Page 1

Era una mañana de

verano, hace tiempo que estaba esperando este día, porque hoy, ¡No voy a trabajar! Entonces en ese mismo


momento me sonó el teléfono. Y me dicen: -¡Hola! Tío Ger, Me dijo una voz familiar. -Hola.-conteste yo. Entonces me di cuenta de que era mi sobrino Benjamín. Y me dijo: -Tiíto ¿vas a hacer algo esta tarde?-Me preguntó.


-Umm… ¡Si!, voy al museo de Ratonia. Le contesté yo. -Tío, porfa, porfa ¿Puedo ir? -Vale.-Le dije yo. Entonces llegó esa hora, nos preparamos y nos presentamos delante del museo, entramos y el museo estaba desierto, no había nadie, estábamos solos que raro, Benjamín se había


dejado la cámara de foto en el coche, entonces fue a buscarla. Yo estaba solo en el museo, tenía mucho miedo, pero de repente… Vi una sombra, después me acerqué a un poquito más a la sombra, y me di cuenta de que era Una “momia”. Entonces vino Benjamín con


su cámara de fotos, pero… La momia ya no estaba allí, había desaparecido. Yo le dije a Benjamín: -¿Has visto a la momia?Le pregunté asombrado. -¡¿Qué momia tío?!-me dijo él. -Acaba de aparecer una momia,


salio de una caja que ponía “La momia sin nombre”. Entonces la momia apareció otra vez, Pero esta vez si estaba Benjamín. -Pe-pero esto que es…-El se quedó sin palabra. -¿La has visto, la has visto?-Le dije.


Entonces el empezó a buscarlo, para sacarle fotos con su cámara. El lo buscó por todas partes, pero no lo encontraba. Cuando el estaba distraído la momia apareció, el miró y volvió a desaparecer. A mi me extrañaba mucho lo que estaba pasando. Pero en ese momento apareció mi primo Trampita, él


como me vio que estaba muy asustado me dijo: -¿Qué te pasa primito querido?-me preguntó. -Acabo de ver una momia.-Le dije yo con voz tímida. -¡Hay, hay, otra vez con las tullas!-Me Dijo el muy chulo. Yo sospechaba un poco de él, estaba seguro de que tenía algo que ver con esto. Entonces él se


fue, y la momia volvió a aparecer, pero esta vez habló, para darme más miedo, pero… La voz me resultaba familiar, Benjamín lo había visto otra vez, a continuación vino otra vez Trampita, y le dije: -¡Trampita, dime tu tienes algo que ver con esto!-Le dije yo muy cabreado. -Y-yo n-no, pe-pe-pero ¿Que estas hablando?-


Me dijo el con más sospecha todavía. El se fue, y la momia volvió, pero yo sin que él me viera le seguí, y… Vi que se estaba poniendo un disfraz de momia. -Te pillé, me estabas gastando una broma, pero demasiado ¡¡¡F-u-e-r-t-e!!!


Yo salí corriendo detrás de él. Después llegué a mi casa y me hice una taza de té calentito (Para relajarme un poco)

mañana de verano  

cuento hecho por alumnos del curso de actividades extraescolares de informatica

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you