriendo la gente ir a ver al equipo. Para mí es uno de los mayores logros que conseguiré. Para nosotros conseguir la permanencia es tan grato e importante que lo que consigan Real Madrid o Barcelona.

P: Pasando ya al Rayo Vallecano. Le queda un año de contrato, ¿se ve en Vallecas la próxima temporada? P.J.: Yo siempre he dicho que soy un hombre que se guía por impulsos. Este año me quedé aquí porque el cuerpo me pidió quedarme. Si el año que viene me pide lo mismo lo haré, pero si me pide irme, me iré. Yo ahora estoy muy a gusto aquí, encantado y no me arrepiento de ninguna de las decisiones que he tomado. Pero entiendo que llegara un día, no se sí dentro de un año, de diez o de setenta, que los caminos del Rayo y de Paco se tendrán que separar, aunque igual vuelven a encontrarse. Pero no es algo que ahora mismo me preocupa. 25


INTERSPORT MAGAZINE

P: ¿Han sido constructivas algunas de las críti- sí que no tiene sentido. Hay muchos factores para cas que ha recibido Paco Jémez en particular y que un equipo pueda estar arriba o abajo. No han el Rayo Vallecano en general? sido justas algunas críticas con el cuadro técnico y con los jugadores. Pero lo considero parte de la P.J.: Hay de todo. Preocuparte de todo es com- profesión. Las acepto, pero algunas no las complicado y no lleva a ningún sitio. Entiendo que parto. es parte de mi trabajo. Intento estar informado pero no obsesionado. Tengo las cosas lo suficientemente claras como para que alguien me diga algo que me aparte de ese camino. Me gustaría que las críticas fuesen constructivas, y entiendo que haya críticas cuando no se consigue lo que se debe conseguir. Ahora bien, siempre prefiero que se me critique a mí antes que al equipo, porque soy yo el conductor. P: Hablando del juego, ¿hubiera podido ganar En lo que sí se ha sido injusto es en culpar a los el Rayo en un campo como Anoeta replegado resultados del equipo con la forma de jugar. Eso atrás?

“Siempre prefiero que se me critique a mí antes que al equipo, porque yo soy el conductor”

P.J.: Te puedo dar una opinión. Creo que no. Lo que sí estoy seguro es que un equipo en Anoeta replegado puede ganar. El Rayo Vallecano replegado en Anoeta no ganaría nunca. Hay equipos que saben hacer eso. Nosotros no sabemos. Si lo necesitamos somos capaces de hacerlo, pero no somos especialistas. Ganamos allí porque no sólo defendimos bien sino que atacamos mejor que ellos. Si te repliegas atrás tienes más difícil hacer daño. El día que no crea en lo que hago me dedicaré a otra cosa, por eso estoy orgulloso de lo que el equipo está consiguiendo y cómo lo está haciendo. P: ¿Debe un entrenador ser fiel a su filosofía o puede renegar de ella? P.J.: Puede renegar. En esta vida tú puedes cambiar de opinión las veces que quieras; eres libre. Yo no lo haría. Si viviera sólo para ganar sería diferente, es decir, si sólo disfrutara de la victoria. 26


INTERSPORT MAGAZINE

Pero yo pienso que tengo una idea de fútbol apropiada y me gusta que mis equipos jueguen de esa manera. Luego, dentro de ella hay modificaciones, pero lo que yo no voy a hacer es cambiar mi manera de concebir el fútbol porque vengan tres resultados malos. No lo voy a hacer, puesto que no lo he hecho hasta ahora. ¿Que eso en algún sitio me puede costar el puesto? Pues también es un riesgo que asumo. Pero es que el puesto te cuesta de cualquier forma. Si de verdad hay alguien que tenga la fórmula mágica para que no te echen de algún sitio, yo se la compro encantado. Aquí nadie está contento con nada: los que un día te vanaglorian porque el equipo juega muy bien y no pega pelotazos, al día siguiente te piden que la pegues porque no estás ganando partidos. Esta es la pescadilla que se muerde la cola. Siempre va a haber gente que no esté de acuerdo con lo que hagas. Muy bien. Yo no voy a cambiar de opinión por ellos, que son los que cambian de opinión constantemente.

hacer sólo 3-4 incorporaciones. Pero entonces no estaríamos hablando de un Rayo Vallecano humilde, sino de un Rayo Vallecano importante. Por eso, cuando entiendo el proyecto del Rayo como uno de los más importantes de mi vida, sé de lo que estoy hablando.

En esta vida tú puedes cambiar de opinión las veces que quieras. Yo no lo haría P: ¿Es el entrenador el que debe amoldarse al jugador o viceversa? P.J.: Esa es una pregunta interesante. Siempre he escuchado que un entrenador tiene que amoldarse a lo que tiene. Eso es una verdad a medias. Yo a mis jugadores no les estoy pidiendo que hagan una lavadora o que construyan un cohete que vaya a la luna. No. Les estoy pidiendo que jueguen al fútbol y un jugador de fútbol, indudablemente, tiene que saber jugar al fútbol. Es decir, no le estoy pidiendo nada que no pueda hacer. Luego, yo no tengo una plantilla de zoquetes; tengo una plantilla de Primera División, y los jugadores de Primera División saben jugar al fútbol o por lo menos, así lo entiendo yo. Que luego yo escoja un camino u otro, eso ya dependerá del talento de los jugadores. Pero lo que vengo a decir, es que no les estoy pidiendo nada que no sepan hacer. Sólo tratar de convencerlos, concienciarlos y apretar cuando las situaciones no acompañen. Luego, tú tienes que hacer una plantilla en función de tus intenciones.

P: Y, ¿cómo afronta el entrenador que salgan de la plantilla 10-15 jugadores y entren otros tantos cada verano? P.J.: Resignándote. Si me quejara, faltaría a un compromiso que hice con el club. Yo cuando fiché por el Rayo, ya sabía lo que había. Cuando renové, también. Y el año que viene, si estoy aquí, ya sabré lo que va a ocurrir. Eso no es un pretexto; sí un hándicap importante, que todos los años un entrenador tenga que coger 14-15 jugadores nuevos, que es como empezar desde cero. Las cosas cuestan más: más tiempo, más trabajo, pero esto es así. Esto es el Rayo. Ojalá nos pudiéramos permitir el lujo de mantener la práctica totalidad de la plantilla temporada tras temporada y tener que 27


INTERSPORT MAGAZINE

NO HACE FALTA DECIR NADA MÁS “Es un lujo jugar con Puyol. Me echa la bronca al más mínimo error aunque sea el último minuto del partido y vayamos ganando 5-0” - Gerard Piqué


INTERSPORT MAGAZINE


INTERSPORT MAGAZINE

Aquel 13 de mayo... Por Ignacio Vázquez (@ivazquez91)

Corría la jornada 38, 13 de mayo de 2012, Vallecas, Teresa Rivero, último partido del campeonato. Por aquel entonces era José Ramón Sandoval y no Jémez el que llevaba las riendas del vestuario madrileño. ¿El rival a batir? El Granada. Ambos equipos bailaban sobre la cuerda floja, uno de los dos debía de caer para que el otro conservase la categoría, de lo contrario habría que confiar en la diosa Fortuna. El riesgo a asumir, desproporcionado. Pitido inicial, balón en juego, los sentimientos de una afición y el trabajo de una temporada podían irse al traste si el Granada empataba o ganaba en Vallecas. Tarde de transistores, Villareal, Zaragoza, Granada y el mismo Rayo se jugaban la permanencia. Los goles se iban sucediendo. El Zaragoza se adelantaba en el Coliseum por medio de Apoño, el Atlético vencía contra todo pronóstico al Villareal a falta de pocos minutos para el final…Mientras tanto en Vallecas, la afición rugía sin parar, buscando ayudar a su equipo, sin embargo el empate no se deshacía. Un par de jugadas pe-

ligrosas del Granada… Los andaluces echaban cuentas, con el gol de Falcao el equipo granadino salvaba la categoría, las peticiones de ayuda y compañerismo se sucedían sobre el césped. ¿Quién no recuerda a Piti y a Michu hablando con Iñigo López durante el partido? El gol del Atlético desembocó en una serie de conversaciones en el campo, Michu, Diego Costa, Tamudo, Piti… todos hablaban con los jugadores del Granada, José Ramón Sandoval hacía lo propio con Abel Resino. Fluían más las palabras que el fútbol y mientras tanto el tiempo seguía pasando, inherente al drama que iba tomando forma en Vallecas. Pese a la insistencia de los juga- acababan de creérselo, en una dores rayistas, los andaluces no situación así ¿quién iba a hacer-

Ambos equipos bailaban sobre la cuerda floja, uno de los dos debía caer para que el otro conservase la categoría, o de lo contrario habría que confiar en la diosa Fortuna 30


INTERSPORT MAGAZINE

Michu y Sandoval confesaban que les dijeron a los jugadores del Granada que el Atleti vencía por dos goles a los valencianos. Todo valía

lo?, además un gol del Villareal en el descuento podría mandar al Granada a la división de plata… La tensión podía cortarse con un cuchillo. Más tarde Michu y Sandoval confesaban que les dijeron a los jugadores del Granada que el Atlético vencía por dos goles a los valencianos, todo valía. La ansiedad se aferraba en los corazones de aficionados y jugadores, cada segundo se hacía

del Granada y entonces… gol. Tamudo cabeceaba en fuera de juego, para estrenar el luminoso. Al fin, después de 92 minutos agonizando, llegaba el gol eterno, las pulsaciones se acele-que certificaba la salvación del raban, y el tiempo se agotaba. Rayo. Abrazos entre compañeMinuto 92, última oportunidad.ros, invasión de los aficionados Banda derecha, Piti con el ba-que reclaman el césped como su lón controlado, se escora haciaplaza de celebración. Los jugael pico del área, dispara con ladores del Granada eran abrazaizquierda y… que mala suertedos, aún sin estar del todo seguimpacta en un defensa del Gra-ros de estar salvados. nada, pero la pelota le cae a Mi-¿El gol? Un fuera de juego como chu, que dispara de nuevo y…una catedral, pero nadie en el ¡Al larguero! Unas milésimas deTeresa Rivero le quiso dar imansiedad, Julio César estaba ba-portancia, el Rayo conseguía, tido, nadie defendía la porteríauna vez más, seguir en primera. 31


INTERSPORT MAGAZINE

Los Alcántara Por Javier González (@Mosky4)

I

omar do Nascimento, más conocido como Mazinho, fue un jugador que pasó, entre otras grandes ligas, por la liga española, donde se consagró principalmente en el Celta de Vigo. Miembro de una de las mejores, si no la mejor, selecciones brasileñas de todos los tiempos, y proclamándose campeón con la canarinha de la copa de América del 89, la medalla de plata olímpica en Corea 88 y en el mundial del 94. Pero su papel y su legado en el fútbol no iban a quedarse ahí, ya que años más tarde engendró a dos jugadores

cuyo futuro futbolístico apunta a estar entre los grandes. Rafa y Thiago, Thiago y Rafa, ambos jugadores, además de contar con la misma sangre, comparten la misma zona de influencia en el desarrollo de su juego, haciendo del centro del campo su hábitat natural, y surtiendo de balones a sus afortunados compañeros, tal y como aprendieron y observaron en su padre. Por si no eran suficientes los rasgos en común entre ambos hermanos, los colores que vistieron y la escuela que les dio la forma de jugador que poseen 32

hoy en día fue la misma, aunque sus futuros a corto plazo han tomado distintos senderos a raíz del pasado verano y la elástica blaugrana ha dejado de ser su uniforme de trabajo. Por una parte, Thiago, un jugador con gran visión de juego y al que le gusta rondar las inmediaciones del área rival, por lo que es frecuente verle anotar unos cuantos goles por temporada. A pesar de haberse criado en la Masía, es un jugador vistoso y virtuoso en el regate gracias a sus exquisitas fintas y cambios de ritmo, pero esto también le


INTERSPORT MAGAZINE

ha costado algún disgusto al perder balones complicados en su propio campo y con el equipo muy abierto, pero estos errores se van corrigiendo con el tiempo y últimamente está demostrando que sus individualidades han quedado reservadas para zonas en las que no puedan acarrear ningún peligro. A falta de los minutos que necesitaba y la excesiva presión que se ha ejercido sobre él, decidió hacer las maletas el pasado mercado estival, donde multitud de equipos se pelearon por él, entre los que destacaban Manchester United y Bayern de Munich, siendo estos últimos los vencedores del duelo por el talentosos jugador nacionalizado español, gracias en parte al papel primordial que jugó Guardiola y su llegada al banquillo bávaro. En sus inicios en el Barcelona ya presentaba sus credenciales a ser un gran jugador y el futuro que necesitaba el conjunto catalán para la continuidad de su proyecto, pero las continuas comparaciones con Xavi Hernández no le hicieron ningún bien y le privaron de destacar como un futbolista de esencia propia. Con este panorama, su salida estaba anunciada, y Pep, el entrenador que le dio la alternativa, decidió que el conjunto muniqués tenía que aprovechar la oportunidad.

Los colores que les vistieron y les dieron forma de jugador fue los mismos, aunque sus futuros son distintos Su llegada no estaba exenta de polémica y de presión mediática, ya que a pesar de ser un jugador suplente en el Barsa, su precio no fue precisamente bajo, pero sí que en comparación con su proyección se antojaba como una ganga irrepetible. Con esto llegó Thiago, que tenía ante él a jugadores de la talla de Ribery, Robben o Scheweinsteiger, este último incluso llegando a ocu-

Ambos comparten la misma zona de influencia, convirtiendo el centro del campo su hábitat natural 33


INTERSPORT MAGAZINE

par su posición, por lo que sus inicios fueron complicados tuvo que hacerse hueco en el once inicial a base de demostraciones de talento. Con el paso de los partidos, el ya internacional español, fue contando con más importancia en el juego del equipo, demostrando que su fichaje estaba más que justificado y ganándose la confianza de la afición y de sus compañeros. Su temporada estaba siendo más que meritoria y su presencia en el once inicial era prácticamente algo fijo, por lo que su presencia en el Mundial estaba garantizada e incluso cabía la posibilidad de que peleara un puesto en el once, pero todo cambio el pasado fin de semana, cuando en un partido sin trascendencia tras la flamante conquista del título de liga, Thiago se lesionó, por lo que previsiblemente se perderá lo que resta de temporada. Por otra parte, Rafael, más conocido como Rafinha, también ha tenido que hacer las maletas para demostrar que estar sentado en un banquillo sin contar para el entrenador del primer equipo no le sirve de nada, y que las categorías inferiores se le quedan pequeñas a su nivel actual, por lo que ante la llegada de otro ex entrenador del Bar-

La presencia de Thiago Alcántara en el Mundial estaba casi garantizada antes de su lesión. Mientras, Brasil se frota las manos con el joven Rafinha de cara a los próximos años celona como Luis Enrique, que ya contó con él en sus inicios, facilitó su llegada a un club que le genera grandes emociones y grandes expectativas gracias a su padre, el Celta de Vigo, aunque su incorporación en este caso se ido por medio de un préstamo de un año de duración. Toda la parroquia culé ya sabía de la joya que tenía en sus categorías inferiores, pero la presencia de jugadores de la talla de Iniesta o Cesc en el primer equipo y la llegada de un técnico extranjero que no sabía de su existencia, le cerraban las puertas del primer equipo en la medida que él consideraba necesaria para su aprendizaje, con lo que en verano facturó sus maletas para labrarse un futuro en el mundillo que tantas alegrías ha dado a su familia y que parece algo innato entre ellos.

34

El club gallego le recibía con los brazos abiertos, en parte por la fama de su padre allí y por las buenas referencias suyas en el panorama nacional. Su entrenador ya sabía de la importancia que su nuevo jugador tendría en el devenir del conjunto vigués y le dio tal relevancia desde el inicio de la temporada, por lo que su participación en las alineaciones iniciales ha sido una constante y se ha convertido en una de las revelaciones de la liga. Brasil, país elegido por el jugador debido a su doble nacionalidad, ya se frota las manos con el joven jugador de cara a los próximos años. Quién sabe lo que el futuro puede deparar en sus carreras y si estas trayectorias pueden volver a cruzarse algún día, lo que no cabe duda es que el fútbol ha disfrutado, disfruta, y disfrutará con la familia Alcántara.


INTERSPORT MAGAZINE

LOS ALEDAÑOS Villa Park DEL Por Nacho Fariñas (@naachoo10)

Villa Park, situado en el corazón de Birmingham, la ciudad más importante de Inglaterra después de Londres. Villa Park, uno de los estadios más antiguos que se crearon en el mundo (el undécimo para ser exactos, en 1897). Villa Park, la casa de los Villans, de los Lions. Villa Park, el templo del fútbol. Este maravilloso feudo se inauguró en 1897, hace 117 años. Y desde entonces se ha hartado de ver grandes jugadores, grandes equipos, leyendas del fútbol inglés y mundial. Se construyó para substituir al Perry Barr

Stadium, donde disputó sus encuentros el Aston Villa del 1876 al 1897. Antes de este, los villanos jugaron sus dos primeros años de existencia en Aston Park, del 1874 al 1876. Después de haber pasado por tres siglos distintos, y con sus respectivas remodelaciones, el Villa Park sigue disfrutando de la Premier cada dos fines de semana y la Premier sigue disfrutando de él. Y es que son muchos los recuerdos que guarda el Aston Lower Grounds (así es como se conocía antes el estadio, luego rebautizado como 36

Villa Park). Desde ser el primer estadio inglés que disfrutó de fútbol internacional en tres siglos distintos, a ser el campo con más semifinales de FA Cup albergadas, con un total de 55. Además ha visto jugar a la selección inglesa de fútbol hasta 16 veces como local en el estadio Brummie, y también fue sede de algunos partidos del Mundial de 1966 y recientemente de la Community Shield del 2012 entre Chelsea y Manchester City. Pero lo que más ha visto durante años este estadio ha sido


INTERSPORT MAGAZINE

triunfar al Aston Villa, aunque también ha sufrido momentos complicados. Descensos, eliminaciones europeas… pero son más los hechos positivos. Sin quitarle ningún mérito a las 7 Ligas, 7 FA Cups y 5 Copas de la Liga, el gran éxito de la historia de este club ha sido la Copa de Europa del año 1982. La repercusión de aquella victoria fue brutal, y aún a día de hoy son considerados héroes los hombres que lograron aquella Copa de Europa. Aquel once de Tony Barton que salió con: Rimmer, el veterano portero que se lesionó a los 9 minutos y entró en su lugar un joven Nigel Spink, Swain, Gary Williams, Evans y McNaught en defensa, el capitán Mortimer junto con Bremmer y Cowans en el centro del campo y arriba Gary Shaw, Peter White y Tony Morley, los tres goleadores del campeonato, con 3 goles cada uno los dos primeros, y 4 goles Morley. Los diez jugadores de campo acabaron todo el partido, no hubo ningún cambio más a parte del de la portería. Y desde entonces, aquellos 12 guerreros, aquellos 12 hombres sin piedad, que fueron con todo a por el Bayern, pasaron a la historia como los

eternos villanos, los campeones de Europa, que además conquistaron después la Supercopa europea. Además de estas doce leyendas que ganaron la Copa de Europa y también la liga inglesa la temporada anterior (hecho que les permitió jugar y ganar la competición europea el año siguiente) ha habido mucho más ídolos en Villa Park. Jugadores que les han dado innumerables tardes de gloria a sus seguidores. Desde hombres de los años 60 como Aitken (el jugador con más partidos jugados de la historia del club con 657), a los killers veteranos como Waring, McParland, Dixon o Billy Walker, máximo goleador de la historia del club con 244 goles. También los hay más actuales, como Ian Taylor, Yorke, Mellberg, Juan Pablo Angel, Gareth Barry y Ashley Young. Y ahora, a pesar de no estar en su mejor momento, los aficionados del conjunto granate-celeste siguen sonriendo con los goles de Benteke y Agbolahor, aunque saben que los mejores clubes del país van detrás de ellos. Aun así, Villa Park no pierde la sonrisa, no pierde la magia, no pierde la alegría y el amor por el fútbol. 37

Pero también tenemos nosotros alguna experiencia en el templo villano, y no buenas precisamente. La selección española jugó dos partidos de la fase de grupos del Mundial de Inglaterra 1966 en Villa Park, ante Alemania y Argentina, perdiendo ambos partidos por 2-1. España quedó eliminada de aquel Mundial que acabarían llevándose los anfitriones de la mano de Bobby Charlton. Además de esta cita mundialista, también hay otro mal recuerdo español en Villa Park. Se trata del Mallorca, en la final de la Recopa de Europa de 1999, dónde los baleares cayeron derrotados por 2-1 ante la Lazio. El conjunto italiano tenía un equipazo con gente como Nesta, Dejan Stankovic, Roberto Mancini, Nedved y Vieri, entre otros. Estos dos últimos fueron los autores de los goles, mientras que el tanto español lo marcó Dani García Lara, que empató el tanto inicial de Cristian Vieri. Pero el checo Pavel Nedved, a diez minutos del final, desató la locura en Villa Park para los italianos marcando el tanto de la victoria y niquilando a un Mallorca que mereció más pero murió en la orilla


INTERSPORT MAGAZINE

LA PIZARRA DE Brendan Rodgers Por Jesús Javier Gay Pérez (@JesusJavierJJ)

S

i tuviéramos que elegir qué aspecto es el que define a un gran entrenador, probablemente cada persona haría hincapié en uno diferente. Debe ser un gran motivador, saber gestionar el grupo y tener dotes de psicólogo. Que tenga muchos títulos. Que esté contrastado en varios equipos y competiciones diferentes. Que sepa leer los partidos y aporte algo diferente al resto. Que tenga variantes y soluciones a los problemas que se le plantean, que no se refugie en un esquema y sea innegociable, que sepa adaptarse a los jugadores que tiene para potenciar sus virtudes y sacarles el máximo rendimiento... Cada persona dará prioridad a uno concreto, pero al protagonista de esta sección podríamos definirlo bien encuadrándole en el último de ellos. Brendan Rodgers empezó a llamar la atención por su gran trabajo en el Swansea City. En el sur de Gales, el entrenador

norirlandés asombró a todo el mundo con el juego desplegado y ascendió a los ‘swans’ a la Premier League tras vencer al Reading en Wembley por 4-2. Ya en el cuadro galés, Rodgers utilizaba un esquema 4-3-3, apostando por el fútbol de toque. Probablemente, el jugador que mejor definía el estilo era Leon Britton, el pequeño mediocentro que llevaba el peso del equipo en la zona ancha. Con Sinclair y Dyer en los extremos, el equipo era muy vertical, pero con el mencionado Britton y Joe Allen, jugador que Rodgers se llevaría al Liverpool posteriormente, la posesión es38

taba prácticamente asegurada. El gran rendimiento del Swansea no pasó desapercibido para la dirección del Liverpool, que apostó fuerte por el técnico. Sin embargo, en su primera temporada en Anfield, el equipo no pudo clasificarse para Europa, y el nerviosismo empezaba a aparecer por Liverpool. No obstante, la paciencia del club ha dado sus frutos, y es en esta campaña cuando el trabajo de Rodgers está encumbrándole, tanto a él como técnico como a su Liverpool, que está luchando mano a mano con los mejores por el título de la Premier League. Centrándonos en el aspecto tác-


INTERSPORT MAGAZINE

tico, no le ha sido fácil encontrar la forma de juntar a Suárez y Sturridge en el terreno de juego. A principio de temporada, Rodgers apostó por un 3-5-2 en ciertas ocasiones, con carrileros largos y esa dupla en el ataque. El experimento no terminó de cuajar, y el técnico norirlandés siguió buscando la manera de juntar a los dos futbolistas, consciente del enorme potencial que poseían. Finalmente encontró el esquema, pero no se limitó a juntar a ambos, sino que además ha encontrado hueco en el mismo once a Coutinho y Sterling, dos jugadores emi-

nentemente ofensivos. Actualmente, podríamos decir que el esquema más consolidado en el cuadro red es el 4-2-4, con un doble pivote Gerrard-Henderson que está sosteniendo al equipo a pesar de jugar con cuatro futbolistas de ataque. Sobre todo destaca el nivel alcanzado por Gerrard como mediocentro más posicional, sin desmerecer el gran rendimiento de un Henderson que ya es el jugador que apuntaba en el Sunderland. La variante a esta disposición sería el 4-3-3, a veces con los mismos futbolistas retrasando a Coutinho a zona de interior

39

izquierdo, o bien con la entrada de Joe Allen en detrimento de alguno de los dos extremos del 4-2-4 (Coutinho o Sterling) si el equipo necesita más control de balón. Así pues, no sólo es el hecho de haber buscado el mejor esquema para los futbolistas de los que disponía, sino que además ha conseguido que un equipo que la temporada pasada quedó fuera de Europa esté peleando por el título. Es el aval de un gran entrenador, que puede marcar una época en el banquillo de Anfield Road.


INTERSPORT MAGAZINE

Immobile o Destro: en busca de otro Paolo Por Guillermo González (@ Guille_Futbln)

B

earzot no receló en aquella convocatoria del Mundial de 1978. Italia disfrutaba de otra buena generación de delanteros tras Gigi Riva y Roberto Boninsegna como máximos representantes en Alemania. Para Argentina, Enzo solamente tuvo que mirar hacia Turín para completar su terna de capocannoniere. O no todo fue Turín. Porque si, Paolo Pulici y Francesco Graziani, jugadores del Torino, habían sido máximos goleadores previamente. También lo habría sido Roberto Bettega de la Juventus, pero sería más adelante aunque había luchado por la consideración con sus rivales piamonteses. No obstante, en la temporada

77/78, un joven jugador de 21 años se metió entre los experimentados asalta-redes. Paolo Rossi, capocannoniere en aquella campaña con el Vincenza, es convocado por Enzo Bearzot, que ya lo había probado en un amistoso ante Bélgica. El inesperado se convirtió en leyenda y determinó, por consiguiente, el futuro de Italia en venideros mundiales, sobre todo en 1982. Cesare Prandelli medita sobre su convocatoria para Brasil. Prácticamente, todo debería de estar claro a excepción de algunos flecos, convertidos en lesiones o en revelaciones al término de la temporada. Pablo Daniel Osvaldo y Mario Balotelli serán los más que posibles delanteros de Italia, a la espera de que la lesión de ligamentos de Giuseppe Rossi se haya quedado en una mera anécdota. Quizás falte un cuarto, un punto de inflexión al combinado nacional y, al igual que le sucedió a Bearzot por los años 70, Prandelli podría considerar a algún jovencito con desparpajo. Dos nombres en liza para ser, por qué no, un Paolo Rossi. El Torino posee a una de las sensaciones de la Serie A con Ciro 40

Immobile. Un delantero italiano curtido para su temprana edad. Ha disfrutado del bagaje necesario para poder sentir, en esta campaña, su mejor estado de forma desde que salió de la Juventus con dirección a la Serie B, en equipos como el Grosseto, Siena o Pescara, siendo este último una auténtica consagración. En la región de Abruzzo se juntó con Marco Verratti y Lorenzo Insigne, todo a las órdenes de Zdenek Zeman. En Pescara se vio un delantero muy diferente. Poco “nueve” para ser italiano, siempre atento al espacio y a necesitar algo de carrera para practicar su juego. Su buena habilidad con ambas piernas le valió para firmar por


INTERSPORT MAGAZINE

Todo indica que Ciro podría lidiar hasta la última fecha con Destro por un hueco en Brasil el Genoa, quien lo fichó en copropiedad con la Juventus, su club formador. Una temporada sin muchos argumentos en la máxima categoría le sirvieron de rodaje, apreciado por la Vecchia Signora, quien compró la parte del club genovés para vendérsela, posteriormente, a su rival, el Torino. A partir de entonces, Giampiero Ventura ha conseguido exprimir a la perfección a Ciro, añadiéndole detrás a un jugador talentoso como es Alessio Cerci. Ser una de las parejas de moda de Italia le ha dado caché a ambos, sobre todo a Immobile, que por juventud y proyección apunta al Mundial de Brasil con unos números asombrosos. Ha marcado más de 15 de goles en el Calcio, llegando a anotar su primer hat-trick ante el Livorno, la consumación del chico de Torre Annunciata. Todavía podría superar sus números del

Pescara, donde alcanzó los 28 goles. Actualmente, pelea por el galardón de capocannoniere junto con Carlos Tévez, lo que otorga mayor valor por diferencia de competitividad. De momento, Turín seguirá siendo bianconeri aunque Ciro le intentará poner color granata, el mismo que le puede valer para vestir la casaca de la Azzurra. A Immobile le ha salido un rival, o quizás un compañero, en la selección. Todo apunta a que Ciro podría lidiar hasta última fecha con Mattia Destro por un hueco en Mangaratiba, lugar que ha elegido el combinado para concentrarse de cara al Mundial de Brasil. La Roma ha dado un cambio a sus aspiraciones con la llegada de Rudi García. A los nuevos jugadores que han arribado a la capital para propiciar esa transición, otros algo veteranos son un plus para el entrenador romanista. Entre ellos, Mattia Destro que, tras su lesión a principio de campaña, ha hecho que el delantero se empeñe a conciencia en demostrar su valía y efectividad, una razón que se andaba cuestionando desde que salió de Génova. El jugador de 23 años ha aprovechado las circunstancias que se han dado en el Olímpico de 41

Roma. La pasada lesión de Francesco Totti y la salida de Marco Borriello al West Ham han allanado el camino para que Mattia Destro tuviera oportunidades, las cuales no han sido una razón para perder el tiempo. Brasil es un objetivo claro para Destro con los últimos números presentados. Cuando ha marcado, la Roma no ha perdido ningún encuentro, acrecentando su valía y trascendencia. Rudi García le ha dado la posición del estilete y éste no ha defraudado, sobre todo en un puesto en el que quedaba claro que faltaba fuelle. Una buena máquina a la que le faltaba pólvora y Destro se la ha dado a base de juego directo. Un delantero sencillo y sin demasiada complicación que será analizado a conciencia por Prandelli, de eso estamos seguros. A la espera de que se cierren las convocatorias y la cuenta atrás la podamos seguir con atención – no como ahora que lo vemos todo muy lejano –, Ciro Immobile o Mattia Destro son dos candidatos para Prandelli. Quién sabe qué elegirá el seleccionador, pero puede estar ante el ‘9’ de Italia como el que se encontró Bearzot en 1978. O quizás, Cesare tenga más suerte y haya encontrado dos.


INTERSPORT MAGAZINE

Villas Boas, un paso atrás para dar dos adelante Por Pablo Blanco Rodríguez (@PabloBlanco_R)

E

l 26 de Mayo de 2004, en el Veltins Arena, el joven entrenador del Oporto levantaba la copa de Europa tras vencer 3-0 en la final al Mónaco. La temporada anterior el Oporto había conseguido, de la mano de ese mismo entrenador, la Liga y Copa Portuguesas y la ya extinta Copa de la Uefa. El entrenador de ese fantástico equipo era Jose Mourinho. Al terminar la temporada se fue al Chelsea, y el resto es historia. En la temporada 2010/11, André Vilas-Boas (AVB), otro jovencísimo entrenador portugués –el más joven de Europa- se hizo con las riendas del equipo, ganó la liga con una gran ventaja, se hizo con la Taça (La copa) portuguesa y en la final de la Europa League venció al Sporting de Braga. Tras hacerse con el triplete también fichó por el Chelsea. Todos pensamos lo mismo: El Chelsea ficha al nuevo Mourinho. Los paralelismos eran inevitables, sin embargo el tiempo nos quitó la razón. Mourinho construyó un equipo ganador en el Chelsea, Vilas-Boas se encontró con un equipo en el que la columna vertebral estaba formada por veteranos de la época Mourinho -Algunos incluso le superaban en edad-. AVB no consiguió hacerse con las riendas del vestuario y poco a poco fue perdiendo la confianza de Abramovich hasta que el 4 de Marzo le despidió. El Chelsea estaba a 20 puntos del líder de la Premier y virtualmente eliminado de la Champions tras un partido bochornoso en Nápoles. Finalmente el Chelsea con una cierta inter-

42


INTERSPORT MAGAZINE

Va a un equipo con gran presupuesto, grandísimos jugadores y con la promesa del dueño de fichar jugadores de primer nivel

vención divina y con un Drogba espectacular consiguió la Champions y la FA Cup, pero Vilas-Boas ya no se sentaba en el banquillo de Stamford Bridge. Quiso cambiar la toda la estructura de un club, pero la estructura se lo tragó. A pesar de su fracaso estrepitoso, Vilas-Boas mantenía parte del crédito conseguido en el Oporto, lo que le valió su fichaje por el Tottenham Hotspurs la temporada siguiente. Una primera temporada en la que no consiguió meterse en Champions no auguraba nada bueno, y en la segunda, tras vender a Bale el equipo no consiguió levantar la cabeza. Asique el bueno de Vilas-Boas otra vez despedido. Por suerte para el portugués apareció el Zenit de San Petersburgo como un ángel salvador para ofrecerle su banquillo tras despedir a Spaletti. Será la enésima oportunidad del portugués para reivindicarse. El irse a una liga menor como es la rusa puede representar un paso atrás para la carrera de Vilas-Boas, pero probablemente le sirva para dar dos pasos hacia delante. Se va a un equipo con un gran presupuesto, grandísimos jugadores y con la promesa del dueño de fichar a jugadores de primer nivel mundial. En el Zenit coincidirá con dos viejos conocidos de la Liga portuguesa, Hulk y Witsel, dos piezas fundamentales en el esquema del equipo ruso. El Zenit es ahora mismo segundo clasificado de la Liga rusa, y saca cuatro puntos a sus más inmediatos perseguidores. Por si fuera poco, en la última jornada, se enfrenta al Lokomotiv, primer clasificado. Muy mal se le tiene que dar a Vilas-Boas para no ganar la Premier Rusa. Si consigue construir un equipo ganador como fue su Oporto, pronto le volverán a salir novias

de Europa Occidental, mientras tanto deberá conformarse con las bellezas rusas, que tampoco están mal. Además, el bueno de André vivirá alejado de los focos mediáticos a veces tan molestos, y sobre todo de los tabloides británicos que tenían en el portugués el centro de sus burlas. Veremos si consigue recuperar el crédito y la merecida fama de buen entrenador que consiguió en el Oporto.

43


INTERSPORT MAGAZINE

Los pilares de Caparrós Por Adrián Garzón (@GarzonAdrian)

E

n la segunda edición de ISM, tuvimos el privilegio de entrevistar a Joaquín Caparrós, actual técnico del Levante UD, equipo que se ha convertido en una de las revelaciones del campeonato doméstico, otro año más, ya que pese a su bajo presupuesto (el segundo más bajo de toda la categoría, solo el del Rayo es más bajo), el equipo va rumbo de conseguir la salvación sin demasiados apuros y lograr la cuarta temporada consecutiva en primera división, y por qué no, la ilusión de entrar en Europa por segunda vez en su historia. El éxito deportivo del que goza el club no es casual, ya que pese a ser un equipo que se ve obligado a vender jugadores importantes todas las temporadas, como Kone, Martins o Iborra entre otros, se ha conseguido formar una base bastante sólida de jugadores de la casa y otros de fuera comprometidos con el club. Éstos jugadores forman la columna vertebral del proyecto levantinista, y el de Caparrós en concreto.

Partiendo desde atrás, en la portería encontramos a uno de los jugadores que ha irrumpido con mayor fuerza en el panorama nacional, y también internacional. Hablamos de Keylor Navas, uno de los causantes del buen rumbo del equipo durante la temporada, ya que sus decisivas intervenciones están sirviendo al Levante para conseguir su principal objetivo, la salvación. Tras pasarse prácticamente toda la temporada pasada relegado al banquillo por JIM, que tenía plena confianza en Munúa (actual jugador de la Fiorentina), pocos eran los que veían en Keylor Navas un portero de garantías. Pero, las cosas han cambiado, y Keylor se ha convertido, por lo menos en cuanto a números se refiere, en el mejor portero de la Liga, consiguiendo el porcentaje de acierto en sus intervenciones más elevado de la Liga, superando a hombres como Valdés, Courtois o Diego López. Su agilidad bajo los tres palos y su capacidad de detener balones imposibles en los momentos más complicados 44


INTERSPORT MAGAZINE

Keylor Navas es sin duda uno de los causantes del buen rumbo del equipo durante esta temporada han despertado el interés de grandes clubes por el costarricense, como Atlético, Sevilla o Liverpool. En la zaga encontramos a otro de los pilares del Levante, Juanfran García, un hombre de la casa que ha hecho historia este año al ser el primer jugador en la historia del club en superar la centena de partidos con la elástica levantinista en Primera División. Pese a jugar durante toda su carrera en el lateral zurdo, su contundencia, regularidad y picardía (muchas veces criticada por jugadores a los que se enfrenta) han valido al técnico de Utrera para recolocarlo a la posición de central, lugar en el que está rindiendo a un altísimo nivel. En la medular encontramos a dos fijos, la dupla africana formada por Pape Diop y Simao Mate. Ambos forman una de las duplas más fiables del campeonato en el centro del campo defensivamente hablando, ya que son dos jugadores físicamente fuertes, que van bien en el juego aéreo y que hacen nulo el juego del equipo rival por el centro del campo. A esta dupla se le puede añadir el recambio de Momo Sissoko, jugador procedente del PSG en el mercado de invierno, que además de aportar potencia como los anteriores, también es un jugador mejor dotado técnicamente que puede favorecer la salida de balón. Sin embargo, si hay 45

un hombre encargado de las labores de creación, ese es Rubén García. El joven levantinista es una de las mayores perlas que ha dado la cantera ‘granota’, ya que con tan solo 20 años es un fijo en el once ideal de Caparrós. Es un jugador con clase, capaz de aportar pausa al juego desde la media punta, o por el contrario, desequilibrio por banda. Su disparo con pierna zurda en el balón parado es clave en las jugadas de estrategia que tanto resultado aportan al equipo. Su talento no ha pasado de inadvertido ya que el pasado verano debutó con la Selección Sub-20, y equipos como el Valencia o Borussia Dortmund ya se han interesado en él. Por último, en la punta de ataque, como máximo referente se encuentra David Barral. Su llegada fue muy cuestionada en verano por la afición levantinista, acostumbrada a delanteros potentes y rápidos como lo fueron Kone o Caicedo. Debido a esto, comenzó la temporada en el banquillo, sentado por un Baba Diawara que cumplía con los estereotipos de ‘delantero Levante’. Pero el caso es que la irregularidad de Baba y sus continuas lesiones sirvieron para dar la oportunidad a Barral, un jugador que cada vez que juega se deja la piel en el campo, peleando cada balón, y además, con gol, la razón fundamental de su titularidad, ya que se ha convertido en el máximo goleador de la plantilla con seis tantos en Liga, y mostrando abiertamente su intención de ‘llegar a conseguir diez goles’. Estos jugadores son la base que espera salvar al Levante un año más y dejarlo en primera, principal aunque no único objetivo del equipo que tiene la esperanza de volver a Europa.


INTERSPORT MAGAZINE

LA

LEY

DEL BALÓN Las cláusulas de rescisión en el mundo del fútbol Por Lorenzo Cuello (@Cuello24) | Abogado en @GarcesAbogados

Verano tras verano, con la rumorología sobre los traspasos multimillonarios de futbolistas de primer nivel, suena constantemente el término cláusula de rescisión. Tanto los periodistas deportivos como los clubes que mercadean con los futbolistas han dado lugar a que el significado de esta figura haya variado del que originariamente se pretendía. Actualmente, se considera que la cláusula de rescisión pone precio a la salida del club de un jugador con contrato en vigor si otro club pretende hacerse con sus servicios. Es el valor de su libertad. Es la protección del club pequeño frente al poderoso, e

incluso la muralla que imponen los grandes transatlánticos deportivos frente los “petrodólares”. Pero en su origen, el año 1985, cuando el legislador trató de regular los derechos laborales de los deportistas profesionales, se creó una figura que tenía como espíritu proteger al futbolista; la llamada cláusula de rescisión - para curiosos, recogida en el artículo 16 del RD1006/1985.- Se otorgaba al jugador del derecho a extinguir su contrato por el abono de una indemnización al club empleador de sus servicios. Lo que se pretendía, era garantizar que el futbolista pudiese desvincularse del club con el que le unía un contrato de trabajo, a cambio de una indemnización razonable, ya fuera pactada o por decisión judicial.

ES LA MURALLA QUE IMPONEN LOS GRANDES

TRANSATLÁNTICOS

DEPORTIVOS FRENTE A LOS

“PETRODÓLARES” 46

Sin embargo, el tiempo ha demostrado que esa intención ha devenido


INTERSPORT MAGAZINE

considerando que es una transferencia del contrato del jugador una vez que éste ya queda extinguido. Se considera como una cláusula liquidadora de daños, y el pacto contractual es considerado como el criterio validamente aceptado para calcular la indemnización a abonar al club de origen. Pero, el pago de esta cláusula puede generar dos cuestiones eminentemente problemáticas por su configuración como una indemnización y no en concepto de traspaso. En primer lugar porque sitúa al futbolista como el fiscalmente obligado al pago en su IRPF del 43% de la cantidad abonada para el pago de la indemnización, en concepto de salario por el club de destino. Porque el modo de proceder en la práctica es que el club destino abone la indemnización al futbolista en concepto de salario, y sea éste el que abone la cláusula, tal y como está estipulado. En segundo lugar, perjudica a los clubs de fútbol base, ya que esta figura no daría lugar al pago de los derechos de formación. Por ello, la práctica habitual es que los clubs acuerden que, por valor de la cláusula de rescisión se haga efectivo el traspaso del jugador, evitando el pago del impuesto y protegiendo la posición social de la directiva del club vendedor. ¿Cuántas veces habremos leído, “han venido con la cláusula y no lo hemos podido retener”? Por ejemplo, con el caso de Illarramendi, a diferencia del traspaso de Thiago Alcántara, en el que el Bayern de Münich pagó por encima del valor de la cláusula para evitar la obligación al pago tributario. Sin embargo, llama la atención que tan sólo once meses antes el club bávaro no hiciera lo propio en el fichaje de Javi Martínez.

HAN IMPUESTO EXORBITANTES

CANTIDADES COMO

INDEMNIZACIÓN inútil; puesto que las entidades deportivas, acogiéndose a la posibilidad de pacto, han impuesto exorbitantes cantidades como indemnización, por lo que la liberación de los contratos es una mera utopía para el propio futbolista. Pero ocurre que, en ocasiones, a pesar de elevadas indemnizaciones, hay un tercero interesado en romper ese contrato laboral; el club que pretende la contratación del futbolista. Aquí aparece la auténtica cuestión jurídica sobre esta figura; ¿se amolda al sistema de transferencias de FIFA? En el Reglamento sobre el Estatuto y Transferencia de Jugadores, la FIFA trata con detalle “la estabilidad contractual entre profesionales y clubes”. El principio general es que el contrato podrá rescindirse sólo “al vencimiento del contrato o de común acuerdo”. Por tanto, en los supuestos que la resolución de los contratos es anticipada, la cláusula de rescisión es una causa justificada. El criterio de la indemnización no es más que un pago por las remuneraciones y gastos ocasionados y el tiempo restante del contrato. La FIFA lo considera como una extinción del contrato por mutuo acuerdo, impidiendo que se impongan sanciones disciplinarias; al entenderlo como causa válida. El TAS, ha dictaminado en este sentido, 47


INTERSPORT MAGAZINE

FÚTBOL AÑEJO “Un estadio de fútbol vacío es un esqueleto de multitud”. Mario Benedetti

“Algunos dirán que en el fútbol sólo interesa ganar. Y otros, más cándidos, seguiremos pensando que si esto es un espectáculo también importa gustar”. Jorge Valdano


INTERSPORT MAGAZINE


INTERSPORT MAGAZINE

Kanu, el hombre al que se le cansó el corazón Por Juan Esteban Rodríguez (@JuanesPREMIER)

P

iero Volpi, doctor del Inter de Milan, se acerco con el semblante serio, taciturno, mucho más contrariado de lo normal. Oscuro y callado. Nada que presagiase algo bueno. Era septiembre de 1996, y el frío otoño milanés empezó a despuntar en la piel de Kanu cuando oyó la fatídica frase: lesión cardiaca por insuficiencia valvular. “No entiendo qué pasa, estoy desesperado” fue la amargada reacción del delantero. Cinco meses después estaba jugando al fútbol. Nwankwo Kanu (Owerri, Ni-

geria, 1976. O eso dicen…) no quiso dejar de luchar. Sabía que aquello no acababa allí, que su amplia zancada, aquel tranco elegante con el que consiguió, con 15 años, convencer a los técnicos del Fed Works (primera división nigeriana) para que le diesen la oportunidad de debutar con tan corta edad, le iba a llevar mucho más lejos de donde pretendía dejarle la fragilidad de su corazón. Goles y zancada, finura y martillo, que le llevaron desde Nigeria al Ámsterdam Arena, ese estadio que tiene por vocación 50

encontrar y pulir a jóvenes talentos de medio mundo que luego derrochan estilo, marcados a fuego con una marca de agua en sus tobillos: “factoría Ajaccied”. Allí llegó en 1993 tras el preceptivo paso por el club de su ciudad, el Iwuanyanwu Nationale. Un cuarto de millón de dólares pagó el Ajax por ponerle su legendaria camiseta a una nueva perla. Kanu llegó a Ámsterdam el mismo año que levantó el mundial sub-17 con Nigeria, su primer gran éxito internacional. Un campeonato que ganó en Japón


INTERSPORT MAGAZINE

tras imponerse (2-1) en la final a Ghana y en el que nuestro protagonista fue segundo máximo goleador (con 5 tantos) tras su compañero de selección Wilson Oruma (6 goles) y empatado con su también compañero, Peter Anosike y con el chileno Manuel Neira. Con esas credenciales llegó a la llamada “Venecia del norte”, donde se plantó con 16 años y sus infinitos 197 centímetros. No le fue mal por Ámsterdam, bajo la mano de hierro de Van Gaal e, incluso, llegó a levantar la Champions de 1995, final en la que jugó unos minutos tras sustituir a Seedorf en la segunda parte. Por cierto, ¡qué Ajax aquel! No digan que fue un sueño…un rápido repaso por los nombres que lo conformaban nos llena el teclado de resonancias míticas, jugadores que fueron en nuestras cabezas infantiles un símbolo del mejor fútbol, cuando el Ajax quiso parecerse a sí mismo de la mano de gente como Litmanen, Seedorf, Kluivert, Overmars, Finidi, Rijkaard, los hermanos De Boer o Danny Blind. Recuerdo eterno para aquel Ajax y estrellas de rango para un Kanu que pulió su fútbol en la mejor Academia de Europa. En 1996, aún con 20 años ya tenemos a un Kanu campeón

de la Champions y estrella en ciernes de un fútbol europeo que - Bosman va, negocio viene - estaba por aquellas fechas cambiando su perfil definitivamente. Para cerrar el círculo virtuoso de ese gran momento que todos atravesamos alguna vez en la vida, jugó y ganó los Juegos Olímpicos de Atlanta. En semifinales cayó Brasil y en la final fue el turno de Argentina a la que una Nigeria cosida al talento de gente como Jay Jay Okocha (siempre un regate más del esperado, algo normal en un tipo que dobla su apodo), Daniel Amokachi (de profesión, su potencia), Celestine Babayaro (todavía hoy el jugador que debutó más joven en la historia de la Champions con 16 años y 87 días) o Emmanuel Amunike (del que los técnicos del Barcelona acertaron a decir que tenía “un gran saque de banda” ) y, por supuesto, nuestro querido Kanu con un corazón que, aunque entonces él no lo sabía, susurraba ya la necesidad de una tregua. Aquella tropa logró, con el decisivo gol de Amunike, imponerse (3-2) a Argentina tras remontar por dos veces el marcador. Y Kanu se colgó el oro y se sintió en la cima del mundo. Entonces llegó ese momento por el que todos hemos pasado alguna vez, 51

el momento en el que se interesa por ti el Inter de Moratti. Que levante el dedo aquel a quien no le haya ocurrido, a mí un par de veces. Desestimé ambas. Y el nigeriano pisó Milán. La ciudad donde recibió la peor noticia de su vida deportiva. “Lesión cardiaca por insuficiencia valvular”, es decir, la mejor válvula aórtica africana de 1996 decía ahora que no, que ni ahora, ni luego. 197 centímetros de desolación rumiaron el desconsuelo de saberse fuera de un destino glorioso si hubiera sido capaz de cruzar el Rubicón del Calcio. Él iba preparado para enfrentarse a marcajes al hombre, defensas de cinco y dobles

Tenía esa tranquilidad que le capacitaba para hacer un gesto más pivotes correosos, pero no para jugar contra su propia válvula aórtica. No se podía fintar a sí mismo. Olía a juguete roto. Pero Kanu quiso jugar su última baza. Tiró los dados buscando el seis doble. Primer dado: Cleveland, Ohio, Estados Unidos.


INTERSPORT MAGAZINE

Segundo dado: doctor John Kramer. Bingo. Kanu vuelve a las canchas. Poco pudo demostrar ya en el Inter, donde Ronaldo, Zamorano y Roberto Baggio le tapaban la progresión, pero (igual que en su día con Bergkamp) apareció el Arsenal para devolverle la confianza y, en 1998, 700 millones de pesetas después (un dinero importante en la época) Kanu se aposentó a orillas del Támesis, en el barrio residencial de Hadley Wood. Debutó ante el Sheffield con victoria por 2-1 pero su gran día con los gunners llegó el 23 de octubre de 1999. Esa tarde se enfrentaron en Stamford Bridge el Arsenal y el Chelsea en el gran derbi londinense. Además de la rivalidad inherente a la vecindad, ambos equipos pugnaban por los mismos objetivos por lo que la temperatura del partido estaba varios grados por encima de cualquier otro encuentro normal. Ambos querían ganarlo a toda costa. A falta de 15 minutos para el final, los inquilinos del Bridge ganaban por 2-0 y paladeaban, felices, el anticipo de una victoria importantísima. Pero entonces pasó algo. Un tanto de Kanu puso el 2-1 en el marcador y algunos inquietos empezaron a revolverse. Ya nada estaba tan

claro. Pocos minutos después un segundo gol del nigeriano empató el partido. La grada azul no daba crédito pero lo peor aún no había llegado pues, cuando quedaban pocos instantes para la conclusión del partido, Kanu, otra vez Kanu, corrió y alcanzó un balón que se perdía por la parte izquierda del ataque del Arsenal; lo interceptó prácticamente sobre la línea de fondo y, de repente, allí estaba también el portero holandés del Chelsea, De Goey, que, en una absurda y desesperada decisión, decidió abandonar la portería y salir desesperadamente a tapar al delantero gunner. El nigeriano le hizo un maravilloso recorte en una baldosa con un gesto técnico casi más propio del fútbol sala, avanzó unos metros hacia el interior del área y, ya sin guardameta, acarició el balón suavemente para ponerlo lejos del alcance de los defensas que intentaban tapar el inmenso hueco que De Goey había dejado en la portería. Fue el 2-3 y la locura colectiva entre la hinchada del Arsenal. Los jugadores del Chelsea no sabían dónde mirar. Fue un triunfo romántico, el definitivo triunfo de un corazón que había sido mandado al rincón prematuramente. Fueron cinco años en Londres. Cinco años de un protagonis52

También tuvo suplencias habitules y una existencia a la sombra de Henry y Bergkamp mo discontinuo, de momentos estelares como el que acabamos de contar pero también de habituales suplencias y de una existencia a la sombra de dos leyendas como Thierry Henry y Dennis Bergkamp. Cinco años en los que ganó dos ligas y una FA Cup. Cinco años en los que marcó un puñado de goles (hasta 30 cantó en liga) en los que siempre dio la sensación de estar más tranquilo que los demás, una tranquilidad que le capacitaba para hacer siempre un gesto más en el momento decisivo de la definición, un gesto más que le facultaba para eliminar conclusiones bruscas. Cinco años, en fin, en los que Kanu disfrutó e hizo disfrutar y en los que formó parte del mejor Arsenal que han conocido


INTERSPORT MAGAZINE

los tiempos. Tras salir de Londres, dos años de corto rendimiento en el West Bromich Albion. Apenas siete goles y un descenso en su segundo año no colaboraron a que entrara en la mejor historia del club de las West Midlands. Fue entonces cuando Harry Redknapp, técnico por aquel entonces del Porsmouth, acudió a un último rescate de Nwankwo. “Me decían que no debía ficharlo, que había perdido su velocidad. Pero yo pensaba que es un futbolista que juega con la cabeza. Me encanta, es de primera categoría y no lo cambiaría por nadie” declaraba entonces Harry. En Fratton Park volvió a disfrutar del fútbol, a sentirse importante. Tocó el cielo en Wembley, en

la final de la FA Cup de 2008 cuando un gol suyo derrotó al Cardiff (en el que jugaban entonces Robbie Fowler y Jimmy Hasselbaink) y llevó la locura a los aficionados pompeys tras empujar un ridículo rechace de Enckelman, portero del Cardiff. “Me siento bien, me siento feliz. Es cierto que fallé una ocasión clara de gol, pero soy un jugador con mucha experiencia y sé que nunca tienes que desanimarte. Gracias a Dios he podido marcar. Nadie imaginaba al inicio de la temporada que pudiéramos lograr esto. Espero que los fans, el entrenador y todo el mundo dentro del club recuerde siempre este día y me hagan otro contrato”, declaraba tras el partido el nigeriano. Y, efectivamente, por allí se que53

dó cuatro años más el bueno de Nwankwo. Cuatro años que tuvieron más sombras que luces pues acabaron entre deudas, descensos y contratos impagados. Se marchó en 2012 perdonando al club un contrato de 3 millones de euros que, de todas maneras, no iba a cobrar. Dejó el club y se retiro o dejó el club porque se retiraba, nunca tuvimos claro si fue antes el huevo o la gallina. Lo mismo daba. Nimiedades para un tipo que se ganó a sí mismo, que venció a su válvula aórtica a fuerza de operarla, primero, y acostumbrarla, después, siempre a un último amago retador. Un tipo que demostró en la mejor liga del mundo que con un corazón frágil también se hacen goles.


INTERSPORT MAGAZINE

54


INTERSPORT MAGAZINE

Entrevista a Juan Esteban Rodríguez autor de “Arda Turan, el genio de Bayrampasa” Por Imanol Echegaray (@ima_etxega)

P

regunta: Cuentas que te ofrecieron escribir sobre Arda Turan. ¿Te costó acceder a hacerlo? JUAN: No. No solo no me costó sino que me hizo una gran ilusión el proyecto. El editor que me lo ofreció lo hizo sabiendo de mi debilidad por Arda y estaba bastante seguro de que aceptaría. Es verdad que en ese momento no tenía en mente escribir nada (más allá de los artículos que me fueran pidiendo) pues acabábamos de publicar Leyendas de la Premier, estábamos en plena promoción y, la verdad, me encontraba cansado. Pero a Arda no se le dice que no. Es casi una obligación estética. P: ¿Por qué Arda? ¿Qué tiene el turco de especial? J: ¿Qué tiene de especial? Todo. No es un jugador más. Es un tipo que juega desde la felicidad, desde la sonrisa. No es un onanista de su propio juego, ni un egoísta, ni uno de esos de-

magogos que juegan mirando a la grada. Su juego tiene una cadencia especial, nos hace felices ver como se acuna en la banda y caderea. A mí me hace feliz. Me gusta su imprevisibilidad. La rutina es aburrida pero Arda nunca es rutinario. Arda inventa. Inventa y sonríe, sonríe mucho. ¿Te parece eso poco especial?

reflexionar sobre el Ardaturanismo como fenómeno. ¿Qué es el Ardaturanismo? ¿Por qué cada vez más gente se adscribe a él? Ese capítulo es de los que más me gustan personalmente porque está estructurado en torno a las opiniones de excelentes periodistas y apóstoles del fenómeno ardaturanista. En él aparecen firmas como las de Iñako Díaz Guerra, José MiP: ¿Qué podemos encontrar en guélez, Ennio Sotanaz, Quique el libro? Peinado, Javier Díaz Gómara, Walter Zimmerman, Toño FuJ: Muchas cosas. La vida y la rillo y otras muchas que dan su trayectoria deportiva de Arda, opinión más personal sobre el desde luego. Un repaso por sus asunto. Es una gozada. mejores partidos desde sus comienzos en el Galatasaray, pa- P: Define Ardaturanismo en sando por su cesión al Manisas- una frase. por, su definitiva consagración, su papel en la selección turca J: El Ardaturanismo es saber (con especial atención a aque- que el esfuerzo no está reñido lla mítica Eurocopa de 2008), con la sonrisa. Es parar cuando su llegada al Atlético, sus éxi- todos corren y arrancar cuando tos aquí... etc. Hay multitud de el resto ha frenado. Es la segurianécdotas, de declaraciones de dad de que la estética es importoda la gente que le ha acompa- tante y de que, desde ella, tamñado estos años. Hay también bién se compite. Es la esperanza un capítulo entero dedicado a de volver a jugar en Bayrampasa 55


INTERSPORT MAGAZINE

Tenía un “no sé qué, que qué sé yo” Por Alber Gaitán (@albeR_gaitan)

E

l pasado 15 de marzo, a sus 41 años, Rivaldo anunciaba su retirada tras 23 años en la élite. El recuerdo más personal lo define como un jugador imprevisible. Su rostro, el espejo del alma. Una pierna zurda que valía por las dos; ‘pata palo’ le llamaban. Sus movimientos: finos, ecuestres. Despiadado, dentro y fuera del área. Jugaba al paso. Al trote. Y al galope. Según la situación. Abandona firme el ruedo, contando 41 primaveras a sus espaldas y unas cuantas faenas más que reúnen en su figura la discreción más determinante. Elegante

goleador, de carácter ganador y andanzas victoriosas. Rostro serio, competidor por origen, luchador y adversario temido. Si nos ponemos a ello, podemos recordar a Vitor Borba Ferreira Gomes como a uno de los más grandes de final del siglo XX. Y digo “si nos ponemos a ello” porque tal vez muchos no sepan todo aquello que hizo Rivaldo en España vistiendo la camiseta del Dépor y, sobre todo, la del Barcelona. Recordarán aquellas dos chilenas, una frente al Valladolid en el año del centenario blaugrana. La otra, en la última jornada de la siguiente temporada, para poner el broche de 56

“Elegante goleador, de carácter ganador y andanzas victoriosas” oro a una noche inolvidable en el Camp Nou: jugándose con el Valencia la última plaza de Champions y con 2-2 en el marcador, el brasileño se alzaba dentro del área para recibir un envío de Frank de Boer, acomodar el balón con aplomo sobre


INTERSPORT MAGAZINE

su pecho y que éste diera el justo rebote para, a continuación, encauzar una tijera perfecta. Como decíamos: elegante goleador. En ese instante, el tipo reservado dejaba a un lado la compostura para quitarse la camiseta y celebrar, junto a todo el estadio –incluido un Joan Gaspart desatado-, la clasificación para la Copa de Europa del año siguiente. Quién nos iba a decir, en tiempos actuales, que el Barcelona necesitaba de la última jornada para rendirle cuentas a su ídolo. Y es que en el Camp Nou siempre hubo ídolos. Ídolos pasajeros, como Ronaldo; ídolos caídos, como Figo; ídolos que nunca dejarán de serlo, a pesar de lo mucho que dieron y más pudieran haber dado, como Ronaldinho. También ha habido, y seguirá habiendo, ídolos eternos. Ahí el caso de Guardiola, o el de Puyol, que se acerca. O el de Messi, si a estas alturas necesitábamos todavía destacarle. Por caracteres, reservados fuera del campo y reconvertidos dentro del mismo, los casos de Rivaldo y el argentino se asemejan. Porque sí. Porque Rivaldo también fue ídolo. Corona la campaña 1998-1999 con la conquista del Balón de Oro, tras haber batido su propio récord de goles en Liga (24),

los cuales sirvieron para que el Barcelona saliera como campeón doméstico aquel año. El Pichichi, en cambio, se lo llevaría Raúl, con 25 tantos. En aquella época el fútbol español era distinto. En concepción, pues no se jugaba a lo mismo. Siempre habría diferencia entre los dos grandes y el resto, pero la disputa iba a más; el contacto era mayor, no había tanto respeto. El pastel se permitía estar algo más repartido: no todo era Barça o Madrid; Messi o Cristiano. También aparecía por ahí el Valencia, o incluso un Dépor con etiqueta de “súper”. Y para más prueba de ello, abríamos los ojos al exterior. Equipos como Arsenal, Lazio o Kaiserlautern se colaban, de forma esporádica, entre los punteros de sus ligas. Qué lejano parece cuando sólo hablamos de finales del siglo pasado. Estar recordando lo que para algunos eran sus años de cromos, de primeros envites virtuales a mandos de la MegaDrive y la PSone. El fútbol era de carne y hueso; había posibilidad de elegir entre verlo en los cromos y después reconocerlo en la TV, hasta jugarlo en la consola o, directamente, agarrar un balón y enfilar el portal de tu casa, de camino al parque con papá o los amigos. Añoranzas. Tenía 57

Reservados fuera del campo pero no dentro, Messi y Rivaldo se asemejan” más mérito descubrir jugadores en el discurrir del sile y el nole. Girabas aquel trozo de cartón tan preciado, te quedabas con la cara del sujeto y esperabas al resumen del fin de semana, o al siguiente Clásico, para sufrir con el dramatismo de José María del Toro, a los micros de Telemadrid, que narra la jugada de peligro, de gol, de aquel patilargo impredecible. Le llamaban “pata palo”; su zurda le bastaba. Desde este momento, el tono de mis letras se vuelve enfático. Hablamos de sensaciones, que es como mejor nos entendemos. Por lo incierto de su expresión: ¿Concentrado? ¿Enfadado? Debería estar contento por haber marcado ese gol. Pero su rostro era inalterable; yo decía que Rivaldo tenía rasgos de dinosaurio –cosas de críos-. Y a juzgar por sus actos frente al rival, me daba la razón a mí mismo. Piernas largas y movimientos finos,


“Pasaba del piaffe al passage según el ritmo del partido. Era el instinto de depredador”

quiebros ecuestres; pasaba del habló tanto de él como del “pripiaffe al passage según el ritmo mer Ronaldo”, o como de Figo, de partido. Instinto depredador. de Luis Enrique. Ni tanto como Sí, sí. El recuerdo del “dinosaude Messi. Le faltó un poco –aunrio”. La conjunción perfecta en que tampoco lo pretendió- de términos fáunicos, lo básico ese poder mediático, trascenpara un jugador de sus caractedental en toda sociedad. Pero ni rísticas: un depredador de área. siquiera por esas conseguía yo Tan pronto mediapunta como disipar, mermar ese latido acedelantero referencia. Ahí quelerado cuando el brasileño recidan los números tras su paso bía en tres cuartos de campo, de por Brasil, España, Grecia, e inespaldas o de cara a la portería. cluso Uzbekistán y Angola, ya Acojonaba (perdón). El no sé en el ocaso de su carrera. qué de su gesto, el qué se yo de al menos por mi parte, como el Porque Rivaldo, llegados a este sus amagos. Y la confirmación jugador más temible –y temidopunto, merece ser recordado, de un presentimiento. de los Real Madrid-Barça. No se 58


En nuestro nĂşmero anterior...


INTERSPORT MAGAZINE

Ferenc Puskás Por Antonio Gomariz (@NoneGL14)

S

i en nuestro último número dedicábamos la sección ‘Reyes Sin Corona’ a Ladislao Kubala, mito del barcelonismo, en esta ocasión nos detenemos en la carrera de otro de los grandes no ganadores del Balón de Oro, que hizo carrera en el Real Madrid. Nos referimos a Ferenc Puskás. En la memoria de todos, al referirnos a Puskás, aparecen sus imágenes vistiendo de blanco y sus innumerables goles con esa zurda privilegiada con la que contaba. Pero para triunfar en el Real Madrid, “Pancho” Puskás, como se le recuerda en la capital, tuvo que superar multitud de adversidades que nos parecerían impensables en el deporte de élite actual.

el Honvéd se comenzó a gestar, en torno a la figura de Puskás el germen de la mejor selección húngara de la historia que capitaneada por Puskás y rodeado de jugadores como Zoltán Czibor, Sándor Kocsis o József Bozsik lograron, de manera abrumadora, alcanzar la final del Mundial de Suiza 1954 en Comenzó su carrera profesio- la que fueron derrotados por nal en el Budapest Honvéd, el Alemania en una de las mejores equipo del Ejército Húngaro. finales que se recuerda. Con el equipo de su tierra logró grandes logros a nivel nacional Después del Mundial, su carrera y comenzó a labrarse un nom- se vio interrumpida, de manera bre como uno de los grandes abrupta por la invasión soviégoleadores a nivel europeo. En tica a Hungría. Esta sucedió 60

en 1956, cuando en Budapest Honvéd se encontraba en España, disputando una eliminatoria de la Copa de Europa contra el Athletic de Bilbao. La conflictividad del continente europeo a mediados de siglo se interpuso en la carrera de Puskás, que no pudo regresar a su país, sufriendo una sanción por parte de la FIFA, lo que le acarreó mantenerse alejado de los terrenos de juego durante dos años, frenando en seco su trayectoria en la plenitud de su carrera. Tras ser rechazado por varios clubes en países como Italia e Inglaterra, sus esperanzas de volver a


INTERSPORT MAGAZINE

“Tras dos años sin jugar y ser rechazado por varios clubes, las esperanzas de volver a prácticar fútbol de élite era nula”

practicar el fútbol de élite eran casi nulas. El destino de Puskás cambiaría cuando se interpuso en su camino Santiago Berbabeu, presidente del Real Madrid, depositando su confianza en un futbolista cuya carrera parecía vista para sentencia. El húngaro se incorporó a las filas del conjunto madrileño en 1958 pese a su deficiente forma física causada por su inactividad. Pero unos kilos de más no serían ni mucho menos suficiente para evitar que Puskás triunfara en el Madrid desde el primer momento en el que saltara al 7-3 al Eintracht de Frankfurt campo con la elástica blanca. con cuatro goles de Puskas y tres de Di Estéfano. Su periplo en Chamartín comenzó de manera brillante, de Puskás siempre será recordado la misma manera que transcu- como un delantero atemporal. rrieron las ocho campañas que Su porcentaje de goles rondó, y “Pancho” vistió de blanco. En en ocasiones superó el gol por el Real Madrid se rodeó de los partido durante toda su carremejores jugadores del momen- ra. Estadísticas únicamente al to, siendo partícipe de la posi- alcance de los estratosféricos blemente mejor generación de futbolistas actuales, que acaban futbolistas que se ha visto en el pulverizando todos los récords, club. Di Estéfano, Kopa, Grial, como recientemente hizo CrisGento jugaron junto a Puskás tiano Ronaldo con el de Puskás. en aquel Real Madrid en el que Pero la enormidad de goles anoel húngaro nunca dejó de brillar tados por el húngaro solo es encon luz propia. Como recuerdo tendible viéndole jugar. Estará de aquella generación brillante al alcance de muy pocos contar quedará como posiblemente su con semejante precisión, potenmomento culminante la final de cia, plasticidad en una pierna la Copa de Europa de 1960, en como tenía Puskás en su zurda. la que el Real Madid ganó por La efectividad con la que con61

taba cada vez que armaba un disparo es simplemente insuperable. No es casualidad que sea considerado por muchos como el mejor delantero centro del siglo pasado y es que sus movimientos dentro del área, siempre orientados de cara al gol, son prácticamente perfectos. Cuesta creer como un jugador con semejantes características nunca llegó a ser galardonado con el Balón de Oro. Que el húngaro no lograra el premio es algo que a los aficionados españoles nos afecta de cerca, pues en 1960, cuando Puskás obtuvo el Balón de Plata, el único que consiguió superarlo fue Luis Suárez, que tiene el honor de ser el único futbolista español en lograrlos. Puskás, un futbolista de otra época, adorado e idolatrado allá por donde pasó. Desde el club donde creció, el Budapest Honvéd, al club donde se convirtió en leyenda, el Real Madrid, sin olvidar el país donde nació, Hungría, y aquel que lo acogió cuando ningún otro lo hizo, España. Su legado como persona y como futbolista siempre seguirá presente y será un firme modelo a seguir, imitado pero nunca superado, por cualquier delantero centro que se precie.


INTERSPORT MAGAZINE

MU

“E mun


INTERSPORT MAGAZINE

ULTISPORT

“El deporte en serio es El deporte tiene el podertomado de transformar el guerra pero tiros”. ndo. Tiene elcomo poderlade inspirar, desin unir a la George Orwell gente como pocas otras cosas. Tiene más capacidad que los gobiernos de derribar las barreras sociales”. Nelson Mandela


INTERSPORT MAGAZINE

El novato MVP: en busca del rookie perfecto Por Adrian Beloqui (@adribeloki) y Moha Gerehou (@mohagerehou)

E

l final de la temporada regular de la NBA está cada vez más cerca y a día de hoy ya hay varias cosas decididas. Muchas son las franquicias que han optado por una temporada de “tanking” más o menos descarado, como han sido los casos de Lakers, Bucks o los horribles 76ers. La razón, evidente. El draft 2014/2015 se augura a vista de los expertos como uno de los más impresionantes de la historia de la NBA. Los nombres de Marcus Smart, Joel Embiid, Jabari Parker o Andrew Wiggins suenan con tanta fuerza para jugadores dominantes que en Inter Sport Magazine nos hemos propuesto lanzar una arriesgada pregunta al aire: ¿Cabe la posibilidad de que uno de estos jóvenes pelee por un trono de MVP en su primera temporada? La simple pregunta resultará una locura para muchos de nuestros lectores. En el mejor de los casos la probabilidad de que un fenómeno semejante ocurra es una quimera. Pero buceando en los anales de la

historia de la mejor competición baloncestística del mundo, podemos encontrar argumentos para afirmar que esta quimera puede darse. No en vano, existen 2 precedentes históricos en los que un rookie se alzó con la corona de MVP de la Natio64

nal Basketball Asociation. El primer nombre de este selectísimo club resultará harto conocido para los amantes de este deporte. No fue otro que Wilt Chamberlain, The Big Dipper, el hombre que sigue ostentando en solitario más de 60 récords


INTERSPORT MAGAZINE

históricos de la NBA, además de una decena más que comparte con otros jugadores. Entre ellos encontramos el de más puntos anotados en un partido (100 ante NY Knicks en 1962) o más rebotes capturados en un partido (55 ante Boston Celtics en Noviembre del 1960) entre otros. Como no podía ser de otra manera, Míster Record ostenta el hito de ser el primer jugador de la historia de la NBA en ser escogido Rookie Of the Year y MVP el mismo año. En su primer año en la liga el gigante pívot de Pennsylvania promedió la barbaridad de 37,6 puntos y 27 rebotes en temporada regular. Con ese abrumador dominio de la pintura, llevó a sus Philadelphia Warriors a la final de Conferencia del Este, donde fueron derrotados por los Boston Celtics del eterno Bill Russell que se convertirían en la particular bestia negra de Chamberlain. Aquellos Celtics de Russell tuvieron gran culpa de que Chamberlain ‘solo’ pudiese ganar 2 anillos a lo largo de su carrera, pocos teniendo en cuenta el increíble dominio de Wilt. Pero centrémonos en lo que nos interesa. La elección de Chamberlain como MVP de la temporada en su primer año tuvo

si cabe más mérito teniendo en cuenta que batió en las votaciones al propio Russell, dueño y señor de la NBA de la década. Podríamos decir que Russell se “vengó” de aquella derrota individual ante un rookie frustrando los intentos de Chamberlain de ganar el anillo una y otra vez. Wilt fue nombrado MVP por cuarta y última vez en la campaña 1967-68. El siguiente año

Casualidades de la vida, el destino quiso que años más tarde Unseld y Hayes formasen una de las mejores parejas interiores que se recuerdan en la historia de la NBA, llevando a sus Baltimore Bullets a cuatro finales de NBA y coronándose campeones en 1978. En esta final Wes fue nombrado MVP. Lo cierto es que Unseld nunca fue un gran anotador (promedio 10’8

Wilt Chamberlain y Wes Unseld ostentan el honor de ser los únicos jugadores de la historia NBA en ser escogidos Rookie of the Year y MVP en la misma temporada serviría para ver coronado al segundo y más desconocido protagonista de nuestro reportaje. Su nombre, Wes Unseld, otro intimidador pívot que llegó a la NBA con muchísima fuerza. En su primer año promedió unos asombrosos 18’2 rebotes en temporada regular con los Baltimore Bullets. Su ROY llegó con bastante polémica, puesto que ese mismo año Elvin Hayes tuvo mejores números que él (28,4 puntos y 17 rebotes por partido). 65

puntos en su carrera) pero está reconocido como uno de los defensores más imponentes que han recorrido las pinturas de los pabellones más legendarios de EE.UU. Aquella pareja Unseld-Hayes dio mucho juego también en lo extradeportivo. El segundo de ellos fue siempre reconocido como un jugador de difícil trato para sus entrenadores y compañeros. “Para algunos jugadores y entrenadores de los Bullets, estar alrededor de Hayes cada


INTERSPORT MAGAZINE

día suponía una tortura china”. Son palabras de John Lally, miembro del cuerpo técnico de Washington aquellos años. Hayes también criticó en medios a su compañero Unseld, del que decía entre otras cosas que no recibía las críticas suficientes por parte de aficionados y prensa. Toda una perla, Elvin Hayes, quizás “picada” desde aquella derrota en el ROY de 1968.

A lo largo de la historia varios rookies han entrado en las quinielas por el trofeo MVP sin conseguirlo La realidad actual: se avecina un draft prometedor Como hemos visto, en esos dos precedentes históricos destaca que ambos fueron pívots con grandísima presencia y fuerza en la pintura, de los denominados centers dominantes, un perfil que actualmente es un rara avis en la competición. De ahí

la gran cotización que tiene este tipo de jugador, algo que podemos comprobar en este draft de 2014 que se nos viene encima, considerado una de las mejores hornadas de los últimos años. Pese al hype que supuso desde hace un par de años la aparición de Andrew Wiggins, al que todos otorgaban el número uno a su llegada a la NBA, el rendimiento del canadiense bajó el último año. Ahora mismo el favorito a ser nombrado en primer lugar por Adam Silver es Joel Embiid, el pívot de origen camerunés y 2’13 que está maravillando en la Universidad de Kansas. Los anteriormente citados Wiggins y Embiid, aparte de Jabari Parker, Julius Randle, Marcus Smart y Dante Exum entre otros conforman una camada que promete cambiar ya no sólo el panorama de algunas franquicias, sino que pueden alterar el rumbo de la propia competición. Así ha pasado a lo largo de la historia con drafts históricos como el de 1984 (Michael Jordan, Hakeem Olajuwon, Charles Barkley o John Stockton), 1996 (Kobe Bryant, Allen Iverson, Ray Allen o Steve Nash) o el de 2003, el último gran sorteo de la liga que dio con el aterrizaje en la liga de jugadores como 66

Lebron James, Carmelo Anthony, Dwyane Wade o Chris Bosh.

Rookies de leyenda que se quedaron a las puertas Pero desde Jordan a Bryant o de Olajuwon a Lebron, nadie ha podido repetir la proeza que en su día lograron Wilt Chamberlain y Wes Unseld. Que un jugador genere tal impacto a día de hoy es prácticamente impensable ya que la complejidad de la transición a la NBA afecta bastante a todo rookie, por no hablar del amplio abanico de grandes jugadores que copan la star system de liga, algo que no ocurría en los años 60 y 70, cuando se reducía a cuatro o cinco jugadores superlativos. Ahora bien, es cierto que a lo largo de la historia de la NBA varios novatos alcanzaron en su primera temporada unos estándares que les hicieron merecedores de entrar en las quinielas de la lucha por el MVP, con números nada envidiables a los ganadores. Estos son los ejemplos más claros de jugadores que, a la postre, acabarían convirtiendo la dominación total del juego algo habitual en su carrera. Ninguno de ellos fue ROY y MVP a la vez.


INTERSPORT MAGAZINE

Lew Alcindor/Kareem Abdul Jabbar (Temporada 19691970) La llegada de Alcindor conformó otra dimensión en la NBA. Sus 28’8 puntos por partido, 14’5 rebotes y 4 ‘1 asistencias lideró a los Milwaukee Bucks para pasar de un récord negativo de 27-55 a un 56-26. Sólo la temporada de Willis Reed, el que a la postre sería campeón NBA, alejó al que sería Kareem Abdul Jabbar del trofeo de mejor jugador. Michael Jordan (Temporada 1984-1985). 28’2 puntos, 5’9 asistencias y 6’5 rebotes por partidos constituyeron la carta de presentación

del novato procedente de North Carolina. Números que presagiaron la exitosa carrera que tendría después, pero que no le sirvieron para ser nombrado mejor jugador del año. Sólo Larry Bird alejó del trofeo al por muchos considerado mejor jugador de la historia de la NBA. Larry Bird (Temporada 19791980). 21’3 puntos, 10’4 rebotes y 4’5 asistencias en su primer año sirvieron para que los Boston Celtics pasaran de un balance negativo de 29-53 en la temporada anterior a un impresionante 61-21 a la llegada del genio de Indiana. Considerado uno de los más grandes de la historia,

67

sus años posteriores no desmerecieron en absoluto lo que se vislumbró en su primer año. Lebron James (Temporada 2003-2004). El caso más reciente de un jugador que hizo grandes números en su primera temporada y que llegó a entrar en las quinielas por el MVP, aunque como es habitual en los últimos años, ningún rookie es considerado candidato real. Terminó la temporada promediando 20.9 puntos, 5.5 rebotes y 5.9 asistencias por partido, pero estos sensacionales registros no le valieron para derrotar al mejor Kevin Garnett.


INTERSPORT MAGAZINE

El regreso de Novak Djokovic Por Alfredo Malo (@A_Malo22)

N

ovak Djokovic ha sido el mejor jugador del mes de marzo. El jugador serbio practicó un tenis tanto defensivo como de ataque, como ya nos tiene acostumbrados. Pero además, ha sabido aportar a su juego una regularidad que le ha llevado a levantar los dos Masters 1000 que se disputaban en el pasado mes: primero contra Roger Federer, en Indian Wells y el segundo ante Rafael Nadal, en Miami. “Nole” se ha encargado de disipar dudas. Y es que en el momento en el que se abrían más dudas sobre sus últimos resultados, ha dado un puñetazo sobre la mesa, derrotando a dos gran-

des del tenis en sendas finales. Si bien es cierto, que las pistas rápidas y duras en las que se han disputado estos torneos beneficiaban claramente a su juego, como la tierra beneficia a Nadal. En Indian Wells, vimos a un Roger Federer sublime. El suizo demostró por qué es el tenista

Ha sabido aportar a su juego una regularidad que le ha llevado a levantar dos Masters 1000 68

más laureado de la historia, haciendo gala de sus ya conocidos golpes: una derecha imparable, un revés sólido y un saque prodigioso. Aunque también es cierto que a Roger se le hizo larga la final. La suma de todas sus cualidades no le bastó para levantar el título, ya que Djokovic supo remontar el 6-3 inicial endosado por el suizo, para acabar el partido por un resultado de 6-3, 3-6 y 6-7. De esta forma, Djokovic conseguía su primer título del año. Dos semanas más tarde, Djokovic volvía a estar en una final, esta vez ante Rafael Nadal y en Miami. Sin embargo, este partido fue totalmente contrario


INTERSPORT MAGAZINE

al que vimos ante Federer. Y es que Nadal no presentó combate. Vimos a un Rafa un tanto apático y lento de piernas, lo que le llevaba a cometer demasiados errores no forzados. Djokovic le endosó un doble 6-3 sin historia, ni siquiera tuvo que forzar la máquina. La regularidad le sirvió para derrotar al balear. Así, Djokovic lograba su segundo título de la temporada y el décimo octavo Masters 1000 de su carrera. Solo superado por los 19 de John McEnroe, los 21 de Roger Federer, los 22 de Ivan Lendel y los 26 de Rafael Nadal. La tierra batida ha llegado, a partir de este mes de abril tendremos la oportunidad de ver grandes torneos de Maestros, como Mónaco (desde el 14 hasta el 20 de abril) o Roma (desde el 12 al 18 de mayo, o el Grand Slam de Roland Garros (desde el 26 de mayo hasta el 8 de junio), donde Nadal buscará hacer historia un año más con su noveno triunfo en tierras parisinas. También podremos ver el Masters 1000 Mutua Madrid Open (desde el 5 hasta el 11 de junio y esta vez en pista indoor). Un mes después de la final de Roland Garros, comenzará el famosísimo Grand Slam de Wimbledon. Por lo tanto, podemos decir que empiezan los meses dorados del tenis.

Ganó su 18ª Masters 1000, sólo superado por los 19 de John McEnroe, los 21 de Federer, los 22 de Ivan Lendl y los 26 de Rafa Nadal Se abren muchas incógnitas a partir de ahora, ¿será capaz Djokovic de frenar el huracán Nadal en París? De hecho, el serbio ha sido el único capaz de destronar al español en Montecarlo. Lo consiguió el año pasado, tras el largo parón que sufrió Nadal debido a los problemas en sus rodillas. Más cuestiones sobre las que podremos abordar en los próximos meses, ¿podrá

69

Federer volver a levantar un Grand Slam, ya sea en Roland Garros o Wimbledon?, ¿volverá Murray con opciones claras de disputar Wimbledon o, por lo menos, de hacer un papel aceptable en tierra batida?, y David Ferrer, ¿podrá lograr su primer Grand Slam? En breve tendremos respuestas a todas estas preguntas, ahora solo queda disfrutar de este noble deporte.


INTERSPORT MAGAZINE

La Scuderia no galopa Por Daniel Asenjo (@danielele92)

C

uando hace dos semanas comenzaba un mundial que parecía, cuanto menos esperanzador para el piloto español Fernando Alonso, los aficionados a este circo del motor nos dimos cuenta de que, a pesar de las sensaciones de la temporada y de las promesas que se le realizaron al asturiano de poner en sus manos un coche competitivo, el guión era el mismo de temporadas atrás y, tanto las sensaciones como, a la postre la primera clasificación (4º en Australia) de la temporada no iban a discernir mucho de lo que veníamos padeciendo. Cuando nos acercábamos al segundo gran premio de la temporada, esta vez en

Ahora es Mercedes quien no tiene rival, los tiempos son verdaderamente dispares y las carreras son un par de horas monótonas en las que apenas hay disputas Sepang, la ilusión seguía intacta, pero la realidad era otra bien distinta. El dominio abrumador de los bólidos de Mercedes, con Hamilton y Rosberg a los mandos, dejaba a las “flechas plateadas”, como máximos favoritos a repetir victoria y, si no había fallos en el coche, conseguir el doblete. Pero los problemas no 70

iban a ser sólo esos, Vettel se metería por medio y dejaría a Fernando en otra cuarta posición que, pese a sumar puntos y colocarse tercero en el Mundial, le deja con unas pésimas sensaciones de cara a las próximas citas. Y es que al concluir el Gran Premio de Malasia, Alonso aseguró que tenía “la sensación de


ir lento”, en comparación con el resto de rivales. Los cuales hoy por hoy parecen estar un paso por delante en cuanto a mecánica se refiere. Tratando de sumergirnos en un deja vu, la pretemporada, con todos los cambios, tanto en el reglamento como en el motor de los propios vehículos, daban a entender que las circunstancias una vez comenzada la campaña no iban a tener mucha similitud con las anteriores, y el incontestable dominio de los Red Bull. Vettel y Ricciardo los dos pilotos de la escudería austriaca llegaban con serios problemas, no solo de fiabilidad y parecían estar un peldaño por debajo de los Mercedes, McLaren y los propios Ferrari. Aunque nada más lejos de la realidad una vez aterrizados en Melbourne (Australia), Mercedes se disparó, el Maclaren de Button corría más y el único dato positivo fue el abandono de Vettel. Y es que los meses posteriores al inicio de la temporada prometían una lucha mucho más igualada, con un puñado de pilotos en un pañuelo y carreras divertidas. Pero resulta que el dominio se ha invertido, ahora es Mercedes el que no tiene rival, los tiempos son verdaderamente dispares y las carreras, lejos de ser entretenidas, se han convertido en un

par de horas monótonas en las que apenas hay disputas, ya no solo por alzarse con la victoria, sino por alcanzar un cajón en el podio. Fernando Alonso sostiene que “el equipo está haciendo un esfuerzo increíble. Mejoraremos, seguro”, y es que la escudería italiana parece no alcanzar las expectativas de su piloto estrella, bicampeón del mundo. Ferrari inmerso en un mar de dudas, tenía la esperanza de poder volver a pelear, de verdad, con serias opciones por el mundial y, al parecer, se necesitan realizar muchas mejoras para que las prestaciones de sus coches estén al nivel requerido. Saben que no es la mejor manera de empezar un campeonato y, Alonso, haciendo también de portavoz aclaró que “les hubiera gustado ganar las dos primeras carreras”. Habrá que esperar para ver si los de Maranello son capaces de construir un producto más competitivo. Los meses venideros son una incógnita y, hacia donde se puede 71

dirigir este mundial es una pregunta que no sabremos resolver hasta divisar la última bandera a cuadros. Por el momento las cosas no parecen estar ajustadas, para disgusto de los aficionados que, esperaban carreras distintas a lo que hemos podido ver hasta ahora, además de ver al piloto español en lo más alto o, al menos, luchando por ese lugar. La esperanza nunca se perderá y por ello, en Ferrari, están deseosos de que el mundial llegue a Europa, donde se llevarán a cabo varias mejoras en el coche con la idea de acercarse a Mercedes, los más veloces hasta la fecha. Un trabajo que como dice Fernando tiene que ser, “un esfuerzo tremendo para estar al nivel”, no solo de los alemanes, también de Red Bull. No cabe duda de que será así y Ferrari podrá renacer de sus cenizas, de una vez por todas, para poder revalidar un titulo que no consiguen desde 2007, cuando el piloto finlandés Kimi Rïkkönen se coronara en una sorprendente temporada.


INTERSPORT MAGAZINE

Las dos caras de Duda Por José Pérez (@poti_inn)

E

duardo Sao Thiago-Lentz, mucho más conocido en el mundo del fútbol sala con el sobrenombre de `Duda´, se encuentra esta temporada en el decimotercer año consecutivo como entrenador de uno de los mejores equipos del futsal actual, ElPozo Murcia. Duda, brasileño de nacimiento y murciano de adopción, es uno de los entrenadores más laureados y queridos del panorama mundial. Como entrenador del equipo charcutero, tiene en su haber 4 campeonatos ligueros, 3 Copas de España, 2 Supercopas y 1 Recopa de Europa. Mejor entrenador de la LNFS y segundo mejor del mundo en el año 2013. A lo largo de estos 13 de años, hemos podido seguir con detalle la progresión y el desarrollo de Duda, así como también hemos podido ver las dos caras que nos ha ofrecido el entrenador brasileño. Después de varias temporadas sin títulos y con un juego que dejaba mucho que desear, ElPozo Murcia, decidió contratar como entrenador a Duda en la temporada 2001/2002 ex juga-

dor del conjunto murciano en los años 90. Esa misma temporada, el equipo charcutero fue finalista de la Copa de España y semifinalista en Liga y un año después ElPozo se proclamó campeón de Copa. Tras la salida del club de Paulo Roberto en 2005, el trabajo de Duda fue importantísimo para el relevo generacional que sufrió el equipo. Gracias a Duda y a los aciertos en los fichajes, el club ganó la liga en la 2005/2006, de ese modo los murcianos conseguían su segunda liga ocho temporadas después, revalidando su título de campeón al año siguiente. Tras un año en blanco, Duda a los mandos de ElPozo Murcia volvió a conseguir dos cam72

peonatos ligueros consecutivos y pasaron uno de los mejores años de la entidad charcutera, al ganar el triplete en 2010, Liga, Copa de España y Supercopa. Un año para recordar justo antes de que comenzara la supremacía del FC Barcelona Alusport. Un fair play para la historia Nos tenemos que remontar hasta el año 2002, al partido liguero que enfrentaba a ElPozo Murcia frente al Fiat Autoexpert Torrejón. Tras este encuentro, a priori poco transcendental, el entrenador brasileño consiguió hacerse con su particular hueco en la historia del fair play y fue galardonado con el trofeo Juego Limpio en esa temporada.


INTERSPORT MAGAZINE

Es uno de los entrenadores más laureados y queridos del panorama Trascurría el ecuador de la segunda mitad cuando, después de que un jugador del Fiat Autoexprt quedara tendido en el terreno de juego por un golpe en la cabeza, Seco marcaba un gol y ponía el 3-1 en el marcador. En ese mismo momento y tras la trifulca que se formó, Duda retiró de la pista a Seco y ordenó a su equipo que se dejara marcar un gol. Tras el gol visitante y después de jugar todo el partido el encuentro terminó con victoria para ElPozo por 4-2. “Me pareció que era lo que tenía que hacer, porque siempre me gusta ganar los puntos de forma lícita”, afirmaba el entrenador charcutero en la rueda de prensa posterior al partido. Todo el mundo quedó asombrado tras el acto de fair play protagonizado por Duda, el propio jugador autor del gol explicaba que: “yo mismo recrimine a Seco que marcase, pero una vez que pasó todo y al ver que los jugadores se apartaban llegué incluso a dudar si debía marcar o no”. De este modo, el entrenador

brasileño se metía en el bolsillo a todos los aficionados al fútbol sala tan solo unos meses después de recalar en la liga española. Desde este momento, Duda ha sido uno de los entrenadores mas queridos entre el público de este deporte. Una polémica final de Copa Para visualizar la otra cara de Duda, tan solo tenemos que remontarnos unas semanas atrás, al partido correspondiente a la final de la Copa de España de este mismo año disputada en Logroño. Tras superar sin ningún problema el partido de semifinales, Inter Movistar y ElPozo Murcia se iban a enfrentar en uno de los duelos más lujosos que se pueden ver en el fútbol sala nacional. El partido empezaba perfecto para el equipo de Duda, puesto que Alex adelantaba a los suyos en el primer minuto de partido. Poco le iba a durar la alegría a los murcianos ya que Batería pondría de nuevo las tablas a los pocos minutos. Tras el empate, Juampi pondría otra vez por delante a los charcuteros antes de que empezara toda la polémica. En el minuto 15 de partido, Cardinal recuperaba un balón en mitad de pista después de hacer una falta muy clara sobre Adri que los árbitros no pitaron. 73

Ya con la pelota en los pies, el pívot portugués hacía el empate a dos, tanto que hacía a Duda saltar molesto del banquillo y encararse a los colegiados con insultos y malas palabras, todo reflejado debido al micrófono que llevaban ambos entrenadores. Aunque esto solo acababa de empezar, esta no iba a ser la mejor noche para la pareja arbitral designada para dirigir la final. A falta de un minuto para el descanso, Rafa detiene un doble penalti pero el árbitro lo manda repetir, anotando Nano Modrego el 3-2 en el segundo lanzamiento. Duda seguía sobresaltado, caliente y discutiendo con los árbitros. Cuando solo faltaba un minuto para terminar el partido, Gréllo hacía el empate a tres, aunque a falta de un segundo, Batería conseguía batir a Rafa y poner fin a una fatídica final de Copa para los murcianos. El horrible saber ganar de algunos jugadores interistas, junto con el exceso de prepotencia de algunos nombres muy laureados en la historia del club madrileño, sacaban por completo de sus casillas a Duda. Encontronazos, empujones, insultos y una imagen lamentable del entrenador brasileño empañaron una muy bonita y apasionante Copa de España 2014.


INTERSPORT MAGAZINE

El problema interminable de la Liga Endesa Por Miguel Ángel Zuazua (@zua5)

L

a Liga Endesa -ACB para los nostálgicos- y el baloncesto en España en general está pasando por unos años en los que, si algo no cambia, tiene pinta de acabar muy mal las cosas. Actualmente podemos ver problemas de todo tipo como por ejemplo equipos que se ganan subir de LEB a la Liga Endesa en el campo, y que por problemas económicos no pueden llegar a jugar el año siguiente donde les corresponde. Hay equipos con múltiples pro-

En el Bilbao Basket es tal la deuda que Vasileiadis y el entrenador Katsikaris van a llevar a juicio al equipo

blemas, entre ellos por falta de dinero y por lo tanto jugadores que no cobran como puede ser el Bilbao Basket o el CB Valladolid, que hasta este año estaban bien. En el caso del Bilbao Basket, es tal la deuda que hasta los ex del conjunto bilbaíno, Vasileiadis y el entrenador Katsikaris van a llevar a juicio al equipo, ya que les deben dinero del año nador, que se dice pronto y sin pasado. Se habla de una deucontar con los jugadores que da de 250.000 sobre el jugador tienen actualmente en plantilla. y 400.000 en el caso del entre74


INTERSPORT MAGAZINE

El equipo ha pasado de la gloria al fracaso en cuestión de poco tiempo y los jugadores ya habían recibido la opción por parte del club de negociar con otros equipos en caso de no poder pagarles. A día de hoy todavía se espera que mejoren las cosas, buscan sponsor para el club y otras formas de traer dinero, pero todavía se vive una difícil situación. Otro de los equipos más afectados por esta “crisis” es el CB Valladolid, que ha visto como en lo que llevamos de temporada muchos jugadores han ido y venido por el conjunto vallisoletano. Poco a poco han ido aumentando los problemas económicos, hasta tal punto que hoy día no se puede asegurar que no vaya a moverse nadie más del equipo de aquí a final de temporada. Se habla de llegar a tener deudas de hasta 7 millones de euros, pero eso no es todo, el CB Valladolid encima es colista de la Liga y parece ser que el año que viene quizás los dos equipos que asciendan tendrán dinero para jugar en la Liga Endesa, por lo que ya no serviría ser penúltimo como en años anteriores. A

sea a día de hoy igual que la NBA, poco a poco la van cuidando, haciendo programas semanales sobre la competición y de forma dinámica. Eso, a día de hoy con la Liga Endesa o categorías inferiores queda a años luz y vemos como poco a poco se va debilitando la Liga. Personalmente creo que todo pasa por una liga más competitiva, una Liga en la que pudieran competir con los dos colosos de la competición el resto de equipos. No le va a interesar a ninguna cadena de televisión retransmitir partidos en los que no hay mucha competitividad o disputa y hoy en día puede ser uno de los principales problemas en la lucha por conseguir un sponsor que publicite bien a la Liga o una cadena de televisión que la emita. Si quieren una oportunidad, nada mejor que el Mundial 2014 que se disputará en España, nada mejor que eso para dar más publicidad a la Liga Endesa y al baloncesto en España, a los estadios de los que disfrutamos y la afición que hay. Ahora, todo queda en manos de los que “saben”.

Las televisiones no le hacen ningún favor a la Liga pero,

¿los dirigentes buscan acaso opciones por las que publicitarla? día de hoy, todavía se rumorea que el equipo pueda desaparecer, pero aún hay esperanzas dado que los rumores no vienen de este año. Un problema del que quizás se hable menos, pero que está ahí es lo mal que lo pasan equipos de mitad de tabla, que sin tener que sufrir económicamente ven como estrellas de sus equipos abandonan a mitad de temporada. Es el caso de Shermadini o Muscala por ejemplo, que tras hacerlo bien en CAI Zaragoza y Rio Natura respectivamente, han acabado saliendo de los clubes. Pero donde realmente viene el problema grande de la Liga es lo poco que se cuida. Las televisiones no le hacen ningún favor a la Liga, pero… ¿los dirigentes de la Liga Endesa buscan acaso opciones por la que publicitarla? Hemos visto como este año Canal+ ha comprado los derechos de la Euroliga y aunque no 75


INTERSPORT MAGAZINE

NO HACE FALTA DECIR NADA MÁS “Puyol

pone la cara donde a cualquiera le daría miedo meter el pie” - Franco Baresi


INTERSPORT MAGAZINE


INTERSPORT MAGAZINE

EL

FALSO TUIT Por Moha Gerehou

78


INTERSPORT MAGAZINE

El mes pasado inauguramos esta sección satírica y de humor, centrándonos en una de las partes más visibles de nuestra sociadad actual, que no son otras que las redes sociales. Entre las polémicas más sonadas de este último mes nos encontramos con la sanción impuesta por la FIFA de dos mercados de fichajes sinpodeer realizar ningún movimiento, ya sea de entrada o de salida de jugadores. La causa irregularides provocadas en la joya de la corona de culés: la Masía.

Las redes sociales no tardaron nada en hacer parodias en relación a la sanción al club catalán, principalmente colgando imágenes de niños con camisetas del equipo por los que supuestamente iban a fichar. Al margen de ellos, algunas meteduras de pata de periodistas o directamente mentiras (como hace Josep Pedrerol). Pero si hay algo que hemos descubierto en la red, y concretamente en Twitter, ha sido el poder ser espectadores de lujo de auténticos piques entre per79

sonajes famosos, futbolistas y periodistas. Así, recientemente veíamos como la cuenta tuitera del PSG se mofaba constantemente de la del Chelsea. O como, en otro tono diferente, Álvaro Arbeloa manda recaados a su alrededor a través de publicaciones cargadas de intención en Twitter, atacando a todo el que se pusiera enfrente. Y eso a nosotros, como observadores de todo lo que acontece en el mundo del deporte, ahí estaremos para parodiar lo que pase en el mundo 2.0.


Inter Sport Magazine, Abril 2014  

En esta cuarta edición hemos puesto el foco en Carles Puyol, el eterno capitán culé que anunció su retirada del Barça para este final de tem...

Inter Sport Magazine, Abril 2014  

En esta cuarta edición hemos puesto el foco en Carles Puyol, el eterno capitán culé que anunció su retirada del Barça para este final de tem...

Advertisement