Issuu on Google+


es una organización independiente que promueve y defiende los derechos humanos. Si quieres más información llámanos al 999-913-70-21 o visítanos en la Casa comunitaria Uay Ja, en Chablekal, Yucatán derechoshumanos@indignacion.org www.indignacion.org

2


Nunca nadie había llegado aquí

Cuando llegaron, ya estaban completos los nombres de los pueblos que no lo tenían, y los de los pozos, para que se pudiera saber por dónde habían pasado caminando para ver si era buena la tierra y si se establecían en estos lugares. "Ordenar la llamaba esto.

tierra”

decían

que

se

Y aquéllos pusieron nombre al país y a los pueblos, y pusieron nombre a los pozos en donde se establecían y pusieron nombres a las tierras altas que poblaban y pusieron nombre a los campos en que hacían sus casas. Porque nunca nadie había llegado aquí, a la "perla de la garganta de la tierra", cuando nosotros llegamos. Chilam Balam de Chumayel

3


4


Chablekal, en sequía, en 2016

Hermanas, hermanos, esperamos que cuando reciban esto se encuentren con ganas de vivir la vida digna y buena que hemos soñado a su lado. Ahorita vamos a recorrer otra vez nuestros pozos porque es muy grande la amenaza contra nuestros pueblos. Parece que quieren que de una vez dejemos de ser un pueblo y que nuestros territorios sólo sean ciudades o colonias de los municipios. Estas líneas queremos que les sirvan para macizar el corazón con la resistencia, para no rendirnos y para defender nuestros derechos. Aquí todo el equipo de Derechos Humanos Indignación espera poder servir en algo en esto, que como dicen en el tzikbal, empieza a despertar. Todo esto que está escrito y las fotos que están aquí son de por sí de los tzikbal que estamos haciendo. Lo vamos a leer y conversar. organizarnos y ponernos a andar.

Pero

lo

más

urgente

es

Gracias a cada quien, a quienes nos dieron sus palabras y sus rostros, a quienes nos corrigieron y a quienes nos financiaron esto. Dará su fruto, ya lo verán.

Bety, Randy, Pepe, Koyok, Beto, Mau y Cristina

5


Ya es tiempo que los mayas pintemos una raya frente al gobierno para decirle que aquĂ­ y ahora lo que traiga, como estado, como gobierno, como empresa primero lo tenemos que ver nosotros como pueblo maya

6


ÂżQuiĂŠn se va atrever a decirnos: ustedes no tienen derecho a organizarse como mayas?

7


Tenemos muchos problemas, Tenemos que empezar a luchar como mayas, como pueblo, tenemos que apoyarnos, sobre todo a los pueblos amenazados

Hoy es urgente que volvamos a exigir este derecho para cuidar y ordenar los montes en los que vivimos, decidir cómo utilizar lo que hay ahí para el bien de todo el pueblo porque nos están volviendo a despojar

Pero ¿cómo se empieza a exigir? ¿Qué vamos a hacer con tantas mentiras y engaños?

Tenemos que exigir los derechos del pueblo Debemos vencer nosotros a los que lastiman a nuestro pueblo, debemos de echarnos la mano

8


Está pasando en Campeche, Yucatán, Quintana Roo, y al final todos los mayas padecemos casi de lo mismo. Nuestra tierra, nuestas playas, nuestros cenotes, el agua y el aire, nuestra forma de vida, nuestros conocimientos que se están perdiendo, todo eso está siendo afectado en este momento

Pero nos dicen que no valen nuestros acuerdos y que no

Hay que hacer las cosas nosotros mismos, hay que empezar a decir:

“así lo queremos”

9

¡hay que acompañarles en la exigencia del derecho a la consulta, es importante que sea el pueblo el que decida!


A todos nos están pegando de alguna manera, de esta manera de otra manera, todos los pueblos estamos sufriendo. Aquí estamos los pueblos, tal vez no estamos todos, pero estamos los que queremos cambiar las cosas

¿queremos cambiarlo?

No tenemos todas las ideas, pero creemos que en nuestros corazones hay algo que nos está moviendo, es una fortaleza que tenemos que sacar... es lo que estamos buscando...

Y esa es la chamba de nosotros como pueblo, empezar a ver qué, cómo, cuándo

Vamos a empezar...

10


El Pueblo ¿De quién es el parque, las calles, la escuela, las iglesias, y el ejido, los montes, los cenotes y las cuevas? ¿De quién es la idea de bailar jarana y comer vaporcitos en las fiestas? ¿De quién es Dios y todos los Yumes? ¿De quién es el aire? ¿Quién inventó el Pib? ¿Quién descubrió que con el agua de lluvia se queda suave el pelo? ¿De quién es la historia de los abuelos y las luchas para aguantar y sacar a los que nos querían robar nuestras milpas y tierras? ¿De quién es la rabia con la que todo el pueblo mira la injusticia? No es del ejido, ni del municipio, ni de la parroquia...

La única palabra que encontramos que junta todo esto es: DEL PUEBLO

Tu pueblo, mi pueblo, de donde somos cada quien, a donde vuelven los pixanes cada año, donde los Yuumes nos dan permiso de trabajar el monte y la milpa...

11


Por todos lados estamos luchando contra leyes y malos gobiernos para defender otra vez nuestros montes y tierras

En muchos pueblos los ejidatarios no hicieron el trabajo de defender lo que era de todo el pueblo, porque bien sabemos que los montes y la tierra NO SON SÓLO DEL EJIDO,

Y en mi pueblo, manda el Pueblo

SON DE TODO EL PUEBLO

En Yucatán, Campeche, Quintana Roo, en todo el territorio que es maya, tenemos grandes problemas que nos dicen que son agrarios solamente, pero sabemos que son problemas con más de 500 años y son por la violación a nuestros derechos para ser un pueblo libre

12


Hace como 100 años, los que ganaron la revolución, Lucharon para tener de nuevo la tierra Cuando se logró la reforma agraria acabaron los latifundios del henequén, del café, de la caña de azúcar de los hacendados.

Hoy el ejido en algunos pueblos está chocho, es un viejo que ni oye ni entiende, está perdido... Ya no piensa como pueblo maya, piensa solo como “campesino”, “como terrateniente”

Antes nos íbamos, protestábamos, no nos dejábamos. Y entonces nos daban limpias y azotes... era la esclavitud, aunque nos pagaran en la Tienda de Raya

A veces nos olvidamos que así fue como nos lograron dominar hace 400 años, hace 200 años, hace 50 años...

13


Con esa ley se devolvió al pueblo el dominio sobre nuestro territorio. Hoy con esa misma ley agraria y la nueva ley energética nos están quitando nuestras tierras En algunos pueblos han tratado de engañar a la Asamblea ejidal para despojarnos a todo el pueblo de lo que no sólo es del ejido

Y a los que se oponen, luchan y defienden su pueblo, los amenazan con meterlos a la cárcel y los meten a juicios agrarios larguísimos

Cuando vienen a comprar tierras dicen que llegará la modernidad: trabajo, luz, “apoyos”, “mejoras”, internet, carreteras... Y que nos van a “salvar” con sus “proyectos”

14


Ahora quieren poner grandes abanicos para convertir el aire y enormes espejos para guardar el calor del sol y convertirlos en corriente o reconstruir las antiguas haciendas como hoteles o poner en nuestros cenotes lugares para que se diviertan los extranjeros

Y dicen que nuestras tierras no valen nada, que el pueblo no sabe trabajarla, por ignorante... que por eso somos pobres...

Hoy estamos trabajando en nuestro territorio en nuestros montes para que ellos se lleven los frutos

En otros paĂ­ses, los mismos empresarios que hoy estĂĄn buscando nuestras tierras y montes, han obligado a irse a los pueblos de sus territorios por culpa de sus siembras de miles de hectĂĄreas de soya, palma de aceite y otras siembras

15


Son los del mundo de los negocios y del dinero que además tienen de su lado a los gobiernos, con sus policías y sus ejércitos, con las leyes y algunos jueces En Hopelchén las mujeres ganamos un amparo, no queríamos que siguieran sembrando soya transgénica los ejidatarios

para lograr más dinero, los ejidatarios habían rentado sus tierras y los empresarios cortado árboles y secado los pozos, por eso se alejó la lluvia y se secaron las aguadas

Ahora sabemos que además el agua ya está envenenada con lo que rocían desde los aviones a sus sembrados

Son los mismos que nos roban nuestras semillas y que luego nos las quieren vender con marcas como Monsanto... Los mismos que con sus minas de oro y plata, sus presas en los ríos y sus inversiones no quieren ver al pueblo maya sino que solo su territorio

16


Aquí en la península de Yucatán, muchos ejidos han perdido mucho de su territorio vendiéndolo forzadamente a empresarios... En Halachó, Kanxoc y Kimbilá el ejido ha defendido como NAKONES sus montes ahora que quieren los empresarios volver a invadir a los pueblos

En Chablekal los jóvenes y las mujeres pidieron tener derechos agrarios para prohibir que se vendan las pocas hectáreas que los ejidatarios no han vendido. No los dejan, pero a los dueños de los fraccionamientos que van a construir casas caras por ahí, Hasta los “volvieron ejidatarios”

Y si el ejido quiere arreglar las cosas como tiene costumbre de sacar acuerdo, vienen los de la Procuraduría y Tribunales Agrarios y dicen que esos acuerdos no valen...

17


En México tenemos leyes muy malas para los pueblos originales, Ya reconocieron el derecho de ser el pueblo originario, pero aún no lo respetan ahora sí, ya volvimos a perder la libertad para decidir qué hacemos en nuestro propio pueblo

Si pensáramos, otra vez, como pueblo maya usaríamos el derecho que tenemos los mayas por ser el pueblo original de este territorio

Los mayas estamos aquí desde hace más de 4 mil años

La ley Agraria que le quitaba la posesión de la tierra a los hacendados tiene menos de 100 años y las carpetas básicas, el PROCEDE, RAN, TUA, etc, son de hace poco tiempo

18


en todos los ejidos las mujeres no aparecemos en las asambleas porque dicen los hombres que tenemos voz, pero no podemos votar

Y los jĂłvenes ÂĄni soĂąar tener derechos agrarios!

19


El pueblo maya, nosotras y nosotros, somos parte de México, por eso tenemos que sacar acuerdos usando las leyes mexicanas, aunque esas leyes no tengan ni 30 años pues México empezó a ser independiente hace sólo 200 años.

Apenas después de la rebelión del EZLN volvieron a los diputados a pensar en los derechos violados

No nos hemos olvidado de la LIBRE DETERMINACIÓN

El derecho a la LIBRE DETERMINACIÓN, es el derecho a que el pueblo sepa y decida TODO lo que nos va afectar en nuestro pueblo, nuestra vida, nuestro territorio

20


Este derecho que estĂĄ reconocido ya en todas las leyes internacionales y mexicanas y nos garantizan a todos los pueblos originales, como nuestro pueblo Maya, a nunca volver a ser dominados ni aplastados, esclavizados y despojados de nuestros territorios

tenemos derecho a decidir en quĂŠ se va invertir,

Tenemos un modo de pensar y de vivir diferente y tenemos el derecho a que se respete

quĂŠ es lo que queremos que pase en nuestras escuelas

En las leyes dice que en nuestro territorio somos nosotras y nosotros quienes tomamos los acuerdos y ponemos las leyes

21


Con esos acuerdos y leyes que hagamos, tenemos el derecho de nombrar a nuestras autoridades, hacer justicia y organizarnos El derecho a la LIBRE DETERMINACIÓN es un derecho de TODO EL PUEBLO

Tenemos que exigirlo ... pero la verdad siempre nos mienten, dicen una cosa y hacen otra...

¿cómo vamos a acordar con el resto de los mexicanos y extranjeros todo esto que nos afecta tanto a nuestra vida y territorio?

no de cada persona. Eso se llama derecho colectivo Es de uso común y no se puede parcelar

22


El territorio es el lugar que utilizamos para vivir y sacar todas las cosas que necesitamos: son nuestros montes y las aguadas, las cuevas y nuestros caminos, los cenotes, las salinas, el mar, los manglares Pero hay que entender que no es lo mismo el territorio que el terreno o la tierra del pueblo, el ejido o el municipio

Como dice el abogado: ahora que quieren con sus planes, leyes y polĂ­ticas volverse a quedar con nuestros territorios, debemos de organizarnos y exigir y defender los derechos que tenemos... y decimos los nakones: ademĂĄs hay que informarse...

Si quieres saber mĂĄs de TODOS LOS DERECHOS hay otro material con todos los derechos del pueblo

23


El DERECHO a la libre determinación encierra muchos derechos importantes para que los pueblos sean respetados y para que tengamos una vida buena y tranquila

Y lo peor es que están fomentando negocios en nuestros territorios sin pedirnos permiso

Pero estos derechos chocan con las políticas de la mayoría de los gobiernos que ofrecen nuestros territorios para hacer negocios: grandes siembras de una sola semilla como soya, palma africana, sorgo Y también para que ahí se pongan grandes máquinas para que saquen corriente del aire y del sol

24


El derecho a ser el pueblo maya

¿Quién es maya y quién no es maya? ¿Quién lo decide? ¿ Cómo se ve

Aquí decimos que Maya es el que quiere ser maya

No hay que hacer un estudio para eso, ni que seamos bichos en un laboratorio. El pueblo maya se puede reunir como quiera, puede hacer una asamblea, puede hacer un comité, puede hacer lo que sea y no se tiene porque cuestionar si son mayas o no son mayas. Esa es una de las primeras exigencias que tenemos que hacer, exigir el derecho de ser el Pueblo MAYA.

Ahora se dice que se debe identificar a un pueblo, más que describirlo. Eso se llama AUTOADSCRIPCIÓN y ese también es un derecho humano

25


Dicen las leyes que un pueblo original son los descendientes ... de poblaciones que habitaban en el país o en una región geográfica a la que pertenece el país en la época de la conquista o la colonización o del establecimiento de las actuales fronteras estatales y que, cualquiera que sea su situación jurídica, conservan todas sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, o parte de ellas. Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes

Y la ONU reconoce nuestros derechos cuando declara: Artículo 4. El pueblo maya, cuando ponemos en práctica el derecho a la libre determinación, vivimos en la autonomía, o sea: nos gobernamos por nosotros mismos y somos dueños y administramos nuestros propios recursos para sostener nuestra autonomía. Artículo 5. El pueblo maya tiene derecho a conservar y a hacer más fuertes nuestras formas de organización para gobernarnos, para la justicia y la solución de problemas, para lo económico, para las fiestas y tradiciones, etcétera. Esto no nos quita el derecho de participar, si queremos, en la vida política, económica, social y cultural de lo que es de todo el país.

26


Artículo 18. El pueblo maya tiene el derecho de participar en la toma de decisiones en todos los asuntos que nos afecten, a través de nuestros propios representantes o a través de la forma que nosotros elijamos. Artículo 19. El gobierno deberá hacer consultas de buena fe con el pueblo maya antes de hacer cualquier plan, programa o ley que nos afecte, y debe respetar la decisión del pueblo maya. Artículo 26. El pueblo maya tiene derecho a las tierras y territorios que hemos ocupado desde antes de la invasión española o que hemos ocupado, utilizado o recuperado. Tenemos el derecho a disfrutar de todo los recursos que se encuentran dentro de nuestros territorios y el gobierno debe de respetar, reconocer y proteger legalmente este derecho, respetando las costumbres que tenemos en la tenencia de la tierra. Los gobiernos tienen el deber de reconocer legalmente lo que es nuestro. Artículo 32. El pueblo maya tiene derecho de decidir y hacer los planes para el desarrollo o el uso que quieran darle a nuestras tierras y territorios. El gobierno tiene la obligación de hacer consultas de buena fe y tener el permiso del pueblo maya antes de hacer cualquier proyecto que afecte nuestras tierras o territorios. Artículo 33. El pueblo maya tiene el derecho de decidir quiénes son mayas y si son parte del pueblo, según nuestros modos. Este derecho no nos quita el derecho de ser mexicanas y mexicanos. También tenemos el derecho de tener nuestras organizaciones para que nos representen. Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas

27


Derecho al territorio y a la consulta El territorio son las tierras, terrenos, agua, aire, montañas, árboles, plantas, cuevas, animales y otros recursos naturales con los cuales un pueblo tiene una relación sagrada o espiritual. El territorio son los lugares que utiliza un pueblo para vivir y sacar todas las cosas para vivir, son nuestros montes y las aguadas, las cuevas y nuestros caminos.

Este derecho dice que: 1. Los mayas tenemos derecho a usar, cuidar y ordenar los montes en los que vivimos, y decidir cómo utilizar lo que hay ahí para el bien de todo el pueblo. 2. Este derecho reconoce que en nuestro territorio se pueden usar nuestras propias leyes, tradiciones y costumbres (sistemas normativos) para decidir todo lo que tiene que ver con la tierra: trabajo, propiedad, herencia, donación, siembra, etc. 3. La Asamblea de los pueblos originales, no la ejidal, ni la municipal, mucho menos la de los partidos políticos, con las autoridades que se escojan, son las verdaderas representantes del pueblo maya para que organicen, decidan y resuelvan los conflictos, el reparto y otras cosas que tengan que ver con la tierra y los recursos naturales del territorio. 4. Los pueblos mayas no pueden ser desalojados por la fuerza de sus tierras y territorios. 5. Los pueblos mayas tienen derecho a recibir y administrar los apoyos necesarios para mejorar la calidad de sus tierras, agua, aire y otros recursos naturales.

28


El derecho a la consulta previa, libre, informada y de buena fe es una herramienta que puede lograr que volvamos a exigir respeto. Hay quienes creen que el derecho a la consulta de los pueblos es como una votación organizada por el gobierno, Están muy equivocados...

Es sacar acuerdos con los que quieren hacer las cosas. Sacar acuerdos es algo que no nos tienen que decir cómo se va hacer y en qué nos beneficia

Y el pueblo tiene derecho a decir que no acepta. Y se tiene que respetar esa decisión

29


La consulta es el derecho que tenemos a decidir todo el pueblo, lo que le afecte a todo el pueblo... A veces hemos visto que se tardan meses en hacer las consultas. No importa, lo más importante es que sea el mejor acuerdo. Entonces es cuando mandamos a nuestros representantes para que se lo diga a quienes nos consultaron.

¿No todo el pueblo respira el aire, toma el agua, come de nuestro maíz? Pues todo el pueblo debe de decir su palabra

Cada pueblo tiene sus formas para reunirse y discutir sus problemas para buscar su solución. También tienen sus costumbres para discutir cómo van a hacer algún proyecto para la comunidad. Esto también tiene que ser como lo acostumbramos a hacer

30


Para eso son los consejos, las asambleas, los representantes. Primero se saca el acuerdo y después se va a decir

Primero juntarnos para poder exigir como pueblo

Sacar nuestros acuerdos, y mandarlos a decir al gobierno

Cuando sacamos acuerdos muchas veces lo hacemos en asamblea, pueden ser asambleas chicas o grandes, cuando es algo que le interesa a todo el pueblo es asamblea grande Por eso cada uno de los pueblos sabe cómo hacer su asamblea o reunión para discutir y sacar acuerdos

31


Una consulta previa La palabra previa quiere decir, lo que es antes, o primero. El gobierno antes de que haga o realice cualquier proyecto en nuestro pueblo, o en nuestro territorio, siempre debe de preguntarnos si estamos de acuerdo o NO. Antes de que siembre la soya transgénica, primero debió de preguntarnos, si estamos de acuerdo o NO

Cuando expropian, es decir cuando nos quitan muchas hectáreas de nuestro monte, para dárselos a los ricos empresarios

Cuando hacen carreteras grandes y afectan nuestros montes

Cuando todo esto lo hace el gobierno sin que nosotros lo sepamos y sin que nosotros demos nuestro consentimiento nos viola el derecho que tenemos a ser informados antes de dar permisos, “concursar las obras” y todas esas cosas que hace...

32


Exigir los derechos del pueblo, a la justicia, a la libre determinación, a hacer nuestras leyes, a tener representantes autónomos en la historia de la antigüedad los Jalaches oían al pueblo, o sea no es que fuera democrático pero tenían consejo popular para tomar sus decisiones

Mandar obedeciendo, todo para todos

33


Hay que aceptar que nada de eso hemos exigido, hasta ahora que los jueces ordenaron las consultas

Quizá vamos a formar entonces un

chultáano´ob, un consejo, una asamblea, donde salga la palabra para quienes nos representan

Y también que es los que queremos como pueblo, que es lo que pensamos, cómo, cuándo, decir una palabra; estamos construyendo, haciendo que esto camine

34


Hay que empezar a trabajar en nuestros pueblos, con las organizaciones, en cada casa, en cada reuniรณn, hay que elegir representantes que de verdad representen a todo el pueblo, que trabajen y defiendan al pueblo y no como representantes de los ayuntamientos municipales o de los ejidatarios Hay que decirle al gobierno: los mayas no queremos esto y los mayas decidimos que queremos vivir Porque no es lo mismo que nada mรกs lo digamos nosotros a que lo digamos todos

35



Derecho a la consulta