Issuu on Google+

Santa Cruz, 11 de agosto de 2012 DECLARACIÓN PÚBLICA Los profesores de derecho civil, pertenecientes a diversas Facultades de Derecho del país, reunidos en esta ciudad con motivo de las Décimas Jornadas Nacionales de Derecho Civil, declaramos lo siguiente: 1. Estamos conscientes, dado el actual estado del sistema de justicia civil, de la necesidad de reformar dicho sistema, cuya primera etapa se ha manifestado en la redacción y actual discusión de un proyecto de nuevo Código Procesal Civil. 2. Adscribimos a las líneas generales del proyecto, el que pretende, por la vía de la introducción de procedimientos más breves, concentrados y fundados en la inmediación y en la oralidad, obtener una justicia civil de mayor calidad y obtenida en menores plazos. 3. Sin embargo, rechazamos las disposiciones del proyecto que vienen a alterar gravemente normas, principios e instituciones fundamentales del Derecho Privado, afectando la seguridad jurídica y repercutiendo de manera no calculada ni prevista en algunas de las relaciones patrimoniales y extrapatrimoniales básicas entre personas. Pero además, y en consecuencia, afectando derechos fundamentales de los ciudadanos, como la igualdad constitucionalmente garantizada. Nos merece particularmente este reproche: -

La introducción de la regla de la carga dinámica de la prueba, bajo su modalidad de la “facilidad o disponibilidad” probatoria, lo que altera equilibrios construidos progresiva y cuidadosamente por una doctrina y jurisprudencia varias veces centenaria;

-

El reconocimiento de capacidad procesal a entidades sin personalidad jurídica, lo que viene a trastocar todo el sistema civil de reconocimiento de sujetos del derecho; y,

-

Especialmente, el tratamiento del recurso extraordinario y la derogación de la casación civil, institución que viene a garantizar en última instancia el principio constitucional de igualdad en la aplicación de la ley a todos los ciudadanos, sin olvidar el hecho de que altera el sistema de fuentes del derecho en nuestro sistema jurídico. Todo ello, sin quedar claridad respecto del papel que tendrá la Corte Suprema con el recurso extraordinario, y los graves conflictos que se podrán producir en el marco de dicho recurso, con las facultades del Tribunal Constitucional

4. Lejos de simplemente criticar, los profesores firmantes tenemos un ánimo constructivo. En este sentido, valoramos la apertura del debate a los civilistas en el seno de la Comisión de Constitución Legislación y Justicia de la Cámara de Diputados, y la invitación que el mismo Ministro de Justicia Sr. Teodoro Ribera hiciera en su discurso en el acto inaugural de las Jornadas de contribuir al debate para obtener la mejor legislación posible. En esa línea hemos decidido formar grupos de trabajo enfocados a los aspectos ya mencionados cuyos avances iremos poniendo a disposición del debate público que se encuentra en vías de apertura.


Carta Civilistas