Page 1

Noviembre 2020

Juez Luis “Lou” Olivera ¡PERDIDA! Amy la Alpaca


CONTENIDO Publicador AnneMarie Ziegler Contactanos en info@holafay.com

2

Juez Luis “Lou” Olivera

7

La dieta hispana -- Un asunto de familia

Escritor Daniel Montoya

Tenga en cuenta que la inclusión de historias y artículos en la revista Hola Fayetteville no implica el respaldo de productos o personas. Las opiniones de los autores se presentan solo para información y entretenimiento, y no necesariamente refejan las opiniones de Hola Fayetteville. Especialmente, Hola Fayetteville de ninguna madera endosa cualquier reclamo asociado con la salud y / o el bienestar con respecto a cualquier persona en particular. Renunciamos a todas las garantías, expresas o implícitas, incluyendo, pero no limitado a, garantías implícitas de comerciabilidad y aptitud para un propósito particular. No nos hacemos responsables de, directa o indirectamente, por cualquier perdida o dado causado o supuestamente causado, en relación con el uso o la confanza en cualquier contenido de esta revista. Hola Fayetteville se reserva el derecho de negar cualquier anuncio o anuncio que no cumpla con los estándares de Hola Fayetteville. Las presentaciones son bienvenidos, pero no se garantiza que se devuelvan los materiales no solicitados. Hola Fayetteville no asume ninguna responsabilidad por la información, los productos, los servicios o las declaraciones hechas por publicistas o contribuidores editoriales. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor. ARRAY Publishing & Marketing, LLC no se hace responsable de las traducciones de esta publicación.


Juez Luis “Lou” Olivera En los zapatos del prójimo Por Daniel Montoya

E

l Juez del Tribunal de Distrito Luis “Lou” Olivera, sirve al 12º Distrito Judicial (Condado de Cumberland). Elegido en noviembre de 2012, es el primer hispano en un cargo de juez (no designado) en Carolina del Norte y la primera persona hispana en ser elegida para un cargo electo en el condado. Todos esos elementos, que hacen a la vida profesional, toman un segundo plano cuando uno se sienta a conversar con él. Práctico y humilde, este ávido fan de Star Wars, te invita a su oficina y dedica toda su atención, aún en medio de un día atareado en la corte. Nacido en Nueva York, hijo

RECUERDA TUS 3 "U"S Usa tu mascarilla de tela para cubrir tu boca y tu nariz Usa la regla de los " 6 pies de distancia" entre tú y otras personas Usa alcohol en gel y lava tus manos con jabón  por 20 segundos

HOLA Fayetteville 2


de una primera generación de inmigrantes, sus abuelos, originarios de Puerto Rico, hablaban muy poco inglés. Por lo tanto, sus padres, nativos de Long Island, le daban mucha importancia al idioma. De bajos recursos, su madre murió cuando él tenia 13 años, temprano decidió unirse a la armada, guiado por la idea que la universidad era “solo para gente inteligente”. Recién reclutado, Olivera pensaba que lo “pondrían a cocinar o manejar un tanque”. Sin embargo, fue asignado a contrainteligencia. Él aceptó sin saber de qué se trataba. En esa época el campo del contraterrorismo era limitado. Durante la guerra fría no se hablaba de contra inteligencia. Después de 9/11 todo cambió. Luego de un año estacionado en Fort Bragg, un centro táctico, la Guerra del Golfo comenzó. Le enviaron a Iraq donde sus habilidades se volvieron vitales. “Así, cuenta el juez, un pobre chico yankee, puertorriqueño de NY, que no sabía lo que era el contraterrorismo, se encontró de

repente en medio de la guerra”. Al dejar la armada, el futuro juez asistió a UNC Pembroke. Utilizando doble créditos, recibió su titulo en Justicia Penal en apenas dos años y medio. Decidido a seguir trabajando en el campo del antiterrorismo, aplicó en varias posicione, pero por un error de expedientes académicos no obtuvo la posición deseada. Él recuerda un día, saliendo de la biblioteca, un aviso en la pared le invita a tomar el LSAT y aplicar a la Facultad de Derecho. Ingresado en la Universidad de Campbell, su vida cambió. El titulo le abrió las puertas a la oficina del fiscal de distrito y a una practica privada, hasta que decidió presentarse a elecciones para Juez de distrito. Olivera dice que su doble fracaso, al principio, obedeció a su falta de conexiones en Fayetteville. “Era nuevo en la ciudad, pero, la tercera vez, un juez retirado me empujó a presentarme a elecciones”. En realidad, no necesitaba hacerlo. Con una practica exitosa, era el único abogado hispano en

3 HOLA Fayetteville


mi. Al crecer en NY en un hogar bilingüe, es parte de quien soy”, sostiene. Olivera preside también tribunales penales, de tráfico, juveniles y el tribunal de Veteranos del condado. “Como Juez, ser un veterano me brinda cierta perspectiva. Uno no necesita ser un veterano para ofrecer empatía o compasión. He sido el juez principal de la corte de veteranos desde el inicio. Eso me llena el corazón, porque he estado allí donde mucha de esta gente se encuentra. Es muy terapéutico”. Él nota el flujo de la comunidad hispana que se ha convertido en un elemento político y

el área. Sin embargo, decidió trabajar duro en la campana y fue elegido. Este año, después de primarias en 2019, su nombre aparece en la lista sin ninguna oposición. Su experiencia en la armada convierte al Juez Olivera en el único veterano juez de distrito en una comunidad que alberga a la población militar más grande de la nación. “Cuando gané, recuerda, había varios jueces designados, pero fui el primero elegido en su posición. Soy el primer Juez hispano elegido a un asiento judicial. Estoy orgulloso de mi herencia cultural, representada en la comida, las costumbres. La cultura es una guía esencial para

HOLA Fayetteville 4


Judge Olivera With Fellow Judges Smith, Whitfield, Evans, Siler-Mack, King, & Stokes económico decisivo. Solo después de abandonar Fort Bragg, un lugar definido por su población transitoria, Olivera pudo al fin establecer relaciones en la comunidad. “Es bueno reencontrar las cosas con las que crecí, dice. Es bueno disfrutar del arte, el color, la comida y la música. Lo aprecio y quiero que los demás también lo aprecien. Además, quiero ser capaz de apreciar la cultura de otras personas”. El Juez se pregunta “¿A donde voy desde aquí? Sólo Dios sabe. Tengo una hija de trece años. Ella es más inteligente que yo, una lectora ávida, toca el violín y canta en el coro. Yo solo espero servir a la gente de esta comunidad mientras ellos así lo deseen. Tengo 12 años más en este puesto. Mi camino

está aquí, en este condado. Pero después de que mi hija se vaya a la universidad, no lo sé. Quizás algún otro puesto judicial o una casa en la playa”. El tiempo dirá.~H~

5 HOLA Fayetteville


Sponsored By Hola Friends

HOLA Fayetteville 6


Una refrescante ensalada de uva para relajarse al aire libre

E

l clima cálido y una comida fresca y crujiente es una combinación casi perfecta para disfrutar de un tiempo al aire libre. Cuando su plato es tan nutritivo como delicioso, los elementos tradicionales de una buena comida y un excelente entorno crean una receta de relajación difícil de superar. Diríjase al patio para disfrutar de un sabroso bocado con esta ensalada picada con uvas y garbanzos; una solución rápida y refrescante para el almuerzo o la cena. Esta ensalada sustanciosa combina una variedad de texturas atractivas que incluyen uvas frescas y jugosas, pepinos

crujientes y aguacates tiernos, y los combina con un aderezo picante. Si bien las uvas son un ingrediente versátil, también son un refrigerio perfecto por sí mismas: saludables, hidratantes, sabrosas y refrescantes. Las uvas también se pueden congelar para tener un bocadillo fresco y helado. Además, las uvas de todos los colores (rojas, verdes y negras) son una fuente natural de antioxidantes y otros polifenoles beneficiosos que contribuyen a la buena salud. Las uvas no contienen grasa ni colesterol y prácticamente nada de sodio. Son una excelente fuente de vitamina K. Encuentre ideas de refrigerios y comidas perfectas para disfrutar al aire libre en GrapesFromCalifornia.com. Ensalada picada con uvas y garbanzos Tiempo de preparación: 30 minutos Porciones: 6 Aderezo:

7 HOLA Fayetteville


2 cucharadas de vinagre de vino rojo 2 cucharaditas de mostaza estilo Dijon 2 cucharaditas de jugo de limón 1/2 cucharadita de comino 1/2 diente de ajo, rallado o picado 1/4 taza de aceite de oliva extra virgen 1/4 cucharadita de sal gruesa 1/4 cucharadita de pimienta negra recién molida 1/2 cebolla roja pequeña en rodajas finas 6 tazas de lechuga romana picada 1 lata (15 onzas) de garbanzos, enjuagados 2 tazas de uvas de California, cortadas a la mitad o en cuartos 3 pepinos persas (o 1/2 si son ingleses), cortados a lo largo en rodajas finas 1 chile fresno, sin semillas y finamente picado 1 aguacate grande, firme y maduro, pelado, deshuesado y cortado en cubitos 1/2 ucharadita de sal 1/4 cucharadita de pimienta recién molida 1/4 taza de queso fresco desmenuzado Para hacer el aderezo: en un frasco, combine el vinagre, la

mostaza, el jugo de limón, el comino, el ajo, el aceite, la sal y la pimienta; asegure con una tapa bien ajustada. Mezcle bien y reserve. Remoje la cebolla en agua fría durante 15 minutos; escurra. En un tazón grande, combine la cebolla con la lechuga romana, los garbanzos, las uvas, los pepinos, el chile y el aguacate. Agregue el aderezo, la sal, la pimienta y mezcle ligeramente. Divida en platos y espolvoree con queso fresco. Información nutricional por porción: 270 calorías; 5 g de proteína; 29 g de carbohidratos; 16 g de grasa (53 % de calorías provenientes de la grasa); 2.5 g de grasas saturadas (8 % de calorías provenientes de las grasas saturadas); 5 mg de colesterol; 450 mg de sodio; 4 g de fibra. ~H~

HOLA Fayetteville 8


Profile for Fox Print and Publishing

HOLA 2020 November  

HOLA 2020 November  

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded