Issuu on Google+

Número 27 • Diciembre 2010

S a n Te l m o

Internacional

Número 27 • Diciembre 2010

» De actualidad 2011 Lenta y dificultosa salida

El próximo 2011 va a ser un año difícil, complejo y asimétrico. Un año de ligera desaceleración con respecto al 2010, con un crecimiento mundial entorno al 4%, pero con grandes disparidades en el ritmo de salida: desde el 2’3% de media en los países de la OCDE, hasta el 9% de China y otros países emergentes. Tendremos una Europa también dual, con ritmos de despegue muy dispares: del 3% para Alemania y del 0’6% para España. Estados Unidos puede llegar a alcanzar en 2011 el 100% de endeudamiento público sobre PIB, situación delicada y comprometida, que podría alarmar a los mercados financieros, Ben-Bernanque, Gobernador de la Reserva Federal, consciente de que el tiempo de las políticas fiscales expansivas está llegando a su fin, no ha dudado en lanzar una segunda ola de expansión monetaria (quantitative easing QE2). Las previsiones de la OCDE son que Estados Unidos desacelere su crecimiento hasta el 2’2% en 2011.

Nuevas burbujas en los países emergentes

Los países emergentes actuarán de locomotora de los países desarrollados durante el año 2011. El crecimiento esperado de China (9%) para 2011, vendrá acompañado de un repunte de la inflación. Pero quizás lo más preocupante, es la burbuja inmobiliaria y de activos financieros que se está generando, que de explotar, quebraría el necesario crecimiento de este país, con un fuerte impacto en la economía mundial.

Los desequilibrios globales permanecen

La permanencia y no corrección de los desequilibrios globales que fueron origen de la crisis, sigue siendo una fuente de preocupación. La asimetría entre los superávits en las balanzas en cuenta corriente sigue siendo un riesgo potencial que, de no eliminarse, podría comprometer la recuperación mundial. La incipiente guerra de divisas, es una muestra de las crecientes tensiones. Otro de los desequilibrios globales está relacionado con la expansión de liquidez mundial que está provocando las políticas monetarias expansivas y sus efectos poténciales de crear inflación mundial. De momento, es preocupante observar que Estados Unidos no ha logrado el pretendido efecto de reducción de los tipos a largo plazo. --

El tercer desequilibrio, es la lenta reducción del endeudamiento privado y público de algunos países desarrollados, y la alta y resistente tasa de ahorro de algunos países emergentes así como su escasa propensión al consumo interno. El cuarto desequilibrio que preocupa es la incipiente burbuja de las materias primas (petróleo, metales, alimentos…. ) que está inflándose, cuando todavía la recuperación económica mundial no esta asentada.

España: bajo la desconfianza de los mercados financieros

El gobierno español no logra quitarse de encima la desconfianza creciente de los mercados financieros. Los siguientes en la lista de sospechosos de insolvencia son Portugal y España. Al final es un problema de credibilidad exterior. La desconfianza de los mercados financieros no desaparecerá hasta que nuestro gobierno haga un planteamiento completo, integral, con señalamiento de objetivos y fechas. La continua improvisación, no es una buena compañera para generar confianza. En el mejor de los escenarios, la economía española no alcanzará el 1% de crecimiento en 2011. Habrá que esperar al 2012 para alcanzar un crecimiento que nos permita generar empleo y reducir el paro. Lo cual es posible si antes no hemos sido rescatados.

El liderazgo europeo de Alemania

La crisis de la deuda pública soberana de los países periféricos ha puesto en evidencia las carencias de la construcción europea para hacer frente a la gran recesión del siglo XXI. Es un problema político antes que económico. La Unión Monetaria tiene que avanzar ineludiblemente hacia una Unión Económica, lo cual requiere nuevas transferencias de soberanía La canciller alemana Angela Merkel ha querido dejar muy claro que no está dispuesta a que su país financie los excesos y despilfarros de otros países europeos. Alemania está convencida de que la Unión Monetaria Europea solo es sostenible con rigor y disciplina en el cumplimiento de las reglas del juego de la Unión Europea. La autoridad moral de Alemania, así como su liderazgo europeo, está basada en el ejemplo.

Las claves

Instituto

Perspectivas Socioeconómicas


Panorama Económico

Perspectivas Socioeconómicas Número 27 • Diciembre 2010

» Perspectivas económicas para 2011 El próximo 2011 va a ser un año difícil, complejo, ampliándose la brecha del crecimiento entre los dinámicos países emergentes y los renqueantes países desarrollados. Con un crecimiento mundial entorno al 4%. El consenso de los analistas descarta una nueva recaída en la recesión.

Estados Unidos continúa con políticas presupuestarias expansivas, recortando impuestos y aumentado el gasto público, consciente de que la recuperación es muy débil y amenaza con desacelerarse en 2011.

Es cuestión de tiempo, pero Estados Unidos está muy cerca de agotar el margen fiscal que le han otorgado los mercados financieros. Ben-Bernanque, Gobernador de la Reserva Federal, no ha dudado en lanzar una segunda ola de expansión monetaria. Las previsiones de la OCDE son que Estados Unidos desacelere su crecimiento hasta el 2’2% en 2011.

--

El próximo 2011 va a ser un año difícil, complejo y asimétrico, ampliándose la brecha del crecimiento entre los dinámicos países emergentes y los renqueantes países desarrollados. Un año de ligera desaceleración con respecto al 2010, con un crecimiento mundial entorno al 4%, pero con grandes disparidades en el ritmo de salida: desde el 2’3% de media en los países de la OCDE, hasta el 9% de China y otros países emergentes. Tendremos una Europa también dual, con previsiones de crecimiento en torno al 1’7%, según la OCDE, pero con ritmos de despegue muy dispares: del 3% para Alemania y del 0’6% para España. Aunque el consenso de los analistas descarta una nueva recaída en la recesión, la salida será lenta y con continuos sobresaltos. Los países más endeudados, lo que han tenido un mayor boom inmobiliario, y los que como consecuencia de ello tienen más dañada su banca y más débil el flujo de crédito, serán los últimos en alcanzar un crecimiento generador de empleo: entre ellos podemos citar a Estados Unidos, Japón y gran parte de los países europeos excepto Alemania y Suecia. Dentro de Europa, los países periféricos como España, Irlanda, Grecia y Portugal tienen el problema añadido de su baja productividad y su débil competitividad, además de una dependencia financiera exterior muy alta, y una total falta de credibilidad ante los mercados financieros. La escasa capacidad política y económica de estos países para reducir su endeudamiento público y privado, ha desatado el vendaval de la crisis de la Deuda Pública Europea, con un creciente contagio a otros países europeos (Bélgica, Italia), cuyos efectos desestabilizadores amenazan con permanecer durante todo el 2011. La recuperación mundial será lenta, porque no solamente se han agotado los estímulos fiscales de las políticas de gasto público, sino que han tenido que ser sustituidas por políticas procíclicas de austeridad, ante el enorme déficit y endeudamiento público que ha generado la crisis y el rescate de la banca privada.

Estados Unidos inunda de liquidez el mundo

Estados Unidos continua con políticas presupuestarias expansivas, recortando impuestos y aumentado el gasto público, consciente de que la recuperación es muy débil y amenaza con desacelerarse en 2011. Pero éste es un privilegio que, por ahora, solo puede disfrutar la primera potencia económica y política

del mundo, emisora a su vez de la moneda de reserva mundial, de la cual, los mercados financieros no ponen en duda su potencial de crecimiento y generación de futuros ingresos tributarios. No obstante, hasta el país que actúa como banquero del mundo tiene su límite de riesgo y de endeudamiento frente al resto de los países. Estados Unidos puede llegar a alcanzar en 2011 el 100% de endeudamiento público sobre PIB, situación delicada y comprometida, que podría alarmar a los mercados financieros, lo cual, de ocurrir, eliminaría el efecto refugio que ha tenido la deuda americana, imponiendo una fuerte rectificación en la política fiscal, primero en el gasto público, como ya pide el partido republicano y más adelante en los impuestos. Tarde o temprano se impondrá la consolidación fiscal en EEUU. El problema es como pasar de una política fiscal expansiva a otra contractiva, cuando todavía el despegue de su economía no se ha producido. Es cuestión de tiempo, pero Estados Unidos está muy cerca de agotar el margen fiscal que le han otorgado los mercados financieros. Llegado ese momento, si EEUU no ha conseguido el despegue definitivo de su economía con un crecimiento superior al 3%, el impacto negativo sobre la economía mundial será importante. Por esta razón, Ben-Bernanque, Gobernador de la Reserva Federal, consciente de que el tiempo de las políticas fiscales expansivas está llegando a su fin, ya que el déficit público se acerca al 10%, y constatando que la economía americana vuelve a desacelerarse, lastrada por un paro creciente que se acerca al 10%, un endeudamiento privado del 118% de PIB, un mercado inmobiliario que no acaba de ajustarse y una gran debilidad del crédito bancario, no ha dudado en lanzar una segunda ola de expansión monetaria (quantitative easing QE2), mediante la compra de deuda pública a medio y largo plazo por valor de más de 600.000 millones de euros. El objetivo es reducir los tipos de interés a largo plazo, impulsar el crédito bancario e hipotecario y el crecimiento económico del país. Los riesgos de esta agresiva política monetaria, si no llegara a traducirse en más crédito y más crecimiento, son conocidos: más inflación y posible estancamiento. Tras el tiempo transcurrido, sorprendentemente, los tipos a largo han continuado creciendo y el precio de la deuda descendiendo, lo cual es preocupante, ya que es el efecto contrario al que se pretendia. No obstante sí se ha conseguido que el dólar se deprecie con respecto al resto de las monedas


dólar y sus altas tasas de crecimiento del PIB, están atrayendo grandes masas de capitales a corto y medio plazo, inundando de liquidez el país e inflando las burbujas de activos reales y financieros. Preocupados por esta peligrosa explosión monetaria, las autoridades Chinas se han apresurado a adoptar drásticas medidas, aumentando el coeficiente de caja de los bancos hasta el 18%, y los tipos de intereses de referencia hasta el 5’6%, además de introducir otros controles e intervenciones en el mercado de la vivienda con el objeto de frenar los precios. A pesar de las presiones de Estados Unidos para que China devalue su moneda, su apreciación con respecto al dólar está siendo modesta, en torno a un 4% anual. No obstante la necesaria subida de los tipos de interés para controlar el precio de los bienes y servicios y evitar las burbujas inmobiliaria y financiera, actuará como nuevo foco de atracción de capitales, con un efecto de

Los países emergentes actuarán de locomotora de los países desarrollados durante el año 2011. No obstante empiezan a tener problemas de inflación. Preocupados por esta peligrosa explosión monetaria, las autoridades Chinas se han apresurado a adoptar drásticas medidas.

Es muy probable que durante el año 2011, China acabe consintiendo una mayor apreciación de su moneda para frenar las crecientes tasas de inflación de bienes y de activos.

Fuente: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico

Nuevas burbujas en los países emergentes retroalimentación, presionado nuevamente al Los países emergentes actuarán de locomotora de los países desarrollados durante el año 2011. No obstante empiezan a tener problemas de inflación como consecuencia del recalentamiento de sus economías por el explosivo y continuado crecimiento. El crecimiento esperado de China (9%) para 2011, vendrá acompañado de un repunte de la inflación, aproximándose al 5%. Pero quizás lo más preocupante, es la burbuja inmobiliaria y de activos financieros que se está generando, que de explotar, quebraría el necesario crecimiento de este país, con un fuerte impacto en la economía mundial. La fortaleza del yuan, la debilidad del

yuan hacia su repreciación. Es muy probable que durante el año 2011, China acabe consintiendo una mayor apreciación de su moneda para frenar las crecientes tasas de inflación de bienes y de activos, lo cual agradecerán el resto de países, entre ellos Estados Unidos que es el que mantiene una balanza comercial deficitaria con este país. Brasil y Méjico tendrán un crecimiento en torno al 6% en 2011. No obstante, sobre todo en Brasil, empiezan a generarse tensiones en los precios, lo cual está deteriorando su balanza en cuenta corriente. También preocupa su creciente endeudamiento interno y externo, así como las tensiones inflacionarias que puede

La asimetría entre los superávits en las balanzas en cuenta corriente de países sigue siendo un riesgo potencial que, de no eliminarse paulatinamente, podría comprometer la recuperación mundial. La incipiente guerra de divisas, una muestra de las crecientes tensiones.

--

Panorama Económico

(salvo el euro, afectado por la crisis de la deuda), lo cual genera unas expectativas favorables para el crecimiento de las exportaciones de Estados Unidos, provocando una ligera mejora de su balanza comercial del 5’2% en el tercer trimestre de 2010. Las previsiones de la OCDE son que Estados Unidos desacelere su crecimiento hasta el 2’2% en 2011, con una baja tasa de inflación del 1’1% y una tasa de paro del 9’5%, nivel preocupante si tenemos en cuenta que el 44% es paro de larga duración. Japón, la hasta hace poco tercera potencia mundial, ahora superada por China, tras crecer un 3’7% en 2010, volverá a recaer en 2011 hasta el 1’7% según las previsiones de la OCDE. La debilidad de su demanda interna, el repunte del desempleo hasta el 5%, y el debilitamiento de sus exportaciones prolongarán el estado deflacionario en que se encuentra atrapado este país, con unos precios que continuarán descendiendo a una tasa anual del -0’8%.


Panorama Económico

Perspectivas Socioeconómicas Número 27 • Diciembre 2010

Otro de los desequilibrios globales está relacionado con la expansión de liquidez mundial que está provocando las políticas monetarias expansiva. Es preocupante observar que Estados Unidos no ha logrado el pretendido efecto de reducción de los tipos a largo plazo.

Los países desarrollados continúan viviendo por encima de sus posibilidades, desapalancándose muy lentamente, a costa de los emergentes que no acaban de lanzar su consumo interno, permaneciendo aferrados a altas tasas de ahorro.

El tercer desequilibrio que preocupa al G-20 es la incipiente burbuja de las materias primas que está inflándose cuando todavía la recuperación económica mundial no esta asentada.

--

generar la intensa entrada de capitales como consecuencia de la atracción de su economía y de la debilidad del dólar; tensiones que no ha logrado eliminar, a pesar de las tasas impositivas y controles implantados para frenar la entrada de los capitales a corto plazo. No obstante las perspectivas de crecimiento de Latinoamérica para 2011 son favorables y ayudarán a recuperarse a la economía mundial. La permanencia y no correción de los desequilibrios globales que fueron origen de la crisis sigue siendo una fuente de preocupación para el FMI, la OCDE y el G-20. La asimetría entre los superávits en las balanzas en cuenta corriente de países como China, Alemania o Japón y los déficits de Estados Unidos, Reino Unido, España y otros países desarrollados, sigue siendo un riesgo potencial que, de no eliminarse paulatinamente, podría comprometer la recuperación mundial. La incipiente guerra de divisas que se ha desarrollado en el último mes entre los países superavitorios y los deficitarios, es una muestra de las crecientes tensiones. Las devaluaciones competitivas son políticas de “empobrecer al vecino”, que pueden desencadenar un nuevo rebrote del proteccionismo arancelario y

aplazada su discusión a la cumbre de primavera que tendrá lugar en París. China y Estados Unidos serán los principales protagonistas de este encuentro en la cumbre. Otro de los desequilibrios globales está relacionado con la expansión de liquidez mundial que está provocando las políticas monetarias expansivas no convencionales (quantitative easing QE2), fundamentalmente en Estados Unidos y en menor medida en Europa, Asia y Latinoamérica, y sus efectos poténciales de crear inflación mundial. En algún momento, habrá que plantearse su retirada, procurando que no se dañe la recuperación mundial. Su mantenimiento durante un prolongado periodo de más de dos años, puede tener efectos perversos a medio plazo. Es un nuevo experimento del que desconocemos sus efectos futuros. De momento, es preocupante observar que Estados Unidos no ha logrado el pretendido efecto de reducción de los tipos a largo plazo, así como tampoco la reactivación del crédito. El tercer desequilibrio que preocupa a los organismos internacionales, es la lenta reducción del endeudamiento privado y público de algunos países desarrollados, y la alta y resistente tasa de ahorro de algunos países emergentes así como su escasa propensión al consumo interno. En otras palabras, los países desarrollados

una guerra comercial entre los países, que necesariamente conducirá a una recaída del comercio internacional y del crecimiento mundial. La propuesta de Estados Unidos de alcanzar un consenso de “límites a los superávit y déficit exteriores de los países”, no tuvo mucho éxito en la última cumbre del G-20, quedando

continúan viviendo por encima de sus posibilidades, desapalancándose muy lentamente, a costa de los emergentes que no acaban de lanzar su consumo interno, permaneciendo aferrados a altas tasas de ahorro. Este desequilibro sería la causa y la base de la asimetría creciente entre los superávit exteriores

Los desequilibrios globales permanecen


España: bajo la desconfianza de los mercados financieros

El gobierno español no logra quitarse de encima la desconfianza creciente de los mercados financieros. Tras el rescate del Grecia e Irlanda, los siguientes en la lista de sospechosos de insolvencia son Portugal y España. A cada nuevo ataque, el gobierno español reacciona con un nuevo paquete de medidas, que logran calmarlos durante un tiempo, pero la desconfianza no desaparece. La reciente rebaja de la agencia Moodys, poniendo en perspectiva negativa la actual calificación de nuestra deuda pública, es el aviso de una nueva rebaja de rating. Esta vez el toque de atención ha sido

por el descontrol y falta de transparencia de los balances bancarios, y de las comunidades autónomas, la inoperante reforma laboral y el reducido potencial de crecimiento de nuestro país. Al final es un problema de credibilidad exterior, aunque tampoco nos están ayudando mucho los inoportunos comentarios de algunos de nuestros gobiernos hermanos europeos. La reacción del gobierno ha vuelto a ser inmediata: exigencia a las comunidades de rendiciones trimestrales de sus cuentas, exigencia a la banca de un detalle pormenorizado trimestral de sus riesgos inmobiliarios así como de sus coberturas y adelanto de la reforma de las pensiones al mes de enero, a pesar del fracaso de las negociaciones dentro de la comisión del Pacto de Toledo. El gobierno se verá obligado, ante la presión de Bruselas y de los mercados financieros a prolongar la edad de jubilación hasta los 67 años. La desconfianza de los mercados financieros no desaparecerá hasta que nuestro gobierno haga un planteamiento completo, integral, de todas las reformas a acometer con señalamiento de objetivos y fechas. La continua improvisación, no es una buena compañera para generar confianza. Solo los hechos y los compromisos fechados lograrán restablecerla. Mientras tanto seguiremos amenazados y siendo potenciales candidatos de un rescate. Nunca fue tan necesario un Pacto de Estado entre la oposición y el gobierno ante la situación de emergencia en la que está el país. No obstante, en el mejor de los escenarios, la economía española no alcanzará el 1% de crecimiento en 2011. Según el consenso de los analistas el paro se mantendrá en el 20%. Habrá que esperar al 2012 para alcanzar un crecimiento que nos permita generar empleo y reducir el paro. Lo cual es posible si antes no hemos sido rescatados. Fernando Faces, Prof. de Entorno Económico. IIST

El gobierno español no logra quitarse de encima la desconfianza creciente de los mercados financieros.

En Primer Plano

de unos y los déficits de los otros. La crisis de la deuda pública que padece en estos momentos Europa, es un síntoma de estos desequilibrios. En Europa la asimetría se reproduce entre la productiva y ahorradora Alemania y los gastosos y despilfarradores países Europeos periféricos. El tercer desequilibrio que preocupa al G20 es la incipiente burbuja de las materias primas (petróleo, metales, alimentos…. ) que está inflándose cuando todavía la recuperación económica mundial no esta asentada. Las causas están relacionadas con la demanda creciente de los países emergentes, pero también, con la especulación de la creciente liquidez mundial inyectada por los Bancos Centrales, ya que el dinero creado cuando no llega a la economía productiva de las empresas y las familias en forma de crédito, acaba buscando otros destinos mas rentables y especulativos, provocando nuevas burbujas que amenazan con ser una nueva fuente de inestabilidad y de riesgo potencial para la recuperación mundial. Esta es una de las mayores amenazas para la recuperación mundial.

Al final es un problema de credibilidad exterior, aunque tampoco nos están ayudando mucho los inoportunos comentarios de algunos de nuestros gobiernos hermanos europeos.

La desconfianza de los mercados financieros no desaparecerá hasta que nuestro gobierno haga un planteamiento completo, integral, de todas las reformas a acometer con señalamiento de objetivos y fechas.

No obstante, en el mejor de los escenarios, la economía española no alcanzará el 1% de crecimiento en 2011.

--


En Primer Plano

Perspectivas Socioeconómicas Número 27 • Diciembre 2010

» El liderazgo europeo de Alemania La crisis de la deuda pública soberana de los países periféricos ha puesto en evidencia las carencias de la construcción europea para hacer frente a la gran recesión del siglo XXI. Es un problema político antes que económico.

Como era previsible Alemania ha impuesto su criterio en el Consejo Europeo celebrado los días 15 y 16 de Diciembre en Bruselas. Su propuesta de creación de un fondo de rescate permanente a implantar a partir del 2013.

Tampoco se han tomado en cuenta, las propuestas, de creación de una Agencia Europea de Deuda que emita bonos europeos.

La canciller alemana Angela Merkel ha querido dejar muy claro que no está dispuesta a que su país financie los excesos y despilfarros de otros países europeos.

--

El liderazgo europeo de Alemania

La crisis de la deuda pública soberana de los países periféricos ha puesto en evidencia las carencias de la construcción europea para hacer frente a la gran recesión del siglo XXI. Es un problema político antes que económico. La división y descoordinación, la escasa capacidad de anticiparse a los acontecimientos, la aparente falta de solidaridad entre los países fuertes y los débiles, y la ausencia de criterios y visión común del futuro del proyecto europeo, está en la base del actual desgobierno europeo. La Unión Monetaria tiene que avanzar ineludiblemente hacia una Unión Económica, lo cual requiere nuevas transferencias de soberanía fiscal, laboral y de otros políticas económicas, que es lo mismo que afirmar que debemos de dar nuevos pasos hacia una mayor integración política. La sostenibilidad del proyecto europeo requiere seguir avanzando, pero la visión del camino a recorrer y la meta a alcanzar no parece ser única y compartida por todos los socios europeos.

Europa germanizada

Como era previsible Alemania ha impuesto su criterio en el Consejo Europeo celebrado los días 15 y 16 de Diciembre en Bruselas. Su propuesta de creación de un fondo de rescate permanente a implantar a partir del 2013, ha centrado las deliberaciones de los presidentes de gobierno europeos, en un clima de sosiego y cierta resignación, ante la postura férrea de la canciller alemana Angela Merkel. De nada han servido las súplicas del presidente Zapatero, que demandaba la ampliación y una mayor flexibilidad del actual Fondo de Estabilidad Financiera, con el objeto de que este pudiera comprar deuda pública de los países más débiles o que pudiera otorgar líneas de crédito para solucionar problemas puntuales de liquidez. Tampoco se han tomado en cuenta, las propuestas del Presidente del Eurogrupo J.C. Junker y del Ministro Italiano de Hacienda, Gulio Tremonti, de creación de una Agencia Europea de Deuda que emita bonos europeos con el respaldo de todos los gobiernos. El eje franco-alemán considera ambas propuestas inadecuadas para dar solución a la inestabilidad del Euro. La propuesta del Presidente Zapatero es un parche, que puede aliviar la inestabilidad de la deuda pública a corto plazo, pero que no

ataca los problemas de base de la crisis de deuda europea, creando incentivos para que los países mas gastadores y despilfarradores continúen con sus relajadas políticas presupuestarias. La creación de una Agencia Europea de Deuda Pública, emisora de bonos europeos con el respaldo del conjunto de los Estados, de momento, también ha sido desechada, por el doble motivo de exigir una notable reforma del Tratado de la Unión Europea, y porque crearía incentivos perversos para conductas presupuestarias despilfarradoras de los países europeos periféricos. La canciller alemana Angela Merkel ha querido dejar muy claro que no está dispuesta a que su país financie los excesos y despilfarros de otros países europeos. La responsabilidad de la corrección de los déficits y endeudamientos excesivos, recaen en primer lugar sobre los propios países, y subsidiariamente, como último recurso, y siempre que estas conductas pusieran en peligro la Unión Monetaria Europea, actuará el Mecanismo Europeo de Ayuda Permanente. Un fondo cuya finalidad será garantizar la fortaleza y estabilidad de la Unión Monetaria Europea, antes que la de cada uno de los países considerados individualmente. Para garantizar este objetivo se decidirá por unanimidad, y caso por caso, de tal manera que Alemania siempre tendrá el derecho de veto, así como cualquiera de los países integrantes. Se ha suprimido la condición de “último recurso” que quería introducir Alemania en el texto del acuerdo, pero se ha añadido que las ayudas se darán en “condiciones muy estrictas” y siempre acompañadas de rigurosos planes de austeridad, que contemplen los más exigentes requerimientos tanto del Consejo Europeo como del FMI. También se pretende que en el futuro las reestructuraciones de la deuda pública sean soportadas por los bancos e inversores privados y no sólo por los contribuyentes. Alemania está convencida de que la Unión Monetaria Europea solo es sostenible con rigor y disciplina en el cumplimiento de las reglas del juego de la Unión Europea. Para Alemania “más Europa” equivale a más responsabilidad individual de cada uno de los países y más disciplina y penalizaciones automáticas para garantizar su cumplimiento. La autoridad moral de Alemania, así como su liderazgo europeo, está basada en el ejemplo.


Fernando Faces, Prof. de Entorno Económico. IIST

Se pretende que en el futuro las reestructuraciones de la deuda pública sean soportadas por los bancos e inversores privados y no sólo por los contribuyentes.

Para Alemania “más Europa” equivale a más responsabilidad individual de cada uno de los países y más disciplina y penalizaciones automáticas

La autoridad moral de Alemania, así como su liderazgo europeo, está basada en el ejemplo.

La salida de la crisis no es que Alemania se parezca a la Europa débil, sino que esta última se acerque y asemeje cada vez más a las gobernanza económica de Alemania.

Existen dos visiones de Europa, no tanto en la meta final, como en el camino a recorrer para llegar a ella. Todas las crisis han supuesto un avance en la construcción europea

--

En Primer Plano

Alemania es en estos momentos el motor de Europa, gracias a los dolorosos recortes sociales acometidos para garantizar un estado de bienestar sostenible, y al esfuerzo, el trabajo, la moderación salarial y la decidida apuesta por la innovación y el conocimiento, que han dado por resultado un continuo aumento de su competitividad. Por esta razón Alemania se cree en el derecho de liderar la salida de la crisis y exigir al resto de los países que sigan su camino. ¿Es esto insolidaridad con el resto de los países europeos?... así lo entienden gran parte de los países más débiles y más afectados por la crisis, que demandan de Alemania más solidaridad, e incluso menos austeridad, mediante el aumento de su gasto interno, como vía para ayudar a las exportaciones del resto de Europa. No obstante esta demanda de los países más débiles, no deja de ser una paradoja, ya que le pedimos a Alemania que no lo haga bien, que se parezca más a nosotros, que gaste más y ahorre

menos, que sea menos competitiva. Quizás ésta sea una salida que ayude a Europa en el corto plazo, pero no en el largo, ni en la consecución de la meta final, que es conseguir una Europa estable, creadora de empleo y competitiva en una economía global. La salida de la crisis no es que Alemania se parezca a la Europa débil, sino que esta última se acerque y asemeje cada vez más a las gobernanza económica de Alemania. La gran recesión está haciendo tambalear el edificio europeo poniendo en evidencia sus, hasta ahora, enmascaradas debilidades. Hemos asistido a una importante ampliación de la Unión Europea, sin que haya habido una profundización en la integración política y en la gobernanza económica. Como ha señalado Jacques Delors “La Unión Monetaria sin Unión Económica es insostenible” y podríamos añadir que la Unión Monetaria y Económica sin integración política y sin cesión de soberanía fiscal, tampoco es sostenible. Como ha señalado J.C. Trichet: “Tenemos una Federación Monetaria y necesitamos una Federación Fiscal”. La crisis de la deuda pública deriva más de un problema político que económico. Existen dos visiones de Europa, no tanto en la meta final, como en el camino a recorrer para llegar a ella. Alemania es de la opinión que antes de proceder a más transferencias de soberanía, es necesario el estricto cumplimiento por parte de todos los países de sus compromisos con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y de las reformas estructurales pendientes. Todas las crisis han supuesto un avance en la construcción europea, esperemos que esta gran recesión también nos haga progresar, aunque para ello, nuevamente, tengamos que llegar, para reaccionar, hasta el borde del precipicio.


Número 27 • Diciembre 2010

» Datos Estadísticos DATOS

ACTIVIDAD Y DEMANDA

ANDALUCÍA

VARIACIÓN INTERANUAL

PERIODO

ESPAÑA ANDALUCÍA ESPAÑA

122,7

-0,2

125,5 95,5 101,6 129,5 93,9 122,8 134,5 124,8 130,5 112,3 137,6 134,8

95,9 95,9 119,9 91,9 121,8 133,0 122,7 129,8 105,8 127,9 129,5

-0,3 -2,0 -0,6 5,1 -2,7 -0,6 0,7 0,9 0,6 -6,7 7,8 3,1

78,3 59.996 1.344.928 3.590.201 59,3

84,7 1.877.188 7.665.545 23.910.148

-7,1 -71,4 5,3 3,9 2,4

-3,8 oct-10 -46,5 2Trim-10 9,3 oct-10 9,9 oct-10 3Trim-10

8.939 98.5 80,0 78,0 69,3

62.592 102,9

-37,9 0,1

91,6 78,6

-42,7 -0,8 -0,9 -4,4 -14,5

Indicadores financieros Depósitos del sector provado en el sistema bancario (Mill.euros) Créditos al sector privado del sistema bancario (Mill.euros)

228.320

1.791.405

-1,3

-0,2 2Trim-10

105.563

1.140.843

0,5

-0,3 2Trim-10

Precios y salarios Índice de precios de consumo IPC. Alimentación y bebidas no alcohólicas IPC. Vivienda Precio medio del m2 en la vivienda libre (euros) Aumento salarial pactado

110,2 107,8 119,4 1.561,3 1,28

110,3 108,4 118,6 1.832,0 1,30

2,5 0,7 5,8 -4,5 -1,34

2,3 nov-10 0,5 nov-10 5,4 nov-10 -3,4 3Trim-10 -1,22 oct-10

Comercio exterior Exportaciones (Miles euros) Importaciones (Miles euros)

1.395.940 1.681.109

12.874.027 17.333.626

37,2 14,0

Mercado de trabajo Población de 16 y más años (Miles personas) Activos (Miles personas) Ocupados (Miles personas) Parados (Miles personas) Tasa de actividad (%) Tasa de paro (%) Paro registrado (Nº de personas) Afiliados en alta a la SS.Régimen general (Nºpers) Afiliados en alta a la SS. Total (Nºpers)

6.765 3.956 2.827 1.130 58,48 28,55 912.817 1.858.855 2.842.981

38.485 23.122 18.547 4.575 60,08 19,79 4.085.976 13.247.345 17.554.774

Oferta Índice de producción industrial Inversión extranjera.Inv.bruta efectiva(Mil.euros) Viajeros en establecimientos hoteleros Pernoctaciones en establecimientos hoteleros Gasto medio diario por turista (Euros) Demanda Matriculación de turismos Índice de comercio al por menor Índice de ventas en grandes superf. de Andalucía Índice de producción indust. Bienes de consumo Índice de producción indust. Bienes de equipo

0,2 3Trim-10 -2,2 2,3 4,6 1,7 -6,8 0,9 1,4 1,0 -6,6 8,7 3,9

-3,8 -9,3

27,8 18,8

3Trim-10 3Trim-10 3Trim-10 3Trim-10 3Trim-10 3Trim-10 3Trim-10 3Trim-10 3Trim-10 3Trim-10 3Trim-10 3Trim-10

oct-10 oct-10 oct-10 oct-10 oct-10

ago-10 ago-10 3Trim-10 3Trim-10 3Trim-10 3Trim-10 3Trim-10 3Trim-10 oct-10 sep-10 sep-10

Internacional

125,3

PIB a precios de mercado (Mill. euros corrientes) VAB a precios bsicos. (índices de vol. encad. 2000=100) Agricultura, Ganadería y Pesca Ramas energéticas e industriales Energía Industria Construcción Servicios Gasto en consumo final de los hogares Gasto en consumo final Formación bruta de capital Exportaciones Importaciones

Instituto

Fecha de actualización: 22 de diciembre de 2010

San Telmo

Indicadores Económicos

Perspectivas Socioeconómicas

Edita

Instituto Internacional San Telmo Avda. de la Mujer Trabajadora, 1 41008 - Sevilla Tlf.: 954 975 004 Fax: 954 958 840 www.santelmo.org

Consejo de Redacción:

Fernando Faces García Gonzalo Laguillo Díaz Raquel Martín López-Soldado Manuel Fernández de Jódar Manuel Robles Ortega Francisco García Nieto

Diseño y Maquetación: Ángel Aguado Navarro

Coordinador:

Manuel Fernández de Jódar

FUENTE: IEA --


Boletin Perspectivas Socioeconómicas San Telmo Diciembre 2010