Page 37

tor del pueblo son fundamentales para que puedan radicalizarse los conflictos y triunfar. ¿Cómo lucharon los estudiantes chilenos recientemente en nuestro país hermano? Ellos nos mostraron un camino que nosotros reivindicamos: enfrentaron el avance de los pacos resistiendo con organización, combatiendo con las herramientas del pueblo. Recordemos el conflicto del 2010 en Sociales, donde luego de 45 días de toma sin respuestas los estudiantes decidimos radicalizar nuestras medidas tomando el Ministerio de Educación Nacional, logrando una conquista histórica: los fondos que faltaban para la construcción del Edificio Único. Aprendamos del pueblo trabajador griego que enfrenta las políticas imperialistas de ajuste de su gobierno con huelgas activas donde se preparan para combatir contra las fuerzas de persuasión, donde hacen arder bancos y edificios públicos enteros, donde los gases lacrimógenos no alcanzan para disuadir una protesta. Esta discusión no puede esquivarse ni simplificarse. Más de una vez escuchamos a compañeros de lucha calificar de “tira piedristas”, “aventureristas”, “foquistas”, “vanguardistas” o peor aún, de “infiltrados”, a compañeros que proponen organizar la defensa de nuestras medidas. De la misma manera, se cae en polarizaciones planteando que determinadas reivindicaciones se resuelven “políticamente”, desconociendo que las medidas de lucha no dejan de ser “políticas” por ser más o menos combativas y que ambas cuestiones no son excluyentes. Menos aún cuando el argumento para no organizar la defensa de una manifestación es “no va a pasar nada”, “el gobierno no va a pagar el costo político de reprimir”, cuando la represión se sucede cotidianamente, habiendo mas de una decena de asesinados en movilizaciones populares en nuestro país durante los gobiernos kirchneristas 10 11 . Somos conscientes de que la propaganda del sistema demoniza las luchas del

pueblo trabajador y los sectores aliados como los estudiantes. Demoniza los cortes de calle, las tomas de espacios públicos, y cualquier tipo de manifestación y protesta. Pero esto es incluso mucho más grave cuando sucede desde organizaciones compañeras, ya que le dan razones y legitiman la propaganda oficial. En la CEDP entendemos que estas discusiones hay que darlas de cara al movimiento. De la misma manera que cuando se llevan adelante medidas de lucha tenemos la responsabilidad de cuidarnos (es decir, de realizar la autodefensa de la medida), también tenemos la responsabilidad de dar estas discusiones y resolverlas en nuestros ámbitos democráticos de organización, como las Asambleas y demás espacios de base. Es por eso que no creemos que estos planteos nos “aíslen” de las masas, como suelen decir organizaciones compañeras que en realidad muchas veces parecen buscar un pretexto para no llevar adelante estas posiciones políticas. Somos conscientes de que estos de-

Enfrentamientos entre los Carabineros y los estudiantes, durante las manifestaciones del Estudiantazo Chileno de 2011.

bates son complejos y que la ideología dominante hace que muchas veces incluso nosotros mismos reproduzcamos motes y adjetivos que en realidad solo tienen fundamento en la necesidad oficialista de deslegitimar la lucha del pueblo. Nuestra intención es, con las tensiones y discusiones que ello implica, llevar estas discusiones al seno del movimiento. Buscamos contribuir a la praxis cotidiana, queremos construir un movimiento estudiantil que retome de su mejor tradición de lucha, de sus mejores ejemplos históricos como el Rosariazo, como el Cordobazo, como el ejemplo de los estudiantes Chilenos o incluso el nuestro en 2010, para vencer. 1 Guevara, Ernesto, El Socialismo y el hombre en Cuba, 1965 2 Guevara, Ernesto, Mensaje a los Pueblos del mundo a través de la Tricontinental, 1967 3 Néstor Khoan, Por la Revolución Mundial, 2002 4 Lenin, I. Vladimir, El Estado y la Revolución, Pp 14, Buenos Aires, Prometeo, 2008. 5 El caso de Luciano Arruga es muy ilustrativo al respecto: la policía que lo levantó porque él no quería salir a robar para ellos, tenía sede en un destacamento abierto a partir del pedido de “mayor seguridad” por una parte de los vecinos del barrio. 6 Es importante aclarar que cuando hablamos de expresiones organizadas o espontáneas nos referimos a cuál factor de estos priman más sobre el otro pero sin dejar de reconocer que ambos se dan de manera simultánea en muchos casos. 7 Fueron jornadas en donde el pueblo alcanzó altísimos niveles de combatividad llegando a desbordar por completo a la policía federal como en el caso del Cordobazo. 8 Fueron importantes en ese período organizaciones político-militares como el PRT, OCPO, FAR, entre otras. 9 Ponemos este término entre comillas ya que, como explicamos más arriba, toda violencia del pueblo es, en última instancia, una respuesta a la primera violencia intrínseca de este sistema. 10 El docente Fuentealba en 2007 en Neuquén; el trabajador del ajo Juan Carlos Erazo, en 2008, en Mendoza; el joven Facundo Vargas, en Pacheco, durante una movilización contra el gatillo fácil; Sergio Cárdenas y Nicolás Carrasco, en 2010, en igual circunstancia, pero en Bariloche; los Qom Mario Gomez y Roberto López en 2010 en Formosa; Mariano Ferreyra, en el ataque a los trabajadores ferroviarios en 2010; los tres asesinados en la represión del Parque Indoamericano Puña, Salgueiro y Álvarez, el mismo año, y, en 2011, Ariel Farfán, Felix Reyes Pérez, y Victor Heredia, los tres asesinados en el desalojo de las tierras del Ingenio Ledesma, en Jujuy.

Pag. 35 | Tinta Roja | Publicacion de la CEDP

Tinfa Roja n°1  

Revista de reflexión y discusión de la CEDP.

Advertisement