Page 1

de un tiempo a esta parte

impresiones lasjustas 2012. Abril

NĂşmero 2

Especial

Chema

Madoz

a t n i p n ĂŠ i u Q

e d s a e d i

a t a l p


seissiete

Ă?ndice

ocho-nueve cuatro-cinco diez-once catorcequince

doce-trece

diecisĂŠisdiecisiete dieciochodiecinueve

dos


vienteveintiuna vientidĂłsveintitrĂŠs vienticuatroveinticinco

vientiochoveintinueve

vientisĂŠisveintisiete treintatreinta y una

treinta y dos-treinta y tres treinta y cuatro-treinta y cinco

tres


Introducción

L

a obra de Chema Madoz es sencillamente impresionante, cuajada de poesía, serenidad algo de humor y muchos elementos sobre los qué reflexionar.

Este número dos de nuestra revista está dedicado a este orfebre de la fotografía y de la composición. Hemos pensado que era una buena idea el hecho de dar algo, por poco que sea, a cambio de lo que recibimos, que es mucho. La fotografía de Chema Madoz es sobre todo sintética. Con pocos elementos se fabrica una imagen muy pensada y equilibrada conceptualmente. Nos ha parecido interesante acompañarla de un género poético oriental, poco extendido en nuestra cultura y que realmente nos fascina. Hablamos de los haikus. Un pequeño inciso para centrar al viandante. El haikai o haiku tradicional consta de diecisiete moras (unidad lingüística de menor rango que la sílaba) dispuestas en tres versos de cinco, siete y cinco moras, sin rima. Suele contener tanto una palabra clave denominada kigo (cuarto idioma), que indica la estación del año a la que se refiere, como una cesura, o pausa verbal, conocida como kire, que separa a un haiku en dos imágenes contrastantes. Tradicionalmente el haiku, así como otras composiciones poéticas, buscaba describir los fenómenos naturales, el cambio de las estaciones, o la vida cotidiana

cuatro


de la gente. Muy influido por la filosofía y la estética del zen, su estilo se caracteriza por la naturalidad, la sencillez (no el simplismo), la sutileza, la austeridad, la aparente asimetría que sugiere la libertad y con esta, la eternidad. Se cierra la clase de literatura en este punto. Tenemos que confesar que últimamente la poesía que venimos compartiendo es extensa, prolífica en cuanto a número de versos que componen cada estrofa. No por nada en especial, no hay ningún motivo premeditado. Tan solo escribimos lo que la ilustración nos dicta. Queremos que en este pequeño homenaje haya contención, mucha contención. pero sobre todo una pausada y lenta reflexión sobre lo que nos sugiere la fotografía de Chema Madoz. Las fotografías de Chema Madoz se han acompañado de pequeños poemas de tres versos sin rima, de cinco, siete y cinco sílabas, respectivamente. Son un pie de foto. La imagen manda.

cinco


Haiku nĂşmero 1

Para la huida construyo una escalera a otros espejos.

seis


siete


Haiku n煤mero 3

Esta alambrada disfraza identidades, visten an贸nimos.

ocho


nueve


Haiku nĂşmero 3

Iluminar un libro dentro de otro, descubre mundos.

diez


once


Haiku nĂşmero 4

Un universo, mirar por la mirilla mirar quĂŠ falta.

doce


trece


Haiku nĂşmero 5

EstĂĄn impresas las sendas de la vida en este sobre.

catorce


quince


Haiku nĂşmero 6

De alcantarilla se otorgan los birretes de este futuro.

diecisĂŠis


diecisiete


Haiku nĂşmero 7

Si se imaginan los sueĂąos consumidos su piel renace.

dieciocho


diecinueve


Haiku n煤mero 8

En la prisi贸n, el eslab贸n que habita es libertad.

veinte


veintiuna


Haiku n煤mero 9

Las nubes de aire de la imaginaci贸n no se aprisionan.

veintid贸s


veintitrĂŠs


Haiku nĂşmero 10

Sembrando gritos, la violencia pretende dictar las ideas.

veinticuatro


veinticinco


Haiku nĂşmero 11

Con lentitud el regalo de vida se descongela.

veintisĂŠis


veintisiete


Haiku nĂşmero 12

Los habitantes del mundo forman parte de un mismo puzzle.

veintiocho


veintinueve


Haiku nĂşmero 13

Para quĂŠ sirven los zapatos impares sin uno par.

treinta


treinta y una


Haiku nĂşmero 14

La arena blanca de los tiempos vividos son equipaje.

treinta y dos


treinta y tres


Haiku nĂşmero 15

Cualquier miseria que los platos posean, se pierde en gotas.

treinta y cuatro


treinta y cinco


De un tiempo a esta parte. Número 2  

El tercer número de la revista es un monográfico dedicado al maestro de la fotografía Chema Madoz. Lo acompañan quince haikus que pretenden...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you