Page 85

—¿Puede ver a su padre, siquiera? —No. —¿Se sabe cuánto tiempo estará el padre en la cárcel? ¿O si sobrevivirá? —¡No! —respondió Catherine. Le temblaba la voz. Estaba muy alterada, muy triste. No estaba proporcionando muchos detalles, pero la agitaban visiblemente los hechos que presenciaba y experimentaba. —Tú puedes sentir lo que siente el niño —proseguí—, ese miedo, esa ansiedad. ¿Los sientes? —Sí. Una vez más guardó silencio. —¿Qué ocurre? Ahora adelántate en el tiempo. Sé que es difícil, pero adelántate. Algo ocurre. —Su padre es ejecutado. —¿Qué siente el niño ahora? —Fue por algo que él nunca hizo. Pero se ejecuta a la gente sin motivo alguno. —El niño ha de estar muy afligido por esto. —No creo que comprenda del todo... lo que ha pasado. —¿Tiene otras personas a quienes recurrir? —Sí, pero su vida será muy dura. —¿Qué es del niño? —No sé. Probablemente muera. Se la oía muy triste. Quedó en silencio otra vez; luego pareció mirar a su alrededor. —¿Qué ves, Catherine? —Veo una mano... una mano que se cierra en torno de algo... blanco. No sé qué es... Guardó silencio otra vez. Pasaron algunos minutos. —¿Qué más ves? —pregunté. —Nada... oscuridad. Había muerto o, de algún modo, se había desconectado del niño triste que vivió en Ucrania, más de doscientos años antes. —¿Has abandonado al niño? 84

Profile for Ines Miranda

muchas vidas muchos maestros  

obra sobre la reencarnacion

muchas vidas muchos maestros  

obra sobre la reencarnacion

Advertisement