Page 12

Así también, revisando el desempeño por país, nos muestra a los dos extremos del espectro de la región; por un lado, un rendimiento chileno bastante satisfactorio (catorce en el ranking global elaborado) que se encuentra dentro del estándar promedio europeo inclusive, sustentado en su buen desempeño en materia de emprendimiento con base en sub indicadores como las habilidades que desarrollan sus start-up (relacionado a la educación), aprovechamiento de oportunidades de mercado, networking (flujo de información) y acceso a financiamiento (capital de riesgo y políticas de gobierno); este último punto en buena medida apalancado por la credibilidad en sus instituciones y estabilidad del país, altamente relacionado al CPI.

12

Por otra parte tenemos a Nicaragua y Venezuela, quienes llaman la atención que a pesar de su orientación socialista, de la última década por lo menos, no han podido igualar el desempeño de SPI del promedio latinoamericano y distan mucho del líder de la región inclusive, probablemente por su alto nivel de corrupción que ha comprometido su capacidad de generar crecimiento (a través de un mayor dinamismo del GEI) y capitalizarlo en desarrollo, a diferencia de economías con la misma corriente de pensamiento como es el caso de Uruguay que ocupa el tercer lugar del ranking en la región solo tras Chile y Colombia.

Edicion 11 INCATRAZ  
Edicion 11 INCATRAZ  
Advertisement