Page 3

editorial

RESPONSABILIDAD Rev. Gustavo Martínez Presidente Internacional del M.M.M.

“De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí.” Romanos 14:12.

L

a palabra “RESPONSABILIDAD” proviene del término latino responsum. La responsabilidad es la habilidad de cumplir con las obligaciones, es un deber de la confianza, es la habilidad de hacer y mantener compromisos. La responsabilidad como valor es importante, porque de ella depende la estabilidad de las relaciones personales; es valiosa, porque es difícil de alcanzar; es una cualidad del ser humano y una exigencia moral totalmente necesaria. Es importante, porque garantiza el cumplimiento de los compromisos adquiridos, genera confianza y tranquilidad entre las personas. Para poseer responsabilidad es necesario percatarse de que todo compromiso tiene una consecuencia. Delante de Dios toda persona es responsable de sí misma, y no tiene excusa válida que le ampare. El problema del hombre, en general, se inicia desde los primeros capítulos del libro de Génesis, en que se presenta al hombre como lo más grande de la creación; el propósito fue que el hombre señoreara sobre la creación entera como un mayordomo de Dios; desde ese momento el hombre es creado como un ser responsable, porque Dios le pide obediencia. Toda persona es responsable de no dejarse dominar por el pecado, los primeros capítulos de la Biblia resaltan la gravedad del pecado y la condición desesperante en la que cayó el hombre. La irresponsabilidad del hombre le trajo graves consecuencias. Luego del nuevo nacimiento, el hombre es más responsable. La responsabilidad es uno de los valores que más escasea en el mundo; la falta de este valor es la que

tiene a muchas personas fracasadas, tanto en la vida material como en la espiritual. La responsabilidad genera confianza. Por la falta de responsabilidad es que se pierden las oportunidades, se deja de crecer, se pervierte el derecho, y se extravía el camino correcto. Cada uno es responsable ante Dios de su actitud, Él sabe perfectamente cuál es la motivación que le impulsa a colaborar y hacer las cosas que realiza, pero también el Señor sabe verdaderamente cómo realiza lo que se le ha encomendado. Somos responsables hasta de cada pensamiento que tengamos. Tomemos en serio nuestra responsabilidad, profundícela en su carácter, haga de ella una cualidad grandiosa en su vida; sea responsable con su tiempo, no lo malgaste en actividades que son contrarias a su responsabilidad. Recuerde que el tiempo pasa con rapidez y nunca regresa. Renuncie al conformismo, a las excusas con tal de evadir su responsabilidad, sea un cristiano ejemplar, aprenda a ser responsable y no admita excusa alguna, venza los obstáculos poniendo los ojos en Dios. Amados, ejercitemos este año la responsabilidad, pongámosla en práctica para aportar en el avance y crecimiento de la Obra del Señor. El apóstol Pablo, al llegar al final de su vida, dijo: “He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe”

(2 Ti. 4:7). Que Dios le bendiga grandemente, y que podamos tener un feliz año de RESPONSABILIDAD 2017 l

Enero 2017 / Impacto evangelístico

3

756_Español  

Revista Impacto Evangelistico Edición Enero 2017 Idioma Español

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you