Page 90

Notas sobre la democracia y el poder local

81

vez ni lo uno ni lo otro, como algunos textos lo han considerado.48 Presentamos dos mapas lo suficientemente expresivos de la violencia que no admite sino explicaciones extremas. El mapa 1 presenta los linchamientos ocurridos entre 1996 y 2002, son crímenes colectivos que se presentan más en las zonas de predominio indígena. Los mapas 2a, 2b y 2c presentan la evolución de los homicidios durante el período 1996-2005, son crímenes individuales que ocurren más en las zonas de predominio ladino. Son dos expresiones de criminalidad, de un período de anomia, de desorganización de las conductas. Los análisis causales no señalan nunca que, en última instancia, es la sociedad la culpable y, por eso, se castiga a sí misma. 1) Castigos al margen de la ley La conducta punitiva, sin juicios ni prueba, tiene un enorme antecedente histórico en el funcionamiento del Estado terrorista que se sufrió durante cuatro décadas y que corresponde a lo que oficialmente se conoce como “conflicto armado interno”. La lucha contra la subversión llevó a un mal mayor, anular el funcionamiento del sistema judicial y castigar al margen de la ley. Y establecer la normalidad de la impunidad. Los linchamientos de que se habló en el párrafo anterior son un perverso ejemplo de castigo ilegal. Probablemente muchos de los homicidios que se cometen hoy día como el “pan de cada día” también expresan una voluntad privada de “justicia” personal, de punición que no podrá nunca formar parte de la vida democrática. Sin duda obligados por el surgimiento de conductas anómicas entre la población local, la Junta de Seguridad de San Miguel Acatán, municipio del departamento de 48. Carlos Mendoza y E. Torres-Rivas publicaron un trabajo con ese título, editado por FLACSO (Guatemala, 2004) y Carlos Mendoza, Aproximación cuantitativa a los linchamientos en Guatemala, Guatemala: FLACSO, 2007.

Notas Sobre de Democracia y el Poder Local  

Notas Sobre de Democracia y el Poder Local