Page 1

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

“EN MESA COMPARTIDA”

“ENCUENTRO INTERNACIONAL Familia Teresiana” Boletín Informativo 273. Octubre-Diciembre, 2015




“EN MESA COMPARTIDA” ÍNDICE Boletín Mª Teresa López Gago, STJ

Diseño Y Maquetación Inmenta, Empresa de Inserción de SaóPrat

Equipo Medios de Comunicación Giselle Gómez ,STJ Mª José Maestro, STJ Cecilia Oñate, STJ Mª del Carmen Maciel, STJ Lourdes Badenes, STJ

pag. 255 CARTA A LA FAMILIA TERESIANA pag. 258 LA FUERZA DE UN SUEÑO. PEREGRINACIÓN TERESIANA pag. 260 PROVINCIA SAN FRANCISCO DE SALES. ASAMBLEA PROVINCIAL pag. 262 CIT DE PASTORAL JUVENIL VOCACIONAL TERESIANA, 2015 pag. 264 ENCONTRO EUROPEU EM ROMA pag. 268 CELEBRACIONES pag. 269 FAMILIA TERESIANA DE CANELA ALTA (CHILE) pag. 271 ASAMBLEA PROVINCIAL. PROVINCIA SAGRADO CORAZÓN pag. 273 NOMBRAMIENTOS pag. 274 SANTA TERESA DE JESÚS DEFENSORA DE LA MUJER pag. 276 EL PAPA FRANCISCO CON LOS RELIGIOSOS. pag. 277 NECROLÓGICAS pag. 283 ENCOMENDAMOS A NUESTRA ORACIÓN

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS Via Valcannuta 134, 00166 Roma · Italia +39 (0) 6 6637053 Fax +39 (0) 6 66510235

www.stjteresianas.org


COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

255

“Carta a la Familia  Teresiana” “Los Santos no mueren jamás… Sus obras, su espíritu viven en su familia, y desde la gloria del cielo velan con solicitud paternal por sus hijos que dejaron acá...I

Revista Teresiana. Núm. 179 Agosto 1887 I

Roma, 15 de octubre de 2015

Queridas hermanas y miembros de la Familia Teresiana: Hace muy poco tiempo, en Ávila, y en el contexto de un maravilloso concierto que se nos ofreció en la peregrinación del mes de julio, me dirigí a muchos teresianos con palabras de profundo agradecimiento. Hoy, a punto de terminar la celebración del V centenario del nacimiento de Teresa, quiero repetir algunas de aquellas palabras y deseos para toda nuestra Familia que ha peregrinado de formas diferentes para conocer, amar y honrar a la Santa de nuestro corazón. También quiero anunciaros un último “regalo de cumpleaños” que nos llegará muy pronto. Faltan palabras para reconocer y agradecer públicamente los esfuerzos y desvelos de tantas personas, comisiones e Instituciones cuya intervención y compromiso ha hecho posible la preparación y la celebración del centenario a lo largo de estos años, en los diferentes países donde estamos. Nos sentimos ALEGRES Y AGRADECIDAS por todo lo realizado gracias a la colaboración visible e invisible de tanta gente buena, apasionada, disponible, preparada, ...y, en fin, ENTERESIANADA. Gracias también a tantas hermanas que nos han precedido, a laicos y laicas colaboradores que desde hace ya

muchos años, entregaron sus vidas para que hoy disfrutemos de LA FUERZA DE AQUEL SUEÑO, y nos sintamos FAMILIA TERESIANA DE ENRIQUE DE OSSÓ. No habremos superado en deseos y en amor a las peregrinaciones y actividades emprendidas por San Enrique, ni podremos igualar la pasión y el celo de aquel apóstol y misionero de paz y amor, pero podemos asegurar que nuestro corazón ha vivido emociones muy fuertes y experiencias que marcarán la vida de muchos teresianos en los próximos años. No terminamos este año centenario diciendo “si Teresa volviera…”, no, lo terminamos conmovidos por la certeza de que Teresa ha vuelto en cada teresiano/a a nuestros pueblos y ciudades, a nuestra gente y a nuestros grupos o familias. Repito de nuevo hoy lo que expresé a la Familia Teresiana en aquel concierto: “Creo que Teresa de Jesús es, sencillamente, la “MÚSICA” que pone magia en nuestra forma de ser; la melodía que ha movilizado tantos y tantos corazones durante siglos; ella es la partitura en la que se encuentran hoy miles de corazones revolucionados por su modo de ser MUJER, AMIGA de DIOS, PEREGRINA,


256

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

“No dejemos de contarles a todos que Teresa de Jesús ha sido para esta Familia un “lazo de unión” de muchos corazones que anhelan volver a lo esencial: Conocer y amar a Jesús y hacerle conocer y amar por todos. ” La Hna. Asunción Codes, coordinadora general


COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

257

APÓSTOL de Jesús. Teresa es la música que identifica a esta Familia y le da su aire propio, su sello de identidad dentro de la Iglesia y del mundo. No encuentro una imagen más bella y elocuente para decir lo que es Teresa de Jesús para esta Familia de Enrique de Ossó.” De la mano de los sueños de Enrique, y con la fuerza de su encuentro con esta mujer, hemos peregrinado, con ella y como ella, durante estos años. Y a fuerza de repetirnos ¡ES TIEMPO DE CAMINAR! hemos aprendido a ser caminantes y peregrinos en la vida. Hemos vuelto a nuestros orígenes, y nos hemos encontrado con lo más genuino de nuestra identidad de teresianos. Los peregrinos pueden partir solos, pero por el camino se van haciendo hermanos y amigos de otros peregrinos. Nunca el corazón vuelve como se fue. Se dilata, se llena de nombres y rostros, de voces diferentes pero con un lenguaje común. Juntos hemos descubierto que el fruto más precioso de todo lo vivido ha sido ponernos en camino, buscarlo en compañía de otros, gozarlo y experimentar que Jesús es en verdad el camino y el caminante, compañero fiel y el gran regalo de nuestra peregrinación. Teresa de Ávila y San Enrique de Ossó, caminantes y peregrinos de la vida, así lo descubrieron y nos lo transmitieron con claridad. Iniciamos un itinerario en el 2013 como “peregrinos” y nos despedimos reconociéndonos como apóstoles teresianos. No dejemos de contarles a todos que Teresa de Jesús ha sido para esta Familia un “lazo de unión” de muchos corazones que anhelan volver a lo esencial: Conocer y amar a Jesús y hacerle conocer y amar por todos. Transitaremos el camino de la oración sin apartarnos del camino de la vida y la realidad, practicando siempre el amor, el desasimiento y la verdadera humildad.

Por eso nos deseamos unos a otros: •A  mar y perdonar siempre para que el corazón no se entristezca, SEAMOS BUENOS AMIGOS Y AMIGAS de todo el mundo • Viajar  con lo necesario, vivir un poco más libres de tantas cosas, gozar con lo cotidiano, lo sencillo y lo pequeño; ¡Vayamos LIGEROS DE EQUIPAJE! •Y  andar alegres con la verdad de lo que somos, es decir, HUMILDES para poner al servicio de todos lo mejor de cada una/o. Ha de ser la fuerza de la vida y de los pequeños gestos cotidianos con sabor teresiano lo que estimule el crecimiento y la expansión de nuestra Familia Teresiana. Si no crece, decrecerá, y es deseo de nuestra Santa IR SIEMPRE ADELANTE y ser cada uno un buen cimiento de ese futuro que aún está por construir. Y para terminar esta “despedida del año centenario” quiero anunciar dos buenas noticias: •P  ronto dispondremos, en versión digital, de una recopilación de 3.350 cartas de San Enrique de Ossó escritas entre 1853 y el 20 de enero de 1896. Gracias al trabajo de algunas hermanas de la Compañía, tendremos la oportunidad de descubrirlo en su día a día, con la espontaneidad que

no pueden brindar otros escritos suyos. Podremos disfrutar de las imágenes de los manuscritos, la transcripción digitalizada, y de una base de datos para acceder a ellas. Deseo que esta nueva oportunidad de conocerle, nos acerque entrañablemente al hombre, al maestro, al sacerdote, al apóstol apasionado, al formador, al amigo, y, como no, al enamorado de Jesús y su Teresa. • A  ntes de finalizar el 2015, verá la luz la publicación de la primera parte de la Historia de Compañía, gracias al trabajo de nuestras hermanas que han dedicado al servicio de esta obra su tiempo, dones y esfuerzo. Otra alegría para las hermanas teresianas y para muchos otros que quieren y valoran esta “obra predilecta” del Fundador. De parte de todas las hermanas de la Dirección General os envío un gran abrazo, lleno de alegría, ternura y gratitud, y os repito a cada teresiano una convicción de nuestra Madre y Maestra: “Muy de otra manera le amaríamos de lo que le amamos si le conociéramos”. Seamos testigos y memoria viva en nuestros ambientes del gran poder liberador que tiene este conocimiento y amor de Jesús en nuestras vidas.


258

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

V Centenario del nacimiento de Teresa de Jesús



“LA FUERZA DE UN SUEÑO NOS CONVOCA” Por: Teresa Ros, stj

De entre las diversas acciones planificadas para animar y celebrar este año del V Centenario del nacimiento de Teresa de Jesús, el Encuentro Internacional de la Familia Teresiana ha sido esperado, motivado y preparado con mucho cariño, y hoy todos podemos decir que ha sido un acontecimiento señero en la vida de nuestra Familia Teresiana. Peregrinar hacia Ávila y Alba de Tormes, la cuna y el sepulcro de Teresa, no ha sido simplemente un hacer memoria de aquella otra peregrinación que organizó Enrique de Ossó con 4000 jóvenes de toda España y con la que inauguró una ruta y un modo de acercarnos a Teresa y dejarnos contagiar por la fuerza de su amor a Jesús. Queríamos rastrear y revivir su sueño, conscientes de lo que para él expresaba ese “ponernos dentro del corazón de la Santa” para que nos contagie al menos parte de su espíritu. También ahora, como en aquel 1877, necesitamos y deseamos alentar el sentido de nuestra misión y recrearnos desde ese mismo fuego que puso en marcha a Enrique de Ossó. En esta ocasión incorporábamos las diferentes expresiones que ha ido cobrando nuestro carisma a lo largo del tiempo y en la diversidad de culturas y realidades donde nos hallamos presentes. Hubo participación desde América, África y Europa, con representación de los dieciocho países donde la Compañía

desarrolla su misión: Angola, Costa de Marfil, Burkina Faso, EEUU, México, Paraguay, Chile, Uruguay, Argentina, Venezuela, Colombia, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Brasil, Portugal, Italia y España. El día 20 de julio fuimos convocados en TORTOSA. Comenzamos cuatrocientos adultos, algunos incorporando a toda su prole familiar, y doscientos jóvenes. Para unos y otros se plantearon propuestas organizativas distintas, pero con un mismo objetivo. Después se sumarían muchos más en Ávila, los días 25 y 26, o para el resto de días del Encuentro, hasta que concluyó todo el día 29. Y así dimos rotundidad al lema: LA FUERZA DE UN SUEÑO NOS CONVOCA. La primera parte se desarrolló en CATALUÑA, porque en nuestro origen “todo comenzó en Tortosa…”. Nos sumergimos así en los lugares y escenarios de evangelización que Enrique de Ossó fue enteresianando y donde, de su mano, aprendimos a ser apóstoles y a pensar “en grande” la misión. Para muchos peregrinos todo era novedad. Nunca habían pisado estas tierras. Y no dejaban de manifestar su alegría conforme iban re-conociendo todo aquello que les había llegado “de oídas”. Para otros, los sitios resultaban ya muy familiares, pero no les dejaron de despertar interés y agradecimiento. Y es que en esta ocasión vivimos algo NUEVO como compañeros de camino y como herederos de un carisma teresiano que nos ha sido

regalado y que resulta impresionante en su riqueza y su actualidad, si nos dejamos recrear por él. Las comunidades de Jesús y Tortosa, y el colegio, se volcaron en pleno para los preparativos. Hermanas, profesores, miembros del MTA y otros colaboradores nos regalaron espacios, dedicación y esfuerzo para que todo se desarrollara estupendamente, como así fue. Por su parte, los Ayuntamientos de Tortosa y Vinebre nos prestaron todo tipo de facilidades para acoger a los peregrinos. La ciudad de Tortosa nos dio la bienvenida ofreciéndonos un precioso despliegue de bailes, músicas y banderas que mostraron su rico legado cultural, y Vinebre nos agasajó con esmero al prepararnos las infraestructuras, detalles de acogida y la disponibilidad de su gente para echarnos una mano en cuanto necesitamos. Y de la misma manera nos apoyaron en Montserrat, con calidez y generosidad. Todo un homenaje a san Enrique y santa Teresa en este nuevo Centenario que hoy hemos protagonizado nosotros. Abrimos el Encuentro el día 21 por la mañana en el auditorio Felip Pedrell de Tortosa. Bienvenidas, presentaciones, sueños y expectativas compartidas que primero vertimos por grupos en forma de canciones y de entre las que finalmente, sometidas a concurso, escogimos aquella que nos iba a representar a todos. Tenía por título “Para dar la vida”. Rafael Sánchez orientó este macro taller de “teamsongs” invitándonos desde el


COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

259

principio a la confianza, a creer que lo íbamos a lograr, y a pasárnoslo bien. Y lo conseguimos. Cerramos la mañana cantando los seiscientos la bonita cantinela de: “Transformación. Locos de amor. Él nos soñó como familia para vivir en amistad, cariño y corazón, y para dar la vida”. Si ya veníamos con los corazones preparados, el canto terminó de ponernos a punto hablándonos de corazones unidos, de atrevernos a vivir el regalo de amor y de ser caminantes de un sueño, como en muchos momentos hemos evocado. La tarde de ese día, junto con la jornada entera del siguiente, estuvo dedicada a conocer los lugares emblemáticos de nuestra historia familiar que nos configuran: las raíces del apóstol (Vinebre), el despliegue del apóstol teresiano (la Tortosa Teresiana) y algunos escenarios de evangelización teresiana: la catequética específicamente (JesúsNoviciado y Mig Camí). Estuvimos organizados en tres grupos simultáneos, que a su vez se subdividían en equipos y que rotativamente pasaron por todos los sitios. Talleres, testimonios, audiovisuales, cantos, oraciones y representaciones de figurantes nos permitieron recrear los lugares, darles novedad y acercarnos al “pasado” también con sentido de compromiso en el presente que construimos. La ayuda de muchos voluntarios nos permitió llevar a cabo las numerosas actividades-talleres, bajo la coordinación y apoyo del equipo organizador: “las camisetas rojas”. Por su parte el grupo que constituía el Encuentro de jóvenes tenía actividades en paralelo, con trayectos de camino hechos a pie e incluso plantando olivos en Vinebre. Apoyaban a este grupo los monitores de “las camisetas verdes”. Jornadas intensas en las que, también por la noche, gozamos de momentos entrañables de oración y de fiesta, de la alegría de estar juntos, al tiempo que celebrábamos la vida teresiana que se ha ido desplegando en tantos rincones de la tierra. El día 23 estuvo centrado en la subida a MONTSERRAT, que los


260

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

jóvenes hicieron en parte a pie el día anterior. Preciosa acogida por parte del abad, eucaristía que destiló constantemente mensaje teresiano con toda la basílica a rebosar con nuestros peregrinos, entrañable ofrenda floral ante la imagen de la Santa que se encuentra en la plaza, con representación de todos los colectivos que forman la Familia Teresiana, foto de familia y mesa compartida, con brindis incluido, nos permitieron vivir con alegría, gratitud y hondura la jornada. Con medios y personas distintas a aquellas que acompañaron en su peregrinación a Enrique de Ossó, pero los mismos deseos y pasión de aquellos primeros. Por la noche, adultos y jóvenes invadimos el jardín de la Casa de Espiritualidad de Tortosa y compartimos una preciosa Vigilia de Oración preparada por el MTA. Junto a Enrique de Ossó renovamos la llamada a ser sal y luz en nuestros lugares y a dejarnos transformar por este mismo Jesús del Evangelio que plenificó su vida. Se prolongó la estancia allí con un largo rato en la capilla, abarrotada de jóvenes, que a base de cantos dejaron que todo aquello quedara empapado de petición y agradecimiento. Al día siguiente ya emprendíamos camino hacia Castilla, haciendo escala en otra tierra sagrada, SANTO ESPÍRITU, donde Enrique de Ossó culminó su andadura por la vida para entrar en la “Vida Verdadera”. El paraje del lugar, la habitación que ocupó, la escalera, la huerta, el cementerio… estaban impregnados de aquel hombre apasionado hasta el final por el amor a Jesús y su Teresa. Vivimos momentos de emoción y unción al sintonizar con su espíritu y el despojo absoluto con que murió y fue enterrado como “fray Enrique de Ossó”, acogido por aquella comunidad de franciscanos. Y siguiendo las huellas de Teresa nos dirigimos a ÁVILA. En el siglo XIX los teresianos pusieron en marcha trenes repletos de peregrinos hacia Ávila y


COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

Alba. Nosotros llenamos el AVE. Por la noche tuvimos una gran fiesta de bienvenida en la ciudad de Teresa, con la invitación a entrar en nuestro castillo interior. Los días 25 y 26 nuestro Encuentro Internacional convocó alrededor de 1800 personas. Durante la jornada del 25 contamos con actividades que nos permitieron conocer de otra manera la vida de Teresa y el encanto teresiano de la ciudad. Diversidad de talleres nos abrieron a las diferentes facetas de la Santa y nos ayudaron a disfrutar la actualidad de su mensaje. Paralelamente, las rutas teresianas que se ofrecieron para adultos y para niños nos permitieron empaparnos de los ambientes que configuraron a Teresa en torno a la muralla. También este día disfrutamos el Musical “Si Teresa de Jesús volviera hoy”, con libreto de la Hna. Mª Victora Molins. La música y la interpretación nos hicieron vibrar tremendamente, así como reconocer que podemos hacer que Teresa vuelva hoy… a través de nosotros mismos. Seguimos celebrando que “somos parte de un sueño” a lo largo del día 26, con una abarrotada y cálida Eucaristía a los pies de la muralla y, ya en el jardín de la Casa de Espiritualidad, una gran paella que visibilizó la mesa compartida entre todos y un amplio espacio de convivencia, bailes y fiesta preciosa de la que muchas fotos dejan constancia. Por la tarde,

un sorprendente y variado concierto homenaje a Teresa de Jesús ofreció “la música que nos une” interpretada por músicos de distintas edades y procedencias de nuestra Familia. Cerramos el Encuentro con una gran cadena de cientos de teresianos que llegó desde la cumbre de la muralla hasta los Cuatro Postes, ese lugar emblemático de Ávila desde el que parece que irradia y nos envía. Lanzamos globos al aire en representación de todos los lugares geográficos donde hacemos Familia. Los peregrinos continuamos recorriendo las huellas de Teresa en su tierra el día 27. La representación de la obra de teatro “La lengua en pedazos” y la posterior tertulia con los actores nos permitió ahondar en su extraordinaria conexión con nuestra realidad personal y social. Al día siguiente se nos regaló la experiencia de llegar a ALBA DE TORMES, un homenaje a Teresa que se convirtió en un homenaje al teresianismo de Enrique de Ossó. De la mano de la familia carmelitana, que nos acogió y tuvo con nosotros muchísimos detalles, descubrimos que aquel lugar también está impregnado de nuestra historia. Allí murió Teresa de Jesús y allí se soñó la Hermandad Teresiana Universal. Como allí siguió acudiendo Enrique muchas veces encomendando la misión teresiana y haciendo por “despertar” a la Santa y pedirle que entráramos en

261

su corazón para que amáramos a Jesús como ella. Todos evocamos el especialísimo ambiente que se creó en la Eucaristía y cómo vibramos al unísono, conscientes de la gracia de nuestro carisma teresiano y deseando de corazón ser parte para ofrecerlo y compartirlo. Las Hnas. Carmelitas nos ofrecieron la llave de la puertecita donde se exponía el relicario del corazón de la Santa, el corazón de plata que regalaron las teresianas como ofrenda, y el cojín donde se arrodillaba Nuestro Padre para orar. Fueron símbolos que, junto con una vela y un centro de flores que expresaban la universalidad y la alegría, centraron nuestra oración y nuestro agradecimiento. De vuelta a Ávila, con la tarta de cumpleaños que construimos entre todos en la plaza de la Santa, con velas sostenidas en nuestras manos y el brindis final, cerramos este Encuentro Internacional de la Familia Teresiana de Enrique de Ossó con el que celebramos el 500 cumpleaños de Teresa de Jesús. En realidad la experiencia nos lanza a un nuevo camino, “otra vida nueva”, una nueva etapa que tenemos que recorrer en nuestros lugares de origen, convertidos de peregrinos en apóstoles, para seguir celebrando y contando la fuerza y el regalo de Teresa en nuestras vidas.


262

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

PROVINCIA SAN FRANCISCO DE SALES

ASAMBLEA  PROVINCIAL Por: Beatriz Elena Herrera A, stj

La apertura y disponibilidad de quien confía y se deja guiar por el Espíritu, que es quien realmente sabe dónde conducirnos, si nos abrimos a su compañía y acción en nosotras.

Del 19 al 24 de julio fueron convocadas todas las hermanas de la Provincia de San Francisco de Sales a la Casa Provincial de Covington. Esta vez con algunas personas externas a la Provincia: Ruby Cribbins, que las viene acompañando en el proceso de reorganización provincial, la Sra. Louann Hood, que fue la Secretaria de la Asamblea, y tres hermanas Teresianas que fueron a compartir la realidad de la Compañía en las distintas Provincias de América: Teresita Fernández, de la Provincia Nuestra Señora de Guadalupe; Bertha Montiel, de la Provincia de Cristo Rey, y Beatriz Herrera de la Provincia Corazón de María. La Asamblea comenzó con la inauguración de la remodelación de la cafetería: nuevo piso, mesas, sillas, gabinetes y hasta el microondas, donado por una amiga de las hermanas. Allí se tuvieron las comidas, y fue un excelente espacio de encuentro y socialización. Los postres de cada día fueron preparados con cariño y donados por distintas amigas y benefactoras, que compartieron con nosotras la Eucaristía, el almuerzo y el rato de encuentro. El día 19 la eucaristía de apertura fue presidida por el Obispo auxiliar de Nueva Orleans, Fernad Cheri OFM. Después del almuerzo se quedó con nosotras y nos motivó con una entrañable conferencia sobre la misión de Dios. La oración al final de cada día fue preparada por distintas hermanas, que nos ayudaron con mimo y creatividad a recoger y cerrar la jornada de trabajo en actitud de agradecimiento y alabanza.

Se cerró el primer día de la Asamblea con una “fiesta” preparada por las Sras. Petra, Elizabeth y María, miembros del Grupo Hispano de la parroquia Nuestra Señora Reina de la Paz, quienes prepararon comida hispana y nos recrearon con bailes y actividades. Los días 20, 21 y 22 de julio estuvieron dedicados a conocer la realidad de las Provincias de América, siguiendo el siguiente orden: La Hna. Teresita Fernández compartió ampliamente la realidad de su Provincia, Santa María de Guadalupe. También varios aspectos de la Provincia Padre Enrique de Ossó, e hizo algunos comentarios sobre el camino común de las dos Provincias, a pesar de su separación. La Hna. Beatriz Herrera compartió la realidad de la Provincia Nuestra Señora de Coromoto, explicando con detalle la situación crítica que vive este país y cómo afecta a las hermanas. También compartió la realidad de la comunidad de Sucumbíos, en Ecuador, y la de la Provincia Corazón de María. La Hna. Bertha Montiel nos habló de la realidad de la Provincia Cristo Rey, y en especial de la situación que viven nuestras hermanas de Cuba. La Hna. Marina Aranzábal presentó la realidad de las Provincias de San José, Nuestra Señora Aparecida, Virgen de Caacupé y Virgen del Carmen. La Hna. Gina Geraci compartió la realidad de la Provincia de San Francisco de Sales. Su presentación fue el resultado de un


COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

263

gracias por su respuesta y por la fidelidad de Dios. En la misma eucaristía renovaron sus promesas ocho Asociadas/os Teresianas/os, e hizo su compromiso un nuevo miembro que se agrega a este grupo. La posibilidad de participar en esta Asamblea fue para mí una experiencia de gracia y reencuentro. La actitud de apertura y receptividad de las hermanas fue una inspiración y llamada a vivir el proceso de reorganización provincial y continental, con la apertura y disponibilidad de quien confía y se deja guiar por el Espíritu, que es quien realmente sabe dónde conducirnos, si nos abrimos a su compañía y acción en nosotras.

trabajo profundo, que nos llevó a tomar conciencia del recorrido de la Provincia desde su origen, con todas las dificultades y retos encontrados a lo largo de su historia, hasta el momento presente. Fue muy significativa la actitud de apertura de las hermanas para dejarse tocar y conmover por la realidad de cada Provincia, especialmente las de países que en estos momentos sufren situaciones complejas o violentas, como Cuba y Venezuela. Al final de cada presentación se nos pedía tomar conciencia de las resonancias personales, y las compartíamos en nuestra mesa de trabajo. Estas resonancias se fueron consignando por escrito, para retomarlas el último día de la Asamblea. El 23 de julio se presentó la realidad de la migración y de las cárceles en Estados Unidos. Lo hizo Alex Mikulich PhD, y Ali R. Bustamante habló sobre las tres dimensiones de pobreza. Ambos son miembros del “Jesuit Social Research Institute” de New Orleans. El día 24 fue una jornada para recoger lo que el Espíritu iba diciéndonos a lo largo de la semana; las llamadas o invitaciones que habíamos recibido, con el fin de formularlas de manera

concretas y hacerlas realizables. Trabajamos en grupos para priorizar lo que más se había repetido como invitación a lo largo de la semana. Era importante tener en cuenta no solo las invitaciones sentidas de cara a la realidad de la propia Provincia, sino también mantener la mirada amplia para conectar con las necesidades de las distintas Provincias de América, como signo de fidelidad al camino de reestructuración continental. Finalmente, en un proceso participativo guiado por Ruby, se eligieron cinco llamadas o invitaciones. En cada una se concretó quién debía implementarla y la fecha límite para hacerlo. Estas llamadas hacen referencia a los siguientes temas: 1. Colaboración con el proceso de reorganización de América. 2. Encuentro con nuestra realidad personal. 3. Fortalecimiento de nuestra vida comunitaria. 4. Apoyo a nuestros Asociados/as. 5. Cooperación en la Reforma de Inmigración. Y con un ambiente de alegría y gratitud, satisfechas por el trabajo realizado, por el encuentro y por los momentos de oración compartida, se terminó la Asamblea. El 22 de julio celebramos con la Hna. Gloria Murillo sus 25 años de Vida Religiosa en la Compañía, y dimos


264

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

CIT: PASTORAL JUVENIL VOCACIONAL  

Por: Paty Villarreal Torre, stj

Del 21 de junio al 16 de julio de 2015 se llevó a cabo el Curso Internacional de Pastoral Juvenil Vocacional. Participamos 34 personas de todas las Provincias. Fue una experiencia rica cuyo objetivo fue abrir un espacio en Mesa compartida de diálogo, búsqueda, reflexión, compartir y crear en torno a la Pastoral Juvenil Vocacional, para situarnos como Familia Teresiana de Enrique de Ossó y ofrecer el modo como queremos estar del lado de los jóvenes. Fue un mes lleno de expectativas que se fueron fraguando y matizando en el camino, a ratos con ilusión, otros con cansancio, pero siempre con la disponibilidad de todos lo que estuvimos ahí. Durante ese mes, después de partir de nuestras realidades juveniles, nos acompañaron distintas personas para iluminar el modo de hacer la Pastoral Juvenil Vocacional. Carles Such, sacerdote escolapio, director de la Revista de Pastoral Juvenil en España, compartió con nosotros la construcción de los conceptos de PJV. Llegamos a unificar el significado que tiene para nosotros, como Teresianos, la Pastoral. No fue fácil, pues desde las distintas realidades hubo que ampliar la mirada y entender que es posible construir significados comunes desde la intencionalidad y la llamada a la acción apostólica. Abel Toraño, jesuita responsable del movimiento juvenil Magis, compartió el modo de establecer la Misión y Visión de nuestra PJVT. En el horizonte del camino juvenil vocacional, experimentamos con fuerza la certeza de que, dentro de este proceso, la vocación específica a la Compañía de Santa Teresa de Jesús es una opción de vida, que hace falta presentarla hoy a las jóvenes como llamada de Dios desde la certeza de nuestra vocación y aporte al mundo hoy. Después comenzamos el núcleo del acompañamiento, donde las hermanas Guadalupe Hoyos y Patricia Villarreal

compartieron distintas propuestas para acompañar a los jóvenes, sabiendo que, para hacerlo posible, somos los primeros que necesitamos ser acompañantes acompañados. Ellas mismas, junto con la Hna. Giselle Gómez nos propusieron adentrarnos en el núcleo carismático. Desde la experiencia compartida de Teresa de Jesús como mujer en proceso y desde el sueño de Enrique de Ossó, nos propusieron responder a la llamada de estar del lado de los jóvenes con mirada apreciativa y osadía, sabiéndonos partícipes de este proceso como Agentes Juveniles. Se despertó en nosotros la certeza de que la interioridad es un medio privilegiado para formar en el camino de la oración a los jóvenes. El último taller fue el del Itinerario Teresiano, con la Hna. Gema Gil. Una propuesta metodológica que nos ayuda a ver por dónde acompañar y llevar a los jóvenes. A partir de las Moradas, descubrimos cómo acompañarlos, para conocerse y llegar a encontrarse con Dios. Después de toda esta iluminación, el gran reto fue construir la palabra que ofrecemos a la Familia Teresiana, ¡y respondimos a la llamada! Logramos elaborar entre todos un documento con seis prioridades y respectivas líneas estratégicas, que expresan nuestro deseo de acompañar las búsquedas juveniles. Este documento es un tesoro que da la pauta de cómo nos ubicamos frente a los jóvenes y expresa nuestra opción de trabajar con ellos, sabiendo que es un marco de acción amplio y cada Provincia irá decidiendo lo que necesita para su propuesta juvenil vocacional.


COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

El Proyecto Juvenil del CIT es un marco común que no se agota en un tiempo determinado, sino que, desde las líneas de acción, nos da la pauta para aterrizar y ser creativos en las ofertas juveniles que hagamos a los jóvenes para vivir el itinerario teresiano, y para acompañarlos en su camino de descubrir el proyecto de Dios para sus vidas y llegar a ser agentes de transformación social.

265

Los invitamos a que, desde donde estamos, nos unamos a este movimiento joven que despierta y reaviva la energía que fluye en nuestras comunidades, centros educativos, parroquias, centros de espiritualidad… pero sobre todo, que empuja y actualiza el sueño de Enrique de Ossó de llevar a Teresa de Jesús al mundo juvenil.


266

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

“Para que partilheis a nossa vida”



ENCONTRO  EUROPEU EM ROMA Por: Antónia Monteiro stj

Encontrámo-nos em Roma, na Casa Geral, de 16 a 23 de Agosto, irmãs Teresianas de Itália, Espanha e Portugal, para o quarto e último Encontro de Formação da Europa. De Portugal, participámos seis irmãs. Esta Formação foi proposta pelo Capítulo Geral, para que a Companhia de Santa Teresa de Jesus realizasse «Processos conjuntos de formação a nível interprovincial e continental». Iniciou-se em Dezembro de 2013 com o primeiro encontro em Tortosa; o segundo foi em Julho de 2014

em Ávila; o terceiro realizou-se em Portugal (Alfragide-Lisboa) no mês de Dezembro de 2014; o 4.º e último realizou-se em Itália, Roma, no verão deste ano, no mês de Agosto. Teve como Tema “ …Nós vos anunciamos para que estejais em comunhão connosco e partilheis da nossa vida” (I João, 1,3)

Os quatro Encontros tiveram os seguintes objectivos: •F  avorecer um tempo de formação conjunta que permita consolidar a experiência de fé e a opção existencial por Jesus Cristo e pelo Reino na Companhia juntamente com outras. •R  eler e tomar consciência da nossa história pessoal, comunitária e congregacional.


COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

•R  esponder com criatividade e audácia às novas situações e desafios da humanidade.

•E  leger a Vida com outras e pôr o nosso caudal ao lado de outros caudais.

A dinâmica utilizada foi de formação teórica realizada por peritos, seguida de reflexão individual e em pequenos grupos. Os pequenos grupos, formados por irmãs dos três países, tiveram como finalidade criar um espaço de confiança para partilhar as ressonâncias percebidas a nível teórico, a partir de uma referência pessoal, comunitária e congregacional.

•D  eixarmo-nos atrair por Jesus e pelo modo de entregar a sua vida livremente.

Cada um destes grupos foi liderado por uma Irmã escolhida pelas Províncias. Depois de cada Encontro, havia o «trabalho de casa» em forma de propostas de aprofundamento e interiorização. O último Encontro foi em Roma, na Casa Geral. Foi uma maravilhosa oportunidade para termos connosco a nossa Coordenadora Geral, Asunción Codes que orientou o trabalho da manhã do dia 20, com o Tema «Elege a Vida». Propôs-nos, logo de início, que cada uma das participantes, fizéssemos o esforço de pensar: «o que diríamos às outras irmãs, no fim destes dois anos de quatro Encontros e com tanto que escutámos, rezámos e partilhámos…» Deixou-nos Desafios para a Vida com importantes Propostas: •D  eixar-nos atrair novamente, com mais profundidade e com a lucidez da experiência…ELEGER novamente centrar a nossa paixão em Jesus e no seu Reino. •R  enovar a Paixão pelo Reino. •D  eixarmo-nos sensibilizar tudo o que temos recebido.

por

•T  er em conta algumas práticas saudáveis para alimentar a VIDA e uma espiritualidade integradora. • «Só vos peço que O olheis» (Sta. Teresa de Jesus) Terminou, exortando-nos a olhar para Teresa de Jesus e Henrique de Ossó e, como eles, a buscar e amar a verdadeira HUMILDADE. Disse-nos

267

ainda que Deus é o Humilde por excelência: cria-nos e retira-se para deixar-nos ser. O humilde não tem nada que defender, nada que justificar. Jesus convida-nos: «Vinde a mim todos os que que estais cansados e desanimados…aprendei de mim que sou manso e humilde de coração» (Mt.11, 28-29). Estas Propostas levámo-las para a oração e Reflexão do último dia, que foi de Retiro, Avaliação e Ação de Graças, por tanto bem recebido. Ao longo de dois anos «Vivemos em mesa partilhada» e que agora temos o desafio de «Eleger a vida para dar mais vida»


268

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

CELEBRACIONES Bodas de DIAMANTE

Hna. RESURRECCIÓN ERDOZAIN LATASA 10/10/2015, Pamplona, Ermitagaña. Hna. Mª TERESA RUIZ-GARRIDO CORTÉS 12/10/2015, Barcelona, Casa Madre.

Hna. EMILIANA HOSPITAL ROLDÁN 12/10/2015, Oviedo Hna. JOAQUINA MONTEIRO DA FONSECA. 14/10/2015, Lisboa, Casa Provincial

Hna. ÁNGELES PÉREZ CUBILLO 12/10/2015, Valladolid, Colegio.

Bodas de ORO

Hna. Mª DE FÁTIMA SOUSA ARAÚJO

Hna. Mª JOSEFA GUARDIOLA GILABERT

02/10/1965, Coimbra-Portugal

14/10/1965, Zaragoza-Casa de Oración

Hna. ISABEL GONZÁLEZ GONZÁLEZ

Hna. Mª DEL MAR VILLANUEVA CILVETI

13/10/1965, Madrid-Miosotis

14/10/1965, Cuba

Hna. ROSALÍA VEGA ÁLVAREZ

Hna. Mª SOCORRO GALARREGUI CIÁURRIZ

13/10/1965, México-Casa de Espiritualidad

14/10/1965, San Sebastián-Dios Nuestro Padre

Hna. PURIFICACIÓN MARTÍN MARTÍN

Hna. Mª DOLORES DUQUE MARTÍN DE OLIVA

14/10/1965, Madrid-El Batán

17/10/1965, Villa de Agüimes

Hna. Mª JOSEFA MARTÍN JUAN

Hna. ANA Mª RIVERO RIECKERS

14/10/1965, Oviedo

17/10/1965, Sevilla-Pino Montano

Hna. MARGARITA BARTOLOMÉ GARCÍA

Hna. OLGA FERNÁNDEZ DEIRA

14/10/1965, Pamplona-Echavacoiz

18/10/1965, Buenos Aires-Colegio

Hna. ANA Mª PÉREZ MANRIQUE

Hna. LAURA TERESITA ANTELO NÚÑEZ

14/10/1965, Ávila Hna. ANA Mª ROIG CAMPOS 14/10/1965, El Vedat-Residencia de HH.

31/10/1965, Santiago-Residencia Universitaria


COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

269

CANELA ALTA, CHILE:

Después del  terremoto Por: Nolfa Pizarro STJ

16 de septiembre de 2015

22 de septiembre, 2015

Con más información disponible les comparto las consecuencias del terremoto en Chile. Dado que el epicentro fue en Canela y el terremoto de 8.4 en la escala Richter, toda esa zona, incluyendo Illapel, es la más afectada. De las hermanas solo estaba en Illapel María Teresa Gómez. Nuestro colegio y casa de Illapel están muy dañados y se está evaluando si hay daño estructural. Nuestra casa misión y capilla de Canela han quedado destruidas; muchas edificaciones de Canela e Illapel en el suelo, y bastantes familias afectadas… Gracias a Dios que los familiares de las Hermanas están bien (de esa zona somos varias hermanas); solo registran daños menores en sus casas habitacionales y mucho susto, pues las réplicas son constantes y algunas muy fuertes… También hubo maremotos y tsunami en la costa, dejando muchos daños y arrasando con las construcciones existentes. A medida que pasan las horas, se va teniendo más información de víctimas fatales y de heridos, de modo que la cifra oficial la tendremos en unas horas más. Ante esta situación ha sido maravilloso descubrir la unidad de la Familia Teresiana de Chile, pues tanto los peregrinos como los animadores locales de Familia Teresiana están todos comunicados y con un sentido de unidad que conmueve y es para agradecer al Señor. Algunos exalumnos y estudiantes de Santiago se han organizado para ir a ayudar a Canela e Illapel apenas se permita el acceso.

Somos Familia Teresiana de Enrique de Ossó y esto nos distingue por ser apóstoles que salen al encuentro y ayuda del hermano que sufre y necesita apoyo. Hoy, la Familia Teresiana de Illapel, ya se hizo presente en nuestra Comuna, ayudando a remover escombros y apoyando a nuestra gente. Mañana ya se nos suma la Familia Teresiana del Colegio Teresiano de Enrique de Ossó, de la ciudad de Santiago, y así nos vamos uniendo para afrontar, de la mejor manera, estos difíciles momentos.

Hna. Nolfa Pizarro, STJ

En nuestra comuna estos días se escucha un fuerte ¡TODO POR JESÚS! Estimada Familia Teresiana de Canela y Comunidad Cristiana: Ayer, con una Misa en Canela Alta, se dio inicio a la Semana de Oración por Chile y por Canela Alta. Cada día subiremos el Evangelio diario y las intenciones que le pedimos a la Virgen de Carmen, Patrona de Chile y Canela Alta. ¡Virgen de Carmen, Reina de Chile y Canela Alta, salva a tu pueblo que clama a ti!


270

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

DESDE CHILE NOS ENVIARON ESTA CARTA Para levantarnos… para volver a nacer como Familia Teresiana en Illapel y Canela… contamos contigo Familia Teresiana Universal… A las 19:54 minutos, Canela fue la comuna del epicentro del terremoto del 16 de septiembre del 2015. Los expertos nos informaban que éste había sido 8,4 grados en la escala de Richter y que el epicentro era en esta pequeña comuna de la IV región, a unos 300 kilómetros de Santiago. El día 17 de septiembre con los primeros rayos de la mañana, se hizo evidente el daño en el borde costero de Los Vilos, Coquimbo, Tongoy y varias caletas de la IV Región; aparentemente en Illapel más sus 51 localidades rurales y Canela con 37, era solo el susto del movimiento de la tierra. Sin embargo, mientras avanzaban las horas del día 17 se comenzó a descubrir que este movimiento telúrico era un “terremoto mentiroso” porque no se veían grandes daños; lo más evidente era lo provocado por el tsunami en la costa de esta región, pero al pasar los horas la calificación cambió de “zona de catástrofe” a “zona de excepción” lo que evidenciaba su paso por estas tierras: más de 800 casas con orden de demolición sólo en Canela incluyendo la iglesia de Canela Baja, con sus más de 100 años de historia y en Illapel más de 200 casas o comercios (lugares de ventas) se encuentran en la misma situación. Frente a esta realidad, que ya no es nueva para nosotras, algunas hermanas nos pusimos en camino y viajamos el 17 de tarde desde Santiago para acompañar a las hermanas de la Comunidad del Norte – Illapel y Canela – y a las personas de ambas localidades. Fuimos testigos de la magnitud del terremoto mentiroso, pues por fuera de las casas no se veían daños, incluyendo la nuestra… pero en seis días el panorama fue cambiando progresivamente y las continuas réplicas seguían aumentando los daños. En Illapel, un pabellón del Colegio Santa Teresa (que había resistido el terremoto del año 1971), estaba muy dañado por lo que fue declarado inhabitable, tuvo que cerrarse a través de un cierre perimetral para resguardar a todos los miembros de la comunidad educativa. Este pabellón entró en fase de estudios de expertos para ver el auténtico daño. También está en proceso de estudio una parte de la casa en la que habitan las hermanas y que es propiedad de la prelatura de Illapel. Estudiantes, exalumnos y profesores del colegio de Santiago y algunos educadores/as del colegio de Illapel se trasladaron a zonas rurales de Canela para ayudar

a la gente a retirar los escombros, sacar lo que era rescatable y, sobre todo, para escuchar, contener, permitir que fueran pronunciadas esas palabras que estaban contenidas con admirable fortaleza y una extraordinaria capacidad de ponerse en pie y volver a empezar. La Familia Teresiana de Chile y de otros países se han puesto en movimiento y la ayuda solidaria junto a la “presencia” a través de sus oraciones son gestos que nuestra gente agradece desde lo más profundo de su ser. También anima y da esperanza la ayuda de muchos compatriotas y la rápida respuesta de diversos organismos que ante situaciones similares reaccionan con prontitud. Las Hermanas Teresianas estamos presente en dos localidades de la IV región de Coquimbo: • En la Comuna de Illapel desde el año 1934, es decir, hace 81 años. • En la Comuna de Canela, desde el año 1985, en marzo se cumplieron 30 años de presencia. Muchas son las generaciones vinculadas a la Familia Teresiana, por lo tanto, numerosas personas afectadas pertenecen a esta familia carismática que en unos meses más cumplirá 100 años de presencia en esta hermosa tierra; somos/as muchos/as quienes ya sabemos vivir y acoger los embates de la naturaleza.


COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

271

Provincia Sagrado Corazón:

Asamblea provincial Si no te transformas, no podrás volar.

Por: Lourdes Badenes Fernández stj

El pasado 19 de septiembre regresamos a Ávila un buen grupo de hermanas y laicos de nuestra Provincia, convocadas por el Equipo Provincial, después de la hermosa experiencia de este verano. El motivo que allí nos reunía esta vez era un día de reflexión y encuentro en torno al PROYECTO de MISIÓN. Una jornada de trabajo intensa (preparada por las hermanas de la Comisión de Reorganización para todas las Provincias de Europa) que comenzó con las palabras de bienvenida y motivación de nuestra Hna. Sagrario Gómez (Coordinadora Provincial). Nos invitaba a acoger la novedad, a ser dóciles a lo que Dios va queriendo, y a descubrir esos pequeños brotes de vida que ya se van haciendo presentes en el camino. Nos regaló una imagen muy teresiana que acompañaría todo este día: el proceso de la transformación del gusano a mariposa para volar: ”…si no te transformas, no podrás volar”. Después de este momento de acogida entrañable pasamos a escuchar a la Hna. Mª Teresa Campo (Delegada de Educación y miembro de la Comisión de Reorganización). Hizo memoria del camino que hemos ido recorriendo desde el año 1993, y del proceso que nos ha ido acompañando y trayendo hasta el día de hoy. Todo el salón estaba dispuesto en pequeños espacios que, por ámbitos de misión, nos acogerían para orar juntas (Acción Social, Espiritualidad, Escuela y Catequesis/otros

servicios eclesiales). La Palabra de Dios en Isaías nos invitaba a descubrir lo nuevo, haciéndonos conscientes de que ya está sucediendo. Y Teresa de Jesús nos regalaba en V Moradas la pregunta “¿Cómo se ha de contentar, pudiendo volar, de andar paso a paso?”. En un ambiente fraterno y acompañado por los miembros del Equipo Provincial fuimos orando la Palabra, compartiendo las resonancias que se nos iban regalando a cada una y haciéndonos presentes con nuestro nombre como signo de compromiso e implicación personal. Siempre es bueno un momento de descanso y de aprovechar para los saludos no dados y los asuntos de última hora que quedan por hablar. Tuvimos este espacio, donde experimentamos y constatamos juntas el ambiente sereno y de familia que vamos viviendo entre nosotras; besos, sonrisas, interés por las situaciones de cada una, conversaciones, fotos… Continuamos el trabajo. Ahora fue la Hna. Pilar Liso la que nos presentó los objetivos de nuestro encuentro y las fases de elaboración del Proyecto de Misión de Europa, dándonos las pautas para el trabajo que por ámbitos de misión íbamos a realizar. Los espacios repartidos por las distintas salas de la casa nos acogieron para la reflexión y el compartir de todas las que estábamos allí. Sería el tiempo fuerte de trabajo de la Asamblea.


272

Después, comida y paseo. Nos acompañó un día espléndido de sol y ese precioso entorno de nuestra casa de Ávila. A las 16.00 h. volvimos a reunirnos en el salón para celebrar el momento de asamblea, en el que las secretarias de los distintos ámbitos pusieron en común la reflexión y el resultado del trabajo propuesto. Después de cada participación se dio un tiempo para las preguntas o apreciaciones de las que estábamos en la sala. Este espacio fue moderado y acompañado por las Hnas. Mª Teresa Campo y Pilar Liso. Un tiempo de escucha, cuestionamientos, reflexiones e implicación por parte de todas. Como el día pasa rápido y había que aprovechar el tiempo, continuamos acogiendo por grupos el documento “Una buena noticia para Europa”, después de la presentación que de él hizo la Hna. Mariola Iglesias.

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

Fue un momento para dejar resonar lo que había sido el día y cómo se conectaba con las certezas y sueños que se presentan en el documento. Momento para agradecer, caer en la cuenta de lo que a cada una nos supone todo esto, qué invitaciones recibimos, que valoración hacemos del proceso… Lo pusimos en común en el grupo pequeño y algo de cada grupo se compartió en la asamblea, dejando resonar en el salón certezas e implicaciones que nos hablaban de camino y compromiso. Y como había que regresar de nuevo a la “Galilea” de cada una, el broche final se nos regaló de la mano de la Hna. Sagrario Gómez, que nos invitó y envió con un símbolo y recuerdo del proceso que estamos llamadas a vivir: “Ya no tiene en nada las obras que hacía siendo gusano, que era poco a poco tejer el capucho; hanle nacido alas…”. Una mariposa, cuya elaboración viene de las manos de nuestra Hna. Gloria Pastor.

Gracias era la palabra más repetida, y la emoción por sentirnos hermanas la expresión que brotaba de los labios tanto de los laicos como de muchas hermanas que sabemos y creemos que la Mesa Compartida es el sentido de nuestra misión.

Seguimos en el camino ¡TODO POR JESÚS!


COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

273

NOMBRAMIENTOS PROVINCIA VIRGEN DEL CARMEN

PROVINCIA SAGRADO CORAZÓN

Hna. Rosaura Jorge

Hna. Felicidad Rodríguez: Dueñas

Coordinadora Provincial: Vicaria Provincial: Hna. Mª Caridad Moreno Consejeras Provinciales: Hna. Mª Elena Quintana Hna. Georgina Leyton

Coordinadoras locales

Hna. Agustina González: Madrid-S. Cristóbal Hna. Carmen Gómez: Mieres Hna. Mª Rosa Pardo: Salamanca-Cdad. Teresiana Hna. Mª Cruz Sánchez: Valladolid-Calle Felipe II PROVINCIA SANTA MARÍA DE GUADALUPE

PROVINCIA MARÍA INMACULADA

Coordinadoras locales

Ir. Antónia Monteiro

Hna. Ana Luisa Domínguez: Mérida-Colegio América

Secretaria Provincial:

Delegada de Educación: Ir. Mª Amélia Caldas da Silva Ecónoma Provincial: Ir. Felisbela Pereira Coordinadoras locales Ir. Mª Lourdes Oliveira: Braga-Res. Teresiana Ir. Mª da Conceição de Sousa: Santo Tirso Ir. Mª de Lourdes Quintãos: Fátima Ir. Júlia Barroso: Telheiras Ir. Felisbela Pereira: Lisboa-Casa Provincial Ir. Mª Teresa Silva: Alpalhão

Hna. Columba Pedraza: Sierrita Hna. Clemencia Martínez: Tizimín Hna. Gloria Rodríguez: Puebla-Colegio América Hna. Ma. Elena Villa: México D.F.-Inst. Cultural Hna. Elena Morales: Puebla-San José Obrero PROVINCIA MARÍA MADRE DE LA IGLESIA Coordinadora local

Hna. Ana Mª Torra: Cecina PROVINCIA PADRE ENRIQUE DE OSSÓ Coordinadoras locales

Ir. Júlia Gonçalves: Verim

Hna. Ofelia Arroyo: Guadalajara-Casa Provincial

PROVINCIA SANTA TERESA

Hna. Josefina Rubio: León-Instituto Jassá

Coordinadoras locales

Hna. Carmen Franch: Barcelona-Casa Madre

Hna. Ernestina Torres: Guadalajara-C. E. de Ossó Hna. Pilar García: Ciudad Juárez-Casa Agustín Pro

Hna. Mª José Montserrat: Barcelona-Ganduxer

PROVINCIA NUESTRA SEÑORA REINA

Hna. Josefina Querol: Tarragona-Colegio Hna. Pilar Fernández-Infante: Tarragona-Bonavista

Ir. Inês Ngueve: Angolares

Coordinadoras locales

Ir. María Justina: Santa Cruz Ir. Cecilia Benedita Tchilepa: Uije Ir. Domingas Luzia: Vavayela


274

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

SANTA TERESA DE JESÚS

Defensora de la  mujer

Por: María Rosaura González Casas, STJ.

“Su protesta nace sobre todo ante la ceguera y prepotencia de quienes niegan que la mujer tenga capacidad de llegar a la contemplación”

Teresa de Jesús, que es compañera de camino, maestra y madre, también fue profeta en los “tiempos recios” que le tocó vivir, no solo por las grandes dificultades y problemas que pasó en las fundaciones, o la persecución por parte de la Inquisición, sino también porque vivió en un tiempo en que la mujer no tenía voz ni espacio en la sociedad ni en la Iglesia. Fray Luis de León en “La perfecta casada”, lo expresa así: “...es justo que las mujeres se precien de callar todas, así aquéllas a quienes les conviene encubrir su poco saber, como aquéllas que pueden descubrir lo que saben; porque en todas es no sólo condición agradable, sino virtud debida el silencio y el hablar poco; porque así como la naturaleza hizo a las mujeres para que encerradas guardasen la casa, así las obligó a que cerrasen la boca; porque el hablar nace del entender y las palabras no son sino como imágenes o señales de lo que el ánimo concibe en sí mismo; por donde, así como a la mujer buena y honesta la naturaleza no la hizo para el estudio de las ciencias ni para los negocios de dificultad, sino para un solo oficio simple y doméstico, así les

limitó el entender y por consiguiente les tasó las palabras y las razones”. La santidad de la mujer consistía en someterse al marido, ocuparse de hilar y permanecer en casa, por otra parte, sin la posibilidad de estudiar y sin acceso a la lectura bíblica ni de libros de espiritualidad; la mujer quedaba siempre a merced del criterio del varón, y condenada eternamente a ser menor de edad. Teresa de Jesús siente una interior rebeldía ante estas condenas y “querría dar voces y disputar” (CE 37, 2). Su protesta nace sobre todo ante la ceguera y prepotencia de quienes niegan que la mujer tenga capacidad de llegar a la contemplación, cuando ella pone la oración como cimiento de la nueva familia que había fundado. En el libro del “Castillo interior” usa una imagen que representa plásticamente lo que experimentaba como mujer capaz de vivir, predicar y anunciar el Evangelio: “Se querría meter en mitad del mundo, por ver si pudiese ser parte para que un alma alabase más a Dios, y si es mujer, se aflige del atamiento que le hace su natural porque no puede hacer esto, y ha gran envidia a los que tienen libertad para dar voces, publicando quién es este gran Dios de


COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

las caballerías. ¡Oh pobre mariposilla atada con tantas cadenas, que no te dejan volar lo que querrías!” (M. 4.6.3). Este símbolo habla por sí solo, “mariposilla atada con cadenas”, y es elocuente de su situación como mujer en la Iglesia. Teresa suspiraba por una libertad que “le había sido quitada” (Cf. V. 27, 13). La correlación entre la necesidad de gritar la plenitud de Dios y las “cadenas de la mujer acorralada” (C.E. 3, 6) es una constante dramática, una tensión que salta a cada instante en sus escritos: “No aborrecisteis Señor de mi alma, cuando andabais por el mundo, las mujeres, antes las favorecisteis siempre con mucha piedad y hallasteis en ellas tanto amor y más fe que en los hombres, pues estaba vuestra sacratísima Madre en cuyos méritos merecemos —y por tener su hábito— lo que desmerecimos por nuestras culpas. ¿No basta, Señor, que nos tiene el mundo acorraladas… que no hagamos cosa que valga nada por Vos en público, ni osemos hablar algunas verdades que lloramos en secreto, sino que no nos habíais de oír petición tan justa? No lo creo yo, Señor, por vuestra bondad y justicia, que sois juez justo y no como los jueces del mundo, que —como son hijos de Adán y en fin todos varones— no hay virtud de mujer que no tengan por sospechosa. Sí, que algún día ha de haber, Rey mío, que se conozcan todos. No hablo por mí, que ya tiene conocida el mundo mi ruindad y yo holgado que sea pública, sino porque veo los tiempos de manera que no

es razón desechar ánimos virtuosos y fuertes, aunque sean de mujeres” (C.E. 3, 6). Contemplando la realidad de la Iglesia y del mundo no puede comprender que “se desechen los ánimos virtuosos y fuertes de las mujeres”, sobre todo si partimos de una antropología teológica común de la mujer y del varón, ambos imagen de Dios, llamados a la transformación en Cristo por medio de la relación con Él, ambos con debilidades y tendencia al pecado. En estos tiempos parece que en la sociedad la mujer va encontrando su lugar, aunque falta mucho todavía por hacer, sin embargo en la Iglesia el lugar de la mujer sigue siendo una tarea ineludible y pendiente. En ocasiones hay resistencias y confusiones, como por ejemplo se equipara la “teoría de género” con la defensa de los derechos de las mujeres y con que tengan voz y poder de decisión, y son cosas bien distintas. La teoría de género se refiere sustancialmente a que cada quien puede elegir su orientación sexual independientemente del dato biológico que nos reporta el propio cuerpo. La Iglesia nos invita a respetar la naturaleza humana y el dato biológico corporal: hombre y mujer somos distintos corporalmente y fisiológicamente, cada una de nuestras células tiene la información genética XX o XY, sin embargo existen otros niveles, como el relacional o el espiritual y ontológico. El que seamos distintos no quiere decir que uno deba estar por encima del otro, sino

275

que creados a imagen de Cristo, como dice el Concilio Vaticano II en GS 22, nos encontremos a su luz, incluyendo lo femenino y lo masculino: “En realidad, el misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio del Verbo encarnado [...] En él, la naturaleza humana asumida, no absorbida, ha sido elevada también en nosotros a dignidad sin igual. El Hijo de Dios con su encarnación se ha unido, en cierto modo, con todo hombre” y leemos esta cita en la que se incluye obviamente a toda mujer. Que en estos “tiempos recios” que vivimos, Teresa de Jesús en su quinto centenario, junto con tantas santas que han sufrido por su condición de mujeres en la Iglesia como Mary Ward, Edith Stein, Santa Laura de Colombia y otras más, nos ayude a encontrar caminos para construir juntos una comunidad eclesial que, como sacramento de Cristo, represente simbólicamente en la Historia el nuevo orden de la gracia instaurado por Él, en el que no hay distinción entre mujer y varón, en el que hay canales de participación y decisión para la mujer, así como relaciones de mutualidad y equidad. ¡Madre Teresa, que vivamos la mística y la profecía que nos conduce al anuncio alegre de que todas y todos somos hermanos en Cristo Jesús!


276

Mensajes a los religiosos

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS



“EL PAPA FRANCISCO EN CUBA” “El más pequeño” es una frase de Jesús que está en el protocolo sobre el que vamos a ser juzgados: Lo que hiciste al más pequeño de estos hermanos me lo hiciste a mí. Hay servicios pastorales que pueden ser más gratificantes desde el punto de vista humano, sin ser malos ni mundanos. Pero cuando uno busca en la preferencia interior al más pequeño, al más abandonado, al más enfermo, al que nadie tiene en cuenta, al que nadie quiere... el más pequeño, y sirve al más pequeño, está sirviendo a Jesús de manera superlativa… Te mandaron allí donde la ternura y la misericordia de Dios se hacen caricia. ¡Cuántas religiosas y religiosos queman su vida acariciando material de descarte, acariciando a quienes el mundo descarta, desprecia, a quienes el mundo prefiere que no estén, a quienes el mundo hoy día, con métodos de análisis, cuando se prevé que puede venir

con una enfermedad degenerativa, se propone mandarlo de vuelta antes de que nazca! Es el más pequeño. Y una chica joven llena de ilusiones empieza su vida consagrada haciendo viva la ternura de Dios en su misericordia. A veces no entienden, no saben, pero ¡qué linda es para Dios y qué bien que hace a uno la sonrisa de un espástico, que no sabe cómo hacerla! O cuando te quieren besar y te babosean la cara. Esa es la ternura de Dios; esa es la misericordia de Dios. O cuando están enojados y te dan un golpe, y quemar mi vida así, con material de descarte a los ojos del mundo. Eso nos habla solamente de una persona: nos habla de Jesús, que por pura misericordia del Padre se hizo nada. Se anonadó, dice el texto de Filipenses.... Estas personas a las que entregas tu vida son como Jesús, no porque quisieron, sino porque el mundo los hizo así.


COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

277

“Descansen en paz nuestras queridas hermanas” Hna. Pura de Jesús Mayoral Javier Provincia Virgen de la Esperanza

“Soy extremeña, extremada y extremosa“, solía decir cuando necesitaba explicar alguna de sus reacciones. Nació el 7 de agosto de 1923. Y fue siempre una mujer de temple recio, entregada, sacrificada, capaz del máximo esfuerzo por sacar adelante lo que le hubieran encomendado, fuera lo que fuera. Mujer cultísima, amiga de leer todo lo que se le pusiera por delante. Licenciada en Filología Clásica, vivió a fondo su vocación a la enseñanza, incluso muchos años después de jubilada, cuando daba clases de apoyo de latín a alumnos que necesitaban un refuerzo especial, e incluso a profesores. No vacilaba un momento en ayudar a quien lo necesitase. Tenía una increíble energía vital y una fuerza arrolladora. Ejerció su apostolado, con verdadera pasión, en los colegios de Calahorra, San Juan de Aznalfarache, MadridGoya, Oviedo, Salamanca y Huelva. Terminó sus días, a los 91 años, en Ávila, el 22 de enero de 2015. Y murió como había vivido: corriendo, deprisa, sin dar que hacer. Su carácter, fuerte, como ella misma decía, fue dulcificándose en su ancianidad, que encajó de una manera admirable, siempre buscando ser útil por encima de las limitaciones que iban viniéndole. Supo ganarse el cariño de los alumnos y alumnas, de los pequeños a quienes atendía en el comedor de Huelva, de los padres y los profesores. Su ser “extremado y extremoso” no fue obstáculo para ser una persona cercana y abierta, dispuesta a ayudar a quien se lo pidiera, o brindándose voluntaria para lo que veía que ella podía hacer, desde lo grande a lo pequeño. Lo mismo trasladaba pupitres

que explicaba griego o latín, que estaba en la portería o daba de comer a los alumnos de infantil. Supo renunciar y retirarse a tiempo, cosa harto costosa, pero ella lo hizo sencillamente. Imposible resumir todas las muestras de cariño que han ido llegando y apareciendo en las redes. Valgan unas muestras: “Ella volcó en sus alumnas y alumnos lo mejor de sí misma: un gran MAGISTERIO.” “un gran ejemplo para todos, y su recuerdo permanecerá vivo en el corazón de todos cuantos tuvimos la dicha de conocerla. Teresiana ejemplar, mujer de una riquísima cultura, inigualable profesora de Latín y, sobre todo, una gran PERSONA.” “Admirable como persona y ejemplar como profesional de la enseñanza” “Qué no daría yo por estar sentada en uno de esos pupitres recitando el “rosa, rosae”....Madre Pura, has dejado huella en muchas de nosotras.”, Una grandísima maestra que, al menos a mí, me enseño más que Latín y Griego. Me enseñó valores como la constancia, el trabajo, el esfuerzo, la disciplina... Tengo mucho que agradecerle”, etc. etc. La muerte le vino por sorpresa. Nadie, ni ella misma sospechaba que ese “encontrarse mal” de unos pocos días atrás, llegara a ser algo tan serio. Estuvo hospitalizada sólo cuatro días y medio; los tres primeros con aparente mejoría, charlando y riendo como siempre, hasta que se agravó de repente y, casi sin darnos tiempo a reaccionar, el Señor se la llevó. ¡Estaba preparada! ¡Cuánto había disfrutado esos meses en Ávila!. Había sido destinada al terminar las obras de la enfermería, y se la veía agradecida y feliz. Desde el cielo cuida de nosotras, Pura, y pídele a Dios que nos regale un amor y entrega apasionados y un servicio generoso, como te lo dio a ti. Descansa en la gloria de Dios.


278

Hna. Inés de San José Jorge Herrero Provincia Sagrado Corazón

Podríamos elegir varias citas bíblica para definir la vida de nuestra hermana Inés, pero hay dos muy significativas que pueden identificarla y que la asemejaron a Jesús: “Pasó por el mundo haciendo el bien” y “Se entregó hasta la muerte, y muerte de cruz”. Inés vivió en distintas casas de la Compañía: San Juan de Aznalfarache, Madrid-Jesús Maestro, Oviedo, Dueñas, Valladolid y Ávila, donde pasó los últimos doce años. ¡Cuántos detalles de cariño y generosidad podemos contar las hermanas que hemos convivido con ella! En la cocina se deshacía en atenciones para darnos gusto: la tortilla recién hecha, por las mañanas, para las que tenían clase a primera hora; los postres y los desayunos especiales en las fiestas... Todo le parecía poco para hacer felices a las hermanas. Para ella esto no era sacrificio; era motivo de alegría. Inés vivía esa característica del amor que expresa San Pablo: “El amor todo lo da, es generoso y servicial...” Gozaba haciendo favores y dando a los demás. Es fácil recordarla por esa sonrisa picarona y simpática que la hacía tan cercana; por ese “arrastrar” sus pies cansados hasta llegar a la capilla y quedarse en la compañía de Jesús y de María largos ratos, con el rosario entre las manos. Hasta el día que fue al hospital, era la primera en llegar por las mañanas al oratorio y abrir todas las persianas. Quería hacer siempre “eso poquito” que era en ella, para agradar a los demás y quitarles trabajo. Como buena amiga de Dios, fue probada como el oro en el crisol de la enfermedad, y pasó momentos muy malos y dolorosos; pero cuando estos pasaban, volvía a su sonrisa, sus bromas y su conversación habitual. Era un regalo escucharla hablar de su deseo de irse con Dios y encontrarse con Él cara a cara. Hablaba de la muerte con una naturalidad encantadora. Estando ya muy limitada, hacía todo lo que podía para “no dar trabajo”, como decía ella. Quitaba importancia a sus achaques y dolores, y sentenciaba: “estos cuerpos, cuanto más se les da, más piden”; de modo que, con

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

casi 91 años y muy enferma, continuaba haciendo su arreglo personal y todavía preparaba, diariamente, una compota para otra hermana enferma. Hacía pulseras de hilo y “gazapitos” -decía ella- que nos iba regalando, y colaboraba con otras manualidades para FundEO, según sus posibilidades. Ella consideraba que todo esto le ayudaba a salir de sí y a mantenerse activa. Era muy agradecida y tenía la convicción de que recibía mucho más de lo que daba. Durante las tres semanas que estuvo en el hospital, antes de fallecer, dejó un recuerdo precioso en las personas que la trataron, y se asombraban de que hablase con tanta normalidad del encuentro definitivo con Dios. Estando tan malita, le quedaban fuerzas para animar a su compañera de habitación y le decía con gracejo que a ver si podían estar juntas en el cielo. Dios le hizo un regalo grande que ella le pedía con insistencia: volver a casa para morir son sus hermanas. Así fue. Una tarde, en el hospital, despertó de la siesta muy espabilada y parecía estar mejor. Así estuvo dos días, hasta que la doctora que la trataba decidió darle el alta para acceder a su deseo. El Señor se la llevó con Él, después de una larga agonía de cuatro días, el 17 de junio. Todavía la seguimos viendo, desgranando las cuentas de su rosario, contagiándonos su alegría y sus ganas de vivir en plenitud la vida verdadera. Inés, te has ido en el año del V Centenario del nacimiento de la Santa. Ella y San José, a quienes tanto querías, te llevaron junto al Señor de tu corazón. Descansa en Él.


COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

Hna. Beatriz de San Francisco Javier Vicente Núñez Provincia Virgen de la Esperanza

Realmente Dios, nuestro Padre, nos conoce y nos ama, fue lo primero que nos salía decir el 10 de julio por la tarde, cuando nos comunicaban que la Hna. Beatriz se nos había marchado a descansar a la Casa del Padre. Ella, la mujer fuerte que era incapaz de estar sin hacer nada, siempre dispuesta a hacer lo que fuera, lo mismo le daba. Tenía capacidad y voluntad para arreglar una avería de electricidad o fontanería, así como para obsequiar a la comunidad con un bollo exquisito o pergeñar una cruz de macramé que había visto en un escaparate. ¿Cómo hubiera sido Beatriz, sentada sin poder hacer nada? Empezó con un dolor fuerte que ella se diagnosticó, porque también sabía mucho de enfermería: “una ciática”; pero viendo que el dolor no remitía, se dejó ayudar, y fue cuando la enfermera se dio cuenta de que lo que tenía era un herpes zoster, algo doloroso y largo; pero en aquellos días oyó decir muchas veces “de esto nadie se muere”. Solo había que poner en práctica lo que Teresa de Jesús nos dice en su Letrilla: “La paciencia todo lo alcanza”. Y fueron pasando días. Llegó incluso a mejorar con el tratamiento que le puso el médico. El día 8 el dolor fue muy fuerte, y la llevaron a urgencias. Tenía un trombo que había que evitar que se desviara hacia el pulmón. Ese trombo fue la mediación para el encuentro con el Señor Jesús, al que había amado sobre todas las cosas. Fue algo totalmente repentino; no se dio cuenta. Cuando abrió los ojos que había contraído por el dolor, ya estaba en los brazos de Jesús. La vida de Beatriz no fue fácil. Nació en un pueblecito de Salamanca, Castillejo de dos Casas, el 30 de septiembre de 1933. Era muy pequeña cuando perdió a sus padres y tuvo que alejarse de sus hermanos. Ese cariño que no había podido sentir en su familia, lo encontró en las hermanas del colegio de Ciudad Rodrigo, donde asistía a la Escuela Dominical. Allí fue conociendo y amando a Jesús y, experimentando ese amor, se sintió llamada a

279

hacerle conocer y amar. A los 16 años marchó a Madrid, a la Residencia Universitaria de Ayala, regentada por las hermanas de la Compañía de Santa Teresa. Al mismo tiempo que ayudaba a las hermanas, se reafirmaba en su vocación religiosa para la Compañía. En octubre de 1951 marchó al noviciado de Tortosa para empezar su postulantado, donde estuvo hasta su profesión temporal, en 1954. La profesión perpetua la hizo en Cienfuegos (Cuba), en el año 1960. Siempre soñó con salir de España. No fue fortuito el elegir de nombre de Compañía el del Santo Jesuita “Francisco Javier”. Él siempre la empujó a grandes empresas. De esto nos podrían hablar las paredes de las casas de Valladolid, Barcelona-Casa Madre, Madrid-Jesús Maestro y Puebla, Cienfuegos, Mora, San Juan de Aznalfarache, ManaguaColegio Teresiano y Centro Enrique de Ossó, Salamanca, Toledo y Huelva. Su larga vida le dio la oportunidad de vivir en muchas casas de la Compañía, a las que llevaba en su corazón y en las que entretejió muchas, muchas amistades. Desde el cielo junto a la Virgen, a la que amaba de un modo muy especial, seguirá intercediendo por nosotras y por esa cadena de amigos con los que le gustaba compartir siempre y que recordaba con cariño. Gracias, Beatriz, por tu vida. Tu muerte nos impresionó mucho, pero nos consuela lo que K. Rahner decía: “Se han separado de nosotros para que su amor, al entrar en Dios, nos sea más cercano”.

Irmã Custódia de Jesus Soares Malheiro Provincia María Reina

A Irmã Custódia de Jesus Soares Malheiro nasceu no dia 4 de Maio de 1928, em Ponte de Lima - Minho - Portugal. Tendo sentido o chamamento a seguir Jesus como consagrada religiosa, entrou na Companhia de Santa Teresa de Jesus, no dia 29 de Setembro de 1951, em


280

Braga. Começou o Noviciado no dia 2 de Abril de 1952. Fez a primeira profissão em Braga no dia 4 de Maio de 1954. Realizou a sua primeira missão em Elvas, Portugal de 1955 a 1959. A sua profissão perpétua fê-la no dia do seu aniversário natalício, 4 de Maio de 1959, em Elvas. De 1959 a 1962 trabalhou no Lar Universitário, no Porto onde permaneceu até 1965. Nesse mesmo ano seguiu para Coimbra para continuar a sua missão até 1972. No dia 27 de Agosto do ano 1973, foi enviada como missionária a Angola, e deu vida na missão do Cubal até 1975. Nesse mesmo ano, pelas agruras da guerra no nosso país, foi para Oviedo – Espanha, por uns meses preparandose para a missão no colégio de Buenos Aires – Argentina onde esteve dois anos. Em 1977, a obediência à missão levou-a a Monte Grande – Brasil. No fim desse mesmo ano seguiu para o Colégio Enrique de Ossó, em Zaragoza, Espanha. Após três anos, portanto, em 1980, a nossa Ir. Custódia, fiel ao seu compromisso missionário, disse “sim” à missão em Angola. Veio para o Huambo e trabalhou no Seminário Maior de Cristo Rei. Em 1983, continuou a sua dedicação e entrega na comunidade do Luena. Em 1991, consciente da Palavra de Jesus “Ide por todo o mundo”, a Ir. Custódia atravessou o oceano e seguiu para Angolares – São Tomé. E no dia 14 de Maio de 1994, a nossa Irmã veio novamente ao Cubal onde permaneceu até à data. A Ir. Custódia teve uma fratura na cabeça do fémur. Após um acompanhamento cuidadoso dos médicos, o quadro clínico manteve-se causando-lhe muitas dores durante três semanas. Não havendo melhorias, no passado dia 26 do mês em curso, pelas 5h00, a nossa Irmã rendeu a sua vida a Deus que tanto amou e a cujo lado sempre quis estar, tal como ela mesma o repetiu: QUERO FICAR AO LADO DO MEU SENHOR! Falar da Ir. Custódia é recordar-nos de uma boa religiosa, humilde, simples, uma mulher de paz, de oração; com grande sentido de bom humor; de uma alegria constante: quem de nós não se recorda do fado minhoto que sempre nos regalou quando nos recebesse na comunidade? O seu amor à Maria e à Eucaristia era contagiante; com um forte espírito de perdão e sentido comunitário. A nossa Irmã morreu orando: “Ponho tudo nas Suas mãos. Ele é Pai! Confio n´Ele.”

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

interceda por todos nós, junto de Santa Teresa de Jesus e Santo Henrique de Ossó. “Ponho tudo nas Suas mãos. Ele é Pai! Confio n’Ele”. (Frase da Ir. Custódia) Que a sua alma descanse em Paz!

Irmã Maria da Imaculada Conceição Mendes Provincia Maria Imaculada

A nossa Irmã Maria da Imaculada Conceição Mendes nasceu em Ronfe, a 6 de fevereiro de 1931, onde cresceu com o carinho e a fé da família e da paróquia. Entre o ruído das máquinas da fábrica onde trabalhou, escutou o apelo a recriar o mundo, a reforçar os laços da família, a tecer amizades. Na Ação Católica, foi descobrindo um projeto de vida marcado pelo olhar, julgar e agir de Deus. E foi surgindo a pergunta: “Que quereis, Senhor, de mim?”… Aos poucos, pareceu-lhe evidente a resposta: entrego-me, de coração, à Companhia de Santa Teresa de Jesus, para amar e servir Deus na Igreja, através da minha oração, da missão de educadora, do meu sacrifício e da minha generosidade sem limites… Entrou na Companhia a 14 de Outubro de 1959 e fez os primeiros votos, em Braga, a 5 de maio de 1962.

A Ir. Custódia encerra o número do grupo de Irmãs missionárias portuguesas que cumpriram a sua missão na nossa terra.

Durante 55 anos (recordamos, com alegria, as Bodas de Ouro celebradas a 10 de Outubro de 2009!) a Irmã Maria Mendes teve tantos encontros a sós com Quem sabemos que nos Ama! Era uma mulher de oração e de comunicação. Gostava de falar, de contar as suas muitas histórias… E partilhava a profundidade das suas conversas com Deus, com Nossa Senhora, com Santa Teresa, com Santo Henrique.

Querida Irmã, agradecemos-te pelo exemplo da tua vida entregue à nossa Província ao longo destes quarenta e dois anos entre nós; correndo sempre a nossa sorte, sobretudo, nos momentos mais difíceis … Que, lá, no Céu,

A sua missão de educadora realizou-se de norte a sul de Portugal, no Colégio de Santa Teresa de Santo Tirso, no Colégio Teresiano de Braga e nas residências universitárias de Lisboa e do Porto. Há tantas ‘doutoras’ que


COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

aprenderam na escola da vida e do testemunho teresiano com a Irmã Maria Mendes! Aprenderam da sua arte de cozinhar, do seu compromisso com o trabalho, da sua atenção a cada pessoa e à Comunidade, à família. Na arte de cozinhar usava um “ingrediente secreto”: como diz Santa Teresa de Jesus, “tinha a certeza que até entre as panelas anda o Amor de Deus”.

281

Irmã Perpétua do Menino Jesus da Silva Provincia Virgen de la Esperanza

A nossa Maria Mendes teve uma vida plena… que lhe encheu o coração. Uma vida que foi terminando como um balão que se esvazia… Viveu na Residência Teresiana de Braga de 2008 a 2015. Nos últimos anos sofreu de uma fibrose pulmonar, ficando progressivamente dependente da “máquina do oxigénio” que ultimamente essa dependência passou a ser permanente, dia e noite. No dia 13 de agosto, de madrugada, partiu para a Casa do Pai e passou a respirar para sempre o ar celeste. Na Residência Teresiana e em toda a Província, celebrámos a sua Vida, unidas às suas duas irmãs Teresianas Alexandrina e Isaura e a toda a sua família. As irmãs e a Família Teresiana da Província Maria Imaculada agradecemos profundamente a vida, a entrega e toda a dedicação da nossa querida irmã Maria Mendes a quem prestamos a nossa sentida homenagem e pedimos a Deus que a guarde e a recompense no seu Amor.

A Irmã Perpétua do Menino Jesus da Silva nasceu a 11 de janeiro de 1931, em Mire de Tibães (Braga), junto ao famoso e antigo Mosteiro de Tibães. Ficou órfã muito cedo. Com o falecimento da mãe ficou a viver com uma tia estabelecendo uma relação carinhosa e duradoura com as primas da primeira e da segunda gerações. No dia 13 de maio de 1950 entrou na Companhia de Santa Teresa de Jesus. Fez os primeiros votos em Braga, a 13 de março de 1953. A 19 de março de 1958 confirmou a sua entrega generosa a Deus, à Igreja e à missão que lhe foi confiada. Dedicou-se à catequese durante muitos anos: gostava de estar com as crianças e de comunicar, com convicção, a Palavra, o Mistério e o Amor de Deus. Em Lisboa e Fátima frequentou o curso complementar de catequese. A formação, o gosto e o zelo ajudaram-na a exercer, com competência, a sua missão de catequista em Santo António dos Cavaleiros (Lisboa), em Campo Grande (Lisboa), em Coimbra, em Fátima e em Almendra. A delicadeza, a atenção aos pormenores, o bom gosto fizeram-se notar nos vários lugares por onde passou (Noviciado de Braga, Residência Universitária de Coimbra, Residência Teresiana em Braga). Foi, durante muitos anos, costureira ”com mãos de fada”: fez batas para muitas meninas dos nossos Colégios de Santo Tirso, Elvas e Braga; fez, com perfeição, os hábitos e depois, as roupas de muitas Irmãs Teresianas. Fazia aqueles trabalhos delicados que só uma grande costureira consegue fazer com perfeição. E também foi enfermeira, com uma dedicação desmedida às Irmãs doentes. Nos últimos anos que viveu na Residência Teresiana de Braga, cuidou com carinho da Irmã Júlia Azevedo Mendes Carvalho, debilitada e, depois, acamada há 5 anos. A Irmã Perpétua tinha uma Fé que a ajudava a aceitar a doença como um caminho de descoberta da mise-


282

ricórdia e do poder de Deus. Ainda jovem, antes dos votos perpétuos, por motivos de doença pulmonar, esteve internada num “sanatório” em Coimbra. Foram anos difíceis. Venceu essa batalha que deixou marcas: saúde frágil, particularmente, a nível pulmonar. Continuou a viver a sua consagração consciente dos seus limites físicos. Celebrámos, com ela, muitos regressos do Hospital.Com ela, demos graças a Deus pela vida que vimos ressurgir inúmeras vezes. Vivia, com muita alegria, cada “doença ultrapassada”, cada etapa da vida das pessoas da sua família (a Primeira Comunhão, a licenciatura, o novo emprego). Gostava de acompanhar a família e de se sentir acompanhada pela família. Rezava por todos. Estava muito atenta aos acontecimentos do mundo. Partilhava, com preocupação, as notícias sobre as catástrofes, os problemas da Igreja e da governação do país; partilhava também, com entusiasmo, o bem que ouvia sobre a Igreja, o país, a Companhia, a Província… Em janeiro do ano 2015 foi-lhe diagnosticado um “cancro do pulmão”. Depois de quatro sessões de radioterapia, que suportou com valentia, ficou curada. Os médicos estavam admirados com tão rápida recuperação. Entre o entusiasmo e a prudência foram acontecendo outros diagnósticos… Em maio de 2015 passou a depender do “concentrador do oxigênio” 24h por dia. Estava bem!… Esteve bem durante todo o dia 2 de setembro. De madrugada entrou no serviço de urgência do hospital de Braga. Faleceu aos 83 anos, no dia 3 de setembro às 5h30. Recordamos a Irmã Perpétua como uma pessoa dedicada a Cristo, à Vida Religiosa e a causas em que acreditava.

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS

Hna. María del Corazón de Jesús Sebastiá Arasa Provincia Santa Teresaa

El día 8 de julio de 2015 entró en la Casa del Padre nuestra hermana María Sebastiá, en la Residencia de Hermanas de Tortosa, tras pasar unos años enferma y con mucho dolor. Había nacido en Cherta (Tarragona) de una familia muy cristiana. Siempre tuvo una especial preocupación y atención por todos sus familiares, especialmente cuando pasaron momentos difíciles. Era cariñosa y comprensiva con todas las personas que se acercaban a ella, especialmente con los niños, a quienes echaba mucho de menos cuando le destinaron a esta casa. Con las hermanas era muy servicial, siempre dispuesta a todo lo que le pidieran. Cuando a la hora del postre había un “pastisset” -su postre favorito-, se le iluminaba la cara y con una sonrisa decía: “Muchas gracias”. El amor a Jesús y a la Santísima Virgen de la Cinta eran sus devociones preferidas. Los últimos días de su vida repetía sin cesar las palabras del canto: “Al cielo, al cielo sí…”. Descansa en paz, Hna. María.


ENCOMENDAMOS A NUESTRA ORACIÓN LA MADRE DE LAS HERMANAS:

María Silva, Buenos Aires - Casa Provincial

Carmen Puertas Mallou, Zaragoza - Cdad. C. Teresiano del Pilar Lourdes Puertas Mallou, Zaragoza - Residencia de Hermanas EL PADRE DE LAS HERMANAS:

Teresita Parra , Caracas - C. Teresiano La Castellana Rosalía Vega, Puebla - San José Obrero Marta Suárez, Oviedo

Juliana Pizzato, Porto Alegre - Hnas. Teresianas Gaurama UNA HERMANA DE LAS HERMANAS:

Carmen Pardo, Zaragoza - Casa de Oración Carolina Martins, Porto

Lurdes Gomes, Santo Tirso

UN HERMANO DE LAS HERMANAS:

María Toro, Buenos Aires - Colegio y Casa Provincial

Velmira Pietrovsky, Caracas - C. Teresiano La Castellana Herminia Spaini, Limpio (Paraguay)

Luzia Schwanck, Santa Ana do Livramento

Angelina Pizzato, Porto Alegre - Casa Provincial

Calixta Calzada, Salamanca - Comunidad Teresiana Carmen Lozano, Roma - Casa General HERMANO DE COMPAÑÍA:

Sr. José Castillo, Provincia Santa María de Guadalupe


Teresa de Jesús ha sido para esta Familia un “lazo de unión” de muchos corazones que anhelan volver a lo esencial: Conocer y amar a Jesús y hacerle conocer y amar por todos.

COMPAÑÍA DE SANTA TERESA DE JESÚS www.stjteresianas.org

Boletin Compañía STJ 273  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you