Page 67

Frío Yo sabía que ese espejo era un portal de entrada a otra dimensión. A veces, cuando me miraba en él, percibía como una onda a mis espaldas, como una ráfaga que quitaba el polvo de las cosas y dejaba todo más brillante. Nunca me había animado a tocarlo, pero podía sentir un calor que emanaba de él al acercar mis manos. Curiosa por naturaleza y atenazada por el duro invierno y el hambre de la guerra, decidí probar mejor suerte cruzando al otro lado. Primero

probé

con

una

mano,

que

saqué

rápidamente

comprobando que había tomado un leve color rosado y estaba tibia. Pensé que en aquel lugar definitivamente no hacía frío y seguramente tendrían comida. Crucé de un salto. No podía definir el lugar, pero allí no tenía hambre, ni sed, ni frío. Solo una sensación de paz y bienestar. Al volverme hacia el espejo, me asombró ver a una niña parecida a mí recostada en el suelo, cubierta de escarcha. Claudia Sánchez Buenos Aires, Argentina

!

&&!

Destellos en el cristal  

Antología de microrrelatos de espejos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you