Page 11

Equipo investigador de la UNLa.

diferencia de las pro, que uno las compra, imprime y listo; y que tampoco es tan así porque también se traba a veces. En las profesionales uno sólo puede modificar tres o cuatro parámetros que te deja el programa que viene de fábrica. Francisco: En las profesionales por ejemplo, el relleno no es algo que podamos modificar en los parámetros. Para lograr una firmeza es necesario modificar eso, y eso es algo que en las RepRap se puede. Es posible jugar con las distintas geometrías. ¿Cuáles son los principales beneficios de esta tecnología para un diseñador industrial? Andrés: Hay una cuestión que nos fascina, y se trata de la complejidad morfológica de las piezas que se pueden fabricar. Se pueden hacer piezas que con métodos industriales son imposibles, y eso, el potencial que tiene a la hora de diseñar es

mucho. Prácticamente todo lo que uno puede imaginarse capaz de modelar en 3D puede fabricarse. Eso es algo que a los diseñadores nos fascina. Piezas de cerámica como las que hemos hecho, no se pueden hacer de otra manera. Hay piezas que las vemos ahora porque las podemos imprimir, sino, son piezas de museo. Francisco: Existen radiadores de la NASA que generan remolinos y flujos dentro del mismo, que se hacen con impresión 3D y sólo con impresión 3D. ¿Y cómo combinan todo esto con el Minga Lab? Matías Ingracia: El Minga Lab surge de un proyecto de investigación con las impresoras 3D PrintrBot. Nos dimos cuenta que había otra gente que se quería sumar al proyecto y no estaba dentro del grupo de becarios. Entonces conocimos los FabLabs, y pensamos por qué no hacer lo mismo.

Espacio de muestra en la UNLa.

Una comunidad, un laboratorio de fabricación dentro del entorno del taller digital. Así fue como gracias al asesoramiento de Andrés, tuvimos el MingaLab. Con el tiempo empezamos a tener otros proyectos, como una máquina de corte láser, otra fabber home, otra para la tesis de un alumno, o la de cerámica, entre otras. Antes de fundar el MingaLab, ya veníamos haciendo esto, teníamos las herramientas, la forma de trabajo, pero carecíamos de un nombre. Hoy seguimos apoyándonos unos a otros, cada uno sigue con sus cosas, pero ahora se fortalecen las idas y vueltas de conocimientos. Por el momento, el MingaLab está abierto para gente de la carrera, pero no descartamos poder abrirlo a la comunidad. 11

Revista I3D  

La primer revista de Impresión 3D en español. I3D te trae toda la actualdad de la industria que más crecerá en las próximas décadas. Una pub...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you