Issuu on Google+

LA MORAL PROVISIONAL La moral que Descartes nos presenta en el Discurso del Método es una moral que se compone de cuatro máximas: la primera, decía que hay que obedecer a las leyes y costumbre del país así como la religión que habían sido establecidas por el Estado; la segunda, consistía en emplear en los actos la energía y firmeza para tomar decisiones; la tercera, vencerse a sí mismo antes que a la fortuna y alterar tus deseos antes que el mundo y finalmente la cuarta es la de buscar la verdad. Descartes señaló en el Discurso del Método la necesidad de dejar a un lado las propias seguridades para examinarlas. Y decidió guiarse por lo más sensato que es la razón, pero debido a que esta es definitiva, perfecta y difícil de alcanzar llevó a cabo la moral provisional. Así lo afirma en el siguiente fragmento: “Y en fin, como no es bastante, antes de comenzar a reconstruir el alojamiento que se habita, con derribarlo y hacer provisión de materiales y arquitectos, o ejercitarse uno mismo en la arquitectura y además de esto haber trazado cuidadosamente el diseño, sino que también hay que haberse provisto de alguna otra habitación, en donde se pueda estar alojado cómodamente durante el tiempo en que se trabajará; así, a fin de no permanecer irresoluto en mis acciones, mientras la razón me obligara a serlo en mis juicios, y no dejar de vivir desde ese momento lo más felizmente que pudiese, hice mía una moral provisional que no consistía sino en tres o cuatro máximas, de la que quiero gustosamente haceros partícipes.”


MORAL PROVISIONAL BUENO