Page 95

—¿Te sientes liberada? —Sí. Tú puedes neutralizar lo que ellos hicieron. —¿Puedo? —Sí. Lo estás haciendo... Deberían tener mucho cuidado con lo que dicen. Ahora recuerdo. Me pusieron un tubo en la garganta. Y después no pude hablar para decirles nada. —Pero ahora está libre... Los oíste. —Sí, los oí hablar... Calló uno o dos minutos; luego comenzó a girar la cabeza de un lado a otro. Parecía escuchar algo. —Pareces estar oyendo mensajes. ¿Sabes de dónde provienen? —Yo esperaba que los Maestros aparecieran. —Alguien me lo dijo —fue la críptica respuesta. —¿Alguien estaba hablando contigo? —Pero se ha ido. Traté de hacer que volviera. —Prueba a traer a los espíritus que tengan mensajes... para ayudarnos. —Sólo vienen cuando así lo desean, no cuando yo decido —respondió con firmeza. —¿Tú no tienes ningún poder sobre eso? —No. —Bueno —concedí—, pero el mensaje sobre la anestesia era muy importante. Ésa era la fuente de tus asfixias. —Era importante para ti, no para mí —contestó. La respuesta me retumbó en la mente. Ella quedaría curada de su miedo a ahogarse, pero esta revelación era, aun así, más importante para mí que para ella. Yo era quien curaba. Esa simple respuesta tema varios planos de significado. Tuve la sensación de que, si yo llegaba a comprenderlos del todo, a comprender esas resonantes octavas de significados, avanzaría un enorme paso en la comprensión de las relaciones humanas. Tal vez la ayuda era más importante que la cura. —¿Para que yo te ayude? —pregunté.

94

Profile for Ines Miranda

muchas vidas muchos maestros  

obra sobre la reencarnacion

muchas vidas muchos maestros  

obra sobre la reencarnacion

Advertisement