Page 1

IL PADRINI FADE IN

DESPACHO/FINCA DE RECREO EN EL ESCORIAL – EXT. – DÍA Hasta el despacho llega el sonido amortiguado de la celebración que tiene lugar fuera. AZNAR, sentado en un sillón tras el escritorio, acaricia una gaviota que tiene en el regazo. Frente a él, en una silla, con actitud contrita, RODRIGO RATO. En otro sillón en un rincón de la estancia JAVIER ARENAS. ÁLVAREZ CASCOS permanece de pie al fondo. Rato mira a Aznar esperando alguna respuesta. Éste se lleva el dedo índice a la punta de la nariz y permanece callado durante un instante. Finalmente rompe a hablar. AZNAR En dos ocasiones te ofrecí ser mi sucesor y las dos veces lo rechazaste. Y vienes, el día de la boda de mi hija, a decirme que ahora aceptas. Rodrigo, Rodrigo, ¿qué he hecho para que me trates con tan poco respeto? RODRIGO Yo… Entonces tenía dudas, no sabía si estaba preparado. Aznar deja la gaviota sobre la mesa y se levanta para acercarse a Rato que también se incorpora. El pájaro, ajeno a la trascendencia del momento, sacude el cuello y se caga. Aznar mira a Cascos y hace un gesto con la mano para que limpie la mesa. Cascos se dispone a hacerlo. AZNAR Merda de animali. No hay formi de adiestrarli. Rato mira a Arenas y Cascos interrogándoles con la mirada sobre la peculiar forma de hablar de Aznar. Ambos le hacen señas para que le siga la corriente en sus desvaríos políglotas. (A Rato) Quieres que te nombre sucesor y ni siquiera me llamas presidenti. Rato inclina la cabeza con un gesto de humildad y sumisión, mirando la mano de Aznar. Aznar se la ofrece. RATO Presidenti


Le besa la mano. Aznar asiente agradeciéndole la muestra de respeto. ¿Seré tu sucesor? AZNAR No sería justo darte a ti, que lo has rechazado, lo que tantos otros desean. Serás presidente del FMI. Aznar se gira hacia la ventana y contempla la fiesta que tiene lugar en el exterior. AZNAR ¿Cómo está ese asunto? ARENAS Hay un tal Straus-Kahn muy bien colocado para el puesto. Será complicado desbancarle. Está limpio. Tiene una sólida formación económica y una moral intachable. Desde la ventana, Aznar ve cómo BERLUSCONI se ha adueñado del micrófono y canta una tarantela acompañado de la orquesta. AZNAR Dos semanas con Silvio y será otro hombre. La conversación ha terminado. Arenas invita a Rato a salir. Aznar se vuelve hacia la mesa y acaricia a la gaviota. AZNAR ¿Per qué ere tan cabezoni? ANTESALA DESPACHO/FINCA DE RECREO DE EL ESCORIAL – INT. DÍA Arenas acompaña a Rato hacia la puerta de salida al exterior. La cierra y se dirige a BÁRCENAS que, carpeta de cuero en mano, espera su turno para ser recibido por Aznar. A Bárcenas parece incomodarle la cita. Tiene un cierto aire desafiantemente violento a lo Joe Pesci. ARENAS Te toca Luis. BÁRCENAS ¿Está con la gaviota?


Arenas asiente. No soporto a ese puto bicho. Me da asco. ARENAS Es solo una gaviota. BÁRCENAS Son carroñeras. La mataba, joder. La cogía el cuello y… (Hace ademán de retorcérselo). ARENAS Controla tu carácter, Luis. Vamos, te espera. Arenas echa a andar hacia el despacho. Bárcenas le sigue. Antes de abrir la puerta se vuelve y le da una última recomendación. Si te habla en italiano síguele la corriente. BÁRCENAS ¡¿Otra vez con el italiano?! ¡Es ridículo, joder! Alguien debería decirle que hablar italiano no es eso que él hace. ARENAS Venga, Luis, te está esperando. Arenas entreabre la puerta y anuncia al tesorero. ARENAS El tesorero quiere presentarle sus respetos. OFF AZNAR Qui pasi. Bárcenas se muerde los nudillos. BÁRCENAS ¡”Qui pasi”! ¡Me cago en todo! DESPACHO/FINCA DE RECREO DE EL ESCORIAL – INT. - DÍA


Aznar, de pie, en el centro de la habitación, dirige su dedo índice a la gaviota que, desde el suelo, lo mira impertérrita. AZNAR ¡Plas! ¡Plas! ¡Sit! La gaviota ni se inmuta. Aznar repara en Bárcenas y abre los brazos para recibirle. AZNAR Luiggi, Luiggi… Veni acui, mi fiele amico. Aznar le da una cariñosa y sonora bofetada que Bárcenas recibe con sonrisa forzada. Luiggi il cabroni. ¿Cómo estai? BÁRCENAS Bien, bien. Muchas gracias por invitarme a la boda de su hija, presidente. Aznar le reprende amablemente. AZNAR Presidenti, presidenti. Estami en famiglia. Italiani, per favori. BÁRCENAS Si es que yo el italiano... AZNAR Prego, e molto facile ¿Non e vero? Aznar busca con la mirada la aprobación de Arenas y Cascos que se ven forzados a dársela. ARENAS Fachilísimo. CASCOS Está tiradi. Aznar toma asiento en un sillón al tiempo que invita a Bárcenas a sentarse en otro contiguo. Bárcenas lo hace sin quitar ojo a la gaviota que deambula distraídamente por la habitación.


Presidente, seguramente estará muy ocupado así que… Aznar vuelve severamente.

a

reprenderle,

en

esta

ocasión

más

AZNAR Luiggi. Italiani. Bárcenas traga saliva antes de arrancar a hablar con una mezcla de vergüenza y contenido enfado. BÁRCENAS Sí, perdoni. Presidenti, seguramenti estará muy ocupati. No quiero hacerli perder tiempi. Con todos mis respetis... Saca un sobre de la carpeta y se lo ofrece. AZNAR ¿Ma che cosa è questo, Luiggi? BÁRCENAS Un sobre, presidenti. AZNAR ¿Un sobre? Non capisco. BÁRCENAS Eh… un sobri. AZNAR ¡Ah! Un sobri. BÁRCENAS (Abundando en la explicación) Dineri. AZNAR ¿Per la boda de la mia figlia? BÁRCENAS No, per el sobresueldi di septembri. AZNAR Grazie, grazie mille, Luiggi. Aznar le da el sobre a Arenas que lo toma y lo deja sobre la mesa. La gaviota se coloca de un salto en uno de los brazos del sillón donde está sentado Bárcenas que, tras el primer sobresalto, intenta contener su repulsión. Mirándola


de reojo, el tesorero saca un papel y un bolígrafo de la carpeta y ofrece ambos a Aznar que los toma. Bárcenas pone, a modo de protección la carpeta sobre sus piernas. La gaviota lo interpreta como una invitación a acomodarse y se posa en ella. AZNAR ¿Qué cosa è questo? BÁRCENAS Il recibi del dineri. Aznar mira el recibí. En ese momento, para desesperación de Bárcenas, la gaviota vuelve a sacudir el cuello y se caga en el pantalón del tesorero. Aznar la coge y, tal como se hace con los perros, la fuerza a oler con el pico sobre el pantalón. AZNAR Idioti. ¿Qué ti tengui dichi? ¿Eh? ¿Qué ti tengui dichi? Nada de caqui en las personi. Bárcenas, horrorizado y asqueado al mismo tiempo, se aferra a los brazos del sillón y pega la espalda al respaldo intentando evitar en lo posible el contacto con el pájaro. BÁRCENAS No, presidenti. Dejarli. No le riñi. El animali no sabe lo qui haci. Gavioti es complicadi como mascoti. Aznar deja a la gaviota en el suelo y utiliza el recibo para limpiar el pantalón de Bárcenas. AZNAR Ti ruego perdonarmi per este desfortunato sucesi. Bárcenas se habitación.

levanta

disponiéndose

a

abandonar

la

BÁRCENAS No se preocupi, presidenti. Si me lo permite voy al baño a limpiarmi. El tesorero se dirige a la puerta en compañía de Arenas. Ya a punto de salir, Aznar le llama. AZNAR Luiggi.


Bárcenas se gira. Aznar, con una sonrisa cruel, le ofrece el papel que ha usado para limpiarle. Il recibi. Bárcenas lo toma con acompañado de Arenas.

cuidado

de

no

mancharse

y

sale

ANTESALA DESPACHO/FINCA DE RECREO DE EL ESCORIAL – INT. DÍA ARENAS Joder, Luis, vaya escenita. Perdona, hombre. ¿Quieres pasar al baño a limpiarte? Bárcenas, con una furia salvaje en la mirada, niega con la cabeza y masculla unas palabras llenas de rencor. BÁRCENAS Después. Primero tengo que hacer unas fotocopias. FADE OUT

Il padrini  

'Spanish movies', un guión semanal de Miguel Sánchez Romero, director de El Intermedio de La Sexta.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you