Page 28

A finales de la década de los 80, la industria vinícola en México atravesaba una crisis: la producción pasó de estar a cargo de veinte a sólo cuatro compañías y había incertidumbre acerca de cómo este sector podría sobrevivir y ganar la preferencia del mercado nacional. Uno de los problemas principales era que el vino producido en México sólo trataba de imitar otros vinos del mundo. Por fortuna, algunos emprendedores y enólogos se dieron cuenta de la necesidad de dotar al vino mexicano de una identidad propia. Cuando lograron demostrar que era posible hacer un buen vino con personalidad mexicana y mantenerse económicamente, estas casas vinícolas empezaron a obtener reconocimiento y otros vitivinicultores siguieron su ejemplo. Actualmente podemos encontrar una gran variedad de etiquetas elaboradas por productores con las características más diversas. Si bien el consumo per cápita es bajo, el mercado mexicano está creciendo a un ritmo mayor que la capacidad de la industria, poco a poco los mexicanos estamos descubriendo que el vino mexicano tiene muy buenos exponentes y calidad. Por sus características únicas el vino mexicano compite exitosamente en todo el mundo. Además de promover el desarrollo de la industria, beber una copa de vino al día aporta beneficios como: mejorar la memoria, prevenir cataratas, disminuir las caries, mantiene en un nivel saludable las grasas y el colesterol, previene la hipertensión, además de muchos efectos salutíferos más. No olvidemos el placer que representa acompañar los alimentos con una bebida que resalta los sabores y nos transporta en un viaje sensorial, un viaje diferente en cada botella. Te invitamos a probar el buen vino mexicano y ¡disfruta los sabores característicos de México!

26

INTERACTUANDO MARZO 2017

Revista Interactuando Marzo 2017  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you