Issuu on Google+

La moda


La moda cambia cada día, pero ya no corresponde a un momento cultural, sino más bien a una exigencia de la sociedad de consumo donde los objetos para mantener a las empresas productoras deben ser cada día de menor durabilidad, es decir, si algo que nos gusta se daña al poco tiempo de ser comprado implicará que debe ser reemplazada; estas empresas productoras siempre sacan cosas al mercado cada vez más costosas y de menor calidad, pero a la gente esto no le interesa ya que para ellos la moda es algo esencial y si no siguen la tendencia creen que van a quedar anticuadas, a nivel de productos para el hogar las amas de casa son muy maquillistas y esto es lo que produce que las empresas pequeñas no salgan adelante.


Y ¿Qué pasaría con nuestra sociedad si la gran potencia del mercado seria las mismas empresas de siempre? ¿Qué hay de las empresas pequeñas? ¿Desaparecen o tienen oportunidades en otros países? Lo cierto es que debemos dejar de ser maquillistas, acomodarnos a lo que tenemos y lo más esencial es que las empresas pequeñas salgan adelante para que nuestro país progrese a nivel económico.



La moda