Page 32

¿Cómo evangelizaba Alexander? No tenía reglas fijas, sino que estaba motivado por el amor de Cristo y gobernado por la sensibilidad del Espíritu Santo. En relación con este punto, Charles mencionó que “la única manera de aprender cómo hacer el trabajo evangelizador es hacerlo, y el lugar para comenzar es el primer lugar que uno encuentre abierto. Lleve su Biblia con usted siempre, y úsela para mostrar el camino de la vida”.

los Estados Unidos. Bajo el impacto del trabajo de Williams y Alexander, doce mil personas entregaron sus vidas en treinta y cuatro ciudades. Luego, el pastor Reuben Archer Torrey le solicitó a Charles que lo acompañara en la gira evangelística mundial que pensaba realizar. Después de una respuesta afirmativa, Torrey y Charles trabajaron juntos entre 1902 y 1906 en campañas globales que se extendieron por Australia, Tasmania, Nueva Zelanda, India, Inglaterra, Irlanda, Escocia, Canadá y Estados Unidos. En 1904, Alexander se casó con la hermana Helen Cadbury, de Birmingham, Inglaterra, una cristiana comprometida que era parte de una familia inglesa acomodada. Con el apoyo de su esposa, realizó una segunda gira mundial entre 1906 y 1907, que le permitió seguir predicando la Palabra de Dios. Más adelante, en 1908, Charles McCallon Alexander se unió al predicador John Wilbur Chapman, con quien recorrió varias veces el planeta llevando las buenas nuevas del Señor. El trabajo más significativo de este dúo de siervos de Dios se concretó durante la Primera Guerra Mundial, en los campos del ejército, cuando ganaron para Cristo un número incalculable de soldados.

HOMBRE DE FE ¿Qué hizo de Alexander un gran pescador de almas? Estaba enteramente dedicado a ese objetivo. Al respecto, el señor Fleming H. Revell, su íntimo amigo y editor, a quien llamó cariñosamente “tío Fleming”, afirmó que “el único objetivo de su vida fue la conquista de otros para Dios. Nunca conocí a nadie más uniformemente asido de esta pasión maestra, tanto en privado como en público”. La vida de oración de Charles fue profunda y constante. Oró por todo con la fe y la esperanza de un niño pequeño. Amaba la Biblia, la leía y la usaba constantemente. Nunca dejó de enfatizar los fundamentos cristianos. En ese sentido, su esposa Helen Cadbury destacó que “siempre insistió en que había tres elementos importantes para asegurar un crecimiento en la gracia: la comunión con Dios, a través de la oración; el enriquecimiento de la vida espiritual, por medio de la Palabra de Dios; y el desarrollo del músculo espiritual, por intermedio del trabajo de ganar almas”. Alexander apuntó, una y otra vez, en que seguir a Jesucristo MISIONERO MUNDIAL 32 MOVIMIENTO América • Europa • Oceanía • África • Asia

756_Español  

Revista Impacto Evangelistico Edición Enero 2017 Idioma Español

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you