Page 1

"Now I long for yesterday..." Transcurría la etapa final del recital. En la fría y oscura noche de La Plata, el Estadio Único aparecía como una gran estrella, representaba la vida. Cincuenta y cinco mil almas vibraban con Sir Paul McCartney a la cabeza. El legendario músico entonaba las estrofas de su mítica composición, "Yesterday", con la voz signada por el desgaste del tiempo, pero la misma energía que cuando hace cincuenta años generaba sensaciones en The Ed Sullivan Show, con el mismo tema. Y el público acompañaba en coro. Yo formaba parte de ese coro. Conocedor de las letras de la mayoría de las canciones del ex Beatle, seguía esta inconscientemente, mientras mi atención estaba puesta en una de las grandes pantallas que se ubicaban a los lados del imponente escenario. Era la única forma que tenía de poder ver a mi ídolo entre la multitud. La gente me empujaba y yo, lejos de reaccionar, saltaba intentando conectar una mirada con el Paul de carne y hueso. Estribillo, la gente deliraba, tenía menos oportunidades de verlo que todas las otras veces que lo había intentado juntas. Desesperanzado, permanecí inmovil como una estatua en mi lugar, junto a mi padre. Necesité aprovechar sólo un instante, en que las cabezas del público se abrieron ante mí como las aguas ante Moisés en su huída de Egipto, para visualizar a lo lejos una figura humana, de camisa celeste y pantalón negro, que tocaba melancólicamente una guitarra acústica mientras transmitía en forma de versos lo que parecía ser el recuerdo en tiempos difíciles de una linda época. A partir de ese momento, sentí tranquilidad, armonía, paz; pues ya se había cumplido mi sueño. Presiono las teclas que me permiten articular cada palabra de este texto con la misma fluidez e inspiración con la que McCartney, a sus setenta y tres años, presiona las teclas de su inoxidable piano Yamaha, construyendo los acordes de "Let it Be". Porque jamás olvidaré ese día, que fue tan bueno para mí, que hace que el resto de los días parezcan tan eternos como la magia que Paul transmite. En otras palabras, "Ahora anhelo el ayer..." ("Now I long for yesterday..."). Diego Arroyo. 1° 1°

Now i long for yesterday diego arroyo 11  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you