Page 22

Fab Labs Las fábricas llegan a los barrios En español, la palabra Fab Lab también puede remitirnos a lo que es: un laboratorio de fabricación. Pero, ya que estamos en el 2014 donde supuestamente los autos iban a volar, podemos y debemos agregarle a esto, que se trata de un laboratorio de fabricación digital. Los Fab Labs adquieren hoy la imagen de lo que puede llegar a ser un nuevo paradigma en torno de la producción industrial.

que apuestan a la fabricación digital. Dentro de ellas, el poder tener un lugar para practicar, un lugar donde ensuciarse las manos y producir algo con estas tecnologías, es algo fundamental. Y de la misma forma lo es, poder aumentar la velocidad del ciclo de aprendizaje que ocurre a través de la imaginación, el diseño, el prototipado, la reflexión y la iteración.

Hoy gracias a éstos, podemos pensar en una vuelta a un tipo de desarrollo más local, más cercano, más barato y posiblemente, más justo.

Este tipo de laboratorios crecieron a partir de la idea de poder replicar el funcionamiento interno del mismo en cualquier parte del mundo. Por eso, se han establecido normas que permiten diferenciar un verdadero Fab Lab de otra cosa, como un centro de prototipado, o un taller con impresoras 3D. Dentro de esas normas, se requiere por ejemplo poseer máquinas de fabricación digital (ver apartado); tener procesos unificados, para que los desarrollos de un Fab Lab puedan ser replicados en el resto de ellos; que cualquier persona pueda usar el espacio para fabricar casi cualquier cosa; que los usuarios se responsabilicen de su seguridad y la del resto de los usuarios, que contribuyan con la comunidad de Fab Labs proveyendo de los métodos de fabricación y procesos que usa; y que colabore con la limpieza del mismo.

El origen del Fab Lab pertenece al MIT, el Instituto de Tecnología de Massachussets, en Estados Unidos. Allí, el Fab Lab surge como una extensión del Center for Bits and Atoms (Centro para los bits y los átomos), que se encarga en parte, de la fabricación digital y la computación. Básicamente, el Fab Lab es una plataforma que permite la innovación y la invención, un lugar para aprender, para jugar, para crear. Ser parte de un Fab Lab significa ser parte de una comunidad de aprendices, educadores, investigadores, innovadores, emprendedores, y hacedores, que se pueden encontrar a lo largo de todo el planeta. Por eso el Fab Lab original ya no es el único. En los últimos años encontramos Fab Labs en puntos remotos del mundo, que se relacionan entre sí por tener tecnologías y métodos de fabricación similares. Poco a poco los Fab Labs comienzan a ser algo muy común, incluso para universidades y escuelas 22

Esas son apenas algunas de las normas básicas para generar un Fab Lab u operar en uno. Lo interesante para muchos, es que dentro de ellos, a las personas se les permite incluso trabajar en un proyecto propio, donde puedan generar los elementos para el inicio de su propio negocio.

Máquinas tradicionales de un Fab Lab • Máquinas de prototipado rápido (RepRap, profesionales, etc). • Cortador láser controlado por computadora. • Cortadora de vinilo, para producir antenas y circuitos flexibles. • Fresadora de precisión, para moldes tridimensionales o placas de circuitos. • Fresadora para hacer piezas medianas como muebles. • Herramientas de programación para procesadores de bajo costo.

Revista I3D  

La primer revista de Impresión 3D en español. I3D te trae toda la actualdad de la industria que más crecerá en las próximas décadas. Una pub...