Page 19

de Kyoto que, por primera vez, el G8 inscribió el tema del agua en su agenda. Los foros no son momentos o lugares donde se firman tratados internacionales. Este no es su objeto. Los foros sirven para hacer que evolucionen las conciencias. Sirven para probar ideas, intercambiar recetas entre las comunidades, los electos, los profesionales y otros más. Los foros deben dar audacia, valor, esperanza. Es para ello que trabajamos y que invitamos al mayor número posible de personas a venir a México, en marzo. 5 ¿Cuáles son los aspectos más importantes que son necesarios para reducir o resolver algunos asuntos sobre agua en la región latinoamericana?¿Son estos procesos políticos, asuntos tecnológicos, recursos financieros…? El agua tiene que ver con todos los aspectos de la vida cotidiana, pero las decisiones que deben ser tomadas son ante todo políticas, en el sentido del manejo de la ciudad dentro de un marco democrático. Por eso, no dejamos de insistir en que las soluciones se encuentran primero a nivel local.

De lo público a lo privado Loïc Fauchon ha desempeñado distintos cargos, tanto en el sector público como en el privado. Desde el 7 de enero del 2005 es el presidente del Consejo Mundial del Agua, donde anteriormente había ocupado la vicepresidencia y había tenido el cargo de asesor en la presidencia de esta organización. Fue presidente del Groupe Eaux de Marseille, el cuarto grupo francés más grande en el sector de agua, especializado en el suministro de agua, alcantarillado, manejo de desechos sólidos, alumbrado público y servicio urbano del manejo de software. Fauchon es graduado del Instituto de Ciencias Políticas y de la Escuela de Economía de Aix-en-Universidad de Provence. Antes de ingresar al Groupe Eaux de Marseille contaba con una amplia carrera en el sector público, donde ejerció cargos en diversas organizaciones. Desde 1977 es presidente de TransSahara-Caravanes sans frontières, organización no gubernamental que él estableció para misiones humanitarias en la región subsahariana, en África, y desde 1997 es vicepresidente del Instituto Mediterráneo del Agua. En el 2003 fue condecorado con la Chevalier of Legion of Honour.

6 ¿Actualmente qué es necesario para mejorar el manejo del recurso hídrico? Es necesario, primeramente, hacer que se admita la idea de que, en el futuro, vamos a tener que modificar muy sensiblemente nuestra relación con el uso del agua. En las próximas décadas, se impondrá una regla: desperdiciar menos agua y administrarla mejor. Uno y otro aspecto están totalmente ligados. Administrar mejor, quiere decir, en particular, evitar las pérdidas considerables tanto en la agricultura como en las ciudades, saber buscar sistemáticamente las fugas y repararlas, y, en cuanto a los ciudadanos, utilizar los avances tecnológicos para cocinar, lavar, regar el jardín, en fin, en toda actividad en que el agua es un vector de la vida cotidiana. Esto nos llevará a considerar el agua, si todavía no es el caso, como un recurso limitado. Esto también deberá obligarnos a poner manos a la obra en todo cuanto sea posible para disponer de los recursos hídricos en todos los lugares donde están presentes en el mundo.

7 ¿Qué cree usted que los latinoamericanos podrían hacer para ayudar en los asuntos mundiales del agua? Como en todos los países en vías de desarrollo, lo que deben hacer los latinoamericanos es exigir a los que toman las decisiones que le den prioridad al acceso al agua, para que sea una realidad concreta, visible y provechosa para todos. 8 Algunos países en América Latina, como México, Guatemala y El Salvador, han sido devastados por desastres naturales como inundaciones y la región muestra un estado vulnerable para esos eventos. ¿Qué requieren los latinoamericanos para prevenir y evitar peores efectos en el futuro? Como le dije, la noción de risk management es, hoy en día, un tema importante y mañana estará en el centro de los trabajos del IV Foro. El tema de las tormentas tropicales e inundaciones debe ser reconsiderado en un contexto de evolución climática compleja, cuyos contornos siguen siendo todavía muy inciertos y dependen de ciclos cortos y de episodios instantáneos, por lo cual se aprecia mal su dimensión, favoreciendo, evidentemente, la ocurrencia de situaciones extremas. Nuestros meteorólogos están un poco desorientados y las consecuencias financieras son extremadamente elevadas. El hombre no puede, evidentemente, preverlo todo, pero debe abocarse a preparar a las poblaciones, así como los equipos esenciales para hacerles frente. Al respecto, varios países del área, del Caribe y México, han implantado dispositivos de prevención y de alerta que han permitido limitar las pérdidas humanas. Todo esto cuesta y costará caro. Debemos decirlo claramente, sin esconderle nada a las poblaciones afectadas.

9 ¿Por otra parte, qué opina usted del proceso de privatización de los servicios de agua en algunos lugares, incluida América Latina? Quisiera, primero que nada, que seamos muy claros y precisos en cuanto a los términos. ¿Qué quiere decir privatización de un establecimiento o de una sociedad? Es la venta de sus activos, de todo lo que constituye su valor: bienes

ENE-MAR | 2006

AQUA VITAE 19

p

AquaVitae revista 2  
AquaVitae revista 2  

Revista latinoamericana acerca del tema del agua

Advertisement