Page 1

2.6 Organización de un proyecto de Tutoría Entre Iguales

María Victoria Solís Hernández e-mail: vsolish9@hotmail.com (Topping, 1988), comenta que indudablemente se sabe que la Tutoría Entre Iguales puede dar buenos resultados, que está inequívocamente demostrado por las evidencias en la investigación de los buenos resultados que aporta con niños adolescentes y jóvenes universitarios. Sin embargo, la evidencia también ha mostrado que la Tutoría Entre Iguales puede fracasar al llevarla a la práctica, por tanto, es necesaria una minuciosa planeación para asegurar su éxito, sobre todo si se trata de un primer proyecto bajo esta metodología.

1. Topping, (1988), en su libro El manual de Tutoría Entre Iguales (The peer tutoring handbook) el mismo autor en 2001 en el libro Aprendizaje Asistido entre Pares marca los siguientes apartados como una forma de planear, organizar, ejecutar, supervisar y evaluar un proyecto de TEI, de tal manera que un primer proyecto pueda tener éxito en una Institución Educativa, aunque el autor marca estos pasos para un nivel básico de educación, éstos son aplicables para estructurar programas de TEI en el nivel superior si se sigue el procedimiento adecuado para su estructuración. Pueden utilizarse también las técnicas ya mencionadas con anterioridad, pero tomando en consideración los puntos aquí marcados. Así mismo puede ser aplicable para el apoyo entre pares de profesores, para el desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes. Además con la experiencia de la autora en este tipo de intervención y apoyándose de sus tesis doctoral publicada en 2010, se describen los pasos que sugiere Topping adaptados para el objetivo perseguido en este diplomado.

1


6.2.1 El contexto Para establecer un proyecto de TEI con los fines que se persiguen en los profesores no idóneos con los más experimentados, es necesario establecer las características de éstos. El conocer a los profesores que se capacitarán dará la pauta para poder estructurar las estrategias de intervención más adecuadas, algunas características que se pueden tomar en cuenta son: provienen de nivel medio superior, superior o de ambos niveles educativos; el número de profesores que se tendrán en un grupo, el nivel de estudios, los resultados de su evaluación y en qué aspectos resultaron más bajos, por ejemplo, en los conocimientos o en las evidencias presentadas; si se trata de los tutores, conocer si verdaderamente poseen el deseo de apoyar a sus pares; los recursos con los que contarán para el apoyo; la motivación que puedan poseer para aportar la ayuda, el tipo de escuela de la que proceden, su perfil, entre otras muchas características que deben considerarse y que pueden ser un factor que cause problemas a la hora de efectuar la Tutoría. Al considerar el contexto del tutorado será de gran valía realizar un diagnóstico sobre la eficacia para trabajar los contenidos que establece el Programa de Estudio, como también el conocimiento sobre los procesos de aprendizaje de los estudiantes que son atendidos por los tutorados. Es muy importante tomar en cuenta que los proyectos de TEI no sean usados para compensar, o para disfrazar los defectos que puedan tener en su formación profesional o en los conocimientos básicos requeridos para la presentación de un examen para aspirar a concursar por un número de horas en una escuela. Se espera aportar un andamiaje a los docentes que no es lo mismo que tratar de darles clases formales.

Otro aspecto a considerar, es el posible apoyo que se tendrán por otros profesores experimentados en el proyecto de TEI, existen en México experiencias respecto al apoyo entre iguales en las Universidades, sin embargo, no persiguen la enseñanza entre sus pares, sino un acompañamiento a los estudiantes de nuevo ingreso para ayudarles a adaptarse al medio universitario. Al no existir personas 2


con experiencia en estos proyectos de intervención serán los primeros que experimenten con la implementación del presente proyecto y será a través de la experiencia que se vayan formando para luego poder aportar el soporte a otros proyectos que se instituyan, sin embargo, si alguno de los que se capacitarán conocen una experiencia cercana con este tipo de proyectos puede servir de soporte para que los auxilie cuando sea necesario. También puede auxiliarse del documento de (Solís 2009) donde se muestran las experiencias que se recabaron respecto a los proyectos de apoyo entre iguales que existen en las Universidades Públicas de México.

Para establecer el proyecto de intervención con los pares de docentes, es necesario establecer un objetivo que sea realista y alcanzable, conociendo el contexto se puede estructurar un objetivo general y otros específicos que llevarán a la posterior evaluación de los logros alcanzados en el proyecto. Se debe tomar en cuenta que los objetivos que se establezcan pueden no ser los mismos entre diferentes profesores y lo que uno plantee como objetivos puede tener como resultado un proyecto exitoso y no necesariamente lo será para otro profesor en su intervención con sus pares, que tiene un contexto diferente y necesidades diferentes, él tendrá que establecer su propio objetivo, pues al tratar de conseguir lo mismo, puede darle como resultado el fracaso del proyecto. Es de esperar para tutor y tutorado que demuestren un incremento en las competencias en algún aspecto a partir de la tutoría y quizá incrementar la confianza y el interés en esa área. Sin embargo, no es aconsejable esperar que un proyecto breve provoque un gran impacto sobre un problema específico que se encuentra extendido por mucho tiempo. Debe tenerse precaución cuando se fijan los objetivos para que no se generen sorpresas que no se esperan con los resultados que se obtengan.

3


2.6.2 Selección y combinación de participantes De la selección cuidadosa de los participantes en la formación de diadas para la estructuración de un programa de TEI depende el éxito del mismo, por lo que se deben considerar los siguientes aspectos.

Para obtener mayores resultados en este tipo de proyectos es necesario decidir adecuadamente la manera en la que serán asignados los estudiantes en diadas o pequeños grupos, pero sobre todo, el nivel de madurez de los que fungirán como tutores. Se recomienda que se inicie con un pequeño grupo de tutores para que se puedan madurar las intervenciones y que el resto del grupo realice observación de lo que se lleva a cabo, así tendrán elementos para su posterior intervención, se pueden disipar posibles dudas y entender los roles que se tendrán si se trata de una intervención en pequeños grupos, sobre todo porque se debe tomar en cuenta que intervendrá el aprendizaje cooperativo y todo lo que ello implica.

Lo anteriormente mencionado, puede en algunas circunstancias proporcionar relaciones de grupo entre iguales y servir para desarrollar cohesiones sociales. Por tanto los profesores no deben utilizar deliberadamente TEI en situaciones donde se observan problemas en el grupo. Así, antes de iniciar con un proyecto de este tipo debe estar perfectamente cuidado y organizado con relación a los profesores tutores y tutorados involucrados. Se recomienda, por tanto, una muy buena capacitación antes de iniciar con las intervenciones para que los resultados sean los más cercanos al objetivo que se persigue.

Otro aspecto importante, es la manera en la que se convocará a los profesores con experiencia para que funjan como tutores y también la manera en la que se reclutará a los tutorados, no todos quieren participar y no todos quieren ser ayudados, por lo que la manera en la que se convoquen y capaciten tendrá un menor o mayor impacto en el logro de lo que se pretende alcanzar. Además, se ha de decidir el tipo de intervención de acuerdo con las características de los participantes, si las sesiones serán con un grupo numeroso para que se apoyen 4


entre pares en donde se encuentren los profesores idóneos con los no idóneos, entonces se tratará de una tutoría de cruce de nivel, porque unos tendrán mayor experiencia que otros y seguramente serán de edades mayores que los profesores no idóneos. En proyectos de cruce institucional se podrán emparejar docentes no idóneos de una institución de Nivel Medio Superior de diferentes tipos con los docentes idóneos de otras instituciones, aquí resultará mucho más complejo para la difusión, el reclutamiento, la capacitación y la evaluación. Finalmente, para establecer el reclutamiento de los interesados, se deberá realizar una convocatoria y difundirse por medios electrónicos e impresos, para lograr una buena demanda tanto de quienes serán tutores como de los que serán apoyados. En proyectos de estudiantes debe tomarse en cuenta la edad, sin embargo, en este programa se espera más que la diferencia de edad, la diferencia en conocimientos y habilidades para que se vea un mayor impacto en los tutorados. Por otro lado, también se debe cuidar los momentos en los que se dará la intervención, si se hace en un espacio en donde se convoquen a los profesores no idóneos para que se lleve a cabo la tutoría no habrá problemas, sin embargo, si se dan apoyos fuera de la institución educativa seguramente habrá que tomar en cuenta que los horarios no se puedan empatar, a la vez que puede haber tutores con tanta disponibilidad que eso no será un obstáculo. Con estudiantes donde la edad es diferente, el tutorado espera mayor beneficio pues tendrá su tutor mayor conocimiento y habilidad, sin embargo, en todas las relaciones entre pares se esperaría el beneficio para ambos, pues mientras uno aprende el otro reafirma sus conocimientos. En el emparejamiento entre profesores se espera solo el beneficio para el tutorado y por tanto si el tutor tiene igual o mayor edad el impacto personal solo lo verá reflejado en la motivación y la satisfacción que le proporcione la ayuda prestada y un mejor resultado que su tutorado consiga al realizar nuevamente su examen.

Por otro lado, es muy importante tomar en cuenta el número de participantes para efectuar la tutoría entre pares, la gran mayoría de programas están diseñados en una situación uno a uno, pero pueden ocurrir en pequeños grupos de hasta 4 5


integrantes, en el último caso es muy importante que se asignen los roles en el equipo para evitar perder el tiempo en ponerse de acuerdo en lo que harán, desde luego que en este arreglo el tutor fungirá como el “líder” del equipo, pero debe quedar estipulado desde el inicio. Aunque no hay experiencias reportadas en la literatura con pares de adultos, siempre es prudente considerar una capacitación previa para que se conozcan los roles que cada miembro del equipo puede asumir y con ello evitar inconvenientes no deseados.

Por otro lado, para establecer el equipo de trabajo dentro de la TEI debe cuidarse las habilidades que el tutor tendrá para apoyar a su o sus pares tutorados, se recomienda que en la formación del par, el tutor sea de una edad mayor que el tutorado y con ello garantizar que posee más experiencia y por tanto mayor habilidad en las cuestiones pedagógicas, didácticas y puede guiar mucho mejor a su profesor asignado. Puede suceder que ambos tutor y tutorado sean de habilidades similares y se pueda dar una tutoría de tipo recíproca, lo anterior también es bueno porque uno puede ser hábil en algunas cosas y apoya a su compañero y viceversa. Lo más aconsejable es que se divida al grupo y se empaten a los menos capaces con los más capaces.

Otro aspecto importante, es tomar en cuenta el tipo de relaciones que se dan entre tutor y tutorado, probablemente no sea el caso, pero la literatura reporta que no ha de emparejarse a los mejores amigos, porque se ha comprobado que el tutor termina realizando la tarea o al revés, se dedican a comentar otras cosas y descuidan la tarea a realizar. También no es aconsejable emparejar a quienes tengan una relación pobre o conflictiva, en este caso no habrá disposición para el trabajo y terminarán rompiendo la relación. Debe cuidarse en gran medida que el tutor no sea tan dominante o autoritario, pues esto terminaría ahuyentando al tutorado.

Para cuando se realizan los equipos de trabajo seguramente habrá quienes tengan preferencia por algún tutor porque saben de su capacidad como profesor o 6


por alguna buena reputación que se ha ganado y esto puede generar que muchos tutorados quieran trabajar con él para obtener su apoyo y que otros tutores se queden sin tutorados, por tanto, no es aconsejable permitir total libertad para elegir. Independientemente de la diferencia en edad y habilidades, si se deja abierta la selección del tutor se puede generar un caos. Una opción es que los tutorados seleccionen a través de voto secreto de entre tres o cuatro posibilidades. En algunos casos puede presentarse que la diferencia de sexo sea un inconveniente, hay quienes prefieren trabajar con hombres y no tener una mujer como tutora, si fuera el caso, es preferible reacomodar al tutorado con alguien con el que se sienta a gusto o terminará trabajando con algunos de sus amigos o conocidos o simplemente ya no llegar a la tutoría. A pesar de que puede haber casos en que los hombres prefieren trabajar con alguien de su mismo sexo, existen experiencias exitosas de tutoría de pares con cruce de sexo que han dado muy buenos resultados, lo anterior se debe al grado de responsabilidad, compromiso y solidaridad que muestran las mujeres.

Por otro lado, es conveniente en este tipo de programas que se tenga en cuenta que un tutor puede tener dificultades para llegar a la sesión y dejar a su tutorado sin la ayuda correspondiente, para estos casos se recomienda que se tengan tutores suplentes para evitar que los tutorados se desmotiven o aburran al no haber quien les apoye. Puede también suceder que un tutor deserte y deje el compromiso contraído, en este caso también es aconsejable contar con tutores extras que puedan cubrir el lugar que queda vacante.

Finalmente, pero no menos importante es considerar los incentivos que se darán tanto al tutor como al tutorado. En programas de TEI de Norte América suele el tutor recibir un incentivo económico por el apoyo que da a sus tutorados. Lo deseable es que este tipo de apoyo entre pares sea totalmente altruista, sin embargo, siempre es bueno mantener la motivación de ambos participantes. Algunos proyectos organizados utilizan como incentivos distintivos personales, certificados de méritos y esfuerzo o premios muy pequeños como bolígrafos, pero 7


el incentivo mayor que puede darse es el elogio para elevar su autoestima, el reconocimiento frente a los demás, incluso una palmada en el hombro aseverando que se están haciendo bien las cosas tiene un impacto positivo como incentivo para ambos participantes.

2.6.3 Área del conocimiento En investigaciones realizadas en la estructuración de proyectos de TEI, es la lectura la que más ha contribuido a mejorar este tipo de problemas, además de comprensión lectora; también el área de matemáticas ha sido estudiada y goza de popularidad en los niveles básicos y medios y en las modalidades de cruce de edad y recíproca, esta área aunque ha tenido éxito también se reporta que en algún momento se torna aburrida para el tutor sobre todo si el tutorado no comprende las explicaciones. Otra área aprovechada es la del lenguaje, para la expansión de vocabulario, la calidad de expresión en la lectura, puntuación, gramática y ortografía. La literatura también reporta logros en el desarrollo de habilidades del pensamiento y la solución de problemas, entre muchos otros usos.

Para aplicarlo con adultos se reitera que solo se han reportado con estudiantes de licenciatura en las instituciones educativas en áreas del plan de estudios tales como: la Ciencias Físicas, Ciencias Sociales, Lenguaje Extranjero (incluyendo francés, alemán, español), en México se reportan apoyos en carreras como: Física, Contaduría y Administración, Medicina, Relaciones Comerciales e idiomas extranjeros. Sin embargo, su uso puede extenderse en cualquier ámbito para el desarrollo de aprendizajes, habilidades y actitudes, de manera especial entre pares de profesores que desean ayudar y ser ayudados en las áreas de oportunidad que se requieran y que se esperan mejoras en ámbitos como: los documentos oficiales que se tienen que conocer, la manera de planear un curso a través de competencias, la planificación del proceso de evaluación y con éste el diseño de instrumentos de evaluación, así mismo el uso de estrategias de aprendizaje que generarán los productos a evaluar, no menos importante es la

8


selección de estrategias de aprendizaje que generarán los productos con los que se evidenciarán las competencias desarrolladas por los estudiantes.

2.6.4 Materiales. Los materiales didácticos utilizados por el profesor para lograr aprendizajes en los alumnos son sin duda la clave para el éxito de un curso, sin embargo, en la TEI la preparación cuidadosa de los mismos por el profesor en un proyecto de TEI y su preparación para que ambos alumnos aprendan, da a esta estrategia de aprendizaje una característica especial.

Para estructurar los materiales que han de utilizarse en la TEI es muy importante que se considere el tipo de ayuda que se dará, y con ella el contexto y el área del conocimiento en la que se apoyará. Ésta última es la base para la estructuración de los materiales que se utilizarán para las interacciones, si bien es cierto que en modelo de TEI es el profesor quien diseña los materiales para que tanto tutor como tutorado puedan llevar a cabo los encuentros con el nivel progresivo que se requiere, en el caso de la TEI entre profesores la lógica no puede ser la misma. Serán en este caso los profesores que se capacitan como tutores los que realicen la selección de contenidos y con ello el material que pueden ser de utilidad para el apoyo que brindarán. Por lo anterior se hace necesario en la planeación del proyecto de TEI que se definan los conocimientos, las habilidades y las actitudes en las que se puede dar el apoyo, para que a partir de ellas se diseñen los materiales que se han de utilizar, algunos de ellos pueden ser: presentaciones en PPT o cualquier otro formato, vídeos, carteles, fotocopias, procedimientos para diseños de secuencias didácticas y de instrumentos de evaluación, por mencionar algunos. Para lo anterior, debe considerarse que el tutor necesitará de una computadora con acceso a internet para bajar documentos, presentaciones ya elaboradas, vídeos, imágenes para sus presentaciones; el uso de un celular para poder comunicarse con su tutorado o para tomar las evidencias fotográficas que se requieran para efectuar su reporte; una tableta para dar las explicaciones uno a uno y donde cuente con los materiales electrónicos necesarios para la tutoría o 9


para futuras interacciones. Un proyecto perfectamente estructurado permitirá interacciones más fructíferas y, con la disponibilidad y secuencia cuidadosa de los materiales se garantizará mayor éxito que si sólo se improvisa. Así que contar con un banco suficiente de materiales será de gran utilidad para facilitar el trabajo del tutor.

Por otro lado, debe tomarse en cuenta que los profesores que serán apoyados a través de la TEI, presentarán diferentes niveles de competencias y por ello se debe cuidar que el material que se estructure presente diferentes niveles de complejidad, lo anterior evitará que un tutorado se aburra porque ya domina el material que se le presenta o bien que no entienda de lo que se le está hablando. Por tanto, es conveniente que sea a través de un examen o una entrevista directa que el tutor conozca el nivel de competencia de su tutorado para que a partir de ello se haga uso de los materiales. En este tipo de proyectos es aconsejable que el tutor requiera realizar registros de las interacciones que proporcione a su tutorado, por tanto, se debe considerar algún tipo de registro o evidencia de que la tutoría se dio. Es prudente que se considere también como material adicional los formatos para registrar la asistencia y los avances del tutorado, se puede optar por el reporte escrito en algún tipo de bitácora o formato para cuando le sea requerido por algún coordinador del proyecto o por las autoridades educativas. Pero también, pueden hacerse reportes electrónicos escritos para su posterior envío con las evidencias a quien lo requiera para que se conozca el progreso del proyecto. En ambos casos los reportes son un tipo de material que se requerirá para evaluar los logros alcanzados por el tutorado a través de la percepción del tutor.

10


2.6.5 Contacto Considerar la manera en que los participantes van a llevar a cabo las interacciones dentro de un proyecto de TEI, es trascendente para que se tenga éxito, preguntarse ¿Cuándo?, ¿Dónde? y ¿Cuánto?, será de gran utilidad para el trabajo de los profesores tutorados, a continuación se describen las características de contacto.

Primeramente se debe considerar el tiempo en que la tutoría ha de ocurrir ya sea en un tiempo establecido para la interacción con un gran grupo de tutores y tutorados o bien si se dará en los tiempos libres de tutor y tutorado con previo acuerdo. Si las interacciones se dan a través de la supervisión de un coordinador de la TEI seguramente se procurará que sea en un espacio designado para ese fin en una especie de salón de clase. Si se da en los tiempos libres ambos, tutor y tutorado, deben tener un amplio grado de responsabilidad para que los objetivos puedan lograrse. En ambos casos debe tomarse en cuenta que el espacio en el que se dé la interacción sea confortable y sin distractores, en caso contrario se puede prestar a distractores por el ruido que se genere del exterior. Debe también considerarse que el número de mobiliario sea suficiente para que se encuentren en un ambiente confortable. Si la interacción requiere del uso de papel y lápiz o la realización de otros materiales de mayor tamaño entonces es aconsejable que estén disponibles mesas de trabajo. Igualmente, la literatura sugiere que la duración de la tutoría para los niños sea en periodos mínimos de 15 minutos, siendo 30 minutos de contacto lo más común en las interacciones de tutor y tutorado. Las sesiones de 15 minutos suelen usarse para los cierres de clase para obtener conclusiones o evaluar los aprendizajes.

Para el caso de adultos las sesiones pueden prolongarse por periodos de una hora o bien hasta que se agote el material que se revisará en la sesión y las interacciones pueden programarse posteriormente por vías electrónicas.

11


Así mismo, la frecuencia de la interacción es otro factor a considerarse, la literatura aconseja en el caso de tutores y tutorados estudiantes, que se dé por lo menos tres veces a la semana, sin embargo, si se da en contactos de 4 o 5 veces a la semana será mucho mejor. En el caso de los profesores pueden programar la tutoría con una frecuencia que permita al tutorado avanzar en los materiales o tareas asignadas por el tutor y verse sólo para aclarar dudas e iniciar un nuevo material, desde luego deben dejar abierta la posibilidad de estar en contacto vía telefónica o por medios electrónicos con un previo acuerdo por ambos. Puede suceder que el profesor tutor no disponga de tiempo fuera del horario establecido, si este es el caso, debe organizarse con su tutorado para que se optimice el tiempo de la sesión o sesiones que acuerden realizar.

También debe considerarse el periodo de duración de la pareja, un profesor tutor puede optar por apoyar a su tutorado durante un periodo que le permita lograr el objetivo de su proyecto, pero también puede decidir sólo apoyarlo en ciertos temas sin que tenga el compromiso de trabajar con el tutorado por un periodo largo. Lo aconsejable es que cuando es asignado un tutor profesor a un tutorado, permanezcan juntos hasta el logro de la meta establecida, en este caso hasta que el tutorado quede listo para presentar nuevamente su examen ante el Servicio Profesional Docente.

2.6.6 Técnica La técnica a utilizar dependerá del tipo de interacción que se plantee en el objetivo del proyecto. Se han proporcionado con anterioridad un buen número de técnicas de TEI para que se pueda llevar a cabo la interacción. Es decisión del coordinador y del tutor la selección de los contenidos, de acuerdo a las necesidades a atender, así que, puede elegir una o varias de ellas para que queden establecidas en el proyecto. Pero también las técnicas pueden ser diseñadas cuando ya se cuenta con la experiencia en el trabajo como tutor sin la necesidad de utilizar algunas que no se ajustan al contexto en el que se trabaja. Existen a la venta en los países 12


anglosajones paquetes de técnicas para diferentes finalidades: lectura, escritura, ciencias, matemáticas, ortografía entre otras muchas más, pero se tiene el inconveniente que en México no están disponibles. Así que, si resultan de utilidad las descritas en el presente curso, pueden utilizarse e ir estructurando las propias conforme sea necesario y de acuerdo a la experiencia.

Es preciso prever algunas técnicas para la rectificación de los aprendizajes o las habilidades desarrolladas e incluso las conductas. Puede suceder que al encargarle una tarea al tutorado, ésta no se encuentre con las características deseadas, o que haya quedado incompleta, o que le falte poco para lograr lo que se pretende. El realizar la revisión y la corrección en el momento adecuado mantendrá al tutorado pendiente de realizar cada vez mejor la terea encomendada. Si se encontraran demasiadas correcciones entonces es preciso regresarse a revisar nuevamente los contenidos abordados hasta que esté seguro el tutor que se ha comprendido en la totalidad. Cuando el tutorado es corregido suele suceder que pueda sentir desmotivación o frustración, la tarea del tutor en estos casos es no desesperarse y proporcionar de manera asertiva un elogio a su tutorado, esto lo hará sentir mejor y levantará su ánimo para continuar con la tarea. Así mismo, puede suceder que el tutor se sienta frustrado porque tiene que realizar correcciones de manera constante a su tutorado y pensar que su trabajo es infructuoso, una de las ventajas de la TEI es que tutor y tutorado logren beneficios mutuos, uno al enseñar y reafirmar lo que conoce o es hábil y otro porque aprende y se vuelve hábil en algunas otras cosas que le hacen falta, así que, si el tutor tiene a un tutorado de un nivel muy bajo puede sentirse desmotivado porque no obtiene ningún beneficio de su tutorado. En el último caso es el supervisor o coordinador del programa quien debe realizar elogios o incentivos al tutor para que éste redoble esfuerzos en el apoyo que se encuentra brindando.

Por otro lado están las habilidades que se posean para la enseñanza y el aprendizaje por parte del tutor, en proyectos con niños y adolescentes se debe 13


especificar las habilidades mínimas que debe desarrollar, éstas incluyen: la manera de presentar la tarea, dar claras explicaciones, demostrar ciertas tareas y habilidades, respaldar o llevar a tutorado a imitar estas habilidades, verificar el rendimiento, dar retroalimentación en el rendimiento, identificar esquemas consecuentes de error o problemas de respuesta de los tutorados. Sin duda esto no será un problema para los profesores tutores, debido a que son diestros en didáctica y es una de las áreas en donde proporcionarán apoyo a sus tutorados. Un aspecto que debe cuidarse por parte de los tutores es la actitudinal, debe ser empático y paciente, sin caer en la complacencia, porque puede generar demasiada dependencia de su tutorado y que éste no pueda hacer nada sin la ayuda del tutor.

Para llevar a cabo la rectificación se debe considerar que los errores implican el fracaso y fracaso crea tensión y la tensión puede producir una reacción negativa en el tutorado y posiblemente también en el tutor, tal como sentir que los errores son un indicador de incompetencia de su parte. Para evitar la irritación, frustración y la desarmonía en la relación tutorial, todas las técnicas incluyen alguna forma de procedimiento predeterminado para posibles errores que puedan surgir en la aplicación de la técnica. Por lo que, es necesario hacerlo rápido, simple, constantemente aplicable, fácil y no estresante para ambos.

Sin duda, la regla simple del modelo de Instrucción Directa (Topping y Wolfendale 1985) es una buena alternativa a la que se puede recurrir. Éste estipula que nunca el tutorado tiene un error, el tutor señala (generalmente de manera no verbal) el error, se manifiesta modelando la respuesta correcta, el tutorado adelanta o apunta para imitar la respuesta correcta, verifica que el tutorado pueda producir la respuesta correcta sin ayuda. En un posterior momento re verificar que el tutorado pueda emitir la respuesta correcta a solicitud del tutor. Esta clase de estructura puede ser aplicada a casi cualquier área del plan de estudios y a cualquier tipo de error y tiene la ventaja de no dejar al tutorado con dudas por un largo periodo de tiempo hasta que tenga su siguiente sesión. 14


Si los procedimientos de rectificación de error son considerados cuidadosamente y consistentemente desplegados por los tutores, debe evitarse la irritación cuando se trata de enseñar. Al contrario debe procurarse una relación cálida y el elogio es una forma de lograrlo, sin llegar a ser exagerados, es bueno que se premien los logros de los tutorados a través de una palabra agradable, una palmada en el hombro o simplemente un “muy bien”, tomando en cuenta que los elogios se logran dar de manera verbal o no verbal, puede optarse por el que resulte oportuno en determinada situación. Para algunos tutores llevar a cabo el elogio es una actividad que surge de manera natural, pero para otros resulta algo complicado, estos últimos pueden optar por tener un banco de palabras de elogio mientras adquieren la habilidad de ocuparlas en los momentos adecuados. Es esencial que en el primer contacto de tutor tutorado no se llegue de inmediato al abordaje de contenidos, considerando que la tutoría es un proceso social, es necesario que primero tengan una charla donde se conozcan e intercambien gustos y opiniones. Una vez hecho esto pueden dar inicio al trabajo. Adicionalmente, las habilidades sociales verbales y no verbales involucradas, el elogio, la importancia de los aspectos del comportamiento tales como; la proximidad física, contacto ocular y postura, deben ser elementos que se incorporen al entrenamiento de los tutores.

Otro punto importante dentro de la técnica es la corrección de la misma, cuando se trabaja con una técnica que no se ha utilizado en el contexto inmediato, es recomendable que se tome nota de un listado de errores o inconvenientes que puedan surgir al trabajarla y la propuesta para solucionarlos, para que sean considerados en futuros proyectos. Cuando se usa una técnica estandarizada, en ella se mencionan posibles inconvenientes y la manera de solucionarlos, como en este caso no es posible contar con ellas, lo recomendable es hacer las rectificaciones pertinentes.

15


2.6.7 Entrenamiento El entrenamiento de los participantes de un proyecto de TEI resultará trascendente para saber qué hacer dentro de la interacción durante el proyecto, por lo que se debe tomar en cuenta quiénes deben llevar a cabo este entrenamiento y qué se debe considerar para el mismo, esto resultará crucial para lograr el éxito tanto del tutor como del tutorado.

En un proyecto que desee aplicarse en una escuela normal, es el profesor de clase quien capacita a los alumnos, él debe ser conocedor de la técnica y de los materiales que se van a utilizar durante el proyecto, así mismo, debe procurar el entrenamiento de los tutores y tutorados en aspectos generales como los roles que se jugarán dentro de la tutoría, los beneficios de cooperar,

los aspectos

cooperativos para que la interacción funcione (interdependencia positiva, la responsabilidad individual y grupal, interacción cara a cara, las prácticas interpersonales y grupales y la evaluación). Se estila que el entrenamiento sea de manera grupal en el salón de clases, tanto a tutores como a tutorados para que el profesor frente a grupo ahorre tiempo, en lugar de dividir a tutores y tutorados para capacitarlos.

En los proyectos con adultos es conveniente que el tutor tenga un conocimiento más profundo de la TEI en: los antecedentes, el marco teórico, las técnicas que puede utilizar así como los elementos que debe incluir en un proyecto. El conocimiento a profundidad de la metodología aquí propuesta resultará de mayor utilidad porque al profesor tutor le será de utilidad no solo para el proyecto de tutores pares entre profesores, sino que podrá aplicarlo en sus aulas y así maximizar el desarrollo de competencias en sus estudiantes. Entonces en este entrenamiento se encontrarán capacitando los instructores que posteriormente entrenarán a su vez a los profesores que fungirán como tutores y los tutores serán los responsables de capacitar a su tutorado para el éxito en las interacciones.

16


Es necesario considerar que, el entrenamiento a los profesores tutores debe ser amplio y contar con suficientes sillas y mesas para que se dé una verdadera interacción cara a cara de los participantes, sobre todo si se trabajará con pequeños grupos y no en parejas. Así mismo, considerar el tiempo destinado al entrenamiento presencial, tal como establecerse las fechas de la orientación y las actividades a contemplar en cada una se las sesiones.

Otro aspecto no menos importante es el equipamiento con el que debe contar la sala donde se llevará a cabo la orientación, los equipos que se necesitarán como: cañón, PC, bocinas, pantalla, TV. Así mismo los materiales requeridos: papel, lápiz, papel bond, marcadores para rota folios, marcadores para pizarrón, hojas, entre otros.

En el entrenamiento de los participantes deben considerarse los siguientes aspectos: 1. La instrucción verbal y escrita, debe cuidarse el sobreestimar el impacto que puede tener una conversación verbal, así como la facilidad con la que pueden asimilar fielmente la información de los materiales, por lo que dar una instrucción verbal o escrita no puede asumirse como un método de entrenamiento (folletos, listas del profesor, comentarios verbales) sino como una manera introductoria al entrenamiento que posteriormente se debe profundizar. Algunos profesores pueden distraerse después de una plática de 10 minutos, sobre todo si tiene dificultades para el aprendizaje, muy probablemente los adultos logren mantener mayor tiempo la atención en una exposición del entrenador, pero es mejor preparar actividades

de

aprendizaje donde los participantes permanezcan activos, a través de las indicaciones del entrenador y después concretar los aprendizajes adquiridos a través de plenarias en donde se muestren a través de esquemas, diagramas, mapas, carteles u otra estrategia de aprendizaje donde se concreten los logros alcanzados.

17


2. Los participantes pueden presentar demostraciones de la manera en la que es llevada a cabo un tutoría entre iguales a través de vídeos que se encuentran disponibles en técnicas estandarizadas, pero si esto no es posible, se puede considerar la posibilidad de realizar un sociodrama para ejemplificar la manera en la que se debe llevar a cabo las interacciones entre tutores y tutorados. 3. Dentro de la demostración se debe llevar a cabo la retroalimentación, los tutores que serán entrenados deben asumir ambos roles para realizar la intervención y observar por parte del entrenador y los participantes lo que resulta adecuado o no adecuado en las intervenciones, en una especie de coevaluación de la práctica. 4. Es conveniente que se encuentren más de un supervisor para verificar una adecuada aplicación de la técnica y que los tutores puedan recibir las observaciones pertinentes que remedien los puntos débiles que se observan antes que vayan al trabajo con sus tutorados. Si fuera necesario se debe trabajar con los tutores entrenados de manera individual para verificar la correcta aplicación antes de la intervención. 5. Finalmente, conviene hacer un tipo de contrato tanto con los tutores como con los tutorados, aunque la TEI pretende ser una labor altruista y de ayuda mutua a través de voluntarios que desean ayudar a sus compañeros, es preferible que se elabore una especie de contrato por escrito donde se indiquen los compromisos que se obtienen por ambos en el desarrollo de un proyecto. Es frecuente que un tutor decida dejar de apoyar a un tutorado porque no se siente bastante motivado o porque le surgió otro trabajo, a su vez el tutorado puede dejar de asistir argumentando múltiples excusas. También deben quedar perfectamente establecidos los requerimientos, materiales, registros, espacios para llevar a cabo la tutoría y todos los detalles que sean necesarios considerar para dar marcha al trabajo.

18


2.6.8 Observación Durante el curso del proyecto, es importante que el coordinador supervise de cerca cómo van las cosas, para detectar cualquier problema en el momento, proporcionar abundante elogio y entusiasmo, mantener la motivación alta, asegurar que la técnica no está mostrando signos de “enfriamiento”, verificar que los pares o los grupos están manteniendo relaciones sociales positivas y estar seguro que los materiales están siendo usados en una secuencia apropiada o con referencia a los niveles relevantes de dificultad. Lo anterior permite asegurarse de los avances que se van teniendo en cuanto al aprendizaje y que el proyecto está llevándose por buen camino.

Especialmente en un primer proyecto, la observación cercana será esencial para asegurar el máximo beneficio adquirido por los participantes. Puede así mismo, realizarse una auto grabación de audio o vídeo en las interacciones como una manera de llevar a cabo el seguimiento de los avances de los tutorados y del desempeño del tutor y así tener las evidencias para realizar un reporte. Establecer sesiones de seguimiento de los tutores, es una buena forma de discutir la manera en la que se está llevando a cabo el proyecto y los problemas que se han tenido entre las interacciones. La observación más eficaz es la directa, así que el tutor debe tomarla en consideración para que en las sesiones de tutoría se pueda percatar a través de la observación lo que está ocurriendo y si las cosas están caminando como se espera, será difícil que en una sola sesión tenga el tiempo de observar todos los aspectos que se esperan valorar del tutorado, por lo que puede programarse en diferentes sesiones hasta completar la observación, un buen instrumento de registro le puede ayudar a sistematizar las observaciones y con ello tener elementos para la elaboración de un reporte. A fin de obtener mayor dominio en la observación será recomendable revisar el documento adjunto “Técnica de Observación” que se puede realizar en la función de tutoría.

19


2.6.9 Evaluación Algún tipo de evaluación voluntaria ciertamente será característica de un proyecto, no basándose en percepciones subjetivas y observaciones generales. Si se desea evaluar los resultados de una manera consistente, confiable y con validez, deberá diseñar su planeación de tal manera que se puedan cubrir estas áreas a evaluar. No se deberá esperar al final del proyecto para llevar a cabo la evaluación ya que se puede llegar a la confusión o a la auto decepción, es recomendable ir evaluando los logros que se van alcanzando a través de la observación directa diaria, para ir corrigiendo sobre la marcha los posibles inconvenientes que se estén presentando y solucionarlos en el momento que éstos se presenten.

Puede ser muy valioso proporcionar información positiva para la evaluación porque se puede retroalimentar de manera apropiada a los participantes en la tutoría incluso para aumentar su motivación. La información de la evaluación también puede ser útil además del propósito principal, que es verificar si realizado ha funcionado y para permitir que se adapte o mejore su organización en una posterior oportunidad. Los resultados de la evaluación pueden también servir para proporcionar motivación al coordinador del proyecto.

Es necesario considerar el diseño de la evaluación al estructurar el proyecto. Una adecuada evaluación incluirá por lo menos antes y después una valoración de algún tipo, por lo tanto es necesario planear lo que será evaluado desde el principio, para poder colectar los datos con regularidad en el área de conocimientos, o el desarrollo de habilidades que se está trabajando

Medir el logro, adelanta las decisiones que han sido tomadas para el uso de alguna norma de prueba referida, la cual verificará la maestría de conocimiento específico, información de tareas y habilidades de aprendizaje. Así mismo, los comportamientos o conductas tanto de tutores como de tutorados deben ser evaluadas a través de la observación directa y el registro correspondiente, aunque 20


una observación directa no garantiza la total fiabilidad, porque una observación en un momento poco adecuado no indicará que siempre estén presentes estos comportamientos, ante ello es mucho más recomendable que se tomen videos, que se puedan analizar posteriormente, sobre todo si de la evaluación se obtendrá un reporte de investigación.

Otros aspectos que deberán ser objeto de evaluación son: si el entrenamiento fue llevado a cabo satisfactoriamente, si la planeación de las reuniones de evaluación ocurren a tiempo y fueron asistidas bien, si los registros y otros datos de reporte han sido compaginados, cotejados y planeados (así pueden ser analizados y relatados para otros resultados), si todos los materiales estuvieron realmente disponibles y utilizados, si la técnica fue utilizada apropiadamente, si la relación tutorial fue positiva, si el dominio fue verificado y requerido por los tutores, la velocidad de asistencia, distribución larga de sesiones de tutoría, información de listas de observación, todo debe estar disponible, para que pueda ser analizado y se relacione con los objetivos planeados en el proyecto.

2.6.10 Retroalimentación. La observación y la información de la evaluación necesitarán sistematizarse y resumirse de laguna manera, o para ser más precisos de dos maneras. Una manera simple de mostrar los resultados favorables y la información para los mismos participantes que es necesaria para apoyarlos y promover la confianza y el crecimiento adicional. Puede ser necesaria una disposición de la información más científica y que tendrá la intención de ser presentada a los compañeros profesores interesados, los otros coordinadores o bien a alguna autoridad educativa. Debe quedar claro desde el principio que se debe asumir la responsabilidad por la ordenación de la información de varias maneras, de otro modo los resultados estarán destinados a quedar guardados en papel en los cajones de un archivero para siempre. Se deben tomar decisiones sobre cómo resumir los datos para los diferentes propósitos, qué formatos para la presentación

21


verbal, numérica y gráfica se van a utilizar y si se va a incluir algún análisis de tipo estadístico.

La retroalimentación para los estudiantes puede ser en grupo o individual, con los tutores y tutorados separados o bien juntos,

aunque

los que

mayor

retroalimentación requieren son los tutores y serán ellos quienes necesiten conocer la evaluación y la retroalimentación de manera detallada, porque serán los que en un futuro próximo vuelvan a trabajar con un proyecto como este con otros profesores que lo requieran.

Referencias bibliográficas.

Solís, M. V. (2010). Tutoría entre Iguales en las Universidades Públicas de México. Tesis doctoral. México: UATx. Disponible en: http://www.monografias.com/trabajos87/tutoria-iguales-universidades-publicasmexico/tutoria-iguales-universidades-publicas-mexico.shtml

Topping (1988). The peer tutoring Handbook. Promoting Co-operative Learning. Cambridge: Brookline books

Topping, K. J. and Ehly, S. (1998) Peer assisted learning. Mahwah NJ and London UK: Lawrence Erlbaum Associates.

Topping, K. J. (2001) Peer Assisted Learning. A Practical Guide for Teachers, Brookline Books. USA.

22

Organización de proyecto solis  
Organización de proyecto solis  
Advertisement