Page 20

DERECHO

Mayo 2013

Responsabilidad del centro comercial en la caída de una usuaria por un bordillo

¿

Las caídas en aseos o escaleras son las más frecuentes

20

RETAIL ACTUAL

La Audiencia Provincial de Valencia entiende que todo titular de un local comercial tiene la obligación de adoptar las medidas de seguridad necesarias para salvaguardar la integridad física de los clientes.

Existe responsabilidad de un centro comercial ante caídas de clientes dentro de estas instalaciones? Aunque la explotación de un establecimiento abierto al público no puede considerarse en sí misma una actividad creadora de un riesgo ni que sea responsabilidad del empresario, este tipo de accidentes generan una serie de dudas ¿Existe responsabilidad de un centro comercial ante caídas de clientes dentro de estas instalaciones? De hecho, la sentencia que ocupa este artículo aplica un rigor elevado a la hora de entender que por el empresario se han cumplido todas las obligaciones exigibles a fin de salvaguardar la integridad física de los usuarios, atenuando el grado de diligencia exigible al perjudicado y aumentándolo en el caso del agente causante del daño. La sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia del 18 de junio de 2010, dictada por la ponente Mestre Ramos, aborda la caída de una usuaria en un centro comercial al tropezar con un bordillo decorativo. Al objeto de ser resarcida de las lesiones que sufrió, interpone demanda de responsabilidad extracontractual contra la titular del centro y su aseguradora. El Juzgado de 1a Instancia desestima la demanda, alegando que no ha habido imprudencia por parte del centro comercial y que debía ser la demandante quien prestara

más atención por donde caminaba. Al respecto, se señala que sería necesario acreditar que ha habido culpa o negligencia en la persona que explota el negocio para que pueda serle imputada una responsabilidad a resulta de los daños y perjuicios ocasionados. Ahora bien, el inicio de la fundamentación de la Audiencia Provincial valenciana recuerda que hay un presupuesto subjetivo de la responsabilidad civil contemplada en el art. 1902 CC, que es el de la culpa o negligencia, si bien la jurisprudencia ha matizado el rigor con que debe exigirse este requisito. Esto, sobre todo, en el caso de actividades generadoras de un riesgo agravado o cualificado, con base en el principio de que puede ponerse a cargo de quien disfruta de la utilización de un medio peligroso u obtiene un provecho del mismo la indemnización por el quebranto que sufre un tercero. Trasladada esta reiterada doctrina a casos como el de caídas en establecimientos abiertos al público, algunas de las soluciones dadas por la jurisprudencia son resumidas por la sentencia que ocupa este artículo. Así, en primer lugar se exonera a los titulares de negocio demandados cuando la caída es debida a la distracción del propio perjudicado por no advertir un obstáculo que se encuentra dentro de la normalidad. Son ejemplos de este supuesto los siguientes: la caída de un cliente cuando se dirigía a los aseos, porque a juicio del Supremo, la realidad del

Retail Actual Mayo 2013  

Nº 1