Page 9

Puerto Iguazú l Del 1 al 15 de septiembre de 2017

prefirió estar en la trastienda, en la cocina. Allí era “ama y señora”, esos fueron sus dominios, y llegó a amasar hasta 50 kilos de harina en tres días, todo a mano. Y a pesar de que su columna a veces le pasa factura, no está arrepentida para nada. “Fue como enriquecer la vida... Cuando agarraron los chicos mejoraron todo muchísimo y ahora estoy re tranquila, porque sé que ellos llevan todo muy bien”, asume. Con tanto trabajo casi no le quedaba tiempo para hacer vida social, por eso se acostumbró a que los demás fueran a visitarla. Así fue que se hizo

muy amiga de Alicia, la mujer de Estanco Domacinovic. Cuando las familias se juntaban, las dos mujeres se quejaban porque los hombres solo hablaban de dinero. “Nunca hablan de un libro o de una película, me decía Alicia”. Pero al terminar la jornada a lo mejor se quedaba con Nolo hasta las tres, cuatro de la mañana tomando un vinito. Eso era como despejarse de todo. En enero va a cumplir 80 años y, a pesar de que Pablo, su hijo mayor, la reta porque fuma, dice que anda muy bien de salud. Sus hijos son su orgullo más grande: “son inteli-

gentes y buena gente, por eso para mí no fue traumático alejarme un poco del trabajo”, revela. Ama a Iguazú y confiesa que ha dejado de frecuentar gente que decía que éste era un pueblito de m… “Mientras se llenaban de guita, hablaban mal del pueblo”. Cuenta divertida que cuando la ven entrar todos susurran “ahí viene la jefa, ahí viene la jefa…”, pero a la vez distingue que no es por miedo, sino por respeto. “Si no hubiéramos tenido los empleados que tuvimos no hubiéramos podido hacer nada, porque se puede ser muy buen empresario, se

9

Esto era todo selva, todo monte. Tuvimos que limpiar, tuvimos que voltear árboles, de ahí empezamos. Pero al poco tiempo a mí me empezó a gustar mucho y a los chicos también, porque acá eran libres”

puede ser bueno en un montón de cosas, pero sin la gente que ayuda no se puede hacer nada. Yo estaba más con los empleados que con mi familia. En definitiva, La Rueda no es otra cosa que eso: una gran familia”.

Independiente iguazu número 6  
Advertisement