Issuu on Google+

El Bien y El Mal


ÂżEl bien o el mal? Estos son los cuestionamientos que los seres umanos poseen a lo largo de su vida, las personas lo toman desde muchas perspectivas, pero estas no son mĂĄs que experiencias sin que los sentimientos desarrollen un papel muy importante, aunque algunas veces son parte fundamental del desarrollo de la acciĂłn.


Se puede entender el bien como progreso, y el mal como el simple estancamiento de los seres humanos, lo cual para los seres es lo peor que puede existir.


El bien El bien: Aristóteles decía que el bien era la perfección de uno mismo. Algo está bien cuando está completo, cuando está en su totalidad, cuando éste funciona, muestra y realiza su virtuosidad. También decía que el bien era el medio entre un defecto y un exceso, es decir, que era el equilibrio.


En el aspecto religioso el bien se define como lo que uno desea, lo que posee el bien y lo que es el bien, así Dios, que se identifica como el bien perfecto, es necesariamente bueno y así las virtudes que deseamos son buenas, con lo que se puede decir, que las cosas creadas sólo pueden ser buenas ya que su creador es bueno.


El Mal Esta es otra manera de accionar, es una forma de hacer las cosas rápidas sin importar la armonía, simplemente el movimiento. El mal crece en las mentiras, la injusticia, violencia, corrupción, egoísmo, apatía, materialismo y lo que de una manera a otra, nos va conduciendo hacia ello y apartándonos del buen vivir.

En el Aspecto religioso El pecado es la forma religiosa de ver el mal del modo religioso. El Diablo es el ejemplo del mal, manipula a las personas a su gusto y gana,


convirtiéndolas en seres encargados de desequilibrar el bien común y el bien propio, además de que es difícil escapar de éste.


Conclusiones


12_