Issuu on Google+

Habilidades para la toma de decisiones Criterio para adoptar decisiones en condiciones de certeza En condiciones de certeza, el que toma decisiones presupone un conocimiento completo del estado de la naturaleza que ocurrirá. Esto reduce la matriz de decisiones a una columna, y el que toma decisiones elige la estategia que rinda las mayores retribuciones.

Criterio para adoptar decisiones en condiciones de riesgo En condiciones de riesgo el que toma decisiones puede establecer una distribución de probabilidades de las retribuciones para cada estrategia, ya sea por deducción o por medición empírica. El criterio para adoptar decisiones en condiciones de riesgo es aumentar al máximo el valor esperado, o retribución ganancia media. Ejemplo: asúmase que el que toma decisiones supone 20% de probabilidad de auge, 65% de estabilidad, 10% recesión y 5% de probabilidad de depresión. Obsérvese que las probabilidades suman 100% que es condición necesaria, es decir uno de los estados de naturaleza que con seguridad ocurrirá.

Criterio para adoptar decisiones en condiciones de incertidumbre Existen cuatro enfoque básico para tomar decisiones en condición de incertidumbre, estos son: Wald: llamado también maximin Huwicz alpha o maximax Savage llamado arrepentimiento minimax Laplace cnocido como el criterio Bayes Wald: varios autores lo describen como el criterio del pesimismo y un intento de elevar al máximo el nivel de seguridad, el criterio señala que se determine el pero resultado posible de cada estrategia y enseguida se escoja la estrategia que proporcione el mejor de los peores resultados. • Hurwicz alpha: propone crear un índice de decisiones (d) para cada estrategia, que es un promedio ponderado de sus retribuciones extremas. Los factores de ponderación son un coeficiente de optimismo (α), que se aplica a la retribución máxima(M1) y su reciproco (1-α) que se aplica a la retribución minima(m). Así pues, el valor de cada estrategia es: di=αMi+(1-α)mi llamado el criterio maximax, o criterio del optimismo, enfocado hacia el mejor resultado posible para cada estrategia. • Savage llamado arrepentimiento minimax, busca reducir al máximo los arrepentimientos. El arrepentimiento se mide como la diferencia absoluta entre las retribuciones para una estrategia dada y las retribuciones para la estrategia mas •


efectiva dentro del mismo estado de la naturaleza. Y se elige la estrategia que contenga el menor arrepentimiento máximo. Laplace existe un postulado de Bayes, que dice que si se desconocen las probabilidades de los acontecimientos, deben ser supuestas como iguales. La estrategia seleccionada es la del valor esperado alto.

MÉTODOS PARA FACILITAR LA TOMA DE DECISIONES Si deseamos tomar decisiones correctas es necesario minimizar el riesgo y observar una forma metódica que se basa en las siguientes pautas:

1 - Fijar Objetivos. Identificar los objetivos es el paso más importante de todos. Una vez que pudo centrarse en su meta, decidir sobre cómo alcanzarla será mucho más fácil. Hay dos tipos de objetivos de los que tiene que ser consciente: Generales o mediatos, es decir, lo que se quiere lograr en el largo plazo. Específicos o inmediatos, es decir, lo que se quiere lograr tomando una decisión particular. Los objetivos crean un desafío y le dan a la actividad de la gente una orientación común. Saber cuáles son los objetivos da libertad y claridad para tomar decisiones dentro de las responsabilidades que se tienen asignadas. Entonces se puede: • Ver los problemas en perspectiva. • Avanzar en la dirección correcta. • Impedir desvíos por iniciativas irrelevantes e improductivas.

2 - Reunir Información El segundo paso del procedimiento de toma de decisiones es reunir la información que sirva para lograr los objetivos que se buscan alcanzar. Para que la información sirva tiene que ser: • Relevante (Si dado que es irrelevante hace perder tiempo y oscurece datos vitales). • Suficientemente detallada. • Precisa. • Completa. • Oportuna. Recuerde que siempre debe haber un equilibrio entre lo disponible y lo deseable. Las preguntas "por qué", "quién", "qué", "cuándo", "dónde" y "cómo" representan una lista de control de las áreas que puede tener que investigar antes de tomar una decisión. Hay dos tipos de información que puede necesitar, según la decisión que tenga que tomar: Información externa: es la que fluye desde el mundo exterior. Esta categoría incluye: Datos acerca de lo que se piensa hacer. Información que le da indicios acerca del futuro ambiente social, incluyendo datos acerca de la situación política, la economía y las tendencias sociales. Información interna: es la que se tiene e incluye: datos y cifras acerca de los planes y objetivos, acerca del desempeño y en relación con esos planes. Hay tres fuentes principales de información para la toma de decisiones: Recursos humanos. La gente es probablemente su mejor fuente de información y la de más fácil acceso. Materiales escritos. Puede haber informes o libros que deba estudiar, artículos de


publicaciones regulares, estadísticas, cartas o publicaciones. No se puede tomar una acertada decisión antes de conocer todos los hechos acerca de la cuestión. Una vez que tenga claro los objetivos, obtenga información de alta calidad y de fuentes apropiadas.

3 - Identificar Opciones Alternativas. Cuando se tiene que tomar una decisión, siempre es tentador elegir la opción más obvia. Pero muchas veces una de las respuestas menos evidentes es la que ayuda a alcanzar los objetivos deseados. Para poder tomar decisiones de modo efectivo hay que aprender a buscar bajo la superficie y descubrir ideas innovadoras. Cuando haya pensado en todas las opciones posibles, entonces sí, reduzca las alternativas sobre la base de los criterios de decisión. A modo de sugerencia le decimos que: • Nunca piense que agotó todas las posibilidades. • Evalúe los factores condicionantes. ¿Son reales todos los condicionamientos? • Deje a su mente en libertad. Use la imaginación para pensar más opciones. • Asegúrese de no estar partiendo de supuestos innecesarios. Encontrar nuevas ideas puede no ser tan difícil como parece, simplemente tiene que usar la imaginación. Pensar creativamente es una clave para generar opciones o soluciones nuevas y diferentes para los problemas. Pensar creativamente es la capacidad de ver problemas o situaciones de modo distinto, de verlos en una perspectiva diferente, desde otro ángulo, de costado, de atrás para adelante, incluso patas para arriba. Ser innovador no es algo limitado a la gente capaz, entrenada, o "inteligente". Con el aliento y la oportunidad adecuada, la mayoría de la gente puede producir ideas originales. Sin embargo, si esto no le resulta fácil, como le sucede a la mayoría de las personas, puede recurrir a una serie de técnicas. Parece una contradicción pero se pueden usar herramientas sistemáticas y técnicas formales para generar ideas. O también puede recurrir a otra gente. No importa cuanto tiempo dedique una persona a pensar en un problema, tarde o temprano se acaban las ideas. Si hay otras mentes disponibles ¿por qué no recurrir a ellas? Presentemos una breve descripción de dos técnicas valiosas que suelen usarse para la toma de decisiones o la resolución de problemas en forma creativa. a) Tormenta de Ideas: la esencia de la tormenta de ideas es permitir a su imaginación actuar libremente. La idea es romper el molde del pensamiento dentro de límites estrechos. Puede aplicar este concepto aun sin ayuda de otra gente. Las reglas del Tormenta de ideas son: El líder o facilitador fija el tono de la reunión y explica el problema o la decisión a tomar. Se alienta a los participantes a sugerir ideas relativas al problema o la situación con total libertad de pensamiento. El "escribiente" anota exactamente lo que dice la gente. Preferentemente en una pizarra. No se permite interrumpir ni hacer discusiones, dado que esto interrumpe el libre flujo de ideas y asociaciones. Cuando se completa la tormenta de ideas, se ordenan y evalúan todas las sugerencias. En este punto el grupo hace una lista reducida con las ideas que sean más adecuadas y que tengan mayor posibilidad de concretarse. b) Escribir ideas: esta técnica es similar a la tormenta de ideas, siendo la diferencia que los


participantes anotan sus ideas en un papel en vez de llevar un registro en una lista común. Esto es preferido por la gente a la que le gusta desarrollar sus propias ideas y se distrae trabajando en grupo. Como estimulo, se prepara una lista. Cuando los participantes se quedan sin ideas, pueden intercambiar su propia lista con la que estaba preparada. Algunos grupos anotan cada rubro en una tarjeta. La ventaja de este sistema es que las tarjetas se pueden colocar en un pizarrón y agrupar fácilmente. Una vez que generaron y agruparon las ideas, el grupo avanza a la discusión y las desarrolla del mismo modo que se describió en la técnica de la tormenta de ideas.

4 - Evaluar Opciones Una vez que ha generado varias opciones, el siguiente paso es evaluar las más adecuadas. Para las decisiones de rutina o urgentes, puede tener que hacer esta evaluación rápida y de modo informal, guiándose por su experiencia y sentido común. En cambio, para las decisiones más problemáticas que tendrán efecto significativo sobre su vida, le resultará útil abordar el proceso de evaluación de modo más sistemático. Podría intentar usar algunos de los siguientes criterios de evaluación: Factibilidad: puede evaluar la factibilidad de una opción tomada en consideración: Las capacidades requeridas para implementarla. ¿Tiene los conocimientos requeridos para manejar las consecuencias de una decisión en particular? ¿Tendría que desarrollar nuevas capacidades? ¿O tendría que contratar a gente que tenga las capacidades requeridas? Los costos. Esto es a menudo el criterio de factibilidad más importante. Es necesario saber si se puede costear una opción particular antes de aceptar o rechazarla. Hay que tener en cuenta varios costos: Costos monetarios y no monetarios, aquí se consideran todo tipo de factores. Costos de oportunidad, los costos de adoptar una opción y no otra. Aceptación: la aceptación es una opción que se da en la medida en que ésta responde a los objetivos originales de la decisión. Riesgo: una de las maneras más directas de analizar los riesgos es simplemente evaluar el peor resultado posible de la opción. Esto suele llamarse evaluar el riesgo de "peor variante" de una opción. Si está dispuesto a aceptar las consecuencias de ese riesgo, puede seguir adelante con esa opción. Sí, por el contrario, decide que los resultados de "peor variante" serían demasiado graves como para soportarlos, lo mejor sería rechazar la opción.

5 - Elegir la mejor opción. Uno de los pasos finales es elegir la mejor opción de la gama de soluciones o decisiones posibles que ha generado y evaluado. Las siguientes metodologías pueden ayudarlo con esta difícil tarea. Evaluar los pro y los contra. Involucra enumerar las ventajas y desventajas de los distintos cursos de acción y luego elegir el que tiene las mayores ventajas. Consensuar. Para alcanzar un consenso hay que producir una discusión hasta llegar a una decisión acordada. Este abordaje no funciona a menos que todos los participantes puedan decir lo que piensan; expresen honestamente lo que sienten y opinen; salgan de la reunión sintiendo que ha emergido una decisión como resultado de una discusión adecuada. Votar. Este método se usa generalmente cuando es difícil llegar a un consenso. Sólo debe usarse si todos los presentes están dispuestos a cumplir con lo que se vote. Negociar. Negociar es una manera de llegar a un acuerdo. Se puede usar cuando las partes


que tienen puntos de vista opuestos han llegado a una decisión aceptable para ambos. Si adopta este método, debe apuntar a asegurarse que la parte que pierda en un área, se compense con ganancias en otra. El objetivo de la negociación es asegurarse de que ambas partes se sientan ganadoras. Puede usar las siguientes preguntas como una lista de puntos a controlar al negociar: ¿Qué quiero lograr? ¿En qué estoy dispuesto a ceder? ¿Qué quiere lograr la otra parte? ¿Cómo puedo asegurarme que la otra parte logre algunas de las cosas que quiere? Por último, antes de dar el paso final de hacer pública su decisión, verificar que: • Está conforme y confía en esta decisión. • Será aceptable para sus líderes. • Será aceptable para sus colegas y los miembros de su grupo. • No establece precedentes peligrosos para futuras decisiones. • Ha tomado en cuenta todas las opciones. • Ha pensado a fondo en todas las consecuencias de su decisión.

6 - Implementar y monitorear la decisión. Tomar una decisión no es el fin del proceso. Hay que actuar y luego verificar si las cosas funcionan como se las pensó. Hay varios motivos por los que es importante monitorear los efectos de una decisión una vez que se ha implementado: Monitorear una decisión hará que su acción sea lo más efectiva posible. Les demostrará a los demás que usted tomó seriamente la decisión y está decidido a hacer que funcione. Las decisiones muchas veces tienen consecuencias no previstas. No se puede saber siempre cómo va a resultar una acción particular o si su elección final se demostrará correcta. El monitoreo le permite aprender de sus errores así como de sus éxitos. La capacidad para la toma de decisiones se desarrolla con la experiencia, y el monitoreo lo ayuda a mejorar tales capacidades. Nuestra vida transcurre en una secuencia de toma de decisiones diarias, ya sea con nosotros mismos, o bien para con nuestro entorno familiar o terceros. También sabemos que, la mayoría de las veces, tomamos decisiones como podemos, y no como queremos. Se trata de prevenir consecuencias, no aduciendo desconocimiento.

Cinco pasos para la toma de decisiones: Obtener información Analizar el problema.

Recolección de información pertinente relacionada con el problema, para definir los hechos en los que se basa la existencia del problema. Es importante definir cuál es la meta deseada y qué hace falta para alcanzarla o qué impide que se logre. Tratar de contestar a la pregunta ¿Qué necesitamos saber? Definir qué información tiene mayor relevancia respecto a las consecuencias del problema y del objetivo a alcanzar. Es un paso clave, en donde se identifica con la mayor claridad el fondo del problema, por encima de los síntomas o las aparentes causas de la


desviación esencial. Normalmente los problemas tienen varias soluciones y este paso es un Obtener proceso divergente / creativo en que se busca tener la mayor cantidad de diferentes alternativas viables para solucionar el problema, ya que la toma de alternativas. decisiones estará basada en la elección de la mejor alternativa para solucionar un problema. Con varias alternativas de solución a la mano, ahora es necesario elegir la Elegir la mejor mejor, es decir, aquella que mejor equilibre costo/beneficio, viabilidad, alternativa. riesgos, efectos, etc. Además de poner en práctica la decisión tomada, es necesario llevar a cabo una medición para obtener indicadores de avance que faciliten Actuar y dar reorientar el rumbo cuando sea necesario y saber cuándo se ha alcanzado seguimiento. la meta final. Para lograrlo, es necesario que el líder o supervisor, esté al tanto de las acciones que se emprendan, así como de sus efectos y resultados.

LA IMPORTANCIA DE SABER TOMAR DECISIONES. Para muchas personas, tomar decisiones importantes en la vida les supone un cierto temor o al menos incertidumbre, por si se elige incorrectamente. Cuando se trata de decidir una ocupación o unos estudios, éste proceso esta cargado de inseguridad, porque sabemos que esta elección va a marcar nuestro estilo de vida y porque somos conscientes que estamos decidiendo nuestro futuro profesional y vital. Tomar una buena decisión consiste en trazar el objetivo que se quiere conseguir, reunir toda la información relevante y tener en cuenta las preferencias del que tiene que tomar dicha decisión. Si queremos hacerlo correctamente, debemos ser conscientes de que una buena decisión es un proceso que necesita tiempo y planificación. Por ello la única manera de tomar una buena decisión es a través de la aplicación de un buen procedimiento, o modelo de toma de decisiones, el cual nos ahorrará tiempo, esfuerzo y energía. La mayoría de autores coinciden en señalar seis criterios para tomar una decisión eficaz y que destacamos como: • Concentrarse en lo realmente importante. • Realizar el proceso de forma lógica y coherente. • Considerar tanto los elementos objetivos como los subjetivos y utilizar una estructura de pensamiento analítica e intuitiva. • Recoger la información necesaria para optar o elegir. • Recopilar las informaciones, opiniones, etc..., que se han formado en torno a la elección. • Ser directos y flexibles antes, durante y después del proceso. Publicado por Julio Carreto 0 comentarios


Etiquetas: Sesión 08

EL PROCESO DE TOMA DE DECISIONES La necesidad de tomar decisiones rápidamente en un mundo cada vez mas complejo y en continúa transformación, puede llegar a ser muy desconcertante, por la imposibilidad de asimilar toda la información necesaria para adoptar la decisión más adecuada. Todo ello nos conduce a pensar que el tomar decisiones supone un proceso mental, que lleva en si mismo los siguientes pasos: Lo importante, es adoptar un enfoque proactivo de toma de decisiones, es decir, debemos tomar nuestras decisiones, sin esperar a que los otros lo hagan por nosotros, o bien, a vernos forzados a hacerlo. • Identificación del problema: tenemos que reconocer cuando estamos ante un problema para buscar alternativas al mismo. En este primer escalón tenemos que preguntarnos, ¿qué hay que decidir? • Análisis del problema: en este paso habremos de determinar las causas del problema y sus consecuencias y recoger la máxima información posible sobre el mismo. En esta ocasión la cuestión a resolver es, ¿cuáles son las opciones posibles? • Evaluación o estudio de opciones o alternativas: aquí nos tenemos que centrar en identificar las posibles soluciones al problema o tema, así como sus posibles consecuencias. Nos debemos preguntar, ¿cuáles son las ventajas ye inconvenientes de cada alternativa? • Selección de la mejor opción: una vez analizadas todas las opciones o alternativas posibles, debemos escoger la que nos parece mas conveniente y adecuada. Observamos como aquí esta implicada en sí misma una decisión, en esta ocasión nos preguntamos ¿cuál es la mejor opción? • Poner en práctica las medidas tomadas: una vez tomada la decisión debemos llevarla a la práctica y observar su evolución. Aquí reflexionamos sobre ¿es correcta la decisión? • Finalmente evaluamos el resultado: en este última fase tenemos que considerar si el problema se ha resuelto conforme a lo previsto, analizando los resultados para modificar o replantear el proceso en los aspectos necesarios para conseguir el objetivo pretendido. En esta fase nos preguntamos, ¿la decisión tomada produce los resultados deseados? Lo importante, es adoptar un enfoque proactivo de toma de decisiones, es decir, debemos tomar nuestras decisiones, sin esperar a que los otros lo hagan por nosotros, o bien, a vernos forzados a hacerlo. Publicado por Julio Carreto 0 comentarios Etiquetas: Sesión 08

EL MODELO RACIONAL PARA TOMAR DECISIONES 1. Investigar la situación. 1.1. Definir el problema 1.2. Diagnosticar las causas. 1.3. Identificar los objetivos de la decisión. 2. Desarrollar alternativas 2.1. Buscar alternativas creativas


2.2. No evaluar todavía. 3. Evaluar alternativas y elegir la mejor posible. 3.1. ¿Es viable esta alternativa? 3.2. ¿Representa la alternativa una solución satisfactoria? 3.3. ¿Cuáles son las posibles consecuencias para el resto de la organización? 4. Implantar la decisión y monitorearla. EL MODELO RACIONAL EN SU PERSPECTIVA El modelo despierta la imagen de que las personas son una supercomputadora. Sin embargo es sabido que los gerentes deben tomar decisiones dentro de estrechos límites de tiempo y con menos información de la que les gustaría tener. Como humanos estamos sujetos a límites cuando aplicamos la mente para enfrentarnos al mundo. Han surgido tres conceptos que le ayudan a los gerentes a colocar la toma de decisiones en su perspectiva. Racionalidad Limitada. Se debe enfrentar a información inadecuada respecto a la naturaleza de un problema y sus posibles soluciones, la carencia de tiempo y dinero para reunir información mas completa, la incapacidad para recordar grandes cantidades de información y los límites de su propia inteligencia. Conformismo. En lugar de buscar la decisión ideal o perfecta, los gerentes con frecuencia se conforman con aquella que servirá adecuadamente para sus propósitos. La Heurística. Las personas dependen de principios heurísticos, o reglas prácticas, para simplificar la toma de decisiones. Cuando se toman decisiones, tres elementos heurísticos se presentan una y otra vez: Disponibilidad. En ocasiones las personas juzgan la probabilidad de un hecho comparándolo con sus recuerdos. En principio, es más fácil recordar hechos que ocurren con frecuencia. Por tanto, los hechos que están más “disponibles” en la memoria, presuntamente, tendrán mas oportunidades de ocurrir en el futuro. Representatividad. Las personas también tienden a determinar la probabilidad de un hecho tratando de equipararlo con una categoría existente. Anclas y Ajustes. Las personas no sacan sus decisiones de la nada. Por regla general parten


de un valor inicial o “ancla” y después ajustan ese valor para llegar a una decisión final. TIPOS DE PROBLEMAS: Problemas Bien Estructurados. Problemas directos, familiares, fácilmente definidos Problemas Mal Estructurados. Nuevos problemas para los cuales la información es ambigua o Incompleta. TIPOS DE DECISIONES: Decisión Programada Una decisión repetitiva que puede ser manejada mediante un Enfoque rutinario. Normalmente se llevan a cabo por medio de Procedimientos, reglas o políticas sistemáticas. Procedimiento. Serie de pasos secuenciales interrelacionados que pueden utilizarse para responder a un problema estructurado. Regla. Declaración explícita que dice a los gerentes lo que deben y no deben hacer. Política. Guías que establece parámetros para tomar decisiones. Decisión No Programada Una decisión repetitiva que puede ser manejada mediante un enfoque rutinario. Normalmente se llevan a cabo por medio de procedimientos, reglas o políticas sistemáticas. Técnicas para la toma de decisiones en grupo Tormenta de ideas. Nominal. Delphi. Electrónica. Publicado por Julio Carreto 0 comentarios Etiquetas: Sesión 08

Errores en la toma de decisiones Finalmente, una vez vistos los distintos pasos y elementos que tenemos que tener en cuenta en el proceso de toma de decisiones, relacionamos los posibles fallos o errores en los que podemos incurrir en la manera de tomar decisiones, entre los que destacamos: Todo este proceso de Toma de Decisiones se debe asumir con Riesgo, porque toda decisión lo conlleva, y aunque haya sido planificada y planeada cuidadosamente en todas sus alternativas, toda elección comporta en si misma un riesgo. También con Renuncia, ya que en el mismo momento que optamos por una alternativa


(decisión) estamos renunciando a posibles ventajas de otras opciones y finalmente con Responsabilidad, quien toma una decisión debe aceptar la responsabilidad de sus consecuencias. Si no compartimos la toma de decisiones, no es justo compartir la responsabilidad. Errores en la toma de decisiones • No realizar un buen estudio de la situación. Falta de información. No se tienen datos. • Falta de decisión porque no se posee la información completa. Perfeccionismo y maximalismo. • Tratar de resolver los síntomas en vez de las causas. Favoreciendo la precipitación y superficialidad. • Demorar sucesivamente la decisión por temor a equivocarse. Meticulosidad extrema que provoca el aplazamiento de la decisión. • Cambio constante de prioridades. Indefinición. Falta de objetivos. • Decisiones extremadamente rápidas, casi compulsivas, para acabar “cuanto antes” con el problema. • Considerar sólo la primera alternativa de que se dispone. Plantear los problemas sólo como sí o no. • Decidir entre las alternativas por “intuición” sin elaborar unos criterios. Intuición, sin más. Corazonadas. Impresiones. • Absoluto acomodamiento a los criterios tradicionales o convencionales para tomar decisiones. • Pretender resolver un excesivo número de problemas y tomar simultáneamente muchas decisiones. • Falta de anticipación de riesgos. Falta de previsión. Falta de imaginación. Pilar Martínez Clares Profesora Titular del Departamento de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación, Universidad de Murcia

Tipos de Decisiones Tarde o temprano nos tenemos que enfrentar a la toma de alguna decisión, que para no poca gente es un proceso penoso, debido al temor de decidir de una manera equivocada y fallar. La peor decisión que se puede tomar, es no tomar una, ya que esto nos inhabilita, nos frena y no nos permite continuar, en un mundo tan competido y en constante cambio, lo peor que podemos hacer es paralizarnos y resistirnos al cambio. En algunas ocasiones no es fácil tomar la mejor decisión, por lo que presento algunos tips; existen dos factores que tomar en cuenta al momento de decidir el evento al que afectará la decisión y las probabilidades de éxito o fallo. Lo primero que debemos tener en mente es que es lo afectará nuestra decisión (evento) y las posibilidades de que se produzca el resultado deseado (probabilidad) Se

tienen

básicamente

tres

tipos

de

decisión:

De riesgo; cuando el evento es conocido con posibilidades de éxito conocidas.


De incertidumbre; para un evento conocido pero con posibilidades de éxito desconocido. De ignorancia; para un evento desconocido y con posibilidades desconocidas. Rápidamente observamos que en los tres tipos de decisiones no existe seguridad de éxito, siempre que intervenga una probabilidad, estaremos en manos del azar (una devaluación, mítines, fenómenos meteorológicos, etc.), lo importante es reducir la probabilidad al mínimo. La decisión de riesgo es la mas confiable, porque presupone que están analizadas las probabilidades con mayor frecuencia de incidencia ya sea de éxito o de fracaso, esto es lo que llamamos riesgo calculado. Cuando se toma una decisión de incertidumbre, se debe normalmente cuando estamos lanzando productos o servicios nuevos, o vamos a mercados nuevos, el caso es que ya sea un producto o un mercado, no existe referencia del comportamiento del consumidor acerca de dicho (teniendo en mente que una propuesta al interior de la compañía también se puede considerar tanto como producto como mercado), normalmente en este tipo de decisiones el riesgo es proporcional a la recompensa. Las decisiones de ignorancia deben de estar ausentes de nuestro proceso administrativo, debido a que estamos jugando a la ruleta rusa con nuestra gestión y si llegaran a salir bien se deberán siempre al azar. Como se puede observar siempre habrá un margen de error en la toma de casi cualquier decisión, pero en la medida que tengamos información y la sepamos procesar y aprovechar, el margen de error se disminuye. Cuando las posibilidades de éxito son bajas, una decisión sana puede ser no continuar con el proyecto hasta reunir la información mínima necesaria para continuar en el perfil de la decisión de riesgo, pero no confundamos este acto con detenernos por pasividad, resistencia al cambio o definitivamente temor, no es lo mismo decidir que no, que no decidir. Así una vez que se han revisado los eventos y las posibilidades de éxito, ¡decídete a decidir!


Habilidades para la toma de decisiones