Page 1

SUCESOS 142 • junio - julio de 2011

INGEOMINAS

INSTITUTO COLOMBIANO DE GEOLOGÍA Y MINERÍA Libertad y Orden

República de Colombia


Sucesos 142 Instituto Colombiano de Geología y Minería, INGEOMINAS

Oscar Eladio Paredes Zapata Director General Cristina Rueda Londoño Secretaria General Marta Lucía Calvache Velasco Directora Técnica Servicio Geológico Hernán José Sierra Montes Director Técnico Servicio Minero Comité editorial Marta Lucía Calvache Velasco Hernán José Sierra Montes Maritza Gerardino Infante Sandra Victoria Ortiz Ángel Miguel Arcángel Pineda Martín Juan Pablo Mazuera Vergara Juan Fernando Casas Vargas Luis Eduardo Vásquez Salamanca Coordinadora Grupo de Participación Ciudadana y Comunicaciones Sandra Victoria Ortiz Ángel Director de Sucesos Miguel Arcángel Pineda Martín

Salto Blanco, Betulia (Santander) Foto. Héctor Mora Páez, 2006

Contenido Editorial Labor de Ingeominas en torno al reciente fenómeno de La Niña

1

Actualidad Irregularidades en la titulación minera en Colombia

3

Información institucional Monitoreo remoto y en tiempo real del estado fisiológico

6

Qué está de moda Saber qué es el calentamiento global

8

Gestión y desarrollo Accidente nuclear de Fukushima

11

Coordinación editorial Sandra Victoria Ortiz Ángel Luis Eduardo Vásquez Salamanca

Personaje Héctor Manuel Enciso Prieto

14

Diagramación José David Palacio Muñoz

Cultura y entretenimiento Mundial Sub-20 Colombia 2011

17

Fotografía de carátula Salto Blanco, Betulia (Santander) Héctor Mora Páez, 2006 Proyecto GeoRed, Ingeominas Impresión digital Bogotá, 2011


Editorial

Editorial

La labor de Ingeominas en torno al reciente fenómeno de La Niña Ingeominas: fuente de conocimiento geocientífico y compromiso con el país

Ingeominas, desde el área de Amenazas Geológicas y Entorno Ambiental, ha tratado de responder a las necesidades en lo que tiene que ver con la comprensión de las amenazas de tipo geológico, como los movimientos en masa –más conocidos como deslizamientos–, los cuales representan pérdidas humanas y retrasos en el desarrollo del país. En esta medida, Ingeominas participa activamente en la gestión del riesgo a partir de la generación de conocimiento geocientífico, que es la base para la planificación y el ordenamiento del territorio nacional. En el 2010, Colombia sufrió los efectos generados por el fenómeno de La Niña, que se han prolongado hasta mediados del presente año; entre estos

efectos se encuentran los deslizamientos de gran magnitud, que han dañado infraestructura vial, han destruido viviendas, han ocasionado pérdida de vidas y han afectado diversas actividades económicas. En razón de esto Ingeominas, como parte del Sistema Nacional para la Prevención y Atención de Desastres (Snpad), ha apoyado a municipios y departamentos mediante asistencia técnica en la comprensión física de tales eventos. Dentro de la asistencia técnica se ha apoyado a municipios como Gramalote, en el cual se practicó una visita de atención de emergencia (desde el mismo 17 de diciembre de 2010, fecha en que ocurrió el evento) en el casco urbano para analizar el fenómeno que se había presentado; también se envió a un grupo de técnicos para verificar el proceso y la posible extensión del problema hacia las veredas más cercanas, teniendo en cuenta su magnitud. En relación con los compromisos pactados en acuerdos para la prosperidad, en el mes de diciembre del 2010 se intensificó el trabajo de un grupo de técnicos con el fin de generar un mapa de unidades geológicas superficiales y geomorfología del municipio a escala 1:25.000, que cobijaba

Instituto Colombiano de Geología y Minería • INGEOMINAS

[1]


70 km2, con el propósito de analizar la calidad del suelo con miras a definir posibles zonas seguras para reubicar a la población afectada; a pesar del esfuerzo hecho para entregar los resultados lo más pronto posible, dadas las necesidades de la población, se hacía necesario contar con la cartografía base que generó el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac) y fue recibida el mes de mayo, generándose un nuevo informe a escala 1:5.000 en el que se detallan más específicamente los posibles sitios de reubicación, con el objeto de colaborar en el proceso de reubicación de la población mediante el suministro de los elementos técnicos necesarios. En este mismo sentido, estamos a la espera de otros procesos para continuar con la realización de estudios que generen más seguridad en la toma de decisión en torno a la ubicación de la población. Igualmente, se han recibido solicitudes de otras zonas por intermedio de los Centros Regionales para la Atención y Prevención de Desastres (Crepad), dentro de lo que se ha conocido como la ola invernal; entre los casos más destacados están los de Soacha, Útica, Barranquilla, Tocancipá, Timaná, El Carmen, Zipaquirá, El Colegio, Bucaramanga, Cúcuta, Versalles, San Calixto, La Mesa, Sardinata, Aguachica, Nimaima, Támara, Albania, Carmen de Carupa, Tunja, San Juan de Rioseco, Santiago, La Calera, Tausa, Apulo, Socatá, La Vega y Guaduas, entre otros, donde a través de visitas técnicas se han revisado los detonantes de las amenazas por movimientos en masa y su afectación a las estructuras de las poblaciones, al igual que [2]

el riesgo para las vidas humanas. Por otra parte, Ingeominas se suma a otras instituciones para, de forma integral e interinstitucional, producir guías que permitan a las corporaciones autónomas regionales generar mapas de susceptibilidad y amenaza por movimientos en masa y establecer los lineamientos para delimitar zonas inundables, mediante el trabajo interinstitucional y la participación en los talleres técnicos con las corporaciones autónomas regionales (CAR), en donde también se pretende que dichos estudios de amenazas geológicas se tomen en cuenta dentro de la formulación de los Planes de Ordenamiento Territorial (POT). Esto demuestra el gran interés de Ingeominas, como institución del orden nacional, por responder a las necesidades que tiene el país en relación con los fenómenos geológicos, que desembocan en problemáticas sociales, ya que afectan a gran parte de la población, lo cual ha llevado incluso a que se generen herramientas financieras como “Colombia humanitaria”. En esta medida, el gran aporte del Instituto consiste en conocer tales fenómenos y proporcionar las herramientas técnicas necesarias para que se tomen las mejores decisiones a favor del pueblo colombiano, lo que demuestra la importancia que tiene Ingeominas para el país no solo en lo relacionado con atención y comprensión de desastres y emergencias, sino también en el desarrollo como nación. Oscar Eladio Paredes Zapata Director General

SUCESOS • 142

A


Actualidad Actualidad

Irregularidades en la titulación minera en Colombia En una rueda de prensa ofrecida el pasado 30 de mayo, el ministro de Minas y Energía, Carlos Rodado Noriega, dio a conocer a los medios de comunicación y a la opinión pública en general un desalentador panorama de la titulación minera en el país. El ministro denunció una larga cadena de irregularidades en el otorgamiento de miles de títulos mineros en Colombia. Dijo que luego de estudiar millones de folios, se descubrió que hubo superposición de títulos mineros en áreas de páramos y parques nacionales naturales, y comentó, específicamente, el caso del Parque Nacional Natural Yaigojé Apaporis, en el departamento del Vaupés, donde a las pocas semanas de que el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial (Mavdt) creara el parque, se otorgaron doce títulos mineros en esa reserva. Otra anomalía detectada es la especulación con estos certificados. El ministro explicó que en zonas de gran explotación, como en el caso del carbón, se entregaron títulos para que personas naturales pudieran negociar con las empresas operadoras de títulos existentes.

Foto: Ministro de Minas y Energía en la rueda de prensa con los medios de comunicación. Archivo: Ingeominas.

Otra falencia del sector es que los títulos se expedían con requisitos mínimos que no garantizaban capacidad técnica ni económica. Esa situación permitía que una o dos personas solicitaran hasta 500 títulos, pero no garantizaba la seguridad industrial en las áreas de explotación. Por medio de esta investigación, se encontró que había 9000 títulos mineros, la mayoría entregados sólo con la cédula del peticionario. Lo peor fue una

Instituto Colombiano de Geología y Minería • INGEOMINAS

[3]


inusitada avalancha de solicitudes para nuevos permisos: a Ingeominas llegaron 19.700 solicitudes. Por su parte, el director de Ingeominas, Oscar Paredes Zapata, dijo que el compromiso del gobierno es “depurar la institucionalidad minera para que exista una gestión transparente y con plataformas tecnológicas que la soporten”. Confirmó además que hay 25 investigaciones, penales y disciplinarias, contra funcionarios y exfuncionarios comprometidos en las irregularidades. Para evitar que se sigan presentando casos de corrupción, que permitieron a funcionarios de Ingeominas entregar títulos mineros como en una piñata, el ministro de Minas y Energía señaló que la primera tarea consiste en cambiar el sistema de adjudicación de títulos mineros, es decir, pasar de polígonos irregulares a cuadrícula, como se hace en el Perú. El funcionario explicó que el actual sistema se presta para que queden franjas muy pequeñas, que se convierten en corredores de nadie, ya que si bien tienen dueño, no se pueden explotar porque serían inviables. En el departamento del Cesar, por ejemplo, en la mitad de una zona de 5000 hectáreas de carbón concedieron un título en una franja de 55 metros de ancho por 678 metros de largo. Estas franjas se convierten en títulos de engorde, de lo cual se aprovechan sus propietarios para venderlos en cifras exorbitantes, pagadas por empresas que necesitan ese terreno para hacer viables grandes proyectos. Actualmente, el espacio que encierra los 9000 títulos adjudicados por In-

[4]

geominas es del 0,7%, esto es, unas 488 hectáreas perdidas, las cuales serán de utilidad una vez anexadas a los títulos vecinos.

Imagen: Mapa de títulos vigentes en Catastro Minero Colombiano. Área del Territorio Nacional: 114.218.901,09 ha Área titulada: 4.753.532,59 ha (4,16% del territorio). Títulos inscritos en RMN: 8966 (17 de mayo de 2011). Fuente: Ingeominas.

El viceministro de Minas y Energía, Tomás González, señaló que este tipo de situación evidencia que hubo corrupción en la adjudicación de predios, ya que a nadie le cabe en la cabeza que en una franja de 31 centímetros de ancho por 19 kilómetros de largo se puede desarrollar un proyecto de cualquier tipo de mineral. En el país existen 114 títulos de menos de 0,5 hectáreas que son inviables para explorar y que se convierten en obstáculos para la ejecución de

SUCESOS • 142


otros proyectos; por esta razón, la nueva Agencia Nacional de Minería asumiría todas las tareas de las delegadas en los entes territoriales. Frente a este tema, el ministro Rodado sostuvo que de acuerdo con la providencia de la Corte Constitucional, la aplicación de una norma, como el Código de Minas –que prohíbe la explotación de cualquier tipo de minería en páramos–, debe ser inmediata; es decir, que ha de ser retroactiva. Esta será una de las acciones que iniciará el Estado para tratar de reparar las fallas que se presentaron en la adjudicación de por lo menos 37 títulos en parques nacionales naturales o en páramos de los departamentos de Santander, Norte de Santander y Boyacá, como Santurbán, Pisba, Tota-Bijagual-Mamapacha y Chili-Barragán, o el predio ubicado en el Parque Nacional Natural Yaigojé Apaporis, en el Vaupés. Este predio se adjudicó el mismo día en que el Mavdt expidió la resolución en que se declaraba la zona como parque natural, pese a que la entidad le había informado a Ingeominas una semana antes de la decisión. En la actualidad se encuentra suspendida la recepción de solicitudes de títulos mineros, hasta que se evacue la solicitud de 16.000 interesados. Es de anotar que ya se han resuelto 3600 casos, que en un 90% fueron rechazados. Pese a que al Catastro Minero, herramienta utilizada para adjudicar un título minero, se le invirtieron $6000 millones, Ingeominas tiene que hacer revisiones manuales, lo que podría incidir en la entrega de títulos superpuestos en parques o en zonas fronterizas, o la entrega del

mismo título a doce personas distintas. Hoy en día hay 93 títulos repetidos. En este momento hay 860 títulos inscritos en el Registro Minero Nacional que se hallan en la etapa de exploración o explotación o que tienen vencida su vigencia, por lo cual los poseedores deben hacer su actualización o la terminación del título.

Imagen: Mapa de solicitudes vigentes en Catastro Minero Colombiano. Área solicitada: 22.639.387,13 ha (19,82% del territorio nacional). Solicitudes: 19.629 (1 de febrero de 2011). Fuente: Ingeominas .

Instituto Colombiano de Geología y Minería • INGEOMINAS

[5]


Información institucional

Información Institucional

Monitoreo remoto y en tiempo real del estado fisiológico Gustavo Garzón*

En un conversatorio demostrativo, llevado a cabo en el auditorio de Ingeominas de Santiago de Cali el 4 de mayo de 2011, el doctor Jean Romagnoli presentó sus experiencias médicas en condiciones extremas. El doctor Romagnoli fue el jefe del grupo médico que mantuvo con vida a 33 mineros a 700 metros de profundidad en la mina San José, en Chile. Este accidente ocurrió el día 5 de agosto de 2010, pero los mineros apenas fueron ubicados 17 días después. Como es de amplio conocimiento público, el rescate de estos mineros luego de permanecer 70 días bajo tierra fue el mayor y más exitoso de la historia de la minería mundial, hasta el punto de que se convirtió en uno de los eventos con mayor cobertura mediática de los últimos tiempos, con alrededor de 1300 millones de telespectadores de todos los continentes. El conversatorio comprendió los siguientes puntos: 1) Presentación del perfil profesional del doctor Romagnoli ante * Grupo de Trabajo Regional Cali.

[6]

Foto: Médico Jean Romagnoli en el auditorio del GTR Cali. Archivo: Gustavo Garzón, Ingeominas.

los funcionarios de Ingeominas en Santiago de Cali y ante algunos empresarios y académicos invitados; 2) Exposición de 40 minutos titulada “Los desafíos del manejo del riesgo”; 3) Demostración del funcionamiento de los cinturones que se utilizaron para monitorear el estado fisiológico de los 33 mineros a 700 metros de profundidad; 4) Video de las experiencias vividas durante el rescate. El doctor Romagnoli es médico de la Asociación Chilena de Seguridad. Se formó en Murcia (España), en traumatología del deporte, junto a uno de los mayores especialistas en medicina deportiva del mundo, el doctor Pedro Guillén. En el año 2002 obtuvo un máster en Traumatología de la Universidad CaSUCESOS • 142


tólica San Antonio de Murcia (Ucam), donde presentó una tesis relacionada con propuestas de cómo actuar en catástrofes y afrontar situaciones de alto riesgo con personas en fase de ansiedad, de musculatura débil y con bajos niveles de oxigenación. Durante su permanencia de dos días en la ciudad de Santiago de Cali, el doctor Romagnoli presentó sendas ponencias tanto en la vigésima edición del Encuentro Universitario de Ingenieros Industriales (Eudii), organizado por la Universidad Icesi, como en el posgrado de ingenierías de la Pontificia Universidad Javeriana. También concedió entrevistas para la prensa local hablada y escrita, y alcanzó a visitar la sede regional, durante dos horas. En su conferencia, denominada “Los desafíos del manejo del riesgo”, explicó las múltiples variables que conforman el riesgo como una sumatoria de amenazas y vulnerabilidades. Indicó cómo en el peor de los casos, en forma inconsciente, puede haber subestimaciones o sobrevaloraciones de la realidad objetiva. Enfatizó en la importancia de crear modelos predictivos de comportamiento, además de la adecuada selección del equipo de trabajo y el mantenimiento del liderazgo con una estructura mental que permita romper paradigmas que faciliten pasar rápidamente de la proactividad a la reactividad. Con la participación de dos funcionarios de la regional, quienes se pusieron biocinturones (Bio-harness) provistos de sensores para el monitoreo del ritmo cardíaco, el ritmo respiratorio, la

temperatura de la piel y la postura del cuerpo, aparte de otras variables para el diagnóstico médico, el conferencista invitado demostró cómo durante el rescate de los mineros chilenos fue posible conocer desde la superficie el estado fisiológico de cada uno de los mineros atrapados y de esta manera tomar decisiones médicas adecuadas, lo cual finalmente permitió que todos los mineros atrapados lograran mantenerse con vida hasta el feliz rescate del último de ellos y jefe de turno, Luis Urzúa, el día 13 de octubre de 2010 a las 21:56 horas.

Foto: el médico Romagnoli en la conferencia “Los desafios del manejo de riesgo”. Archivo: Gustavo Garzón, Ingeominas.

Instituto Colombiano de Geología y Minería • INGEOMINAS

[7]


Quédeestá moda

Qué está de moda

Saber qué es el calentamiento global El calentamiento global no es algo reciente ni tampoco un “tema de moda”, pero sí es un asunto al que hay que ponerle toda la atención que se merece, ya que es el principal causante del cambio climático, fenómeno que ocupa buena parte de los esfuerzos de la comunidad internacional para controlarlo. En este artículo intentaremos explicarles qué es este fenómeno, cómo nos afecta, qué lo produce y cómo podemos ayudar para frenar su acelerada evolución. Cuando se habla de calentamiento global, se hace referencia al aumento de la temperatura media global, de la atmósfera terrestre y de los océanos, desde 1850, año del final de la denominada Pequeña Edad de Hielo. Este incremento se ha acentuado en las últimas décadas del siglo XX y en la primera de este, debido a la creciente contaminación en todo el mundo. El principal efecto que causa el calentamiento global es el efecto invernadero, el cual “se refiere a la absorción, por ciertos gases atmosféricos, principalmente CO2, de parte de la energía [8]

que el suelo emite, como consecuencia de haber sido calentado por la radiación 1 solar” . El efecto invernadero natural estabiliza el clima de la tierra, lo que lo hace indispensable, ya que sin este las temperaturas caerían en unos 30 °C, lo que ocasionaría que los océanos se congelaran y la vida fuera imposible. Para que este efecto se produzca, los gases del efecto invernadero son necesarios pero en proporciones adecuadas.

Foto: Laguna de Peñalara, España. (Antes y después) 1. http://www.wikipedia.org

SUCESOS • 142


Entre los fenómenos generados por el calentamiento global se encuentran la disminución de los glaciares, la elevación del nivel del mar y los cambios meteorológicos. De acuerdo con un informe del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (Ipcc, por su sigla en inglés), el incremento de temperatura sobre Groenlandia será entre una y tres veces superior al promedio mundial. Ese promedio es previsto por el Ipcc entre 1,4 y 5,8 °C. Se estima que un incremento sostenido sobre Groenlandia de 3 °C llevaría al derretimiento completo de la capa de hielo, aparte de que produciría un incremento en el nivel del mar de unos 6 a 7 metros2. Mientras el clima se hace más cálido, la evaporación se incrementará, lo cual causaría un aumento de las lluvias y, con esto, más erosión. El Ipcc pronostica un aumento de las precipitaciones en las regiones frías (latitudes altas) y en ciertas regiones tropicales lluviosas, a la vez que una reducción en las zonas secas de latitudes medias y tropicales, como la cuenca mediterránea o el nordeste brasileño3. Este calentamiento va a modificar la distribución de fauna y flora en el planeta, lo que llevaría a la expansión de enfermedades de las que son portadores algunos de esos animales; unos ejemplos de esto serían la malaria, el dengue y la fiebre amarilla; además, podría exterminar entre el 15 y 35% de todas las especies de plantas y animales de la Tierra para el 2050. 2. http://www.ipcc.ch 3. Ibíd.

Los efectos negativos de este fenómeno no se limitan al medio ambiente, puesto que también hay repercusiones económicas y biológicas que, a largo plazo, afectarán el bienestar general de la humanidad. Autoridades en el tema aseguran que en los próximos 30 o 40 años va a haber guerras por agua, una creciente inestabilidad causada por hambruna, enfermedades, y la elevación de los niveles del mar y olas de refugiados. El caos resultante sería un caldo de cultivo para disturbios civiles, genocidio y el crecimiento del terrorismo.

Foto: Serranía de Chiribiquete en la amazonia colombiana originada a partir del Escudo Guayanés. Con el conjunto de la Sierra de Naquén y la Serranía de la Macarena, son los sistemas montañosos más importantes de la Amazonia colombiana. Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Serrania_de_Chiribiquete Imágen: http://erlianpolo2.files.wordpress.

La disminución de la emisión de CO2, con miras a frenar, en algún sentido el calentamiento global, también está en nuestras manos. Aplicando las siguientes sugerencias o soluciones domésticas, podemos ayudar a nuestro planeta:

Instituto Colombiano de Geología y Minería • INGEOMINAS

[9]


• Cambiar las bombillas tradicionales por otras de bajo consumo (compactas fluorescentes, o LED). Las compactas fluorescentes consumen 60% menos electricidad que una bombilla tradicional, con lo que este cambio reduciría la emisión de dióxido de carbono en 140 kilos al año. • Ajustar la calefacción y el aire acondicionado, pues así se podrían ahorrar unos 900 kilos de dióxido de carbono al año. • Evitar el uso del agua caliente. Se puede utilizar menos agua caliente si se instala una ducha-teléfono de baja presión y se lava la ropa con agua fría o tibia. • Utilizar un colgador/tendedero en vez de una secadora de ropa. Si se seca la ropa al aire libre la mitad del año, se reduce en 320 kilos la emisión de dióxido de carbono al año. • Comprar productos de papel reciclado. La fabricación de papel reciclado consume entre 70 y 90% menos energía y evita que continúe la deforestación mundial. • Adquirir alimentos frescos. Producir comida congelada consume diez veces más energía. • Evitar comprar productos envasados. Si se reduce en un 10% la basura personal, se puede ahorrar 540 kilos de dióxido de carbono al año. • Emplear menos los aparatos eléctricos, sobre todo los que se usan únicamente en los momentos de ocio. • Desconectar: radio, televisión, juegos y otros aparatos que no se estén utilizando en ese momento. [10]

• Elegir un vehículo de menor consumo. Un vehículo nuevo puede ahorrar 1360 kilos de dióxido de carbono al año si este rinde dos kilómetros más por litro de combustible. • Conducir en forma eficiente: utilizar la marcha adecuada a la velocidad, no frenar ni acelerar bruscamente, y en general intentar mantener el número de revoluciones del motor tan bajo como sea posible. • Usar menos el automóvil. Caminar, montar en bicicleta, compartir el vehículo y utilizar el transporte público. Reducir el uso del vehículo propio en quince kilómetros semanales evita emitir 230 kilos de dióxido de carbono al año. • Revisar frecuentemente los neumáticos. Una presión correcta de los neumáticos mejora la tasa de consumo de combustible en hasta un 3%. Cada litro de gasolina ahorrado evita la emisión de tres kilos de dióxido de carbono. • Plantar árboles. Una hectárea de árboles elimina un año la misma cantidad de dióxido de carbono que producen cuatro familias en ese mismo tiempo. Un solo árbol elimina una tonelada de dióxido de carbono a lo largo de su vida.

SUCESOS • 142


Gestión y desarrollo

Gestión y desarrollo

Accidente nuclear de Fukushima Ernesto Villarreal Silva* pronunció el pasado 2 de junio la conferencia “El accidente nuclear de Fukushima, Japón”, en el desarrollo de la cual hizo un recuento cronológico desde el momento en que ocurrió el trágico terremoto en Japón, el 11 de marzo de 2011, hasta el 4 de mayo, cuando el gobierno de Japón dio un parte de tranquilidad. A continuación hacemos un resumen ilustrativo de estos acontecimientos para que todos sepamos qué pasó en realidad en la central nuclear de Fukushima. El 11 de marzo, a las 2:46 p.m. (hora de Japón), un terremoto de 9,0 en la escala de Richter sacudió la costa noreste de Japón. Ese día, los reactores 1, 2, 3 estaban operando normalmente y los reactores 4, 5 y 6 se encontraban inhabilitados por una inspección periódica. Al momento del terremoto, los tres reactores en funcionamiento se apagaron en forma automática. * Ingeniero industrial de la Universidad de Penn State (USA) y la Universidad de los Andes, Ms en ingeniería nuclear y PH.D en ingeniería nuclear de la Universidad de Michigan. Asesor de Ingeominas en el Proyecto Estratégico Nuclear Colciencias-ANH-CIF- Ingeominas.

Debido a que el flujo de energía eléctrica que alimentaba a los sistemas de refrigeración se interrumpió, se utilizaron los sistemas auxiliares para seguir bombeando agua al núcleo, pero el posterior tsunami también inhabilitó estos generadores, ocasionando una subida de la temperatura. Después se detectó una presión de vapor dos veces mayor que el máximo permitido; por tal razón, la compañía operadora de la planta decidió liberar vapor para reducir la presión en el interior del reactor, pero lamentablemente este vapor estalló y destrozó la mitad del edificio de contención secundaria. Horas más tarde se intentó enfriar el núcleo restableciendo el bombeo de refrigeración, incluso con agua de mar enriquecida con ácido bórico. El 12 de marzo, a las 3:36 p.m., se produjo una explosión en la central que derribó parte del edificio, a causa de la liberación de hidrógeno desde el núcleo del reactor. Ese mismo día, el reactor 3 presentó problemas en su sistema de enfriamiento de emergencia, por lo que las autoridades decidieron proveer de agua al núcleo para evitar su fusión.

Instituto Colombiano de Geología y Minería • INGEOMINAS

[11]


Al siguiente día se evidenció una fusión parcial del combustible en el núcleo del reactor 1, al encontrarse cesio y yodo radiactivos en la entrada de este reactor. El 14 de marzo se registró una explosión de hidrógeno en el edificio del reactor 3. Las autoridades informaron que el reactor 2 también presentaba problemas de refrigeración y que el nivel de agua que cubría el combustible había descendido, dejando las barras de combustible al descubierto; además, no descartan la posible fusión parcial del núcleo 2 a causa del sobrecalentamiento de este reactor. Luego de dos días de emergencia, el gobierno francés anunció sus sospechas de que Japón escondía información y minimizaba la gravedad del accidente. Tres días después del terremoto, el 15 de marzo, se produjo una explosión en el edificio del reactor 2 a las 6:10 a.m. (hora de Japón), que dañó el sistema de supresión de presión, el cual se hallaba en la parte de abajo de la vasija de contención. Se informó que los niveles de radiación excedieron el límite legal y los operadores empezaron a evacuar a los trabajadores de la planta. Ese mismo día, se produjeron una explosión y posterior incendio en el reactor 4 por acumulación de hidrógeno catalizado. Las autoridades japonesas anunciaron que esto ocasionó la liberación de radiactividad a la atmosfera, e informaron que los niveles de radiación en la ciudad de Maebashi, situada 100 km al norte de Tokio, eran diez veces más altos que los normales. El 16 del mismo mes hubo un incendio en el reactor 4, y la Comisión Regu[12]

ladora Nuclear de Estados Unidos emitió un comunicado en el que señalaba que las radiaciones en la central eran “extremadamente altas” y que había “altos niveles de radiación” alrededor del reactor que complicaban el trabajo de los operarios, ya que podrían recibir dosis de radiación letales si se exponían incluso durante lapsos breves. El 18 de marzo, las autoridades de Japón elevaron el nivel de alerta nuclear de 4 a 5 puntos en la escala internacional con un máximo de 7, relativa a los accidentes nucleares. Se prevé conectar en los próximos días un suministro de energía al sistema de enfriamiento para poder paliar la situación. De no ser posible, habría que recurrir a enterrar la instalación nuclear durante 40 años, en una mezcla de arena y hormigón reforzado, para evitar el escape de radiación indiscriminada que afectaría seriamente todo el perímetro de seguridad. Cinco días después se restableció la energía eléctrica en los seis reactores y se analizó la posibilidad de poner nuevamente en funcionamiento los sistemas de enfriamiento. El 28 de marzo, la Tokio Electric Power Co. (Tepco), compañía operadora de la planta, anunció la detección de plutonio en dos puntos; este procedía de muestras recogidas siete días antes, tiempo necesario para realizar la medida en el laboratorio. El 2 de abril se descubrió una grieta en el reactor 2, por la que se filtraba una sustancia radiactiva proveniente del combustible del núcleo de este reactor. Dos días después se detectaron, en las SUCESOS • 142


inmediaciones de la planta, niveles de radiactividad de yodo 7,5 millones de veces más altos que lo permitido legalmente en agua de mar, y niveles de cesio 1,1 millones de veces superiores a lo autorizado. El 5 de abril se vertió deliberadamente agua contaminada al mar para hacer sitio en los depósitos a agua más contaminada todavía. Al final de ese mismo día se anunció el fin de la fuga tras haber conseguido cerrar la grieta, luego de inyectar 1500 litros de silicato de sodio en la grava por debajo del fondo del depósito por donde se filtraba el agua radiactiva. Seis días después, el 11 de abril, el gobierno japonés elevó el nivel de crisis de 5 a 7, igual que el que tuvo el accidente de Chernóbil y el más alto que existe. Este mismo día ocurrió el último incendio, de toda esta cadena, en un edificio anexo al reactor 4. El 19 de abril, la Agencia de Segu-

ridad Nuclear de Japón confirmó que las barras de combustible de los reactores 1 y 3 se habían fundido parcialmente. Tepco reportó, dos días después, que el agua vertida al mar superaba en 20.000 veces el máximo anual legal de radiación. Al mismo tiempo, el gobierno de Japón prohibió estar a menos de 20 kilómetros de la central de Fukushima. Una semana después de estos hechos, Toshiso Kosako, asesor en materia radiológica, renunció a su cargo y acusó al gobierno nipón de autorizar niveles de exposición radiactiva nocivos para la salud de las personas en general y de los niños en particular. Por último, el 4 de mayo, ya con la emergencia prácticamente controlada, el gobierno informó a la opinión pública que en 2012 definirá si permitirá el regreso de las personas a la zona afectada, pero todo dependerá de si la situación de radiactividad mejora.

Fuente: http://www.world-nuclear-news.org/RS_Battle_to_stabilise_earthquake_reactors_1203111.html Instituto Colombiano de Geología y Minería • INGEOMINAS

[13]


Personaje Personaje Héctor Manuel Enciso Prieto

Amante del deporte, atleta consumado en su juventud, padre dedicado, rumbero, salsómano, trabajador, responsable, comprometido y agradecido por todo lo que ha conseguido con su esfuerzo durante sus 23 años de permanencia en el Instituto; así se define Héctor Manuel Enciso Prieto, actual coordinador de Laboratorios, en esta entrevista que nos concedió para la revista Sucesos. Los invitamos a conocer a nuestro compañero y amigo. ¿Quién es Héctor Enciso? Soy una persona graduada de química de la Universidad Nacional de Colombia, con una maestría en Administración de Empresas de la misma Universidad. Tengo cuatro hijos, dos profesionales y dos en proceso de serlo. Soy amante del de[14]

porte, del atletismo específicamente. He participado por lo menos en quince medias maratones en los últimos años; una media maratón son 21 km, algo así como cien minutos de actividad física permanente. Me gusta el trabajo que hago. Soy un individuo responsable, comprometido y detesto la injusticia y la inequidad. Además de su pasión por las maratones, ¿qué hace en su tiempo libre? Compartir con mis hijos, mis padres y mi compañera. Apoyar a mis hijos es uno de los temas fundamentales de mi vida, pues creo que es lo básico para que sean buenos seres humanos y ciudadanos. Tengo una niña menor de edad, por lo que me parece fundamental compartir con ella diversos escenarios de la vida. Me gusta la música, la salsa sobre todo. Antes bailaba mucho. Hace unos años pertenecí al grupo de danzas del Ingeominas. Realmente me encanta el baile, es uno de los principales hobbies que tengo. ¿Hace cuánto está en Ingeominas? Llevo 23 años y medio trabajando en Ingeominas. Ingresé como químico raso al Laboratorio de Carbones y luego fui SUCESOS • 142


ascendiendo. Fui coordinador del Laboratorio de Carbones, jefe operativo de la Subdirección de Química, subdirector (e) de Química, jefe del proyecto institucional de la calidad, coordinador del Proyecto de Gestión de la Información Geocientífica y ahora, nuevamente, coordinador de los laboratorios. ¿Hace cuánto está de coordinador de laboratorios? En esta nueva etapa, desde el 3 de enero de 2011, porque fui coordinador entre junio de 2006 y junio de 2008. Tuve un receso durante el cual trabajé con el director técnico del Servicio Geológico en el seguimiento a la gestión de todos los proyectos de dicho servicio, y ahora se presentó esta oportunidad de aportar desde la coordinación de los laboratorios. ¿Qué le ha dejado Ingeominas y qué siente por el Instituto? Me ha dejado satisfacciones e ingratitudes. Durante estos años he ascendido en el Instituto y he logrado aportar cosas. Profesionalmente, en el año 2005 obtuvimos el Premio Lorenzo Codazzi por el libro Carbón Colombiano. Yo actué como interventor de ese libro y revisor editorial. Sentí una gran satisfacción, muy gratificante. En el tema personal, me ha permitido crecer como ser humano, al igual que ver y analizar el país desde la perspectiva del empleado público. También he conseguido, en este escenario que es un cúmulo de diversidades, moderar mi carácter, llegar a niveles importantes de

tolerancia; pero, fundamentalmente, amar la química, querer al Instituto (a sus buenos funcionarios, sobre todo) y negarme a aceptar que nuestros recursos naturales son extraídos para beneficio de foráneos y no de la población colombiana. El deseo de apoyar a mis compañeros lo expreso participando como representante de los empleados en el Copaso, en la Comisión de Personal, en el Comité de Resolución de Conflictos de Conductas de Acoso Laboral. Además, soy presidente de la junta directiva del Fondo de Empleados de Ingeominas (Feinge). En ocasiones no es fácil lograr esa participación, porque hay circunstancias del Instituto que no permiten que se cumpla a cabalidad con tales funciones, pero siempre he pretendido apoyar a los trabajadores, buscando que haya equidad y un ambiente laboral adecuado. A mí la seguridad industrial y la salud me han preocupado por largo tiempo y creo que he podido aportar en el tema; hay mucho por hacer, pero se han conseguido muchas cosas positivas en el tema de salud ocupacional. ¿Cómo ve a Ingeominas actualmente? El panorama es un poco preocupante. Es muy claro que se pretende enfocar todo hacia el tema minero, pero el país necesita un Servicio Geológico fortalecido, básico para generar la información geocientífica. Cualquier país del mundo tiene un Servicio Geológico que no solamente aporta al sector minero sino también a muchos otros frentes económicos del país; aporta al tema de ordenamiento territorial, al tema de infraestructura, e

Instituto Colombiano de Geología y Minería • INGEOMINAS

[15]


incluso a la agricultura y la salud, por dar algunos ejemplos. Mi preocupación es que el país no entiende muy bien la importancia de un Servicio Geológico, dentro del cual están obviamente los laboratorios. Nosotros somos parte fundamental de la cadena de valor para generar información geocientífica de calidad que le sirva al país para caracterizar y valorar sus recursos, y para todos aquellos que requieran datos e información del suelo y del subsuelo colombiano. Ojalá nos escuchen para que el país cuente con un servicio óptimo, tanto en la parte humana como en la parte técnica y financiera. ¿Cuál es el papel fundamental de los laboratorios en esa búsqueda del fortalecimiento del Servicio Geológico? Históricamente, los laboratorios le han aportado de manera significativa al Servicio Geológico, pero han venido de capa caída por culpa de las instituciones y por las mismas administraciones. Los laboratorios tuvieron su génesis en el año de 1928, con la creación del Laboratorio Químico Nacional, que contribuía en todos los campos de la economía en ese entonces. Luego, en 1968, se fusionó el Laboratorio Químico Nacional con el Servicio Geológico Nacional y el Inventario Minero Nacional, y se creó el Ingeominas. En ese momento, dentro de la estructura del Instituto, se creó la Subdirección de Investigaciones Químicas. En aquel entonces sí se les daba importancia a los laboratorios de química. Luego de una serie de reestructuraciones, hoy ya no somos una subdirección sino un grupo de trabajo, y eso me preocupa [16]

porque pienso que la labor de los laboratorios es fundamental para el desarrollo de las geociencias en Colombia; creo definitivamente que ni el país ni nuestros directivos han tenido la inteligencia ni el conocimiento para darles el realce verdadero a los laboratorios. Ya planteamos una propuesta para que dentro de este nuevo escenario de reestructuración los laboratorios sean otra vez una subdirección, que aporte como una de las geociencias vitales para el desarrollo del país. En los últimos cuatro años hemos mejorado la infraestructura científica. Se han adquirido equipos por cerca de US$2 millones para la caracterización de materiales geológicos en diversos campos temáticos. Con esto hemos conseguido optimizar la capacidad operativa y entregar resultados con más confiabilidad, pero todavía nos falta muchísimo para lograr que esto sea una realidad, donde realmente lo más valioso es la gente, los químicos. El verdadero protagonista de esto es la química, pues yo soy, simplemente un coordinador que busca lograr alianzas humanas para ser felices y vivir la vida, y trabajar de la mejor manera. ¿Cómo quiere que lo recuerden en Ingeominas? Como un luchador, como alguien que definitivamente ama lo que hace, que quiere la química y que busca, con sus capacidades y sus limitaciones, mejorar la calidad de vida de un grupo de personas y del Ingeominas, en general.

SUCESOS • 142


Cultura y Entretenimiento

Cultura y Entretenimiento

Mundial Sub-20 Colombia 2011

Hace tres años, exactamente el 26 de mayo de 2008, Colombia obtuvo la sede del Campeonato Mundial de Fútbol Sub20 Colombia 2011, o Fifa U-20 World Cup Colombia 2011. En esa ocasión el entonces vicepresidente de la república, Francisco Santos Calderón, afirmó que la sede se consiguió gracias al respaldo obtenido luego de retirar la candidatura para organizar la Copa Mundial de Fútbol de 2014, con la promesa que este será “el mejor mundial juvenil de la historia”.

Con esa inmensa responsabilidad, del 29 de julio al 20 de agosto somos anfitriones de la copa mundial número 18 de esta categoría en las ciudades de Manizales, Armenia, Pereira, Cali, Medellín, Barranquilla, Cartagena y Bogotá, además de que tenemos la oportunidad perfecta para demostrar que Colombia hoy es diferente, que somos una nación segura, alegre, cálida y con mucha fiesta, y así contrarrestar la imagen de peligrosidad e inseguridad que se tiene del país en el mundo. Delegaciones de los 24 países clasificados (Arabia Saudita, Australia, República Democrática Popular de Corea, República de Corea, Austria, Croacia, España, Francia, Inglaterra, Portugal, Costa Rica, Guatemala, México, Panamá, Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Uruguay, Nigeria, Camerún, Malí, Egipto y Nueva Zelanda), periodistas de todo el mundo y aficionados al deporte más popular del globo se darán cita en las ocho ciudades sedes que, según Proexport, están totalmente listas para recibir a los más de 300.000 visitantes extranjeros que se espera asistan al evento.

Instituto Colombiano de Geología y Minería • INGEOMINAS

[17]


Dentro de la campaña que lleva a cabo Proexport para difundir este acontecimiento y acercarlo a los turistas, se destacan el turismo de historia y cultura en Cartagena, el turismo ecológico y de playa cerca de Barranquilla y la actividad comercial, gastronómica y de vida nocturna en Bogotá, Medellín y Cali, como principales atractivos que podrán encontrar durante los 21 días que durará el certamen. Con una espectacular velada en la ciudad de Cartagena, el pasado 27 de abril se efectuó el sorteo, el cual dejó a Colombia como cabeza del grupo A junto a Francia, Malí y República de Corea. El grupo B quedó conformado por Portugal, Uruguay, Camerún y Nueva Zelanda; en el grupo C están Australia, Ecuador, Costa Rica y España; en el grupo D se enfrentarán Guatemala, Arabia Saudita, Nigeria y Croacia; en el grupo E se verán las caras Brasil, Egipto, Austria y Panamá, y en el grupo F ( llamado el grupo de la muerte) se encuentran los equipos Argentina, México, Inglaterra y la República Democrática Popular de Corea. Para dar un parte de seguridad a todos los invitados a esta gran fiesta, la policía de Colombia “estableció dispositivos de seguridad especiales para garantizar la tranquilidad dentro y fuera de los estadios, con el objetivo de que se viva con tranquilidad la fiesta del fútbol”, indicó Ricardo Cobo, director local del mundial, a la AFP. El directivo también aclaró que más de 56.000 uniformados se encargarán de la vigilancia en los estadios, canchas de entrenamiento, hoteles, restaurantes y vías terrestres, e [18]

hizo hincapié en que el plan de atención contempla la creación del denominado Comando Especial para el Mundial (Cesem), que congrega a decenas de grupos especiales entrenados para atender situaciones excepcionales como desastres naturales, estampidas, toma de rehenes y actos terroristas. Después de tres años de preparación, todo está listo para que ruede el balón el 29 de julio en Barranquilla en el partido inaugural entre Brasil y Egipto. Acompañemos a nuestra selección y hagamos de este “el mejor mundial juvenil de la historia”. Estadios: Mundial Sub-20 Colombia 2011

Estadio Jaime Morón - Cartagena

Estadio Nemesio Camacho El Campín - Bogotá

SUCESOS • 142


Estadio Pascual Guerrero - Cali

Estadio Metropolitano Roberto Meléndez- Barranquilla

Estadio Palogrande - Manizales

Estadio Atanasio Girardot - Medellín

Estadio Centenario - Armenia

Estadio Hernán Ramírez Villegas - Pereira

Instituto Colombiano de Geología y Minería • INGEOMINAS

[19]


[20]

SUCESOS • 142


comunicaciones@ingeominas.gov.co 2200118 • 2200284

Revista sucesos n° 142  

Revista sucesos n° 142

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you