Page 1

DISCURSO REALIZADO EL DIA 31 DE OCTUBRE POR EL DR. AMERICO ALATORRE OZUNA CON MOTIVO DE LA INSTALACIÓN DEL 1/ER. PARLAMENTO CIUDADANO DE MÉXICO. Art. 39- de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. La soberanía nacional reside esencial y originalmente en el pueblo, todo poder publico dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno. Art. 9- No se podrá coartar el derecho de asociarse o reunirse pacíficamente con cualquier objeto lícito, pero solamente los ciudadanos de la República podrán hacerlo para tomar parte en los asuntos políticos del país. Hoy 31 de Octubre del 2009, inicia una nueva etapa en la historia de México, porqué hoy, la ciudadanía libre y democrática de nuestro país ha decidido integrar el 1/er Parlamento Ciudadano de México, no se trata, de un nuevo partido político, ni de una organización no gubernamental, ni de una estructura con tendencias políticas definidas o con orientaciones dogmáticas o religiosas preestablecidas, se trata, de la unión de ciudadanos libres, miembros de asociaciones y organizaciones sociales, que se integran en una sola estructura, a título personal, representando a los 32 estados del País en una nueva y única manifestación pública, política, pacífica y libre, que establezca desde el punto de vista de la sociedad, la posición y rumbo que queremos que lleve nuestra nación para su propio futuro, el país, se encuentra inmerso en innumerables problemas económicos, políticos, sociales y todos, todos, tienen repercusión en la sociedad, somos los que mantenemos a este país, somos los que pagamos los sueldos y prestaciones de toda la estructura gubernamental, llámense los 3 Poderes de la Unión, somos los que hemos definido que tipo de gobierno hemos querido a través de la historia, somos los que hemos decidido quienes son los que actualmente detentan un cargo en el gobierno, iniciando por el Ciudadano Presidente de la República, en suma, los mexicanos, el pueblo mexicano, es el dueño de México y por lo tanto, tenemos todo el derecho que nos ampara la Carta Magna, de decir y decidir que queremos y necesitamos para nuestro propio futuro y de nuestras familias, ese derecho se nos ha


intentado arrebatar desde hace muchas décadas por algunos miembros de la clase política coludida con unos oligopolios económicos, que han tratado de adueñarse de nuestra nación, para beneficiarse de nuestros vastos recursos y que han servido en muchas ocasiones, para el pago de una enorme burocracia creciente, también, para el pago de las enormes prerrogativas que gozan los partidos políticos y que cada día se incrementan más, así como para mantener Institutos que deberían ser ciudadanos y que se han convertido en bastiones de fracciones políticas definidas, como es el caso del IFE, que ha hecho con presupuestos millonarios que nuestra democracia sea la más cara del mundo, del IFAI y sus comisionados que son nombrados por el Presidente, cuando se supone que son cargos ciudadanos y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en que el Senado elige al Presidente que más le conviene de acuerdo a los intereses de algunos senadores, que creen que opina el pueblo sobre un Poder Legislativo que nos cuesta, nada más el federal 9,000 millones de pesos al año y un Poder Judicial que no da cuentas de los enormes recursos que recibe a nadie, además tenemos a los Gobiernos de los Estados y su libre albedrio para manejar recursos de todo tipo como les sea conveniente y a sus Ayuntamientos, que basados en un aberrante articulo 115, éste les sirve de escudo para que en muchos casos determinar salarios y manejar los recursos como quieran, agregándole a todo ello una enorme cantidad de subsidios que se pagan a otros vastos y privilegiados sectores nacionales, sumando además todas las ventajosas condiciones en que operan estructuras económicas nacionales e internacionales, que atrincherados defienden a toda costa sus intereses por encima de todo, aunque con ello se provoque la inhibición al crecimiento de México, asegurando siempre un mínimo grado de avance sin alterar la correlación de fuerzas y asimismo, la sociedad se pregunta, por qué tantos privilegios a algunos líderes sindicales para mantener su status y patrimonio multimillonario, podríamos seguir toda la tarde mencionando los miles de porqués que tenemos en nuestras mentes, pero el problema que nosotros vemos no es sólo de pesos y centavos que se reparten impunemente, el problema económico de México no es un déficit circunstancial sinó la permanencia de una estrategia que induce al desmantelamiento del aparato productivo y perpetúa la desigualdad en un país donde los ricos, pocos, son muy ricos y los pobres, muchos,


son muy pobres, un modelo económico que controla la riqueza y no la reparte, y que distribuye lo que quiere a base de una red intrincada de favores, protecciones, privilegios y concesiones, sin embargo, agregando a ese enorme problema económico existe otra problemática derivada del mismo y que es la inseguridad en nuestro país pues agregado a los enormes problemas existentes con la delincuencia y el crimen organizado es importante mencionar que cualquier padre de familia que no tiene empleo y no tiene recursos, va a hacer lo que sea necesario para impedir que su familia se muera de hambre, es por ello que el problema de fondo en nuestra patria es la desigualdad social, la desigualdad de oportunidades y el profundo sentimiento de enojo y frustración que se manifiesta y que se encuentra en etapa creciente en las bases sustentadoras y poblacionales de México, ése es un problema mayúsculo, que debe ser atendido de inmediato sinó queremos pagar las consecuencias, pronto de nuestra indiferencia y soberbia. Debemos buscar un nuevo modelo de desarrollo, cuyo objetivo único sea cuidar, prolongar y apoyar a las familias y a los trabajadores, cuando el empleo escaseé o de plano se pierda, desarrollar un sistema de desempleo adecuado, existe en ése ramo mucha experiencia internacional, modelo que no crea empleo no es alternativa. Somos una sociedad madura que sabe lo que quiere y sabemos que tenemos la fuerza que se necesita para exigir los cambios necesarios y proponer lo conveniente para la ciudadanía del país, el Parlamento Ciudadano es un movimiento emanado de las más profundas aspiraciones ciudadanas, emanadas sobre todo del amor a la patria y que nace ahora, en el momento más oportuno, porque así como en 1810 se dieron las condiciones para iniciar lo que se lograría 11 años después y que fué la independencia nacional y asimismo, como en 1910, la sociedad mexicana decidió que se cambiara la forma del Gobierno existente, incluso através de una lucha armada, ahora en 2010, la misma sociedad nuevamente se hace presente, no para promover un movimiento violento ante la cerrazón de algún gobierno, ni para utilizar cualquier excusa para provocar la desestabilización de la nación, sinó con base en las instituciones del país, de una forma pacífica, congruente, libre e inteligente, proponer todos los cambios constitucionales que sean necesarios para definir un nuevo rumbo para México, en


base fundamentalmente de la ciudadanización de las instituciones públicas del país, cuando en el año 2000 se dieron las condiciones para que las fuerzas vigentes lograran una refundación de la República, ésta no se dió, hemos visto 9 años de enfrentamientos estériles, acuerdos en lo oscurito, guerras incomprensibles y un brutal desgaste de la inteligencia nacional para mantener posiciones internas y externas, negativas, antisociales y antagonistas, sin que se vislumbre ninguna opción para promover un nuevo pacto social que urge para vislumbrar un futuro para los mexicanos de hoy y de mañana. El Parlamento Ciudadano, que se integra hoy, es una alternativa fresca y cubre varios vacios sociales y es un espacio en el se podrá analizar con seriedad y profundidad y sin orientaciones externas, el acontecer nacional, se escucharán las propuestas de los miembros de la sociedad de todo el país y a través de sus comisiones especializadas, (27) se realizarán las propuestas de lo que consideramos son las alternativas de solución a los problemas nacionales, no se trata de hacer el trabajo de los señores Diputados, pero si de ser un puente de comunicación entre la base social y los Poderes de la Unión, estableciendo claramente y sin intereses, que es lo que deseamos, necesitamos y exigimos los integrantes de la base social de la nación, se considerará los empeños de investigación, información y propuestas que provengan de universitarios, obreros, campesinos, industriales, comerciantes, estudiantes, académicos, mujeres y jóvenes, religiosos y laicos y de todos los que tengan algo que decir sobre las necesidades de las familias y el de todo el país, tanto en una forma global como particular, los miembros del Parlamento Ciudadano de México, presentan una enorme diversidad ideológica, cuentan con liderazgo y un prestigio indiscutible en cada una de las esferas de acción en las que se desempeñan en sus respectivos estados. No se trata de imponer una nueva estructura política, ni otra organización que se sume a los ya existentes, no hay que confundir, el Parlamento Nacional y los 32 Parlamentos Estatales que conforman en su conjunto el Parlamento Ciudadano de México, serán la suma más importante de la manifestación ciudadana de los 105 millones de mexicanos que integran a nuestro país, ninguno de los Parlamentarios tendrá sueldo, ni recibirá prebendas por su cargo, sin


embargo tendrá el privilegio de hacer de motu propio, algo que desde hace mucho tiempo la sociedad mexicana esperaba y necesitaba tener, un foro imparcial, libre, democrático y apartidista desde donde poder decir y ser oídos y escuchados por los diferentes Poderes de la Unión, lo que tenemos que decir los ciudadanos de México y de lo que hoy ustedes están siendo testigos, es un hecho histórico sin precedente en la historia ciudadana de nuestra Patria, se está instalando la máxima tribuna ciudadana de nuestro país, Parlamento que es el primero en su tipo en el mundo y que convierte a México en el líder mundial de participación ciudadana con la más profunda y ejemplar de las manifestaciones de libertad y democracia de sus ciudadanos. Sabemos que la institucionalización del Parlamento seguramente no será del agrado de algunos miembros de la clase política actual, otros como los que hoy nos acompañan y que por lo mismo, los felicitamos y les agradecemos su presencia, manifiestan con éste acto una identificación total con el pueblo de México, pero para todos, les decimos, que es ahora, el momento de que llegue el verdadero cambio de México. De que hagan lo que tengan que hacer para ciudadanizar a las instituciones, de que su actuar sea congruente con su decir, de que vean por los intereses de todos los hombres, mujeres, jóvenes y niños que pueblan nuestro país, es el momento justo de recordar sus orígenes, no permitan que por su soberbia la historia los alcance, México necesita de otro tipo de pensamiento, de otro tipo de voluntad y de otro tipo de integración con los problemas sociales, el futuro está demasiado cerca, en ustedes está la decisión de lo que puede suceder en este país, luchemos y defendamos la civilidad, la igualdad, la justicia, todo por un México pacifico y en paz, luchemos por un mejor desarrollo y porqué la acción conjunta entre sociedad y gobierno lleve a nuestra nación a donde todos queremos, ello nos lo exige nuestra historia, el legado de nuestros héroes, nos lo exigen nuestros valores, nos lo exigen nuestras familias, pero sobre todo, nos lo exige nuestra Patria y no lo olviden, hoy aquí, se ha establecido ya y para siempre, la conciencia de México. MUCHAS GRACIAS.

Discurso Dr. Americo Alatorre Ozuna  

Discurso Dr. Americo Alatorre Ozuna

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you