Page 11

particular en las zonas costeras cercanas al Ecuador. Resulta paradójico que, si bien los fenómenos hidrometereológicos que generan las inundaciones (lluvias intensas, tormentas, huracanes) son de los pocos fenómenos naturales que pueden ser monitoreados y predichos por instituciones científicas especializadas y que existen en la mayoría de los países de América Latina y el Caribe, sean los que causen la mayor cantidad de población afectada, además de cuantiosas pérdidas económicas.

Deterioro e interrupción de servicios de agua

Impacto de tormenta Stan en servicios de agua potable en El Salvador - 2005 La tormenta tropical Stan, que produjo lluvias intensas, inundaciones y deslizamientos en un país altamente degradado ambientalmente, afectó a 13 de sus 15 departamentos e impactó de manera importante los servicios de agua y saneamiento. Se reportaron daños en 67 acueductos, así como la pérdida de 8.000 pozos y aproximadamente 14.000 letrinas, lo cual significó que aproximadamente 4.867.837 personas vieran afectada la calidad o continuidad de los servicios de agua y saneamiento. Esto implicó que el sector de agua y saneamiento reportara pérdidas económicas por un monto superior a los US$ 11.700.000.

Existe un estrecho vínculo entre los servicios de agua y saneamiento con la abundancia o escasez del recurso hídrico, por lo cual alteraciones en la cantidad o calidad en las fuentes de agua, usadas por estos servicios, afectará la calidad, cantidad y continuidad de estos mismos. Las inundaciones afectan al mismo tiempo los sistemas de agua y de saneamiento como a la población que estos sirven. El deterioro o interrupción de estos servicios, en tales situaciones de emergencia, cuando la población y la asistencia humanitaria más los necesitan, expone a la población afectada a condiciones de vida deterioradas, donde su salud está seriamente expuesta y el retorno a la normalidad dependerá, en gran medida, de la rehabilitación y restablecimiento de los servicios. Con base en información elaborada por la CEPAL y otras agencias internacionales, en el periodo 1995-2005 se ha reportado en América Latina y el Caribe que las inundaciones, tormentas tropicales y huracanes han causado daño y la

pérdida de al menos 367 acueductos urbanos y en el ámbito rural se han perdido 1.534 acueductos, 42.386 pozos y 85.473 letrinas, lo que ha significado una pérdida estimada de US$620 millones. No considerar este tipo de fenómenos en los procesos de desarrollo de los servicios de agua y saneamiento, pondrá innecesariamente en riesgo el logro de la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que procuran reducir a la mitad, para el 2015, el porcentaje de personas que carecen de acceso sostenible a agua potable y saneamiento básico.

Impacto en los servicios

Las inundaciones afectan las fuentes de agua, tanto superficiales como subterráneas, usadas por los servicios y empresas encargadas de proveer a la población de agua para el consumo humano; provocan generalmente el aumento de la turbiedad del agua y favorecen la contaminación con aguas residuales u otros productos que aumentan los costos para su tratamiento o bien hace imposible su tratamiento para el consumo humano. Por otra parte, la infraestructura y obras de ingeniería diseñadas y construidas para captar las aguas (bocatomas, estaciones de bombeo), tratarlas y desinfectarlas (plantas de tratamiento, filtros), conducirla (sistemas de tuberías), almacenarla (tanques, reservorios) y distribuirla (redes de tuberías), no están exentas de sufrir daños a causa de inundaciones. Los daños dependerán de su ubicación en zonas propensas a inundaciones, crecidas de ríos o de terrenos inestables que pudieran deslizarse a causa de la saturación del suelo debido a lluvias intensas.

n Efectos del Huracán Mitch

ENE-MAR | 2006

AQUA VITAE 11

p

AquaVitae revista 2  

Revista latinoamericana acerca del tema del agua

AquaVitae revista 2  

Revista latinoamericana acerca del tema del agua

Advertisement