Page 30

EL PESCADOR DE C

ALMAS

harles McCallon Alexander fue un creyente que supo ganar un número incalculable de soldados para Jesucristo. Recorrió el mundo compartiendo la Palabra de Dios. Su vida de oración fue profunda y Daniel Whitesell constante. “Charlie fue el cristiano más infatigable que he conocido”, escribió el pastor Reuben Archer Torrey cuando se enteró de la muerte repentina de su amado compañero de evangelización. Además, el prolífico escritor evangélico Samuel Dickey Gordon afirmó que “Charles siempre fue un hombre de corazón agudo que supo ganar almas para Jesucristo. Todo el poder de su personalidad encantadora fue consagrado, sin reservas, en el único servicio que tanto amaba”. El reconocido sucesor del compositor y cantante Ira David Sankey, Charles McCallon Alexander fue, sin dudas, uno de los mejores representantes de la canción evangelística de su época y tal vez de todos los tiempos. Todos sus dones personales y musicales los colocó a los pies de Jesús y los entregó para el trabajo de ganar almas. Este siervo del Señor siempre realizó un trabajo personal denodado a favor del Evangelio y siempre instó a otros a hacerlo. Dios le dio dones inusuales de persuasión. Nacido el 24 de octubre de 1867 en una granja de Tennessee (Estados Unidos) y criado en un hogar piadoso, Charles pronto aprendió a amar a Dios y a cantar los himnos de Sión. Luego, a los trece años, entregó su existencia al Señor. Recibió una buena educación en la Academia Maryville, cerca de la casa de sus padres, institución en que Alexander se destacó en actividades musicales y en atletismo. Asimismo, fue un estudiante muy popular entre los profesores y sus compañeros. Después de un año de formación musical avanzada en el Washington College, la Academia Maryville reconoció su potencial y lo contrató como su primer profesor de música.

PREDICADOR MUNDIAL La muerte del padre de Charles Alexander, ocurrida en 1890, lo sorprendió en un serio análisis respecto al rumbo de su vida. Entonces, se dedicó al servicio cristiano a tiempo completo y se impregnó con un profundo anhelo de ganar almas para el Salvador. Después, tras escuchar acerca de las bondades del Instituto MISIONERO MUNDIAL 30 MOVIMIENTO América • Europa • Oceanía • África • Asia

¿Qué hizo de Alexander un gran pescador de almas? Estaba enteramente dedicado a ese objetivo. Al respecto, el señor Fleming H. Revell, su íntimo amigo y editor, a quien llamó cariñosamente “tío Fleming”, afirmó que “el único objetivo de su vida fue la conquista de otros para Dios. Nunca conocí a nadie más uniformemente asido de esta pasión maestra, tanto en privado como en público”.

756_Español  

Revista Impacto Evangelistico Edición Enero 2017 Idioma Español

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you