Page 1

Peor aún, de acuerdo al referido decreto, las misiones serán contratadas para sostener y organizar con el apoyo de las entidades del Estado “comunas y cooperativas con los diferentes núcleos humanos de su influencia, asegurándoles zonas de asentamiento comunitario, muy especialmente en las proximidades fronterizas de las provincias Amazónicas y Esmeraldas, apoyando y fomentando la apertura de caminos de penetración a esas zonas”. Cuán pobre será la visión que tienen los gobernantes respecto de los procesos político- organizativos de los indígenas y campesinos como para que se sientan en la necesidad de contratar a la misiones para que les organicen y asignen territorios.

En el fondo, lo que expresa el Decreto 1780 es que, respecto de los indígenas y campesinos pobres, la posición del gobierno del Socialismo del Siglo XXI se parece atávicamente a la del Conservadorismo del Siglo XIX. Los mira como víctimas de alguna clase de minusvalía que los vuelve seres necesitados de amparo y tutelaje. Esto choca y repugna a una ética contemporánea fundada en los derechos humanos y que hoy en nuestro país se expresa, gracias a la permanente lucha y movilización de la CONAIE y de otros movimientos sociales a lo largo de décadas, en una Constitución que proclama al Ecuador como un Estado Constitucional de derechos y justicia, intercultural, plurinacional y laico.

No se requiere de mucho. Solo de aceptar con humildad los errores, olvidar la prepotencia, descender de la nube y asumir que en un país plural, todos tienen una palabra para decir y el derecho a ser escuchados con respeto. Referencias 1 http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/zumbahua-espera-acorrea-para-posesion-256033-256033.html

Parecería haber una suerte de obstáculo conceptual que impide al gobernante ver en los indígenas un sujeto, pensante y actuante, capaz de ejercer derechos y contraer compromisos Más perversa aún aparece la idea de que las misiones jueguen el rol de fomentar caminos de penetración a las zonas de frontera. No olvidemos que en la frontera está, por ejemplo, la Cordillera del Cóndor donde se libra un conflicto entre los Shuar, propietarios ancestrales de los territorios y las empresas mineras que quieren penetrar en ellos, para lo cual necesitan caminos. Precisamente allí, misioneros salesianos han venido promoviendo la defensa de los derechos territoriales de los indígenas frente a la minería transnacional. ¿Por qué deberían cambiar su rol al de fomentadores de caminos de penetración?

El autoritarismo no requiere acuerdos programáticos, se conforma con mayorías negociadas por cargos o prebendas. Un gobierno genuinamente democrático y progresista, requiere de grandes acuerdos nacionales sobre un programa mínimo que ya fue definido en Montecristi y elevado a la categoría de texto constitucional.

2 Ver al respecto Acosta, Alberto ¿Hace agua la Constitución de Montecristi?. Julio 2009. http://www.llacta.org/notic/2009/not0001.html

5. El acuerdo nacional como un reto

El Gobierno del Presidente Correa está llamado a revisar permanentemente su lectura del país. La coyuntura de inicio de un nuevo período presidencial puede ser propicia para grandes cambios de timón. La construcción de un acuerdo nacional no excluyente con diversos sectores es un imperativo para la profundización de la democracia. Pero ese acuerdo es imposible mientras no haya un reconocimiento desde el poder, de la capacidad de interlocución de los otros sujetos políticos y sociales, no como meros lzados en la Asamblea, sino como titulares de derechos.

3 Ver Escrito de Contestación a la demanda de inconstitucionalidad de la Ley Minera, presentado por Alexis Mera Giler, Secretario Jurídico de la Presidencia de la República ante la Segunda sala de la Corte Constitucional en el caso No. 0008-09-IN (fojas 163 y siguientes) 4 http://kintto.obolog.com/ecuador-transito-amaguana-rafaelcorrea-movimiento-indigena-253372 5 Oficio No. 0147 DPG-DM/179-SJ-ALE-2009 6 Medidas Provisionales dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos el 6 de julio de 2004, en el caso del Bloque 23. Reclamación en la que se alega el incumplimiento por Ecuador del Convenio sobre pueblos indígenas y tribales, 1989 (núm. 169), presentada en virtud del artículo 24 de la Constitución de la OIT por la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Sindicales Libres (CEOSL). Resolución del Consejo de Administración de la OIT. 2002 (Bloque 24).

Peligroso juego: economía y diálogo de sordos

a2

Julio José Prado pradojj@hotmail.com

En algún momento todos somos oferta y todos somos demanda. Entonces solo era cuestión de tiempo: o los empresarios se volvían más positivos, o los consumidores se volvían más negativos… Desde hace casi 6 años, el Dpto. de investigación del IDE en base a encuestas de Informe Confidencial (800 encuestas en Quito y Guayaquil en forma aleatoria), viene calculando el Índice de Expectativas de Consumo, que mide las percepciones de los consumidores frente a la economía. En términos sencillos y muy resumidos, cuando el IEC supera los 100 puntos hay mayores expectativas positivas, y vicerversa (cuando cae bajo 100). Con el nuevo Gobierno, vinieron nuevas esperanzas y nuevos ofrecimientos, todo esto de la mano de una excelente campaña de propaganda de las nuevas autoridades, contribuyeron al crecimiento de las expectativas de los consumidores. Desde finales de 2006 hasta los primeros meses de 2007, sucedió algo que rompió cualquier proyección. Por primera vez (desde que comenzamos a calcularlo), el IEC superó la barrera de los 100 puntos; los consumidores nos estaban diciendo que sus expectativas económicas eran mayoritariamente positivas. Si se hacía un corte de la serie, por ejemplo, en abril del año 2007 cuando el IEC alcanzó los 112 puntos, y viendo la fuerza con la que las expectativas de los consumidores venían creciendo, se podía esperar que la economía creciera también en forma vigorosa, pero lastimosamente los actores económicos parecían listos a unirse a la fiesta. Algunos grupos empresariales habían

mostrado cierto escepticismo frente al discurso Oficial. Para tratar de medir las percepciones de los empresarios, el Dpto. de Investigación del IDE, llevó a cabo una serie de encuestas online entre diferentes grupos de empresarios. Claro está que estos resultados reflejan solo la percepción de un grupo de empresarios de Quito y Guayaquil, y no se pueden generalizar, pero creemos que es una buena aproximación para saber lo que opinan personas vinculadas a grandes y medianas empresas (más de 300 empresarios respondieron).

Entonces solo era cuestión de tiempo: o los empresarios se volvían más positivos, o los consumidores se volvían más negativos… lógicamente cruzamos los dedos para que fuera la primera, pero eso no fue suficiente.

Avivando el fuego…

Cruzar los dedos para que los empresarios se vuelvan más positivos, no fue suficiente, porque los señales de la economía fueron confusas (o demasiado claras,

Tabla 1. Abril/Mayo 2007: ¿Cómo cree que estará la economía del país el próximo año? EMPRESARIOS CONSUMIDORES

MEJOR

PEOR

8% 60%

62% 7% Fuente: IDE

Al ver estos números, que reflejan visiones tan distintas, quedó claro que estábamos ante dos países, y teníamos un gran problema, porque tal como lo comentamos en nuestros análisis de aquella época, esa división tan profunda entre consumidores y empresarios no se puede mantener durante mucho tiempo, porque todos somos parte de la misma economía. En algún momento todos somos oferta y todos somos demanda.

según se quiera ver). Inflación creciente, bajo crecimiento económico, no negociación de tratados comerciales con EEUU, Asamblea Constituyente, política comercial restrictiva, declaraciones agresivas para la Inversión nacional y extranjera, entre varios otros temas crearon temores entre los inversionistas privados del Ecuador.

www.poderes.com.ec


Tabla 2. Abril/Mayo 2008: ¿Cómo cree que estará la economía del país el próximo año? EMPRESARIOS CONSUMIDORES

MEJOR

PEOR

9% 24%

62% 35 % Fuente: IDE

Tal como se puede apreciar en la tabla 2, durante el año 2008 los empresarios se mantuvieron muy negativos continuando con la tendencia del año 2007, pero la novedad fue que los consumidores se sintieron bastante más negativos. Eso lógicamente iba a reflejar un problema en el dinamismo de la economía, a menos que hubiese una intervención específica del Gobierno. ¿Por qué? Cuando hay problemas, la racionalidad y la lógica económica nos dice que debemos reducir el gasto, consumir menos, tomar menos riesgos e invertir menos, hasta que las cosas vuelvan a su rumbo. Esa decisión que es tan acertada en cada familia y en cada empresa, cuando se multiplica por miles o millones al nivel de un país, genera menos dinamismo económico, más desempleo, y caída de los ingresos, que finalmente terminan por afectar a las mismas familias y a las mismas empresas. Lo que sirve y es lógico a nivel micro, no siempre lo es a nivel macro. ¿Cómo romper esta trampa económica?

economía (aquí y el cualquier parte del mundo) es el sector privado, y si las empresas no encuentra la motivación y los incentivos adecuados para invertir, ampliar las producción y quedarse en el Ecuador estamos generando un vació económico que más temprano que tarde nos pasa la factura. Aquí nos queda una lección muy clara: las expectativas (y los incentivos) son importantes, porque son las que dan forma a las decisiones económicas. Nada ganamos si es que los consumidores son muy positivos y los empresarios muy negativos, es más, tenemos mucho que perder como sociedad si estas dos visiones se mantienen porque la evolución económica nos ha permitido saber y constatar que no existe ninguna posibilidad de que el Gobierno asuma el papel de la empresa privada, al menos no si es que lo que se quiere es una economía próspera y competitiva.

Cuando estamos en bonanza el Estado debe proporcionar el ambiente adecuado para la competencia y la productividad, y estar vigilante porque los mercados son propensos a las burbujas Ahí es donde el Estado entra en escena. Es el único agente económico que tiene clara la película a nivel “macro”, pues tanto las familias cuanto las empresas van a velar siempre por sus intereses individuales (“micro”). Gracias a los ingresos que ha recolectado vía impuestos (o como en Ecuador vía producción petrolera) el Estado, tiene la capacidad de revertir los ciclos económicos adversos, y enviar señales positivas a las familias y a las empresas que no quieren consumir o invertir. Los mercados y los Gobiernos, están interrelacionados y no pueden funcionar el uno sin el otro. Cuando estamos en bonanza el Estado debe proporcionar el ambiente adecuado para la competencia y la productividad, y estar vigilante porque los mercados son propensos a las burbujas (creo que hoy por hoy de eso no queda duda). Cuando estamos en crisis, se vuelve el aliado directo del mercado, invirtiendo y llenando los vacíos que está dejando la actividad privada. Podríamos resumir la participación del sector público en la siguiente frase: La intervención del Gobierno en la economía es como un bisturí, si se utiliza adecuadamente, corta el tejido dañado y salva al paciente; si se utiliza mal, genera más daño del inicial, corta donde no debe, y mata al paciente. ¿Qué pasó en el Ecuador durante el 2008? Justamente eso. El Gobierno tuvo ingresos extraordinarios gigantescos producto de un precio de petróleo que estuvo por la nubes, y eso sirvió para mantener un gasto público alto que se fue canalizando tanto por el lado de la inversión, como por el lado de sueldos y salarios. En definitiva el gasto del Gobierno creció en un valor cercano al 60% entre 2007 y 2008. Por eso es que el resultado económico del año pasado fue muy bueno para la mayoría de empresas; el Gobierno reemplazó la caída en la actividad privada y la inversión. Esa es una buena noticia en el muy corto plazo pues significa que la recesión económica podía haber sido peor de lo que se está sintiendo hoy por hoy. Pero para ser objetivos, hay decir que un gasto de gobierno más alto no soluciona todos los problemas, solo los pospone. El motor de la

www.poderes.com.ec

El país mal. ¿Y tu empresa? Bien, gracias.

Los empresarios que encuestamos, creen en su gran mayoría (82%) que la economía del país está mal con respecto al año pasado. Cuando hacemos la misma pregunta pero haciendo referencia a las ventas de su empresa, solo el 23% nos dice que están peor y el 43% dice que están mejor. Aquí hay algo extraño. ¿Cómo puede estar mal la economía y bien la empresa? ¿No son todos parte de la misma economía? Es por este tipo de hechos, que resulta tan complicado analizar la economía ecuatoriana… y es por eso mismo que resulta tan complicado hacer estrategia empresarial.

son nuestros empresarios, quienes saben sobreponerse y pasar por encima de cualquier obstáculo, pero lamentablemente esta es la receta de un desempeño económico mediocre a nivel de país.

Un gran riesgo y una luz.

Thomas Friedman en su famoso libro “La tierra es plana”, da las pautas de por qué ese comportamiento es tan peligroso. En pocas palabras, dice que la diferencia entre los países que crecen y los que se quedan atrás, son tres cosas: reformas al por mayor (macroeconomía), reformas al por menor (microeconomía), y los “intangibles”. Friedman, le da mucha importancia a estos intangibles y sostienen que esa es la verdadera semilla del desarrollo de los países; entre ellos se incluye: una clase política menos corrupta, un Gobierno dispuesto jugarse por objetivos de largo plazo, unas élites dispuestas a poner sus intereses a un lado, y una población con una cultura de proactividad y trabajo fuerte (entre otros temas). Por lo tanto el riesgo de profundizar la polarización entre dos países, está muy claro. Todavía tenemos cierta estabilidad macro pero el tiempo se agota, hemos hecho poco en la parte micro, y si continuamos por esta senda habremos perdido la batalla en la parte de intangibles. Todos somos culpables. El Gobierno, que no busca el diálogo con los empresarios y envía señales e incentivos errados; los empresarios, que han aprendido a trabajar en solitario y se niegan a dar el primer paso para acercarse al Gobierno; las élites, que pocas veces se han sentado a ver más allá de sus intereses particulares; el pueblo que ha aprendido a vivir en el corto plazo y el paternalismo; y así podríamos seguir… No todo es malo. La oportunidad de cambio que nos otorga el escenario actual es interesante, porque pocas veces se había visto un Gobierno con tanto apoyo popular. La gente tiene ganas de creer, de cambiar, y eso se refleja en los índices de expectativas que hemos presentado en este documento. Si encaminamos en forma adecuada esas expectativas positivas podemos dar un giro en la economía. Para eso es importante entender que el Gobierno, los empresarios y los consumidores forman parte de la misma economía, y que nada pueden lograr trabajando aislados. Lamentablemente el calendario

Tabla 3. Abril/Mayo 2008: Percepción de los empresarios ¿Cómo está la economía del país ¿Cómo están las ventas de su respecto al año pasado? empresa respecto al año pasado?

MEJOR PEOR

3% 82%

43% 23 % Fuente: IDE

Nuestra explicación (limitada por el asombro ante los resultados), es que este es un efecto directo de haber fomentado, tolerado o permitido, la polarización de la economía entre consumidores y empresarios, entre ricos y pobres, entre los buenos y los malos. Es un círculo vicioso que se viene cocinando desde hace mucho, pero puede estar encontrando un caldo de cultivo para desarrollarse y crecer en los últimos años.

político, que vive del corto plazo, no es lo mejor para una economía que debería pensar un poco más allá de la siguiente elección presidencial…

Este resultado, sugiere que los empresarios crean una barrera muy clara entre lo que es la economía del país, y lo que es su empresa. Esto es peligroso para el desarrollo del Ecuador porque implica que algunos empresarios han perdido la confianza en el Gobierno (en el actual y en los anteriores), y están dispuestos a seguir sus actividades privadas, “sin importar lo que hagan los políticos”. “Allá la economía, aquí mi empresa”. Eso puede ser una muestra de lo emprendedores y aguerridos que

Rodriguez María José, El alien de los dos países, Revista Perspectiva IDE.

Referencias Friedman Thomas, The World is Flat, Farrar Straus & Giroux Ideinvestiga.com, Indice de Expectativas de Consumo, series históricas.

Prado Julio José, Empresarios de Marte Consumidores de Venus, Revista Perspectiva IDE. Prado Julio Jose, Expectativas en el Verano 2007, Caso de Estudio, IDE. BCE, Encuestas de confianza empresarial, varios números. Porter Michael, On Competition, HBS

Peligroso juego: economía y diálogo de sordos  

Autor: Julio José Prado

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you