Issuu on Google+

¨El Osito Bruno y la tortuga Sara¨


Había una vez un osito llamado bruno que tan solo vivía en el bosque muy solito, un día por la mañana se consiguió a una amiga tortuga llamada Sara desde ese día nunca se separaron.


A través del día jugaban a las escondidas el osito bruno gritaba ¡¡¡donde está la tortuga Sara!!!

Y ella decía búscame que de seguro me vas a encontrar y la tortuga seguía escondida dentro de su caparazón se hizo de noche y el osito bruno ya estaba aburrido de tanto buscar a la tortuga y se rindió se sentó en una roca que estaba al frente de él y tenía la cara muy triste porque no conseguía a la tortuga Sara.


A la mañana siguiente la tortuga Sara le pidió perdón al osito y él se preguntó ¿por qué me pides perdón? Y ella dijo porque me había escondido dentro de mi caparazón y cuando me estabas buscando,

me pasaste por un lado y él dijo lo que pasa es que yo no sé cómo es el caparazón de una tortuga y Sara le dijo siempre en la vida hay cosas q no conocemos pero tranquilo que yo te voy a enseñar como son los caparazones de las tortugas. Y él se emocionó tanto que le dio un fuerte abrazo a Sara.


y de pronto llegaron a la cueva todos asustaditos por los relámpagos y truenos pasaron las horas y horas y la lluvia no paraba de tanto esperar se quedaron dormiditos.

Pasaron días y días y eran amigos inseparables andaban de un lado a otro, un día estaba lloviendo muy fuerte y Sara y bruno se fueron a la cueva que estaba a 1km del lago corrieron mucho …


Al siguiente día estaba todo clarito con un sol radiante y el día se llenó de alegría jugaron hasta mas no poder se sentaron en unas rocas que estaban cerca de ellos cuando de pronto la tortuga empezó a cantar y el osito bruno le dijo cantas muy bonito y la tortuga respondió muchas gracias amigo bruno,

pero tranquilo que algún día nos volveremos a encontrar dijo la tortuga . Por eso dicen que la amistad duplica nuestras alegrías y divide nuestras tristezas. Fin

pero ya es hora de que yo me vaya con mi familia y el osito se puso muy triste hasta que el entendió que por un momento de su vida él creía que estaba solo en el bosque y la tortuga le respondió no estás solo aquí hay muchos animales,

Autora:Marielyn olive


El Osito Bruno y la tortuga Sara