Page 1

INCIDENCIA DE LAS ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL ( OSC) PARA LA TRANSVERSALIZACIÓN DE LA PERSPECTIVA DE GÉNERO

MARZO 2005


Incidencia de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) para la transversalización de la perspectiva de género.

Investigación sobre las trayectorias e incidencia de OSC beneficiarias del Programa de Coinversión Social de INDESOL que promueven la igualdad de género en Estado de México, Hidalgo, Nuevo León, Veracruz y el Distrito Federal

2014


ÍNDICE Presentación Introducción PRIMERA PARTE. Movimientos de las mujeres y derechos humanos en el ámbito internacional. Capítulo 1. Incidencia de los movimientos feministas y de las mujeres para el avance de los derechos humanos de las mujeres. 1.1 Derechos Humanos de las Mujeres. 1.1.1. Derecho a la Igualdad y a la No Discriminación 1.1.2. Derechos Económicos y Derecho al Trabajo 1.1.3. Derecho al Acceso a la Justicia y Derecho a una vida libre de Violencia. 1.1.4. Derecho al Medio Ambiente y al Desarrollo Sustentable. 1.1.5. Derecho a la Salud y Derecho a la Educación. 1.1.6. Derecho a la Educación para la Vida. 1.1.7. Derecho a la Participación Política y Toma de Decisiones. 1.1.8. Otros derechos. Género y Tecnologías de la Información (Tic´s). 1.2. Movimientos Feministas y OSC para el avance de los derechos de las mujeres. 1.2.1. Género y Movimientos Sociales. SEGUNDA PARTE. Igualdad de Género y OSC en México. Capítulo 2. Fomento para el desarrollo de las OSC para la igualdad 2.1. Panorama de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC). 2.1.1. Composición del Sector No Lucrativo en México. 2.2. Legislación para la Gobernanza y las OSC en México. 2.2.1. La Ley de Fomento a las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) 2.3. Recursos para las OSC en México. TERCERA PARTE. Incidencia de la sociedad civil en México para la institucionalización de las políticas de igualdad en México. Capítulo 3. Movimiento de Mujeres y OSC en México. 3.1. OSC pro mujeres en México. 3.1.1. El Parlamento de Mujeres. 3.1.2. Cronología de la Participación Política del Movimiento Feminista en México.


3.2. La institucionalización de la perspectiva de género en México.

Capítulo 4. Incidencia de las OSC para el avance de las mujeres en el ámbito estatal. 4.1. Marco Institucional en Estado de México, Hidalgo, Nuevo León y Veracruz. 4.2. Panorama de Políticas Públicas en cinco entidades federativas. 4.3. Organizaciones Sociales para la transversalización de la perspectiva de género en políticas públicas estatales y municipales.

Recursos para consulta: Bibliografía, Hemerografía y Cibergrafía.


Presentación El presente documento es parte del proyecto “Investigación sobre las trayectorias e incidencia de OSC beneficiarias del Programa de Coinversión Social de INDESOL que promueven la igualdad de género en Estado de México, Hidalgo, Nuevo León, Veracruz y el Distrito Federal”. Vertiente de Investigación, PCS 2014. El proyecto de investigación se traduce en dos productos fundamentales: 1) Un libro que compila y analiza los documentos existentes que retratan la labor de incidencia de las organizaciones de la sociedad civil para la transversalización de la perspectiva de género. 2) Un video que documenta la experiencia de los institutos estatales de las mujeres y las trayectorias de organizaciones en el Distrito Federal. Estado de México, Hidalgo, Nuevo León y Veracruz. Cabe señalar, que de la vasta literatura existente en materia de transversalización del enfoque de género, se encontraron muy pocos textos que documenten la labor y el nivel de incidencia de las organizaciones de la sociedad civil ya que la mayoría están enfocados a las políticas públicas y exponen solamente la visión de los organismos internacionales o las instituciones encargadas de las políticas de igualdad. Se privilegia en este texto la exposición de propuestas dirigidas a avanzar en el pleno respeto de los derechos humanos de las mujeres, con el propósito de aportar elementos para la política de Estado en materia de Igualdad para la elaboración e implementación de políticas públicas que contribuyan a abatir las brechas de desigualdad entre mujeres y hombres. Dra. Janette Góngora Soberanes. Presidenta de Incluye, A.C. México, Distrito Federal Diciembre 2014.


Introducción Las Conferencias Mundiales tanto de la Mujer como de Población, en especial las llevadas a cabo en Beijing (1994) y en El Cairo (1993), y el seguimiento de las mismas (Cairo más cinco y Beijing más cinco), la Conferencia Mundial sobre los Derechos Humanos (Viena 1993) así como la Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) (1979) y su Protocolo Facultativo (1999) y la Convención interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, llamada Convención de Belem do Pará, (1994) constituyen el marco internacional que define y desarrolla los derechos humanos de las mujeres. Según el Diagnóstico de Derechos Humanos del Distrito Federal (2008), la discriminación por razones de sexo o género es una de las problemáticas de derechos humanos más arraigadas en México. Esta discriminación que viven y sufren las mujeres atraviesa todos los ámbitos de sus vidas, desde lo económico, político, social y jurídico, hasta lo familiar y laboral, entre otros, y obstaculiza la realización de sus derechos humanos y dificulta la participación de las mujeres en condiciones de igualdad en la sociedad. En el año 2006 el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) publicó el documento Indicadores de Desarrollo Humano y Género en México, en el que se expone cómo, al desagregar el Índice de Desarrollo Humano (IDH) con indicadores de género, éste se ajusta a la baja por la pérdida de desarrollo humano atribuible a la desigualdad de género. El bagaje documental para un análisis integral en materia de igualdad de género se encuentra en: Los informes presentados por el gobierno de México ante las conferencias mundiales; los materiales preparados para informar sobre el cumplimiento de las dos Convenciones

mencionadas;

diversos

documentos

alternativos

elaborados

por

organizaciones no gubernamentales, junto con las interpretaciones y recomendaciones formuladas a México por el Comité de Seguimiento de la CEDAW (COCEDAW); el Diagnóstico sobre la Situación de los Derechos Humanos en México de la ONU (2003) y la Actualización del Capítulo 5, Derechos Humanos de las Mujeres (ONU, 2007); así como el Comité de Seguimiento de los Pactos de Derechos Humanos y la Comisión Interamericana


de Derechos Humanos y las y los relatores específicos. Se revisaron documentos oficiales del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), el Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género (CEAMEG), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (INAFED), la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), los institutos estatales de las mujeres en las entidades federativas seleccionadas, así como diversos trabajos de investigación de organizaciones de la sociedad civil y académicos. Para el diseño metodológico, el equipo de investigación de Incluye, A.C. realizó las siguientes preguntas de investigación. 1. ¿Qué es la sociedad civil? 1.1. Los teóricos proponen conceptos de sociedad civil que varían mucho y que suscitan fuerte discrepancia. (conceptos de sociedad civil con referencias) 1.2. Para los fines de este estudio puede definirse a la sociedad civil como el entorno en el cual las asociaciones voluntarias de ciudadanos procuran dar forma a las estructuras y políticas de gestión de gobierno. Arato y Cohen retoman la vinculación aristotélica de la sociedad civil tanto como una asociación participativa de ciudadanos libres e iguales como un ámbito de desarrollo de una vida ética, ambos planteamientos adaptados a la realidad política actual, sosteniendo en este sentido que “la sociedad civil en el sentido histórico es el campo de la posibilidad de toda la ética moderna, desde la ley natural secular hasta la ética del discurso”. (Fuente: Blanco Jansick, Christian, El Concepto de Sociedad Civil, Universidad de Chile 2005, pp. 60.) Según Walzer la Sociedad Civil es el lugar donde las partes toman su forma sobre la totalidad. Considera que la riqueza de la naciones esta en la pluralidad y heterogeneidad de las formas de vida y se distancia del liberalismo con pretensiones universalizantes, ya que este aboga por la unidad y la homogeneidad. (Fuente: Feentra, Ramón A., El concepto de sociedad civil en el pensamiento de Michael Walzer, Jornadas de Fomento a la Investigación,

Universitat

Jaume,

pp.

4. Documento

consultado

en

línea

en


http://www.uji.es/bin/publ/edicions/jfi12/21.pdf.) 1.3. Entre los actores de la sociedad civil cabe mencionar las asociaciones, los movimientos sindicales, los grupos comunitarios locales, las organizaciones no gubernamentales (ONG), las fundaciones filantrópicas, las universidades, centros de investigación y los medios de comunicación. 1.4. Las OSC muestran una enorme diversidad en términos de sectores representados, funciones, dimensión, nivel de recursos, forma organizativa, alcance geográfico, experiencia histórica, contexto cultural, temario, ideología, estrategia y tácticas. Por lo tanto, resulta muy difícil generalizar acerca de la sociedad civil. 2. ¿Por qué tratan los Institutos de las Mujeres con las OSC? 2.1.Una actuación activa de la sociedad civil en los Institutos no es solamente un hecho ineludible que se deriva de la Ley del Instituto, sino que existen además motivos de relevancia para que los Institutos acepten y fomenten esas relaciones. El anglicismo, devenido concepto, gobernanza es una noción popular pero imprecisa (Rhodes, 1996). El autor describe seis usos comunes del término: estado mínimo, gobierno corporativo, nueva gestión pública, buen gobierno, sistema sociocibernético y redes auto organizadas. Su definición la construye a partir de esos términos, en especial a partir del estado mínimo, el sistema sociocibernético y las redes autoorganizadas. De ese modo, la gobernanza se refiere a redes interorganizacionales autoorganizadas, que complementan a las jerarquías y a los mercados como estructuras de gobierno en la asignación autoritativa de recursos, con ejercicio de control y coordinación. (Véase: Rodolfo Canto Sáenz (2012). “Gobernanza y Democracia. De vuelta al río turbio de la política” en Revista Gestión y Política Pública, Volumen 21, Número 2, Segundo Semestre, Pp. 333374.) Para Jan Kooiman (2003 y 2004) es el patrón o estructura que emerge en un sistema sociopolítico como resultado común de las intervenciones interactivas de todos los actores involucrados. Ese patrón no se puede reducir a un actor o un grupo de actores en particular, toda vez que ninguno de ellos tiene todo el conocimiento y la información requeridos para resolver problemas complejos, dinámicos y plurales. (Véase: Rodolfo Canto Sáenz (2012). “Gobernanza y Democracia. De vuelta al río turbio de la política” en Revista Gestión y Política Pública, Volumen 21, Número 2, Segundo Semestre, Pp. 334.)


Descansando en Milani, Arturo y Solinís hablar hoy de gobernanza no sólo significa hacer referencia a las buenas prácticas administrativas, sino que implica un giro en la concepción misma del Estado y de las políticas públicas, recorriendo la complejidad social que la vincula con el desarrollo social y con la participación democrática de todos los atañidos en las decisiones. Requiere la inclusión de los principios de democracia, de respeto de los derechos humanos y a las culturas locales, de la participación de los actores de la sociedad civil de descentralización del poder y descentralización de la gestión como dimensiones esenciales de una gobernanza democrática. (Citados en Manuel Canto Chac (2008). Gobernanza y participación ciudadana en las políticas públicas frente al reto del desarrollo. Política y Cultura, p.16. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=26711160002. Consultada el 16 de agosto de 2014.) 2.2. El acercamiento a las OSC constituye un elemento integral de la labor de las políticas de igualdad. Como instituciones públicas , los Institutos deben asumir el compromiso de mantener la transparencia acerca de su tarea y de explicar cuáles son su acciones y cómo inciden a favor de la igualdad. 2.3. Elementos para la formulación de políticas. Las OSC pueden destacar temas importantes para la formulación, instrumentación y modificación de las políticas y programas del instituto o respaldados por éste y brindar información útil que complemente los datos oficiales y una visión que quizá difiera de la perspectiva imperante en los círculos oficiales. Los desafíos planteados por las OSC pueden impulsar al instituto a profundizar y enriquecer su pensamiento y mejorar el asesoramiento que brinda en materia de políticas. 2.4. Viabilidad de las políticas. Las conversaciones con las OSC permiten calibrar la importancia de las fuerzas que apoyan o rechazan las políticas respaldadas por el instituto en un contexto dado. Un diálogo constructivo con las OSC puede contribuir a desarrollar un mejor entendimiento mutuo y un mayor apoyo a las políticas impulsadas por el instituto. 2.5. Identificación del estado con las políticas del instituto. El diálogo con las OSC es un importante elemento accesorio de la responsabilidad del instituto hacia las mujeres y la población, y puede fortalecer significativamente la "identificación" con las políticas que promueve el instituto.


3. ¿Cuál ha sido el papel de las OSC de mujeres en la institucionalización de la perspectiva de género? 3.1. Movimientos Feministas y OSC para el avance de los derechos de las mujeres. El movimiento de mujeres tiene una historia de larga data en el mundo moderno. 1 Conquistas recientes e importantes en este ámbito han sido, en el ámbito americano, la Convención Interamericana sobre Concesión de los Derechos Políticos a la Mujer, en 1948, y en un ámbito más amplio, la estipulación por primera vez en cuanto a normativa internacional de la explicitación del derecho a no ser discriminado por sexo en la Carta de los Derechos Humanos, de 1948, y la posterior ratificación de la Convención sobre los Derechos Políticos de la Mujer, en 1952. Sin embargo, no fue hasta la década de los sesenta y los setenta del siglo pasado, cuando los movimientos de mujeres y sus demandas adquirieron gran notoriedad y comenzaron, progresivamente, a ocupar un lugar prioritario en términos de planificación del desarrollo. En 1975 por iniciativa de un grupo de organizaciones de mujeres y apoyo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se desarrolló en México la Primera Conferencia “Año Internacional de la Mujer” que inauguró la “Década de la Mujer”. Este hito marcó el inicio de una gran actividad de las Naciones Unidas en relación con la situación de las mujeres, instaurándose así el sistema de conferencias mundiales orientadas a que se aborden las problemáticas de la mujer. 2 Uno de los elementos relevantes de esta época fue la propuesta y finalmente aprobación de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer –creada por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas– de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer en 1979, que establece los estándares y obligaciones internacionales básicas para promover tanto la condición legal igualitaria de la mujer como también asegurar el disfrute efectivo de sus derechos y libertades fundamentales.

Durante la década de los noventa, el enfoque de género comenzó a posicionarse dentro de la ONU, proceso que se cristalizó en la realización de la IV Conferencia Mundial sobre la 1 2

Véase: Mary Nash (2004). Mujeres en el mundo: historia, retos y movimiento. Madrid, Alianza. Véase: Anzorena,2006.


Mujer en Beijing, espacio en el que se planteó el imperativo de incorporar la perspectiva de género en un ámbito transversal en todas las políticas y temáticas relevantes para el desarrollo (Fries, 2000). Es en medio de estos debates, y su impacto en el ámbito latinoamericano que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos aprobó en 1994 la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, conocida como Belem do Pará.3 En marzo de 1998, varias agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), unieron sus esfuerzos para lanzar la Campaña por los Derechos Humanos de las Mujeres, cuyo lema es “Una vida sin violencia. Un derecho nuestro”.4 Esta campaña se pensó como instrumento de sensibilización a nivel mundial sobre el flagelo de la violencia de género contra las mujeres, en el marco de la conmemoración de cincuenta aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) y el quinto de la Declaración y Plan de Acción surgidos de la Conferencia Mundial sobre Derechos Humanos (Viena, 1993), así como en cumplimiento de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer (Beijing, 1995). Estos instrumentos normativos y compromisos mundiales son de fundamental importancia para la lucha por la eliminación de la violencia contra las mujeres. Si bien la Declaración Universal expresa el carácter universal e indivisible de los derechos humanos de todas las personas, la Conferencia de Viena tuvo la virtud de reconocer que hablar de tales derechos no sólo implica los políticos, sino también los sociales, culturales y económicos. A partir de Viena, la comunidad internacional reconoció que las personas tienen derecho a pensar libremente y a asociarse, pero también al desarrollo y a todos los derechos relacionados con éste (como la salud, la educación y vivir sin violencia). Por su parte, la IV Conferencia de Beijing reiteró las conclusiones y compromisos asumidos en 3

Ampliando la Mirada: La Integración de los Enfoques de Género, Interculturalidad y Derechos Humanos. UNFPA/ONU MUJERES/ UNICEF/ PNUD, 2012. Pp. 23. 4 Se trata del Fondo de Desarrollo de Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Naciones Unidas para Actividades de Población (FNUAP), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH/SIDA (ONU-SIDA), el Alto Comisionado por los Derechos Humanos (UNHCHR), el Alto comisionado para los Refugiados (ACNUR), y la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL). En varios países también se han unido otras agencias, como la Organización Panamericana de la Salud de la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y el Programa de Gestión Urbana para América Latina y El Caribe de la Agencia Hábitat (PGU-AL/HABITAT)Informe Nacional Bolivia 1999. Proyecto Regional RLA/97/014 Informes Nacionales sobre la Situación de la Violencia de Género contra las Mujeres Campaña Interagencial contra la Violencia hacia las Mujeres y las Niñas (UNIFEM - PNUD - UNICEF - FNUAP CEPAL - ACNUR - ONU-SIDA - UNHCHR). Pp. 7.


Viena en materia de derechos humanos de las mujeres, e identificó la lucha contra la violencia, como una de las doce áreas estratégicas de acción del Plan de Acción adoptado.5 La Conferencia de Viena estableció la necesidad de que las mujeres disfruten los derechos humanos en forma plena y en condiciones de igualdad con los hombres, y que ésta debe ser una cuestión prioritaria para los Gobiernos y para las Naciones Unidas. Entre otros aspectos importantes, esta Conferencia subraya la importancia de la plena participación de la mujer, como agente y beneficiaria, en el proceso de desarrollo; que la igualdad de condición de las mujeres y sus derechos humanos deben integrarse en las principales actividades de todo el Sistema de la ONU. Asimismo, enfatiza la importancia de la labor destinada a eliminar la violencia contra la mujer en la vida pública y privada, a eliminar todas las formas de acoso sexual, la explotación y la trata de mujeres, a eliminar los prejuicios sexistas en la administración de la justicia y a erradicar cualesquiera conflictos que puedan surgir entre los derechos de la mujer y las consecuencias perjudiciales de ciertas prácticas tradicionales o costumbres y el extremismo religioso. A partir de dicho marco normativo y referencial, las agencias del Sistema ONU mencionadas lanzan, entonces, la Campaña Interagencial “Violencia contra las Mujeres y las Niñas”, la que ha producido, entre otros, varias publicaciones, un sitio en internet, foros y talleres de sensibilización. Además de participar en varias de las iniciativas de la Campaña, el PNUD decidió, en junio de 1998, contribuir con la realización de un proyecto regional para América Latina y El Caribe con el fin de contar con “Informes Nacionales sobre la Situación de la Violencia de Género contra las Mujeres” (Proyecto Regional RLA/97/014).

La metodología desarrollada para este proyecto de investigación se estructura con los siguientes procesos: a) Investigación documental. Libro.

5

Informe Nacional Bolivia 1999. Proyecto Regional RLA/97/014 Informes Nacionales sobre la Situación de la Violencia de Género contra las Mujeres Campaña Interagencial contra la Violencia hacia las Mujeres y las Niñas (UNIFEM PNUD - UNICEF - FNUAP -CEPAL - ACNUR - ONU-SIDA - UNHCHR). Pp. 7.


Recopilación, Investigación y Análisis de información del Marco Internacional y Nacional en materia de Derechos Humanos de las Mujeres, Movimiento Feminista y OSC pro derechos de las mujeres. b) Investigación de campo. Video. Realización de entrevistas a Institutos de las Mujeres y OSC de mujeres en los estados de Estado de México, Hidalgo, Nuevo León, Veracruz y en el Distrito Federal. Grupo Focal con OSC de mujeres del Distrito Federal.

PRIMERA PARTE. Movimientos de las mujeres y derechos humanos en el ámbito internacional. Capítulo 1. Incidencia de los movimientos feministas y de las mujeres para el avance de los derechos humanos de las mujeres.


Para la CEPAL, “La profundización de la democracia, como orden colectivo y como imaginario global compartido, clama por una mayor igualdad de oportunidades y derechos. Esto supone ampliar la participación y la deliberación pública a amplios sectores de la sociedad que se han visto secularmente marginados, pero también avanzar en la efectiva titularidad de derechos económicos, sociales y culturales. La igualdad de derechos va más allá de la estructura meritocrática de las oportunidades. Significa que la ciudadanía, como valor irreductible, prescribe el pleno derecho de cada uno, por el solo hecho de ser parte de la sociedad e independientemente de sus logros individuales y recursos monetarios, a acceder a ciertos umbrales de bienestar social y reconocimiento”.6 Esto también significa avanzar hacia una mayor igualdad en materia de acceso, sobre todo en campos como la educación, la salud, el empleo, la vivienda, los servicios básicos, la calidad ambiental y la seguridad social. Al traducirse en umbrales mínimos —e incrementales— de bienestar y de prestaciones, indirectamente la igualdad de derechos impone límites a la desigualdad en el acceso, sobre todo cuando esa desigualdad, en cierto punto, se traduce en que parte de la sociedad se vea privada del acceso definido normativamente a partir del enfoque de la titularidad de derechos. La igualdad de derechos provee el marco normativo y sirve de base a pactos sociales que se reflejan en más oportunidades para quienes menos tienen. Un pacto fiscal que contemple una estructura y una carga tributaria con mayor efecto redistributivo, capaz de fortalecer el rol del Estado y la política pública de modo de garantizar umbrales de bienestar, es parte de esta agenda de la igualdad en la que se incluye una institucionalidad laboral que proteja la seguridad del trabajo. Un orden democrático en que la orientación del desarrollo plasme la voluntad de la mayoría y haga posible la concurrencia de todos los actores también responde al valor de la igualdad. Un conjunto de políticas económicas que se apliquen con visión de largo plazo en el ámbito productivo, laboral, territorial y social, que procuren no solo la igualdad de oportunidades, sino también reducir las brechas en materia de logros efectivos, constituye el pilar de la agenda de la igualdad. La igualdad transforma a la dignidad y el bienestar de las personas en un valor irreductible, articula la vida democrática con la justicia social, vincula el acceso y las 6

CEPAL (2010). La hora de la igualdad: Brechas por Cerrar, Caminos por Abrir, Brasilia 30 de mayo al 1 de junio, p. 11.


oportunidades con una ciudadanía efectiva y de este modo fortalece el sentido de pertenencia. 7

1.1 Derechos Humanos de las Mujeres. De acuerdo con el informe anual de la ONU 2012-2013, las áreas que continúan siendo prioritarias para el desarrollo de las mujeres son: el empoderamiento económico, la eliminación de la violencia, la participación política y la salud. El Banco Interamericano de Desarrollo indica que las mujeres presentan barreras socioculturales, económicas, institucionales y jurídicas para lograr su desarrollo. La discriminación de género y prácticas machistas las han colocado en total desventaja y por ello son la población más violentada. El rol que históricamente les ha sido delegado respecto a las tareas del hogar, impide que tengan poder de decisión sobre su propio tiempo y actividades. Si a ello se le suma la condición étnica y vivir en zonas rurales empobrecidas, encontramos en esos contextos su nula participación política salvo en los espacios de las iglesias, las escuelas y las clínicas. En nuestro país, el tema de las mujeres indígenas y su discriminación es preponderante para acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres. Muchos de los objetivos de las instituciones y gobiernos locales están relacionados con la satisfacción de necesidades básicas (autoconsumo) y esto representa grandes barreras económicas. Dichos planes tienen una visión inmediatista y de corto plazo. Muchas veces las mujeres y las mismas instituciones desconocen la oferta existente para impulsar actividades productivas. Adicionalmente a estos problemas, encontramos barreras estructuralmente históricas, la más sobresaliente se refiere a la educación, las mujeres no tuvieron oportunidad de ir a la escuela o asistieron en promedio menos años que los hombres.

Algunas de las estadísticas básicas para comprender la situación mundial de las mujeres incluyen conocer la proporción poblacional entre sexos, de acuerdo con el Boletín

7

Íbid, p. 11.


Mujeres en el Mundo (Julio de 2013) hay aproximadamente 57 millones más hombres que mujeres en el mundo 8.

Indicadores básicos de la situación mundial de las mujeres de acuerdo con UNFPA, ONU, Boletín Mujeres En el Mundo de la LXII Legislatura 9. Indicador

Promedio

Fecundidad

Esperanza de vida

Adultas mayores

Mortalidad materna

Participación de las mujeres en la migración internacional

Cámaras Bajas Únicas

8

o

La esperanza de vida al nacer aumentó de 30 a 67 años en el periodo de 1800 a 2005

La población de mujeres de más de 60 años de edad creció 3.7 veces de 1950 a 2010, es decir, de ser 113 millones de adultas mayores en el año 1950, en el año 2010 eran 413 millones. El 99 % del medio millón de muertes maternas que se registran cada año se produce en países en desarrollo. Asia occidental, 39%, En la parte del sur y norte de África con 43 % Europa oriental con 57% Asia central con 55 % Al norte de Europa con 53% . Actualmente sólo 14 mujeres tienen la posición de Jefas de Estado o Jefas de Gobierno en el mundo

Observaciones En China, Macao SAR China, Hong Kong SAR, Bosnia y Herzegovina, Corea, Polonia, Japón y Singapur las mujeres tienen -en promedio- sólo 1 hijo. República de Níger, Afganistán, Somalia, Uganda, República Democrática del Congo y Burkina Faso -en promedio- tienen más de 6 hijos Las mujeres de Japón, China, Hong Kong SAR, Francia, Suiza, Italia, España y Australia tienen la esperanza de vida más alta, se calcula de 84 años. Las mujeres de Afganistán, Nigeria y Lesotho tienen una esperanza de vida de menos de 50 años. Para el 2030 las mujeres de 60 años serán el 18.7% del total de las mujeres y los hombres el 16.2% del total de la población.10

Ruanda registra la mayor participación política de las mujeres en las Cámaras Bajas o Únicas, 56..3 por ciento está integrada por mujeres.. Le sigue Andorra con 50 por ciento,, Cuba con 45..2 por ciento y Suecia con 44..7 por ciento de participación femenina. En países como Costa Rica,, Bélgica,, Argentina y México se observa una participación de las mujeres de entre 36 y 38 por

Ucrania, Letonia y Estonia son los países donde existe una mayor proporción de mujeres respecto a la de los hombres, también sobresalen China, India y Pakistán. En la mayoría de los países hay más mujeres que hombres, pero en los países más poblados de Asia hay un mayor número de hombres que de mujeres. 9 Cuadro elaborado por Sara Murúa con información del Boletín Mujeres en el Mundo, CEAMEG, LXII Legislatura, Agosto 2014. Y con información en El Progreso de las Mujeres en el Mundo, 2011-2012. En busca de la Justicia, ONU Mujeres 2011. 10 UNFPA México, Población y desarrollo, http://www.unfpa.org.mx/situa-cion%20en%20mexico.php


Indicador

Cámaras Altas Senado.

o

Promedio

Observaciones ciento. Los países que tienen una menor participación política de las mujeres en esta esfera son India con 11 por ciento,, Colombia y Uruguay con 12.1 por ciento,, Chile 14..2 por ciento y Venezuela con 17 por ciento de representación femenina.

Bolivia registra la mayor participación política de las mujeres en las Cámaras Altas o Senado, 47.2 por ciento. Burundi y Bélgica con 46.3 y 40.8% respectivamente. Argentina, Ruanda, Belice y Australia superan la proporción de 38% de mujeres en la Cámara. México, Austria y España se encuentran en un rango de participación femenina de 31 a 24%.

Los países que tienen una menor participación política de las mujeres en esta esfera son Egipto con 4.4 por ciento, Dominicana con 9.4 por ciento, Chile 13.2 por ciento, Brasil y Colombia con 16 por ciento de representación femenina.

Cronología del Avance de los Derechos Humanos de las Mujeres El proceso hacia el reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres es un camino que se sigue transitando desde diversos espacios cuyas protagonistas son las mujeres y su lucha por la equidad. A lo largo de la historia, los derechos de las mujeres han quedado establecidos en una serie de instrumentos jurídicos internacionales, mismos que han sido firmados y ratificados por diversos países, entre ellos México. A nivel internacional, en las últimas tres décadas del siglo pasado, los avances en materia del reconocimiento a los derechos humanos de las mujeres tuvieron un avance significativo; destacó el impulso y reconocimiento a sus derechos económicos, sociales, sexuales y reproductivos, así como el imperativo de la incorporación de la perspectiva de género en todos los ámbitos y la declaración de las mujeres como protagonistas del desarrollo 11.

Décadas 1940-1950

11

Acciones y logros - La Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948, dio protección contra la discriminación para todas las personas así como la igualdad ante la ley y la posesión de todos los derechos para todas las personas, sin distinción de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra

Antes de la creación de la Organización de las Naciones Unidas, la lucha por el reconocimiento de los derechos de las mujeres había dado algunos frutos, sin embargo, el impulso de las demandas de las mujeres y su reconocimiento como derechos en tratados y convenciones se desarrolló de manera más acelerada luego de la creación del organismo y la consecuente colocación del tema en la agenda internacional.


1960

1970

1980

1990

índole. - Las convenciones y tratados internacionales se destacaron por reconocer los derechos políticos y civiles de las mujeres; de igual forma comenzaron a abordarse los derechos económicos (Convención para la Equidad en la Remuneración de Hombres y Mujeres Trabajadores en 1949). -Continuaron reforzándose los derechos políticos y civiles. - Se incorporó de forma específica el tema de la discriminación contra las mujeres- Destaca la Declaración sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, proclamada por la ONU en 1967, misma que estableció el deber de aplicar todas las medidas apropiadas para abolir las leyes, costumbres, reglamentos y prácticas existentes que constituyeran una discriminación en contra de la mujer. -Escenario para la Primera Conferencia Mundial de la Mujer. -1975 fue el Año Internacional de la Mujer designado por la ONU. - Primera Conferencia Mundial de la Mujer, realizada en México en 1975. - Se creó el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM) y el Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación para la Promoción de la Mujer (INSTRAW) como resultados de la Conferencia. - En 1979 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) que ha sido uno de los instrumentos más importantes para el avance de las mujeres a nivel internacional. - En 1981, en México, fue ratificada por el Senado de la República. - Definición de discriminación (CEDAW): “Toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer, independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural, civil o en cualquier otra esfera”. - La CEDAW considera que la máxima participación de las mujeres en todas las esferas, en igualdad y condiciones que el hombre, es indispensable para el desarrollo pleno y completo de los países, así como el bienestar del mundo y la paz. - Reconoce que para lograr la plena igualdad entre mujeres y hombres es necesario modificar el papel tradicional de ambos y de la sociedad en su conjunto. - En su Artículo 4 se pacta la adopción de medidas especiales temporales para acelerar la igualdad de facto entre el hombre y la mujer. - El Artículo 14 señala que se tendrán en cuenta los problemas especiales que enfrenta la mujer rural y el importante papel que desempeña en la supervivencia económica de su familia, incluido el trabajo en los sectores no monetarios de la economía, para tomar todas las medidas apropiadas que aseguren la aplicación de las disposiciones de la CEDAW respecto a las mujeres rurales. -Se realizan la Segunda y Tercera Conferencia Mundial de la Mujer, en Copenhague (Dinamarca) y en Nairobi (Kenya), respectivamente. - En la Segunda Conferencia, en 1980, se abordaron los temas de Igualdad y Desarrollo, con una atención especial a la Salud de las mujeres, así como en la Educación y el Empleo. Se habló de la necesidad de una igualdad real en la práctica, más allá del ámbito jurídico que ya había sido alcanzado en algunos países. - La Conferencia de Nairobi, en 1985, revisó los avances del Decenio de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Mujer y puso de manifiesto la importancia de la participación de las mujeres en todas las esferas. Se abordó el tema del empoderamiento y colocó sobre la mesa la idea de que todas las cuestiones estaban relacionadas con la mujer; de ahí que la igualdad para las mujeres debía permear toda la esfera de la vida humana. - A partir de los años noventa la perspectiva de género comenzó a incorporarse en diversos ámbitos y espacios. - Esta década observó un impulso cada vez más evidente y específico al reconocimiento a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. - En 1990 se dio La Estrategia Internacional de Desarrollo para el Cuarto Decenio de las Naciones Unidas para el Desarrollo que establece como reto mejorar la condición humana en los países en desarrollo, reducir la brecha entre países ricos y pobres y aumentar la participación de hombres y de mujeres en la vida política y económica. Las esferas prioritarias son: el desarrollo de los recursos humanos e institucionales, la población, el medio ambiente, la agricultura y la alimentación, así como erradicar la pobreza y el hambre. - En 1992, la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo celebrada en Río de Janeiro, se decide impulsar la Agenda 21 en la que se plasman los retos del desarrollo social y económico y la protección al medio ambiente. En el capítulo 24 se vinculan al desarrollo sustentable los objetivos de incrementar la participación de las mujeres en el ordenamiento de los ecosistemas y la lucha contra la degradación ambiental; en los puestos de adopción de decisiones relativas a las esferas


2000

12

del medio ambiente y el desarrollo; así como promover la eliminación de los obstáculos constitucionales, jurídicos, administrativos, culturales, sociales, económicos y de comportamiento que impiden la plena participación de la mujer en el desarrollo sostenible y en la vida pública. - En 1992, el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) que resalta el papel vital de las mujeres en la conservación y uso sustentable de la diversidad biológica y la necesidad de su completa participación en la formulación y ejecución de políticas para su conservación, en todos los niveles. - En 1993 la Conferencia Mundial de Derechos Humanos, en Viena. Se llama a los gobiernos a intensificar sus esfuerzos a favor de la protección y promoción de los derechos humanos de las mujeres, considerándolos como parte inalienable, integrante e indivisible de los derechos humanos universales. - En 1994 la Convención Internacional de Lucha contra la Desertificación que distingue el papel desempeñado por la mujer en las regiones afectadas por la desertificación o la sequía, en particular en las zonas rurales de los países en desarrollo y la importancia de garantizar en todos los niveles la plena participación de hombres y mujeres en los programas de lucha contra la desertificación y mitigación de los efectos de la sequía. - En 1994, en El Cairo, la Conferencia Mundial sobre Población y Desarrollo y se propone fortalecer el poder de las mujeres y mejorar sus condiciones de vida, incluyendo las ambientales, para lograr su pleno desarrollo económico, social y político. - En 1995, la Cumbre Mundial de Desarrollo de Copenhague, establece que el empoderamiento de las mujeres es condición vital en la resolución de problemas económicos, sociales y ambientales. No se puede lograr un desarrollo social y económico sostenible sin la plena participación de la mujer. - En 1995, en Beijing, la Cuarta Conferencia de las Naciones Unidas sobre las Mujeres plantea una serie de acciones prioritarias, agrupadas en 12 esferas incluyendo el medio ambiente. Propone apoyar la participación activa de la mujer en la gestión de recursos naturales, en la protección del medio ambiente y en la toma de decisiones; integrar las preocupaciones y perspectivas de género en las políticas y programas a favor del desarrollo sustentable y establecer o fortalecer mecanismos a nivel regional, nacional e internacional para evaluar los efectos de las políticas de desarrollo y medio ambiente en la mujer. Se decide institucionalizar la perspectiva de género de manera transversal en las legislaciones, políticas públicas, programas y proyectos estatales y toma de decisiones 12. - Característica importante de esta década es que se puso de manifiesto el tema de la violencia contra las mujeres y su papel como un obstáculo para el avance y ejercicio de sus derechos: - Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Convención de Belém do Pará, 1994) uno de los más importantes en la materia a nivel internacional. Aprobada por México en 1996, en el ámbito de la Organización de los Estados Americanos. -La Convención de Belém Do Pará condena todas las formas de violencia contra las mujeres, en sus diversos tipos y ámbitos de incidencia, y compromete a los Estados firmantes a adoptar medidas legislativas, acciones y políticas públicas que tengan como fin prevenir, sancionar y erradicar la violencia. - La primera década del siglo XXI ha sido, en parte, un ejercicio de evaluación y recuento de avances, sobre todo de la Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer (Beijing) y su Plataforma de Acción. - En el 2000, aparecen los Objetivos del Desarrollo del Milenio, ocho importantes compromisos al 2015 adoptados por la comunidad internacional para promover el desarrollo de las naciones; el tercero de los cuales se refiere específicamente a promover la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer. - En la Cumbre del Milenio (2000), se pactaron los Objetivos del Milenio para reducir la pobreza antes del 2015 y lograr un desarrollo sustentable: 1) Erradicar la pobreza extrema y el hambre, 2) Lograr la enseñanza primaria universal, 3) Promover la igualdad entre los sexos y autonomía de la mujer, 4) Reducir la mortalidad infantil, 5) Mejorar la salud materna, 6) Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades, 7) Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, y 8) Fomentar una asociación mundial para el desarrollo y garantizar asistencia oficial para el desarrollo, acceso a los mercados y sostenibilidad de la deuda. - Declaración Política Beijing+5, Nueva York, 2000, los gobiernos reafirman el compromiso de lograr las metas y objetivos de Beijing y de Nairobi orientadas al adelanto de las mujeres. - En 2002, la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sustentable (Johannesburgo) conocida como Río+10, se emitió la Declaración Política en la que se proclama la indivisibilidad de la dignidad humana y la

La Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en septiembre de 1995, logró una asistencia sin precedentes: 17.000 participantes y 30.000 activistas llegaron a Beijing para participar en la inauguración. Pese a su gran diversidad y distinta procedencia mundial, compartían un único objetivo: la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres, en todas partes. Treinta mil activistas no gubernamentales asistieron a un foro paralelo y continuaron presionando, tendiendo redes, incidiendo en las opiniones y guiando el enfoque de la cobertura mundial por los medios de comunicación. Cuando la conferencia llegó a su fin, había producido la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, el plan más progresista que jamás había existido para promover los derechos de la mujer. Véase http://beijing20.unwomen.org/es/about


resolución para aumentar el acceso de las personas al agua limpia, al saneamiento, la vivienda adecuada, la energía, la salud pública, la seguridad alimentaria y la protección de la biodiversidad, así como, el empoderamiento de las mujeres, establecer políticas de equidad de género en el sector ambiental y la obligación de asegurar los derechos de las mujeres al uso sostenible de los recursos naturales. Los países se comprometen a que el fortalecimiento de las mujeres, la emancipación y la igualdad de género estén integradas en todas las actividades comprendidas dentro de la Agenda 21, las Metas de Desarrollo del Milenio y el Plan de Implementación de Johannesburgo. - En 2002, en Monterrey, la Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo que planteó que los Estados firmantes asumieran la perspectiva de género en el diseño e implementación de los presupuestos públicos. - En 2004, el Comité de la CEDAW emitió la Recomendación General que determina que los Estados Parte tienen la obligación jurídica de respetar, proteger, promover y cumplir con las medidas especiales de carácter temporal para mejorar la situación de las mujeres hasta alcanzar la igualdad tanto de jure como de facto respecto del hombre. - La IX Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, rumbo a Beijing+10 (Consenso de México) se pronunció por incorporar la perspectiva de género en la elaboración, ejecución y evaluación de las políticas públicas, incluyendo los Planes Nacionales de Desarrollo, mediante la aplicación de instrumentos de seguimiento y evaluación, garantizando la transparencia en la gestión pública, institucionalizar la rendición de cuentas y la difusión de información sobre el cumplimiento de las metas. - En 2005, Beijing+10, Nueva York, se reafirma que la igualdad de género y la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales, son esenciales para promover el desarrollo, la paz y la seguridad. Se asume que el progreso de la mujer es una condición sin la cual no se alcanzarán los objetivos de desarrollo. - En 2007 en la X Conferencia Regional sobre la Mujer en América Latina y el Caribe (Consenso de Quito) los gobiernos reconocen la importancia del valor económico y social del trabajo agrícola y de subsistencia no remunerado que realizan las mujeres rurales y campesinas y acuerdan formular e implementar políticas públicas para ampliar el acceso sostenible de las mujeres a la propiedad de la tierra y el acceso al agua, a otros recursos naturales y productivos, al saneamiento y otros servicios, al financiamiento y tecnologías, valorando el trabajo para el consumo familiar y reconociendo la diversidad de iniciativas económicas y sus aportes con particulares medidas de garantía para las mujeres rurales, indígenas y afrodescendientes en sus territorios históricos cuando sea pertinente. - La ONU plantea que “La adopción y puesta en práctica de una estrategia para alcanzar el desarrollo Hacia Beijing Más sostenible es una tarea global y su éxito solo es posible en un nuevo contexto internacional basado en principios compartidos que den coherencia al sistema de gobernanza mundial. Una tarea pendiente para 20 la definición de la agenda para el desarrollo post-2015 es identificar las reformas necesarias y los mecanismos adecuados para manejar los riesgos globales y reducir la inseguridad que ha generado la economía mundial, tanto en los países en desarrollo como en los países desarrollados. - Los lineamientos de la nueva agenda descansan en el concepto de sostenibilidad del desarrollo. El término desarrollo sostenible, popularizado a partir de la publicación “Nuestro futuro común” (Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, 1987), apuntaba a un nuevo paradigma de desarrollo a partir de la integración del crecimiento económico, la equidad social y la protección ambiental. Los principios que definían y habilitaban el desarrollo sostenible fueron consolidados en la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de 1992 y reafirmados recientemente en el documento “El futuro que queremos”, aprobado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20). El núcleo principal de esta propuesta y el criterio para evaluar su éxito residen precisamente en la integración efectiva de estos tres pilares del desarrollo, a fin de que la política social no esté supeditada al crecimiento económico y que la sostenibilidad del medio ambiente no esté sujeta a las modalidades de producción y de consumo prevalecientes. Los temas de igualdad de género y empoderamiento de las mujeres atraviesan las tres dimensiones fundamentales del desarrollo sostenible. Fuente: Elaboración de Sara Murúa con información de América Latina Genera en http://www.americalatinagenera.org. Sitio web consultado el 10 de noviembre de 2014.

Para la ONU, el examen de los principales indicadores revela que América Latina y el Caribe lograron avances importantes hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, particularmente en las metas de reducción de la pobreza extrema, el hambre y la desnutrición, la mortalidad infantil y el acceso al agua. Estos progresos, sin


embargo, no son suficientes para cerrar las brechas y superar los rezagos que han caracterizado a la región. El desarrollo de las dos últimas décadas pone claramente de manifiesto sus deficiencias estructurales. Algunas pueden resumirse en que no basta 13:

1) Con el crecimiento económico si no se incorpora la relación intrínseca que tiene con el medio ambiente y su protección, y el desacople en el uso de energías contaminantes. 2) Con reducir la pobreza si al mismo tiempo perduran desigualdades sobre la base del género, la etnia y el territorio, que hacen de América Latina y el Caribe la región más desigual del mundo. 3) Con lograr mayor productividad si no se traduce en una mayor creación de empleo decente, de alto valor agregado y con pleno acceso a los derechos laborales básicos.

4) Proveer educación si no es de calidad y no permite la inserción laboral, una mayor conciencia cívica, una participación política informada y una mejor integración en la sociedad.

5) Con extender la atención médica si no está al alcance de todos y no otorga protección frente a los riesgos ambientales. 6) Con la incorporación de las mujeres al mercado laboral si no se enfrenta la discriminación basada en el género y se asegura su autonomía física y empoderamiento. 7) Con un Estado que logra finanzas públicas ordenadas y una macroeconomía que mantiene bajo control la inflación si no cumple cabalmente su rol de orientador del desarrollo sostenible en el largo plazo, para lo que se requiere fortalecer el mercado, impulsar una política industrial incluyente, cambiar la estructura impositiva y elevar la recaudación. 8) Con una política social asistencial focalizada si no va acompañada de una política pública de protección social de carácter universal para reducir la vulnerabilidad de la población e interrumpir los mecanismos de transmisión de la exclusión social y la desigualdad.

La Plataforma de Beijing fue un marco definitorio para el cambio al formular amplios compromisos en 12 esferas de especial preocupación: La mujer y el medio ambiente. La mujer en el ejercicio del poder y la adopción de decisiones. La niña. La mujer y la economía. La mujer y la pobreza. La violencia contra la mujer. Los derechos humanos de la mujer. Educación y capacitación de la mujer. Mecanismos institucionales para el adelanto de la mujer. La mujer y la salud. La mujer y los medios de difusión. La mujer y los conflictos armados. El proceso de Beijing desencadenó una voluntad política notable y la visibilidad mundial. Conectó y reforzó el activismo de los movimientos de mujeres a escala mundial.

Desde entonces, los gobiernos y la sociedad civil han traducido las promesas de la Plataforma en cambios concretos en cada uno de los países, emprendiendo enormes mejoras en las vidas de las mujeres, por ejemplo cantidad inédita de mujeres en cargos políticos y promulgación de leyes que otorgan protección jurídica contra la violencia de

13

Véase: Desarrollo Sostenible en América Latina y el Caribe Seguimiento de la agenda de las Naciones Unidas para el desarrollo post-2015 y Río+20.Versión preliminar. ONU 2013. Pp. 12.


género buscando garantizar la igualdad de género. La Plataforma imaginó la igualdad de género en todas las dimensiones de la vida, pero ningún país ha logrado completar ese programa. Las mujeres ganan menos que los hombres y es más probable que trabajen en empleos de baja calidad. La tercera parte de ellas sufre violencia física o sexual en el transcurso de su vida. El 20º aniversario de Beijing 14 ofrecerá nuevas oportunidades de renovar vínculos, revitalizar los compromisos, fortalecer la voluntad política y movilizar al público. Todas y todos tenemos una función que desempeñar para el bien común. Cada vez hay más pruebas de que el empoderamiento de las mujeres empodera a la humanidad. Por ejemplo, las economías crecen más rápidamente, y las familias son más saludables y están mejor educadas. 15 La importancia de los avances en materia de reconocimiento a los derechos de las mujeres radica no sólo en la ratificación que han hecho los diversos países a los tratados y convenciones internacionales, sino en su efectiva incorporación al marco jurídico de las naciones, lo cual representa uno de los primeros pasos para su aplicación real.

Hechos y cifras en los Principios de Empoderamiento de las Mujeres, ONU Mujeres y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, 2004 ¿Qué lugar ocupan las mujeres?

Mujeres en riesgo

Las mujeres representan el 70% de la población mundial en situación de pobreza.

Se estima que el 72% de los 33 millones de refugiados del mundo son mujeres y niñas.

14

Ver más en: http://beijing20.unwomen.org/es/about#sthash.2tSBboXi.dpuf La Plataforma de Acción de Beijing, que 20 años después sigue orientada al futuro, ofrece un foco de atención que reúne a las personas en torno a la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Sus promesas son necesariamente ambiciosas. Pero con el paso del tiempo, y con la energía acumulada de las nuevas generaciones, están al alcance de la mano. 15


El Fondo internacional de Desarrollo agrícola (FIDA) afirma que en los países en desarrollo, el porcentaje de tierras que son propiedad de las mujeres no alcanzan el 2%. El costo de la violencia contra la mujer infligida por su pareja, solamente en los Estados Unidos, sobrepasa los 5.800 millones de dólares americanos al año. De ellos, 4.100 millones de dólares son destinados a servicios médicos directos y de atención médica, en tanto que la pérdida de la productividad representa cerca de 1.800 millones de dólares. En Canadá, un estudio realizado en 1995 estimó los costos directos anuales de la violencia contra la mujer en 1.170 millones de dólares canadienses. Un estudio de 2004 en el Reino Unido estimó el total de los costos directos e indirectos de la violencia doméstica, incluidos el dolor y el sufrimiento, en 23.000 millones de libras esterlinas al año o 440 libras por persona. La epidemia del SIDA tiene consecuencias específicas sobre las mujeres que se ven además amplificadas por el papel que éstas juegan en la sociedad, así como por su vulnerabilidad biológica frente a la infección por VIH. Existe un vínculo entre la propagación del VIH/SIDA y la violencia contra la mujer.

Una mujer muere cada minuto en algún lugar del planeta a consecuencia de las complicaciones de su embarazo o de su parto. De acuerdo con una investigación patrocinada por el gobierno norteamericano en 2006, unas 800.000 personas son víctimas del tráfico de seres humanos cada año a nivel nacional. Alrededor del 80% de las víctimas del tráfico transnacional son mujeres y niñas y hasta el 50% de ellas son menores de edad. El tipo de violencia contra las mujeres más común a escala mundial es la violencia física infligida por la pareja. como mínimo, una media de 6 de cada 10 mujeres son golpeadas, forzadas a tener relaciones sexuales o sufren de un tipo de abuso cualquiera a mano de su pareja a lo largo de su vida.

Se estima que 1 de cada 5 mujeres en el mundo será víctima de una violación o de un intento de violación a lo largo de su vida.

Las mujeres sufren acoso sexual a lo largo de sus vidas. entre el 40% y el 50% de las mujeres en la Unión europea han manifestado haber sufrido algún tipo de acoso sexual en su lugar de trabajo. Las estimaciones apuntan a que más de la mitad de los 33 Las mujeres físicamente maltratadas por su pareja tienen millones de personas que viven con el VIH en el mundo un 48% más de posibilidades de ser infectadas por el son mujeres. VIH/SIDA. Fuente: Principios de Empoderamiento de las Mujeres, ONU Mujeres y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, 2004

Informes sobre productividad y educación en las mujeres El periódico The Economist en 2006, indicó que en la última década del siglo XX, el trabajo de las mujeres contribuyó más al crecimiento global que China. Precisó que si Japón alineara sus índices de mujeres trabajadoras con los Estados Unidos, ambos países podría aumentar su crecimiento anual de 0,3% en 20 años. El Banco de Inversión Goldman Sachs informó, en 2007, que varios países y regiones del mundo podrían aumentar notablemente su PIB con simplemente reducir la diferencia del índice de empleo entre las mujeres y los hombres. De ese modo la zona euro podría aumentar su PIB un 13%, Japón un 16% y los Estados Unidos un 9%

Se estima que dos tercios de los 776 millones de adultos analfabetos en el mundo — o el 16% de la población adulta mundial — son mujeres. En los países en desarrollo, alrededor de una de cada cinco niñas que empieza su educación primaria no llega a terminarla.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) junto con el Banco Asiático de Desarrollo (ADB) en su informe publicado en 2011, indicaron que la brecha de igualdad de género que existe en los índices de empleo entre las mujeres y los hombres cuestan a Asia 47.000 millones de dólares anuales, o sea que el 45% de las mujeres quedaron excluidas del mercado laboral, en comparación con el 19% de los hombres. Fuente: Principios de Empoderamiento de las Mujeres, ONU Mujeres y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, 2004

1.1.1. Derecho a la Igualdad y a la No Discriminación La Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que la igualdad es un principio normativo, un valor establecido ante el reconocimiento de la diversidad. Se trata de un derecho humano que el Estado debe reconocer, proteger y garantizar a todas


las personas 16 . Es un principio que atraviesa y da contenido a todos los derechos y va siempre aparejada al derecho de no discriminación. El Comité de Derechos Humanos la define como: “Toda distinción, exclusión, restricción o preferencia que se basen en determinados motivos como la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión política o de otra índole, el origen nacional o social, la posición económica, el nacimiento o cualquier otra condición social y que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales de todas las personas”.17 El derecho a la igualdad entre hombre y mujeres, y entre integrantes de diversas culturas, implica la obligación para cada Estado de implementar acciones específicas y concretas para eliminar la discriminación real y comprobada y que las personas puedan disfrutar de la igualdad sustantiva. Este enfoque se orienta a observar, estudiar y transformar las diferencias culturales, económicas y políticas en la construcción de la condición y posición de hombres y mujeres, niños y niñas, que generan desigualdades y se expresan en situaciones de discriminación y exclusión social. Su incorporación emerge de la necesidad de apreciar y valorar la realidad desde una perspectiva de justicia e igualdad18.

Realidades de da Vulnerabilidad respecto a este Derecho

Qué se necesita para erradicarla

Experiencias de Transversalización que han logrado incidir en la Erradicación de Prácticas Discriminatorias

16 Facio, A. (2006). La igualdad substantiva: un paradigma emergente en la ciencia jurídica, Radio Internacional Feminista (FIRE). Ver: www.radiofeminista.net/dic06/notas/igualdad_equidad.htm. 17 Ibíd. 18 Ampliando la Mirada: La Integración de los Enfoques de Género, Interculturalidad y Derechos Humanos. UNFPA/ONU MUJERES/ UNICEF/ PNUD, 2012, p. 23, 39-40.


1. La discriminación contra las mujeres es un problema persistente y universal. 2. Las niñas sufren además de discriminación etaria. 3. La discriminación se agrava si pertenecen a grupos étnicos como el indígena o la población afrodescendiente. 4. Esta discriminación cobra un carácter pluridimensional que las hace particularmente vulnerables a las violaciones de sus derechos en la vida pública. 5. Las pocas oportunidades de educación se traducen en pocas posibilidades de contar con un capital social y económico y de servicios sociales básicos. 6. Con frecuencia son discriminadas respecto a la propiedad y a la herencia.19 7. En 2000, la Asamblea General de las Naciones Unidas solicitó a los gobiernos que revisaran sus leyes con miras a eliminar las disposiciones discriminatorias, de preferencia antes de 2005. 8. En fecha más reciente, en octubre de 2010, el Consejo de Derechos Humanos aprobó una resolución que creaba un grupo de trabajo técnico para identificar las mejores prácticas y recomendar modificaciones a las leyes y su aplicación. El caso más emblemático es el del Comité para la eliminación de la discriminación contra la mujer, al ratificar la CEDAW, los gobiernos se comprometieron a afrontar las leyes discriminatorias a través de tres importantes ámbitos de reforma: a) Poner fin a la discriminación explícita contra las mujeres. b) Ampliar la protección del estado de derecho. c)Asegurar la responsabilidad de los gobiernos por el impacto de la ley.

19

Para que las mujeres indígenas y afrodescendientes ejerzan su capacidad de educarse, no sólo s e ne ce si ta que se establezca en la legislación el derecho a la educación sin discriminación de sexo ni etnia, sino que se requiere de un ambiente familiar y comunitario en donde se valore y respete la alfabetización femenina, así como un entorno social e institucional que acepte las diferencias étnicas y valore y dignifique la diversidad.20

1. Programa Abriendo Oportunidades, en Guatemala21. - El programa fue designado por los líderes de la comunidad y otros adultos clave (profesores, padres, proveedores de salud) que participaron apoyándolo. -El programa trabaja en comunidades de hasta 2.000 habitantes y pretende involucrar un mínimo del 30% de todas las niñas elegibles, para llegar a un punto de inflexión para el cambio social a través de la creación de dos clubes comunitarios de niñas (8-12 años y 1317 años) que se reúnen semanalmente en un edificio público seguro (generalmente, una escuela primaria o Gobierno local designados por la comunidad). Los clubes de niñas son dirigidos por lideresas juveniles entre 15 y 20 años, quienes administran un aproximado de 50 niñas por comunidad en cada ciclo. -Las participantes del club obtuvieron acceso social ampliado a redes de pares y a modelos femeninos alternativos y positivos, construyendo su capital social y de apoyo. -Adquirieron conocimientos, habilidades, actitudes y comportamientos para mejorar su autoestima, liderazgo, salud, conectividad social, participación ciudadana, educación financiera y oportunidades para una vida segura y productiva -Utiliza un enfoque de liderazgo en cascada que permite a las niñas aprender y aplicar habilidades de liderazgo y desenvolverse en posiciones de liderazgo dentro y fuera del mismo. -Basado en la efectividad de la intervención piloto (2004-2006), el UNFPA apoya la ampliación del Programa a ocho de las comunidades más pobres en el altiplano indígena rural. Junto con la UNICEF coordinan sus esfuerzos con el Population Council para implementar el Programa. Resultados: -Se ha observado que las niñas que participaron en el Programa son capaces de permanecer en la escuela más tiempo, con un mejor desempeño y más metas académicas que sus pares no participantes del programa. -Estas niñas retrasan el matrimonio y la maternidad, a menudo sobrepasando los 20 años. -Adquieren experiencia en liderazgo y otras habilidades que aumentan sus oportunidades sociales, de salud y económicas. -Algunas han asumido roles de liderazgo en el Gobierno local, negocios rurales etc.

Véase: Ampliando la Mirada: La Integración de los Enfoques de Género, Interculturalidad y Derechos Humanos. UNFPA/ONU MUJERES/ UNICEF/ PNUD, 2012. Pp. 40. 20 Ibíd. p. 33. 21 Véase: Population Council (2011). Preparación de las niñas mayas para mejorar su calidad de vida. Documento elaborado por Jennifer Catino, Alejandra Colom y Marta Julia Ruiz. Disponible en: http://www.popcouncil.org/pdfs/TABriefs/05_MayanGirls_es.pdf


-Tienen cuentas de banco, ahorros y planes para su sustento productivo -Han definido claramente sus objetivos sociales, de salud y económicos, mediante un plan de vida -Tienen un mayor apoyo social y han desarrollado un plan de seguridad para responder proactivamente en casos de violencia social y de género. -Experimentan mayor autonomía, movilidad y autoridad para tomar decisiones. -Ayudan a fomentar normas y actitudes de la familia y de la comunidad más favorables, promoviendo la igualdad de género (según fuente, éste era el sentido de la frase).22

1.1.2. Derechos Económicos y Derecho al Trabajo En 1995, la Plataforma de Acción de Beijing instó a realizar amplias reformas legales para hacer frente a la discriminación de género. Durante las últimas décadas se han observado avances legales y normativos en cuanto a los derechos humanos de las mujeres a través de los acuerdos internacionales que existen actualmente y que los estados miembros se han comprometido a garantizar, proteger y promover. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos, todavía existen vacíos críticos en los marcos jurídicos. De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) actualmente hay más mujeres que están efectivamente empleadas, en comparación con otros tiempos, sin embargo la cifra va también en la misma medida hacia más mujeres que nunca antes, que se encuentran desempleadas. Mientras más pobre es una región más probabilidades existen que las mujeres se conviertan en trabajadoras familiares auxiliares no remuneradas o en trabajadoras por cuenta propia con bajos ingresos. Y cuando son trabajadoras familiares auxiliares lo más probable es que no tengan independencia económica 23. A pesar del progreso hacia una distribución más equitativa de las responsabilidades familiares, en algunos países económicamente desarrollados, las mujeres continúan llevando la mayor carga al ser también las encargadas de buscar soluciones que permitan 22

Véase: Population Council (2011). Preparación de las niñas mayas para mejorar su calidad de vida. Documento elaborado por Jennifer Catino, Alejandra Colom y Marta Julia Ruiz. Disponible en: http://www.popcouncil.org/pdfs/TABriefs/05_MayanGirls_es.pdf 23

La tasa de desempleo de las mujeres es de 6,6 %, más elevada que la de los hombres, de 6.1 % Otro dato relevante es que las mujeres tienen más probabilidades de ocupar puestos de trabajo de baja productividad que los hombres. Su participación en el trabajo industrial es mucho menor que la de los hombres y ha tendido a decrecer los últimos 10 años. Véase: OIT (2007).


mantener un equilibrio con la crianza de los hijos. Este reto es mayor en el caso de mujeres asalariadas, menor para quienes lo hacen por cuenta propia y aún menor para trabajadoras familiares auxiliares sin remuneración (quienes igualmente son consideradas como personas empleadas de acuerdo con la definición estándar de empleo)24.

24

Vulnerabilidad respecto a este derecho y barreras de acceso a la protección social e igualdad de género25

Qué se necesita para erradicar dichas barreras

Ejemplos de Avances en la región

-En 48 países en el mundo, se limitan los sectores en los cuales se pueden desempeñar las mujeres. -Lo más habitual es que se restrinja su participación en empleos donde se deben levantar cargas pesadas o que implican trabajos laboriosos; que amenazan la salud mental y física de la mujer; y en labores mineras, subterráneas o en canteras. -En 11 naciones no se permite emplear a mujeres en tareas que “atenten contra su moral” -En América Latina y el Caribe, si se considera toda la población activa (15-65 años) sólo el 15% de las mujeres participa en los sistemas de seguridad social en comparación con el 25% de los hombres. -Chile es el país con menor informalidad (40%) y Bolivia el de informalidad más alta (75%). -Hay casi 20 millones de trabajadore/as domésticas en América Latina y el Caribe y en su gran mayoría (83%) son mujeres con protección social insuficiente. -El promedio regional de trabajadoras domésticas que cotiza al sistema de pensiones es apenas un tercio del total de las mujeres ocupadas 26. -La cobertura del seguro de desempleo es inferior al 40% en

-Incorporar dentro de los sistemas de seguridad social el seguro de desempleo. Los únicos países latinoamericanos que lo hacen son: Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, Uruguay y Venezuela. -Promover la integración del trabajo del cuidado en las políticas de protección social, que en América Latina hay una baja. -Revisar las legislaciones de protección de la maternidad y ayuda a las y los trabajadores con responsabilidades familiares que actualmente presentan sesgos de género y fortalecen la división sexual del trabajo y la configuración tradicional de mujeres cuidadoras y varones “trabajadores ideales”.27

-Si bien, actualmente, los países de la región destinan en promedio un 15% de su producto interno bruto (PIB) respectivo a la seguridad social, los porcentajes deben ser superados. -Por ejemplo: Guatemala ocupa el penúltimo lugar (7%) en América Latina (AL) y el Caribe, sólo por arriba de Ecuador (6%). Cuba está en el primer lugar con un 41%, Brasil está en el segundo puesto, con un 26% del PIB invertido. Argentina le sigue, con un 24%. Uruguay se ubica por arriba del 22%. Costa Rica está en 19% y Bolivia invierte 16%. Chile destina 15% a inversión social. Venezuela ocupa el 14% de su PIB. México invierte un 13% y Nicaragua un 12.5%, mientras Honduras ocupa el 12% del PIB, igual que El Salvador. Países como Panamá y Paraguay destinan 9% y República Dominicana un 8%, porcentaje similar al de Perú.

Al mismo tiempo, la independencia económica, o al menos la participación en la distribución de recursos en la familia, tiende a ser mayor cuando las mujeres realizan trabajo remunerado y asalariado, menor cuando trabajan por cuenta propia, y aún menor cuando se desempeñan como trabajadoras familiares auxiliares no remuneradas. Ibíd. 25 Véase: Barreras de Acceso a la Protección Social e Igualdad de Género, América Latina Genera/ PNUD, 2012. Consultado en Sitio Web http://americalatinagenera.org/newsite/index.php/es/, el 1 de Agosto de 2014. 26 Véase: El Progreso de las Mujeres en el Mundo. En Busca de las Justicia 2011-2012. ONU Mujeres, 2011, p. 28. 27 Todos los países garantizan a las trabajadoras adscritas a los sistemas contributivos la licencia de maternidad remunerada por un mínimo de 12 semanas. Sólo 8 países cumplen con las 14 semanas previstas por el convenio Núm. 183 de la OIT. La mayoría de los países ofrecen sólo entre 2-5 días de licencias de paternidad. Venezuela y Costa Rica son los únicos dos países que garantizan 14 y 15 días remunerados para los padres respectivamente. Sólo 2 países en la región, Chile y Cuba, proveen licencias parentales que garantizan el derecho de ambos padres a cuidar de su hija o hijo recién nacido, posteriormente a la licencia de maternidad.


América Latina y el Caribe. -En 2012, las mujeres tenían una tasa de desempleo de 8,2%, superior al 4,4% de los hombres y la tasa de participación femenina fue de 49,5%, aún por debajo de la masculina de 71,3%

1.1.3. Derecho al Acceso a la Justicia y Derecho a una vida libre de Violencia. Pese a que por décadas los donantes han apoyado proyectos para la construcción de tribunales y capacitación de la policía y la judicatura, en muchos países en desarrollo el alcance del sistema formal es muy limitado. Si bien la falta de capacidad afecta a todos los usuarios de los servicios de justicia, la discriminación de género implica que las mujeres suelen tener menos tiempo y dinero, y niveles más bajos de educación, lo que incrementa el desafío. Además, las mujeres particularmente excluidas, es decir, aquellas que forman parte de minorías étnicas, raciales, religiosas o lingüísticas; mujeres pobres o portadoras del VIH; mujeres con discapacidades; y mujeres migrantes se enfrentan a barreras aún mayores. En muchos países, la falta de personal de policía, judicial y forense entrenado para llevar casos de violencia de género es crítica 28.

Obstáculos en el acceso de las mujeres a la justicia -En muchos países el Estado reconoce diversos tipos de derecho de familia (civil, tradicional y religioso), lo que genera una serie de sistemas paralelos que pueden complicar aún más las 28

Diferencias de sistemas penales

género

en

los

-En la actualidad hay más de medio millón de mujeres y niñas en instituciones penales alrededor del mundo. Las prisiones casi siempre son diseñadas para una población

Promulgaciones para incorporar la transversalización en el sistema judicial -En 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó las “Reglas de Bangkok”, para ofrecer lineamientos a los Estados Miembros sobre el trato de reclusas.

En Timor-Leste, supuestamente sólo hay un médico entrenado para recabar pruebas en casos de violación, mientras que en Sierra Leona sólo hay 100 juristas capacitados para llevar casos de violencia de género, 90 de los cuales se concentran en la capital, Freetown, donde la población supera los 5 millones de personas. La falta de recursos y de equipamiento básico es también un problema. En Uganda, las mujeres que denuncian un caso de violencia doméstica deben cubrir los gastos de transporte en la detención del presunto culpable.16 Los problemas de capacidad son aún más graves en contextos de posconflicto o en las secuelas de una crisis, donde el índice de casos de violencia contra las mujeres es excepcionalmente alto. Véase: El Progreso de las Mujeres en el Mundo. En Busca de las Justicia 2011-2012. ONU Mujeres, 2011. Pp. 53.


cosas. -Los obstáculos que las mujeres deben enfrentar en el plano institucional son el resultado de la incapacidad de los sistemas judiciales y de la falta de respuesta adecuada a sus necesidades especiales. -Llevar un caso ante la justicia formal supone un enorme costo financiero y psicológico para las mujeres.

mayoritariamente masculina y rara vez cumplen con las necesidades de las mujeres. - En la mayoría de los países, las mujeres representan entre el 2% y el 9% de la población de reclusos, con las tasas de encarcelamiento más altas en China, la Federación Rusa, Tailandia y los Estados Unidos. -Los índices de encarcelamiento de mujeres están aumentando rápidamente. Por ejemplo, entre 1984 y 2003 en Australia, aumentó en un 209%, comparado con un 75% de los hombres. Los pronunciados incrementos se deben, principalmente, a un aumento en el uso de la pena de encarcelamiento para delitos que antes se castigaban mediante sentencias no privativas de la libertad. -A nivel mundial, las mujeres son encarceladas por delitos vinculados a las drogas más que a cualquier otro delito; en particular, a menudo las mujeres son utilizadas para transportar y traficar drogas a través de las fronteras. Las mujeres son particularmente vulnerables a ser detenidas porque no pueden pagar las multas por delitos menores o pagar la fianza.

-Algunos países han respondido a las necesidades de las reclusas al proveer instalaciones especiales que incluyen unidades para madres y bebés. Uno de los sistemas más especializados en la atención de los menores está en Frondenberg, en Alemania, donde las mujeres viven con sus hijos hasta la edad de seis años en apartamentos autosuficientes. El éxito de esta solución ha sido demostrado por el hecho de que entre 1997 y 2008, sólo ocho mujeres encarceladas en Fronderberg fueron transferidas a un reclusorio cerrado por haber violado los términos de su sentencia y las tasas de reincidencia al salir de prisión fueron del 10%, un porcentaje de reincidencia mucho más bajo que el de otros grupos de delincuentes. -Los gobiernos y la sociedad civil están respondiendo mediante la reforma de los servicios de justicia y la creación de nuevos modelos diseñados específicamente para responder a las necesidades de las mujeres. -Los cambios en los mandatos, procedimientos y cultura organizacionales de quienes proveen los servicios en el sector de justicia están ayudando a hacerlos más sensibles y responsables ante las mujeres. Fuente: El Progreso de las Mujeres en el Mundo. En Busca de la Justicia 2011-2012. ONU Mujeres, 2011. Pp. 53.

1.1.4. Derecho al Medio Ambiente y al Desarrollo Sustentable. La gestión de los recursos naturales está definida por las fuerzas sociales y políticas. Los hombres y las mujeres tienen relaciones distintas con las instituciones –organizaciones internacionales, gobiernos nacionales y locales y autoridades tradicionales– así como un


acceso diferente a los recursos. Para comprender las dinámicas sociales de inclusión y representación, es esencial conocer la posición de los hombres y las mujeres de frente a las instituciones formales e informales a nivel local, nacional e internacional. 29 Para ello, la perspectiva de género es una herramienta que permite que las dinámicas políticas y ecológicas tengan repercusiones profundas en el involucramiento de las mujeres en la gestión ambiental.30 El enfoque de desarrollo basado en los derechos humanos sirve como base para el estudio de viabilidad de la incorporación de la perspectiva de género desde cuya óptica se puede garantizar que todos los programas y actividades sean diseñados para apoyar a los miembros más vulnerables y marginados de la comunidad, buscando la defensa de sus derechos y los principios de igualdad, inclusión y participación; y procurando identificar, solucionar y analizar las desigualdades a través de procesos participativos e incluyentes diseñados con base en principios de gobernanza, la transparencia y la rendición de cuentas.31 La participación efectiva de las mujeres deberá medirse a través de la igualdad y la eficacia de los programas y políticas resultantes. La igualdad en los grupos de comunidades forestales se mide a través de la presencia de las mujeres, así como de su voz en la toma de decisiones, en la definición de las reglas de clausura de los bosques y en el acceso a la distribución de beneficios y la asignación de financiación. Sin embargo, a pesar de que la presencia de las mujeres en la toma de decisiones es importante, el sólo hecho de garantizar su participación plena y efectiva es insuficiente. La eficiencia del proceso involucra la consideración del conocimiento de las mujeres para la elaboración de normas que las incluyan tanto a ellas como a los hombres en los procesos “de formulación de reglas que no sólo sean más justas, sino que también ellos las consideren como tales.”32 El papel de las mujeres como solucionadoras de problemas con frecuencia se relega a la fase final de la cadena de valores, en lugar de en las fases de toma de decisiones. El interés

29

Véase: Estudio de viabilidad sobre la incorporación de la perspectiva de género a REDD+. PNUD-FAO-PNUMA, 2011. pp. 9. 30 Ibíd. 31 Ibíd, pp. 14. 32 Véase: Agarwal, Bina (2001). “Participatory Exclusions, Community Forestry and Gender: An Analysis for South Asia and a Conceptual Framework” en World Development, 29, núm. 10, pp- 1623-1648. Citado en Estudio de viabilidad sobre la incorporación de la perspectiva de género a REDD+. PNUD-FAO-PNUMA, 2011. p. 19.


del sector privado y gubernamental sobre la incorporación de la perspectiva de género puede ser un factor de reflexión para ser incluido en las prácticas y el proceso de incorporación. 33 La importancia de transversalizar la igualdad de género para hacer realidad los derechos humanos, el desarrollo sostenible y/o la erradicación de la pobreza y la reducción de desastres ha sido reconocida en una serie de instrumentos internacionales.

34

Estudios de Caso de Género y Medio Ambiente La participación de las mujeres en la silvicultura comunitaria en India y Nepal.35

Participación por género en la conservación ambiental en Madhya Pradesh, India36

El estudio realizado por Nimai Das en 2011, comprobó que la planificación que toma en cuenta el género en los programas de silvicultura participativa incrementa los ingresos de las mujeres al empoderarlas en el manejo del sistema. Reduce los tiempos de su involucramiento en la recolección de los productos forestales e incrementa su participación en otras actividades forestales tales como el procesamiento de productos. El estudio reveló que las mujeres contribuyeron en mayor medida al ingreso familiar

El estudio sobre los efectos de la participación desglosada por género en la conservación ambiental descentralizada, realizado en 2006, tuvo por objetivo comprender hasta qué punto las mujeres son participantes o beneficiarias iguales de la gestión forestal conjunta y cómo su participación afecta los resultados vinculados a recursos o la efectividad institucional. La investigación es especialmente relevante para contextos en los que las mujeres dependen o están involucradas extensamente en la recolección de productos

33

Hifadhi ya Misitu ya Asili (HIMA). La puesta a prueba de REDD+ bajo la perspectiva de género en Tanzania37 El proyecto de CARE denominado HIMA, en Tanzania, integra un enfoque de igualdad de género y en pro de los pobres en la gestión forestal comunitaria en Zanzíbar a través de un proyecto piloto de REDD+ que se enfoca en proveer a las comunidades dependientes de los bosques, derechos de propiedad, seguros y recompensas equitativas a cambio de servicios del ecosistema y otros beneficios relativos a medios de subsistencia. -Los grupos de ahorro y préstamo para las mujeres en las poblaciones pueden involucrarse en el manejo de los ingresos locales

Coalición Huiarou38

La Coalición está a cargo de una iniciativa explícitamente enfocada al establecimiento de alianzas con organizaciones locales para desarrollar capacidades e incrementar el liderazgo de las mujeres en los espacios para la toma de decisiones, como una estrategia para alcanzar el Objetivo de Desarrollo del Milenio número 3 (ODM3). -Se espera poder contribuir a que las mujeres aumenten su capacidad de garantizar su patrimonio. Por ejemplo: EspaçoFeminista es una organización de base comunitaria brasileña que hace uso de métodos

Hay una gran variedad de estudios que analizan el impacto de la integración del género en varios niveles organizacionales, así como su respectivo impacto en el desempeño. Noruega, por ejemplo, está considerado como un líder mundial de la incorporación del género, dado su uso de cuotas, mandatos y requisitos para un equilibrio de género en los órganos para la toma de decisiones. Véase: Estudio de viabilidad sobre la incorporación de la perspectiva de género a REDD+. PNUD-FAO-PNUMA, 2011. p. 23. 34 Entre ellos se cuentan la Agenda 21 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, 1992); la Conferencia Mundial sobre Derechos Humanos (1993); la Plataforma de Acción de Beijing (4ª Conferencia sobre la Mujer, 1995); la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de discriminación contra la Mujer (CEDAW, 1997); la Declaración del Milenio (2000); El Plan de Implementación de Johannesburgo (Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible (CMSD), 2002); la Convención sobre Diversidad Biológica (CDB); la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD); y el Marco de Acción de Hyogo (Conferencia Mundial sobre Reducción de Desastres, 2005). 35 Véase: Rural Das, 2011. En Estudio de viabilidad sobre la incorporación de la perspectiva de género a REDD+. PNUDFAO-PNUMA, 2011. p. 20. 36 Agrawal et al (2006). En Estudio de viabilidad sobre la incorporación de la perspectiva de género a REDD+. PNUDFAO-PNUMA, 2011. Pp. 20. 37 Véase: Estudio de viabilidad sobre la incorporación de la perspectiva de género a REDD+. PNUD-FAO-PNUMA, 2011. p. 31. 38 Véase: Huairou Commission 2011 en Estudio de viabilidad sobre la incorporación de la perspectiva de género a REDD+. PNUD-FAO-PNUMA (2011). p. 24.


en las comunidades cuyos comités de protección forestal (FPC) estaban gestionados por ellas.

forestales no madereros. Sus descubrimientos estadísticamente significativos fueron positivos en los tres resultados: -La participación de las mujeres se asoció con un incremento de 24% de las probabilidades de controlar el pastoreo ilícito; -Control sobre la tala ilegal 28% mejor; y una regeneración de un 28% de la superficie forestal adjudicada. -Además, en el caso del pastoreo ilícito, los resultados indican que cuando las mujeres pertenecen al comité de protección forestal, participan en las reuniones del comité y patrullan el bosque, la probabilidad de controlar dicha actividad ilícita se incrementa un 25%, a diferencia de las comunidades en donde las mujeres no participan.

derivados de REDD; asimismo, el abordar la actitud de las generaciones más jóvenes con respecto a la conservación también puede usarse como una oportunidad para cuestionar los estereotipos de género. -Las actividades indicativas que lleva a cabo el proyecto son: 1) Mejorar la participación de las mujeres en los comités de conservación en sus localidades 2) Incorporar las necesidades y opiniones de las mujeres en los planes de uso de la tierra 3) Promover fuentes de ingreso para las mujeres 4) Abordar el tema de las necesidades energéticas del hogar 5) Monitorear los impactos diferenciales en los hombres y las mujeres.

participativos para educar y desarrollar capacidades entre las mujeres con puestos de liderazgo en la base. La capacitación se divide en dos áreas: el acceso y el control sobre la tierra y la vivienda y el incremento de la participación de las mujeres en espacios de políticas sociales. EspaçoFeminista ha aumentado la conciencia sobre la desigualdad de género entre las mujeres en la base y les ha hecho ver cómo ésta tiene un impacto negativo en sus vidas; por otro lado, ha fomentado su participación en la toma de decisiones, establecido mecanismos para que puedan influir en las políticas públicas y se les ha apoyado para que aspiren a puestos electivos. A través de este trabajo, las mujeres de la base han influido la política del gobierno sobre la mejora de los barrios marginados y la regularización de la tierra en Brasil a favor de los pobres y las mujeres. Como resultado directo, la tierra se ha normalizado en un antiguo asentamiento irregular y los residentes ya no están en peligro de desalojo.

1.1.5. Derecho a la Salud y Derecho a la Educación. Abordar la salud y los derechos sexuales y reproductivos es una parte integral de los esfuerzos por avanzar en la igualdad de género y es fundamental para lograr la autonomía de las mujeres. En la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo realizada en el Cairo, Egipto, en 1994, reconoció que la “salud reproductiva es una condición de total bienestar físico, mental y social en todas las cuestiones relacionadas con el sistema reproductivo”. El párrafo 96 de la Plataforma de Acción de Beijing declaró asimismo: “Los derechos humanos de las mujeres incluyen su derecho a tener control sobre su sexualidad, incluida su salud sexual y reproductiva, y a decidir libre y responsablemente al respecto, sin


coerción, discriminación ni violencia”. Según la CEDAW, los Estados deben velar por el “acceso de las mujeres a servicios de salud, incluidos aquellos relacionados con la planificación familiar”. Los derechos y la salud reproductiva de las mujeres son cada vez más reconocidos en las leyes y garantizados en las constituciones internacionales. Pese a los avances en algunos países, en muchos más la falta de disponibilidad y acceso a atención de salud reproductiva y la penalización del aborto se traduce en graves limitaciones de los derechos de las mujeres y en algunos casos, en lesiones graves o incluso la muerte de las afectadas. 39 Principio de igualdad sustantiva40

- Implica que los Estados partes de la CEDAW son responsables de afrontar las consecuencias no deseadas de dichas leyes por ello, el Comité les solicitó que revisaran sus leyes y eliminaran las cláusulas punitivas en contra de las mujeres que abortan. - Los comités de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos, sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales y sobre Derechos del Niño han declarado estar preocupados por la penalización del aborto e instaron a varios Estados a revisar o modificar su legislación.

39

Transmisión del VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)41 - Otro ámbito de los derechos y la salud sexual y reproductiva de las mujeres donde aumentan sostenidamente las leyes en materia penal es en la transmisión del VIH, ya sea utilizando el actual derecho penal o bien aprobando nuevas leyes que sancionan específicamente la transmisión del VIH. - A la fecha, 63 países disponen de estas últimas: 27 países de África, 13 de Asia, 11 de América Latina y el Caribe, nueve de Europa, dos de Oceanía y uno de América del Norte. Diecisiete naciones han recurrido a estas leyes para procesar a personas por transmitir el virus. - En todo el mundo, hay 340 millones de infecciones de transmisión sexual (ITS) nuevas por año. Los jóvenes entre 15 y 24 años tienen las tasas más altas de ITS43. - Si no se tratan, las ITS pueden causar esterilidad, enfermedad inflamatoria pélvica, embarazo ectópico, cáncer y dolor debilitante en la pelvis en mujeres y niñas. También un bajo peso del bebé al nacer, partos prematuros y enfermedades físicas y neurológicas permanentes para los niños nacidos de madres con ITS.44

Embarazos en niñas y adolescentes42 - Diariamente, 20.000 niñas menores de 18 años dan a luz en países en desarrollo. - En países desarrollados, también ocurre, pero a una escala mucho menor. - En todas las regiones del mundo, las niñas rurales empobrecidas y con una educación deficiente son más proclives a quedar embarazadas que las niñas urbanas, más ricas y educadas. - Las niñas que pertenecen a una minoría étnica o a un grupo marginalizado, con un acceso limitado o nulo a la salud sexual y reproductiva, incluida la información y servicios sobre anticonceptivos, también son más proclives a quedar embarazadas. - La mayoría de los partos en adolescentes en el mundo, el 95% ocurren en países en desarrollo, y nueve de cada 10 de estos partos ocurren dentro de un matrimonio o unión. - Alrededor del 19% de las jóvenes en países en desarrollo se embarazan antes de los 18 años. - 2 millones de los 7,3 millones de partos de adolescentes menores de 18

Cinco países prohíben el aborto bajo cualquier circunstancia, incluso si el embarazo pone en riesgo la vida de la madre, y 61 países sólo permiten el aborto en circunstancias excepcionales. Debido a estas restricciones, cada año se practican unos 20 millones de abortos en condiciones inseguras que ocasionan la muerte de alrededor de 68,000 mujeres. 40 Véase: El Progreso de las Mujeres en el Mundo. En Busca de la Justicia 2011-2012. ONU Mujeres, 2011. Pp. 42-43. 41 Ibíd. p. 44. 42 Véase: El estado de la población mundial 2013. Maternidad en la Niñez. Enfrentar el reto del embarazo en adolescentes. UNFPA 2013. p. 5. 43 Ibíd. 44 Ibíd. pp. 21-22.


- Otros estudios de ITS y adolescentes también muestran que las mujeres son afectadas con más frecuencia que los hombres. 45 Las ITS son comunes entre adolescentes víctimas de agresión sexual y niños abusados. Sin contar a China, aproximadamente una de cada tres niñas adolescentes menores de 18 años en los países en desarrollo está casada o en una unión de hecho. 46

que ocurren cada año en los países en desarrollo, son partos de niñas menores de 15 años. - América Latina y el Caribe es la única región donde los partos de niñas de menos de 15 años aumentaron. En esta región, se prevé que esos partos aumenten un poco hasta el 2030.47

1.1.6 Derecho a la Educación para la Vida. La educación es un derecho humano fundamental (que todas las personas deben poder ejercer con independencia de sus circunstancias vitales) que además trae consigo importantes beneficios para la sociedad humana en su conjunto. Contar con una ciudadanía adecuadamente instruida es un elemento fundamental para la estabilidad social y política dentro de las naciones y entre ellas. Este interés de la comunidad internacional por la educación ha sido reiterado en una serie de conferencias internacionales, empezando por la Conferencia Mundial sobre la Educación para Todos que tuvo lugar en 1990 en Jomtien (Tailandia). Diez años después, en abril de 2000, 1.100 participantes de 164 países asistieron en Dakar (Senegal) al Foro Mundial sobre la Educación para reafirmar su adhesión a la idea de la educación como derecho humano fundamental y a los objetivos de la EPT. En aquel encuentro hicieron balance de los progresos logrados y aprobaron un Marco de Acción en el que establecían metas para una serie de objetivos actualizados. En septiembre de 2000 se proclamó la Declaración del Milenio por parte de los 192 Estados Miembros de las Naciones Unidas y al menos 23 organizaciones internacionales, en la que se definían una serie de Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que debían cumplirse para 2015 y se señalaba la función cardinal que tiene el acceso a una educación de calidad, no sólo como fin en sí mismo, sino también como medio esencial para cumplir otros objetivos importantes como reducir la pobreza o hacer realidad un desarrollo humano sostenible. 48 45

Véase Dehne y Riedner (2005). Véase UNFPA, 2012. 47 Ibíd. 48 Tras el hito de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing 1995, la comunidad internacional llegó a un consenso para hacer realidad la igualdad de género en la educación. En el Marco de Acción de Dakar, al igual que en los ODM, se definía el doble objetivo de acabar con las disparidades entre los sexos en la enseñanza primaria y secundaria para 2005 y lograr la igualdad de género antes de 2015. Véase: Atlas Mundial de Igualdad de Género en la Educación, 46


- La mayoría de los países desarrollados han alcanzado la paridad en primaria, pero a veces en los niveles superiores aparecen disparidades en favor de las chicas. - En los países en desarrollo lo más frecuente es que los varones tengan mayor acceso a la educación. Pero una vez escolarizadas, las niñas suelen aventajar a los varones en cuanto a progresión educativa y resultados académicos. - A veces el rendimiento escolar femenino también es mejor aun cuando los varones sigan siendo mayoritarios en el número de matrículas. - En todos los países las disparidades entre los sexos y las desigualdades de género están muy presentes en el proceso de escolaridad. Prácticamente todos los países tienen disparidades y desigualdades por resolver que ejercen gran influencia sobre el tránsito de varones y niñas por el sistema educativo. - Al ser las niñas el grupo mayoritario entre los menores de edad que permanecen sin escolarizar, la igualdad de género y la educación de las niñas sigue siendo una preocupación fundamental de las actividades emprendidas en el marco de la Iniciativa Mundial “La educación ante todo” (GEFI, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es prestar asistencia a los grupos y países que se han retrasado en la consecución de los objetivos de 2015.49

- Aunque ciertos países todavía padezcan lo que ha dado en llamarse el “problema masculino”, en numerosos países en desarrollo subsisten barreras que restringen el derecho de las niñas a la educación en muchos aspectos importantes: 1) Barreras familiares: las niñas asumen responsabilidades domésticas y generalmente la educación de los varones suele tener preferencia. Los padres estiman que la educación de sus hijas es una pérdida de tiempo y dinero, dado que en general tienen previsto casarlas a una edad temprana. 2) Barreras sociales. Las niñas sufren presiones en favor de un matrimonio precoz, así como acoso y violencia sexuales dentro y fuera de la escuela, imposiciones religiosas y exposición al VIH/SIDA. 3) Políticas escolares y praxis educativa que no siempre favorecen la autonomía de las niñas ni tratan de responder a sus necesidades a través de programas de estudios, servicios de orientación y asesoramiento, métodos pedagógicos y modelos apropiados de comportamiento femenino.

El 19 de diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 66/170, en la que se proclamó al 11 de octubre Día Internacional de la Niña, con el fin de reconocer los derechos de las niñas y los problemas específicos que afrontan en el mundo entero. Este año, el tema del Día Internacional es “Innovar para la educación de las niñas”. Aunque en el último decenio se han logrado avances notables en este campo, a millones de niñas se les sigue negando el derecho a la educación 50.

1.1.7. Derecho a la Participación Política y Toma de Decisiones. La cantidad de mujeres parlamentarias en el mundo se incrementó en un 8% entre 1998 y 2008, llevando el promedio global a 18.4%. Sin embargo, a este ritmo, la representación política femenina en los países en desarrollo no alcanzará la paridad sino UNESCO 2012. p. 8. 49 Para mayores referencias véase el sitio web de la UNESCO: http://www.unesco.org/new/es/education/resources/infocus-articles/International-Day-Girl-Child/ 50 En el mundo, 31 millones de niñas en edad de cursar estudios primarios están sin escolarizar. De ese grupo, se supone que unos 17 millones nunca asistirán a la escuela. Hay 4 millones menos de niños que de niñas sin escolarizar. Las niñas que no completan la enseñanza primaria tienen más probabilidades de ingresar en el grupo de las mujeres analfabetas, que representan los dos tercios de los 774 millones de personas analfabetas que hay en el mundo.


hasta el año 2045. Se ha demostrado que las cuotas funcionan: las mujeres ocupan alrededor del 19.3% de los escaños parlamentarios en países que aplicaron cuotas electorales, en comparación con el 14.7 % en naciones sin cuotas.51

Factores que propician o restringen la participación de las mujeres en la toma de decisiones52 - Conciencia acerca de sus derechos y de cómo exigirlos. - Acceso a información sobre leyes, políticas, instituciones y estructuras que gobiernan sus vidas. - Confianza, autoestima y habilidades para cuestionar y confrontar las estructuras de poder vigentes. - Redes de apoyo y modelos de roles positivos. - Un ambiente político, legal, económico y cultural que posibilite a las mujeres involucrarse en los procesos de toma de decisiones en una forma sostenible y eficaz.

Factores que restringen la participación de las mujeres. - Dependencia económica y falta de recursos financieros adecuados; - Analfabetismo y acceso limitado a la educación y a las mismas oportunidades laborales de los hombres; - Actitudes culturales y sociales discriminatorias y estereotipos negativos que se perpetúan en la familia y la vida pública; - Carga de responsabilidades en el hogar; Intimidación, acoso y violencia; y falta de acceso a información.

La diversidad de género, de experiencias, de capacidades y formación enriquece a los equipos y consigue mayores logros. Cuando las mujeres están por debajo del lugar que podrían desempeñar de acuerdo con sus capacidades, la sociedad pierde todo ese talento. Queda mucho por hacer: eliminar las brechas salariales, impulsar la coeducación y los planes de conciliación y flexibilidad en las empresas, entre otros. A decir de Sara Berbel (2014:3) Cuesta mucho avanzar en la igualdad y es muy fácil retroceder en cuanto se baja un poco la guardia. Cuando veamos que muchas mujeres de niveles socioeconómicos no elevados pueden también promocionarse y ser independientes, cuando la pobreza deje de ser tan mayoritariamente femenina y alcancemos un cierto equilibrio de sexos en los diferentes espacios de poder, entonces podremos asegurar que empieza realmente el cambio. Todas las que ya lo han conseguido, tienen la responsabilidad de franquear el paso a las demás.53 1.1.8. Otros derechos. Género y Tic´s. Brecha Digital de Género. En los últimos años se ha producido un avance tecnológico que incorpora diversas herramientas ventajosas tanto a nivel personal y profesional de las personas. Sin 51

Para información sobre estadísticas actualizadas de las tasas de participación de las mujeres en los parlamentos nacionales de todo el mundo, la Unión Interparlamentaria (UIP) proporciona promedios mundiales y regionales desglosados por número total de Miembros del Parlamento en las cámaras alta y baja, desagregados también por sexo. En el sitio hay enlaces a datos comparativos por país, además de información sobre asambleas parlamentarias regionales y un enlace a la base de datos de PARLINE para consultar resultados detallados de las elecciones parlamentarias por país. http://www.ipu.org/wmn-e/world.htm 52 Véase: Justina Demetriades (2009). “Género y Gobernanza”, Colección de Recursos de Apoyo, BRIDGE p. 6. 53 Véase: 16 mujeres que han roto el techo de cristal. El Mundo, Lyfestyle. 26 de abril 2014. p. 3.


embargo, también reproducen algunas amenazas sociales. Una de ellas es la transmisión de la desigualdad de género mediante las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). De esta manera, desde las teorías feministas, se ha venido estudiando la situación de las mujeres en la Sociedad de la Información, así como si esta estructura social posibilita el desarrollo igualitario de hombres y mujeres a través de las nuevas redes de información. 54 El artículo 28 de la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres manifiesta la intención de incorporar el principio de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el diseño y ejecución de todos los programas públicos de desarrollo de la Sociedad de la Información, la intención de promover la plena incorporación –en cuanto a acceso y formación en tecnologías de la información y la comunicación– de las mujeres en la Sociedad de la Información, la intención de promover los contenidos creados por las mujeres en el ámbito de la Sociedad de la Información, y la intención de sufragar con dinero público los proyectos del ámbito de las tecnologías de la información y la comunicación que garanticen el lenguaje y los contenidos no sexistas. 55 A pesar de esta apuesta institucional por la igualdad y lejos de lo que cabría esperar, las diferencias entre mujeres y hombres en el campo tecnológico (Romero, 2011), y, concretamente, en el ámbito de las redes sociales (Rodríguez, Vila y Freixa, 2008; Espinar y González, 2009), continúan manteniéndose, aunque en la actualidad las investigaciones realizadas apuntan que dichas desigualdades no se refieren tanto a la presencia (acceso a las TIC) como a la intervención (manejo, uso, actitud, existencia de contenidos en las TIC) de las mujeres en este campo.56 Ahora que está en boga la utilización de las redes sociales como medio de interacción social, resulta prioritario incidir en la importancia de crear y fomentar recursos Véanse: Raquel Barragán Sánchez y Estrella Ruiz Pinto (2013). “Brecha de Género e Inclusión Digital. El potencial de las redes sociales en la educación”. Profesorado Revista de Currículum y Formación de Profesorado, Vol. 17, Número 1, Enero-Abril 2013, Universidad de Sevilla, p. 310. 55 Ibíd, p. 310-311. 56 Algunos estudios recientes (Romero, 2011; Rodríguez, Vila y Freixa, 2008; Espinar y González, 2009) llaman la atención sobre las diferencias de género en el uso de las TIC en educación, evidenciando un mayor dominio de los hombres que de las mujeres en el manejo de estas tecnologías y planteando una visión positiva por parte de los hombres hacia la tecnología mientras que las mujeres presentan una visión negativa hacia la misma, además de demostrar un afrontamiento actitudinal estereotipado por parte de mujeres y hombres hacia las redes sociales. Estas distinciones sujetas al género en la utilización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, y, especialmente, respecto a las redes sociales son variadas (acceso, conocimiento, manejo, uso, actitud, etc.), pudiendo deberse a diversos motivos, pero en cualquier caso representa y reproduce las desigualdades preexistentes entre hombres y mujeres. 54


virtuales no sexistas a través de las redes sociales para transmitir valores igualitarios entre las personas usuarias de estas tecnologías. La extrapolación de esta idea al ámbito educativo, convierte a las redes sociales en una herramienta potencial para educar en la igualdad y borrar los signos de la brecha de género en el campo tecnológico. 57 Las mujeres tienen una barrera de acceso al entorno tecnológico, y de modo particular a Internet. A esta primera brecha, añadamos la dificultad en la producción de contenidos, su visibilidad, como identidad femenina, y el uso avanzado de la Red. La primera brecha es de uso y equipamientos, la segunda está relacionada con la alfabetización y la cultura digital. Las dos impiden la igualdad de oportunidades. Desigualdades de Género y TIC´s en América Latina y El Caribe. 58 -En América Latina, la tasa de acceso a internet pasó del 10.3% en 2005 al 20% en el 2010. -Uruguay, con el quintil más rico, tiene una tasa de acceso casi dos veces mayor que el quintil más pobre. -En el Salvador, Honduras y Paraguay esa relación es 10 veces mayor. A más educación, mayor uso del internet. Más de un 50% de distancia entre personas con educación primaria y universitaria. -La brecha digital de género perjudica a las mujeres ya que la tasa de uso de internet por parte de las mujeres es menor que la de los hombres. -Las mujeres menos afectadas son las asalariadas y las más afectadas son las de todos los niveles educativos, las de quintiles medios y altos de la distribución del ingreso, y las de áreas urbanas.

-La mayoría de los países cuentan con agendas digitales o políticas sectoriales sobre TIC. Existen tres enfoques fundamentales: 1- La necesidad de una participación equitativa de hombres y mujeres en la sociedad de la información. 2- Las TIC como herramientas para alcanzar la equidad. 3- Las TIC como herramientas para reducir la violencia de género

57

-El Uso de Internet por estudiantes en Chile es de 65.7%, de los cuales, el 65.9% son mujeres y el 66% son hombres. -En Uruguay es del 88%, de los cuales 88.3% son mujeres y 87.7% hombres. -En Costa Rica el total es del 67.3%, del cual 66.7% son mujeres y el 67.8% son hombres. -El uso de Internet por personas desocupadas en Brasil es del 41.4%, del cual el 41.5% son mujeres y el 41.3% son hombres. -En Honduras es del 29.7%, del cual 36.3% son mujeres y 23.6% hombres. -En Perú es del 37.8%, del cual el 30.5 son mujeres y el 51.6% son hombres. -En Ecuador es del 25.9%, del cual el 29.7% son mujeres y el 23.5% son hombres. -En El Salvador es del 13.7%, del cual 15.1% son mujeres y 12.7% hombres. -En Paraguay es del 19.1%, del cual 21.1% son mujeres y el 17.9% son hombres. En pocos casos este reconocimiento conceptual se concreta en iniciativas de política. -Las Agendas Digitales que contemplan acciones específicas para el logro de la igualdad de género son las de Ecuador, México y República Dominicana.

Barragán Sánchez, Raquel y Ruiz Pinto, Estrella; “Brecha de Género e Inclusión Digital. El potencial de las redes sociales en la educación”. Profesorado, Revista de Currículum y Formación de Profesorado, Vol. 17, Número 1, EneroAbril 2013, Universidad de Sevilla. Pp. 312. 58 Los datos estadísticos han sido tomados del documento CEPAL (2013): Mujeres en la Economía Digital, superar el umbral de la desigualdad. Documento preparatorio de la XII Conferencia Regional de la Mujer. Desigualdades de Género y TIC´s en América Latina y El Caribe, América Latina Genera/ PNUD, 2013. En http://americalatinagenera.org/newsite/index.php/es/, consultada el 1 de Agosto de 2014.


1.2. Movimientos Feministas y OSC para el avance de los derechos de las mujeres. El movimiento de mujeres tiene una historia de larga data en el mundo moderno.59 Conquistas recientes e importantes en este ámbito han sido, en el ámbito americano, la Convención Interamericana sobre Concesión de los Derechos Políticos a la Mujer, en 1948, y en un ámbito más amplio, la estipulación por primera vez en cuanto a normativa internacional de la explicitación del derecho a no ser discriminado por sexo en la Carta de los Derechos Humanos, de 1948, y la posterior ratificación de la Convención sobre los Derechos Políticos de la Mujer, en 1952. Sin embargo, no fue sino hasta la década de los sesenta y los setenta del siglo pasado, cuando los movimientos de mujeres y sus demandas adquirieron gran notoriedad y comenzaron, progresivamente, a ocupar un lugar prioritario en términos de planificación del desarrollo. En

1975 por iniciativa de un grupo de organizaciones de mujeres y

apoyo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se desarrolló en México la Primera Conferencia “Año Internacional de la Mujer” que inauguró la “Década de la Mujer”. Este hito marcó el inicio de una gran actividad de las Naciones Unidas en relación con la situación de las mujeres, instaurándose así el sistema de conferencias mundiales orientadas a que se aborden las problemáticas de la mujer. 60 Uno de los elementos relevantes de esta época fue la propuesta y finalmente aprobación de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer –creada por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas– de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer en 1979, que establece los estándares y obligaciones internacionales básicas para promover tanto la condición legal igualitaria de la mujer como también asegurar el disfrute efectivo de sus derechos y libertades fundamentales. Durante la década de los noventa, el enfoque de género comenzó a posicionarse dentro de la ONU, proceso que se cristalizó en la realización de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing, espacio en el que se planteó el imperativo de incorporar la perspectiva de género en un ámbito transversal en todas las políticas y temáticas relevantes para el desarrollo (Fries, 2000). Es en medio de estos debates, y su impacto en el ámbito latinoamericano que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos aprobó en 1994 la 59 60

Véase: Mary Nash (2004). “Mujeres en el mundo: historia, retos y movimiento”. Madrid, Alianza. Véase: Anzorena, 2006.


Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, conocida como Belem do Pará.61 En marzo de 1998, varias agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), unieron sus esfuerzos para lanzar la Campaña por los Derechos Humanos de las Mujeres, cuyo lema es “Una vida sin violencia. Un derecho nuestro”.62 Esta campaña se pensó como instrumento de sensibilización a nivel mundial sobre el flagelo de la violencia de género contra las mujeres, en el marco de la conmemoración de cincuenta aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) y el quinto de la Declaración y Plan de Acción surgidos de la Conferencia Mundial sobre Derechos Humanos (Viena, 1993), así como en cumplimiento de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer (Beijing, 1995). Estos instrumentos normativos y compromisos mundiales son de fundamental importancia para la lucha por la eliminación de la violencia contra las mujeres. Si bien la Declaración Universal expresa el carácter universal e indivisible de los derechos humanos de todas las personas, la Conferencia de Viena tuvo la virtud de reconocer que hablar de tales derechos no sólo implica los políticos, sino también los sociales, culturales y económicos. A partir de Viena, la comunidad internacional reconoció que las personas tienen derecho a pensar libremente y a asociarse, pero también al desarrollo y a todos los derechos relacionados con éste (como la salud, la educación y vivir sin violencia). Por su parte, la IV Conferencia de Beijing reiteró las conclusiones y compromisos asumidos en Viena en materia de derechos humanos de las mujeres, e identificó la lucha contra la violencia, como una de las doce áreas estratégicas de acción del Plan de Acción adoptado.63 61

Ampliando la Mirada: La Integración de los Enfoques de Género, Interculturalidad y Derechos Humanos. UNFPA/ONU MUJERES/ UNICEF/ PNUD, 2012, p. 23. 62 Se trata del Fondo de Desarrollo de Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Naciones Unidas para Actividades de Población (FNUAP), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH/SIDA (ONU-SIDA), el Alto Comisionado por los Derechos Humanos (UNHCHR), el Alto comisionado para los Refugiados (ACNUR), y la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL). En varios países también se han unido otras agencias, como la Organización Panamericana de la Salud de la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y el Programa de Gestión Urbana para América Latina y El Caribe de la Agencia Hábitat (PGU-AL/HABITAT)Informe Nacional Bolivia 1999. Proyecto Regional RLA/97/014 Informes Nacionales sobre la Situación de la Violencia de Género contra las Mujeres Campaña Interagencial contra la Violencia hacia las Mujeres y las Niñas (UNIFEM - PNUD - UNICEF - FNUAP CEPAL - ACNUR - ONU-SIDA - UNHCHR), p. 7. 63 Informe Nacional Bolivia 1999. Proyecto Regional RLA/97/014 Informes Nacionales sobre la Situación de la Violencia de Género contra las Mujeres Campaña Interagencial contra la Violencia hacia las Mujeres y las Niñas (UNIFEM PNUD - UNICEF - FNUAP -CEPAL - ACNUR - ONU-SIDA - UNHCHR), p. 7.


La Conferencia de Viena estableció la necesidad de que las mujeres disfruten los derechos humanos en forma plena y en condiciones de igualdad con los hombres, y que ésta debe ser una cuestión prioritaria para los Gobiernos y para las Naciones Unidas. Entre otros aspectos importantes, esta Conferencia subraya la importancia de la plena participación de la mujer, como agente y beneficiaria, en el proceso de desarrollo; que la igualdad de condición de las mujeres y sus derechos humanos deben integrarse en las principales actividades de todo el Sistema de la ONU. Asimismo, enfatiza la importancia de la labor destinada a eliminar la violencia contra la mujer en la vida pública y privada, a eliminar todas las formas de acoso sexual, la explotación y la trata de mujeres, a eliminar los prejuicios sexistas en la administración de la justicia y a erradicar cualesquiera conflictos que puedan surgir entre los derechos de la mujer y las consecuencias perjudiciales de ciertas prácticas tradicionales o costumbres y el extremismo religioso. A partir de dicho marco normativo y referencial, las agencias del Sistema ONU mencionadas lanzan, entonces, la Campaña Interagencial “Violencia contra las Mujeres y las Niñas”, la que ha producido, entre otros, varias publicaciones, un sitio en internet, foros y talleres de sensibilización. Además de participar en varias de las iniciativas de la Campaña, el PNUD decidió, en junio de 1998, contribuir con la realización de un proyecto regional para América Latina y El Caribe con el fin de contar con “Informes Nacionales sobre la Situación de la Violencia de Género contra las Mujeres” (Proyecto Regional RLA/97/014). El objetivo general de este proyecto consiste en la preparación de una serie de Informes Nacionales que recopilen, sistematicen, analicen y ofrezcan información actualizada sobre la situación de la violencia de género contra las mujeres en los diversos países que oriente futuras acciones en este campo.64

64

Ibíd, p. 7-8. Además es relevante recordar que históricamente, la efectiva realización de los derechos humanos evidencia las diferencias y desigualdades que existen entre diversos grupos de la población para ejercerlos. Es así que comienza a gestarse la preocupación por atender a estas poblaciones en desventaja, y sus dificultades particulares, con el objeto de asegurar el cumplimiento de estos derechos en condiciones de igualdad para todos y todas. En este marco, los movimientos de mujeres en el mundo han jugado un rol clave, por una parte, por medio de la presión que han ejercido para la extensión y avance en general de los derechos de segunda generación y, por otra parte, han ubicado las desigualdades entre hombres y mujeres como foco de preocupación del desarrollo, proceso que ha desembocado en la emergencia de la categoría de género y el estudio de las relaciones de género. Véase: Ampliando la Mirada: La Integración de los Enfoques de Género, Interculturalidad y Derechos Humanos. UNFPA/ONU MUJERES/ UNICEF/ PNUD, 2012, p. 23.


1.2.1. Género y Movimientos Sociales.65 A lo largo de su historia, el feminismo y el movimiento de mujeres han buscado tender puentes con distintos actores de la sociedad civil, así como con actores políticos progresistas, con el fin de aunar esfuerzos frente a problemáticas comunes y posicionar cuestiones de género en diversas agendas. Esta labor ha rendido algunos frutos y en las últimas décadas hemos observado cómo la justicia de género ha ingresado en la agenda de algunos gobiernos y de agencias internacionales. Los derechos de las mujeres siguen siendo relegados en otros movimientos sociales que luchan contra distintas formas de desigualdad y que ven en la justicia social uno de sus principales horizontes de acción. El informe Género y movimientos sociales (2013), del Instituto de Estudios sobre el Desarrollo (IDS) de la Universidad de Sussex señala que la injusticia “a menudo parece cegar a sus víctimas frente a otras formas de injusticia”, lo que deriva en la configuración de una mirada excluyente a partir de una jerarquía de injusticias donde la propia requiere una reparación más urgente que otras. Tomando ejemplos de distintas regiones del mundo, el documento del IDS analiza los factores que obstruyen la integración de los derechos de las mujeres a la agenda de otros movimientos sociales progresistas. Entre los aspectos más destacados se cuentan la persistencia de actitudes, prácticas y estereotipos de género en los movimientos, que le asignan a las mujeres roles tradicionales como el cuidado y el apoyo a los miembros de las organizaciones sociales o la realización de tareas administrativas rutinarias; así como prácticas discriminatorias, conductas sexistas, impunidad o invisibilización de la violencia contra las mujeres que tienen lugar en el seno de los movimientos. En algunos casos, la justicia de género es excluida no por falta de interés, sino por el desconocimiento respecto a cómo situarla en las metas y los procesos del movimiento. En este sentido, el informe plantea una perspectiva novedosa en el abordaje de los movimientos de mujeres, al considerar cuestiones poco exploradas, como el modo en que “los movimientos sociales más amplios están pensando en los derechos de las mujeres y la justicia de género”, así como al interrogar el sentido de la “solidaridad con otros movimientos para las agendas de los movimientos de mujeres y por la justicia de género”. El informe también da cuenta de cómo en muchas organizaciones sociales de América Latina, las demandas de las mujeres han sido marginadas. Con frecuencia han sido 65

Artículo consultado en el Sitio Web de Awid http://www.awid.org/esl/Library/Genero-y-movimientos-sociales, el 17 de Agosto de 2014.


consideradas un problema que se resolvería a través de su participación en los movimientos sociales o en el desarrollo de las luchas sociales. Sin embargo, la opresión contra las mujeres sigue ocurriendo incluso a nivel de las organizaciones y de los pueblos indígenas. Algunas organizaciones le han dado prioridad a la lucha de clases o a la lucha contra el Estado, en menoscabo de esta problemática que permanece oculta. Sin embargo, es importante destacar que las demandas de los movimientos de mujeres han ido posicionándose gracias a su trabajo. En la actualidad, independientemente del nivel de comprensión de la situación de las mujeres, de los posicionamientos políticos (ya sean de izquierda o derecha) o de la interpretación que hacen del tema distintos sectores, se reconoce que éste es un aspecto que no ha sido abordado en profundidad. Los movimientos sociales también han entendido que marginar a las mujeres implica marginarse a sí mismos, así como tener un empobrecimiento en el discurso político. Es importante entender que lo que nos queda en la actualidad es romper las fronteras y luchar conjuntamente por las demandas del movimiento de mujeres, el movimiento indígena y otros sectores democráticos en el resto del mundo. Las organizaciones y movimientos de mujeres son agentes centrales del cambio social en las familias, las comunidades y la sociedad en su conjunto 66. Sus acciones han tenido un impacto en la sociedad tanto a nivel estructural como cultural, provocando cambios en las prácticas, los comportamientos, las políticas y las definiciones sociales de ciertos temas. Las personas promotoras de los derechos de las mujeres han jugado un rol central en desafiar los paradigmas culturales opresivos, cuestionar las prácticas de desarrollo y confrontar los discursos fundamentalistas. Éstas cumplen un papel crítico en señalar los sistemas y estructuras que excluyen e impiden que la justicia de género transforme las estructuras de poder existentes, y exigen a los gobiernos y grandes empresas multinacionales que rindan cuentas por el respeto y la garantía de los derechos humanos. Sin las organizaciones de mujeres, no tendríamos tantos avances en los derechos y el empoderamiento económico de las mujeres, en derechos sexuales y reproductivos, en participación política, entre otros. Sin embargo, la naturaleza iterativa de este trabajo –muchas veces avanzando y luego retrocediendo– significa que muchas veces no se lo reconozca y valore lo suficiente. 66

Véase: Fináncialas Informe 2008: Vigilando el Dinero para los Movimientos y Organizaciones de Derechos de las Mujeres de AWID, 2008.


En la actualidad, las organizaciones y movimientos de mujeres de todo el mundo continúan luchando para asegurar financiamiento, ya sea para sus gastos básicos como para sus agendas de cambio social. Durante los últimos años, AWID ha estado recogiendo datos sobre las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres en distintas partes del mundo, con el fin de identificar algunas características generales y de comprender el trabajo que hacen, su alcance y sus prioridades. En términos generales, estas organizaciones son pequeñas, tanto en volumen presupuestal (50% de ellas tienen ingresos anuales menores de USD 50.000) como en recursos humanos (25% trabajan sin personal a tiempo completo). Las organizaciones que respondieron al sondeo 2008 de AWID se encuentran sobre todo en África Subsahariana y en América Latina y el Caribe, con iguales porcentajes en Asia y el Pacífico y Medio Oriente y Norte de África. Una menor proporción de los grupos participantes en el sondeo son organizaciones de mujeres de Europa Oriental y Central y la Comunidad de Estados Independientes (CEI) así como de América del Norte y Europa Occidental.67 Los temas prioritarios del trabajo de un gran número de organizaciones son los derechos de las mujeres en general (58%), la violencia contra las mujeres (41%) y el género (28%). Pese a que la diferencia entre los derechos de las mujeres y el género no es clara en las respuestas al sondeo, estos temas podrían funcionar como aglutinadores para diversas actividades relacionadas a temas más específicos. Asimismo, permiten una combinación de varios enfoques y una mayor aproximación a las mujeres en general. Otros temas que continúan siendo los principales focos del trabajo son el desarrollo y superación de la pobreza (17%), la salud y derechos sexuales y reproductivos (16%) y la educación (16%). 68 Organizaciones al Vigésimo Aniversario de la Convención Belém Do Pará 2014.69 Internacional: Amnistía Internacional. Global Rights Regional: Asociadas por lo Justo (JASS). Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM). Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL). IPAS Centroamérica. La Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PIDHDD). Red Regional de Organizaciones Civiles para las Migraciones. Red Solidaria contra la Impunidad A.C. 67

Honduras: Asociación de Jueces por la Democracia (AJD). Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de las Víctimas de la Tortura y sus Familiares (CPTRT). Convergencia por los Derechos Humanos. Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación de la Compañía de Jesús (ERIC)y Radio Progreso. Foro de Mujeres por la Vida. Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) México: Asistencia Legal por los Derechos Humanos

Véase: Fináncialas Informe 2008: Vigilando el Dinero para los Movimientos y Organizaciones de Derechos de las Mujeres de AWID, p.11. 68 Ibíd. pp. 13-14. 69 Véase el sitio Web de CEJIL: http://cejil.org/comunicados, consultado el 17 de Agosto de 2014.


Argentina: Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) Brasil: Associação Juízes para a Democracia (AJD) Bolivia: Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM). La Oficina Jurídica para la Mujer. La Red Nacional Mujeres y Minería de Bolivia Colombia: Comisión Colombiana de Juristas. Fundación Nydia Erika Bautista por los Derechos Humanos. Red Departamental de Mujeres Chocoanas Costa Rica: Asociación Demográfica Costarricense. Alianza por tus Derechos. Centro de Investigación y Promoción para América Central de DDHH (CIPAC). Centro Integral para los Derechos Humanos de los Migrantes (CIDEHUM). Defensa de Niñas y Niños Internacional (DNI). Red Feminista contra la Violencia hacia las Mujeres Ecuador: Centro de Documentación en Derechos Humanos “Segundo Montes Mozo S.J.”. Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (CEDHU) El Salvador: Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto Terapéutico, Ético y Eugenésico. Asociación Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz. Asociación Salvadoreña de Derechos Humanos "Entre Amigos". Coalición Salvadoreña para la Corte Penal Internacional. Colectiva Feminista para el Desarrollo Local. Espacio de Mujeres Lesbianas Salvadoreñas por la Diversidad. Grupo de Monitoreo Independiente de El Salvador. Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (IDHUCA). Oficina de Tutela Legal Dra. María Julia Hernández Guatemala: Asociación de Familiares DetenidosDesaparecidos (FAMDEGUA). Asociación El refugio de la Niñez. Centro Internacional para Investigaciones en Derechos Humanos (CIIDH). Centro Para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH). Colectivo de Investigaciones Sociales y Laborales (COISOLA). Convergencia por los Derechos Humanos. Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (ECAP). Fundación Myrna Mack. Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales de Guatemala (ICCPG). Red de la No Violencia contra las Mujeres (REDNOVI). Refugio de la Niñez. Seguridad en Democracia (SEDEM). Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos (UDEFEGUA)

(ASILEGAL). Asociación de Familiares de Detenidos. Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, A.C. Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, A. C. Centro de Derechos Humanos de las Mujeres, A.C. (CEDEHM). Centro para el Desarrollo Integral de la Mujer, A.C. Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, A.C. Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos, A. C (COSYDDHAC). Grupo de Mujeres de San Cristóbal de las Casas, A.C. Nicaragua: Asociación Nicaragüense de Transgéneras. Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) Centro de Apoyo Legal a Pueblos Indígenas (CALPI). Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (CEJUDHCAN). Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que trabajan con la Niñez y la Adolescencia (CODENI). Grupo Cívico Ética y Transparencia. Iniciativa desde la Diversidad Sexual por los Derechos Humanos en Nicaragua (IDSDH). Movimiento Autónomo de Mujeres de Nicaragua (MAM). Movimiento Contra el Abuso Sexual (MCAS). Panamá: Coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas de Panamá (CONAMUIP). Centro de Asistencia Legal Popular (CEALP). Movimiento 10 de Abril por la Defensa del Río Tabasará. Paraguay: Agora Espacio Civil. Perú: Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH). Paz y Esperanza. Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX) Venezuela: El Comité de Familiares de las Víctimas de los sucesos ocurridos entre el 27 de febrero y los primeros días de marzo de 1989 (COFAVIC).

Redes y Organizaciones Regionales de Mujeres en América Latina ArticA Asociación Feminista Marcosur (AFM) 
 http://www.mujeresdelsur-afm.org.uy/
 
 La AFM es una corriente de pensamiento y acción política feminista que tiene como eje central de su estrategia, promover el desarrollo de un campo político feminista a nivel regional y global. Está integrada por articulaciones nacionales, tales como: la Articulación de Mujeres Brasileras (AMB), la Coordinación de Mujeres del Paraguay (CMP), la Red Nacional de Mujeres de Colombia, la Coordinadora de la Mujer de Bolivia, por organizaciones feministas con una

Colombia, Panamá, Palestina y otros lugares.
 Observatorio Regional: Ciudades, Violencias y Género 
 http://www.ciudadesygenero.org/ 
 
 El Observatorio Regional: Ciudades, Violencias y Género se propone dos líneas de acción generales: dar cuenta de la evolución y diversificación de la violencia de género en las ciudades, y generar análisis y propuestas para el diseño de políticas públicas. Su enfoque considera centralmente la dimensión territorial y espacial tanto de los hechos de violencia como de las medidas para prevenirlos.
 



trayectoria de más de 25 años de trabajo como Sos Corpo, Colectivo Leila Denis, CFEMEA, REDHE en Brasil, CDE y el Equipo de comunicación feminista de Paraguay, CISCSA en Argentina, Flora Tristán en Perú, CIDEM en Bolivia, etc. y por feministas que participan de diferentes espacios.
 
 ASOCAM 
 http://www.asocam.net/asocam/ 
 
 Es un servicio de gestión de conocimientos para América Latina orientado a proporcionar asesoría técnica a instituciones públicas, agencias de cooperación, programas y proyectos de desarrollo, asociaciones de productores y redes temáticas para apoyarles en incrementar la eficacia y sostenibilidad de los procesos de desarrollo en la región. Su sede regional se encuentra en Ecuador y oficinas filiales en Perú, Nicaragua y Bolivia.
 
 Asociación Caribeña para Investigación y Acción Feminista (Caribbean Association for Feminist Research and Action, CAFRA) 
 http://www.cafra.org/?lang=es 
 
 CAFRA es una red regional de feministas, investigadoras individuales, activistas y organizaciones de mujeres que definen las políticas feministas como un asunto tanto de conciencia como de acción. Comprometidas a entender la relación entre la opresión de las mujeres y otras formas de opresiones en la sociedad, y trabajan en busca de un cambio.
 
 Asociación Internacional de Economistas Feministas (International Association for Feminist Economics IAFFE) 
 http://www.iaffe.org/ 
 
 La Asociación fue creada para dar lugar a una comunidad de economistas y otros/as académicos/as, profesionales y activistas internacionales a quienes les interesa el punto de vista femenino en la economía, la política y en su práctica. Su publicación, Feminist Economics acepta propuestas de artículos para su publicación.
 
 Asociación Latinoamericana de Organizaciones de Promoción al Desarrollo (ALOP) 
 http://www.alop.org.mx/
 
 Asociación de organizaciones no gubernamentales de desarrollo (ONGD), provenientes de veinte países de América Latina y el Caribe, creada en 1979.
 
 Asociación Latinoamericana de Población (ALAP) 
 http://www.alapop.org/2009/index.php 
 
 Organización científica que aglutina a más de quinientos investigadores, estudiantes y otros profesionales de veintinueve países, interesados en estudios de Población de América Latina y el Caribe. Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo (AWID) 
 http://awid.org/esl/ 
 
 Organización internacional y feminista de membresía, comprometida con alcanzar la igualdad de género, el desarrollo sustentable y la realización de los derechos humanos de las mujeres. Es una red global de mujeres y hombres que se dedican a la investigación, la academia, la educación, el activismo, los negocios, la formulación de

Red de Educación Popular Entre Mujeres de América Latina y el Caribe (REPEM) 
 http://www.repem.org.uy/ 
 
 Cuenta con la participación de aproximadamente 140 instituciones, organizaciones y grupos de mujeres en Argentina, Honduras, Bolivia, México, Brasil, Nicaragua, Colombia, Panamá, Cuba, Paraguay, Chile, Perú, Ecuador, El Salvador, Uruguay, Guatemala, Venezuela, entre otros. 
 Red de Género y Comercio 
 http://www.generoycomercio.org/ 
 
 Red de feministas especialistas en temas de género y comercio en América Latina.
 
 Red de Género y Desastres América Latina y el Caribe (GDN-LAC) 
 http://redgeneroydesastres.org/ Red de personas, instituciones y organizaciones comprometidas con la gestión para la reducción del riesgo a desastres. Es parte de la Gender and Disaster Network (GDN – por sus siglas en inglés)) con alcance para América Latina y El Caribe.
 
 Red

de

Mujeres

para

el

Desarrollo

http://www.redmujeres.org/ 
 
 La red un recurso de comunicación e intercambio entre grupos y organizaciones de mujeres de sectores populares en América Latina y el Caribe que trabajamos en proyectos productivos, sociales y económicos. Su propósito es que las mujeres nos ayudemos mutuamente, a pesar de las distancias geográficas y las diferencias culturales, a mejorar nuestros proyectos productivos y microempresas para tener mayores posibilidades de cumplir con nuestro propósito de mejorar la calidad de vida para nosotras mismas, nuestras familias y nuestras comunidades.
 
 Red de Observatorios del Mercado Laboral 
 http://www.empleofoil.oit.or.cr/olacd/index.php?option=com_content&view=a rticle...
 
 El Observatorio Regional está integrado a una Red de Observatorios formada por los ocho Observatorios del Mercado Laboral de Centroamérica y República Dominicana, siete de ellos de ámbito nacional y uno de ámbito regional. Su objetivo es aprovechar el nivel de complementariedad y de coincidencia entre los observatorios, para afrontar proyectos comunes y realizar acciones conjuntas que aporten insumos y recursos a cada uno de ellos. 
 
 Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe (RSMLAC) 
 http://www.reddesalud.org/
 
 La RSMLAC articula personas y organizaciones de movimientos sociales y de salud de las mujeres para impulsar, promover y defender el derecho al acceso universal a la salud integral, el pleno ejercicio de derechos humanos -especialmente los derechos sexuales y derechos reproductivos- y la ciudadanía de las mujeres desde perspectivas feministas e interculturales.
 
 Red

de

Solidaridad de la Maquila (RSM)

http://es.maquilasolidarity.org/RSM 
 
 Organización de derechos laborales y de las mujeres que apoya los esfuerzos


políticas públicas, el desarrollo y el financiamiento de organizaciones.
 
 Banco

de

Datos

Feminicidio

http://www.feminicidio.cl/index.php
 
 Isis Internacional produce y difunde información especializada sobre las distintas expresiones de la violencia sexista además de noticias sobre las campañas y diversas acciones generadas por las redes y organizaciones de los movimientos de mujeres anti-violencia de la región. Dos instrumentos virtuales importantes de esta área son el Banco de Datos sobre Feminicidio en América Latina y el Caribe Español y la Campaña “Pon fin a la violencia contra las mujeres y las niñas” que se difunden a través de Facebook y Twitter.
 
 Campaña

de

Paternidad

http://www.campanapaternidad.org/ 
 
 La Campaña de Paternidad América Latina es parte de la Campaña Global Mencare que busca promover la participación de los hombres en su paternidad y como cuidadores con equidad de género y sin violencia.
 
 Centro Latinoamericano en Sexualidad y Derechos Humanos (CLAM) 
 http://www.clam.org.br/es/default.asp
 
 El CLAM tiene como finalidad producir, organizar y difundir conocimientos sobre sexualidad bajo la perspectiva de los derechos humanos, buscando, así, contribuir a la disminución de las desigualdades de género y al fortalecimiento de la lucha contra la discriminación de las minorías sexuales en la región.
 
 CLADEM 
 http://www.cladem.org/ 
 
 Organización regional que articula a personas y organizaciones feministas de América Latina y el Caribe. Desde un enfoque jurídico político, busca aportar a la transformación social y a la construcción de democracias radicales, desde una perspectiva de interseccionalidad, que reconoce la diversidad cultural, étnico-racial, sexual y social, para el pleno ejercicio y disfrute de los derechos humanos de las mujeres.
 
 Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) 
 http://www.clacso.org.ar 
 
 Institución internacional no-gubernamental. En la actualidad nuclea un total de 323 centros de investigación y programas de docencia de grado y posgrado en Ciencias Sociales radicados en 25 países de América Latina y el Caribe, en Estados Unidos y en Europa.
 Diálogos

Consonantes

http://www.dialogosconsonantes.org/sitio/
 
 Iniciativa de la Articulación Feminista Marcosur (AFM), buscando incidir en el debate y la construcción de una agenda sobre la cooperación y el desarrollo que integre la mirada de las mujeres y el movimiento feminista de América Latina y el Caribe. Enlace Académico Centroamericano 


de trabajadoras y trabajadores de las cadenas de suministros por asegurarse mejores salarios y condiciones de trabajo.
 Red Europea sobre Género y Desarrollo (EURODAD) 
 http://www.eurodad.org/
 
 Red de 55 ONG europeas de desarrollo que trabajan en el cambio de las políticas económicas y para que las poblaciones menos beneficiadas tomen parte en las decisiones que afectan sus vidas.
 
 Red Latinoamericana de Mujeres Transformando la Economía (REMTE) 
 http://www.movimientos.org/remte/ 
 
 Tiene el objetivo de contribuir a la apropiación crítica de la economía por parte de las mujeres, a través de la generación de ideas, debates, acciones e iniciativas políticas.
 
 Red

Mujer

y

Habitat

de

América

Latina

http://www.redmujer.org.ar/
 
 La red está constituida por instituciones y mujeres comprometidas con la promoción de los derechos de las mujeres y con una mayor equidad de género en el campo del hábitat.
 
 Remesas

y

Desarrollo

http://www.remesasydesarrollo.org/ 
 
 Iniciativa de difusión y distribución de información alrededor de la temática de las remesas en América Latina y su impacto en el desarrollo social y económico de la región.
 
 Rendir Cuentas 
 http://rendircuentas.org/ 
 
 Conjunto de organizaciones de la sociedad civil de América Latina y el Caribe que promueven la transparencia y rendición de cuentas. Buscan instaurar prácticas sistemáticas de autorregulación, a través del aprendizaje mutuo, de la transferencia y adopción de estándares voluntarios y comunes.
 
 Sexuality

Policy

Watch

(SPW)

http://www.sxpolitics.org/es/?cat=1
 
 El Observatorio de Sexualidad y Política es un forum global formado por investigadores/as y activistas de varios países y regiones del mundo. Desarrolla estudios evaluativos sobre tendencias globales en sexualidad y políticas de sexualidad, activismo político, construcción de asociaciones estratégicas con actores sociales y publicación de análisis de las políticas y otros materiales, abordando cuestiones relacionadas a las políticas de sexualidad. El sitio está en español, inglés y portugués.
 
 Sin Género de Dudas 
 http://singenerodedudas.com/
 
 Instrumento dedicado a la economía del conocimiento con énfasis en el mercado global, los derechos humanos en el desarrollo, la redistribución equitativa de la riqueza y potenciar los aprendizajes, experiencias y capacidades de las mujeres y los hombres.
 
 Social Watch 
 http://www.socialwatch.org/?q=es
 
 Red internacional que reclama a los gobiernos, al sistema de Naciones Unidas y a las organizaciones internacionales el cumplimiento de los compromisos nacionales, regionales e internacionales para erradicar la pobreza. Publica


http://www.enlaceacademico.org 
 
 Desarrolla actividades curriculares y extracurriculares referidas a las Ciencias Sociales en Centroamérica. Su objetivo es integrar los esfuerzos individuales a una corriente académica conjunta, de manera tal que se nutran las perspectivas de las disciplinas sociales de la región.
 
 Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) 
 http://www.flacso.org/ 
 
 Su principal objetivo es promover las ciencias sociales en América Latina y el Caribe. Hoy cuenta con diecisiete países de América Latina y el Caribe.
 
 Genre en Action 
 http://www.genreenaction.net/
 
 La Red de Género en Acción promueve la consideración de la desigualdad de las mujeres y los hombres en los programas políticos y de desarrollo en más de 50 países, principalmente francófonos.
 
 Grupo Género y Macroeconomía (GEM-LAC)América Latina 
 http://www.gemlac.org/ 
 
 Realiza actividades de formación y capacitación, investigación, difusión de conocimiento e información, incidencia en políticas públicas y fortalecimiento de redes en el campo de la economía feminista. Las personas que integran el grupo GEM-LAC participan además activamente en la Asociación Internacional de Economía Feminista (IAFFE, por sus siglas en inglés).
 
 Human

Rights

Data

Project

(CIRI)

http://ciri.binghamton.edu/ 
 
 Contiene información cuantitativa de los gobiernos en relación a un amplio rango de derechos humanos reconocidos internacionalmente por países con todo tipo de regímenes y de todas las regiones del mundo. Ofrece mediciones sobre prácticas de derechos humanos de los gobiernos, y políticas que no tienen en cuenta los derechos humanos. Una de las dimensiones incluida es la de género: "El derecho de las mujeres a un tratamiento equitativo en la representación política, en la economía y socialmente.
 
 iKNOW politics 
 http://www.iknowpolitics.org/es 
 
 Red Internacional de Información sobre Mujeres y Política. iKNOW Politics es una red interactiva de mujeres en política de todas partes del mundo que comparten experiencias, acceso a recursos y servicios de asesoramiento, y colaboran y trabajan en redes sobre asuntos relacionado al tema de la participación política.


anualmente el Indice de Capacidades Básicas (ISB), y el Indice de Equidad de Género (IEG). El ISB es una herramienta para monitorear la evolución de los indicadores básicos y efectuar comparaciones entre y dentro de los países anualmente. El IEG tiene el objetivo de hacer más visibles las inequidades de género y monitorear su evolución en los diferentes países del mundo. La información se encuentra en español, inglés y francés.
 
 World Values Survey (Encuesta Mundial de Valores) 
 http://www.worldvaluessurvey.org/ 
 
 La red World Values Survey (Encuesta Mundial de Valores - WVS) lleva a cabo una nueva ola de encuestas en el período 2010 2012. Esto proporcionará amplias herramientas para el análisis del cambio social y político. El sitio está en inglés. 
 
 Involucrando

Hombres

(Engaging

Men)

http://www.involucrandohombres.net/es
 
 Se encuentran recursos sobre masculinidades y equidad de género en LatinoAmérica y Caribe (la mayoría en español y portugués). En esta comunidad virtual se conectan personas y organizaciones comprometidas en involucrar a hombres y niños de la región en el logro de una mayor equidad de género.
 
 ISIS Internacional 
 http://www.isis.cl/ 
 
 Centro de documentación de las mujeres de América Latina y el Caribe.
 
 La Vía Campesina 
 http://viacampesina.org/sp/ 
 
 Comprende en torno a 150 organizaciones locales y nacionales en 70 países de África, Asia, Europa y América. En total, representa a alrededor de 200 millones de campesinos y campesinas, pequeños y medianos productores, pueblos sin tierra, indígenas, migrantes y trabajadores agrícolas de todo el mundo. Defiende la agricultura sostenible a pequeña escala como un modo de promover la justicia social y la dignidad. Se opone firmemente a los agronegocios y las multinacionales que están destruyendo los pueblos y la naturaleza.
 



 Fuente: Elaboración de Sara Murúa con información en SENSADAL, Género y Desigualdad en América Latina. Iniciativa de Bridge. Sitio Web consultado el 17 de Agosto de 2014. http://www.sendasal.org/directorio?field_tipo_de_organizacion_tid[2034]=2034&field_tipo_de_organizacion_tid[475]=4 75&page=5.


SEGUNDA PARTE. Igualdad de Género y OSC en México. Capítulo 2. Fomento para el desarrollo de las OSC 2.1. Panorama de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC). Las organizaciones de la sociedad civil, como vigilantes del Estado y la clase política, pueden colaborando

fungir como contrapeso de los poderes

fácticos y el mercado,

con el Estado para proteger su autonomía, así como mejorar su

capacidad regulatoria. Sobran consumidores y observatorios

ejemplos

de estos

esfuerzos: los grupos de

frente a los monopolios de telecomunicaciones; las

instituciones de educación superior que producen diagnósticos y generan propuestas de solución; las organizaciones de seguridad ciudadana que colaboran y se involucran en las propuestas públicas para combatir el crimen organizado, o las asociaciones y redes ciudadanas por la educación

que

promueven,

entre

otras

acciones,

el

desarrollo del servicio profesional del magisterio.70 En México la sociedad civil organizada es muy reducida en comparación con otros países, en los que la articulación ciudadana y su formalización son cosa de todos los días. En este organizaciones

sentido,

la incidencia que se ha

no gubernamentales y apartidistas sobre

conseguido

desde

las decisiones

las

públicas

había sido históricamente acotada y comúnmente tenía poca resonancia mediática. Es posible adjudicar este fenómeno a los altos niveles de desigualdad y pobreza que impiden que la sociedad se organice. Otra de las razones puede recaer en que la sociedad mexicana reacciona coyunturalmente, es decir, se organiza con eficacia solidaria ante catástrofes naturales y después se desarticula. quizá el poco impacto se deba a la herencia de un paternalismo incompetente, pero complaciente, donde depositamos en el gobierno la responsabilidad de resolvernos todos los problemas.71 70

Primera Cumbre Ciudadana para construir un México pacífico y justo: una historia que debe contarse, UNAM y Causa en Común, A.C. México, 2013, p. 24. 71 Ibíd, p. 24.


Organizaciones de la Sociedad Civil en el Mundo y en México

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas (ENCUP) 2012, para el 84% de los ciudadanos mexicanos, la política es mucho o algo complicada y prefieren que los problemas de la sociedad sean resueltos por el gobierno, más que por la sociedad. El 50.7% opina que los problemas de la sociedad deben ser resueltos por el gobierno, mientras el 34.3% cree que la sociedad es capaz de resolver sus problemas sin recurrir a él. Los trámites para registrar una organización de la sociedad civil toman, cuando menos, seis meses y están supeditados a que un notario avale sus estatutos, lo cual implica un costo promedio de seis mil pesos. Esto cierra el espectro de conformación de asociaciones, volviéndolo inaccesible a personas de bajos recursos económicos. Además, estar registrado como asociación civil no facilita necesariamente el apoyo de recursos privados, porque las empresas o personas físicas que desean donar dinero normalmente solicitan un recibo que les permita deducir esa donación de sus impuestos. Sin dinero, es seguro que la sociedad civil poco puede hacer para


moverse.

Obtener el registro de donataria autorizada por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) implica someterse a condiciones

de inmovilidad cívica, y por

lo

tanto

incentiva la simulación y la incongruencia. Por ejemplo, aunque parezca inverosímil, el artículo 97

de la Ley del Impuesto

sobre la Renta (LISR) prohíbe que las

asociaciones civiles promuevan reformas legislativas. hoy en día, la posibilidad de acceder al régimen de donatarias autorizadas está limitada a aquellas organizaciones que fundamentalmente realizan actividades asistencialistas. Si revisamos la cantidad de organizaciones que tienen una Clave Única de Inscripción (CLUNI) otorgada por el Instituto

Nacional de

Desarrollo Social (INDESOL), entenderemos por qué es tan

parca la distribución de recursos entre la sociedad civil. Con esta clave se adquiere el derecho de acceder a apoyos y estímulos públicos, además de recibir asesoría y capacitación de la administración pública federal.72 Hoy en día, cualquier organización que desee ser donataria

autorizada y

dedique sus esfuerzos cotidianos a la lucha por los derechos humanos, equidad de género, asistencia jurídica, pero impulse la modificación de marcos legales, está destinada a que le rechacen la solicitud para ser donataria autorizada. Y ya no digamos aquellas organizaciones que impulsan la rendición de cuentas de las autoridades, la participación ciudadana en decisiones

públicas o que asesoran a

perjudicados en conflictos de carácter laboral; ésas no pueden ni acercarse a entregar solicitudes.

En consecuencia, la mayoría de las organizaciones

designación de donataria

autorizada,

de modo que no puede

no cuenta

con la

recibir donativos

deducibles de impuestos ni estar exenta del pago del ISR como parte del título III de la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR).73 Jürgen

Habermas

argumenta que

la sociedad

civil tiene

dos

vías

Primera Cumbre Ciudadana para construir un México pacífico y justo: una historia que debe contarse. UNAM y Causa en Común, A.C. México, 2013. Pp. 25. 73 Ibíd, pp. 26. 72


procedimentales: por un lado, el conjunto de instituciones que definen y defienden los derechos individuales, políticos y sociales de los ciudadanos y que propician su libre asociación, la posibilidad de defenderse de la acción estratégica del poder y del mercado,

y la viabilidad de la intervención ciudadana en la operación misma del

sistema. Por otro lado está el conjunto de movimientos sociales que continuamente plantean nuevos principios y valores,

nuevas

demandas sociales,

y vigilan la

aplicación efectiva de los derechos ya otorgados. De este modo, la sociedad civil contiene

un elemento

institucional,

derechos de los Estados de bienestar

definido básicamente por la estructura de contemporáneos, y un elemento

activo,

transformador, constituido por los nuevos movimientos sociales.74 Los debates y la polémica sobre si es útil distinguir entre sociedad

civil y

políticos no se han agotado. Lo que es un hecho es que las diferencias entre unos y otros no radican en sus intenciones, sino en sus responsabilidades. Por una parte, los políticos tienen a su cargo la regulación, administración y destino de los recursos públicos, además de decisiones transcendentales que impactan el sentido de nuestra vida cotidiana, por lo tanto recae en la ciudadanía la responsabilidad de observar y señalar aquellas importante

acciones

que

contravienen

el bienestar

institucionalizar mecanismos eficientes

común.

para

Por ello, es

la formación,

el

financiamiento y la rendición de cuentas de las asociaciones civiles. Además de la confusión que causa la retórica de la sociedad civil y sobre la división entre sociedad

civil y políticos, está

donaciones de los ciudadanos no deben

el tema

del financiamiento. Las

tener como objetivo la deducción

impuestos ni el enriquecimiento de las organizaciones;

de

el que se constituyan

formalmente y se alleguen de recursos es benéfico para la sociedad en su conjunto.75 De acuerdo con el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) del Congreso de la Unión, “por cada peso que se dona, las OSC (Organizaciones de la Sociedad Civil) generan mayores recursos vía donaciones en especie, voluntariado y recursos”. De tal suerte que por cada peso de donativo deducible, el gobierno pierde $0.30, el donante aporta 74

$0.70 y las OSC aportan

$4.00 entre

voluntariado,

Habermas, Jürgen. “ La inclusión del otro, estudios de teoría política”. Barcelona, Paidós, 1999. Primera Cumbre Ciudadana para construir un México pacífico y justo: una historia que debe contarse. UNAM y Causa en Común, A.C. México, 2013. Pp. 24. 75


ingresos autogenerados, y recursos gubernamentales, por lo que la sociedad obtiene un beneficio público de $4.70.76 Se requiere de una profunda reforma integral que promueva la conformación de organizaciones de la sociedad civil y que establezca criterios sensatos para permitirles ser donatarias autorizadas, además de eliminar las restricciones que ahora existen para que desde la ciudadanía organizada se puedan impulsar cambios y mejoras a las leyes e instituciones. 2.1.1. Composición del Sector No Lucrativo en México. De acuerdo con el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI), podemos visualizar la organización social en nuestro país como una estructura compuesta por tres sectores principales: 77 1. El gobierno o sector público, compuesto por los tres poderes: legislativo, ejecutivo y judicial, así como los tres ámbitos de acción: federal, estatal y municipal. 2. El sector empresarial como sociedad organizada en torno a un fin de lucro. En este sector se diferencian a las personas morales (empresas, corporaciones, etc.) de las físicas (individuos que realizan una actividad productiva como profesionistas, artesanos, etc.) 3. El tercer sector, integrado por asociaciones, instituciones, movimientos organizados, alrededor de actividades sin fines de lucro. Dentro de este crisol se encuentran las asociaciones religiosas, las de autobeneficio, los partidos y agrupaciones políticas y las instituciones de ayuda a terceros. De las 28,427 OSC78 registradas en Indesol, 7,218 realizan actividades asistenciales, lo que representa el 27%. Del total de organizaciones con CLUNI 26,753 tienen la figura jurídica de asociación civil. De acuerdo al SAT 10,152 están registradas como donatarias autorizadas79. El 66% de las organizaciones con deducibilidad son asistenciales. Dentro del

76

CESOP (2013), Foro Público: Reformas Legislativas para Mejorar la Organización de los Ciudadanos, Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) del H. Congreso de la Unión, LXI Legislatura, pp. 17. 77 CEMEFI, Compendio Estadístico del Sector no Lucrativo, Centro Mexicanos para la Filantropía (CEMEFI), México, 2009, p. 16. 78 Dato del Registro de las OSC. Indesol, 11 de Noviembre de 2014. 79 Dato del Sitio Web del SAT, consultado el 11 de Noviembre de 2014.


crisol de la sociedad civil se encuentran las asociaciones religiosas, las de beneficio mutuo, los partidos y agrupaciones políticas y las instituciones de ayuda a terceros.

OSC 2014 Asociaciones Número Porcentaje Sociales y Civiles de beneficio a terceros 10,790 Donatarias Autorizadas 65% 26,753 Asociaciones Civiles con (Cluni y SAT 2014) Cluni 947 IAP/ 102 ABP/ 46 IBP 138 SC con Cluni 28,427 OSC* Religiosas (Segob, 2014) 8,054 Asociaciones Religiosas 18.5% De mutuo beneficio: Sindicatos (STPS 6,811 Subtotal 16% 2014) y Asociaciones de profesionistas 1,680 Sindicatos (Cemefi 2008) 5,131 Asociaciones de profesionistas Agrupaciones Políticas Nacionales 89 (APN) 0.23% (APN) (2014) 10 (Partidos) Partidos políticos federales (IFE, 2014) TOTAL 43,391 Organizaciones *Con datos del Buscador de OSC, Indesol. 11 de Noviembre de 2014

Las instituciones de ayuda a terceros son la que integran el sector llamado “filantrópico”, que son aquellas que buscan el beneficio y la ayuda a otros, tales como las fundaciones, asociaciones operativas y las instituciones al servicio del sector. Las organizaciones de la sociedad civil de beneficios a terceros representa cerca del 60% de las organizaciones que componen el tercer sector, mientras que las de mutuo beneficio (como sindicatos y asociaciones de profesionistas) y las religiosas representan alrededor del 20% respectivamente. Las asociaciones políticas y los partidos políticos federales representan una mínima proporción. Según datos del Cemefi de 2008, las organizaciones relacionadas la Asistencia social y la Salud representan más del 50% de las OSC de beneficio a terceros, seguido por el sector de Desarrollo Social (14%). En tercer lugar se ubican las de carácter educativo y de derechos humanos (10% respectivamente). Actualmente no se cuenta con estadísticas que muestren la magnitud de las aportaciones que hacen las OSC en el país: tanto en términos de la población atendida directamente o beneficiada por sus acciones, como del ahorro que esto implica para el gobierno en relación al costo que le representa otorgarles ciertos incentivos fiscales, sobre todo si tomamos en cuenta el


valor agregado que representa la calidad de los servicios que prestan. 80

2.2. Legislación para la Gobernanza y las OSC en México. Hasta la fecha, la legislación en materia social está dispersa y no homologada. Tanto en el ámbito público como en el privado existen confusiones y los ordenamientos son caducos. Además de la terminología de caridad, beneficencia, filantropía, solidaridad, desarrollo humano y bienestar, se introduce como el término OSC, el cual se mezcla con el de ONG. En el siglo XXI se concibe a lo ciudadano como un todo que se puede poner en la misma bolsa. Se le agrega al panorama de lo social a los sindicatos, movimientos sociales y agrupaciones políticas, pero sin diferenciar sus orígenes, actividades y propósitos. Es necesario legislar desde una perspectiva integral que contemple el Desarrollo Social, la Asistencia Social como una rama especializada y el Fomento como un gran marco para el desarrollo de la labor de las organizaciones sociales y civiles. Asimismo, es fundamental que las leyes contengan mecanismos para garantizar la Participación Ciudadana y la Transparencia, así como la Rendición de Cuentas. En materia social se requiere de una visión equilibrada entre los sectores público y privado. La legislación nueva tiene como obligación el cubrir los vacíos jurídicos existentes y tener una visión de derechos fundamentales que disminuya la desigualdad y no sólo combata la pobreza. El lenguaje político define como “política social” al conjunto de estrategias y funcionamientos institucionales destinado a enfrentar los “problemas de justicia social”. En un país como México, la cuestión social se define fundamentalmente como una tarea de reducción de la pobreza. Una perspectiva crítica de la política social en nuestro país, nos lleva a la conclusión de que la reforma estructural de las instituciones de asistencia pública sólo será posible a través de una reforma más amplia del Estado mexicano. Este punto

se conecta directamente con la situación de las instituciones

asistenciales en la actualidad. Uno de los grandes retos políticos es hacer de la agenda

80

Incide Social, Definición de una agenda fiscal para el desarrollo de las Organizaciones de la Sociedad Civil en México, Incide Social, A.C.-ITAM-Hewlett Foundation, México, 2007, p. 5-7.


asistencial y de bienestar un asunto de Estado, es decir, una prioridad nacional reconocida por los diversos actores que concurren a la competencia y debate políticos. 81 La sociedad civil se ha apropiado de una serie de iniciativas, tareas y esfuerzos que tradicionalmente recaían de facto en la administración estatal. La composición de la sociedad civil es compleja y variada. 2.2.1. La Ley de Fomento a las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) La Constitución Política de los Estados Unidos contempla en su artículo noveno el derecho de asociarse o reunirse pacíficamente con cualquier objeto lícito; lo mismo que los artículos 25 y 26 prevén las actividades de fomento cuando señalan la participación de la ciudadanía en materias económica y social, dentro del marco de la planeación democrática. El fomento a las actividades de las organizaciones de la sociedad civil es fundamental para dar seguimiento a las acciones emprendidas por el Estado, así como para conocer la forma en como las organizaciones de la sociedad civil aprovechan los apoyos y estímulos otorgados con el objeto de otorgar certeza jurídica tanto al sector público como al privado. Uno de los retos fundamentales que trae consigo el desarrollo del nuevo marco jurídico, es la necesidad de institucionalización de las OSC. La mística y el compromiso, no siempre se acompañaron de mecanismos de control interno. El desorden y la falta de cuidado en el manejo de los recursos públicos puede tener implicaciones negativas para el sector. Las “nuevas reglas del juego democrático” permiten la igualdad de oportunidades. Sólo cuando reglas claras y para todos, es que cada organización esta en igualdad de oportunidades para acceder a las acciones de fomento. En esta y otras leyes que fortalecen la relación sociedad civil-gobierno. Algunas OSC equiparán la normatividad y la transparencia con la burocracia y el control político. La Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental al igual que la Ley Federal de Fomento a las Actividades de las OSC responden a la iniciativa ciudadana de diversos actores sociales. 81

Fuentes, Mario Luis (1999). La asistencia social en México: Historia y Perspectivas. Prólogo de Gilberto Rincón Gallardo. Editorial Paidea, México. p. XXIX.


Ambas son herramientas necesarias para mejorar el ejercicio de la función pública y por ende los bienes y servicios que son responsabilidad del Estado mexicano. La participación de las OSC en México ha sido creciente en los últimos años y su aporte a la democracia, la vigencia de los Derechos Humanos, la inclusión y la transparencia es innegable. Los vínculos que se han establecido entre las OSC y el gobierno federal, en el marco de la historia de nuestro país, se caracteriza por el desencuentro, la ausencia de un marco jurídico y de un mecanismo público definido de comunicación hacia las organizaciones. La urgente necesidad de una Ley de Fomento para las OSC (LFOSC) reunió en los noventa a diferentes instituciones y actores. El proceso culminó con la aprobación de la LFOSC en 2004. Y comenzó una nueva etapa de relación entre gobierno sociedad. A la fecha, sólo diez estados cuentan con una ley local en la materia: Distrito Federal. 23 de mayo 2000. Baja California Norte. 2 de marzo 2001. Veracruz. 8 de agosto 2002. Tlaxcala. 8 de septiembre 2003. Zacatecas. 15 de junio 2004. Tamaulipas. 2 de agosto 2007.

Morelos. 12 de diciembre 2007. Aguascalientes. 21 de octubre 2010. Quintana Roo. 23 de marzo 2012. Baja California Sur. 31 de diciembre de 2012.

Las fortalezas de la LFOSC son las siguientes: 1. Institucionaliza la relación Gobierno-Sociedad Civil y propicia la creación de mayores espacios

de

interlocución.

2. Obliga a la Administración Pública a fomentar las actividades que realizan las OSC. 3. Fomenta la coordinación entre las dependencias y favorece la homologación de criterios en la gestión ante las OSC, contribuyendo a la simplificación administrativa de los trámites. 4. Favorece la transparencia y rendición de cuentas. 5. Establece mecanismos de rendición de cuentas que reciben recursos federales. 6. Genera un Sistema de Información actualizado y confiable sobre las OSC. La Ley les reconoce a las OSC su derecho a participar en acciones de contraloría social de los programas federales; a contar con información de la oferta de apoyos y estímulos del Gobierno Federal a favor de las OSC, a través de la página electrónica


www.corresponsabilidad.gob.mx y a tener la constancia de inscripción al Registro Federal de las OSC que contiene la Clave Única de Inscripción al Registro (CLUNI).

2.3. Recursos para las OSC en México. En México los recursos privados que se canalizan a través de instituciones u organizaciones sólo representan el 13%, la mayor parte de la filantropía y las donaciones que los mexicanos realizan (79%) van directamente a una persona necesitada (Layton et al, 2008). Al respecto CIVICUS (2010) reporta que las donaciones individuales representan 23.4% de los ingresos de las OSC, en tanto que 22% de sus recursos provino del Estado. Además, destaca que lo anterior puede significar un alto grado de autonomía así como una importante inversión en campañas de sensibilización y recaudación de fondos. Cabe agregar que las donaciones de extranjeros representan un 5.6%, la venta de servicios 8.2% y las empresas nacionales 9.8%. Recursos del PCS para las OSC Presupuesto Programa de Coinversión Social (PCS) Indesol. 2008 206,189,344 2009 353,096,868 2010 350,832,463 2011 347,798,724 2012 395,000,000 2013 310,580,879 2014 322,356,731 2015* 343,656,860 Fuente: Elaboración Sara Murúa, con información en los Decretos del PEF y Análisis Funcional Programático de 2008 al 2014 y proyecto de PEF 2015. Informes de la Comisión de Fomento de 2005 a 2012.

Recursos de la APF para las OSC Número de Apoyos Económicos Monto Número de OSC apoyadas 2006 1,173 2006 $1,232,992,843.06 2006 1,679 2007 3,078 2007 $2,201,282,340.00 2007 2,155 2008 3,838 2008 $4,842,004,109.00 2008 2,598 2009 3,625 2009 $3,199,205,283.00 2009 2,587 2010 6,028 2010 $4,350,397,799.00 2010 3,049 2011 5,315 2011 $4,564,815,343.00 2011 2,900 2012 5,716 2012 $6,249,125,131.00 2012 3,251 2013 3,513 2013 $5,408,922,719.00 2013 2,764 Fuente: Elaboración de Sara Murúa con los Informes de la Cuenta Pública de la APF, de 2006 a 2013.


Independientemente de su origen, los recursos con que cuentan las OSC son escasos. Además de que una gran proporción de ellos tienen un origen externo (públicos, filantropía), éstas se concentran en un reducido número de OSC lo que resulta inequitativo. En el año 2007, el 60% del total de recursos recibidos por OSC, se concentró en tan sólo el 7% de las donatarias registradas y en no más de cinco estados del país (Ablanedo, 2009). En relación con los recursos públicos aportados por el Estado en ese año, el 40% del total se concentró en el 12% de organizaciones registradas, mientras que el 72% de las OSC que percibieron recursos gubernamentales, fueron inferiores a 500 mil pesos.

Aunque

la

participación de

la

sociedad

civil organizada en México ha

aumentado, la carencia de recursos imposibilita una participación más profunda en acciones de desarrollo social. 82 Donatarias Autorizadas Total de donativos

En efectivo

En especie

Asistenciales

Educativas

2007 32,977,175,369 2008 22,463, 950,832 2010 26,368,196,443 2011 24,936,254,804 2012 32,918,825,671

2007 22,717,197,770 2007 10,259,977,599 2007 21,609,656,306 2007 2,648,132,902 2008 19,183,218, 2008 3,280,732,364 2008 13,359, 596,018 2008 2,527,731,358 2010 21,934,116,378 2010 4,434,080,065 2010 17,094,075,428 2010 2,527,835,987 2011 22,669,535,773 2011 2,266,719,031 2011 14,425,872,574 2011 2,685,453,342 2012 27,419, 952,861 2012 5,498,872, 810 2012 18,498, 152,450 2012 3,838,165,318 Fuente: Elaboración de Sara Murúa el 10 de Agosto de 2014 con Información en los Informes de Donatarias Autorizadas 2009 al 2013, SHCP.

Donativos en el Distrito Federal, Estado de México, Hidalgo, Nuevo León y Veracruz Distrito Federal

Estado de México

Hidalgo

Nuevo León

Veracruz

2007 20,891,990,122 2008 10,660,002,261 2010 14,552,299,227 2011 12,959,210,328 2012 17,507,940, 609 2013 16,751,824,143

2007 149,342,394 2007 3,295,981,844 2007 2,193,077,559 2007 211,876,337 2008 174,873,950 2008 3,014,015,988 2008 2,009,731,846 2008 300,385,499 2010 157,416,471 2010 2,465,078,228 2010 2,823,048,625 2010 430,561,078 2011 172,267,253 2011 2,399,289,669 2011 3,208,660,218 2011 277,222,499 2012 186,236,973 2012 3,068,205,964 2012 3,626,087, 355 2012 337,250,662 2013 158,588,957 2013 2,846,606,880 2013 4,132,785,647 2013 368,890,078 Fuente: Elaboración de Sara Murúa el 13 de Diciembre de 2014 con Información en los Informes de Donatarias Autorizadas 2009 al 2014, SHCP.

82

Sedesol, Diagnóstico y propuesta de atención del Programa de Coinversión Social (PCS), Indesol 2014, p. 27-28.


TERCERA PARTE. Incidencia de la sociedad civil en México para la institucionalización de las políticas de igualdad en México. Capítulo 3. Movimiento de Mujeres y OSC en México. 3.1. OSC pro mujeres en México. Las organizaciones de mujeres existentes hoy en México tienen como origen dos vertientes principales. Una, ligada a la tradición feminista y centrada en la mujer como género, y otra, a las tareas de beneficencia social, la que dio lugar a las actuales modalidades de organización de "esposas de" y de voluntariado, ligadas algunas a la Iglesia Católica. Se agrega una tercera vertiente desde el mundo popular urbano, donde a partir de los años setenta muchas mujeres actúan organizadamente para resolver sus problemas colectivos. En 1975, en el marco del Año Internacional de la Mujer, se confeccionó un primer registro de asociaciones de mujeres, que incluyó 210 organizaciones ubicadas en el Distrito Federal. Agrupadas según sus objetivos, se observa un mayor peso de aquellas dedicadas a fines asistenciales -de voluntariado y otras-, seguidas en orden de importancia por las de profesionales -abogadas, arquitectas, biólogas, contadoras, médicas, economistas, periodistas y escritoras, entre otras- con objetivos gremiales, por las organizaciones culturales y finalmente aquellas estrictamente políticas. Con diversos grados de institucionalización, sólo una tercera parte de estas organizaciones buscaba específicamente un mejoramiento de la condición de la mujer. La creación de estas organizaciones se extiende desde los primeros años de este siglo hasta 1975. El 60% de las mismas fue fundado antes de 1966, con una alta concentración en la década de los cincuenta. La permanencia de organizaciones por más de cincuenta o sesenta años revela que han existido al amparo de una red institucional fuerte, como puede ser la Iglesia Católica, la tradición de voluntariado en el gobierno o las propias asociaciones de beneficencia de las clases dominantes. Este


registro privilegió la actividad de los grupos de mujeres más tradicionales, sin incluir aquéllas ligadas al movimiento feminista que en esa época ya existían. De hecho, el feminismo había resurgido tras la matanza de jóvenes en Tlatelolco (1968). En 1975 diversos grupos feministas se opusieron a participar en las actividades del Año Internacional de la Mujer, para no aparecer colaborando con el gobierno. No obstante, su ausencia en esos eventos los invisibilizó más. Por ello, en 1976 los distintos grupos decidieron formar la Coalición de Mujeres Feministas en torno a las demandas de maternidad voluntaria, la lucha contra la violencia sexual y la libre opción sexual. También en estos años aparecieron las primeras publicaciones feministas: "Cihuatl" (1975), "Fem" (1976) y "La Revuelta" (1976). En 1979 se creó el Frente Nacional por la Liberación y los Derechos de las Mujeres, FNALIDM, primera instancia unitaria de grupos feministas, sindicatos, grupos de lesbianas y de partidos de izquierda. Presentaron por segunda vez un proyecto de ley sobre maternidad voluntaria junto a la Coalición de Mujeres Feministas, iniciándose uno de los períodos más dinámicos del movimiento (80-81). El proyecto nunca fue discutido, por la presión de la derecha política y la jerarquía católica. Este fracaso desarticuló el FNALIDM y la Coalición se replegó. En el período de mayor movilización se gestó una reunión masiva de organizaciones, que marcó un hito en la historia del movimiento de mujeres de México: el Primer Encuentro Nacional de Mujeres, realizado en noviembre de 1981 en Ciudad de México. Participaron alrededor de 500 mujeres de barrios, sindicatos, comunidades rurales, organizaciones populares, militantes de partidos políticos, promotoras de organismos no gubernamentales, como CIDHAL y Mujeres para el Diálogo, y grupos de comunidades eclesiales de base. Este Encuentro fue el inicio de una ola de reuniones, seminarios, foros y talleres de mujeres, proceso que caracterizó la primera mitad de la década. Inauguró, además, la reflexión y lucha de género en los sectores populares. Los ejes de la discusión fueron trabajo doméstico, trabajo asalariado, doble jornada, familia y sexualidad y participación política de la mujer. Desde comienzos de la década del setenta, se habían fortalecido los movimientos y organizaciones populares independientes del control del gobierno.


Estas organizaciones se aglutinaron en torno a la lucha por un lugar para vivir, el mejoramiento de los servicios públicos y, en general, por mejoras en las pésimas condiciones materiales de vida. La organización más representativa de este movimiento ha sido la Coordinadora Nacional del Movimiento Urbano Popular, CONAMUP, la que en su IV Encuentro Nacional definió a las mujeres como la columna vertebral del movimiento. Cuando el movimiento feminista vivía un tiempo de reflujo, en noviembre de 1983 se realizó el I Encuentro Nacional de Mujeres del Movimiento Urbano Popular, y por primera vez, sin la dirigencia masculina al frente, las mujeres sacaron a la luz sus problemas y llevaron el ámbito privado a la discusión pública. El 8 de marzo de 1984 convocaron a cientos de mujeres colonas que se manifestaron como sector demandando control de precios a los artículos de consumo básico. Esa celebración del Día Internacional de la Mujer fue la primera de una serie ininterrumpida y también por primera vez incorporó demandas de mujeres del pueblo, cambiando el carácter y contenido que hasta entonces había tenido el evento. Por otra parte, si bien no hay un balance de la actual organización de las mujeres campesinas, puede afirmarse que su presencia en el movimiento social de mujeres se ha visto fuertemente incrementada desde los ochenta. En la década de los 80 surgieron importantes redes de mujeres, como la Red Nacional de Mujeres, la Red Contra la Violencia y por los Derechos de la Mujer, la Red Feminista Campesina, la Red de Educadoras Populares, las que lograron una vinculación nacional y permitieron un encuentro entre las demandas de género y las demandas propias de las mujeres de sectores populares. Este nuevo discurso, que aunó las perspectivas de género y de clase, fue gestándose junto con la realización de numerosos encuentros nacionales y sectoriales de mujeres y con la creciente movilización de las mujeres de los sectores populares. Es así como a mediados de esa década, puede hablarse de un movimiento amplio de mujeres en México, con participación de trabajadoras, mujeres populares y feministas. Tras el Primer Encuentro Nacional de Mujeres (1981), se siguieron realizando Encuentros Nacionales Feministas, caracterizados por la diversidad de mujeres y


organizaciones que asisten a ellos. En 1982 nació la Red Nacional de Mujeres y en 1986 la Coordinadora de Grupos Feministas para preparar el IV Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe. Este Encuentro se realizó en Taxco, en 1987, recibiendo a dos mil quinientas mujeres de todo el continente. Ofreció espacios para que discutieran los diversos grupos y tendencias existentes al interior del feminismo, en especial, el feminismo popular. En 1988 irrumpió un serio conflicto electoral por el descontento económico y la desconfianza popular en los cómputos oficiales. Nacieron entonces dos instancias con el propósito de movilizar a las mujeres: la Coordinadora Benita Galeana, que agrupó 33 organizaciones de mujeres urbanas, sindicales, de ONG y de partidos políticos, y la asociación civil Mujeres en Lucha por la Democracia, que pretendía unir a las mujeres al margen de su adscripción partidaria. El gobierno de Salinas de Gortari (1988-1994), ante el rechazo y la presión popular debió tomar medidas que lo legitimaran. Entonces se creó el Programa Nacional de Solidaridad, PRONASOL, favoreciendo la construcción de nuevos espacios de poder y la posibilidad de interlocución de mujeres con el Estado. Al abrirse en 1989 la primera Agencia Especializada en Delitos Sexuales, se recolocó la discusión acerca de las posibles relaciones con el Estado. La propia Procuraduría de Justicia convocó a la formación de un Grupo Plural, integrado por feministas, políticas, funcionarias y diputadas de diversos partidos que trabajaron en un proyecto de reforma a la ley sobre delitos sexuales. Una diputada feminista de izquierda llevó a cabo el trabajo de convencimiento, inaugurando una alianza inédita entre mujeres parlamentarias. El proyecto de ley presentado por todas las diputadas fue aprobado en 1990. En el VI Encuentro Nacional Feminista (1989), cerca de 350 mujeres representantes de 49 organizaciones se reunieron durante cuatro días para discutir sobre cuestiones básicas del movimiento feminista en el contexto de la lucha por la democracia y participar en talleres sobre temas como la problemática de las mujeres mayores, la salud física y mental, el derecho a la libre opción sexual, entre otros. Además plantearon la necesidad de una coordinación que considerara las diferencias


entre las distintas mujeres y grupos. Nació entonces la Coordinadora Feminista del Distrito

Federal,

como

alternativa

organizativa

que

permitiera

cierta

representatividad. En el espacio de la política, el grupo Mujeres en Lucha por la Democracia convocó a constituir una instancia unitaria para lograr que los partidos políticos llevaran mujeres a puestos de representación. Surgió así, en 1991, la Convención Nacional de Mujeres por la Democracia. Si bien los resultados fueron magros, fue un proceso importante que abrió la posibilidad de reunir a mujeres políticas, feministas, colonas, con gran participación de la Coordinación Feminista del Distrito Federal. Al iniciarse los 90 surgen diversos grupos de mujeres en el país. Hay grupos feministas en 32 estados, en algunos se abrieron casas de la mujer o servicios de consulta sobre sexualidad o grupos de apoyo a trabajadoras y a mujeres golpeadas y aumentan los programas de estudios de género en los centros académicos. Un registro de organizaciones realizado en 1992 en los Estados de Sonora, Yucatán y Distrito Federal, contabilizó 369 organizaciones de mujeres. Aquellas dedicadas al voluntariado seguían constituyendo un porcentaje importante del total (29%), seguidas por los grupos impulsados desde el gobierno en el Programa Mujeres en Solidaridad (21%), y las propiamente de género (19%). Menor peso tenían las organizaciones de campesinas, gremiales y académicas. El análisis de 91 de estas organizaciones revela que un alto porcentaje fue creado después de 1980 (84%), y sólo el 4,4% antes de 1969, revirtiéndose la situación del catastro de 1975. El VII Encuentro Nacional Feminista, realizado en octubre de 1992 en Acapulco, reunió a más de 400 mujeres provenientes de 15 Estados de la República que representaron a 97 organizaciones. Un importante aporte, resultado del taller de Políticas Públicas, fue la Propuesta de Acción Positiva. Este documento planteaba la necesidad de avanzar en el diseño y promoción de acciones en distintos ámbitos, la creación de una Ley de Iniciativa Legislativa Popular para hacer frente a la indiferencia de los partidos políticos ante las demandas de las mujeres, y exigía el establecimiento de una cuota mínima obligatoria de participación en todos los


espacios de la vida pública para las mujeres, como forma de garantizar la igualdad entre los géneros.83 3.1.1. El Parlamento de Mujeres. Los días 7 y 8 de marzo de 1998, tuvo lugar en el recinto legislativo, la reunión del Parlamento de Mujeres de México, convocada por las Comisiones de Equidad y Género de las Cámaras de Diputados y de Senadores del Honorable Congreso de la Unión. El 24 de marzo de 1998, se dio lectura ante el pleno de la Cámara de Senadores, al punto de acuerdo, por la Senadora Guadalupe Gómez Maganda (PRI), Presidenta de la Comisión de Equidad y Genero; en la que se propone la designación de las representantes del Senado ante la Comisión Bicameral la proposición se turnó a la gran comisión. El día 29 de abril de 1998, la gran comisión presentó al pleno senatorial el acuerdo donde se designó a las Senadoras que formaron parte de la Comisión Bicameral del Parlamento de Mujeres de México. El Parlamento de Mujeres de México se constituye a través de una Comisión Bicameral integrada por legisladoras del Senado de la República y de la Cámara de Diputados Federal, de acuerdo con los Artículos 46, párrafo segundo, 77 y 90, párrafo segundo, de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos. No existe ratificación por parte de la LVIII legislatura, al punto de acuerdo que crea la Comisión Bicameral, que promueve la reunión anual Parlamento de Mujeres de México, sin embargo, existe la voluntad política de las Comisiones de Equidad y Género de la actual legislatura para continuar con el espíritu de dicho acuerdo parlamentario. La celebración y creación del Parlamento de Mujeres de México en el año de 1998, representó en si mismo, como lo cita el punto de acuerdo emanado de tan importante acontecimiento, un hecho de gran trascendencia política para la historia y desarrollo de la vida democrática del país, convocado de común acuerdo por consenso del total de las legisladoras que integraron la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores de la LVII legislatura, cristalizando los esfuerzos que un gran número de mujeres a lo largo de la historia han venido realizando para lograr plena igualdad de oportunidades en relación con los hombres. Derivado de este evento se consideró necesaria la creación de una Comisión 83

Fuente: Documento consultado en línea http://www.eurosur.org/FLACSO/mujeres/mexico/orga-1.htm

el

19

de

Septiembre

de

2014.


Bicameral integrada por las comisiones ordinarias de Equidad y Género de ambas cámaras, para garantizar la celebración anual del Parlamento de Mujeres de México, adoptando incluso este mismo nombre. Además de este compromiso, las legisladoras y legisladores que integran la Comisión Bicameral “Parlamento de Mujeres de México”, reconocieron la necesidad de llevar a cabo otras tareas adicionales a la sola celebración anual del Parlamento de Mujeres de México, que permitan la efectiva atención de las necesidades de las mexicanas. Lo anterior, deriva de la necesidad de fortalecer las importantes encomiendas y tareas que vienen desarrollando las comisiones de equidad y género de ambas cámaras, estimándose recomendable y oportuno, proceder a su sustento jurídico y a la reglamentación de la misma para su funcionamiento. La denominación de la Comisión Bicamaral “Parlamento de Mujeres de México” tiene entre otros objetivos, además de garantizar la celebración anual del Parlamento de Mujeres de México, promover el análisis, deliberación e intercambio de experiencias entre el Congreso Federal, los Locales, y la Sociedad Civil Organizada, para la promoción e integración de una agenda legislativa nacional, encaminada a eliminar toda forma de discriminación de género; así como llevar a cabo las acciones necesarias para asegurar la participación activa de las mujeres en los ámbitos político, social, económico y cultural de México, a fin de que sus necesidades sean verdaderamente satisfechas. El punto de acuerdo de la LVII legislatura que dio origen a la Comisión Bicameral “Parlamento de Mujeres de México” como una instancia legislativa de vinculación con la sociedad civil, así como el actual marco normativo que rige la vida del Congreso de la Unión, no han sufrido modificaciones, ni en su fundamento ni en su estructura, resultando necesaria una revisión al respecto. Por acuerdo emanado del Parlamento de Mujeres de México realizado en agosto del 2002, se creó una comisión integrada por 10 representantes de organizaciones civiles para trabajar en forma conjunta con las legisladoras federales la elaboración del Reglamento. En este sentido, las Legisladoras Federales y el Organismo de Interlocución Ciudadana lograron de forma conjunta, elaborar un Reglamento que regirá los trabajos de la reunión anual del Parlamento de Mujeres de México 2003, a efecto de incorporar y fundamentar


con mayor claridad, la participación de las diferentes organizaciones de la sociedad civil interesadas en la equidad de género que participaron en dicho parlamento, así como de la propia Comisión Bicameral. Con la reglamentación de la reunión anual del Parlamento de Mujeres de México, se intentó participar en la deliberación y promoción de una agenda legislativa nacional y de políticas públicas para eliminar toda forma de discriminación por cuestiones de género para fortalecer el proceso de la democracia y del desarrollo de la República Mexicana. Este Reglamento, representa un punto de convergencia indispensable en el que las legisladoras federales y locales, así como la sociedad en su conjunto; personas, organizaciones civiles, académicas y los partidos políticos, tendrán eco para que sus propuestas de equidad y no discriminación entre los géneros, accedan y se plasmen en el ámbito legislativo. Este punto de encuentro, buscaba que el Parlamento de Mujeres de México, refrendara una agenda hacia la equidad, estableciendo los mecanismos necesarios para formular responsablemente, propuestas legislativas consensuadas. Se trataba entonces, de crear canales instituidos que desde el Poder Legislativo para permitir la interrelación con los organismos de la sociedad civil, para que desde el Congreso de la Unión, se garantice la participación ciudadana. 84 Desafortunadamente, el Parlamento de Mujeres fue disuelto durante el sexenio foxista debido a la irrupción de las fuerzas conservadoras en nuestro país, pero este ejercicio es un ejemplo de construcción de mecanismos de interlocución entre la sociedad civil organizada y el Poder Legislativo para avanzar en la gobernanza.

84

Fuente: Consorcio para el Diálogo Parlamentario, A.C., Sitio Web consultado el 19 de Septiembre de 2014. http://www.consorcio.org.mx/index.php/experiencias/legislativo/parlamento-de-mujeres


3.1.2. Cronología de la Participación Política del Movimiento Feminista en México, 1970-2000. 1970 – 1980. El precedente cercano fue la existencia de la Unión Nacional de Mujeres Mexicanas creado en 1962, que fungía como la sección femenina del Partido Comunista, aunque estaba integrado en su mayoría por esposas de militantes. El MAS (Mujeres en Acción Solidaria) proponiéndose denunciar la manipulación del Día de la Madre hecha por medios de comunicación y organismos estatales y privados coinciden con un acto de un certamen de belleza cubierto por la cadena Televisa y aparecen por televisión (1971). En 1974 se crea el Comité Nacional por la Libertad de los Presos, Procesados y Perseguidos Políticos, cuyo trabajo se centra en la militancia de las mujeres madres de familia. En 1977 surge la Coalición de Mujeres Feministas con 3 puntos de lucha: a) Aborto Libre y Gratuito, b) Contra la Violación y c) Por la Protección de las Mujeres Golpeadas: Lo integran el Movimiento Feminista Mexicano (salido del MLM en 1976), el MNM, el MLM, el Colectivo de Mujeres y el Colectivo la Revuelta (surgido también de las filas del MLM en 1976). El Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), producto de la unificación de los grupos trotskistas en 1976, forma una Comisión de la Mujer avalada por el Comité Central. Surge Lucha Feminista como un grupo de psicólogas que comenzando como un grupo de estudio planteaban convertirse en un grupo de formación de cuadros con programas de educación feminista, de lucha de clases, nacionalistas y pensando que el proceso de conocimiento y estudio era también un proceso político. En 1978 se invita a participar a Partidos, Sindicatos y Grupos de Izquierda a un acto conmemorativo del Día Internacional de la Mujer. El PCM y el PRT llevaron a cabo una intensa discusión sobre la “Cuestión de la Mujer” presionados por grupos feministas. El surgimiento del Frente Nacional de Liberación y Derechos de la Mujer (FNALIDM) provoca el debilitamiento de la Coalición de Mujeres Feministas al recoger la demanda por la despenalización del aborto en un proyecto de ley presentado por el grupo parlamentario comunista (Coalición de Izquierda), que a raíz de la Reforma Política había llegado a la Cámara, y que entre otras cosas generaría la reacción de la Iglesia Católica auspiciando la creación del grupo Pro-vida. En enero de 1980 se abrió el Centro de Apoyo a Mujeres Violadas A.C., Auspiciado económica y organizativamente por el Movimiento de Liberación de la Mujer, el Grupo Lucha Feminista y CAMVAC. 1981-1987. El 9 de julio de 1982 la comisión organizadora de la asociación Nacional de Mujeres y el

1995. En junio representantes de ONG’s de 20 estados del país se reunieron en una Coordinación Nacional hacia Beijing ´95 para participar en el Foro “Los retos de las mujeres para el año 2000” se dieron a conocer los trabajos y propuestas para que se incluyan en el Plan Nacional de Desarrollo y planifiquen con congruencia los compromisos adquiridos por el gobierno mexicano en las diversas cumbres mundiales. Las ONG solicitaron se les incluyera en la delegación oficial que asistirá a Beijing para incidir en las discusiones y en el documento oficial que llevará el gobierno mexicano. En noviembre en una reunión grupos de mujeres y centros académicos, las 16 legisladoras al Congreso de la Unión del PRD se comprometieron con mujeres del movimiento amplio del feminismo y la academia a impulsar en su trabajo, en todas las comisiones y tareas, una visión de género que haga posible una legislación equitativa para hombres y mujeres en el país. Rosario Robles, diputada plurinominal y dirigente del Comité Ejecutivo dijo que sería posible impulsar cambios y reglamentar el artículo cuarto que garantiza la igualdad de hombres y mujeres. También se dio a conocer la iniciativa de las diputadas para convocar a la creación de un cuerpo asesor nacional, de las mujeres que trabajan a favor de las mujeres, para que orienten, vigilen y analicen la tarea legislativa 1996- 2000. El 5 de octubre se firma la declaración conjunta de la Asamblea Nacional de Mujeres consensada entre representantes de 27 organizaciones y más de 600 mujeres, donde se propone que la Reforma de Estado garantice además del voto libre, el gobierno plural, la justicia y un real Poder legislativo, mecanismos efectivos que permitan a las mujeres acceder a espacios de decisión y también que se adopten Acciones Afirmativas que eliminen las desigualdades entre hombres y mujeres. Por junio de 1997 Cecilia Loría es la primera mujer del Movimiento Feminista que compite por un escaño al Senado de la República por parte del PRD, teniendo propuestas de reforma al código civil, despenalización de aborto, implementación de acciones afirmativas desde la legislación laboral, en materia electoral, etc. En coordinación con otros grupos como Mujeres en Lucha por la Democracia, Mujeres y Punto, AMDEC y Ciudadanas en Movimiento, promueve la organización Poder Femenino. Se trata de un grupo coyuntural que busca hacer converger los esfuerzos de todas estas iniciativas en materia de electoral. El Partido del Trabajo presenta como candidata emergente a Viola Trigo luego de que declinara Francisco Gómez. Propone someter a referéndum el


PMT realizan una marcha mitin de Bucareli a la Secretaría de Comercio para expresar el descontento popular contra el gobierno, entregándose al titular del ramo un documento donde se demostró que el país era más pobre que seis años antes. En abril de 1983 la diputada priísta del XXXII distrito del D.F., Luz Lajous, propugna por la despenalización del aborto para terminar con abusos y arbitrariedades. El 25 de noviembre de ese año, se realizó la Marcha Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, del Monumento a la Revolución al Hemiciclo a Juárez con la participación de GAMU, CIDHAL, el Colectivo de Acción Solidaria con Empleadas Domésticas, el Grupo Autónomo de Mujeres Libertarias, CAMVAC, el Grupo Autónomo de Lesbianas y el PRT. Después de los sismos de septiembre del 85, las costureras intentaron consolidar el Sindicato 19 de septiembre. En ese mismo año, se conforma la organización Mujeres en Acción Sindical (MAS) y se realiza el Seminario Interamericano de Mujeres Sindicalistas. En 1986, Rosario Ibarra de Piedra es nominada al Premio Nobel de la Paz y postulada como precandidata a la presidencia de la república por el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). 1988-1989. En Enero de 1988 arranca la Campaña de Rosario Ibarra de Piedra por la Presidencia por parte del Partido Revolucionario de los Trabajadores (siendo delegada ante ONU por la Federación Latinoamericana de Familiares de Presos y Desaparecidos Políticos) por 2ª ocasión. Rosario en el IV Encuentro Feminista propuso la creación de una Red Feminista que se incorpore a la defensa de los Derechos Humanos en Latinoamérica. 1991. El 16 de marzo se celebró la Convención Nacional de Mujeres por la Democracia (CNMD), para participar en las elecciones federales de 1991. Se reunieron mujeres del PRI (Democracia 2000), PAN, PRD, PRT, organizaciones sindicales, populares, feministas y en lo individual. Esta organización es “la suma de organizaciones sociales de mujeres que apoyan candidatas que asumen un compromiso con la democracia y con las demandas básicas “ de las mujeres. Algunos objetivos son: (1)postulación de candidatas propias para tener mayores espacios en los órganos de dirección y para estar más representadas en el Congreso de la Unión y en la Asamblea de Representantes del D. F.; (2) acabar con todas las formas de discriminación hacia las mujeres; (3) motivar a las mujeres y a la sociedad en general, a utilizar el voto como un instrumento para expresar sus preferencias políticas y defender sus intereses; (4) promover la participación política de la mujer como protagonista y no como apoyo a los procesos electorales. De las 38 precandidatas destacan: Mariclaire Acosta (defensora de derechos humanos), Teresa Aznar (ecologista) Ana Lilia Cepeda (Mujeres en lucha por la Democracia), Evangelina Corona (Sindicato 19 de septiembre), Anilú Elías, Marcela Lagarde, Amalia García (PRD) Y Esperanza Tuñón. El 4 de abril se da a conocer que el PRD y el PT aceptan postular a precandidatas de la Convención, pero tendrían que sujetarse al procedimiento interno de elecciones (en el

tema del aborto; no ha sido muy bien tratada por los medios y calificada de arribista. El 8 de octubre la APN feminista DIVERSA entrega a legisladoras/es la memoria del compromiso “Avancemos un Trecho: Por un compromiso de los Partidos Políticos a favor de las Mujeres” en el que representantes de 8 partidos contendientes en las elecciones del 6 de julio pasado se comprometieron a impulsar reformas legislativas sobre violencia intrafamiliar, guarderías, no despido por embarazo y no al examen de ingravidez, derecho a la no discriminación y regulación más clara sobre derechos y responsabilidades familiares. La Unión de Trabajadoras Mexicanas (UTM) emprende una campaña de recolección de firmas en contra de los despidos por maternidad y del examen de ingravidez, organizaciones como GIRE y diVERSA, APN se suman a esta campaña. En el marco del Día Internacional de la Mujer, se instaló el Parlamento de Mujeres de México, en el Palacio Legislativo de San Lázaro, con una asistencia de 1300 ciudadanas. Tal espacio nació de un Punto de Acuerdo entre sus promotoras de la Asamblea Nacional de Mujeres y las legisladoras, el punto de Acuerdo señaló que la Comisión Bicameral se apoyará en grupos de trabajo especializados con ONG’s y personas en lo individual para debatir y consensar reformas jurídicas a ser aprobadas por el Congreso. A finales de 1998 la Campaña Nacional en contra del despido por embarazo y el examen de no gravidez recolectó cerca de 6 mil firmas que respaldaron una propuesta legislativa que incluye modificaciones al art. 123 Constitucional, a la Ley Federal del Trabajo, a la Ley del ISSSTE y a la Ley del Seguro Social con el fin de proteger los derechos reproductivos como parte de los derechos humanos de las trabajadoras. Se establece una alianza entre las APN’s Mujeres y Punto, diVERSA y Mujeres en Lucha por la Democracia en un diálogo con la Coordinadora de ONG’s por un Milenio Feminista y en el que se acordó buscar que los Partidos Políticos incluyeran a las mujeres en 30% en sus listas de candidaturas para diputaciones federales y locales, así como regidores y síndicos de ayuntamientos del país. Se analiza la propuesta en diVERSA de lanzar por el Partido Democracia Social a Patricia Mercado como candidata a la presidencia de la república. Ana Lilia Cepeda conmina a las APN’s y a las ONG’s a apoyar una alianza opositora (agosto de 1999). A principios del 2000, representantes de ONG’s de Mujeres y mujeres de los partidos políticos suscribieron en denominado Pacto entre Mujeres, hacia una agenda legislativa y de gobierno por la equidad. El Pacto entre Mujeres sumó la firma de 300 candidatas a puestos de elección popular que contendrán en el proceso electoral del 2 de julio de ese mismo año. (El único partido que no firmó fue el PAN) Mujeres con una trayectoria como luchadoras feministas logran entrar a la contienda electoral en abril del 2000 a través de acuerdos y alianzas. La APN diVERSA y el PRD postulan a Ana Ma. Hernández de Consorcio por el Diálogo Parlamentario y la Equidad, como candidata


PRD) y la firma de un compromiso político que sería avalado por la dirección y la comisión electoral (en el PT) del Partido. En junio la CNMD informa de avances significativos para consolidarse como una alternativa político-electoral en la que estén representadas las demandas de las mujeres. Las convencionistas de los partidos tendrían que contender a nivel interno, como la diputada Amalia García y la senadora Ifigenia Martínez. Las precandidatas sin partido tendrían que negociar con institutos políticos como el Partido Ecologista Mexicano (PEM) que propone candidaturas sólo para distritos uninominales, (la CNMD pide plurinominales) y solicita la afiliación y que sean postuladas bajo su emblema; ofrece 50% de candidaturas para mujeres y 50% para hombres. Por su parte, el PRT ofreció una candidatura plurinominal. PT: definiría si otorgaba el segundo lugar de la lista plurinominal. PARM: ofrece 10 candidaturas uninominales y que sus candidatas mujeres se sumen a la CNMD. En el caso del PRI, Gloria Brasdefer, coordinadora del Consejo para la Integración de la Mujer en el D.F., declaró que no aceptarían a las convencionistas porque su partido establecía en sus estatutos que las candidaturas eran sólo para militantes. En mayo, las mujeres convencionistas continúan con sus campañas de proselitismo para obtener votos y ocupar un puesto de elección popular. El 21 de mayo iniciaron la firma de compromisos electorales con partidos políticos para el apoyo mutuo a candidatas a senadoras, diputadas federales y asambleístas. La CNMD tiene registradas 54 aspirantes a contender el 18 de agosto por los partidos PRD, PRT, PARM y el PFCRN. Dos candidatas del CNMD son las más controvertidas: Claudia Colimoro (líder de 15,000 sexoservidoras que trabajan en las ciudad de México) postulada por el PRT a la ARDF e Irma Serrano, convocada por el PFCRN al senado de la República por el estado de Chiapas. 1992. La Convención Estatal de Mujeres en Luchas por la Democracia (CNMD) se constituyó el 16 marzo de l991 en la Ciudad de México como un espacio para las mujeres de los diversos partidos políticos, organizaciones sociales y mujeres sin militancia partidista. El objetivo era obtener que los puestos de elección popular fueran ocupados en un 30% por mujeres como mínimo. En Agosto se realiza el Encuentro Feminista del Valle de México, cuyo objetivo principal fue el “conformar una fuerza política capaz de participar en contiendas electorales y ganar círculos de poder”. 1993-1994. El 13 de marzo se anunció la campaña “Ganando espacio: por Acciones Afirmativas”. En el equipo de Coordinación de Campaña estaban feministas como Cecilia Loría, Susana Vidales, Josefina Chávez, Irma Campos y Adriana Ortega. En el Foro “¿Y las mujeres qué?” del 17 de marzo , se demandó a los partidos porcentajes equitativos de participación femenina y el reconocimiento de la igualdad jurídica. El 20 de mayo representantes de la Campaña entregaron una propuesta a la Asamblea de Representantes del DF (ARDF) para obligar a los partidos políticos a destinar el

plurinominal a la ALDF, a Sara Lovera, secretaria ejecutiva de CIMAC, como candidata plurinominal a la Cámara de Diputados y Elena Tapia Fonllem, vicepresidenta de diVERSA, se convierte en candidata de la Alianza por México para la Jefatura Delegacional en Iztacalco. El 18 de agosto la ALDF reformó el código penal local, iniciativa de la Jefa de Gobierno Rosario Robles para aumentar las causales que permitan el aborto: en casos en que peligra la vida de la madre o por malformaciones congénitas: Días más tarde , el 29 de agosto el gobernador de Guanajuato; Martín Huerta, veta la ley de sus compañeros de partido (PAN), luego que una encuesta reveló que 63% de la población de esa entidad estaba en contra de las reformas a su Código Penal . Antes de que el Presidente Fox integrara su gabinete, la Diputada de Democracia Social Enoé Uranga, hizo pública una lista de 11 candidatas para recordarle su promesa de integrar un número importante de mujeres al gobierno. Sus nombres: Lourdes Arizpe, Patricia Olamendi, Mercedes Barquet, Amparo Casar, Mariclaire Acosta, Rosalba Carrasco, Sabina Berman, Patricia Galeana, Jacqueline Peschard, Cecilia Loría y Patricia Mercado. Por otra parte, Andrés Manuel López Obrador, Jefe de Gobierno del D.F., nombra a nueve mujeres en los 16 principales cargos de su administración. 2001. El 8 de marzo se inauguran las sesiones del Parlamento de Mujeres de México, integrado por las Comisiones de Equidad y Género de la Cámara de Senadores y de Diputados. Diputadas, Senadoras, Sindicalistas, Feministas y Organizaciones No Gubernamentales conformaron la Red de Mujeres para lanzar la Campaña “No al IVA. Súmate” con el fin de evitar que la reforma fiscal del presidente Fox fuera aprobada en la Cámara de Diputados. El 8 y 9 de julio se celebró el Parlamento de Mujeres de México (instalada formalmente el 25 de agosto de 1998, la Comisión Bicameral del PMM como una instancia encargada de abordar los temas de la equidad de género en el Congreso de la Unión) con la asistencia de más de 500 legisladoras de todo el país, representantes de organizaciones, mujeres en lo individual y funcionarias públicas. También participaron organizaciones de corte conservador como ANCIFEM, Provida, la Red “Voz de Mujer” y Mujeres por los Derechos. La feminista Cecilia Loría es nombrada titular del Instituto Nacional de Desarrollo Social (INDESOL), instancia coordinadora del Programa de Coinversión Social, encargada de financiar a organizaciones civiles. 2002.En enero se celebró el 86º aniversario del 1er Congreso Feminista de México realizado en Mérida Yucatán en 1916. Con la participación de Mujeres del PRD, PRI, PAN y Convergencia por la Democracia, quienes expusieron planteamientos a favor de la Equidad de Género y las dificultades que enfrentan en lo interno de sus partidos en materia de Acciones afirmativas. El Partido Político México Posible encabezado por la feminista Patricia Mercado, celebra el 27 de enero su Asamblea Nacional Constitutiva. Con grandes expectativas se ensaya la fórmula que suma: Izquierda


30% de las candidaturas a mujeres. (Propuesta entregada a María de los Ángeles Moreno del PRI). Cecilia Soto es designada candidata a la presidencia de la República por el PT, pertenecía al PARM desde l985. Se opone a la despenalización del aborto. Cuauhtémoc Cárdenas se reúne con integrantes de la Red de Mujeres Ciudadanas que promueve su campaña y propone una consulta nacional en torno a la legislación del aborto. En octubre de 1993 contienden Amalia García de la ARDF y Sergio Aguayo (Presidente de la Academia Mexicana de Derechos Humanos) para ocupar la Presidencia de la Comisión de Derechos Humanos del DF, pero Carlos Salinas de Gortari propone a Luis de la Barreda Solórzano (entonces visitador de la CNDH). Para octubre el grupo feminista “De la A a la Z” publica un manifiesto sobre los 40 años de haberse concedido a la mujer mexicana el derecho a votar. “De la A a la Z” estaba compuesto por Laura Carrera (PRI), Amalia García (PRD), Teresa Incháustegui (PRI), Marta Lamas (Debate Feminista), Cecilia Loría (GEM), Patricia Mercado (MAS) y Rosario Robles (PRD). En enero de 1994 la Asamblea Nacional de Mujeres publica un Manifiesto dirigido a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano (Candidato del PRD). Compuesta por más de 200 mujeres militantes de Partido, feministas, periodistas, sindicalistas, y lideresas populares, en donde solicitan además de mayor participación de ellas en el desarrollo del país, cuotas del 30% a mujeres en sus listas de candidaturas. Para febrero se realiza el III Congreso Feminista de Yucatán con 700 mujeres, el tema central es La Acción Positiva), participan sólo tres hombres (Carlos Monsiváis, José Woldenberg y Gerardo González). Nace “Ciudadanas en Movimiento por la Democracia” formado por unas 60 feministas (Elena Tapia, Pilar Muriedas, Patricia Mercado). Este grupo inicia actividades el 4 de julio en Comisiones como la de Observación, integrándose a Alianza Cívica en 1994. Marta Lamas y Patricia Mercado anunciaron que darían su voto razonado a Ma. De los Ángeles Moreno (candidata del PRI al Senado) por el D.F., porque los candidatos Pablo Gómez (PRD) y Bernardo Bátiz (PRD) no garantizaban el apoyo a las demandas de las mujeres. Para entonces, Rosario Robles y Marie Claire Acosta figuran como candidatas por el PRD. Milenio Feminista nace en 1993 como una red conformada por más de 250 organizaciones, para asegurar la participación de las mujeres en la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer (CCMM) en Beijing China. Después en 1994 decide mantener una coordinación permanente pues evaluó que los logros del Movimiento Feminista en México iban más allá de la IV Conferencia, y surge la Coordinación Nacional de ONGs de Mujeres por un Milenio Feminista. Fuente: Elaboración de Sara Murúa con información de Masculinidades y ex vicepresidente de Diversa, APN.

Moderna, Socialdemocracia y Reformismo, en un bloque identificado más como una Federación de ONG’s que pretende acercarse de manera directa a las demandas ciudadanas con vista a las elecciones del 2003. El 12 de abril se lanza la campaña Por los Derechos Civiles por parte de Ronda Ciudadana, iniciada desde finales del 2001, con el impulso conjunto de representantes de sectores académicos y artísticos defeños y del Movimiento Feminista como Marta Lamas, Patricia Mercado y Católicas por el Derecho a Decidir. El 24 de junio se publican en el Diario Oficial de la Federación las reformas al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales que aseguran que las mujeres tendrán una mayor participación política, mínimamente con un 30% en las listas de candidaturas a senadoras y diputadas con una aplicación para por lo menos los 5 procesos electorales siguientes; la presión de organizaciones y redes feministas para la publicación de las mismas fue determinante. El Parlamento de Mujeres de México realizado en el mes de agosto en las instalaciones del Senado de la República contó con una conformación plural: organizaciones del Movimiento Amplio de Mujeres así como del Movimiento Feminista y los grupos de mujeres del ala conservadora. Al cierre de las conclusiones en la Plenaria, se asignó la elaboración del reglamento para el próximo PMM del 2003 a un grupo integrado por 5 organizaciones progresistas (Milenio Feminista, DIVERSA, Consorcio por el Diálogo Parlamentario y la Equidad, la Red de Mujeres Economistas y mujeres del SNTE) y 5 organizaciones del ala conservadora (Agrupación Política Femenina, ANCIFEM, Voz Pública A:C., Sociedad y Familia y la Asociación de Abogadas Cívica Mexicana).

Jorge Yáñez López, Investigador Jurídico y especialista en


3.2. La institucionalización de la perspectiva de género en México. 85 La institucionalización de la perspectiva de género fue pensada por los movimientos feministas mundiales como un objetivo a lograr para que las poblaciones de mujeres pudieran alcanzar la igualdad de derechos, de trato y de oportunidades con respecto a los hombres e intragénero, tanto en los espacios públicos como en los privados. Incluir la perspectiva de género en el ámbito político, significa diseñar e implementar programas que ayuden a disminuir las brechas de género entre mujeres y hombres y garantizar el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres. Asimismo, significa contar con instituciones que se dediquen a crear políticas públicas con esta perspectiva y fomentar su transversalización. Actualmente, México cuenta con veintinueve institutos estatales, un consejo estatal, dos secretarías y con un organismo rector llamado Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), constituidos a partir de 1987 a 2003. Estos fueron iniciativa de los movimientos feministas mexicanos que buscaban contar con instituciones que trabajaran en pro de los derechos humanos de las mujeres, con el fin de lograr primero la equidad y, posteriormente, alcanzar la igualdad de derechos con los hombres. De acuerdo con estos movimientos, la creación de organismos de mujeres (presentes tanto en la sociedad civil, como en la administración pública), acortaría poco a poco las históricas brechas de género hasta lograr la igualdad, a través de la aplicación de esta perspectiva, en forma de política pública. En el año de 1980 inicia la tercera ola feminista en México y con ella el proceso de institucionalización, tanto de los feminismos como de la perspectiva de género. Al inicio de esta ola se creó el primer programa ocupado en beneficiar a las mujeres mexicanas, a través del Consejo Nacional de Población (CONAPO) , del cual dependió el Programa Nacional de Integración de la Mujer al Desarrollo, “encargado de promover medidas para el mejoramiento de la condición de las mujeres en México” (Sauri, 1997). Este programa fue uno de los más importantes resultados de la celebración de la Convención para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra las Mujeres en 1979 (CEDAW). 85

Ver: Ulloa Pizarro, Citlalin. “La institucionalización de la perspectiva de género en México: una política pública en transición”. Revista Análisis Público, Número 2, Primer Semestre 2013, p. 19-20 y 25-29.


En noviembre de 1981, dan inicio los encuentros nacionales e internacionales de mujeres que fueron “clave para desatar procesos de reflexión, organización y acciones masivas feministas en los sectores populares” (Espinosa, 2006). Así como para la creación de instancias como la Coordinadora de Grupos Autónomos Feministas (1982), la Red Nacional de Mujeres (1983) y Comunicación e Intercambio para el Desarrollo Humano en América Latina (CIDHAL). Lo que dio como resultado, entre otros eventos, en la organización de comisiones para elegir representantes que asistieran a las conferencias mundiales de la mujer, organizadas por la ONU. A la mitad del sexenio de 1982 a 1988 se encuentra el principal antecedente de los procesos de institucionalización de los movimientos feministas, evidentes en la constitución de algunas organizaciones de mujeres en asociaciones civiles. 86 Fue este el caso del Movimiento Nacional de Mujeres (MNM), cuyo principal objetivo era analizar las causas de la subordinación y discriminación jurídica, política y social de la mujer, de acuerdo con teorías surgidas en Estados Unidos, Francia e Italia. Aunque los temas por los que abogaban los grupos feministas87 de esa época seguían concentrados en la despenalización del aborto, la maternidad voluntaria y la violencia sexual hacia las mujeres (tal y como lo hicieron los movimientos de la segunda ola), surgieron diferencias internas dentro de los grupos y esto ocasionó fracturas en los frentes y convergencias. Para fines de la década de los años ochenta, algunas de las dirigentes de las organizaciones feministas dieron inicio a la construcción de vínculos con los partidos políticos y algunas dependencias de la administración pública. 88 Lo hicieron a través de colectivos o de feministas militantes de algunos partidos políticos de las izquierdas como el 86

“Entre las ONG que fueron constituyéndose en el Valle de México dieron prioridad al trabajo con las mujeres de sectores populares se encuentran: Acción Popular de Integración Social (APIS); el Centro de Apoyo de Mujeres Violadas (CAMVAC); que posteriormente se convertiría en el Centro de Orientación Contra la Violencia (COVAC); el Equipo de Mujeres en Acción Solidaria (EMAS); el Grupo de Educación Popular con Mujeres (GEM) y Mujeres en Acción Sindical (MAS). Ninguna de estas organizaciones de la sociedad civil tuvo como origen un grupo de autoconciencia; más bien, en ellas confluyeron mujeres comprometidas con la lucha social que a la vez tenían una postura crítica ante las relaciones de género” (Espinosa, 2006: 50). 87 Algunos de ellos fueron: La Coalición de Mujeres (1976); el Frente Nacional de Liberación de la Mujer (1979), entre otros. 88 “Este fue el caso de la Coalición de Izquierda Parlamentaria de la Cámara de Diputados, al cual, el Frente Nacional de Liberación de la Mujer le presentó un proyecto de ley sobre maternidad voluntaria y despenalización del aborto y formuló una plataforma que incluía demandas por la igualdad política y legal de las mujeres, derecho al trabajo, autonomía sobre el cuerpo y la sexualidad, seguridad social y reconocimiento del trabajo doméstico, pero nunca tuvo respuesta” (Espinosa, 2006: 48).


Movimiento Amplio de Mujeres (MAM) que incidió en la toma de decisión, como menciona Serret (2000): “Algunas mujeres en la administración pública empiezan a encontrar plausible, e incluso redituable políticamente, impulsar demandas feministas en los proyectos de gobierno a distintos niveles sobre todo en los terrenos de la salud y el desarrollo”. La separación de las feministas institucionales fue el antecedente más importante para el tema del que me ocupo en este artículo, porque sus planteamientos abrieron posibilidades para que la perspectiva de género adquiriera una dimensión institucional. A finales de la década de los años ochenta, mientras que los movimientos feministas se dividían, la nueva derecha empresarial y partidista inició una movilización social llamada “México en la libertad”, la mayoría de los integrantes del “neopanismo” llegaron al poder en varias entidades del país y afianzaron triunfos en el Congreso de la Unión, gracias a la simpatía que despertaron entre la gran mayoría de las clases medias mexicanas. Se dividían en dos grandes grupos: los oriundos del Bajío, quienes defendían la tradición hispanista y el catolicismo conservador y estaban vinculados con las posiciones de ultraderecha que habían entrado al PAN. Asimismo, en el sexenio de Salinas se unieron al PAN varios organismos de la ultraderecha como: a) Movimiento Unificado de Renovadora Orientación (MURO); b) Desarrollo Humano Integral y Acción Ciudadana (DHIAC); c) Asociación Cívica Femenina (ANCIFEM) y d) grupos de choque como Tecos y Conejos30 . De ese modo, la infiltración originó disputas en el interior del partido, principal mente por el movimiento Foro Democrático y Doctrinario que quería que el partido retomara sus principios, pero al ver su fracaso, los doctrinarios renunciaron al partido en 1992 y desde entonces ha sido constituido por el grupo de los neopanistas. A la implementación de una política privatizadora, la llegada masiva de empresas trasnacionales, la adhesión de México al proceso de globalización y como una paradoja a la frase del sexenio de Zedillo: “Bienestar para tu familia”, hubo un crudo aumento de desigualdades sociales y la presencia de una fuerte crisis económica que agravó la pobreza y alentó a la elaboración de los primeros análisis sobre las diversas problemáticas de las mujeres en el ámbito laboral como: el acoso sexual, el pago de menores salarios y su escasa presencia en puestos de toma de decisión.


También se hicieron más contundentes las demandas de políticas de equidad, se constituyó con mayor fuerza la vertiente del feminismo indígena y se elaboraron estudios sobre mujeres y pobreza. Fueron importantes las investigaciones que abordaron problemas de salud pública, educación, alimentación y violencia y, aquellos vinculados con el levantamiento zapatista de 1994. La Organización de Naciones Unidas invitó a los Estados Parte a ratificar varias convenciones y tratados internacionales, basados en derechos humanos. La ratificación de esos marcos legales como la Declaración de Beijing alentó el financiamiento de proyectos sobre mujeres, realizado por organizaciones de mujeres de la sociedad civil y agencias financiadoras internacionales. 89 Después de estas ratificaciones varias de las feministas que trabajaban en organizaciones de la sociedad civil se vieron forzadas a desintegrar sus organizaciones a causa de la falta de presupuesto. Esto resultó en que una gran mayoría comenzara a migrar hacia la academia para realizar investigaciones y trabajos teóricos con perspectiva de género, desde esas instituciones. Otras se ubicaron en los principales partidos políticos para ocupar puestos administrativos o de representación política, dentro de la función pública y otras más decidieron quedarse a apoyar al movimiento feminista autónomo. En parte porque la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) “sugirió el establecimiento de estudios de la mujer en México” (Barquet, 1996), algunas feministas académicas formaron grupos dedicados a la investigación por disciplinas y otras crearon programas interdisciplinarios dentro de algunas instituciones de educación superior.90 Este fue uno de los eventos importantes para el proceso de inclusión de la perspectiva de género en la academia, pero el otro suceso trascendente fue la creación del Programa Nacional de la Mujer (PRONAM) (1995-1998) que formó parte del Sistema Nacional de Planeación. Esto lo convirtió en un organismo de observancia obligatoria para las entidades de la administración pública federal y para las paraestatales, dependientes del 89

Como han sido el Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, Mama Cash Global Fund for Women, entre otros. 90 Como el Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer (PIEM), de El Colegio de México(1983); el Centro de Estudios de la Mujer, antecesor del Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG), de la Universidad Nacional Autónoma de México (1983) y la Maestría en Estudios de la Mujer de la Universidad Autónoma MetropolitanaXochimilco.


Gobierno Federal, como menciona Sauri (1997): “El PRONAM40 estaba encargado de impulsar la formulación, el ordenamiento, la coordinación y el cumplimiento de acciones encaminadas a ampliar la participación de la mujer en el proceso de desarrollo en igualdad de oportunidades con el varón”. En otros términos, la tarea principal del PRONAM era formular, normar, coordinar y vigilar los programas gubernamentales relativos a la mujer, así como promover la participación de organizaciones civiles dedicadas a trabajar para esa población. El PRONAM (tal como lo hace ahora el Inmujeres), se ocupaba de incorporar la perspectiva de género en la planeación, diseño y ejecución de políticas públicas multisectoriales para que, junto con las entidades de la administración pública federal y las paraestatales, se atendieran las diversas situaciones de las mujeres. Desde el inicio, el PRONAM dio prioridad a esas acciones para beneficiarlas, sobre todo, en situación de pobreza y violencia, así como en los ámbitos de la educación, la salud, el trabajo, los derechos humanos, la cultura de igualdad, los medios masivos de comunicación y la familia, entre otros. Posteriormente, en el año de 1998, el PRONAM se convirtió en la Comisión Nacional de la Mujer (CONMUJER), como un organismo desconcentrado de la Secretaría de Gobernación, encargado de promover la ejecución, evaluación y seguimiento del “Programa Nacional de la Mujer, Alianza para la igualdad”, tanto en la administración pública federal como en los programas estatales.91 De manera simultánea a la creación del CONMUJER, en el Distrito Federal se fundó el “Programa para la Participación Equitativa de la Mujer” (PROMUJER).92 En ese mismo año, alrededor de 1,300 mujeres de todos los estados llegaron a la Cámara de Diputados e instalaron el Parlamento de Mujeres de México.93 La intención fue discutir temas y conformar la Comisión Bicameral, “cuya función era la promoción de una agenda legislativa nacional y de políticas públicas para eliminar toda discriminación de género” (Domínguez, 1999: 207). También se creó la Comisión de Equidad y Género en el 91

En CONMUJER hubo dos coordinadoras generales: La Lic. Dulce María Sauri (1998-1999) y, posteriormente la Lic. Guadalupe Gómez Maganda, quien sólo estuvo en ese cargo por un año, de1999 a 2000. 92 La primera Coordinadora general de PROMUJER fue Patricia Olamendi. En 1999, al ser Rosario Robles la Jefa del Gobierno del Distrito Federal, el PROMUJER cambió de Coordinadora general: Gabriela Delgado (1999-2000). 93 En ese movimiento participaron senadoras, legisladoras, académicas, diputadas, militantes de diversos partidos, representantes populares, ciudadanas e integrantes de organizaciones de la sociedad civil, incluido el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Católicas por el Derecho a Decidir (CDD-México) y Salud Integral Para la Mujer (SIPAM).


Congreso de la Unión, así como en quince estados de la República y se logró la reforma a la legislación en contra de la violencia intrafamiliar en el Código Penal. En el año 2000, el candidato del PAN: Vicente Fox fue electo presidente, lo cual significó un cambio por ser el primer candidato que no perteneciera al PRI y que además, fuera integrante de las derechas mexicanas. A inicios de su sexenio publicó un documento que contenía sus compromisos en el “Proyecto para la Nación” sobre libertad religiosa y las relaciones Iglesia-Estado. Asimismo, con la entrada del PAN al poder, las políticas de género tuvieron una remarcable presencia política y pública en el país, lo que no había sucedido en sexenios anteriores. En ese mismo año, el PROMUJER cambió de nombre y atributos. El recién creado Instituto de la Mujer del Distrito Federal (Inmujer) que desde entonces fuera un órgano desconcentrado de la Secretaría del Gobierno perfiló su quehacer “hacia dos grandes estrategias de intervención pública: la igualdad de oportunidades, con la primera división y la transversalidad y el mainstreaming con la segunda” (López García, 2008: 11). En su calidad de presidente, Fox designó a la primera presidenta del primer Instituto Nacional de las Mujeres en México (2001), constituido, en sus inicios, por una gran mayoría del personal que había formado parte de la Comisión Nacional de la Mujer (CONMUJER). Inmujeres creó el Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y No Discriminación contra las Mujeres (PROEQUIDAD) que incluyó los tres postulados fundamentales del gobierno de Fox: “Humanismo, Equidad y Cambio” en las cuatro temáticas del Programa. Durante ese sexenio (2001-2006) el Inmujeres se ocupó de iniciar relaciones con otras secretarías, así como en realizar programas de capacitación en las ciudades de los estados de la República Mexicana para interactuar con los organismos de las mujeres. En ese mismo año, el Instituto de las Mujeres del Distrito Federal (Inmujeres-DF) es nombrado coordinador de los Centros Integrales de Apoyo a la Mujer (CIAM) que constituyen la representación de este instituto en las dieciséis delegaciones de la ciudad de México. Un año después se divulgó la Ley del Inmujeres-DF94 (2002), en la Gaceta Oficial 94

Esta Ley dio inicio a la implementación de programas diversos sobre mujeres: a) trabajadoras sexuales de la tercera


del Distrito Federal y el Inmujeres implementó el Modelo de Equidad de Género (MEG) “con el fin de apoyar el proceso de institucionalización de políticas de equidad de género en organizaciones públicas y privadas. Se trata de un modelo con el que se distingue a las organizaciones que adoptan una serie de medidas para garantizar condiciones de equidad a sus empleados y empleadas” (Inmujeres, 2005: 7). En ese mismo año, el Inmujeres publicó también el documento Cultura institucional y equidad de género en la administración pública. Su objetivo fue dar a conocer los resultados de la aplicación del “Estudio género y equidad” que reunió las percepciones y opiniones de una parte (no representativa) de la población de funcionarias/os públicos, en torno a la equidad entre los sexos, al interior de la dependencia en la que laboraban. Posteriormente, Inmujeres publica el “Programa de institucionalización de la perspectiva de género en la administración pública” (2005) que presentó un diagnóstico, tanto de la situación del personal de la administración pública como de sus percepciones en torno a diversos aspectos de índole laboral y su relación con la equidad entre mujeres y hombres. Su fin principal fue presentar un diagnóstico de la percepción de los servidores públicos en torno a la discriminación de género, al interior de la administración pública y promover líneas de acción (basadas, principalmente, en la igualdad de oportunidades, equidad y no discriminación), así como presentar indicadores para evaluar avances tanto de las brechas como en las desigualdades de género. A partir de la creación de este Programa, el Inmujeres formó un área específicamente dedicada a la transversalización de la perspectiva de género en la administración pública que hoy sigue vigente.

Mecanismos para el adelanto de las mujeres en México.

edad; b) con VIH-SIDA; c) en reclusión; d) violencia en el noviazgo; d) delitos y adicciones; e) atención al cáncer de mama; y f) familias, entre otros.


A partir de los años setenta hubo esfuerzos por atender la especificidad de la situación de las mujeres, intentando abatir la pobreza y la marginación de muchas de ellas. En 1974 se estableció en México el Programa Nacional del Año Internacional de la Mujer, a través del cual se realizó el Primer Informe de México sobre la Condición de la Mujer. Para 1975 se celebró en México la Primera Conferencia mundial sobre la Mujer. En su Plan de Acción se estableció la necesidad de garantizar el acceso equitativo de las mujeres a recursos como la educación, las oportunidades de empleo, la participación política, los servicios de salud, la vivienda, la nutrición y la planificación familiar. En 1989 el Plan Nacional de Desarrollo incorporó por primera vez entre sus objetivos de política social la promoción de la condición de la mujer. Mecanismos para la Igualdad de Género en México  Unidades Agrícola-Industrial de las Mujeres (UAIM). La Ley Federal de Reforma Agraria estableció, en 1971, la igualdad jurídica entre el hombre y la mujer en materia de dotación de tierras.  Programa Nacional de Integración de la Mujer al Desarrollo. Creado en 1980 dentro del Consejo Nacional de Población (Conapo).  El Programa de Acción para la Participación de la Mujer Campesina en Consecución del Desarrollo Rural (Promuder), de la Secretaría de la Reforma Agraria, careció de un sólido análisis de las causas estructurales que producen la desigualdad genérica y social.  Programa para la Integración al Desarrollo de la Mujer (Pinmude). Se formuló en 1984, desde la Secretaría de Programación y Presupuesto. Centró sus acciones en mujeres de “comunidades marginadas”.  Programa Mujeres en Solidaridad. En 1991, la política para el combate a la pobreza registró un giro. La inversión federal se combinó con aportaciones estatales y municipales, sumando el efecto multiplicador de la promoción a la participación social y la organización comunitaria.  Programa Nacional de la Mujer: Alianza para la Igualdad, 1995-2000. Este Programa partía del reconocimiento de la existencia de barreras económicas, políticas y sociales que impedían el acceso igualitario de las mujeres a los beneficios del desarrollo.  Comisión Nacional de la Mujer, 1998-2001. Creada a partir del Programa Nacional de la Mujer (Pronam) con el objetivo de darle mayor independencia y autonomía a su operación, surgió como un órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación.  La creación del Pronam (1996), detonó el surgimiento de instancias estatales como mecanismos para el adelanto de las mujeres; el surgimiento de éstas fue desigual tanto en el tiempo como en la estructura y el nivel jerárquico que le dieron en las entidades federativas.  Programa Fondo de Microfinanciamiento a

 Programa Equidad de Género, Medio Ambiente y Sustentabilidad (Progemas) Semarnat, 2002.  Programa de la Mujer en el Sector Agrario (Promusag), Secretaría de la Reforma Agraria, 2002.  Programa Organización Productiva para Mujeres Indígenas (Popmi), CDI, Fondo Indígena. 20022003.  Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (Cnegysr), Secretaría de Salud, 2003  Programa de Prevención y Atención de la Violencia Familiar, Sexual y contra las mujeres, 2003 (ahora programa de acción específico (2007-2012), Cnegysr.  Comisión para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres en Cd. Juárez, Segob, 2003  Programa becas para madres jóvenes y jóvenes embarazadas. (ahora programa becas de apoyo a la educación básica de madres jóvenes y jóvenes embarazadas. (Promajoven), SEP, 2004  Programa de apoyo a refugios para mujeres, sus hijos e hijas que viven en situación de violencia extrema, 2004. (Ahora programa de acción específico (2007-2012). Cnegysr.  Dirección General para Temas Globales: promover y difundir los acuerdos internacionales en materia de equidad de género. Relaciones Exteriores, 2005.  Fiscalía Especializada para la atención de delitos relacionados con actos de violencia contra las mujeres. PGR, 2006. (Ahora fiscalía especial para los delitos de violencia contra las mujeres y trata de personas- Fevimtra)  Dirección General adjunta de Participación social, etnia y género, Semarnat, 2006)  En marzo de 2007 se firmó el Acuerdo Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres entre los Gobiernos Estatales y Federal. El objetivo específico de este Acuerdo es establecer el compromiso de las instancias que integran los diferentes ámbitos y


Mujeres Rurales (Fommur) Secretaría de Economía,1998.  Dirección General de Equidad y Género: coadyuvar a la capacitación y a la productividad e impulsar la perspectiva de género. STPS, 1998  Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y No Discriminación contra las Mujeres (Proequidad), Inmujeres, 2001  Instituto Nacional de las Mujeres. Creado en el año 2001. Objetivo: Promover y fomentar las condiciones que den lugar a la no discriminación, igualdad de oportunidades y de trato entre los géneros, el ejercicio de todos los derechos de las mujeres y su participación equitativa en la vida política, cultural, económica y social del país. Además de la transversalidad, la Ley del Instituto establece como criterio el Federalismo “en lo que hace al desarrollo de programas y actividades para el fortalecimiento institucional de las dependencias responsables de la equidad de género en los estados y municipios”. Fuente: Elaboración de Sara Murúa con información 2009.

órdenes de Gobierno, así como de las entidades públicas y privadas, para dar cumplimiento con lo señalado en la Constitución, los Convenios y Tratados Internacionales ratificados por México en la materia, la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida libre de Violencia y la Ley del Instituto Nacional de las Mujeres. Se instaló en 2007 el Sistema Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, con la participación de 25 dependencias y entidades de la Administración Pública Federal. Actualmente se cuenta con 400 instancias municipales creadas a través de un Acta de Cabildo.

en Instancias Municipales de la Mujer en México, CNDH,

Las políticas pioneras orientadas a las mujeres en México se ubican en la década de los 70´s del siglo XX, en el contexto de la celebración de la Primera Conferencia Mundial de la Mujer (1975) realizada en nuestro país. En ese marco, el gobierno mexicano estableció el Programa Nacional del Año Internacional de la Mujer (AIM), a través del cual se llevaron a cabo, sobre todo, acciones en salud, educación, capacitación y empleo. Las políticas públicas para las mujeres se han caracterizado por su dispersión en distintos programas adscritos a diferentes dependencias, cuya planeación e implementación se ha llevado a cabo bajo diferentes enfoques, predominando el denominado: Mujer en el Desarrollo (MED). 95 En años recientes se han creado e instrumentado instancias, programas y acciones, las cuales han retomado en su diseño elementos del llamado enfoque de género a través del cual se explica cómo se dan las desigualdades sociales entre hombres y mujeres se dan a partir de las diferencias culturales asignadas a unos y otras. Estas políticas permiten ubicar los aportes y los beneficios diferenciados en la calidad de vida de mujeres y hombres, es decir, contribuyen a derribar el mito de la neutralidad de las políticas en su diseño y ejecución. De igual forma contribuyen a visibilizar a las mujeres como sujetas potenciales contribuyen a visibilizar a las mujeres como sujetas potenciales del desarrollo, superando 95

Políticas públicas, programas federales y presupuesto. Dirigidos a mujeres del año 2006 al 2009. CEAMEG, LX Legislatura. 2009, p. 10.


las visiones fragmentadas que las considera como “grupos vulnerables” o ciudadanas de segunda categoría (Inmujeres, 2007). Con el propósito de lograr de una vida más equitativa entre mujeres y hombres en México se busca poner en práctica un enfoque transversal en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), con el fin de que la perspectiva de género se transfiera a todas las políticas públicas federales que se implementan en el país. Con esto se pretende acelerar el avance de las mujeres para disminuir las diferencias históricas y lograr que tengan acceso a las mismas condiciones de desarrollo que los hombres. Para lograr lo anterior se proponen dos programas centrales: el Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres (PROIGUALDAD) y el Programa de Cultura Institucional (PCI) vigentes desde el 2008 y 2007 respectivamente hasta el 2012. Para lograr una igualdad sustantiva en los ámbitos económico, político, social y cultural es necesario: asegurar que la planeación presupuestal incorpore la perspectiva de género, apoye la transversalidad y prevea el cumplimiento de los programas, proyectos y acciones para la igualdad entre mujeres y hombres; fomentar la participación y representación política equilibrada; promover la igualdad de acceso y el pleno disfrute de los derechos sociales; fomentar la igualdad en la vida civil, y promover la eliminación de estereotipos establecidos en función del sexo (artículo 17 de la Ley General para la Igualdad). Para el desarrollo de las acciones y el cumplimiento de los objetivos para lograr la igualdad, la política nacional cuenta con los siguientes instrumentos: el Sistema Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, el Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, y la Observancia en Materia de Igualdad. La igualdad entre mujeres y hombres es un aspecto fundamental de la democracia, de ahí que, en los últimos años, países con distintos grados de desarrollo hayan dedicado esfuerzos consistentes para identificar diversas desigualdades sociales, económicas o políticas, definirlas como problemas de derechos humanos y, por último, formular políticas públicas para su erradicación.

Capítulo 4. Incidencia de las OSC para el avance de las mujeres en el ámbito estatal.


4.1. Marco Institucional en Estado de México, Hidalgo, Nuevo León y Veracruz. Desde el enfoque de los derechos humanos y los tratados internacionales firmados por nuestro país, las entidades federativas deben contar con un marco legislativo armonizado. En el caso de los estados objeto de estudio, el Distrito Federal, Estado de México, Hidalgo, Nuevo León y Veracruz han legislado en materia de igualdad de género y acceso a una vida libre de violencia contra las mujeres. En el caso del tema del aborto en Estado de México, Nuevo León y Veracruz está penalizado. Solamente el Distrito Federal ha avanzado en este rubro a partir de la promulgación de reformas para la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en 2007. Principio de Igualdad y No Discriminación en las Constituciones Locales Constitución Política del Estado de México. P: 02/03/1995. UR: 19/12/2013. Artículo 5.- En el Estado de México todos los individuos son iguales y tienen las libertades, derechos y garantías que la Constitución Federal, esta Constitución, los Tratados Internacionales en materia de derechos fundamentales de los que el Estado Mexicano sea parte y las leyes del Estado establecen. Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los tratados internacionales en la materia y esta Constitución para favorecer en todo tiempo a las personas la protección más amplia. Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley. Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, género, edad, discapacidades, condición social, condiciones de salud, religión, opiniones, preferencias, estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas. El Estado garantizará la vigencia del principio de igualdad, combatiendo toda clase de discriminación. El hombre y la mujer son iguales ante la ley, ésta garantizará el desarrollo pleno y la protección de la familia y sus miembros por ser base fundamental de la sociedad. Bajo el principio de igualdad consagrado en este precepto, debe considerarse la equidad entre hombre y mujer, en los ámbitos de desarrollo humano primordiales como lo son el educativo, laboral, político, económico, social y en general, todos aquellos que dignifiquen a la persona, por consiguiente las autoridades deben velar porque en los ordenamientos secundarios se prevean disposiciones que la garanticen. Constitución Política del Estado de Hidalgo. P: 01/10/1920. UR: 25/02/2013. Artículo 4.- En el Estado de Hidalgo, todas las personas gozarán de los derechos humanos que reconoce la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ésta Constitución, los tratados internacionales de los que el Estado mexicano sea parte y las leyes secundarias, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que en la Constitución Federal se establezcan. Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con la Constitución Federal, ésta Constitución y con los tratados internacionales de la materia, favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia. Todas las autoridades, servidoras y servidores públicos en el Estado de Hidalgo, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la Ley. En el Estado de Hidalgo, queda prohibida toda discriminación motivada por el origen étnico, nacional o regional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social o económica, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil, el trabajo desempeñado, las costumbres, la raza, o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y las libertades de las personas. Toda discriminación o toda intolerancia constituyen un agravio a la dignidad humana y un retroceso a su propia condición, que deberá combatirse.


Constitución Política del Estado de Nuevo León. P: 16/12/1917. UR: 08/07/2014. ARTÍCULO 1.- El pueblo nuevoleonés reconoce que los derechos humanos son fundamentales para la base y el objeto de las instituciones sociales. Toda persona en el Estado de Nuevo León, tiene derecho a gozar de los mismos y de las garantías que consagra esta Constitución. En el Estado todos nacen libres. Los esclavos que pisen el territorio del Estado, recobraran por ese solo hecho su libertad y tienen derecho a la protección de las Leyes. Todas las Leyes y las autoridades del Estado, deberán promover, proteger y garantizar que se respeten los derechos humanos, a través de los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, género, edad, capacidades diferentes, condición social, condiciones de salud, embarazo, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar sus derechos humanos y libertades. El varón y la mujer son iguales ante la Ley. Ésta protegerá la integración y el desarrollo de la familia. Cuando la terminología de género empleada en las disposiciones de observancia general sea en masculino, deberá entenderse que se refieren tanto el varón como a la mujer, salvo disposición expresa en contrario. Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y esparcimiento de sus hijos. Constitución Política del Estado de Veracruz. P: 25/09/1917. UR: 23/06/2014. Artículo 4. El hombre y la mujer son sujetos de iguales derechos y obligaciones ante la ley. La libertad del hombre y la mujer no tiene más límite que la prohibición de la ley; por tanto, toda persona tiene el deber de acatar los ordenamientos expedidos por autoridad competente. Las autoridades sólo tienen las atribuciones concedidas expresamente por la ley. Artículo 6. Las autoridades del Estado promoverán las condiciones necesarias para el pleno goce de la libertad, igualdad, seguridad y la no discriminación de las personas; asimismo, garantizarán el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y al libre desarrollo de la personalidad. La ley garantizará que la mujer no sea objeto de discriminación y que tenga los mismos derechos y obligaciones que el varón en la vida política, social, económica y cultural del Estado. Asimismo, promoverá que la igualdad entre hombres y mujeres se regule también en las denominaciones correspondientes a los cargos públicos. Fuente: Elaboración de Sara Murúa con información de las constituciones locales consultadas el 14 de Septiembre 2014.

Del análisis de igualdad y no discriminación de la legislación de la región centro se desprende lo siguiente: 1) El estado de Nuevo León no cuenta con una ley para prevenir la discriminación. 2) Las cinco entidades federativas cuentan con leyes en materia de igualdad. DISTRITO FEDERAL No Discriminación

Igualdad

Ley para Prevenir y Erradicar la Discriminación. P:19/06/2006. UR: 02/04/2014.

Ley de Igualdad Sustantiva. P: 17/05/2007. UR: 02/04/2014.

Violencia Intrafamiliar Ley de asistencia y prevención de la violencia familiar. P: 08/07/1996. UR: 02/04/2014.

ESTADO DE MÉXICO

Acceso a una Vida Libre de Violencia Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. P: 29/01/2008. UR: 02/04/2014.

Institutos Mujeres Ley del Instituto de las Mujeres. P: 28/02/2002. UR: 02/04/2014.


No Discriminación

Igualdad

Ley para Prevenir, Combatir y Eliminar Actos de Discriminación. P: 17/01/2007. UR: 22/08/2012.

Ley de Igualdad Trato Oportunidades entre Mujeres Hombres. 06/09/2010.

de y y P:

Violencia Intrafamiliar Ley para la prevención y erradicación de la violencia familiar. P: 25/09/2008. UR: 01/09/2011.

Acceso a una Vida Libre de Violencia Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. P: 20/11/2008. UR: 18/03/2011. Y Reglamento.

Institutos Mujeres Consejo Estatal de la Mujer. Reglamento.

HIDALGO No Discriminación

Igualdad

Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación. P: 10/03/ 2008. UR: 08/04/2013.

Ley para la Igualdad entre Hombres y Mujeres. P: 31/12/2010.

Violencia Intrafamiliar Ley para la Atención y Sanción de la Violencia Familiar. P: 24/05/2010. UR: 11/03/2013.

Acceso a una Vida Libre de Violencia Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. P: 31/12/2007. UR: 21/12/2013. Y Reglamento.

Institutos Mujeres Estatuto Orgánico y Reglamento del Instituto Hidalguense de las Mujeres.

NUEVO LEÓN No Discriminación

Igualdad Ley para la Igualdad entre Mujeres y Hombres. P: 26/12/2011. Y Reglamento,

Violencia Intrafamiliar Ley de Prevención y Atención Integral de la Violencia Familiar. P: 15/02/2006. UR: 24/12/2010.

Acceso a una Vida Libre de Violencia Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. P: 20/09/2007. UR: 26/06/2013. Y Reglamento.

Institutos Mujeres

Acceso a una Vida Libre de Violencia Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. P: 28/02/2008. Y Reglamento.

Institutos Mujeres

Ley de Instituto Estatal de las Mujeres. P: 17/12/2003. UR: 24/12/2010. Y Reglamento.

VERACRUZ No Discriminación

Igualdad

Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación. P: 16/08/2013.

Ley para la Igualdad entre Mujeres y Hombres. P: 22/06/2009.

Violencia Intrafamiliar Ley de Asistencia y Prevención de la Violencia Familiar. P: 19/07/2007.

Ley que crea el Instituto Veracruzano de las Mujeres. P: 09/02/2007.

Fuente: Elaboración de Sara Murúa con información de los 32 Sitios Web de los Congresos Estatales y la ALDF, 14 de Septiembre 2014.

4.2. Panorama de Políticas Públicas en cinco entidades federativas. ESTADO DE MÉXICO


Estado de México, Plan Estatal de Desarrollo 2011-2017, Pilar 1 Gobierno Solidario. Grupos en situación de vulnerabilidad. La política social debe brindar un énfasis particular a los sectores de la población que, por sus características, requieren una atención focalizada para facilitar que accedan a las oportunidades que generan movilidad social y desarrollo humano. Entre estos grupos se puede considerar a los niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad, los adultos mayores, las madres jóvenes y viudas, los pueblos indígenas y las personas con alguna discapacidad. Un Gobierno Solidario debe atender de manera efectiva dichas necesidades de política social mediante tres instrumentos principalmente: la educación, la salud y la inversión en infraestructura básica. Mujeres. De acuerdo con el INEGI, en el año 2010 vivían 7.7 millones de mujeres en el Estado de México, 51.3% del total de la población estatal. Es de reconocer que ellas han sido el eje central de la familia, por lo que su bienestar integral debe ser apoyado para que se refleje en el adecuado funcionamiento de toda la sociedad. En primer lugar, el Gobierno Estatal debe asegurar a todas las mexiquenses una vida libre de violencia que les permita desenvolverse a plenitud. La violencia de género es una condición inaceptable que deben atender de inmediato las diferentes instancias gubernamentales, dentro de un programa integral de atención a la mujer mexiquense. Es importante reconocer la situación particular de algunas mujeres que desempeñan funciones de jefes de familia. En la entidad poco más de uno de cada cinco hogares es dirigido por una mujer. Un Gobierno Solidario debe fomentar, a través de su red de servicios educativos, políticas integrales de atención a los hijos por medio de estancias infantiles, jardines de niños y CENDIs, para apoyar el desarrollo social, económico y profesional de la mujer, y en particular de las jefas de hogar. Un grupo que requiere atención especial es el de las madres adolescentes. En el año 2010, el 9.6% de las mexiquenses de entre 12 y 19 años eran madres. Como el embarazo adolescente representa un gran riesgo de salud tanto para las madres como para los hijos, resulta de vital importancia proporcionar asistencia a las mujeres gestantes o en periodo de lactancia, pues están expuestas a padecer deficiencias alimentarias y nutricionales que pueden provocar abortos naturales, partos prematuros, retardo en el crecimiento intrauterino, bajo peso del niño o niña al nacer y mayor susceptibilidad a diversas infecciones. Grupos de población: Niñas, Niños, Adolescentes, Adultos Mayores, Indígenas y Mujeres. Fuente: Plan Estatal de Desarrollo 2011-2017, pp. 41 y 52. Programas para mujeres: Bebés virtuales, Atención Psicológica, Prevención del embarazo adolescente, Futuro en grande, Mujeres que logran en grande, Violencia de género. Fuente: http://edomex.gob.mx/mujeres. Presupuesto de Egresos del Estado de México 2014. Total 195,303,834,420/ Pilar Temático 1: Gobierno progresista 110,315,765,341/ Desarrollo Social 133,037,734,217/ El papel fundamental de la mujer y perspectiva de género 3,156,826,461 Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social 2012 27,182,086 2013 29,071,356 2014 30,283,741

HIDALGO Hidalgo, Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016, Eje 1 Desarrollo Social para el bienestar de nuestra gente. 1.2 DESARROLLO INTEGRAL DE TODOS LOS HIDALGUENSES QUE VIVEN EN SITUACIÓN DE VULNERABILIDAD. Abatir el rezago y marginación de los sectores de la población expuestos bajo condiciones de vulnerabilidad, como los son las: mujeres, niños, jóvenes, adultos mayores, indígenas, migrantes y personas con discapacidad, ofreciéndoles el acceso a programas y acciones que favorezcan su desarrollo integral. 1.3 IGUALDAD REAL ENTRE MUJERES Y HOMBRES Generar y promover las bases institucionales y materiales necesarias en la Administración Pública Estatal para lograr la igualdad real entre mujeres y hombres, erradicando toda forma de desigualdad con el fin de garantizar el ejercicio pleno de todos sus derechos: humanos, jurídicos, políticos, sociales y culturales, asegurando el acceso a la salud, la educación y el empleo, en un ambiente sin violencia ni discriminación, así como incidir en el combate a la desigualdad, al rezago social y la pobreza. ESTRATEGIAS DE ACCIÓN 1. Establecer como eje transversal de las políticas públicas que emanen de la Administración Pública Estatal, la igualdad real entre mujeres y hombres, así como garantizar el acceso a una vida libre de violencia. 2. Impulsar acciones en los ámbitos jurídico y social que contribuyan a la igualdad real entre mujeres y hombres; beneficien el desarrollo integral de las mujeres; erradiquen la violencia hacia ellas; y, promuevan su plena incorporación a la vida productiva, social, cultural y política de la entidad.


3. Identificar las demandas sociales bajo una perspectiva de género y promover el diseño, instrumentación, gestión y evaluación de polit́ icas públicas que favorezcan la incorporación de la mujer al sector educativo y productivo, fortaleciendo la unidad familiar y sus valores, sin menoscabo de los derechos ciudadanos de las mujeres. Fuente: Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016, pp. 42 y 51. Programas para mujeres: El Instituto Hidalguense de las Mujeres (IHM) ofrece políticas y programas relativos a las mujeres, que permitan incorporarlas plenamente al desarrollo del Estado. Los programas se adecúan a las características y necesidades de cada región y promueven acciones que posibiliten la no discriminación, la igualdad de oportunidades y trato entre géneros y el ejercicio pleno de todos los derechos de las mujeres y su participación equitativa en la vida política, cultural, económica y social del Estado. Programas principales: Sensibilización en equidad de género, Becas para el fomento educativo de las mujeres. Desarrollo integral de la salud mental. Telmujer. Programa estatal por unavida libre de violencia. Fuente: http://mujeres.hidalgo.gob.mx/index.php?option=com_content&task=section&id=4&Itemid=32 Presupuesto de Egresos del Estado de Hidalgo 2014. Total: 28,453,231,567 Desarrollo Social: 1,639,618,149 Acciones Afirmativas para el Adelanto de las Mujeres 20,342,370 Instituto Hidalguense de las Mujeres 2014 28,453,231,574.16

NUEVO LEÓN Nuevo León, Plan Estatal de Desarrollo 2010-2015, Desarrollo Social y Calidad de Vida 7.3.2. Atención a grupos vulnerables y en situación de riesgo. Atender y fortalecer a las familias en situación de vulnerabilidad o riesgo social, ofreciendo apoyos, herramientas y el desarrollo de competencias que propicien su desarrollo integral. 7.3.8. Equidad de género. Promover condiciones de igualdad para el desarrollo de hombres y mujeres. 1. Generar una cultura de igualdad y no discriminación hacia las mujeres 2. Institucionalizar la perspectiva de género en las administraciones públicas estatal y municipal 3. Impulsar la creación y observancia de un marco jurídico de igualdad de género acorde con los compromisos internacionales Fuente: Plan Estatal de Desarrollo 2010-2015, pp. 65 y 76 Programas para mujeres: Promover condiciones de igualdad para el desarrollo de hombres y mujeres. Institucionalizar la perspectiva de género en la administración pública estatal. Impulsar un marco jurídico de igualdad de género. Fuente: Programa Especial de Equidad de Género 2010-2015, pp. 27-30. Presupuesto de Egresos del Estado de Nuevo León 2014. Total: 68,095,631,513

VERACRUZ Veracruz, Plan Veracruzano de Desarrollo 2011-2016, 3. Construir el presente: un mejor futuro para todos 3.1.3. La familia veracruzana. Los grupos vulnerables deben ser los destinatarios de las políticas públicas que busquen la compensación de las carencias que los ubican en los segmentos con mayor desventaja social. Para lograr la transformación de la realidad social se deben efectuar acciones que propicien la inclusión de los grupos vulnerables a procesos de desarrollo que les permita alcanzar la igualdad de oportunidades. 3.2. Igualdad de oportunidades: un deber compartido. 3.2.1. Igualdad de género. El Plan Veracruzano de Desarrollo 2011-2016 establ- ece como un eje transversal, la perspectiva de género como garante de la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres y columna de toda política pública encaminada al ejercicio pleno de la democracia. Fuente: Plan Veracruzano de Desarrollo 2011-2016, pp. 61 y 67. Programas para mujeres: Programa de Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres y las Niñas. Salud Integral. Fuente: Informe Anual del Instituto Veracruzano de las Mujeres 2013, pp. 8 y 10. Presupuesto de Egresos del Estado de Veracruz 2014. Total: 24,812,103,946 Desarrollo Social 178,800,000


Instituto Veracruzano de las Mujeres 2014 42,700,000 2013 20,000,000 2012 19,200,000 Fuente: Elaboración de Sara Murúa con información de los Sitios Web estatales, consultados el 13 de diciembre de 2014.

El Distrito Federal El Inmujeres DF instauró en febrero de 2007 el Comité Intersecretarial de Género, integrado por las y los titulares de las dependencias del GDF y la Red de Enlaces de Género, compuesta por representantes de cada dependencia del Gobierno del Distrito Federal. Se puso también en marcha el Programa de Capacitación en Género, Gestión y Política Pública, dirigido a los gabinetes de todas las dependencias, así como el de violencia contra las mujeres, dirigido a las dependencias de administración y procuración de justicia. El 8 de marzo de 2007, por iniciativa del Inmujeres DF, se firmó el Decálogo por la Equidad de Género,32 que consta de 10 premisas en favor de los derechos de las mujeres que deberán ser implementadas por todas las dependencias de Gobierno del Distrito Federal. Dicho Decálogo fue suscrito por el jefe de Gobierno, las y los titulares de las dependencias y la y los jefes delegacionales en la ciudad. Decálogo por la Equidad de Género. El Decálogo por la Equidad de Género surgió de los compromisos del Comité Interinstitucional creado en 2007 y de donde se deriva la Red de Enlaces de Género integrada por 28 dependencias y 16 delegaciones; a partir de ello se establece este instrumento vinculatorio para incorporar la perspectiva de género en la política pública del GDF, signado por El Jefe de Gobierno, su Gabinete y la y los Jefes Delegacionales. Este instrumento consiste en diez premisas a favor de los derechos de las mujeres, donde el compromiso es impulsar acciones y políticas públicas que permitan el avance en la incorporación de la perspectiva de género de manera transversal para la construcción de una Ciudad con Equidad y el cumplimiento a la Ley de Igualdad Sustantiva. Este instrumento se operativiza a partir de: 1) Un monitoreo trimestral bajo un instrumento que da cuenta de las acciones realizadas en materia de equidad de género en cada uno de los diez numerales por parte de las dependencias y delegaciones que signaron el decálogo. 2) “Reuniones Plenarias de la Red de Enlaces de Género” donde se tratan, de manera


progresiva, temas relacionados con la eficacia de la política pública para disminuir la brecha de desigualdad entre hombres y mujeres. Decálogo “Por la Equidad de Género” 1.

Impulsar la capacitación en materia de políticas públicas con perspectiva de género a todo el personal que labora en las dependencias a nuestro cargo. 2. Cumplir con responsabilidad los compromisos adquiridos en el comité intersecretarial, la red de enlaces de género y el comité interdelegacional de género, para disminuir la brecha de desigualdad entre mujeres y hombres de la Ciudad de México. 3. Rendir cuentas a la ciudadanía de los avances logrados, así como de los obstáculos para la incorporación de la perspectiva de género en las políticas públicas como eje rector de un gobierno transparente y democrático. 4. Asignar presupuestos con perspectiva de género que permitan ejecutar los programas y acciones para elevar la calidad de vida de las mujeres y su acceso a los beneficios del desarrollo. 5. Impulsar acciones permanentes al interior de cada dependencia para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, promoviendo una cultura de la denuncia. 6. Avanzar en la implementación de acciones que garanticen el acceso de las mujeres a una justicia pronta y expedita, que les permita gozar a ellas y a sus familias de una Ciudad segura, amable, que proteja su integridad física y su derecho al ejercicio pleno de la libertad. 7. Crear condiciones para el goce y disfrute de un medio ambiente y desarrollo sustentable que contribuya a elevar la calidad de vida de las mujeres y sus familias a través de servicios e infraestructura urbana así como a ampliar la cobertura de los servicios de salud integral, con calidad, calidez y accesibilidad económica, especialmente los relativos a la salud. 8. Impulsar una cultura de equidad entre los géneros y de no discriminación con programas recreativos, culturales y educativos que contribuyan a la recuperación de los espacios públicos, al acceso a la producción artística y cultural, así como a reducir el analfabetismo, la deserción escolar y la incorporación de las mujeres a la educación media superior y superior, especialmente en las zonas de mayor marginalidad. 9. Promover la igualdad de oportunidades en el acceso al empleo que mejoren la situación económica de las mujeres con programas que disminuyan sus condiciones de marginación y pobreza a través del fomento al empleo y capacitación para el trabajo, la creación de redes comerciales y planes de ahorro y crédito. 10. Fortalecer la participación política de las mujeres y el ejercicio pleno de su ciudadanía, mediante acciones afirmativas que garanticen el ejercicio pleno de sus derechos humanos en todos los ámbitos de la vida pública y privada y mantener una relación de corresponsabilidad con el movimiento amplio de mujeres y feminista. Fuente: Sitio Web de Inmujeres DF: http://www.inmujer.df.gob.mx/inmujeres/direcciones/fomento/decalogo.html

Destaca la incorporación de la equidad de género como línea transversal en el Programa General de Desarrollo 2007-2012 en la ciudad, con el que el Instituto de las Mujeres adquiere más facultades y responsabilidades. En este sentido, desde 2007 se ha avanzado en la consolidación del Inmujeres DF como órgano rector y normativo de la política de igualdad sustantiva y en la institucionalización de la perspectiva de género en todas las acciones del gobierno de la ciudad. En lo que se refiere a la incorporación de la perspectiva de género en el proceso presupuestal del GDF, el Programa presupuestal número 12, denominado Igualdad de Género, incorporado al catálogo presupuestal, obliga a todas sus dependencias a etiquetar


recursos destinados al impulso de políticas, programas y acciones afirmativas para las mujeres, con el fin de disminuir las brechas de desigualdad respecto de los hombres. Gasto para la Igualdad y la No Discriminación de Grupos de Población en el Distrito Federal. Las Recomendaciones Generales del Diagnóstico de Derechos Humanos del Distrito Federal, 7 y 8, plantean: “Crear presupuestos con perspectiva de derechos humanos y de género” y “Garantizar que el diseño, ejecución y evaluación de las políticas públicas y programas de acción gubernamentales se sustenten cabalmente en un enfoque de derechos humanos y de género”. El Gobierno del Distrito Federal ha iniciado un proceso para generar un presupuesto de egresos con perspectiva de derechos humanos, lo cual representa un hecho inédito para esta Ciudad. En el Presupuesto de Egresos 2009 del DF se crea la subfunción 14 “Derechos Humanos”, misma que agrupa un resultado, seis subresultados y diversas actividades institucionales relacionadas con la creación e instrumentación del Programa de Derechos Humanos para el Distrito Federal; así como con las principales materias en las cuales se puede fortalecer esta perspectiva en una primera etapa. La Subfunción 14 "Derechos Humanos", pretende modificar paulatinamente la estructura por resultados para permitir un monitoreo y seguimiento de los recursos públicos a la luz de los principios de no discriminación, igualdad, realización progresiva, máximo uso de recursos disponibles, niveles mínimos de bienestar, transversalidad e integralidad, participación ciudadana, transparencia, acceso a la información y rendición de cuentas. La Equidad de Género constituye uno de los ejes rectores de la política social de la administración del GDF. Con la finalidad de establecer los mecanismos que permitieran disminuir brechas de desigualdad entre hombres y mujeres, la perspectiva de género se introdujo en el proceso de programación-presupuestación para el ejercicio fiscal 2008. Dicha perspectiva se planteó como una política pública transversal que pretendió reflejarse en el quehacer gubernamental de la Administración Pública del DF. Todo ello en cumplimiento de lo dispuesto por el PGDDF 2007-2012 y Ley de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres en el Distrito Federal. El presupuesto 2008 incluyó, acciones específicas encaminadas a mitigar, compensar y equilibrar los efectos derivados de la desigualdad entre hombres y mujeres; a fomentar y promover prácticas


compatibles con la igualdad de género, e incluso a diseñar políticas públicas orientadas bajo dicha perspectiva. Estrategias para la Transversalización de la Perspectiva de Género en el Presupuesto Estrategia 1: Creación de Resultado 13- Identificar el gasto para la igualdad de género Estrategia 2: Transversalización de la perspectiva de género- Transformar gradualmente la planeación, ejecución, seguimiento y evaluación de los programas, servicios y gestión pública. Corto plazo: crear nuevas Acciones Institucionales (AI), mejorar en asignación, seguimiento y rendición de cuentas de presupuesto. Mediano y largo plazo: cada año se incrementa el número y calidad de programas, servicios y acciones con perspectiva de género de todas las unidades ejecutoras y de todos los resultados y programas institucionales. Las Actividades Institucionales (AI) que se incluyen dentro del Resultado 13 se clasifican en tres categorías dependiendo de su orientación o propósito general: A) AI para la Promoción de una Cultura de la Igualdad de Género (PIG). Esta categoría incluye AI para la promoción de la igualdad de género. B) AI para el Diseño y Planeación de Políticas Públicas con Perspectiva de Género (DPG). Esta clasificación incluye AI encaminadas a que los programas y, en general, las políticas públicas del GDF, desde la fase de planeación hasta la ejecución tengan perspectiva de género. C) AI que constituyen Políticas Públicas para la Igualdad de Género (PPG). Esta clasificación agrupará AI cuya finalidad principal será disminuir brechas de desigualdad entre hombres y mujeres y, con ello, fomentar la Equidad de Género. Fuente: Proyecto de Decreto de Presupuesto de Egresos del DF 2009. Secretaría de Finanzas del DF.

Presupuesto 2012-2013. 2012 SUBFUNCIÓN 12 GÉNERO 1,713,111,939 SUBFUNCIÓN 13 Desarrollo y Asistencia Social 10,444,942,654 SUBFUNCIÓN 14 DERECHOS HUMANOS 539,034,529

2013 SUBFUNCIÓN 12 GÉNERO 1,817,222.581 SUBFUNCIÓN 13 Desarrollo y Asistencia Social 11,711,482,869 SUBFUNCIÓN 14 DERECHOS HUMANOS 560,715,292

Elaboración propia con información en los Decretos de Presupuesto de Egresos del DF 2012 y 2013. Secretaría de Finanzas del DF.

Para 2014 se cambian las subfunciones y solamente se deja el rubro de Desarrollo Social, por lo que no se puede conocer los montos asignados a Género y derechos Humanos.

4.3. Organizaciones Sociales para la transversalización de la perspectiva de género en políticas públicas estatales y municipales. A continuación presentamos la distribución de OSC nacionales y sus figuras jurídicas. OSC NACIONALES


Figuras Jurídicas 26,753 AC 947 IAP 46 IBP 102 ABP 138 SC

OSC Activas e Inactivas Activas 22,272 Inactivas 6,155 Total de OSC 28,427

OSC NACIONALES POR ENTIDAD FEDERATIVA Distrito Federal 5,650 Guanajuato 789 Tlaxcala 393 Estado de México 2,501 Coahuila 708 San Luis Potosí 374 Veracruz 2,048 Morelos 705 Quintana Roo 346 Oaxaca 1,782 Nuevo León 610 Aguascalientes 341 Chiapas 1,243 Hidalgo 591 Tamaulipas 334 Michoacán 1,084 Guerrero 595 Zacatecas 326 Jalisco 1,097 Sonora 521 Nayarit 308 Puebla 1,047 Yucatán 474 Colima 235 Baja California 956 Querétaro 435 Campeche 194 Chihuahua 886 Tabasco 416 Baja California Sur 184 Durango 813 Sinaloa 408 Fuente: Elaboración de Sara Murúa con información del Buscador de OSC en el Sitio Web: http://www.corresponsabilidad.gob.mx. Consultado el 11 de Noviembre de 2014.

ACTIVIDADES DE LAS OSC NACIONALES Fomento educativo, cultural y tecnológico 12,172 Asistencia Social 7,904 Desarrollo Comunitario 7,700 Economía Popular 7,614 Desarrollo Sustentable 6,395 Pueblos Indígenas 6,228 Salud 5,742 Derechos Humanos 5,659 Equidad de Género 5,103

Alimentación Popular 4,798 Grupos Discapacidad 4,550 Fomento OSC 3,996 Asistencia Jurídica 3,877 Cívicas y Participación Ciudadana 3,747 Promoción del Deporte 2,379 Protección Civil 1,831 Seguridad Ciudadana 1,046 Actividades de otras leyes 610 Derechos de los consumidores 55 Fuente: Elaboración de Sara Murúa con información del Buscador de OSC en el Sitio Web: http://www.corresponsabilidad.gob.mx. Consultado el 11 de Noviembre de 2014.

En el caso de las entidades federativas que son objeto de estudio de esta investigación, presentamos las actividades de las OSC que se relacionan con la perspectiva de género y el contraste con las de corte asistencial y de educación. Organizaciones de la Sociedad Civil en cinco entidades federativas


Asistencia Social Fomento Derechos Equidad de Género educativo, cultural Humanos y tecnológico Distrito Federal 2,868 1,593 1,497 1,187 Estado de México 1,097 844 536 421 Hidalgo 220 163 131 124 Nuevo León 264 206 79 62 Veracruz 825 418 410 401 Fuente: Elaboración de Sara Murúa con información del Buscador de OSC en el Sitio Web: http://www.corresponsabilidad.gob.mx. Consultado el 11 de Noviembre de 2014. Entidad Federativa

A manera de ejemplo, presentamos algunas de las OSC de mujeres que han recibido apoyos del INDESOL en la vertiente de Equidad de Género del PCS. OSC DE MUJERES CON FINANCIAMIENTO DEL PCS INDESOL Instituto Griselda Álvarez, A.C. 2008 Fortalecimiento de capacidades locales a través de capacitación a capacitadoras a mujeres ex munícipes y ex municipalistas. 2009 Fortalecimiento de Capacidades Locales a través de Capacitación a Capacitadoras a Mujeres Munícipes, Municipalistas y liderezas Comunitarias. Centro de Apoyo a la Mujer Margarita Magón, A.C. 2008 Programa de Sensibilización para la Paz y la No Violencia en Mujeres y Hombres Adolescentes y Jóvenes del Distrito Federal. 2012 Programa de autoreflexión y análisis para facilitar el proceso de empoderamiento de las mujeres. 2013 Programa de Atención Integral para Favorecer el Proceso de Empoderamiento de las Mujeres Víctimas de Violencia Familiar 2014 Programa de Atención Integral para Favorecer el Proceso de Empoderamiento de las Mujeres Víctimas de Violencia Familiar

Mujer ZModem, A.C. 2009 Modelo Educativo Multimedia para la Sensibilización y el Empoderamiento de las Mujeres en la Prevención de la Violencia de Género. 2010 Modelo educativo multimedia para el fomento a

Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia, A.C. 2008 Promotore/as juveniles por la equidad de género en Chiapas, Hidalgo y Oaxaca. Chicomexochitl, A.C. 2008 Fortalecimiento del modelo de intervención con un enfoque de Género para la prevención de la violencia Intrafamiliar en el Municipio Indígena de Huejutla de Reyes Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, A.C. 2009 Formación y Entrenamiento en Liderazgo Social Contra la Discriminación en la Delegación Xochimilco. DH Diplomado Mujeres varias Liderazgos Múltiples para Mujeres Líderes Sociales de la Costa Grande. 2010 Diplomado: Mujeres, Gestión y Liderazgo Social. Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar, A.C. 2009 Modelo de Capacitación Integral sobre Derechos Humanos para Empleadas del Hogar, denominado "Hacer los derechos realidad". 2010 "Abriendo veredas...cerrando hendiduras": Hacia una sociedad con equidad de género Coalición Regional Contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe, A.C. 2013 Atención en el ámbito jurídico, médico y psicológico a mujeres, niñas, niños que viven violencia de género en México, mediante el Sistema

Colectivo Feminista Mercedes Olivera y Bustamante, A.C. 2008 Derechos de las mujeres y prevención de la violencia. 2009 Derechos de las Mujeres y Prevención de la Violencia hacia las Mujeres. 2010 Prevención de la violencia de género y promoción de los derechos de las mujeres Grupo Interdisciplinario sobre Mujer, Trabajo y Pobreza (GIMTRAP), A.C. 2009 Materiales Didácticos de Sensibilización en Equidad de Género en los Gobiernos Municipales. 2010 Impactos de la migración y los derechos de las mujeres 2011 Balance de las políticas públicas dirigidas a las mujeres en el ámbito rural. Fuerza y Corazón de la Mujer Hidalguense, A.C. 2009 Modelo Educativo Dirigido a Niños, Niñas, Jóvenes, Docentes y Padres de Familia para Promover Relaciones Equitativas que Contribuyan a la Eliminación de Estereotipos de Género. 2014 Aprendamos Derechos Humanos con igualdad de género. Bitácoras. Liderazgo Social con Equidad, A.C. 2011 Hacia un liderazgo social y ciudadano de las mujeres de Costa Grande Guerrero. 2012 Fortaleciendo las capacidades de gestión y negociación de las comisarias municipales.

Kinal Antzetik Distrito Federal, A.C. 2008 No más muertes maternas. Atención de calidad y buen trato para las mujeres indígenas de Guerrero, Oaxaca y Chiapas. 2009 La Salud Materna de las Mujeres Indígenas es un asunto de Todas y Todos. 2010 Reforzando Saberes por la Salud de las Mujeres Indígenas Centro de Apoyo a la Mujer Griselda Álvarez, A.C. 2010 Atención a mujeres: actualización y consolidación. 2011 Aplicación del modelo de atención "Terapias Creativas para abordar la experiencia traumática de la violencia sexual". 2012 Nuevas alternativas de atención para fortalecer la autonomía de las mujeres y su vinculación con el Centro. 2013 Mujeres empoderándose: lideres en formación. Capacitación de mujeres que vivieron violencia de género para el desarrollo de liderazgos desde un enfoque de derechos humanos y perspectiva de género. 2014 Empoderamiento de las mujeres y cooperación interinstitucional ante la violencia de género. ADIVAC, Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas, A.C. 2012 Atención psicológica especializada, detección y prevención de la violencia sexual para mujeres, niñas, niños, adolescentes y sus familias en la Ciudad de


la participación social de las mujeres, el ejercicio de liderazgos y el uso estratégico de las Tecnologías de Información y comunicación (TIC) 2012 Modelo educativo multimedia de capacitación para la apropiación de las tecnologías de información y comunicación y la sensibilización en género en mujeres del Estado de Morelos.

Alerta Roja (SAR). 2014 Atención integral a víctimas de violencia de género, a través del Sistema Alerta Roja (SAR). Bufete de Estudios Interdisciplinarios, A.C 2012 Impulsando el empoderamiento económico de mujeres en comunidades de base del municipio Aquiles Serdán en Chihuahua

2013 Liderazgos transformadores para la defensa de los derechos humanos de las mujeres en Atoyac de Álvarez, Guerrero. EPADEQ, A.C. 2014 Encuesta sobre la magnitud y gravedad de la violencia contra las estudiantes de la Universidad Intercultural del Estado de México

México y su zona conurbada. 2014 Prevención y detección de la violencia sexual infantil con perspectiva de género y enfoque de derechos para niñas, niños, familiares y profesionales en el Municipio de Pachuca, Hidalgo

Fuente: Elaboración de Sara Murúa con información del PCS en el Sitio Web de Indesol http://indesol.gob.mx, consultado el 14 de noviembre de 2014.

Bibliografía Consultada Referencias Autoras y Autores Ablanedo, I. (2009). “Las organizaciones de la sociedad civil en la legislación mexicana”. Estados Unidos: Centro Internacional para la Ley Sin Fines de Lucro.


Anzorena, Claudia (2006). “Movimientos Feministas y Naciones Unidas: del optimismo de los ’60 a la paradoja de Beijing”. Ponencia presentada en VIII Jornadas Nacionales de Historia de las Mujeres, III Congreso Iberoamericano de Estudios de Género, Universidad Nacional de Córdoba, Villa Giardino, del 25 al 28 de octubre, Córdoba, Argentina. Disponible en: http://bdigital.uncu.edu. ar/objetos_digitales/1495/anzorenabei- jing.pdf Barragán Sánchez, Raquel y Ruiz Pinto, Estrella (2013). “Brecha de Género e Inclusión Digital. El potencial de las redes sociales en la educación”. Profesorado Revista de Currículum y Formación de Profesorado, Vol. 17, Número 1, EneroAbril, Universidad de Sevilla. Barquet, Mercedes (1996). “Los estudios de género en México hoy”. Cuadernos de Trabajo, El Colegio de la Frontera Norte (COLEF). Dehne y Riedner (2005). “Sexually Transmited Infections Among Adolescents: The need for adequate health services”. World Health Organization and Deutsche Gesellschaft fuer Technische Zusammenarbeit (GTZ) GmbH. Demetriades, Justina (2009). “Género y Gobernanza”, Colección de Recursos de Apoyo, BRIDGE. Espinosa Damián, Gisela (2006), “Movimientos de mujeres y equidad de género”, en Mercedes Barquet (Comp.), Avances de la perspectiva de género en las acciones legislativas. Compendio de Diputados LIX Legislatura, DF, México, p. 45-65. Fries, Lorena (2000). “Los derechos humanos de las mujeres: aportes y de- safíos”. En: Herrera, Gioconda (coord.) Las fisuras del patriarcado. Reflexiones sobre Feminismo y Derecho. FLACSO-Ec- uador y CONAMU. Ecuador. Habermas, Jürgen. “ La inclusión del otro, estudios de teoría política”. Barcelona, Paidós, 1999. Layton, Michael et al (2008). Financiamiento de las organizaciones de la sociedad civil en México. Donativos Privados 2007, UACJ. Nash, Mary (2004). “Mujeres en el mundo: historia, retos y movimiento”. Madrid, Alianza. Sauri, Dulce María (1997), “El Programa Nacional de la Mujer”, en Revista de Administración Pública, Núm. 233, México, págs. 153-165, en: http://www. juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/rap/cont/97/pr/pr12.pdf Serret, Estela (2000), “El feminismo mexicano de cara al siglo XXI”, en El Cotidiano, marzo-abril, vol. 16, número 100, Universidad Autónoma Metropolitana–Azcapotzalco (UAM-A), DF, México, pp. 42-51. Ulloa Pizarro, Citlalin (2013). “La institucionalización de la perspectiva de género en México: una política pública en transición”. Revista Análisis Público, Número 2, Primer Semestre.

Informes AWID (2008). Fináncialas Informe 2008: Vigilando el Dinero para los Movimientos y Organizaciones de Derechos de las Mujeres de AWID. CEAMEG (2009). Políticas públicas, programas federales y presupuesto. Dirigidos a mujeres del año 2006 al 2009. LX Legislatura. CEAMEG (2014). Boletín Mujeres en el Mundo, LXII Legislatura, Agosto. CEMEFI (2009), Compendio Estadístico del Sector no Lucrativo, Centro Mexicanos para la Filantropía (CEMEFI), México. CEPAL (2010). La hora de la igualdad: Brechas por Cerrar, Caminos por Abrir, Brasilia 30 de mayo al 1 de junio. CEPAL (2013): Mujeres en la Economía Digital, superar el umbral de la desigualdad. Documento preparatorio de la XII Conferencia Regional de la Mujer. Desigualdades de Género y TIC´s en América Latina y El Caribe, América Latina Genera/ PNUD, 2013. En http://americalatinagenera.org/newsite/index.php/es/, consultada el 1 de Agosto de 2014. CESOP (2013), Foro Público: Reformas Legislativas para Mejorar la Organización de los Ciudadanos, Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) del H. Congreso de la Unión, LXI Legislatura. Incide Social (2007). Definición de una agenda fiscal para el desarrollo de las Organizaciones de la Sociedad Civil en México, Incide Social, A.C.-ITAM-Hewlett Foundation, México. ONU Mujeres (2004). Principios de Empoderamiento de las Mujeres, ONU Mujeres y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas. ONU Mujeres (2011). El Progreso de las Mujeres en el Mundo, 2011-2012. En busca de la Justicia. ONU (2013). Desarrollo Sostenible en América Latina y el Caribe Seguimiento de la agenda de las Naciones Unidas para el desarrollo post-2015 y Río+20.Versión preliminar. PNUD (1999). Informe Nacional Bolivia. Proyecto Regional RLA/97/014 Informes Nacionales sobre la Situación de la Violencia de Género contra las Mujeres Campaña Interagencial contra la Violencia hacia las Mujeres y las Niñas (UNIFEM - PNUD - UNICEF - FNUAP -CEPAL - ACNUR - ONU-SIDA - UNHCHR PNUD (2011). Estudio de viabilidad sobre la incorporación de la perspectiva de género a REDD+. PNUD-FAO-PNUMA. PNUD (2012). Barreras de Acceso a la Protección Social e Igualdad de Género, América Latina Genera/ PNUD. Consultado en Sitio Web http://americalatinagenera.org/newsite/index.php/es/ el 1 de agosto de 2014. Population Council (2011). Preparación de las niñas mayas para mejorar su calidad de vida. Documento elaborado por Jennifer Catino, Alejandra Colom y Marta Julia Ruiz. Disponible en: http://www.popcouncil.org/pdfs/TABriefs/05_MayanGirls_es.pdf Primera Cumbre Ciudadana para construir un México pacífico y justo: una historia que debe contarse. UNAM y Causa en Común, A.C. México, 2013. Sedesol (2014). Diagnóstico y propuesta de atención del Programa de Coinversión Social (PCS), Indesol.


UNFPA (2012). Ampliando la Mirada: La Integración de los Enfoques de Género, Interculturalidad y Derechos Humanos. UNFPA/ONU MUJERES/ UNICEF/ PNUD. UNFPA (2013). El estado de la población mundial 2013. Maternidad en la Niñez. Enfrentar el reto del embarazo en adolescentes.

Cibergrafía América Latina Genera, http://www.americalatinagenera.org. Awid, http://www.awid.org/esl/Library/Genero-y-movimientos-sociales Beijing más 20, http://beijing20.unwomen.org/es/about#sthash.2tSBboXi.dpuf CEJIL, http://cejil.org/comunicados. Consorcio para el Diálogo Parlamentario, A.C., http://www.consorcio.org.mx/index.php/experiencias/legislativo/parlamento-de-mujeres SENSADAL, Género y Desigualdad en América Latina. Iniciativa de Bridge. http://www.sendasal.org/directorio?field_tipo_de_organizacion_tid[2034]=2034&field_tipo_de_organizacion_tid[475]=4 75&page=5. UNESCO, http://www.unesco.org/new/es/education/resources/in-focus-articles/International-Day-Girl-Child/ UNFPA México, Población y desarrollo, http://www.unfpa.org.mx/situa-cion%20en%20mexico.php

2014. Incidencia de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) para la transversalización  

Investigación sobre las trayectorias e incidencia de OSC beneficiarias del Programa de Coinversión Social de INDESOL que promueven la...

2014. Incidencia de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) para la transversalización  

Investigación sobre las trayectorias e incidencia de OSC beneficiarias del Programa de Coinversión Social de INDESOL que promueven la...

Advertisement