Page 1

Entrenamiento de Futbol Individual El entrenamiento individual es una parte integral de la vida de todo jugador de fútbol serio. El seguir un régimen de entrenamiento bien diseñado es un deber para todos los jugadores de fútbol dedicados, sin importar su edad o estatus.

Habilidades y técnicas La mayoría de los futbolistas exitosos han pasado -patear incontables horas por si mismos, trabajando en -control habilidades y técnicas individuales. Consulte las -cabeceado diferentes rutinas y las explicaciones detalladas sobre las -driblar habilidades fundamentales en el fútbol. -marcación -tapando Inteligencia Tomar decisiones inteligentes durante un juego es crucial para un desempeño óptimo. Estos artículos proveen detalles para entender eventos en la práctica y las diferentes formas de tratar con estos.

-rematar -pase -driblar -controlar -centrar -apoyo

Condición física El fútbol como deporte requiere de los jugadores que estén en una condición física alta. Aprenda sobre las exigencias físicas del juego y podrá desempeñarse más -entrenamiento eficientemente. -ejercicios Historia del fútbol Durante la segunda parte del siglo 19th en Inglaterra, el -orígenes rugby al igual que muchos deportes experimentaron una -historia masiva tasa de popularidad. -orígenes -equipo de ensueños


Técnicas en el Fútbol Mucha gente confunde habilidades del fútbol con técnicas del fútbol. Las habilidades se refieren a la capacidad del jugador de lograr usar técnica(s) particulares durante situaciones reales de juego. Por otro lado, las técnicas son las posibilidades de un jugador para realizar un movimiento mecánico dado, como una patada por ejemplo. Los jugadores experimentados tienen mecánicas suaves y de poca energía y pueden ejecutar una sucesión de técnicas en un sólo movimiento elegante.

Con la repetición, observación o visualización se pueden lograr técnicas de fútbol sólidas. Con un entrenamiento y práctica regular de una técnica específica se fortalece la confianza y el movimiento dado se hace natural en el jugador. Otro tipo de “entrenamiento” que debería considerar es ver juegos de fútbol de calidad en Televisión (o mejor aún ir al estadio). Trate de entender cómo los jugadores se mueven cuando ejecutan las técnicas de fútbol. Casi todas las estrellas hoy en día admiten que han aprendido observando a los mejores jugadores. El visualizar las técnicas de fútbol por métodos especiales es una nueva forma radical de verificación y desarrollo de habilidades. Estas secciones descomponen las mecánicas básicas de las técnicas del fútbol más frecuentemente usadas en el juego. -patear -control del balón -cabeceado -driblar -marcación -tapando


Pateo El pateo es una técnica fundamental y versátil usada para pasar, disparar y despejar. Los verdaderos aficionados al fútbol se refieren al disparo del balón porque suena más controlado.

Cómo disparar el balón Hay dos tipos generales de pateadas basadas en la posición del balón, disparos razantes y elevados—boleas. Disparos razantes En los disparos razantes, la ubicación de la pierna de apoyo es tan importante como la pierna que patea. Con el fin de producir un disparo de calidad necesitará equilibrio. La forma correcta de mantener su equilibrio es colocar su pie de apoyo en línea con el balón. Parándose ligeramente detrás, logrará un balón que se eleva. La mayoría de los jugadores jóvenes a los que no se les enseña apropiadamente, no son consientes de mantener el pie de apoyo en línea con el balón. Siempre envían el balón hacia arriba cuando tratan de patear fuerte. Con el fin de lograr la máxima potencia de un disparo, la rodilla de la pierna que patea tiene que estar por encima o en línea con el balón en el momento exacto que hace contacto. La terminación es el movimiento de barrido de la pierna que patea después de haber contactado el balón. Usualmente, debe hacer la terminación en la dirección de su objetivo. Si tiene problemas entendiendo este concepto, trate de caer en su pierna de pateo después de haber golpeado el balón. Boleas Cuando se patea el balón en el aire, el equilibrio apropiado es esencial. Por lo tanto, tiene que ajustarse a la trayectoria del balón por medio de cambios rápidos en la disposición de sus pies. Uno está listo para patear, sólo después de haberse posicionado en el lugar exacto. No debería intentar una bolea si cree que está estirándose demasiado o si el balón está muy cerca y por lo tanto complica la bolea. Algunas situaciones puede requerir saltar y hacer la bolea. Debe controlar su salto, tal como si estuviera cabeceando. Cómo practicar el pateo La mejor forma de practicar su técnica es contra un arquero (o un amigo) que constantemente le devuelva el balón. Si esa no es una opción para usted, una pared de al menos 2 metros de alto y 5 de ancho es otra buena opción. Los principiantes deberían trabajar con bolas detenidas (lo que quiere decir que deben detener el balón primero) mientras los jugadores avanzados pueden dispararlo mientras está en movimiento. En un principio, se debe concentrar en su técnica, y progresivamente ir avanzando en la precisión del disparo. El agregar potencia debería ser el paso final de su entrenamiento sobre pateo. Algunos retos también son aplicables, tales como apuntar a un objetivo en una pared o driblar (en distinta direcciones) antes de patear. Tales ejercicios deben ser repetidos constantemente porque mejoran todos los aspectos de su juego que incluyen patear, pasar, rematar, despejar y demás. La práctica de las boleas es un poco más complicado si no se cuenta con un compañero, pero se puede. Simplemente levante el balón (o patéelo) hacia arriba usando una técnica compuesta mientras cae. Un amigo puede ser muy útil cuando se trabajan las patadas en


el aire. El puede lanzar el balón a sus pies mientras usted trata de dispararlo de regreso a sus manos. Diferentes métodso de patear el balón Parte interna del pie Coloque su pie de apoyo a unos 10 cm del balón con la punta del pie apuntando en dirección del objetivo. Con su tobillo en los 90 grados, traiga atrás su pierna de pateo y golpee a la parte media del balón. El tobillo de la pierna que patea debe estar perpendicular a su pie de apoyo. Haga contacto con el balón con el arco de su pie y siga la dirección de su objetivo. Cuando todo se haya hecho, el balón va a rodar suavemente en vez de rebotando por el piso. Parte Externa del Pie Cuando coloque su pie de apoyo junto al balón, las puntas de sus pies deben orientarse a unos 15-30 grados de su objetivo. Esto le permitirá darle al objetivo, golpeando el balón con la parte externa de sus guayos. Golpe con el Empeine Coloque su pie de apoyo en línea con el balón con las puntas de los pies apuntadas a su objetivo. Lleve el pie de pateo lo más atrás que pueda, con el fin de lograr el impulso más pronunciado que sea posible. Cuando esté hacienda el lanzamiento de la pierna, acelere su pie hacia al frente como si fuera a atravesar el balón. Las puntas de los pies y los tobillos de su pie de pateo deberán estar estirados y rígidos (similar a un bailarín de ballet). Para mantener el disparo bajo, golpee el balón en la parte media o sobre esta. Golpee el balón con la parte interior de su guayo y continúe en la dirección de su objetivo. Tiro con curva hacia adentro Ubique su pie de apoyo en la parte interna del balón con las puntas de los pies apuntando a su objetivo o un tanto al lado de éste, dependiendo en la dirección de la curva que desea. Para ganar potencia, lleve su pierna de pateo hacia atrás, pero no mucho o perderá puntería. Lance su pierna de pateo y golpee el balón con la parte superior de su dedo gordo. Golpee de forma “cortante” el balón no en el centro sino abajo y hacia el lado, de tal forma que el efecto se produzca. Siga la dirección de su patada (no directamente en dirección al objetivo). Tiro con Curva hacia Afuera Si está pateando el balón con su pie derecho en el lado


izquierdo del balón o viceversa. La punta de su pie de apoyo deberá estar apuntando a su objetivo o ligeramente hacia la dirección de la curva. Lleve su pie de pateo tan atrás como pueda y láncelo hacia adelante apuntando a la parte interna del balón. De nuevo, si está pateando con su pie izquierdo, entonces apunte al lado derecho del balón (el lado más cerca del pie de apoyo). Use el área de su pie al lado de los cordones del guayo abajo en el dedo meñique. Recuerde en seguir en dirección de la patada. Tiro elevado Su pie de apoyo debe estar ubicado junto al balón con las puntas de los pies apuntando al objetivo. Rápidamente mande atrás su pie de pateo y luego adelante sin mover el muslo. Bruscamente golpee el balón desde abajo con la punta del pie. Esto producirá un balón elevado que gira verticalmente. Bolea La bolea es un disparo usado cuando la bola está en el aire. En términos de técnica, sigue los mismos principios del golpe con el empeine. El producir una buena bolea está muy determinado por el momento en que se hace. Concéntrese en cuándo patear en vez de dónde golpear el balón o en tratar de golpearlo muy fuerte. Si golpea el balón en el momento correcto, éste tendrá suficiente potencia y usted tendrá más control en su dirección. No se incline hacia atrás cuando use esta técnica porque entonces se levantará el balón. Haga pequeños ajustes en la ubicación de sus pies de tal forma que tenga un buen equilibrio antes de hacer el golpe.


Manejo del Balón La capacidad para manipular el balón y prepararlo para otras técnicas (tales como disparar o hacer un pase) es una de las más esenciales en el fútbol. Casi todos los jugadores famosos son conocidos por tener un gran manejo del balón. Me perdonan pero tal relación tan cercana con el balón sólo puede lograrse con incontables horas de entrenamiento.

Cómo manejar el balón El manejo del balón tiene dos categorías principales, recepción y control. La recepción es redirigir el balón a un punto donde se pueda disparar o driblar en el toque siguiente, mientras el control es detener el balón por completo amortiguando su desplazamiento. Recepción Cuando esté corriendo a un lugar en particular, es mejor redirigir el balón en su trayectoria en vez de detenerlo por completo. Tenga como objetivo el hacer contacto con la parte media o superior del balón. Golpee ligeramente el balón en la dirección que quiere enviarlo. Los buenos futbolistas llevan el balón lejos de los contrarios más cercanos. Esto les da tiempo extra al mantenerlos un paso más lejos de las posiciones. Control El control se usa por lo general cuando el balón va muy rápido para redirigirlo con un sólo toque. Trate de mantener su cadera abierta en la dirección de donde viene el balón. Coloque la parte receptora en la trayectoria del balón. Relaje los músculos de esa parte del cuerpo, y amortigüe el balón. Cuando esté amortiguando, ligeramente retire el cuerpo en la dirección opuesta a la que lleva el balón. Cómo practicar el manejo La forma más fácil de practicar el manejo es con otro jugador. El le puede lanzar el balón con sus manos o pateándolo. Después de manejar el balón, usted debe pasárselo de nuevo. El manejo también puede practicarse contra una pared. Simplemente párese a unos 2-3 metros (10 pies) de la pared y patee el balón contra esta. Usted debe recibir/controlarlo cuando éste rebota. Este ejercicio le da la oportunidad de trabajar además en su técnica de pateo y manejo. Mientras se va acostumbrando, trate de usar los dos pies y empiece a levantar el balón. Diferentes métodos de manejo Parte interna del pie Su pie de apoyo debe estar ubicado a 45-90 grados de la trayectoria del balón. Descanse todo su peso en éste pie y reciba el balón con el arco del pie. Al momento del contacto, amortigüe el balón moviendo el pie en la misma dirección que llevaba el balón. En vez de controlar el balón usted puede querer redirigirlo. Para hacerlo, simplemente rote su pie receptor en la dirección deseada.


Parte externa del pie Esta técnica es útil cuando el balón está pasando frente a usted de un lado a otro. En vez de girar su cuerpo de acuerdo a la trayectoria, usted puede controlarlo usando esta técnica. Simplemente estire el pie a la trayectoria del balón e intercéptelo con la parte externa del pie. Eso funcionará bien considerando que la parte externa de su pie tiene una gran superficie. Planta del Pie Simplemente coloque su pie en el balón con la punta del pie ligeramente elevada. Debido a la velocidad del juego moderno, el control con la planta del pie es raramente aplicado a pases de manejo. Sin embargo es útil para driblar. Los jugadores lo usan para detener el balón antes de cambiar la dirección o incorporarlo en movimientos más elaborados. Empeine Esta técnica es útil cuando el balón le cae desde un ángulo pronunciado. Mientras mantiene los ojos en el balón, muévase rápidamente a su trayectoria de tal forma que no tenga que estirarse mucho para controlarlo. Equilibre su peso en una pierna de apoyo mientras amortigua el balón con su otra pierna. Antes de que el balón llegue, estire el tobillo de su pierna de control (como una bailarina) mientras relaja los músculos de la misma pierna. El balón deberá ser controlado con la parte superior del pie. En el momento del contacto, retire su pie de control doblando el tobillo y la rodilla. Esto deberá bajar el balón justo en frente suyo. Muslo El muslo es especialmente útil en el fútbol cuando uno está controlando el balón. Redirigir el balón a otro lado o para uno mismo es algo difícil cuando se usa el muslo. Amortiguar el balón con el muslo puede hacerse tanto para balones en asenso como en caída. La parte difícil es acomodarse antes de controlar el balón. Cuando se ha alineado de tal forma que el balón está a su alcance, coloque su muslo en la trayectoria del balón y retroceda cuando este llegue. Si no retrocede, el balón simplemente rebotará en usted. La superficie de contacto que debería usar es el área sobre la rodilla, a la mitad de su muslo. La parte interna de su muslo es buena para detener balones que vuelan hacia usted.


Pecho El pecho proporciona el área más grande para controlar o recibir un balón. Cuando lo use para manejo, estire sus manos y flexione sus músculos. Para amortiguar el balón necesitará arquear su espalda un poco. También puede que necesite doblar sus rodillas o saltar con el fin de alinear su pecho con la altura del balón. Cabeza Ajuste su cuerpo como si fuera a cabecear el balón. En ves de cabecear el balón, simplemente intercepte su trayectoria usando la superficie del frente de su cabeza justo debajo del inicio del cabello. Justo antes de hacer contacto, voltee su cabeza en la dirección que quiere que el balón se vaya (recepción). Si sólo quiere pasar el balón a sus pies (control) do gire su cabeza, en cambio doble sus piernas e incline hacia adelante la parte superior de su cuerpo.


Cabecear El uso de la cabeza tiene muchos significados en el f’utbol. Uno de los más grandes mitos en el juego aun se mantiene hoy en día, y dice que los jugadores que cabecean el balón muy a menudo tienen menor inteligencia. Desde los noventa se ha probado científicamente que no hay conexión entre cabecear y la inteligencia. En cambio, los científicos concluyeron que los futbolistas poco capacitados se pueden causar serios daños en la cabeza cuando realizan la técnica de cabeceo que no dominan. Aprender las técnicas básicas de cabeceo hasta lograr un nivel avanzado es obligatorio para todos los jugadores.

Cómo cabecear un balón de fútbol La primera cosa que debe entender es que el balón debe golpearse con la parte superior de su cabeza. Esta es la misma parte del cráneo que es la más fuerte, porque está compuesta sólo de piel y hueso. Uno de los obstáculos más difíciles cuando se aprende a cabecear un balón es superar el instinto natural que le evita atravesar la cabeza a cualquier objeto en vuelo. Otro factor, que debemos superar, es la tendencia a cerrar los ojos cuando se está a punto de cabecear el balón. La fuerza, que uno aplica al balón, no debe venir de los músculos del cuello. El inclinar hacia atrás la parte superior del cuerpo y propulsar la cabeza al frente producirá mucha más potencia. Golpear el balón en la parte inferior causa que se eleve mientras el golpearlo en la parte superior hace que baje. Antes de cabecear un balón, debería ajustarse a su vuelo tomando varios pasos. Esto le ayuda a evitar inclinarse hacia un lado después de que ya está en el aire. Diferentes métodos de golpear el balón Cabeceo Normal Para cabecear el balón con una buena cantidad de potencia necesitará arquearse hacia atrás y enviar su cabeza hacia adelante luego. Cuando se cabecea de esta forma, debe mantener sus hombros nivelados y perpendiculares a su objetivo. El contacto debe hacerse con el centro de la frente. Cabeceo en Picada En esta técnica, debe lanzar todo su cuerpo en la trayectoria que quiere para el balón. Sus brazos deben estar listos al frente para protegerlo a la caída.

Cabeceo de Lado Cuando ejecute un cabeceo de lado, debe girar su cabeza en la dirección de su objetivo. Este movimiento redirige el balón que viene.

Cabeceo hacia atrás En el cabeceo hacia atrás, uno hace de hecho contacto con la parte de atrás de la cabeza. Al arquearse hacia atrás, redirigirá el balón hacia atrás de usted. Esta técnica es útil debido a su factor sorpresa.


Drible en el Fútbol Driblar no es otra cosa que moverse con el balón a lo largo del campo. Es una habilidad usada para reubicar a un jugador en un lugar deseado en donde pueda disparar o pasar el balón. Lo que transforma el drible en un arte son los defensores que constantemente tratan de limitar las opciones del jugador con el balón.

Cómo moverse con el balón Cuando usted dribla, el balón debe estar bajo su control en todo momento. Siempre tiene que ser la persona con el acceso más inmediato a éste. El drible puede hacerse con la parte interna, externa, empeine y la suela del pie. Cuando quiera aumentar la velocidad, no patee la bola muy lejos. En cambio, mueva sus pies más rápido y así toque más frecuentemente el balón. -giro de 360 por Zidane -jugada de Cruyff -giro complejo por Riquelme -jugada de doble corte por Ronaldo -jugada de doble tijera por Ronaldo -jugada de amague por Schneider -remate de doble frente por Ronaldo -jugada de Matthews -túnel por Boukharii -rollo, amague y corte por Zidane -jugada de Ronaldiño -jugada de Ronaldinho (versión avanzada) -jugada de sombrero por Okocha -jugada de Bolea por Pele -media Bolea por Ronaldo

La Cruyff La Cruyff por Johan Cruyff Este amague y truco de corte se ha hecho la marca propia de la leyenda Holandesa Johan Cruyff. La ejecución de la jugada es más efectiva cuando el defensor contrario viene desde un lado. Note cómo Cruyff extiende por completo su pierna de “remate”. Esto crea una mejor ilusión y es crucial para engañar al contrario. Una vez el defensor ha levantado su pie con la intensión de bloquearlo, Cruyff lanza el balón bajo su cuerpo.


Marcación Los defensores habilidosos son maestros al momento de presentar oposición. Ellos limitan al transportador del balón, lo frenan, y generalmente evitan que se dirija hacia el arco.

Cómo presionar el balón Nunca se dirija al balón a menos que esté completamente seguro que puede lograr posesión. Si el contrario tiene controlado el balón en sus pies usted debe contenerlo. Contener al oponente quiere decir ubicarse uno mismo en frente del atacante y esperar hasta que suelte el balón lo suficientemente lejos para interceptarlo. Algunos dribladores manejarán el balón sin darle suficiente tiempo para intentar quitarlo. Todo lo que puede hacer en dichos casos es mantenerse entre el transportador del balón y su propio arco y esperar a que cometa un error. Differentes métodos de defender Contención Cuando se hace contención de un atacante usted debe bajar su centro de gravedad doblando sus rodillas e inclinándose hacia el frente. Retroceda de medio lado si el atacante avanza. Nunca enfrente a su driblador de frente porque éste pondrá el balón entre sus piernas o correrá superándolo. No tendrá tiempo de hacer un giro completo. Enfrente al transportador del balón en un ángulo de 45 grados forzándolo a irse hacia las bandas. Esté preparado a moverse lateralmente con su oponente, no se apresure a llegar a donde éste está. Bloqueo El bloqueo es la forma más básica de quitarle el balón a un contrario. Está diseñado para darle la posesión del balón mientras lo mantiene en pie. La forma de hacer el bloqueo es colocando bien su pie de apoyo de tal forma que no pierda el equilibrio. Luego, tan pronto su oponente contacta el balón, debe colocar su pie libre de forma perpendicular a la dirección en la cual el oponente trata de llevar el balón. Si se hace correctamente, esto provocará que su contrario tropiece o pierda el balón. Puntazo Cuando defiende con un puntazo, uno básicamente puntea el balón lejos del oponente. Debe usar el pie que está más cerca del balón. Este método no garantiza que usted vaya a lograr la posesión del balón.


Barrida Aunque es espectacular, la barrida no debe ser usada a menos que sea como medida desesperada o lejos del arco propio.


Inteligencia y Estrategia en el Fútbol Al desarrollarse y madurar los jugadores, sus mejoradas habilidades y físico fortalecido les permiten acceder a un rango más amplio de posibilidades. Aparte de su madurez física, el mejoramiento incremental de su inteligencia actúa como un catalizador adicional en el proceso de desarrollo. El uso de un mayor rango de habilidades mentales y físicas se hace evidente con la implementación de formas innovadoras de resolver problemas. La interacción verbal, por ejemplo, toma un papel vital.

A partir de esta breve inspección, nada sugiere que un jugador desarrollado es un trabajador obediente que sigue las tácticas del equipo. Los buenos jugadores de fútbol son individuos autosuficientes que operan lógicamente explotando las debilidades del contrario y capitalizando sus propias opciones. Un jugador de fútbol completo filtra cuidadosamente la interferencia del medio, bloqueando barras contrarias y reteniendo las sugerencias del entrenador. Su desempeño no se deteriora por influencias externas negativas como un bajo rendimiento del equipo. De hecho, los mejores jugadores de fútbol surgen en los momentos de adversidad. Estos factores se hacen más exigentes en los niveles más altos del juego, permitiendo así sólo individuos sólidos y bien formados. El jugar en tal competitividad requiere un amplio conocimiento individual de la estrategia en el fútbol y los principios generales de la resolución de problemas. La operación lógica individual es una habilidad fundamental que debe ser formada e implementada en los jugadores a edad temprana y expandida a lo largo de su desarrollo. -anotar en el fútbol -pasar en el fútbol -driblar en el fútbol -controlar el balon -despejar el balon -finalización de carrera -apoyo en el fútbol


Rematar y Anotar en el Fútbol Anotar es el acto de intencionalmente colocar el balón en el arco opuesto por el uso de técnicas físicas. Por lo general se le conoce como anotar o disparar. La primera palabra se utiliza en el caso de un remate exitoso. La segunda es algo confusa ya que el término está asociado con el hecho de patear, pero incluso, la anotación puede hacerse con la cabeza o con cualquier parte del cuerpo que no sean los brazos. De hecho, se puede hacer incluso sin tocar el balón. Cuando se observa el juego en términos de estrategia, debemos dejar a un lado la mecánica de un jugador y concentrarnos en su intención. Si un atacante gambetea (deja pasar el balón por entre sus piernas) en un disparo que ya tiene dirección al arco, debemos considerarlo como un rematador. La gambeta como tal no es una estrategia sino un método técnico usado (en este caso) para anotar. Principios Generales: Precisión, Potencia y Sorpresa En el momento en que el balón está bajo el control de uno la opción de disparar estará disponible. El seleccionar el método preciso y el momento para hacerlo no siempre es tan simple. El factor más importante a considerar es el nivel de habilidad que uno tiene en términos de la situación dada. No tiene mucho sentido el intentar un disparo cuando un jugador está acorralado. En este caso, la distancia será más importante que la capacidad de patear. Lo mismo se aplica cuando se selecciona una técnica de anotación específica. Por ejemplo, si la elevación no es una de las fortalezas del rematador, sus posibilidades de anotar se incrementarán si controla el balón primero, en vez de disparar de primera mano. Pero si el rematador está siendo presionado en todo momento, entonces hay un dilema presente. Al programar nuestro cuerpo con ejercicios técnicos y/o de visualización, la solución se presenta de manera natural. El confiar en nuestros instintos es la mejor opción, cuando se refiere a la resolución de problemas ambiguos, así como para seleccionar la técnica apropiada y el momento. Otra regla relevante es que es mejor tomar una decisión menos efectiva y asumirla, que dudar o sobrevalorar una oportunidad. Precisión Cuando se está cerca del arquero contrario o cuando éste está mal ubicado, uno debería usar el método de la precisión. Anotar por medio de precisión es dirigir el balón de tal forma que el arquero no pueda alcanzarlo. Con efecto, en curva, o el simple tiro directo fuera de su alcance son todos ejemplos de anotación por precisión. La ubicación está basada en observación. Antes de en efecto hacer un disparo, en ese momento el atacante debería saber en dónde está el arquero contrario. Eso se hace con un vistazo al arco justo antes de realizar el disparo, o mejor aun, antes de recibir el balón. A menudo, el arquero se reubica para cubrir los ángulos de tiro proporcionalmente. En tal caso, se debería apuntar el disparo en dirección al lugar del que viene el arquero. Algunas veces, tan sólo habrá tiempo suficiente para disparar, sin mirar. En esos casos el confiar en la intuición es de nuevo la mejor estrategia. El visualizar cuál sería el lugar más lógico para el arquero es algo que todo delantero desarrollado tiene en mente. Muchos jugadores recurren a la potencia cuando están inseguros de la ubicación exacta del arquero contrario. Ese es un síntoma de juego falto de seguridad. Además de tener que elegir la ubicación del arquero contrario, la anotación precisa requiere un toque


calmado y suave. Es mucho más difícil producir eso durante un juego rápido o en niveles altos del juego. Potencia En esencia, la potencia sólo se requiere cuando uno está disparando desde una gran distancia. Los arqueros que no están bien ubicados o no están preparados pueden verse comprometidos por balones rápidos. Los disparos con potencia envían el balón a gran velocidad y pueden ser devastadores si no son anticipados por el arquero contrario. Previsiblemente causados por una aproximación a gran distancia es la caída de un disparo fuerte. Este es menos útil cuando se encuentra cerca del argo enemigo debido a que puede dar suficiente tiempo al arquero para acomodarse. Desde la distancia, la potencia sola es poco probable que venza a un buen arquero que esté bien ubicado. Así, si está mal ubicado, reajustando su posición, o de alguna forma no está preparado para reaccionar rápidamente, los disparos con potencia pueden causar mucho daño. Mientras los disparos potentes son más difíciles de dirigir y más fáciles de seguir su trayectoria una vez disparados, son difíciles de tapar a menos que el arquero se haya preparado en el momento que se lanzó el disparo. Factor Sorpresa Cuando uno se aproxima al arco contrario, anotar pasa a ser más fácil de prevenir que predecir, porque requiere menos potencia, por lo tanto menos método, por lo tanto menos tiempo de ejecución. Para aprovechar eso, un atacante debe disparar repentinamente con el pie que tenga más cerca al balón. Los disparos como estos puede que no se vean bonitos pero pueden ser muy efectivos e impredecibles. Métodos de Anotación Escapes solitarios En encuentros cercanos, como los escapes solitarios, el anotador enfrenta al arquero contrario en una confrontación uno a uno. En dichas situaciones, es mejor anotar simplemente, bien sea con precisión o con un disparo repentino. Este elemento de sorpresa supera a la potencia en los encuentros cercanos. La potencia excesiva o la complicación son las principales causas de disparos errados a corta distancia. Cambiar de Flanco Cambiar de flanco significa hacer un pase extra de un lado a otro para evitar al arquero que se debe lanzar o se ha posicionado en una posición no balanceada. No es recomendable hacer esto si el arquero está en una posición defensiva ventajosa, cubriendo los lados de manera pareja. Así, en el momento que inicie un movimiento o cambie de posición sus pies, instantáneamente pasará a ser vulnerable. El amague es una forma efectiva de hacerle perder el balance a los arqueros, permitiendo así el cambio de flanco. Túnel Cuando se enfrenta a un arquero bien posicionado, puede que parezca que está


cubriendo bien su ángulo izquierdo y derecho. Si parece que ha cubierto un ángulo muy ancho podría querer decir que sea susceptible de un túnel. Al revisar el posicionamiento de sus pies (con un vistazo rápido) puede que revele que el arquero ha dejado u “agujero” entre sus piernas. Para explotar esta debilidad se requiere un toque repentino y rápido. Puede que no sea una buena idea el intentar un túnel a menos que uno esté lo suficientemente cerca al arquero contrario. Amague Una vez el arquero esté cerca del atacante, estará cubriendo prácticamente todo el arco. Eventualmente se lanzará (si no lo hace se expone a un arco abierto) a los pies del atacante para quitarle el balón. En ese preciso momento, para vencerlo se puede hacer un amague (cambiando del balón de lugar). Esto es cierto debido a que los disparos directos al arco son por lo general sujetos a intercepción por parte del arquero. Intentos Distantes Los disparos desde distancias considerables necesitan ser por lo general más potentes, de lo contrario el arquero los puede interceptor. La ubicación por lo tanto es sacrificada en alguna medida. Los factores externos y sutiles por lo general interfieren causando en mayor medida disparos de gran distancia. Las condiciones climáticas como el viento y la humedad pueden jugar un papel al convertir disparos rectos simples en una pesadilla para el arquero. Si es conciente de los efectos del clima en el rebote, manejo y trayectoria del balón, los puede explotar. Los disparos largos y fuertes en el clima húmedo pueden por lo general complicar a los arqueros. Tal como los jugadores de campo, los arqueros tienen sus mejores lados. La mayoría de los arqueros tienen un lado débil que puede ser explotado. El averiguar el lado débil de un arquero puede ser determinante observándolo durante el precalentamiento. Cuando se desafía al arquero a su lado más débil, el arquero usualmente será más lento en su reacción y/o más débil al estirarse. Intentos al Ángulo opuesto Digamos que usted se aproxima al arquero enemigo desde un lado y hay compañeros en el area chica. Usted decide disparar en vez de pasar el balón pero el arquero está cubriendo los ángulos de tiro. Parece que un disparo al poste más cercano tiene las mismas posibilidades que el disparo al poste más alejado. ¿Qué lado debería escoger? Apuntar al poste más cercano puede forzar al arquero a manotear el balón afuera mientras un disparo al poste más lejano puede ser más difícil de controlar. Si trata de manotear el balón tendrá que ser en la dirección opuesta hacia el centro del campo. Asumiendo que sus compañeros están aún en el área chica, eso podría causar un rebote muy peligroso para la defensa contraria. Disparos en Ángulo muy bajo Un fenómeno interesante es evidente cuando se aproxima al arco enemigo desde un ángulo bajo. Si el balón está lejos, lo suficientemente lejos, el arquero por lo general asumirá que lo va a cruzar. Dará un paso al frente, como para manotear o atrapar su pase potencial. En este momento, será vulnerable a un toque corto o un disparo al poste


más alejado. No dude en probar esto, aunque, aunque parezca poco probable. Muchos grandes arqueros han sido castigados por esta “ilusión óptica” (el disparo libre de Ronaldiño contra Seaman en el partido de Brazil - England en la Copa Mundial de 2002, el gol de Luis Figo contra Barthez en el partido de Real Madrid - Manchester United en la Copa de Campeones 2002/3) Centros al Área Cuando el balón es lanzado desde afuera a la zona de peligro, depende de los atacantes que logren meter el gol. Hay muchos tipos de centros, pero lo principal aplica a los métodos usados para anotar después de un centro. Hacer que el balón supere al arquero debe ser la única preocupación del rematador. Un buen contacto con el balón es la clave del éxito. Una postura corporal calmada y balanceada por lo tanto es esencial. Asegúrese que tenga su cuerpo inclinado hacia adelante durante pases bajos o de rebotes extraños. En los balones elevados, la mejor forma de vencer al arquero contrario es por lo general dirigir el disparo hacia abajo. El punto ideal para apuntar es el alineado con los pies del arquero, pero no exactamente hacia estos. Técnicamente, el balón debería ser lanzado a su ecuador o debajo de este. Recuerde, un contacto apropiado es más importante que la potencia, especialmente con el arco a tan corta distancia. De hecho, los pases fuertes deberían mejor ser redirigidos o desviados hacia la red. El anotar los centros es por lo general ajustar el centro como tal, en vez de tratar de forzar el balón. Esto es muy común, incluso en los juegos profesionales, un atacante que pierde una oportunidad de gol debido a golpes demasiado fuertes sobre el arco.


Pases en el Fútbol El pase es la explotación de la posesión al transferir el balón de un compañero a otro. Los pases pueden ser ofensivos o defensivos por naturaleza. Sin importar su propósito, los pases siempre son ejecutados con el deseo de mantener la posesión del balón. Principios Generales Los viejos por lo general dicen que con los pases, “deja al balón hacer el trabajo,” pero eso no es completamente exacto. Además de dar ventajas visibles, el pase es una habilidad que necesita de una buena habilidad técnica no sólo del que administra el balón sino de quien lo recibe. Este último le está aliviando la carga al que hace el pase. Los principios colectivos del pase por lo tanto distribuyen el esfuerzo, exigencia y responsabilidad, más o menos, de manera equitativa entre los jugadores del mismo equipo. Eso no quiere decir siempre que la energía que gasta el equipo es menor. Precisión A edad temprana, los chicos tienden a patear el balón en dirección a sus compañeros sin pensarlo demasiado. Pero al irse constituyendo las habilidades, los jugadores empiezan a mirar y tener presentes a sus compañeros antes de hacer un pase. De manera correspondiente, los que reciben el pase van a responder con un contacto visual para asegurar que quieren el pase del balón. El pase pasará a ser más una responsabilidad y los jugadores deben abstenerse del pase cuando las líneas de pase son inadecuadas para sus habilidades. El pase es una herramienta con un gran potencial creativo y no siempre se dirige a los pies del compañero. Los jugadores imaginativos apuntan el balón a lugares en donde el compañero puedo alcanzarlo antes que el contrario. Un jugador puede pasar el balón bien sea a los pies del compañero o a un espacio abierto donde pueda ser retomado. Los dos métodos son efectivos y aplicables a situaciones particulares. El pase al frente de un jugador en movimiento es requerido cuando éste está a la mitad de una carrera. Cuando un compañero está inmóvil, el balón sólo puede dirigirse a sus pies. Es muy común que veamos en un partido que haya pases sin dirección bien sea porque el receptor falla en moverse o porque el pasador malinterpreta la iniciación de una carrera. De quién es la falta es irrelevante en estos casos, pero debemos ocuparnos de la situación y reducir el margen de error. Desde el punto del jugador que hace el pase, la precisión se puede incrementar por una buena aproximación y control del balón. Eso sin embargo consume tiempo, lo cual puede ser muy costoso. Tiempo Dependiendo de la presión un jugador debe estar listo a hacer un rápido pase al primer toque. Si hay más de una persona presionando al jugador con el balón este lo debe pasar (o salir de él por cualquier medio) de inmediato. Tiene poco sentido el controlar el balón si el contrario esta por quitarlo. Los medio-campistas en particular deben aprender cómo ejecutar pases exactos en el menor tiempo posible. Una forma de ahorrar tiempo es saber qué hacer con el balón antes de recibirlo. Al determinar dónde están los compañeros antes de recibir el balón y seguir sus movimientos mentalmente, uno puede ahorrar tiempo valioso mirando a todos los lados cuando se tiene el balón. Note que esta habilidad es para los jugadores muy avanzados, que la usan sólo cuando están bajo presión. Si no hay presión directa


sobre el balón, el mirar y buscar a los compañeros para hacer el pase aumenta nuestra precisión. Naturaleza del Pase La dirección del pase como tal no determina su naturaleza. La situación o la jugada, que es en consecuencia desarrollada por el pase, le da su naturaleza. Los pases defensivos son ejecutados con el único propósito de mantener la posesión y mitigar la presión del contrario. El pasar el balón hacia atrás por ejemplo asegura la posesión y frena el juego. Estas dos ventajas son especialmente benéficas si el contrario está ejerciendo suficiente presión como para causar preocupación por una anotación. Si el equipo contrario ha cerrado todas las vías de pase, los pases defensivos son la más segura forma de preservar el control del balón por parte del equipo. Aleja al contrario de su alineación compacta y los hace trabajar. Los pases defensivos están siempre se dirigen a zonas que no estén concentradas de jugadores contrarios. La defensa se basa en la compactación producida por una reducida profundidad y amplitud, por lo tanto el eliminar la presión de un equipo a la defensiva se hace con pases amplios y hacia atrás. Todos los pases ofensivos deben resultar en una situación ofensiva más ventajosa. Eso quiere decir que el balón debe ser pasado a un jugador en una posición más peligrosa. El apoyo es un gran prerrequisito para hacer los pases ofensivos. Tener mucho apoyo puede producir ataques peligrosos pero también puede dejar “huecos” en la retaguardia. Existen varias opciones en lo que refiere a la generación de pases ofensivos. Algunos equipos se dirigen al arco oponente con el mínimo número de pases, otros equipos son cautelosos y hacen gran cantidad de pases acabando con la paciencia y la energía del contrario. Los pases largos o directos hacia adelante son una forma relativamente simple de acabar con posibles contraataques. Aun si se pierde el balón, este estará lejos del arco propio. Por otro lado, los pases cortos son más seguros, en términos de intercepción, y proveen más control en el juego. Mover el balón de un lado a otro con pases cortos lo mantiene lejos del contrario y así evita que éste anote pero también requiere un equipo compuesto de jugadores habilidosos. Los ataques directos con pocos pases (pero por lo general largos) están basados, por el contrario, en la velocidad y pueden lograrse con la participación de pocos jugadores. Un menor número de jugadores rápidos se requiere para un ataque directo (los contraataques son ejemplos clásicos de ataques directos). Pasar el balón a un jugador que está en posición favorable para anotar es el tipo de pase más ofensivo. Los cambios de frente y los pases de profundidad a detrás de la línea defensiva del contrario son ejemplos comunes de pases de asistencia. Los centrocampistas son por lo general los que se espera que produzcan asistencias acertadas que puedan concretar los atacantes. Las asistencias son por lo general el tipo más riesgoso de pases. Los jugadores avanzados no deben estar simplemente concientes de los variados tipos de ataques y pases. Deben analizar el juego y analizar la vía más lógica para distribuir el balón. Si las líneas de pase disponibles no son satisfactorias, el balón debe jugarse hacia atrás. Pero si hay compañeros abiertos, entonces el jugador con el balón debe decidir si inicia un ataque rápido hacia adelante o hace el pase de manera segura a un compañero cercano. La validez de esta decisión debe estar basada en la situación actual. Por


ejemplo, si el equipo contrario está inmerso en un ataque con el balón en frente de la mayoría de sus defensas, entonces un cambio rápido puede ser muy benéfico. Diferentes tipos de pases en el fútbol Pase a un jugador El pase exacto a los pies del compañero es recomendable a distancia corta. Los jugadores más avanzados apuntarán al pie preferido de su compañero. Cuando se pasa a un compañero que tiene marca, el balón debería dirigirse al pie que está más lejos del marcador. Si el balón se mueve lentamente, el receptor debe regresarse. Esto es especialmente importante si está siendo marcado muy fuertemente y es incapaz de retener al defensor. Los jugadores más lentos puede que quieran hacer un mal pase antes que moverse con el balón. Otro método usado para desprenderse de los marcadores es usarlos como trampolín y superarlos físicamente. Pase a un espacio El pase a un espacio debe ser bien concebido, ya que se usan cuando el juego es a gran velocidad. El jugador sin el balón debe iniciar el pase haciendo una carrera al espacio libre. El transportador del balón tiene que mirar alrededor y mantener comunicación verbal para seguir los movimientos y avances de sus compañeros. El jugador que hace el pase debe tener presente la marcha y orientación del receptor elegido y calcular y dirigir el pase de manera acorde. El momento correcto y la precisión son esenciales. Si el compañero se mueve hacia usted, el transportador del balón, él trata de decirle que quiere el balón. Tales situaciones por lo general sugieren la formación de un ataque combinado o un pase de pared. Pases de Pared Los pases uno-dos o pases de pared son combinaciones en donde uno de los jugadores atacantes hace el pase a un compañero que se libera de la marca a un espacio libre. El jugador que recibe el balón lo tira con un toque al espacio en frente del primer atacante. Los pases de pared pueden a menudo desequilibrar a las defensas lentas. Las mejores oportunidades de pases de pared ocurren en el área grande, mientras el balón es jugado adentro y hacia fuera. La única forma de detener un pase de pared sería con una fuerte y cuidadosa marcación en donde cada defensor siga a su marca en vez de al balón. Estar junto al atacante, cuyo trabajo es hacer el centro a su amigo es otra forma de interrumpir esta jugada. Eso sin embargo requiere fortaleza, velocidad y sólo es posible cuando el primer pase es lento. Pases Dobles Estos tipos de combinaciones son lo mismos que los uno-dos, excepto que hay un pase extra. Note que todos los pases son hechos con un sólo toque. Combinaciones de Ataque No confunda las combinaciones de ataque con quitarle el balón al contrario. Las combinaciones de ataque ocurren entre dos compañeros, donde el jugador con el balón simplemente lo deja al otro. Usar las combinaciones es lo mejor en áreas donde hay muchos contrarios, en donde dos atacantes están muy cerca el uno del otro. Las combinaciones pueden consumir mucho tiempo cuando se trata a un solo oponente y son mejores contra defensores que tienen superioridad numérica. Este tipo de combinaciones son por lo general seguras, porque el balón se mantiene entre dos


jugadores que se están mirando entre si. La realización de las combinaciones de ataque no sólo es confusa para las defensas del oponente sino que reduce la visibilidad del arquero contrario. Algunas combinaciones de ataque se hacen con el uso de fuerza física. Los atacantes más fuertes, por ejemplo, pueden simplemente detener el balón y empujar a su marcador para despejar el espacio para un compañero que pueda disparar. Las combinaciones engañosas también se pueden usar. El transportador del balón por ejemplo puede fingir un drible y correr sin el balón mientras su compañero lo recoge. Las combinaciones engañosas o “falsos pases” también son posibles. En esos, el receptor potencial del balón simplemente corre, causando el retroceso de los defensores contrarios. Pases de Profundidad También conocidos como pases al vacío, muy seguramente hace estragos (o al menos desorganización) en la defensa contraria al dejar a algunos fuera de juego. Los pases de profundidad se ejecutan por lo generar sin un toque de preparación y requieren buena coordinación de tiempos y movimientos. El movimiento del balón en general lleva a la apertura de líneas de pase. Una defensa organizada se moverá como una sola unidad, de acuerdo al balón. Si se les da el tiempo adecuado, se ajustarán, siendo casi imposible superarlos con el balón. Sin embargo, si el balón es jugado a lo ancho de la formación defensiva, las oportunidades de pases de penetración van a surgir hasta que los oponentes se reacomoden. En la práctica, el movimiento del balón puede restringirse por la presión del contrario. Por lo tanto, nuestra atención no sólo debe estar en penetrar la defensa sino también en evitar la presión directa del contrario. Busque hacer pases de profanidad en ángulo de 45 o 90 grados con la dirección en la que se dirige el defensor oponente (el que está persiguiendo el balón). Con tan sólo vencer a ese primer oponente “detrás del balón”, toda la línea de defensa contraria puede dejarse sin balance y tendrá que reagruparse. Los disparos que surgen de pases de profundidad se ven en los contra-ataques en donde centros cortos desde los costados son muy comunes. En el surgimiento de un ataque regular el equipo a la defensiva por lo general tiene una ventaja numérica mayor y es propenso a aplicar presión con cobertura. Los pases de profundidad son muy difíciles de desarrollar, especialmente en los tiros a distancia, debido a la concentración del contrario. Entonces, con el objeto de que sean posibles los pases de profundidad, el balón debe centrarse horizontalmente en frente de la línea defensiva. Ese, sin embargo, no es el único pre-requisito, ya que esa zona es extremadamente llena de defensas contrarios. Si fuéramos a colocar un atacante que fuera a hacer pases de profundidad en frente de la defensa contraria lo marcarían rápidamente. Cuando lo marcan, sus ángulos de pase se reducen dramáticamente. Ahora, hay dos factores que debemos considerar – crear espacio en frente de la defensa contraria, o si ya lo hay, explotar ese espacio. La generación del espacio se puede hacer con un atacante falso que saca a su marca de la jugada. En el mismo momento otro jugador se mete en la mitad en donde recibe el balón y lanza un pase de profundidad, si la defensa contraria no ha adivinado la combinación. Aquí viene la parte complicada, que es leer la jugada que piensa hacer el otro atacante. En el momento que el distribuidor en la mitad del campo está por recibir el balón, los atacantes deben iniciar sus carreras de penetración. Tenga en mente que todo esto es muy teórico y requiere altos niveles de habilidad y una colaboración con el ataque desde el medio campo.


Driblar en el fútbol Driblar es un método individual que los jugadores usan para mover el balón de un punto a otro mientras previenen que el contrario logre la posesión de éste. El propósito de driblar es prácticamente el mismo que el de pasar el balón, excepto de que al driblar solo un jugador maneja el balón físicamente. En esencia, driblar es pasarse el balón a uno mismo y tomar posesión de él. Observe que driblar no es simplemente burlar al oponente en una confrontación hombre a hombre. Moverse con el balón de por sí, genera ventajas. Principio general Debido a que driblar abarca elementos de pase y control, es lógico que se tendrán que tomar características de ambos de estos aspectos. Creación de ángulos Al driblar, la posición del jugador con el balón cambia y por esto genera nuevas perspectivas. Moverse lateralmente con el balón, (paralelo a la línea de gol), es la mejor manera de encontrar huecos en la línea de defensa. Los medio-campistas expertos tienen que dominar esta técnica pues les permite crear ángulos de pase. Atraer oponentes Cuando el oponente dribla lejos de su marcador, él esencialmente lo atrae a seguir el balón. Esto podría ser de gran utilidad si se estuviera driblando fuera del área del oponente pues podría sacar defensores contrarios fuera de sus posiciones. Crear ángulos y atraer a los oponentes son las dos principales proezas usadas por el medio-campista para manipular a los oponentes. De hecho, los mejores medio-campistas usan ambas a la vez. Los jugadores que pueden moverse con fluidez con el balón, podrían controlarlo con fluidez de espaldas al arco enemigo. A la presión del marcador, ellos se pueden alejar de él y luego moverse lateralmente haciendo un giro de 180 grados. De esta nueva posición, usualmente es creada una línea de pase por el lugar del marcador desplazado. Es por ello que la preocupada defensa enemiga, asigna a más de un marcador a un jugador con gran habilidad en los pies. Superando oponentes Los dribladores talentosos poseen la habilidad de superar al defensor enemigo. Al cambiar la dirección y/o la velocidad, un driblador puede engañar a su(s) contrario(s) y obtener una posición ventajosa sobre el (ellos). Una posición “ventajosa” del atacante podría ser una que le provea un mejor ángulo de pase/remate. Un aspecto importante de mantener esta ventaja es lograr colocar el cuerpo de uno entre el balón y el enemigo superado, así como alejarse de él. Esto previene directamente que el oponente recobre o interfiera mas adelante en la jugada. Driblar puede producir muchas situaciones peligrosas aun en defensas con marcación cerrada. Todo delantero debe ser capaz de superar al menos a un defensor enemigo, de aquí viene la primera regla para jugar como atacante – “si se encara al último defensor siempre enfréntalo.” Por el contrario los zagueros siempre tratan de evitar desafiar a un delantero a menos que cometan un error o los compañeros de equipo hayan retrocedido. Es por ello que los zagueros marcan a sus oponentes cerradamente – para evitar que giren (enfrentarlos con el balón.) Si un atacante ya ha girado y se dirige al gol, el defensor sólo debe esperarlo a que cometa un error, tratar de persuadirlo lejos del arco o hacer el apoyo entre dos jugadores. Superar


enemigos por consiguiente se refiere al hecho de mantener el balón cerca al cuerpo de uno y moverse lejos de la dirección donde está la presión. Los defensores trabajan en el principio de la solidez. Si el atacante no es cubierto por su marcador rápidamente, otro defensor cubrirá la marca. Otra conclusión puede ser enunciada de la generalización anterior – los defensores enemigos deben ser desafiados tan pronto como sea posible (si uno concluye que el pase o disparo es menos posible.) Métodos de driblado Aliviar la presión Un rápido “despliegue” de driblado es una gran herramienta, la cual abre ángulos de tiro o pase (y además descongestiona). Cuando un jugador está bajo una gran presión, su visión directa al arco usualmente se bloquea. Si el driblador se mueve lateralmente hacia la presión enemiga, por lo general puede abrir un adecuado ángulo de tiro. De manera similar, esto también se puede aplicar al pase. Los ángulos creados de esta manera son generalmente de corta vida y por consiguiente deben ser aprovechados al instante. Conquistando campo abierto Si un jugador tiene el balón y hay campo libre en frente de él, por lo general se esperará que continúe. Esto es hecho con el propósito de atraer hacia afuera a los oponentes. Si el atacante tiene un espacio libre hacia el arco, esto usualmente significa que el defensa que lo contrarresta se ha quedado atrás. Al llevar el balón hacia adelante, el jugador causará que al menos un defensor le ejerza presión lo cual reduce la solidez de la defensa del oponente. Este método particular de atraer la presión es útil para jugadores de cualquier posición, incluyendo a los zagueros. Los jugadores situados a los costados deben estar especialmente acostumbrados a subir con el balón. Cuando se usa este método es extremadamente importante buscar la presión enemiga más que aferrarse al balón. Esto ayuda a encontrar ángulos abiertos por donde el balón se pueda pasar y se pueda rematar antes que el enemigo se aproxime. Superar a los defensores El driblar puede ser empleado para superar a los defensas. "Superar" es un término exacto que se refiere a salir de la presión enemiga en una confrontación de uno a uno. Cuando un jugador es presionado, su enemigo esta generalmente al frente a su propio arco. El resultado final de "superarlo" está resumidamente enunciado en su definición: El driblador debe terminar en el lado opuesto del oponente que presiona.


Controlar el balón Controlar el balón quiere decir tomar posesión de él. Un jugador gana la posesión cuando se coloca o alinea con el balón para así maniobrar con éste. Control de balón (de balones en tierra) y driblar es prácticamente lo mismo en términos de técnica. Es por esto que “driblar” también se refiere a correr controlando el balón. Ambos hacen referencia a mantener el balón en un espacio que sea accesible para el siguiente toque. La diferencia es que cuando se controla, el jugador somete al balón a su posesión mientras que driblar se manipula al balón después de que ha sido sometido a su posesión. La habilidad de un jugador para controlar el balón es requerida cada vez que éste se prepara a recibirlo. Recuerde, algunas veces un jugador puede distribuir o patear el balón al primer toque. Esto no es considerado control. Mucha gente malentiende la definición de “control de balón” o simplemente “control”. Cuando hablamos de “control del equipo” nos referimos a la habilidad global de un grupo de jugadores (equipo) para mantener la posesión del balón. El “control del equipo” por consiguiente es una combinación de todas las habilidades que ayudan a nuestros jugadores a mantener y manipular el balón. Una lista de todas esas habilidades puede cubrir todos los aspectos del rendimiento como la técnica, aptitud, tácticas e inclusive la condición emocional. Principios generales: Precisión, demoras y rompimiento Al maniobrar el balón por lo general lo expone al contrario o lo atrae. Comprender si uno tiene suficiente tiempo es importante – algunas veces un rápido pase a un toque o un disparo pueden crear mejores resultados. Si hay una oportunidad tentadora para disparar o pasar es probablemente mejor sacrificar el control del balón. Si uno se encuentra con que se le acaba el tiempo (carente de opciones o está siendo marcado) eso es generalmente un signo de una pobre toma de decisiones o falta de observación (no debió haber tenido controlado el balón) o carencia de habilidades (no se debió haber tomado tanto tiempo en el control del balón). Por otro lado – no hay nada malo en controlar el balón, siempre y cuando esto no interfiera (la técnica de control sea ejecutada rápida y precisamente) con nuestros intentos o situaciones (o las tácticas generales del equipo). No es correcto concluir que jugar a un toque es siempre más efectivo que conservar el balón, aunque parece que los más exitosos equipos de fútbol en la actualidad (Real Madrid 2002, Manchester United 1999) atacan manejando el balón con el menor número de toques posibles. En la práctica, controlar el balón atrae a los oponentes hacia éste manipulando sus acciones. Por consiguiente, la situación debería indicar cuando usar el control y cuando jugar a un toque. No obstante, un jugador de alta calidad debe ser capaz de jugar conservando o no el balón. Por ejemplo, la habilidad de disparar en movimiento es una condición de un auténtico rematador y hacer pases rápidos de pared es una característica de buenos jugadores creativos. Precision La ventaja técnica de usar el control es que (cuando se ejecuta apropiadamente) provee al jugador de balones bien ubicados lo cual mejora la precisión del siguiente toque. En ciertos balones, el uso del control es obligatorio pues las habilidades técnicas que uno tiene no son apropiadas para manejar la situación de otra manera. El control requiere espacio y de cierta forma requiere de tiempo, lo cual causa la perdida de la posesión del balón cuando se está bajo una fuerte presión. Manejar el balón para tener confort es por


consiguiente sólo aplicable si hay suficiente tiempo y espacio disponible para conservar o proteger el balón. Demoras (invitar a la presión) Uno de los resultados de controlar el balón es la atracción de la presión del enemigo. Esto no es necesariamente un efecto negativo. Algunos jugadores pueden conservar intencionalmente el balón bajo su control sólo para invitar (y conducir) a la amenaza enemiga. Los aleros posicionados a la distancia, podrían retener el balón simplemente para atraer al compacto grupo de defensores enemigos. Los jugadores avanzados (en particular los medio-campistas) usan el control para manipular la presión de los defensas. Al recibir el balón el jugador puede llevarlo al flanco izquierdo y tan pronto su marcador lo siga puede enviar un pase a la derecha. Rompimiento (evitando la presión) El control puede ser utilizado para penetrar a través de la presión enemiga. El rompimiento, significa maniobrar con el balón para escapar de la amenaza del defensor oponente, ganando una colocación de ventaja ofensiva. Al contrario del control por demoras, el rompimiento es hecho para evitar la presión enemiga sin tener que atraerla. No teniendo suficiente espacio o tiempo para controlar el balón (demasiados oponentes cercanos) es de vital preocupación para el jugador decidir cuando controlar o no el balón. Uno debe darse cuenta de la proximidad de los oponentes y situar el balón con el fin de escapar de sus acometidas o protegerlo para prevenirlos. Por ejemplo, si el balón ha sido dado a un jugador y hay un defensor a su derecha, el podría pasar el balón al lado opuesto. Si la situación es desfavorable (hay dos defensores a ambos lados), el jugador debe estar preparado para escaparse con control, hacer el pase o disparar el balón al primer toque. Métodos de afianzamiento del balón Hay tres usos generales de control – para manejar mejor el balón (toques sucesivos como disparos o pases), para desarmar la presión enemiga o para retrazar el juego y atraer al enemigo. Detenerla por completo Detener el balón por completo o “matarla” se utiliza cuando el jugador está planeando parar completamente, con el fin de demorar el flujo de juego o evaluar sus opciones. Esto no es recomendable si hay oponentes cercanos, a no ser que el balón sea pasado, movido o protegido de inmediato. La detención completa también es adecuada para parar balones muy difíciles e incómodos, los cuales no pueden ser parados de otra manera. Cuando se usa este método de control, uno debe saber la posición del enemigo. Tomar mucho tiempo para parar el balón puede ser peligroso si el enemigo está cerca, por lo tanto el jugador debe tener examinado el lanzamiento antes de controlarlo. Esto es especialmente importante si uno asecha al balón a espaldas del arco enemigo, pues esto generalmente podría limitar su visión de la presión enemiga. Continuar con el balón Esta particular habilidad es usada cuando un jugador está dirigiéndose a una dirección específica y el balón viene a él desde un costado. Tal como parar el balón completamente, el continuar con el balón es otro método frecuentemente usado para el control. Técnicamente, continuar con el balón es ligeramente más exigente pero debe ser dominado por cualquier jugador de fútbol avanzado. Buenas anticipaciones y


coordinación serán necesarias para preparar el balón de tal manera que éste llegue al mismo punto que uno, en vez de patearlo sin rumbo y luego tratar de ir por él. Se debe permanecer tácticamente alerta parte del truco; si no hay espacio para dirigir el balón, no hay razón de controlarlo de esta forma. Por ejemplo, si uno está dirigiéndose hacia el defensor más próximo y le pasan en balón, debe cambiar la dirección en vez de continuar con éste. Continuar con el balón es una habilidad fundamental que todo jugador necesita desarrollar. Esto se usa prácticamente en cualquier lugar del campo por jugadores de todas las posiciones. Los medio-campistas y demás jugadores que transportan el balón deben sentirse cómodos con esta habilidad. Técnicamente, está relacionado con driblar. Cambio de dirección Usar el control para evadir la amenaza enemiga es un signo de un futbolista verdaderamente experto y maduro. La buena visión y conciencia táctica se establece como el principio básico de esta habilidad. Detectando donde está localizado el enemigo más próximo o más precisamente detectando su destino (dirección), uno puede desarrollar un plan para superarlo. Al examinar el campo, el jugador que ejerce el control del balón puede encontrar un lugar vacío que este fuera del alcance enemigo. En el mejor de los casos uno puede encontrar bastantes lugares empezando de los “seguros” hasta los “riesgosos” y luego dirigir el balón en la forma más apropiada. Algunas veces entre menos mejor - parar completamente puede fácilmente liberarnos de un defensa que corre al lado. Los jugadores avanzados usan astutas técnicas en donde el balón da una vuelta de 180 grados con un simple golpe o lo dejan pasar al defensa mientras ellos avanzan por el otro lado. Realizar un movimiento de amague en vez de tocar el balón puede ser muy eficiente. Después de idear un esquema uno puede ejecutarlo mientras observa y responde a la reacción enemiga. Girar con el balón Si un jugador recibe el balón a espaldas del arco contrario, por lo general tendría que girar con el fin hacer un pase, disparar o driblar. Esto sucede frecuentemente con jugadores buscan constantemente tener conciencia de su propio arco. El factor más importante para girar con el balón es la habilidad de manejar tiempos y espacios. Si un enemigo está llegando tras el jugador que recibe el balón, entonces no podrá girar sin poner en peligro la posición. Ya que esto requiere una buena percepción y visión, los jugadores frecuentemente se advierten entre sí diciendo “hombre atrás” ó “gira”. La segunda cosa mas importante es el posicionamiento del compañero. Si el jugador que recibe el balón es un centro-delantero, entonces girar no le abriría líneas de pase, ya que todos sus compañeros de equipo estarían atrás. Estar conciente de la posición de uno en relación con su equipo es esencial al decidir si se gira con el balón o no. Usar el cuerpo como protección Si los enemigos están presionando cuando uno recibe el balón, la cosa más importante es no entrar en pánico. Usando la parte superior del cuerpo y sus pies, el jugar que


recibe el balón puede acabar la presión. Girar la espalda de uno en dirección al enemigo genera una forma segura para llevar el balón. Para garantizar la contención del defensor, uno debe mantener su cuerpo entre el balón y el enemigo. El pie (o cualquier parte del cuerpo) más apartado del oponente debería ser usado para controlar el balón. El otro pie (el más cercano al enemigo) debe estar ubicado como una barrera que podría bloquear su acometida. Usar la mano de uno como protección es también de ayuda para mantener lejos la presión enemiga. De hecho, muchos profesionales superan a sus marcadores mientras simultáneamente aseguran la posesión. La planeación previa es una clave para una protección efectiva. Uno debe siempre analizar el funcionamiento y detectar las amenazas enemigas prontamente. Permanecer firme y estar preparado para corregir errores es la segunda clave. Si las cosas no funcionan uno debe tener un plan de respaldo que pueda asegurar una posesión segura (inclusive con el despeje). Fingir/Amagar Si el balón se está dirigiendo a una dirección deseable donde uno pueda tomarlo sin la intervención enemiga, pero presionado de cerca, no hay necesidad de parar el balón. En vez de atraparlo y luego tratar de superar al oponente, uno podría amagar el control del balón con el fin de “congelar” al oponente, y simplemente correr. Un buen ejemplo de esto es cuando un jugador con mucha marca está de espaldas al arco enemigo. Le hacen un pase a este jugador marcado pero en vez de parar al balón, el lo deja pasar por entre sus piernas y corre haciendo un giro de 180 grados en torno a su marcador. Si se ejecuta apropiadamente (y no repetidamente) este truco podría frecuentemente dejar pasmado al defensor que marca. Una de las desventajas de fingir es que esto requiere espacio. El balón debe dirigirse a un área abierta fuera de la amenaza enemiga, en donde el jugador pueda recobrarla. Otro factor es el peso (altura) del pase inicial. Si el balón va demasiado rápido uno puede no ser capaz de girar lo suficientemente rápido para recuperarlo, si va muy lento el enemigo podría interceptarlo.


Despejando en el fútbol Despejar significa asegurar que el balón permanezca “libre” de la intervención enemiga por un importante periodo de tiempo. Patear el balón fuera del campo de juego usualmente proveerá segundos importantes a un superado número de defensas esperando refuerzos. Recuerden que un despeje, al igual que cualquier estrategia no está sujeto a una técnica particular pero si es una función especifica. Un defensa puede proteger el balón y sacarlo de juego aun sin tocarlo. En ese caso, asegura un despeje sin tocar de hecho tocar el balón. Principios generales El primer principio del despeje es asegurarse que el oponente tiene pocas o nulas posibilidades de contacto con el balón. Eso en si mismo no justifica el porqué un jugador podría despejar el balón. Despejar es usado principalmente en situaciones donde no hay otras opciones sensatas disponibles para el jugador particular que maneja el balón. Por ejemplo, si un defensor con poco físico es presionado, él podría preferir despejar el balón en vez de de tratar de protegerlo. Otras situaciones donde puede ser útil despejar el balón se dan cuando el equipo enemigo ha logrado una muy buena posición en el ataque. Tipos de Despejes Apoyo Técnico Despejar el balón por seguridad es un método aplicado cuando no se poseen suficientes herramientas para manejar la situación dada. Los porteros por ejemplo, frecuentemente despejan los cruces cuando no están seguros de poder atrapar el balón. Por consiguiente, debemos ver al despeje como una herramienta aplicable en situaciones en donde uno no confía lo suficiente es sus habilidades. Típicamente, la dirección en la cual el balón es despejado debe estar lejos de la concentración enemiga. Esto les podría generar más tiempo para recobrar el balón. En situaciones extremas, el balón puede ser pateado o sacado del campo de juego. Desactivar un ataque Otra buena aplicación del despeje es como método de desactivación de un ataque del contrario. Esto puede significar que un hábil defensa puede despejar el balón no sólo para parar el ataque enemigo sino para disminuir su avance. Usualmente es mejor despejar el balón fuera del terreno de juego cuando se trata de incomodar el ataque enemigo. Sicológicamente, es difícil volver a empezar un ataque con el mismo fervor después de que un defensa ha pateado el balón sobre las graderías del estadio. Impacto táctico Cuando se despeja el balón, es difícil ser exigente sobre la dirección precisa a donde se


dirigirá el balón. Sin embargo, es recomendable jugar el balón a un área saturada con el mayor número de compañeros de equipo. Esto incrementa la probabilidad de mantener la posesión mientras se juega el balón de forma segura.


Finalización de carrera Hacer una finalización de carrera significa ponerse en línea con la intención de producir una jugada de anotación. Contribuir en un intento de anotar puede ser hecho tanto directa como indirectamente. Si el corredor tiene la intención de anotar al recibir físicamente el balón y disparar, entonces él está directamente involucrado. Por otro lado, un jugador podría hacer una finalización de carrera indirecta en la cual no tiene planeado contactar el balón pero puede por ejemplo influenciar al defensor enemigo a salir de la zona “activa”. Principios generales El primer principio del despeje es asegurarse que el oponente sea privado del contacto con el balón. Esto en si mismo no justifica el porqué un jugador deba despejar el balón. El despeje es usado primordialmente en situaciones en donde no hay más opciones (sensatas) disponibles para un jugador particular que está con el balón. Por ejemplo, si un defensor con débil contextura es presionado, el podría preferir despejar el balón antes que tratar de protegerlo. Otra situación donde puede ser útil despejar el balón es cuando el equipo enemigo ha logrado una oportunidad clara de ataque. Principios generales: carreras directas versus carreras indirectas La más notable señal de un rematador prolífico es su habilidad de leer el juego y producir daño a una defensa simplemente con su posicionamiento. Un atacante inteligente debe ser capaz de iniciar carreras directas localizándose en áreas en donde el balón podría eventualmente terminar por un pase o desvío. Esto incrementa enormemente sus posibilidades de anotar. Un jugador completo no sólo debería hacer carreras directas a gol sino que también debería ser capaz de incomodar a la defensa de otras maneras. Con las carreras indirectas el atacante se mueve sin la intención de contactar el balón. Esto simplemente distrae a la defensa enemiga y de esa manera se crean oportunidades para sus compañeros de equipo. Definir si una carrera es directa o indirecta sólo puede concluirse después de que la jugada se acaba, por consiguiente uno debe posicionarse basado en dos factores fundamentales más. Estos dos son “atacar puntos estratégicos” y “manipular la concentración de la defensa.” Puntos estratégicos Estas son carreras agresivas basadas en el movimiento de los jugadores a un área donde las posibilidades de anotar podrían incrementarse. Esto usualmente significa forzar la jugada a pesar de la oposición defensiva. Por ejemplo, si el balón está en el flanco, un atacante se aproximará al área en donde el podría eventualmente finalizar un centro. Concentración enemiga Opuesta a la carrera directa, la carrera indirecta es hecha con la intención de manipular a los defensores enemigos (y al portero). Este proceso en si mismo puede incluir atraer a los defensores que marcan áreas designadas o posicionar atacantes en zonas donde pueden distraer o incomodar a la defensa enemiga.


Carreras directas Carreras de Penetración Una de las más instintivas finalizaciones de carrera es la de penentración. En ésta, se dirige a una zona detrás de la línea defensiva enemiga, donde simultáneamente le han despachado un pase (por lo general elevado). Hay muchas variaciones de este método incluyendo combinaciones rápidas como paredes o pases dobles. Independientemente de las improvisaciones, el principio general dice: Un atacante se dirige detrás de la línea defensiva enemiga y se le entrega el balón. Recepción de centros Carrera al poste más cercano En un ataque por el flanco, el primer jugador que llega al arco enemigo normalmente se espera que se dirija al poste más cercano en el arco contrario o al poste que está más cerca del transportador del balón. Carrera al poste más alejado El segundo lugar clave para los jugadores que llegan al centro, es el poste más alejado del balón. Ya que el poste más alejado está en el flanco opuesto del balón, los jugadores situados en esta zona son difíciles de rastrear por los defensores enemigos. Ellos tendrían que mirar hacia atrás y hacia adelante tanto al balón como al jugador. La carrera al poste lejano es usualmente ejecutada después de una carrera al poste más cercano pues así se tiene más opción de interceptar el balón. Otra característica de la carrera al poste más alejado es que cuando se complementa con una carrera al poste más cercano esto genera un ambiente más desafiante para los defensores enemigos ya que los desconcentra. Carreras al rebote Las llamadas "carreras al rebote" intentan posicionar al atacante en un lugar a donde el balón pueda eventualmente rebotar o ser desviado. Un jugador haciendo tal carrera tiene el papel de estar al "rebote" ya que su trabajo es recobrar malos despejes o tiros desviados. Debido a que los defensores intuitivamente tienden a hacer giros (o a despejar) dirigiendo el balón al lado opuesto de donde están atacando, el jugador al rebote debe permanecer fuera de la congestionada zona de acción cuando su equipo esté atacando. El jugador al rebote usualmente transita detrás de la primera línea de atacantes. Cuando el balón está en la mitad, el permanece centrado detrás. Si el balón es jugado a un flanco, el jugador al rebote usualmente se mueve al lado opuesto y ligeramente adelante. Hacer carreras al rebote es usualmente la manera más indirecta de tratar de anotar. Muchos jugadores lo piensan dos veces antes de hacerlo debido a esto. Carreras indirectas Sacar a los defensas Cuando un atacante está marcado muy apretadamente, podría ser de poca utilidad para su equipo si permanece inmóvil. Este principio es especialmente cierto si el defensor que marca tiene una ventaja física para llegar primero al balón. No hay necesidad para el atacante que trate de superar a su marca. El simplemente podría hacer una carrera hacia medio campo o hacia su propio arco. Esto podría tomar al defensa fuera de su


lugar o liberar al atacante. Considere que esta herramienta puede aislar o al menos desubicar al defensor dado. Atraer la atención Atraer la atención simplemente significa situarse en un lugar donde pueda provocar especulaciones en los defensores enemigos (y el guardameta.) Cuando se hace una carrera al poste más cercano al balón en un centro, el atacante engaña a los defensas que lo circundan, los cuales están generalmente concentrados en el lado cercano del campo. El jugador que se mueve en el poste cercano no sólo amenaza con finalizar el centro sino que también puede aliviar la presión del poste más alejado del balón y de esa manera proveer una zona despejada al segundo atacante. En los centros, permanecer muy cerca al guardameta usualmente tiene el mismo efecto de absorber su atención o al menos distraerlo.


Apoyo en el fútbol Los movimientos sin el balón hechos con el propósito de conservar la posesión hacen referencia a dar apoyo. El término de arriba “conservar la posesión” es tan general, que puede referirse a las diferentes clases de apoyo. Por lo general, el desmarcarse es considerado como una acción ofensiva, pero al examinar de cerca se prueba que las carreras de apoyo pueden tener una característica defensiva. La posesión de por sí, no debe estar asociada con el ataque. Por ejemplo, muchos equipos hacen posesión del balón cuando tratan de preservar el resultado actual. Principios generales Mantener el espacio Cuando se ataca, los jugadores deber preservar una configuración espaciada. Esto les da una ventaja al forzar al equipo que está a la defensiva a estirarse. Sería más fácil para un defensor cubrir o presionar a dos atacantes cuando estos están cercanos entre si. Por consiguiente, los atacantes deben asegurarse de no agruparse. Cuando un compañero de equipo, por ejemplo está driblando en su dirección, usted debe quitarse de su camino y buscar ubicarse en otra posición. Probablemente, el lugar de donde viene su compañero de equipo es el lugar más cercano que puede ser usado. Lo mismo se aplica cuando se hacen carreras. Si un compañero de equipo está corriendo a su posición, usted debe buscar otra, o tomar la de él. Desde otro punto de vista, si usted está corriendo a un lugar donde ya hay un compañero, pídale que se quite de su camino. Ángulos Cuando se defiende, un equipo por lo general deberá concentrarse en frente de su propio arco y fuera de las bandas. Esto lo hace menos permeable a ataques directos. Lógicamente, cuando se trata de quedar libre para un pase, un jugador usualmente debe moverse lejos de la presión enemiga. Esto quiere decir moverse hacia las bandas y lejos del centro del campo. Crear espacios Un jugador que está situado en un área “apetitosa”, está casi siempre marcado. Si quiere recibir un pase, puede correr fuera del área dejando sólo a su marcador. Si lo hace rápidamente, esta jugada puede dejar un agujero abierto en la línea defensiva, apropiado para que otro atacante avance. Otra variación podría ser pasar el balón al jugador creando el espacio. En el momento en que su marcador es atraído, el balón es pasado de nuevo al distribuidor el cual lo juega a al espacio abierto. Driblar hacia la propia línea de gol es también otra buena forma de atraer y desequilibrar a la defensa enemiga. Métodos de dar apoyo Apoyo desde Atrás Dar apoyo desde atrás significa desmarcarse para un pase, detrás del portador del balón.


Cuando el balón está en un flanco, es usualmente apropiado proveer a ese jugador con apoyo desde atrás. Idealmente, el balón puede ser movido al otro flanco. Cambio de punto de ataque Un pase, usualmente perpendicular a la línea de gol, es hecho para crear una oportunidad de disparar. Cambiar de flanco con un sorprendente y largo pase puede a menudo castigar a una defensa demasiado compacta.


Aptitud Física en el Fútbol Desde 1970, las condiciones físicas se han vuelto parte integral del fútbol. Los equipos más aptos físicamente como Alemania y Holanda empezaron este lento proceso de controlar la capacidad futbolística en el mundo. Hoy en día, no es inusual que una superpotencia en fútbol se vea superada por un equipo más modesto como Croacia, Bulgaria, Senegal, Camerún o Turquía. El juego mismo se ha transformado tácticamente. La posición de un jugador casi no significa nada. La mayoría de los defensas tienen que atacar los flancos, mientras que los delanteros deben regresar a apoyar a los medio-campistas. Debido a todo esto, en promedio un jugador de fútbol, corre aproximadamente 10 kilómetros (6 millas) por juego. Algunos medio-campistas alcanzan a correr de 13 a 15 kilómetros (8 millas)! Esta sección sobre aptitud física contiene artículos sobre los aspectos físicos del juego. -métodos de entrenamiento -ejercicios para lograr aptitud física en el fútbol


Métodos de Entrenamiento Para Lograr Aptitud Física en el Fútbol Métodos de Entrenamiento ¿En qué debe trabajar para mejorar su aptitud física para el fútbol? Los siguientes artículos presentan los diferentes métodos de entrenamiento y sus objetivos principales. Descubra su importancia en el desempeño futbolístico y aprenda cómo desarrollar su propia rutina de entrenamiento. Los diferentes métodos de entrenamiento para lograr aptitud física se clasifican en categorías dependiendo de su función e importancia en el rendimiento. -calentamiento -ejercicios anaeróbicos de fútbol -ejercicios aeróbicos de fútbol -fortaleza muscular -pliométrica y el entrenamiento de fútbol -entrenamiento de velocidad

Calentamiento en el fútbol El preparar su cuerpo para el fútbol es un proceso a veces ignorado, especialmente en los bajos niveles del juego. Existen tres aspectos principales que se deben tener en cuenta para alcanzar la máxima preparación fisiológica. Circulación – Aumentando la Tasa Metabólica Pasiva Antes de empezar una actividad competitiva, la actividad cardio-vascular del cuerpo se necesita incrementar gradualmente. Hasta 30 minutos antes de la patada inicial, es recomendable beber té (preferiblemente con limón y endulzarlo con miel en vez de azúcar). El té contiene cafeína, la cual aumentara el ritmo cardiaco del jugador. El té es rico en sodio, un mineral que regula y equilibra la cantidad de fluidos en la parte exterior a las células en el cuerpo, ayudando a la contracción de los músculos y el funcionamiento de los nervios. El sodio usualmente se pierde en la actividad deportiva como el fútbol en forma de sudor. Antes de salir a la cancha, un suave masaje se puede aplicar en esas partes donde la circulación es pobre como en los tobillos, rodillas, la parte baja de la espalda y hombros. Esto es especialmente importante en climas fríos. Activa El calentamiento activo debe empezar unos 20 a 30 minutos antes de la actividad. Durante este proceso, el cuerpo tiene que calentarse a través de ejercicios como el trote suave. La intensidad debe ir aumentando gradualmente. Al involucrar diferentes grupos de músculos en este momento calentará uniformemente el cuerpo.


Musculatura – Estiramientos El estiramiento es mal interpretado y dejado de lado por muchos entrenadores en niveles bajos del juego. Como primera medida, no se debe usar en “músculos fríos”. Si el cuerpo no se ha calentado, el estiramiento puede causar una lesión. Recordemos que jamás debe ser doloroso. La flexibilidad es influenciada por factores genéticos. El mismo resultado no se puede esperar de dos jugadores diferentes cuando se trata de estiramiento. Estático El estiramiento estático se realiza gradualmente asumiendo una posición y manteniéndola por un periodo de tiempo. La única ventaja de usar el estiramiento estático antes de un juego es que va a aliviar la molestia de los músculos y va a relajar al jugador. También es cierto que mejoran su flexibilidad pero si se usan en un programa a largo plazo. Dinámico Este tipo de estiramiento involucra el movimiento de una articulación específica de un extremo al otro. Se ha mostrado que el estiramiento dinámico disminuye el factor de riesgo de lesiones llamadas rigidez muscular. La rigidez muscular es la relación entre el cambio en la resistencia muscular y el cambio en la longitud muscular. El estiramiento estático no tiene efectos en la rigidez muscular. De ahí que, los estiramientos que se hacen antes del juego de fútbol o de las prácticas, necesitan ser dinámicas. Casi todos los equipos conocidos realizan sólo estiramientos dinámicos en la rutina antes del juego y luego pasan directamente a un trabajo técnico. Coordinación –Entrenamiento Técnico específico El paso final antes de empezar es el calentamiento técnico. En este momento, el cuerpo debe ser bien calentado. Lo mejor es que el calentamiento técnico incorpore todas las cuatro áreas principales de habilidad que incluyen patear, driblar, control de balón y bloqueo. De hecho, muchos equipos utilizan una práctica técnica “resumida” justo antes del juego. Se inicia con rutinas técnicas sencillas y pasan a un juego de posesión.

Aptitud Anaeróbica en el fútbol La actividad anaeróbica es más intensa (70 - 100% de sus pulsaciones máximas) que la aeróbica pero de menor duración. Debido a esto, se les conocen como entrenamiento de calidad. La actividad anaeróbica se basa en hacer trabajo mientras el cuerpo se alimenta con energía almacenada en fuentes como el glicógeno. En este proceso, el ácido láctico se forma en los músculos causándole una sensación de fatiga o incomodidad. El ácido láctico es una de las razones por las cuales el ejercicio anaeróbico no puede ser realizado por largo tiempo y se divide en varios intervalos. La resistencia anaeróbica se refiere a la habilidad de mantener una actividad intensa y recuperarse rápidamente. Este tipo de rendimiento generalmente depende en su tolerancia al ácido láctico y eliminación. Los levantadores de pesas tratan de que tiempo entre las series de repeticiones que hacen sea tan corto como se pueda. De esta forma están desarrollando su musculatura y su resistencia anaeróbica. Importancia para el jugador de fútbol: -una pobre aptitud anaeróbica reduce la fortaleza muscular


-disminuye su velocidad tope a lo largo de un juego de fútbol -hace más difícil ejecutar técnicas al disminuir su coordinación -la fatiga hace más difícil concentrarse en las tácticas a realizar

Aptitud Aeróbica en el Fútbol En el fútbol o en el entrenamiento para lograr aptitud en general, los ejercicios aeróbicos están diseñados para mejorar el sistema cardiovascular y la eficiencia del corazón. Aeróbico significa “con aire”. Durante la actividad aeróbica, el cuerpo provee a los músculos el oxigeno perdido durante su actividad. Los músculos requieren de oxidación de grasa y carbohidratos. Para mantener este equilibrio y mantener el suministro a los músculos, la relación de ejercicio debe estar entre 50-85% de su máximo ritmo cardiaco. Su máximo ritmo cardiaco es más o menos equivalente a 220 latidos por minuto menos su edad en años. Cuando el ejercicio se vuelve muy intenso, el corazón no será capaz de proveer a los músculos del oxigeno necesario entonces estos buscarán fuentes de energía alternativas. En dicho momento, cualquier actividad adicional será considerada anaeróbica. Su capacidad anaeróbica es determinada por la máxima cantidad de oxigeno, que pueda consumir su cuerpo, o VO2 máxima. La VO2 máxima se mide en mililitros por kilogramo por minuto o la cantidad de oxigeno que se puede proveer a una parte de su cuerpo durante un tiempo dado. La VO2 máxima depende principalmente de la eficiencia "sistema de transporte del oxigeno" de su cuerpo. Significado para el jugador de fútbol: -una pobre aptitud aeróbica reduce la fortaleza muscular -disminuye su coordinación y reflejos -hace mas difícil el concentrarse

Practicas de Estiramiento en el Fútbol Se tiene un concepto erróneo de entrenamiento para ganar fuerza y el fútbol. Tradicionalmente, los jugadores de fútbol no lo hacían, debido a que les daba miedo que se agrandaran sus músculos y perdieran así agilidad. Pero se ha comprobado lo contrario, y hoy en día los mejores jugadores de fútbol implementado en su entrenamiento el entrenamiento con pesas. Se debe enfatizar también en que el fortalecimiento de los músculos es un proceso largo que no va a dar resultados drásticos. Si se tiene un cuerpo bien desarrollado se puede mejorar el desempeño de varias formas. Por ejemplo, los enfrentamientos uno a uno por lo general los ganan los jugadores más fuertes y agresivos. Otra ventaja es que los entrenamientos con pesas pueden ayudar a superar desequilibrios musculares. Los desequilibrios musculares causan alteraciones en su técnica de carrera que pueden producir lesiones. La fortaleza de los músculos se desarrolla a través del uso de implementos pesados, los cuales solo permiten pocas repeticiones. Para obtener un desarrollo óptimo, trate que sea corto el periodo entre repeticiones. Cuando trabaje con cargas menos pesadas y haciendo más repeticiones, uno puede mejorar el tono en sus músculos. Si apenas está empezando un programa de entrenamiento con pesas, es recomendable tonificar sus músculos antes de trabajar en la masa muscular. El uso de equipos para entrenar tales como maquinas de ejercicio y pesas puede ayudar pero no es fundamental. Es imposible mejorar la


fortaleza de sus músculos sólo usando el peso de su propio cuerpo como resistencia. Los factores más importantes para un régimen de entrenamiento exitoso son el esfuerzo y la dedicación que se le ponga. Significado para el jugador de fútbol: -el tener cuerpo poco desarrollado causa lesiones -por lo general lo hace menos efectivo en los enfrentamientos uno a uno -eeduce su resistencia muscular

Pliometria Para el Fútbol Mientras se esforzaban por dominar el deporte mundial, durante la Guerra Fría, los deportólogos soviéticos diseñaban el método de entrenamiento pliométrico. Yuri Verhoshansky es el investigador más destacado en pliometría y eventualmente jugo un gran papel en la popularización de esta forma de entrenamiento. El entrenamiento pliométrico produce resultados evidentes en deportes que requieren saltar y tener agilidad. La URSS y el Bloque Oriental han estado empleando ejercicios pliométricos desde 1960, sólo fue después de 15 o 20 años después que el mundo occidental escucho del tema. Esto se debía en parte a la actitud discreta del bloque Oriental hacia sus métodos de entrenamiento. Algunos atletas aun evitan comentar su entrenamiento, ya que de alguna manera ellos trabajaban en un proyecto militar clasificado.

Principios Desde un punto de vista mecánico, existen dos tipos de movimiento muscular: concéntrico y excéntrico. A. El proceso de contracción o recogimiento muscular es conocido como contracción concéntrica. Un clásico ejemplo es saltar – las piernas son lanzadas hacia arriba por su contracción muscular repentina y descarga de fuerza sobre el suelo. La contracción concéntrica de los músculos depende solamente de los neuro-receptores, llamados músculos “eje” que van paralelos a la fibra muscular. Durante la actividad física, los neuro-receptores se activan cuando los músculos se estiran con fuerza suficiente y causan la contracción muscular (reflejos de contracción muscular) por un mensaje por medio de un arco reflejo en el sistema nervioso central. B. La contracción excéntrica de los músculos ocurre cuando el cuerpo, o una parte específica de éste, se desacelera. Cuando la pierna del atleta toca el suelo durante una carrera, sus músculos de la pierna se contraen excéntricamente, acortando y absorbiendo la fuerza generada por la inercia de todo su cuerpo. Este tipo de adaptación es extremadamente fuerte contra el cuerpo, particularmente en las articulaciones. La elasticidad natural y necesidad de volver a su posición original contribuye a la contracción excéntrica de los músculos. Los ejercicios pliométricos permiten que sus músculos respondan más rápidamente y completamente al estimular el sistema neuro-muscular. Para hacer más eficiente el uso de los estiramientos reflejo y la elasticidad, se deben ejercer sobre un músculo de forma rápida contracciones concéntricas y excéntricas. Lo que esto significa es que se producirá más fuerza cuando los músculos se contraen justo después de haber sido estirados. Rutinas para entrenamiento La mayoría de ejercicios pliométricos son hechos en series de saltos. Cuando se hacen,


uno debe esforzarse en lograr el máximo “tiempo al aire” y un mínimo contacto con el suelo. Los ejercicios pliométricos mejoran la agilidad así como el poder reactivo mediante la incorporación de elementos tanto del entrenamiento con pesas como del de velocidad. El entrenamiento pliométrico es muy peligroso. No debe ser practicado en superficies duras ya que puede haber resentimiento en las articulaciones, especialmente en las rodillas. Doble brinco Levantándose con ambos pies juntos, salte tan alto como pueda. Mientras este elevándose, trate de llevar sus rodillas hasta el pecho. Vuelva a saltar tan pronto como toque el suelo. Agilidad Párese al lado de un balón de fútbol o cono y salte por encima de un lado a otro. Trate de impulsarse tan alto como pueda. Recuerde que no debe separar sus pies y saltar de nuevo apenas toque el suelo. Brinco hacia adelante Ubique una línea de conos, separados de acuerdo a su capacidad de salto. Empiece desde un extremo, saltando de un cono al otro con ambos pies juntos. Trate de caer tan cerca como pueda del cono, saltando tan alto como pueda.

La Velocidad y el Entrenamiento de Fútbol A través de su desarrollo, la capacidad correr a gran velocidad de un jugador se adquiere sobre todo durante el comienzo de la pubertad (entre los 12 y 14 años de edad). Si usted es un deportista mayor (por encima de los 16 años) y tiene un tiempo en los 100 metros de 15.0 segundos, esto no va a mejorar tan fácilmente. Sin embargo, es posible conseguir una mejora significativa en la velocidad en el campo por medio de distintos métodos, que no implican correr a gran velocidad. Existen muchos factores que influyen en la velocidad que uno desempeña en el campo. Algunos de estos incluyen reflejos, anticipación táctica, agilidad y muchas más. Un entrenamiento de velocidad efectiva debe incorporar aspectos reales del juego. La velocidad no se refiere solamente a las carreras de gran rapidez. Los jugadores de fútbol rara vez avanzan a plena velocidad por más de 20 metros. Sería más apropiado concentrarse en cambios rápidos de dirección, aceleración y lo más importante, la velocidad con el balón. Tenga en mente estas ideas cuando diseñe su programa de entrenamiento de velocidad. La fatiga hace los entrenamientos de velocidad inútiles en cuanto a lo que se pueda lograr con estos en términos un paso más acelerado. Un buen programa de entrenamiento debe dividirse en intervalos para de esta forma recuperarse y dar el máximo esfuerzo. Significado para el jugador de fútbol: -el jugar a altas velocidades es muy importante en los niveles altamente competitivos del juego -si no tiene un paso adecuado, va a tener problemas para obtener el balón


Ejercicios de Aptitud en el fútbol Energía (Aptitud aeróbica) El futbolista promedio corre o está en movimiento casi constantemente durante 90 minutos de juego. El tener un nivel apropiado de energía depende de lo que llamamos aptitud aeróbica. La aptitud aeróbica se desarrolla por medio de ejercicio continuo que dura más de 30 minutos. -rutinas de fútbol para energía : Técnica La técnica de trotar es un poco diferente si se compara con la de correr. En cada paso, usted debe tocar primero el suelo desde la mitad del pie hasta el talón y cambiar el peso hacia las puntas de los pies. Cuando corre, los brazos tienen que moverse paralelos a su dirección. Si su cabeza se mueve demasiado de arriba hacia abajo o de un lado al otro, esta usted corriendo de manera ineficiente. Ejercicios para la Energía Resistencia cardiovascular Ejercicio: En 3000 metros (2 millas) de carrera al 50-60%. Se recomienda trabajar en esto al menos 2 o 3 veces por semana durante la pretemporada para lograr una optima ganancia. Beneficios: Este ejercicio mejora su sistema cardiovascular y pulmonar. Está diseñado para desarrollar su corazón como un músculo así como su circulación y pulmones. Mejorando su resistencia muscular Ejercicio: En 1500 metros (1 milla) de carrera, preferiblemente en una superficie arenosa o en subida. Esta debe practicarse a una intensidad de entre el 60-80%. Beneficios: este ejercicio mejora el proceso de quemar glicógenos, tolerancia y eliminación del ácido láctico. Estos son químicos que se acumulan en los músculos y causan la fatiga. Comparado con ejercicios anteriores, este se concentra en mejorar su habilidad para sostener un alto nivel de actividad. Sin embargo, por su larga duración, usted ganará también aptitud aeróbica. Reuniendo habilidades Ejercicio: Un continuo drible de balón por un periodo de tiempo de 20 minutos. Esto puede ser hecho en campo de fútbol o un área apropiada. Beneficios: Este es un ejercicio muy específico que mejora tanto la aptitud aeróbica como anaeróbica. También implica el manejo del balón y de ahí que se pueda considerar un beneficio en términos de desarrollo de técnica.

Velocidad Los ejercicios diseñados para mejorar su velocidad para el fútbol no deberían estar sólo dedicados a las carreras rápidas. Su trabajo debe tener en cuenta aspectos reales del


juego como cambio de dirección, aceleración y velocidad con el balón. Los ejercicios diseñados para mejorar la velocidad necesitan hacerse con el máximo esfuerzo. Estos deben ser divididos en intervalos ya que la fatiga los hace obsoletos.

-ejercicios de fútbol para la velocidad :

Velocidad para el Fútbol Técnica Sin el balón Las carreras, al contrario del trote, requieren que usted toque el suelo con la punta de sus pies. La parte superior de su cuerpo debe estar un poco inclinada hacia delante. Debe mantener sus brazos a los lados del cuerpo. Déle importancia a cómo avanza con cada paso. Al determinar la longitud ideal de su zancada, usted puede ajustarse para un desempeño óptimo. Una vez haya adaptado una buena zancada de carrera, no debe cambiar el ritmo haciéndolo más corto o mas largo. Pasos combinados de “carreras en cámara lenta” y velocidades altas son una buena forma sopesar su técnica. Esto le va a dar una idea de si está haciendo movimientos superfluos cuando va a toda velocidad. Usted puede practicar su zancada ideal ubicando una línea de conos a igual distancia entre ellos. Cuando corra junto a los conos estos le van a dar una idea de la consistencia y velocidad de su zancada. Esto ahorra energía. Es todo sobre el desarrollo de una técnica económica. Con el balón Generalmente, cuando un jugador se mueve con el balón rápido, tiene que mantener un cetro de gravedad bajo. Las rodillas deben estar dobladas. Debe estar un poco inclinado hacia delante. Cuando este driblando con el balón en una línea recta, el balón debe ser empujado con el empeine y no debe girar. El control es extremadamente importante cuando se trabaja en su velocidad con el balón. Si usted siente que esta perdiendo el control del balón, usted se está moviendo más rápido de lo que su habilidad le permite. Ejercicios de velocidad Calentamiento El calentamiento del cuerpo debe ser hacerse antes de toda práctica que requiera correr a la máxima velocidad. Lo ideal es que gaste de 5 a 15 minutos tratando de incorporar tantos grupos de músculos como sea posible con un trote lento, corriendo de medio lado, hacia atrás y demás. Es muy importante también calentar de manera dinámica. Esto disminuye el desgaste muscular, lo cual reduce el riesgo de lesiones. Empiece con un trote llevando sus talones hasta atrás, tratando de tocar su cola. Esto va a aflojar sus tendones. Para el músculo cuadriceps, se puede trotar llevando las rodillas tan alto como se pueda. Sin inclinarse hacia atrás. El músculo de la pantorrilla se puede calentar si se trota y de vez en cuando se levanta para cada pierna. Recuerde que el calentamiento debe incrementar la intensidad gradualmente.


Máxima velocidad Organice una línea de tres conos. Los primeros dos van a estar de acuerdo a su zancada. El último está allí por razones prácticas Usualmente, cuando esta en corre de un cono al otro la gente tiende a bajar la velocidad en los últimos metros. Al definir la ruta actual para la desaceleración usted puede preservar la calidad de su marcha. La fatiga no es aceptable cuando se trabaja este ejercicio. Si no esta corre a la máxima velocidad, no va a obtener una mejora significativa en su desempeño. Trabaje en ejercicios de carrera, como este, al comienzo de su entrenamiento. Aceleración Coloque cuatro conos en una línea de tal forma que divida la ruta en tres secciones iguales. Empiece del primero y gradualmente muévase más rápidamente hasta que alcance el tercer cono. De ahí en adelante, incremente la marcha hasta la velocidad tope en el último cono. Con cada repetición, trate de hacer lo mismo cuando acelera. Levantamiento de pesas El levantamiento de pesas es una gran forma de edificar el tejido muscular tanto en sus piernas como en todo el cuerpo. Se debe enfatizar que los músculos edificados con levantamiento de pesas no harán que sus piernas se muevan más rápidamente, les darán más potencia. Beneficios: edificar los músculos de las piernas les dará más potencia. La potencia extra puede realzar su patada, salto y velocidad explosiva. Tener una musculatura bien desarrollada también se reduce la probabilidad de lesiones. Un buen descanso es vital para desarrollar sus piernas. Los músculos se regeneran durante el día después del ejercicio actual. Por consiguiente, este trabajo no debe realizarse más de 2 o 3 veces por semana. Pliométrica La pliométrica es otro método adecuado para desarrollar sus piernas. Básicamente consiste en ejercicios de salto diseñados para mejorar el grado de reacción de los músculos de sus piernas.

-entrenamiento y rutinas pliométricas

Pliometria Para el Fútbol Mientras se esforzaban por dominar el deporte mundial, durante la Guerra Fría, los deportólogos soviéticos diseñaban el método de entrenamiento pliométrico. Yuri Verhoshansky es el investigador más destacado en pliometría y eventualmente jugo un gran papel en la popularización de esta forma de entrenamiento. El entrenamiento pliométrico produce resultados evidentes en deportes que requieren saltar y tener agilidad. La URSS y el Bloque Oriental han estado empleando ejercicios pliométricos desde 1960, sólo fue después de 15 o 20 años después que el mundo occidental escucho del tema. Esto se debía en parte a la actitud discreta del bloque Oriental hacia sus métodos de entrenamiento. Algunos atletas aun evitan comentar su entrenamiento, ya que de alguna manera ellos trabajaban en un proyecto militar clasificado.

Principios Desde un punto de vista mecánico, existen dos tipos de movimiento muscular: concéntrico y excéntrico.


A. El proceso de contracción o recogimiento muscular es conocido como contracción concéntrica. Un clásico ejemplo es saltar – las piernas son lanzadas hacia arriba por su contracción muscular repentina y descarga de fuerza sobre el suelo. La contracción concéntrica de los músculos depende solamente de los neuro-receptores, llamados músculos “eje” que van paralelos a la fibra muscular. Durante la actividad física, los neuro-receptores se activan cuando los músculos se estiran con fuerza suficiente y causan la contracción muscular (reflejos de contracción muscular) por un mensaje por medio de un arco reflejo en el sistema nervioso central. B. La contracción excéntrica de los músculos ocurre cuando el cuerpo, o una parte específica de éste, se desacelera. Cuando la pierna del atleta toca el suelo durante una carrera, sus músculos de la pierna se contraen excéntricamente, acortando y absorbiendo la fuerza generada por la inercia de todo su cuerpo. Este tipo de adaptación es extremadamente fuerte contra el cuerpo, particularmente en las articulaciones. La elasticidad natural y necesidad de volver a su posición original contribuye a la contracción excéntrica de los músculos. Los ejercicios pliométricos permiten que sus músculos respondan más rápidamente y completamente al estimular el sistema neuro-muscular. Para hacer más eficiente el uso de los estiramientos reflejo y la elasticidad, se deben ejercer sobre un músculo de forma rápida contracciones concéntricas y excéntricas. Lo que esto significa es que se producirá más fuerza cuando los músculos se contraen justo después de haber sido estirados. Rutinas para entrenamiento La mayoría de ejercicios pliométricos son hechos en series de saltos. Cuando se hacen, uno debe esforzarse en lograr el máximo “tiempo al aire” y un mínimo contacto con el suelo. Los ejercicios pliométricos mejoran la agilidad así como el poder reactivo mediante la incorporación de elementos tanto del entrenamiento con pesas como del de velocidad. El entrenamiento pliométrico es muy peligroso. No debe ser practicado en superficies duras ya que puede haber resentimiento en las articulaciones, especialmente en las rodillas. Doble brinco Levantándose con ambos pies juntos, salte tan alto como pueda. Mientras este elevándose, trate de llevar sus rodillas hasta el pecho. Vuelva a saltar tan pronto como toque el suelo. Agilidad Párese al lado de un balón de fútbol o cono y salte por encima de un lado a otro. Trate de impulsarse tan alto como pueda. Recuerde que no debe separar sus pies y saltar de nuevo apenas toque el suelo. Brinco hacia adelante Ubique una línea de conos, separados de acuerdo a su capacidad de salto. Empiece desde un extremo, saltando de un cono al otro con ambos pies juntos. Trate de caer tan cerca como pueda del cono, saltando tan alto como pueda


Resistencia muscular (Aptitud anaeróbica) La aptitud anaeróbica tiene en cuenta su habilidad para recuperarse rápidamente y correr a grandes velocidades constantemente. Esto es especialmente útil en el fútbol ya que debe desempeñar una marcha alta durante cualquier momento del partido. -ejercicios de fútbol para resistencia muscular :

Aptitud Anaeróbica para el Fútbol Fartlek (Juegos de Velocidad)

Entrenamiento: correr a gran velocidad de los puntos 1 al 6 y luego regresar a 1. Descanse en cada punto por un periodo de tiempo dado. Usted puede cambiar los valores en el diagrama, pero esto debe ser hecho proporcionalmente. Repita de 5 a 10 veces. Beneficios: los juegos de velocidad, como éste, son diseñados para poderse adaptar rápidamente. Dependiendo del número de repeticiones que usted complete, observará progresos tanto en su resistencia anaeróbica como aeróbica. Si quiere enfatizar en esto último, reduzca los tiempos de descanso entre cada marcha Alternar trote y carrera

Entrenamiento: Corra en el trayecto dado alternando entre carrera a tope y un trote lento. Un círculo completo cuenta como repetición sencilla. Ajuste la distancia entre puntos de acuerdo a esto y repita de 3 a 15 veces dependiendo de la longitud del trayecto.


Beneficios: Este entrenamiento mejora la quema de glic贸geno, la tolerancia y eliminaci贸n del 谩cido l谩ctico.

Entrenamiento de futbol individual  

Técnicas de entrenamiento individual

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you