Page 14

to obrero, así como por la capacidad de enfrentamiento con las fuerzas represivas y el nivel de combatividad que presenta el sector. Los asesinatos de los compañeros Santiago Pampillón, Bello, Cabral, y Norberto Blanco son una expresión de la dureza con la que la dictadura militar actúa contra el estudiantado. El caso

tores, es que se dan la mano no de manera espontánea o a través de consignas, sino que desarrollan y llevan adelante las luchas de conjunto: se realizan asambleas, se organizan planes de lucha y a partir de allí el encuentro callejero tiene un potencial aún mayor. De la misma manera que Pablo Bonavena, no

" La arcilla fundamental de nuestra obra es la Juventud; en ella depositamos nuestra esperanza y la preparamos para tomar de nuestras manos la bandera" Ernesto Che Guevara de Norberto Blanco es paradigmático ya que, además de estudiante era obrero aprendiz de metalúrgico. Su sepelio, en el marco del Rosariazo, es financiado por la UOM local y termina convirtiéndose en una manifestación popular de más de siete mil personas en donde convergen obreros y estudiantes, recorriendo toda la ciudad en caravana. Lo significativo de todo este proceso de construcción y organización política en donde convergen ambos sec-

creemos en las explicaciones de tipo “volcánicas”, que remiten a estallidos o insurrecciones espontáneas puntuales para explicar los “Azos”, sino en procesos políticos con una acumulación y desarrollo previos. Es decir, al tiempo que cada sector se conforma como tal luchando por sus reivindicaciones, crecerá su coordinación y los niveles de conciencia, así como la combatividad de sus luchas. En el caso de los Rosariazos, en Mayo- Septiembre de 1969, en donde –siguiendo el planteo de las

hermanas Balvé- la lucha de calles se termina convirtiendo en lucha de clases con los obreros a la cabeza, abriendo una nueva etapa en la historia argentina 6, Bonavena y Millán explican: “Es notable la conjunción entre el alza de la movilización estudiantil y el alza general de la lucha de clases en Rosario durante estos meses. Por otra parte se hace visible la experiencia de lucha callejera del movimiento estudiantil, expresada en su repetición y su capacidad de batir en ocasiones a las fuerzas represivas. También se nota una radicalidad política; en épocas de grandes luchas vuelve a ponerse en debate elementos de la Reforma Universitaria de 1918; procesando esta identidad reformista como radicalidad política antiimperialista, tal como se expresó en el repudio a la visita de Rockefeller. Así también se puede apreciar el papel que juegan las luchas a la hora construir al movimiento estudiantil. Sus niveles organizativos (expresados en la masividad de actividades, en poder sostener a mediano plazo la radicalidad de las mismas, en sus organizaciones concretas, en su ideario, etc) muestran un desarrollo que supera su techo corporativo y gremial, pasando a la lucha política componiendo y potenciando fuerzas con otras fracciones opositoras a su enemigo: la dictadura de Onganía. En este sentido las alianzas obrero estudiantiles, o con profesionales, comerciantes, vecinos, etc, son la cristalización de una previa disposición objetiva en la lucha frente a la dictadura…”7

Conclusión: ¿cuáles son nuestras tareas actualmente?

Estudiantazo Chileno 2011

Pag. 12 | Tinta Roja | Publicacion de la CEDP

Estos ejemplos en los que podemos referenciarnos pueden parecernos lejanos o incluso anacrónicos. Sin embargo, actualmente vemos que hay un

Tinfa Roja n°1  

Revista de reflexión y discusión de la CEDP.

Advertisement