Page 7

ii

el PNUD hace unos años, el tema de lo que ocurre en el espacio local, los contrastes entre el “deber ser” y lo que realmente ocurre en la práctica cotidiana de la democracia en el municipio, en la comunidad y en el hogar, es materia obligada de estudio. El presente trabajo se centra en el plano del municipio y para ello se nutre en gran medida de los aportes y estudios realizados por connotados investigadores nacionales y extranjeros especializados en el tema de la democracia y la participación local en Guatemala. A partir de ello, Edelberto Torres-Rivas y Pilar Cuesta han hecho un esfuerzo por examinar en este texto lo que ha significado para el país 20 años de ejercicio de la democracia en el plano de lo local. El tema es, por demás, importante puesto que la vida democrática tiene una dimensión nacional y expresiones regionales y locales. En Guatemala, a partir de la Constitución de 1985, se restableció plenamente la autonomía del municipio y se estableció el compromiso del poder ejecutivo de dotar a los municipios de recursos financieros que respalden la autonomía administrativa. El llamado “situado constitucional” corresponde al l0% del presupuesto general de ingresos que deben entregarse a las autoridades edilicias. Se promulgaron, posteriormente, tres leyes que complementan y respaldan el emergente poder local. Son ellas el Código Municipal, la Ley de Descentralización y la que crea los Consejos de Desarrollo. Constituye un tema de debate los posibles méritos de lo local en cuanto espacio que facilita la democracia participativa directa, personalizada; sin que por ello disminuya la importancia de la democracia representativa. Esta última tiene más importancia en los espacios mayores donde, por ejemplo, vota un millón para elegir

Notas Sobre de Democracia y el Poder Local  
Notas Sobre de Democracia y el Poder Local  

Notas Sobre de Democracia y el Poder Local

Advertisement