Page 1

EL TERRENO EN LA MEMORIA Sumario I. II. III. IV. V. VI. VII. VIII. IX. X. XI. XII. XIII. XIV. XV. XVI. XVII. XVIII. XIX.

El barrio de El Terreno Historia La Iglesia y el clero Personajes singulares Deporte y ocio Actividad económica Cuerpos de seguridad y militares Personajes distinguidos La banca El transporte público Actividad industrial y científica Atención socio sanitaria Educación Residentes ilustres Memoria Histórica (1936-1939) Variación del nomenclátor de calles y plazas Barrio turístico nacional e internacional Geografía y urbanismo salvaje Referencias bibliográficas

I.

El barrio de El Terreno

El Terreno es un barrio situado en el Distrito de Poniente de Palma de Mallorca y está delimitado por el mar y el Bosque de Bellver, así como por los torrentes de Mal Pas (hoy cegado por la Vía de Cintura) y el de S'Aigo Dolça (este último soterrado, a lo largo de la calle Luis Fábregas). El distrito de Poniente (Distrito 2) según la división administrativa del Ayuntamiento de Palma aprobada en Pleno de 30 de julio de 2015, está formado por los siguientes barrios: San Agustín, Cala Mayor, Portopí, La Bonanova, Génova, Son Armadans, Sa Taulera, Son Españolet, Son Dureta, Santa Catalina, Es Jonquet, Son Peretó, Son Fló, Son Serra-La Vileta, Son Roca, Son Ximelis, Son Anglada, Son Rapiña, Son Pax, Son Xigala, Son Vida, Son Cotoner, Son Dameto, Es Camp d’en Serralta y Es Fortí. 1


II.

Historia

Los primeros intentos de ordenar el urbanismo de El Terreno datan de 1835, cuando la Sociedad Económica de Amigos del País redactó un plano de la zona. El geógrafo Bartolomé Barceló Pons (1932 - 2012) analiza los significativos movimientos arquitectónicos y urbanísticos que se llevaron a cabo en El Terreno entre 1838 y 1848: «El primer documento que hemos hallado sobre la construcción de edificios en nuestro barrio es de 1838, en que la propietaria [1] de El Terreno [2] realiza modificaciones en su casa y Juan Rubert Lledó [3] transforma una antigua cochera en casa habitable. Para ello solicitan y obtienen permiso de la autoridad militar a quien competía el darlo por ser zona polémica, lo cual determinará un tipo de casa característica del barrio. En 1845, el mismo Rubert edifica casas en la orilla del mar, probablemente cerca de la finca de El Terreno en la vertiente que da al Mal Pas.» Originariamente se formó como una zona de veraneo para la burguesía palmesana a finales del siglo XIX y principios del XX. Igualmente era uno de los lugares de veraneo preferidos por los chuetas (xuetons), comerciantes del centro de la ciudad, en la medida de sus posibilidades. El núcleo fundacional de El Terreno se sitúa en el entorno de la casa veraniega en la que se estableció el Cardenal Antonio Despuig y Dameto (1745-1813), a finales del siglo XVIII, que alternaba con su finca de Raixa y que hoy ocupan los terrenos de la Fundación Nazaret [4]. El topónimo El Terreno ya aparece en el mapa patrocinado por el Cardenal, grabado por Muntaner en 1784. Es curiosa tal denominación en castellano, que ha venido originando cierto debate. Una teoría lo relaciona con el paisaje marítimo que se divisaba desde la finca, con reminiscencias al Mar Tirreno. Hay que recordar que el Cardenal Despuig era un fervoroso admirador del arte de la antigua Roma y que vivió un tiempo y murió en Lucca (Italia) en 1813. Otra lo atribuye a que la finca del cardenal estaba ubicada en “terreno de la Real Casa y Patrimonio" tal como rezaban (incluso hasta bien entrado el siglo XX) los títulos de transmisión de propiedades ubicadas en la falda del bosque de Bellver. Aun en 1924 la denominación documentada de la finca de Despuig era S'Hort de El Terreno, lo cual abunda hacia la segunda teoría. Curiosamente, dentro del mismo barrio, existían topónimos hoy prácticamente desaparecidos, que responden a zonas concretas como Sa Rota, Sa Guixería, Cas Duque, Can Sancho, Sa Droguería, Sa Quarentena, Sa Pedrera, S'Aigo Dolça, Sa Portassa, Can Barbará, Ses Roques d'en Fideu, Es Carreró d'en Vilella, Es Carreró des Baños, Es Carrer de Ses Baionetes, Es Mal Pas o Son Catleret.

2


III. La iglesia y el clero El edificio de la iglesia católica data de 1874 y sus rectores más destacados fueron Lorenzo Parera, Bartolomé Torres, Ramón Cifre, Francisco Suárez y Sebastián Miralles. Y vicarios como Cándido Fernández, Pedro Gili, Alonso Albertí, Agustín Serra y José Noguera. Colaboraron en la parroquia los misacantanos Antonio Mateu y Antonio Cano. Constan sedes de otros credos religiosos en el barrio tales como la iglesia anglicana, desplazada en los años 60 a Son Armadans o la sueca Svenska kyrkan en la actualidad ubicada en el número 113 de Joan Miró. Cabe destacar (1944) la gestión del Vicario Gili, al oponerse -siguiendo instrucciones del Obispadoa entregar una lista de judíos residentes del barrio, con lo que se pretendía deportarlos a Alemania por vía marítima en un vapor fondeado en la bahía y embarcando desde Sa Pedrera, por sugerencia de las autoridades alemanas. Se registra el suicidio de una pareja de judíos alemanes de mediana edad (Ernst e Irene Heinemann) acaecido el 23 de junio de 1940 ante tal perspectiva y que residían en calle Bonanova 82 y se habla de unos potenciales deportados como Emil Orsinger (1892-1964) y su esposa Bertha (1896-1986) residentes en calle Salud. Los segundos fallecieron en Palma por causas naturales [5]. Un eclesiástico también destacado fue el presbítero y latinista vinculado a El Terreno Bartolomé Bosch Sansó. Estudió en el Seminario Diocesano de San Pedro, de Mallorca. Especialista en lengua latina, gana las oposiciones y ocupa la cátedra de latín del Instituto General y Técnico de Palma (1927-1963) más tarde Instituto de Enseñanza Media Ramón Llull. Es director del centro (1936-1955) y del colegio La Inmaculada ubicado en El Terreno. En noviembre de 1936 es nombrado presidente de la Comisión Provincial de Depuración del Magisterio Español. Publica diversos manuales y textos para la enseñanza del latín a estudiantes de bachillerato. Jubilado en 1963, muere a los 74 años. Destacar también un curioso personaje también eclesiástico, Bartolomé Vich Cañellas, (alias Es capellá Sec o simplemente En Sec), de la familia Vich. En los años 20 y 30 se encargaba de todos los trámites administrativos relacionados con nacimientos, bodas, pensiones, fallecimientos, etc., del barrio o sea una especie de autoridad municipal gestora delegada. Y una novedad de la época: los domingos de corrida de toros en el Coliseo Balear, se vestía de civil y con pañuelo rojo al cuello acudía presto al evento. Constituía todo un acontecimiento en el barrio.

3


IV. Personajes singulares Personaje carismático en su época fue Isabel Bauzá Tomás (1910-1973). Nacida en El Terreno y de oficio planchadora y personaje popular de Palma. Conocida por el mote de Na Bel Rollet, era de la familia que regentaba el horno de Can Rollet. Tenía tres hermanas: Juana, María y Margarita. Debido a una enfermedad infantil, su mente quedó como la de una niña. Tenía la costumbre de caminar a todas horas por las calles del centro de Palma, sobre todo por el Paseo del Borne. Peinada con coletas recogidas, calzada siempre con zapatos de hombre y calcetines bajos y ataviada con camisa, se metía con los viandantes como si los conociera de toda la vida y repartía besos y caramelos a las jovencitas que le gustaban. Usaba el tranvía y los autobuses de servicio público sin pagar. Entraba y salía de las salas de cine cuando quería y siempre gratis. Cuando tenía sed, se acercaba a cualquier cliente del bar más cercano (sin distinción de clase) y bebía de su vaso. Cuando alguien le decía algo que no le gustaba o no le caía bien o no le cedía el asiento, les increpaba a grandes voces. Por la forma de vestir, su gestualidad y la costumbre de hablar en voz alta, llamaba siempre la atención, que era con lo que ella más disfrutaba. En el verano de 1973 es víctima de un atropello por parte de un turismo que no pudo evitar el accidente cuando ella cruzaba (sin mirar) la autopista del Aeropuerto en el tramo que hay delante de la Catedral. Trasladada al servicio de urgencias de Son Dureta, muere unos días después, a los 62 años. Cristóbal Vilella Amengual (1742-1803) fue un pintor, dibujante y naturalista mallorquín. Después de iniciar los estudios de pintura en Palma, se trasladó (1761) a Madrid para ampliar conocimientos en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En 1766, volvió a Mallorca protegido por el futuro monarca Carlos IV, recibiendo una pensión anual para dibujar al natural y disecar animales y plantas de la Isla para el Gabinete de Historia Natural de Madrid. Es en 1777 cuando compra y construye una propiedad en El Terreno (Son Catleret) donde puede trabajar libremente su otra gran pasión, la taxidermia con animales, sin vecinos que se quejen de los malos olores de los compuestos químicos que utiliza. Su más bien escasa historiografía ha tildado inevitablemente a Vilella de botifler, constituyéndose pues en uno de los primeros botifler con residencia en El Terreno. De Son Catleret hoy solo queda escuetamente el portal que daba acceso a la finca. Es un portal adintelado con el techo de madera y protegido por una cornisa mixtilínea moldurada en piedra de marés. En el frontispicio se conserva un escudo bastante erosionado, que en su tiempo mostraba orgulloso las armas de la Casa de Borbón. En la actualidad sólo es legible su parte inferior en la que se aprecia el detalle del Collar de la Orden del Toisón de Oro y una fecha: “Junio de 1777”. La fecha acredita a la finca, a la que se 4


accedía a través del portal, como una de las primeras construcciones levantadas en la barriada de El Terreno. El escudo daba a entender que se había levantado con el beneplácito de la Corona, ya que era el mismo rey quien había concedido el permiso para segregar una parte de los terrenos que rodeaban el Castillo de Bellver, lo cual reafirma el mismo criterio apuntado para el cercano establecimiento del Cardenal Despuig, o sea, que se trataba de terrenos de la Real Casa y Patrimonio sujetos a permiso previo en caso de segregación a terceros. El topónimo Son Catleret se atribuye a los nuevos dueños de Can Vilella. A la muerte del pintor, la propiedad pasa a la pudiente familia mallorquina Descatlar (Catlar) [6] con extensas fincas en Mallorca y grandes casas en Palma. Así la grafía deriva por comparación al diminutivo Catleret, atendiendo al pequeño tamaño de esta finca de El Terreno incorporada al patrimonio familiar. Un personaje, residente en El Terreno, y que trabajó con más tenacidad para construir los accesos a la Serra de Tramuntana fue el ingeniero Antonio Parietti Coll (1899- 1979). Parietti dirigió el departamento de vías y obras de la Diputación y presidió el Fomento del Turismo de Mallorca. Dentro del Plan de Caminos Vecinales, que consistió en arreglar caminos ya existentes para adaptarlos al paso de automóviles, dirigió personalmente dos grandes obras públicas en la Serra de Tramuntana: en 1925 la carretera del Puerto de Pollensa a Formentor, que permitió a Adan Diehl construir el famoso hotel, y en 1933 la carretera de La Calobra. Con todo, el gran sueño de Antonio Parietti fue otro: hacer accesible el Puig Major por medio de un funicular aéreo que uniera Cals Reis, el punto donde se iniciaba precisamente la carretera de La Calobra, y un punto cercano a la cima a 1.400 metros de altura. El objetivo era construir en el Puig Major un observatorio astronómico, instalaciones para deportes de nieve y un restaurante. El proyecto se presentó en 1934 en el Teatro Principal de Palma, después de que el Ministerio de Obras Públicas diera el permiso, con un gran entusiasmo popular. En junio de 1936 empezaron las obras de la plataforma inferior de Ca Els Reis, que quedaron interrumpidas un año después por el estallido de la Guerra Civil. Parietti no se resignó y en 1939 intentó reiniciar el proyecto con la firma alemana Bleichord-Zueg, colaboración que se interrumpió definitivamente con el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

V.

Deporte y ocio

Cierta actividad asociacionista juvenil fue promovida en los años 60 por el Vicario Alonso Albertí, creando entre otros un grupo de teatro y un club de baloncesto, el JADYC, que llegó a destacar en las competiciones locales de su época, pero sin más continuidad. Cierto que intentó sin éxito la continuidad del club el Vicario Noguera (alias Don Pep Twist). Poco (o nada) queda actualmente de las instalaciones de la piscina de S'Aigo Dolça, 5


entonces Club Natación Palma, en los años 40/60. Muchos proyectos y escasas realidades. No muy lejos, en el actual número 17 de Avenida Joan Miró, vino funcionando desde principios de los años setenta hasta hace relativamente poco, la bolera Interbowling primera dotada en Mallorca de sistemas de montadores mecánicos automatizados. Fue en su época una instalación de primer nivel de competición. También en el ámbito del asociacionismo deportivo cabe destacar el club Unión Ciclista Terreno (UCT) promovido por Damián Porcel Porcel y Remigio Sánchez Cerezo en la década de los cuarenta y cincuenta, así como equipos de fútbol con menos que más fortuna en las competiciones de su ámbito y época. Mencionar a ciclistas destacados a cierto nivel en su momento como Miguel Bover Pons, Jerónimo Cladera Jauló o Tomàs Cladera Rosales. En el año 1890 se constituye la Sociedad del Tiro de Pichón, con sede en el Casino de Vista Alegre. El campo de tiro se ubicaba en el solar de Sa Pedrera y fue estrenado el 17 de agosto de aquel año. Era un club elitista, en el que participaba lo mejor de la alta sociedad palmesana y mallorquina. No se puede decir que fueran balnearios en el lujoso sentido de la frase, pero la llamada costa de El Terreno y antes de que fuera arrasada por el Paseo Marítimo, contaba entre finales de los años 40 y principios de los 60, con los denominados baños en los que a precios populares los bañistas y las bañistas disponían de casetas para cambiarse y disfrutar nadando en espacios del mar con y sin cobertizos separados para hombres y mujeres, vigilancia incluida. Había también una pequeña piscina para niños. En la franja comprendida entre S’Aigo Dolça y Can Barbará se ubicaron los Baños Bellver a cargo de José Roig Salvá (alias Mestre Pep des Baños), los de Can Barbará a cargo de Miguel Frau Capó (alias Mestre Miquel de Can Barbará) y el Club Playas, que guardaba cierta raigambre socio-político-religiosa propia de la época. Es obligado reseñar a personajes emblemáticos cuyo quehacer profesional se desarrolló en la dársena de Ca'n Barbará, destacando al ya citado Mestre Miquel, a su fiel ayudante Mauro y al marinero Guiem Reus (alias Es Negre). La última familia de pescadores de oficio, con su llaüt el “Dos Hermanos” y su bote auxiliar fondeado en la dársena, fueron Juan Florit Flexas y Gabriel Florit Salom (padre e hijo) que vivían en la calle Boria, 34 (hoy Georges Bernanos, 26). Su esposa y madre Apolonia Salom Vidal, vendía el pescado a domicilio. Todos ellos finiquitaron su actividad entre finales de la década de los sesenta y principios de la de los setenta.

VI. Actividad económica En el barrio también se establecieron personas que vivían allí durante todo el año, por lo que existían infraestructuras propias como panaderías (Can Pedaçet, Can Ferretjans, Can Rollet, El Pilar), tiendas de comestibles (Can Menut, Can Cabrer, Can Pep, Can 6


Pedaçet, Colmado Bellver, Can Borrás, Can Caliu, Can Rafel, Na Calandria, Ca Na Trempada, Colmado Margarita) y una de las primeras sucursales del incipiente sistema de supermercado, la primigenia marca mallorquina SUMASA, peluquerías (Picornell, Hebe, Jubensa, Borrás, Bover, Riera), carbonerías, leñerías y depósitos de hielo (Riera Covas, Gómez), carpinterías (Biel Ferrer, Toni Coll, Vicenç Tous, Toni Cabrer), instaladores de electricidad y fontanería (Mansergas, Miró, Barceló), construcción (Comas, Bestard, Estelrich), carnecerías (Can Borrás, Can Llobera, La Casa de Avila), pescadería (Los Corales), charcuterías (Los Pinos), bodegas (Son Catleret, Munar, Parrondo), lecherías (Rigo, Ribas, Ca Na Pereta), heladerías (Helados Italianos), mercerías (Katia, Jumar, Sa Vella, Cactus), talleres de reparación de automóviles y motos (Garage Pelayo, Hermanos Riera, Motos Cladera), herrería (Biel Sastre), imprenta y papelería (Hermanos Fullana, Lober, Cristina, Miriam), fotografía (Casa Planas, Lemos, Foto JAM, Reportajes Leandro), tiendas de discos (Radio Borne), oficina de cambio de moneda extranjera (Jimmy Galera), tintorería (Arnal), zapateros y zapaterías (Cas Bollo, Ca Mestre Mateu, Ca Na Carmeta, Pastoret, Calzados Seni), estanco (Toni Palou), bazar chino (Jardín China), cine (Sala Regina) que alternaba su programación con películas en v.o. inglesa (Movies in English), iniciativa pionera en Mallorca, modistas (Hermanas Ferrer Palmer, Magdalena Ponsell), moda de alta costura (Couture Madeleine & Rina, Odette), moda joven (La Primavera tris), tiendas de souvenirs (La Isla, Nuredduna, El Sol, Mensy, Marsal, Regu), taller de planchado (Francisca Rigo), droguería (Viuda de Bartolomé Oliver) y alpargatería (Andrés Palou), agencias de viaje (Viajes Cosmelli, Viajes Universal, Spies Rejser), taxis y alquiler de coches (Ramón Alcina), librerías (English Library, de préstamo o la contemporánea Sagitari) así como oficina de Correos y Telégrafos, etc. y surgieron también asociaciones culturales como la Sociedad Instructiva y Recreativa Bellver, desaparecida al inicio de la Guerra Civil (1936) y cuyo local fue reconvertido durante unos años en cuartel de Falange Española. Cabe señalar que desde 1932, en la calle Dos de Mayo número 48 (de entonces), tenía su sede una asociación de residentes alemanes simpatizantes del partido nacionalsocialista, asociación legalmente registrada y legalizada en el Gobierno Civil de la época republicana. Desde los años veinte funcionaba el Club Inglés (Mallorca English Club) muy cerca de Plaza Gomila. Destacar la labor filantrópica de las hermanas Catalina y Juana Mulet, en las relaciones internacionales como precedente del boom turístico del barrio. La planta hotelera del barrio llegó a estar formada por los hoteles (Mediterráneo, Victoria, Fénix, Infanta, Rosamar, California, Borenco, Bristol, Zurbarán) hostales (Corona, Sayonara, Terramar, 7


Villa Rio) pensiones (La Torre, Villa Mora, Mar Puig, El Valle, Casa Martin, Residencia Americana, Palou, Villa Maria, Sa Portassa). No es hasta principios de la primera década del siglo XXI cuando se instala una productora audiovisual (La Periférica) patroneada por Francisco Javier Cesc Mulet Ferriol y ubicada en la calle Infanta, 10.

VII. Cuerpos de seguridad y militares Existió un puesto de Carabineros en calle Duque y un cuartel de la Guardia Civil junto a Sa Quarentena (hoy Plaza Mediterráneo), con demarcación hasta Cas Catalá-Illetas. Se destacaron en el servicio, el Cabo Moreno, Comandante de Puesto y los guardias Trigo, Barceló, Gili y Riutort, entre otros. Residieron en El Terreno los comisarios de la policía gubernativa Leandro Pérez y Pedro Cerdá. Pero fue el paisano Juan Garau Verd (alias Pedaçet) quién ostentó el título de policía honorario en reconocimiento a sus servicios cotidianos de apoyo prestados desinteresadamente al Cuerpo y a la aportación de su vehículo particular, un OPEL Kapitän modelo 1948, en misiones policiales. Mientras Juan Garau vivió, nunca faltó el banquete de celebración anual a su cargo y para las autoridades, en el Hotel Victoria, el día de los Santos Angeles Custodios, dos de octubre, patrón de la Policía Gubernativa. Retirado del servicio activo por la Ley Azaña, pasó a residir en el barrio (Avenida 14 de abril, 27) con su familia, su esposa Maria Blanca Aleu Ribot y sus hijos Mercedes. Concha, Rosario, César, Augusto y Angeles, el Coronel del Regimiento de Infantería Inca nº 62, -disuelto en 1931- Antonio Bañolas Pasano. Otros a destacar fueron el Coronel Ricardo Fernández de Tamarit, veterano de la Guerra del Rif, último Jefe del Regimiento Inca nº 62 antes de su disolución, Juez Instructor Militar, Director de la Escuela Militar de Lluc y responsable de la Línea Tamarit, el Comandante de Infantería Juez Permanente Mateo Bosch Sansó o el Teniente de Ingenieros Ladislao López Bassa, del Grupo Mixto de Zapadores y Telégrafos nº 1, que se encargó entre agosto y septiembre de 1936 de diversas obras de fortificación en la zona litoral comprendida entre Porto Cristo y la Bahía de Alcudia, poco antes del desembarco republicano. Canuto Boloqui Alvarez, maestro armero del Regimiento de Inca nº 62 acogido al retiro mediante la Ley Azaña, fue en su día Jefe Provincial de Falange y después Delegado Provincial del Ministerio de la Vivienda hasta el año 1970, vivió un tiempo en el número 134 de la Avenida 14 de abril. Fija su residencia en El Terreno quien fue el primer Delegado Provincial del Ministerio de Información y Turismo 8


Francisco Soriano Frade entre los años 1951 a 1966. Soriano Frade había estado destinado como oficial en la Guardia Colonial de Guinea Ecuatorial y pasó posteriormente a la División Azul al mando de la 6ª Compañía, II Batallón, del Regimiento 269, combatiendo en el sector del Lago Ladoga, en el frente de Novgorod y en la batalla de Krasny Bor. Un destacamento del Ejército de Tierra custodió hasta 1967 el polvorín ubicado en las cuevas de Bellver, justo bajo el castillo del mismo nombre y que había sido habilitado (para gasolinas y repuestos de aviación) a partir de febrero de 1937 [7], si bien su función primaria como polvorín estuvo vinculada al artillado del Fuerte de San Carlos al menos desde 1762 y de alguna manera a la ya desaparecida Batería de La Bonanova que data de 1888. La Armada contaba en El Terreno con una residencia de oficiales (antiguo Hotel París) dependiente de la Base Naval de Porto Pi. El Jefe de la Zona Aérea de Baleares (después Sector Aéreo) tenía su residencia oficial en una bonita villa con acceso desde Plaza Gomila.

VIII. Personajes distinguidos Nació y vivió su juventud en el barrio el actual presidente del emporio Sol Meliá, Gabriel Escarrer Juliá y el que ha sido durante 45 años Agente Consular de los Estados Unidos en Baleares, Bartolomé (Tummy) Bestard Bonet. Al igual que los anteriores, destacar a Andrés Palou Oliver, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la UIB y su hermana, la maestra y pedagoga María Concepción Palou Oliver. Incluir también a Maria José Mulet Gutiérrez, profesora titular de Ciencias Históricas y Teoría de las Artes de la UIB.

IX. La banca Aparecen oficinas de banca y ahorro establecidas en el tiempo, como Sa Nostra actualmente Bankia, Banca March, La Caixa, Crédito Balear, BBVA (resultado de la integración en el Grupo BBV desde Argentaria, de la antigua oficina de Correos/Caja Postal) y Banco Santander inicialmente en formato Banesto. El Crédito Balear, decide abandonar la zona después de mantener durante unos años oficina en la zona de Plaza Gomila (2009). En 2014 abandona Banco Santander. Banca March lo hace en 2015 después de mantener la sucursal desde 1965, una de sus primeras agencias urbanas en Palma y a la vez Central de Valores de la entidad hasta la entrada en servicio del edificio de Avenidas en la década de los 70. También marchan de El Terreno BBVA y La Caixa (actual Caixabank). Residentes altos cargos 9


históricos de la banca fueron Luis López Becerra, Comisario de Guerra, Interventor de Banca y Delegado de la Autoridad Militar (1936) y Emilio Tramullas Perales, Gerente de la Banca March y hombre de confianza de la familia March (años 1930-1950). Una oficina de Correos viene operando en el barrio desde la década de los 50.

X.

El transporte público

Tres líneas de tranvía eléctrico interurbano (desde 1891 ya existía un tranvía de tracción animal hasta Porto Pí) llegaron a conectar el barrio con Palma: la línea Palma-Porto Pí, la línea Palma-Cas Catalá y la línea Palma-Génova, instauradas en 1916, 1920 y 1922 respectivamente, fueron sustituidas por autobuses en 1958[8]. En los años 30 una línea privada de autobuses Ses Vermelletes operó desde Palma hasta Can Sancho (esquina Polvorín), desviándose en Plaza Gomila por la calle Bonanova y viceversa. Una parada de taxis (a cargo de Ramón Alcina Rosselló), de intensa actividad turística y no turística, operó en calle Teniente Mulet (hoy Robert Graves) hasta bien entrados los años 70.

XI. Actividad industrial y científica El Laboratorio Biológico Marino de Baleares se creó en 1906, por Decreto del Ministerio de Instrucción Pública, y se inauguró el 2 de mayo de 1908. Su primera sede se situó en la ensenada de Portopí y su fundador y primer director (1908-1914) fue el profesor Odón de Buen y del Cos, catedrático de Zoología de la Universidad de Barcelona. Estaba dotado de moderno equipamiento de laboratorio y fotografía, acuarios y una biblioteca, que recibía las principales revistas especializadas de la época, y, además, disponía de dos embarcaciones, una de vela, el Lacaze-Duthiers, y una motorizada, el Bolivar, con instrumentos para la recogida de muestras, lo que permitió iniciar las primeras campañas de investigación alrededor de las Islas Baleares. Durante las primeras décadas del siglo XX, numerosos científicos de prestigio realizaron estancias y trabajaron en el Laboratorio, que tuvo así una importante producción científica. Un buen ejemplo es la visita de Santiago Ramón y Cajal en 1910. En 1914, junto con los laboratorios de Santander y Málaga, pasa a formar parte del Instituto Español de Oceanografía (IEO). En 1926, siendo director Francisco de Paula Navarro Martin (1899-1960), el Laboratorio se trasladó a El Terreno (S’Aigo Dolça) ubicándose en el solar que hoy ocupa el Hotel Palas Atenea. A partir de la tercera década del siglo XX, se iniciaron tres líneas de investigación, que serán mantenidas hasta la fecha, aunque ampliadas espacialmente y abordadas interdisciplinariamente: Estudios de biología de las principales especies explotadas con valor comercial, estudios de oceanografía física en 10


la bahía de Palma y catalogación y estudios cuantitativos de las comunidades planctónicas de la bahía de Palma. Entre los años cuarenta y setenta, el Laboratorio dispuso de los llaüts Gavina y Gavina II, de 10 metros de eslora, para trabajos litorales. Destacar las campañas oceanográficas en el mar balear (1929-1934) apoyadas desde el Laboratorio, a bordo del guardacostas Xauen, buque que intervendría posteriormente -como unidad militar- en el desembarco en Mallorca durante la Guerra Civil. En 1973, sus instalaciones se trasladaron al edificio actual en el Muelle de Pelaires (Portopí). Anteriormente, entre 1922 y 1924, en este mismo emplazamiento había existido el taller de montaje de los legendarios automóviles marca LORYC iniciativa de la sociedad mallorquina Lacy, Ouvard, Ribas y Cia., empresa que después de los primeros éxitos acabó en liquidación total y la consiguiente enajenación del solar. La única gran industria ubicada en el barrio fue Astilleros Palma, instalados en la vieja cantera de Sa Pedrera en 1942. Construía y reparaba los famosos veleros de cabotaje, con casco de madera, que navegaban a vela, aunque dotados de un sencillo motor auxiliar. A principios de los 60 empiezan la construcción de buques, pero ya con casco metálico, la mayoría sustituyendo a esos veleros de la Naviera Mallorquina. En 1969 se traslada la factoría al Mollet en el Muelle Viejo de Palma, fusionándose con Astilleros Ballester y cambiando la denominación por la de Astilleros de Mallorca. Actualmente se dedican exclusivamente a los barcos veleros y no veleros, pero de lujo. De su permanencia en Sa Pedrera, destaca el puente giratorio que permitía el tráfico del entonces nuevo Paseo Marítimo pero que posibilitaba (cerrando temporalmente el tráfico) el paso desde la factoría hacia el mar (y viceversa) de los buques en fase de acabado o reparación.

XII. Atención socio sanitaria En los años 40 a 70, los doctores César Bañolas Aleu, Alfonso Estela Salom y Pedro Servera Moyá, las farmacias Caubet y Femenias, así como el practicante Gabriel Fornés, atendían las necesidades médico-sanitarias del barrio. Con posterioridad la farmacia Miquel sustituyó a la Caubet. Desde el año 2010, el barrio cuenta con una Unidad Básica de Salud, ubicada en la Plaza Gomila. Tiene su sede junto a Can Barbará, la Fundación Nazaret que data de 1924.

11


XIII. Educación La creación de los Flechas Navales tiene su origen en la iniciativa de un grupo de falangistas mallorquines, ubicando la primera escuela en El Terreno en noviembre de 1936, concretamente en el solar de Sa Quarentena, en plena Guerra Civil y encuadrada en la rama juvenil de la Falange Española de las JONS, imitando otros movimientos juveniles semejantes a los Balillas italianos, a las Juventudes Hitlerianas alemanas o al Komsomol soviético. La Escuela de Flechas Navales de Palma pronto alcanzó notoriedad y empezaron a aparecer otras por todo el litoral español una vez finalizada la guerra. Se dividían según la edad en Cachorros (de 6 a 9 años), Escoltas (de 10 a 13 años) o Vanguardistas (de 14 a 17 años) y su actividad se relacionaba directamente con el mar, remando, desfilando, realizando maniobras de vela, historia naval, etc. Todo ello encuadrado en un programa de estudios para la formación de grumetes que tuvieran interés por el mar. Usaban un uniforme parecido al de la Marina de Guerra Española y en la cinta de la gorra, la inscripción de “Sección Naval del FJ” en amarillo y en ambos extremos un escudo de la Falange en rojo. Poco a poco en la década de 1960, estas escuelas fueron perdiendo el contenido falangista, se les desprendió de sus formas militares y en sus últimos tiempos no fueron más que Centros de Formación Profesional en las ramas de los trabajos del mar, terminando absorbidas por los Institutos, desapareciendo definitivamente todas las Escuelas de Flechas, como apoyo a la Fuerza Naval, en 1976. El barrio contaba con una escuela pública desde la Dictadura de Primo de Rivera. Se amplió y remodeló el edificio y pasó a denominarse (1973) Máximo Alomar Josa, Alcalde de Palma (1963-1968) y ahora por acuerdo de la autoridad competente, cubriéndose de gloria [9], pasa a denominarse CEIP El Terreno, una concertada La Inmaculada (fundada por Bartolomé Bosch Sansó) y una sueca, Svenska skolan, en Villa Schembri, edificio cuyo entorno constituye por cierto una de las agresiones mas salvajes al planeamiento urbanístico de la ciudad. En su época sustituyeron a la Escuela Nacional Unitaria Parroquial de niños, a cargo de Jaime Mateu Campomar y a la de niñas, a cargo de las Hermanas de la Caridad. El convento de estas últimas, abandonado hace años, acogíó uno de los primeros proyectos pioneros de rehabilitación de drogadictos de Projecte Home. Toda una triste premonición a futuro del barrio. En José Villalonga 79 bajos se ubica el Centro Gaspar Hauser, específico para niños Autistas. Se configura como un centro educativo, donde cada niño lleva a cabo una programación individual a corto y a largo plazo. En cada aula hay 2/3 niños por un profesor. Se utilizan sistemáticamente todas aquellas ayudas físicas, verbales y visuales que sean precisas para enseñarles a aprender. Las áreas que trabajan son: cognitiva; socialización (habilidades básicas, hábitos de autonomía, juego y cooperación); comunicación (lenguaje verbal y comunicación total) y 12


motricidad (gruesa y fina). Del pasado educativo y extinguido en la década de los setenta, cabe mencionar el colegio privado San Luis Gonzaga (época de Pedro Gili Sancho en avenida Calvo Sotelo y época de Miguel Durán Pastor en calle Dos de Mayo). Hay trazas de la existencia de una antigua escuela (posiblemente pública) en el número 36A de la actual calle Robert Graves. Y también la que hoy se llamaría escoleta privada a cargo de Asunción Gil (alias Na Suntita), en Plaza Gomila. Nadine Lang (19281966) se dedicó a la enseñanza de ballet clásico en su residencia de El Terreno (calle Duque, 7).

XIV. Residentes ilustres Entre las personas destacadas se nombran: Robert Graves, Rubén Darío, Georges Bernanos, Camilo José Cela, Gertrude Stein, Alice B. Toklas, William Edwards Cook, Alexis Macedonski, Santiago Rusiñol, Eliseo Meyfrén, Joaquin Mir, Errol Flynn y otros. Por cierto, la célebre carta de Robert Graves a Gertrude Stein con la famosa frase Majorca is paradise, if you can stand it (Mallorca es el paraiso, si eres capaz de soportarlo) tuvo como respuesta la llegada de Stein y su pareja Alice B. Toklas a una casa alquilada en la calle Dos de Mayo (actual nº 17) de El Terreno, en el verano de 1914. También señalar a Félix Escalas Chamení (1880-1972) Licenciado y Doctor en Derecho. Colaborador durante unos 50 años en la Cámara Oficial de Comercio, Navegación, en la que ingresó como auxiliar de secretaría hasta su posterior Presidencia. Tesorero del Consejo Superior de las Cámaras de Oficiales de Comercio, Industria y Navegación de España. Presidente de la Cámara de Compensación de Barcelona y de la Maquinista Terrestre y Marítima. Experto en Derecho Marítimo, participó en congresos nacionales e internaciones (San Petersburgo, 1908, etc.) y autor de muchas publicaciones (La Guerra y el Comercio por Mar) y conferencias sobre la marina mercante y expansión comercial. Profesor en la Escuela de Altos Estudios Mercantiles de Barcelona y de la Universidad Literaria de Barcelona. Diputado provincial de Barcelona, vicepresidente de la Mancomunidad de Catalunya. Procurador en Cortes, Cónsul Mayor del Consulado de la Casa de la Lonja de Mar, miembro de la Sociedad Económica Barcelonesa de Amigos del País, presidente del comité ejecutivo de la Feria de Muestras de Barcelona y de la Junta de Obras del Puerto de Barcelona. Estaba en posesión de la Encomienda y de la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil; Caballero de la Legión de Honor de Francia y Comendador de la Orden al Mérito de la República Italiana. Medalla de Plata de la Diputación de Barcelona. Tenía su residencia estival junto a Can Sancho. Como se ha dicho anteriormente, en 1932 el Gobierno Civil legaliza la asociación Unión Nacional Alemana (Grupo Local de Baleares) con sede en la calle Dos de Mayo número 48 (de entonces), siendo el presidente 13


Heribert Bayer y Walter Rupp su vicepresidente. Cabe reseñar también como residentes a agentes alemanes del Abwehr dependientes del Cónsul alemán Johannes Dede como Charlotte Munch, Johann Dumpert o Erna Jahnke, durante la II Guerra Mundial y que finalizada esta permanecieron en el barrio formando familia con cónyuges mallorquines. Una estación Abwehrleitstellen funcionó en El Terreno al menos hasta 1945. En los archivos policiales no constan más indicios de organizaciones posteriores derivadas de los conflictos de la época, aunque a título personal viviera en el barrio gente (cierta gente, algunos dobles agentes) extranjeros y no extranjeros, de distintas tendencias relacionadas con la después sobrevenida Guerra Fría (1945-1989). No es descartable que residieran en el barrio puntos de apoyo de la Organisation der ehemaligen SS-Angehörigen ODESSA o similares. Según Massot y Muntaner, [10] residió en el barrio Arconovaldo Bonacorsi (alias Conde Rosi) [11] pero no prueba su ubicación exacta. Esta podría ser presumiblemente el Hotel Mediterráneo, alojamiento preferido de los pilotos italianos de la Aviación Legionaria. El que era escolta personal armado de Bonacorsi, Emilio Manzano Lozano (1908-2001) nunca mencionó el barrio de El Terreno como residencia de este personaje. En 1937, Ramon Franco Bahamonde llegó a Mallorca para comandar toda la aviación de la isla. Primero se alojó en el Gran Hotel en Palma junto a su nueva mujer y su hija y luego se trasladaron primero a un piso cerca de la Plaza Gomila (Can Fontirroig) en El Terreno y después al barrio de Génova. Ramon Franco murió por accidente en 1938. El vice-cónsul honorario británico en Mallorca durante los años 1932 a 1939, Alan Hugh Hillgarth, vivía en Son Torrella (Santa María) aunque dispuso de una oficina en El Terreno, a fin de estar más cerca del puerto de Palma, pues este registraba frecuentes escalas de los buques de la Royal Navy antes y durante la Guerra Civil. En realidad, Alan Hillgarth trabajaba para la inteligencia naval británica. A principios de febrero de 1939 participa muy directamente en la Rendición de Menorca. Pasa después como agregado de la embajada en Madrid, interviniendo ya de vuelta a Inglaterra (en plena guerra mundial) en el diseño entre otras, de la Operación Mincemeat o coincidiendo en el tiempo con Ian Fleming en la Operación Goldeneye. En 1941 y través de Samuel Hoare, embajador británico en España, Hillgarth pudo estar implicado en una presunta operación (La Caballería de San Jorge) bendecida por Winston Chuchill mediante la cual se pretendía sobornar a generales del régimen franquista. El gestor ejecutivo había de ser el banquero mallorquín Juan March Ordinas, el monto trece millones de dólares y el banco intermediador Swiss Bank Corporation. De momento no se ha aportado prueba alguna de que la operación pasara de la intención a la realidad, pero de tanto en tanto se convierte en carnaza para llenar espacios mediáticos vacantes. Existen indicios de que el Obersturmführer Otto Rahn, un escritor alemán experto en catarismo, se alojó en una modesta pensión de El Terreno en el año 1933. 14


En tanto se dedicaba a visitar el entorno del Monasterio de Lluc y la zona de Escorca. Rahn pertenecía a la organización Studiengesellschaft für Geistesurgeschichte‚ Deutsches Ahnenerbe e.V. (Sociedad para la Investigación y Enseñanza sobre la Herencia Ancestral Alemana). Constan en el barrio residentes huidos de la republicana Menorca durante la Guerra Civil (1936-1939), como el caso de Pilar Goñalons. Eran de familia originaria y residente en el barrio, a los que en su día se les dedicó sendas calles y que después la municipalidad socialista ha revocado: El Teniente de Infantería Leopoldo Mulet García, fallecido el 29 de octubre de 1941 en Rusia (ofensiva contra los cuarteles Muravevskiia) encuadrado en el contingente de la División Azul y el marinero voluntario Ramón Servera Moyá, en el ataque y hundimiento del Crucero Baleares (6 de marzo de 1938) siendo las calles sustituidas por la denominación de Robert Graves, antigua calle Bonanova y Georges Bernanos, antigua calle Méjico-Boria respectivamente. Quien no tuvo calle dedicada, aunque si en Palma, fue el clérigo nacido en El Terreno y soldado voluntario Cándido Fernández Bosch, fallecido el 22 de agosto de 1938 en el frente de Gandesa. No obstante, en 2008 se sustituyó tal denominación por la de Guillem D’Efak personaje, por cierto, con alguna que otra relación temporal con el barrio en el tiempo. Vinculado familiarmente al barrio era el piloto de la 3.ª Escuadrilla Azul, Teniente del Ejército del Aire Juan Rosselló Simonet (15 Spanische Staffel JG 51, 27 Grupo de Caza JG27) fallecido en accidente a bordo de un Focke-Wulf Fw 190 tipo A3 Werk 421 cerca del aeródromo de Orel (Rusia) el 6 de mayo de 1943. Asiduo de los bares de Gomila de los 60 fue Otto Skorzeny, pues pasaba largos veranos en su chalet de Alcudia, en el norte de Mallorca. Y como asiduo también destacar al actor George Sanders, amante de los champán-cóctel de Plaza Gomila y con el tiempo residente en el barrio de Génova, durante el rodaje de la película Black Jack (Jack el Negro) en 1949, que por cierto recoge escenarios emblemáticos desde el Hotel Mediterráneo. Curiosamente Robert Graves no vivía [12] en El Terreno (residió transitoriamente en la calle Guillermo Massot, en Palma y posteriormente en Deyá), aunque frecuentaba el barrio (Larry’s Bar) básicamente por dos motivos: alcohol y mujeres. Georges Bernanos, escritor afecto a la ultraderecha francesa, vivió en una casa de El Terreno, en la que en vísperas del 18 de Julio y ofrecida por él generosamente, se ubicó (armas incluidas) nada menos que la primera oficina de prensa y propaganda [13] de Falange Española. Su hija Claude Bernanos era nuera del Marqués de Zayas y su hijo Yves Bernanos, apodado entonces Es franceset, fue un joven batidor de Falange con Los Dragones de la Muerte, que actuó ferozmente en Porto Cristo y a posteriori en otros frentes de la península. Añadir que Georges Bernanos en su paso por los Camelots du Roi, la milicia juvenil de Action Française, coincidió con personajes tan significados como Joseph Darnand (1897-1945) Secretario General de la Milice y número tres 15


del Régimen de Vichy, después de Petain y Laval. Tampoco el pintor Juan Miró Ferrá (1893-1993) ni vivió ni trabajó en El Terreno, pero el trágala municipal implantó su nombre a la arteria principal del barrio. Antes había sido Calvo Sotelo, 14 de Abril, Alfonso XIII y ya antiguamente Carretera de Andratx. Se demuestra así que la municipalidad socialista de Palma no utilizó precisamente criterios ni históricos, ni científicos, ni documentales, sino más bien contradictorios y poco serios, para cambiar el nombre de las calles aludidas. Como anécdota decir que el nomenclátor apócrifo municipal de las calles de El Terreno tiene sus excepciones curiosas cuando se descubre (ya en nuestros días) que la calle Porras, de no más de cincuenta metros, está dedicada (con dos placas) nada menos que al Brigadier Joaquín Ruiz de Porras (1759-1828), director del Real Colegio de Artillería instalado en el Colegio de Montesión de Palma en 1811, en su itinerancia derivada de la Guerra de la Independencia y asimismo director de la fábrica de armas y municiones de La Lonja, nada menos. Será posiblemente uno de las mejores ratios de letra por metro en el sistema de denominación de calles. Igual tratamiento debería tener Luis Lacy y Gautier (1772-1817), fusilado en el Castillo de Bellver, que tiene una calle Lacy en El Terreno mucho más corta, exigua y sin un solo negocio (a diferencia de la anterior), sin que nadie se haya preocupado, hasta el momento, de desarrollar su nomenclatura con una placa o placas dignas. Este olvido historiográfico no debería obviar tampoco su comprometido papel, en el Pronunciamiento de Lacy en la Cataluña de 1817 junto al General Milans del Bosch que bien pudo ser en el tiempo un premonitorio antecedente del 23 F ¿será este el motivo de la dejación? El 21 de septiembre de 1932 se cambia el nombre de Plaza Gomila por el de Plaza de las Cortes Constituyentes. Parece que se inició un proceso de adecentamiento de la plaza (aún quedan los bancos de piedra), que se alargó al igual que los trámites legislativos municipales para oficializar el cambio. Después del verano de 1936, nunca más se supo de este proyecto y el 13 de diciembre de 1936 volvía a denominarse Plaza Gomila. Los del lugar le continuaron llamando Sa Placeta. La denominación de la calle Infanta plantea otra curiosa historia. El nombre es a secas, calle Infanta, y hay expertos que adjudican su origen [14] a la Infanta Maria Isabel de Borbón (1851-1931) hija de Isabel II y apodada La Chata (o La Araneja, por el populacho republicano). Pero se produce una incógnita al respecto, pues el Ayuntamiento de Palma asignó en 1914 este nombre (calle Infanta Isabel) a la actual calle Eusebio Estada, que se mantuvo hasta abril de 1931 por razones obvias. Entonces la duda aparece si se tiene en cuenta que no es normal que el Ayuntamiento renombrara una calle de Palma con el mismo nombre de otra que ya existía. La denominación de calle Infanta de El Terreno data del año 1886 (El Terreno es un barrio verdaderamente antiguo), en tanto que la hoy calle Eusebio Estada le fue dedicada a la Infanta Isabel con motivo de la visita que realizó a Palma en Julio del año 1913. Asi pues 16


para nuestra calle Infanta se plantean tres hipotéticas candidatas (Infantas en la época) o sea María Eulalia (1864-1958), hija de Isabel II y María de las Mercedes (1880-1904) y María Teresa (1882-1912), hijas de Alfonso XII. Los investigadores tienen tarea para rato. Una calle de Palma (Infanta Paz, 1862-1946) quedó fuera del punto de mira del Ayuntamiento Republicano de 1931 y aún sigue vigente hoy día. La ineptitud municipal se confirma una vez más. En la primera hornada de denominación de calles de El Terreno (año 1886), que hoy siguen vigentes, se incluyó: Amengual, Atajo, Bayonetas, Boria (después Méjico, Ramón Servera Moyá y Georges Bernanos), Dos de Mayo, Iglesia (después Menéndez Pelayo), Infanta, José Villalonga, Lanuza, León, Lacy, Porras, Salud, Santa Rita y Rubert. Por tanto, ya estaban denominados antes de 1886 el camino de La Bonanova, el camino de Bellver, el camino del Polvorín y la carretera de Andratx. Los últimos alcaldes pedáneos de El Terreno en la época franquista fueron Juan Vilanova Salcedo, Pedro Mir Vich y Jaime Ripoll Oliver, siendo el último guardia municipal con destino y residencia en el barrio Antonio Salord Mercant.

XV. Memoria Histórica (1936 - 1939) Los dos únicos residentes ejecutados [15] fueron Ubaldo Lloret Cremades, funcionario de Correos y Telégrafos, el 12/7/1938 (vivía en la calle José Villalonga, 1) y Bartolomé Mora Frasquet, zapatero, el 9/8/1936 (vivía en la calle José Villalonga, 27). Algunos otros, como el médico Antonio Albertí, fueron ingresados en centros de detención (como el de Es Capdellá en este caso) y puestos en libertad posteriormente. Dirigentes vinculados a la Sociedad Instructiva Bellver, pero no residentes en El Terreno, si sufrieron fatales consecuencias. Un ejemplo: Antonio Frau Sans (sus suegros vivían en calle Infanta). Familiares de dirigentes tan significados como Aurora Picornell Femenias y que vivían en El Terreno (Mateo Sánchez Picornell y Rosa Picornell Ripoll, primero en la calle Bonanova, 85 y después en la calle Menéndez Pelayo, 1) no sufrieron molestia alguna. El moldavo Heriberto Quiñones González -Yefin Granowdiski- (1907-1942), agente de la Komintern y esposo de Aurora Picornell, profesó reiteradamente su admiración por el barrio de El Terreno. Pero quizás el capítulo más vergonzoso en este periodo fueron las macabras excursiones en coche de ciertos significados residentes de El Terreno al Fortín de Illetas, para presenciar ejecuciones sumarias y que muchas de ellas acababan en aplausos y posterior juerga. Hercelia Solá Cuschieri, brutalmente asesinada en los acantilados de S’Esperó por las autoridades republicanas de Menorca el día 23 de agosto de 1936, había residido algunos años antes en el nº 18 de la calle Rubert. 17


XVI. Variación del nomenclátor de calles y plazas Se detalla a continuación un resumen de los cambios: • La Carretera de Andratx pasó a denominarse sucesivamente Alfonso XIII, 14 de Abril y Calvo Sotelo. Actualmente es Joan Miró. • La calle Bonanova pasó a denominarse Teniente Mulet García. Actualmente es Robert Graves. • La Plaza Cuarentena pasó a denominarse Plaza del Mediterráneo (entendiéndose del Hotel Mediterráneo), continuando en la actualidad como Plaça de la Mediterránea (una auténtica aberración). • Se pretendió que la Plaza Gomila cambiara su denominación a Plaza de las Cortes Constituyentes, pero la intención al final no prosperó. • La calle Iglesia pasó a denominarse Menéndez y Pelayo, continuando en la actualidad. • La calle Boria (tramo entre Porras y Menéndez Pelayo) y la calle Méjico (tramo entre Menéndez Pelayo y Francia) se unificaron pasando a denominarse Ramón Servera Moyá. Actualmente es Georges Bernanos. Cabe añadir que todavía quedan calles huérfanas, o sea que hoy no está claro el origen de su nomenclatura o es una incógnita. A saber: calle Del Guarda (entre calle Georges Bernanos y Avenida Joan Miró), calle Amengual (entre calle Rubert y calle Polvorín) y calle Duc [Duque] (entre calle Rubert y calle Dos de Mayo) y se mantiene el enigma de la calle Infanta, hoy por hoy desconocido. La calle Boria, que correspondía a un personaje carismático de El Terreno y cuya denominación fue suprimida en 1942, resucitó en 1970 al asignar el Ayuntamiento tal denominación a una calle del barrio de Son Armadans (calle José Boria), barrio que nada tenía que ver con este personaje que vivió en El Terreno a mitad del Siglo XIX, cuando Son Armadans era solo un inmenso erial en las afueras de Palma. José Boria abrió un restaurante, el Vista Alegre o Casino Vista Alegre, en el solar que actualmente ocupa el Hotel Victoria. Un establecimiento selecto al que acudía la gente mas distinguida de la zona y de fuera de la zona. Durante las epidemias del cólera (1865) y de la fiebre amarilla (1879) colaboró en la lucha contra estas desgracias, habilitando incluso su restaurante a modo de hospital improvisado. Años mas tarde el Vista Alegre se convirtió en Villa Victoria, como anexo del Gran Hotel de Palma, en el que sus clientes tenían la oportunidad de disfrutar su estancia frente a las aguas de la bahía. Los expertos abundan en la teoría de que hay dos calles de El Terreno en que su denominación debe de normalizarse. La calle Robert Graves debería denominarse calle Bonanova y la Plaça de la Mediterránea, Plaça de Sa Quarentena. También debe de resolverse el despropósito actual de la calle Porras. Añadir que existe y consta en los registros oficiales la Plaza 122, ubicada en la calle Georges Bernanos (entre los números 32 y 34) y que actualmente está cerrada por una verja. 18


XVII. Barrio turístico nacional e internacional Donde se cruzan los antiguos caminos de Génova y Portopí (actuales calles Robert Graves y Joan Miró) está situada la plaza Gomila. Esta se convirtió en el centro neurálgico del ocio en la capital mallorquina durante las décadas de los 60, los 70 y los 80, aunque a partir de los años 90 toda esta zona sufrió un importante declive. Gomila contaba con salas de fiesta y discotecas, reconocidas a nivel internacional como Tito’s, Sargent Peppers, Rodeo, Tiffany’s, Flamingo, Socaire, El Barco y Zhivago (que antes fue Gomila Night Club y Toltec). De todas, tan solo la primera continúa abierta. Procede citar aquí un local de reconocido prestigio musical como La Cubana, regentado por el entonces fenómeno del calypso llamado Max Woiski que actuaba al frente de su orquesta. Antecedentes de salas de baile son la bolera de Los Pinos, Virginia o Jardines Bellver. Un clásico bar de época fue Can Damiá. También afamados restaurantes como El Patio o el Cantábrico o de mítica cocina casera como Fonda Llabrés o el Palace y un sin fin de bares muy a la moda de la época como Café Bellver, Mónaco, Bar Torres, Oasis, Chotis, incluyendo el incipiente estilo americano, como el Bar Loa, el Mamm’s, de selecta coctelería como Joe’s o de refinado estilo como Samantha’s. En los años sesenta se instala un bar innovador, el Bar Africa, con decorados auténticos traídos de aquel continente. El primer restaurante de comida china en Mallorca (1968) se estableció en El Terreno (Mandarín) así como el primer italiano (La Trattoria) cuya demanda era legendaria. No le quedó atrás el Mario’s en cuanto a esta especialidad de cocina. Un modestísimo chiringuito, Papas Fritas, ofertaba ya a principios de los 60 un primario repertorio de comida rápida a base de patatas fritas (fries), hamburguesas (burgers), perritos calientes (hot dogs) y el increíble roll-eggtomato. La Casita, fue todo un referente del estilo de cocina francesa de la época. Ola’s, Nico Bar y en menor nivel el ABC, cultivaban las especialidades de la cocina danesa. Y genuinamente danesas eran las exquisiteces de la pastelería Fiesta. El alemán Walter Rupp abrió una chocolatería en plena plaza Gomila. Durante un tiempo tuvo actividad una sucursal del popular y palmesano Celler Sa Premsa (actualmente oficinas del Grupo Piñero) pero anticipándose al declive del barrio, cerró el establecimiento. Una trayectoria sucursalista similar presentó el Bar Antonio ubicado en un magnífico local de Plaza Gomila, actual centro de salud. El barrio ha sido plató de rodaje en una serie de películas de cierta fama. La más importante El verdugo de Luis Garcia Berlanga (1963) en la que aparecen las casas de Sa Portassa, sobre la dársena de Can Barbará. Es en el año 1949 cuando George Sanders protagoniza la película Black Jack (Jack el Negro) rodada íntegramente en Mallorca con algunos escenarios en 19


y desde las plantas interiores y exteriores del Hotel Mediterráneo y en la que también intervienen Herbert Marshall y Agnes Moorehead. La dirigió Julien Duvivier y Alexander Salkind fue su coproductor. Hay quien compara esta película con El tercer hombre y no le faltan razones por la época, por la temática y por el argumento. En 1960, dirigida por Luis César Amadori, se rueda Un trono para Cristy (Ein Thron für Christine) producción hispano-alemana interpretada por Angel Aranda, Christine Kauffman, Dieter Borsche, Félix Dafauce, Mercedes Muñoz Sampedro y Zully Moreno. Cuenta en las secuencias iniciales con escenas filmadas en el Solarium del Hotel Mediterráneo, todo un lujo en aquel tiempo. Y en las finales, unas generosas vistas con El Terreno al fondo tomadas desde el Muelle de Pelaires tras la fragata Pizarro. Vacaciones en Mallorca (Brevi amori a Palma di Majorca) es una comedia italiana, con Alberto Sordi, Belinda Lee, Dorian Grey, Gino Cervi, Antonio Cifariello, Rosana Martini y Vicente Parra, rodada en 1959 y dirigida por Giorgio Bianchi. Recoge también entre otros escenarios el interior del Hotel Mediterráneo, su impresionante comedor y el famoso solarium, que prestaba generosas vistas de la Bahía de Palma en el fondo. A modo de plus histórico y real añadido, incluye una escena en la que aparece José Trinchant, mítico maître d’hôtel en aquella época. Otra película famosa con escenarios en las terrazas de Tito’s y alrededores fue Bahía de Palma, dirigida por Juan Bosch en 1962. Y otra más reciente, desconocida en España pero muy famosa en Suecia, fue Jönssonligan på Mallorca (La banda de Jönsson en Mallorca) con varias secuencias rodadas en exteriores e interiores de casas de calle Polvorín y Dos de Mayo. La dirigió Mikael Ekman en 1989. La cuota danesa es anterior, con la película Eventyr På Mallorca (Aventura en Mallorca) dirigida en 1961 por Ole Berggreen y protagonizada por Henning Moritzen, que muestra una Plaza Gomila en su época dorada. Pero hay que remontarse al año 1925, cuando se rueda Flor de Espino que es una de las primeras películas del cine mudo en España. Estrenada el 25 de junio de aquel año en el Teatro Principal, no pasará a la historia cinematográfica, sus limitaciones son muchas y no destaca ni por el guion, la realización o la interpretación, pero su valor se multiplica como elemento testimonial de la sociedad y la Mallorca de la época. Y la primera secuencia con la que se abre nos muestra una generosa e impresionante vista de El Terreno, tomada desde la Torre de Homenaje del Castillo de Bellver. El Garito, en la dársena de Can Barbará y desde los 80, constituyó un hito como sana fórmula nocturna de local de ocio de Palma. Destacar que su original denominación se debe a una sugerencia personal de Camilo José Cela, antiguo residente en el barrio. La música pop de los 60 no era ajena al barrio. The Four Winds and Dito, fueron un referente en toda Mallorca. Sus ensayos en el caserón de Los Pinos (comparables al básico estereotipo de The Shadows) fueron todo un mito. Cubeles, Massanet, Baiget y los Vidal crearon escuela en aquellos años, 20


aunque no pasaban de músicos aficionados. Mencionar también un hito quizás poco conocido. Los Beta Quartet actuaron durante una buena temporada en la veterana sala de fiestas, entonces Toltec y que acabó como Zhivago. En el verano de 1965 estrenaban una versión en español (con cierto aire de copla) del famoso hit de The Beatles I'll cry instead, versión que causaba furor sobre todo entre los turistas ingleses incrédulos y que constituía una de las primeras y excelentes fórmulas de música beatle que se hacían en la España de entonces. El Dúo Nina & Frederik era telonero en La Cubana, de Max Woiski por su complicidad con el calypso. Tuvieron una resonancia internacional aun hoy poco reconocida en España. Todo este capítulo da pie a una referencia literaria. En su primera novela Mort de Dama publicada en 1931, el escritor Llorenç Villalonga (1897-1980) ya hace una referencia satírica al barrio de El Terreno de los años veinte, en donde se agita un mundo nuevo de extranjeros que hablan lenguas bárbaras, con mujeres que fuman, beben whisky y nadan en invierno.

XVIII. Geografía y urbanismo salvaje La orografía del barrio, inclinada (más pronunciada en algunas calles) hacia la costa, permitía en el pasado una visión del mar desde la mayoría de las casas, todas plantas bajas o de pocos pisos, y normalmente con jardín, tal como más o menos se ha mantenido en Cala Mayor, San Agustín. Cas Catalá o Illetas. Pero debido a la falta de control y desidia municipal a nivel urbanístico, especialmente durante la época franquista, fueron destruidas algunas casas para construir bloques de pisos de gran altura, destruyendo el equilibrio original. Los primeros edificios de estas características construidos fueron el edificio Sol y el edificio Neptuno, justo al borde del mar con accesos desde Plaza Mediterráneo y el entonces recién concluido Paseo Marítimo, verdadero verdugo del equilibrio urbanístico del barrio. En la zona alta, edificios como los de calle Polvorín, los de José Villalonga, el de Dos de Mayo y el de enfrente, de Can Domenech o el Edificio Terreno en calle Salud, acabaron por destrozar el aspecto primitivo del barrio. En la actual ubicación del Casal de Barrio existía una de estas casas emblemáticas, Can Canals, que también sucumbió a la piqueta municipal promovida (una vergüenza mas) por el propio Ayuntamiento. Para mayor desgracia, la Junta de Obras del Puerto (JOP) edificó en Sa Pedrera unas moles que finiquitaron el encanto de la zona marítima. A título de curiosidad histórica, mencionar que incluso hasta bien entrada la década de los años treinta del siglo XX, las autorizaciones y permisos de obra que concedía el Ayuntamiento iban siempre acompañados de la coletilla sin perjuicio de la autoridad militar, a modo de reminiscencia legal derivada del pasado estratégico del lugar. De entre las casas más antiguas y emblemáticas destacan Can Monserrat (José Villalonga 20), Can Gamarra (Robert Graves 58), Can Casassayas (Dos de 21


Mayo 39), Can Quetglas (Jose Villalonga 22), Can Terrasa (José Villalonga 78), Ca S'Indiano (Jose Villalonga 34), Villa Antonia (José Villalonga 38), Villa Schembri (Infanta 15), Can Schembri Vell (Infanta 17), Can Cañellas (Dos de Mayo 45), antigua pensión La Torre (Joan Miró 88), Can Giménez (Joan Miró 30), Ca N'Arozarena (Joan Miró 56), Sa Portassa (Joan Miró, 105), Can Arbós (Robert Graves 69) o Can Ferrá (Dos de Mayo 8). Esta lista sería ingente si se contase con las ya desaparecidas, cuyo inventario se plantea hoy casi imposible. La rehabilitación (2010) del puente que sobre el torrente de Mal Pas conecta el barrio con La Bonanova, permite a sus residentes un acceso mucho más rápido del tráfico hacia el centro de la ciudad, vía Robert Graves, desembocando directamente en Plaza Gomila. La vida de El Terreno no está ya vinculada tradicionalmente al mar, salvo en el aspecto residencial y la proximidad del Club de Mar, pero mantiene su afectación al bosque de Bellver, pulmón verde de la ciudad. Pese a la ubicación en El Terreno, de complejos emblemáticos del sector turístico como Sol Meliá y su buque insignia el Meliá Victoria y su palacio de congresos, como Grupo Piñero y su sede administrativa central o como el Grupo Barceló, la zona registra un alto nivel de inseguridad ciudadana, abundando los puntos (bares y afters) de distribución de droga en todas sus versiones y variantes y se empieza a detectar según la prensa, la circulación de armas, circunstancia propicia de estos ambientes. Tampoco es ajeno al contexto poblacional, el aumento de residentes latinoamericanos en el barrio, en detrimento de la población autóctona mallorquina, observándose también cierta implantación de ciudadanos de la Europa del Este. En cualquier caso, el panorama global de la arteria principal del barrio (calle Joan Miró) presenta aún hoy una deprimente y degradada imagen; mucha ruina y muchos locales cerrados, algunos hasta con el cartel de Se alquila a modo de vana pretensión de retornar a un tiempo glorioso que ya no volverá.

Autobuses En autobús queda conectado mediante las siguientes líneas de la EMT: Referencias [1] Se refiere a Juana Ana Vidal y Serra de Marina que la había comprado en 1815 [2] La antigua finca del Cardenal Despuig [3] Administrador, heredero y propietario a partir de 1861 [4] Possesions de Palma (Gaspar Valero) [5] Alemanes en El Terreno 1930-1945 (Diario de Mallorca) 22


[6] También conocida como Descatllar, Dezcallar [7] Las cuevas de Bellver (2008) Pedro Galiana Veiret [8] Tranvias de Palma [9] BOIB nº 118 de 6 de agosto de 2015 [10] Josep Massot y Muntaner [11] Conde Rosi [12] Robert Graves y su relación con Palma (Bartomeu Bestard) [13] Marqués de Zayas, Historia de la Vieja Guardia de Baleares (1955) redactada por su nuera Claude Bernanos [14] Gabriel Bibiloni, Els carrers de Palma (2012) [15] Capellá Fornés, Llorenç (1989). Diccionari Vermell. Editorial Moll. p. 97 y 115. ISBN 9788427306035. [16] Días laborables. Sábados y festivos consultar. EMT Palma de Mallorca Galería _ Plaza Gomila _ Hostal Sayonara (1968) _ Calle José Villalonga _ CEIP El Terreno _ Folleto turístico (años 20) _ Bahia de Palma (Eliseo Meyfrén 1857-1940) _ Iglesia de El Terreno _ Can Barbará (años 50) _ Cuevas de Bellver _ La iglesia de El Terreno antes de 1930 (dibujo) _ Portal de Son Catleret _ Portal de Son Catleret (detalle) _ Sa Droguería

Apodos Can Llana Sa Rota Sa Muntanyeta Rollet Son Catleret Can Damiá Can Cabrer Can Llabrés

23


De Los Pinos Es Baños Can Maciá Can Barbará Can Fullana Can Pedaçet Can Rollet Can Caliu Can Gamarra Ca Na Calandria Ca Na Pereta Ca Don Arturito Ca S’indiano Moyanet Pastoret Ca Ses Duretes Cas Carnicer Can Torres Can Sancho Can Canals La Printemps Can Mulet Cal Duque En Tonet Sa Cova Ses Gorries Na Campins Na Segui Clavataine Sa Pedrera Sa Guixeria 24


Ses Bestard Nazaret Ca Ses Nines Ca Na Graixonera Can Na Trempada Ca Ses Salamanca Sa Portassa Ses Florit Ses Morenes Ses Morenas Can Bolleta Can Villaverde Ca N’Arozarena

Enlaces externos _ DBalears.cat _ B. Bestard Historia de El Terreno (I) Diario de Mallorca _ B. Bestard Historia de El Terreno (II) Diario de Mallorca _ Grupo Piñero _ Blog sobre El Terreno _ Escándalo Sayonara _ Escándalo Sayonara II _ El Terreno, la agonía continua _ Gran Meliá Victoria _ La Periférica Produccions _ Svenska skolan _ Fotos antiguas de El Terreno _ Max Woiski _ Fundación Nazaret _ Alemanes en El Terreno Diario de Mallorca _ Escuadrilla Azul _ Naviera Mallorquina _ Casa en El Terreno _ The Four Winds and Dito _ Los Beta Quartet: Que llorar... (1965) _ Svenska kyrkan de Mallorca _ Se ampliará el Bosque de Bellver _ Palma pam a pam (La Periférica, 2013): El Terreno

12 22 ORIGEN DEL TEXTO Y LAS IMÁGENES, COLABORADORES Y LICENCIAS

22 Origen del texto y las imágenes, colaboradores y licencias 25


22.1 Texto _ El Terreno Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/El_Terreno?oldid=92957137 Colaboradores: BOT-Superzerocool, CEM-bot, Tortillovsky, Tatehuari, CommonsDelinker, Gustronico, BlackBeast, MARC912374, Paracel63, Rotger, FariBOT, FrescoBot, Panderine!, HUBOT, Manuchansu, Dimartorell, Grillitus, Miguillen-bot, Movses-bot, Gmorey, Invadibot, Chamarasca, LauraBot, Rauletemunoz, Addbot, BenjaBot y Anónimos: 11

22.2 Imágenes _ Archivo:Flag_of_Spain.svg Fuente: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/9/9a/Flag_of_Spain.svg Licencia: CC0 Colaboradores: ["Sodipodi.com Clipart Gallery”. Original link no longer available ] Artista original: Pedro A. Gracia Fajardo, escudo de Manual de Imagen Institucional de la Administración General del Estado _ Archivo:Flag_of_the_Balearic_Islands.svg Fuente: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/7b/Flag_of_the_Balearic_ Islands.svg Licencia: CC0 Colaboradores: ? Artista original: ? _ Archivo:Localització_d'El_Terreno_respecte_de_Palma.png Fuente: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/8/8d/ Localitzaci%C3%B3_d%27El_Terreno_respecte_de_Palma.png Licencia: Public domain Colaboradores: ? Artista original: ? _ Archivo:Spanish_Language_Wiki.svg Fuente: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/2a/Spanish_Language_Wiki.svg Licencia: CC BY-SA 3.0 Colaboradores: Derived from Wiki puzzle.svg by user:Kimbar Artista original: James.mcd.nz

22.3 Licencia del contenido _ Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0

UPDATES to add 22/11/2018 20:41

ESTE TEXTO HA SIDO PUBLICADO Y CENSURADO EN WIKIPEDIA

26

El Terreno en la memoria  

Breve repaso a un tramo de história

El Terreno en la memoria  

Breve repaso a un tramo de história

Advertisement